Jueves, 21 Junio 2018 | Login
Exclusivo de El Mostrador: esta es la secreta “Ley Reservada del Cobre” Foto: El Mostrador.

Exclusivo de El Mostrador: esta es la secreta “Ley Reservada del Cobre”

07 de mayo de 2015 | AMÉRICA LATINA - CHILE |

El medio chileno El Mostrador desvela importantes datos sobre la "Ley Reservada del Cobre", que se ha mantenido en secreto durante más de 40 años.

Por más de cuatro décadas el texto de la Ley Reservada del Cobre, que entrega anualmente el 10% del ingreso total de Codelco a las Fuerzas Armadas, ha permanecido en secreto y vetado para los chilenos. Hoy sale a la luz el texto firmado por Augusto Pinochet y otros miembros de la Junta de Gobierno en julio de 1976 y que, entre otras regalías, garantiza un piso de recursos, ya que si la cantidad total del rendimiento del porcentaje impuesto es inferior a 90 millones de dólares, la diferencia debe ser solventada por el fisco. En marzo pasado el Consejo para la Transparencia resolvió que esta norma es pública, salvo el artículo 3º inciso primero, “el que debe mantenerse en reserva pues su publicidad afectaría la seguridad de la Nación”.



 

Fuente: El Mostrador. 5 de mayo de 2016.

 

 

El 11 de abril de 1975, la Junta de Gobierno encabezada por Augusto Pinochet, firmaba la Ley Reservada del Cobre, que por 4 décadas no ha sido pública y a la que ni siquiera los parlamentarios pueden acceder libremente, ya que para revisarla deben acudir a la secretaría de la Cámara, que la mantiene bajo custodia.

El texto definitivo de dicha ley fue publicado en forma reservada en el Diario Oficial el 29 de octubre de 1976. Publicación a la que tuvo acceso El Mostrador.

Es así como el 21 de julio de 1976 la Junta de Gobierno acordaba el texto legal que en su inciso 1º señala un tema que es conocido por la ciudadanía, aunque nunca ha sido publicado oficialmente: que el 10% del ingreso total anual de Codelco debe entregarse para financiar a las Fuerzas Armadas.

Específicamente, el decreto 1.530 señala que “el 10% del ingreso en moneda extranjera determinado por la venta al exterior de la producción de cobre, excluidos sus subproductos, de la Corporación Nacional del Cobre de Chile y el 10% del valor de los aportes en cobre al exterior que efectúe dicha corporación, deberán ser depositados por el Banco Central de Chile en moneda dólar de los Estados Unidos de América, en la Tesorería General de la República, con el objeto de que el Consejo Superior de Defensa Nacional cumpla con las finalidades de la ley 7.144”, que lo crea.

El mismo inciso 1º señala un detalle prácticamente desconocido por la ciudadanía: la existencia de un piso mínimo a ser percibido por las Fuerzas Armadas.

“Anualmente, deberá practicarse una liquidación final del rendimiento de esta Ley y, si la cantidad total del rendimiento del 10% fuera inferior a 90 millones de dólares (US$ 90.000.000), la diferencia deberá ser completada por el Fisco. Al efecto, deberá consignarse un ítem excedible en la Ley de Presupuesto de la Nación cada año”, señala el texto.

Agregando que “el Fisco, con cargo al ítem establecido en el inciso precedente, podrá otorgar anticipos, que la Tesorería General de la República descontará de los recursos posteriores que perciba de acuerdo con lo establecido en el presente artículo, y los ingresará a arcas fiscales”.

Top secret

El inciso 2º del texto legal, especifica que las entregas de estos fondos “se harán en forma reservada, se mantendrán en cuentas secretas, se contabilizarán en forma reservada y su inversión, ya sea en compras de contado o en operaciones a crédito, pago de cuotas a contado o servicio de los créditos, se dispondrá mediante decretos supremos reservados exentos de toma de razón y refrendación”.

La reserva en torno a la Ley Reservada del Cobre ha sido cuestionada en diversas instancias. En el último tiempo se situó en el ojo del huracán por las operaciones fraudulentas que se tradujeron en la desaparición de más de 5 mil millones de dólares de estos fondos. Escándalo que escaló hasta la cúpula de la institución, luego de que se hiciera público que la Fiscalía Centro Norte y el ministro en visita, Omar Astudillo, lideran causas vinculadas a un eventual patrimonio injustificado del ex comandante en Jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba.

Los flancos en torno a la falta de transparencia de las Fuerzas Armadas quedaron abiertos tras estos escándalos. Escenario que se vio reforzado con la decisión del 29 de marzo pasado del Consejo para la Transparencia (CPLT), que resolvió que el Gobierno tiene la obligación de entregar el texto de la Ley Reservada del Cobre, acogiendo parcialmente la petición de un particular –Salvador Soto Fortes–, cuyo acceso fue negado por la Subsecretaría de las Fuerzas Armadas, argumentando que su divulgación “afectaría la seguridad nacional”.

Luego de que Soto Fortes interpusiera un amparo ante el consejo liderado por José Luis Santa María, el organismo resolvió que esta norma es pública, salvo el artículo 3º inciso primero, porque “puede producir una afectación presente o probable y con suficiente especifidad a la seguridad de la Nación, específicamente en lo relativo a la defensa nacional”. Esto, porque la ley requerida “trataría sobre recursos destinados a la adquisición de material bélico y equipamiento militar”.

El artículo 3º, que reproducimos íntegro, señala lo siguiente: “Las cantidades en dólares que resulten de la aplicación del artículo 1º, se depositarán a medida que se produzcan y la Tesorería General de la República las integrará en terceras partes, en cuentas especiales denominadas “Cuentas de Reserva Nº xxx, xxx y xxx, Ley Nº 13.196, las que corresponderán al Ejército, Armada y Fuerza Aérea de Chile, respectivamente” (El Mostrador omitió los números de las cuentas).

Además, señala que “a solicitud del Consejo Superior de Defensa Nacional la Tesorería General de la República deducirá hasta la cantidad de US$ 3.350.000 (tres millones trescientos cincuenta mil dólares), en cada año, de los ingresos efectuados en las Cuentas de Reserva de cada institución, valores que depositará en una cuenta a nombre de dicho Consejo Superior, la que se denominará 'Cuenta Reserva Nº xxx-Ley Nº 13.196'”.

Y a continuación añade: "El Consejo podrá determinar que los saldos existentes en esta cuenta sean reintegrados total o parcialmente, por terceras partes, a las cuentas de reservas institucionales”.

Luego de la resolución del consejo, el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, anunció que no apelarán ante la Corte de Apelaciones.

Amarres

La cuestionada ley, resguarda bajo siete llaves sus alcances. Además de ser reservada, señala en su artículo 6º, “la fiscalización y control que corresponde a la Contraloría General de la República sobre los fondos a que se refiere el artículo 1º, se hará en forma reservada, de acuerdo con los procedimientos y modalidades que determine el Contralor General, los que afectarán a todos los servicios, organismos, instituciones o sociedades del Estado en que este tenga participación y que intervengan en la materia”.

El artículo 7º amarra aún más las cosas, señalando que “los recursos establecidos en el artículo 1º no se incluirán en la contabilidad general de la nación”.

El artículo 8º, se refiere a los compromisos de pagos “en moneda extranjera” que a esa fecha mantenían las instituciones de la Defensa Nacional, “así como los que puedan contraerse en el futuro”, detallando el tratamiento para su cancelación, señalando, entre otros puntos, que “corresponderá al Fisco y sin cargo a los fondos que otorga el presente decreto de ley, cancelar los nuevos intereses o mayores costos que haya que aplicar a los compromisos de pagos contraídos por las instituciones de la Defensa y que se deriven de los acuerdos que se establezcan en la “Renegociación de la Deuda Externa”.

La normativa, firmada por el entonces comandante en Jefe del Ejército y Presidente de la República, Augusto Pinochet; el comandante en Jefe de la Armada, José Toribio Merino; el comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Gustavo Leigh; el general director de Carabineros, César Mendoza; el ministro de Defensa, Herman Brady, y el ministro de Hacienda, Jorge Cauas, incluye la derogación del decreto de ley reservado Nº984 de 1975, que había sido firmado por los mismos actores.

La polémica ley especifica que debe registrarse en la Contraloría General de la República y comunicarse y publicarse en el Diario Oficial “en anexo de circulación restringida y en boletines oficiales, reservados, del Ejército, Armada y Fuerza Aérea”.

En octubre de 1976, la Subsecretaría de Guerra adjuntaba al Diario Oficial, mediante un documento reservado, el decreto de Ley en cuestión para su publicación “en anexo restringido”. Detallando que se precisaba de “50 ejemplares de la publicación de dicho decreto (…) los que de acuerdo con las instrucciones del sr. Ministro de Defensa, serán distribuidos por esta repartición”.

El martes, la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados aprobó, por ocho votos a favor y cinco en contra, el proyecto presentado por el diputado DC, Jaime Pilowsky, que establece la publicación de la Ley Reservada del Cobre. Al respecto el parlamentario señaló que “esto representa el primer paso para tener una discusión clara y transparente para buscar un nuevo mecanismo de financiamiento para las Fuerzas Armadas que permita estabilidad, pero con los sistemas de control adecuados”.

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Todos los obispos de Chile presentaron su renuncia al Papa tras reuniones en el Vaticano

    Los obispos de Chile anunciaron este viernes que presentaron sus renuncias ante el papa Francisco, luego de las reuniones sostenidas en el Vaticano.

     

     Fuente:Radio BioBio. 18-05-2018

     

    A través de un comunicado, leído públicamente por los obispos Fernando Ramos y Juan Ignacio González en nombre de la Conferencia Episcopal, indicaron que “queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”.

     

    “Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer justicia y contribuir a la reparación del daño causado…”, añadió el documento.

     

    Al respecto, Ramos explicó que “para estar en mayor sintonía con la voluntad del santo padre, era conveniente declarar nuestra más absoluta disponibilidad para poner nuestros cargos pastorales en las manos del Papa”.

     

    Junto con ello, aseguraron que estos días fueron de meditación y oración, por lo que agradecieron a Francisco por los encuentros.

     

    “Queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, y al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones”, añadieron.

     

    Asimismo, agradecieron a las víctimas que entregaron antecedentes, “por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial”.

     

    Ahora deberá ser el líder de la Iglesia Católica el que decida la continuidad en sus puestos.

     

    Conferencia episcopal (la imagen está recortada). Foto: Biobiochile.cl.

     

    Declaración de los obispos:

     

    DECLARACIÓN DE LOS OBISPOS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE, EN ROMA

    Después de tres días de encuentros con el Santo Padre, y de muchas horas dedicadas a la meditación y a la oración, siguiendo sus indicaciones, los Obispos de Chile deseamos comunicar lo siguiente:

    En primer lugar, agradecemos al Papa Francisco por su escucha de padre y su corrección fraterna. Pero especialmente, queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, y al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones.

    Gracias también a Mons. Scicluna y al Rev. Jordi Bertomeu por su dedicación pastoral y personal, así como por el esfuerzo invertido en las últimas semanas para intentar sanar las heridas de la sociedad y de la Iglesia de nuestro país.

    Gracias a las víctimas, por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial. Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando en el camino de la curación y cicatrización de las heridas.

    En segundo lugar, queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre, para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros.

    Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer la justicia y contribuir a la reparación del daño causado, para re-impulsar la misión profética de la Iglesia en Chile, cuyo centro siempre debió estar en Cristo.

    Queremos que el rostro del Señor vuelva a resplandecer en nuestra Iglesia y a ello nos comprometemos. Con humidad y esperanza les pedimos a todos que nos ayuden a recorrer este camino.

    Siguiendo la recomendación del Santo Padre, imploramos a Dios que en estas difíciles y esperanzadoras horas, nuestra Iglesia sea protegida por el Señor y la Virgen del Carmen.

    Los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile en Roma

     

     

  • Obispos chilenos y posibilidad de renuncias en el clero: "La destitución depende del Papa"

    El obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, y el obispo auxiliar de Santiago, Fernando Ramos, realizaron una conferencia de prensa en Roma en la previa de su reunión con el papa Francisco agendada para este martes, a la que fueron citados para abordar los alcances del caso Karadima.

     

     Fuente: Radio BioBio. 14-05-2018

     

    Tras ser consultado frente a la idea de sumarse al perdón del Papa, este último señaló que “atender al dolor de las víctimas es un imperativo moral para nosotros muy grande (…) tenemos disponibilidad para pedir perdón, pero que ese perdón sea realmente reparador”.

     

    En tanto, González señaló que no depende de ellos la posibilidad que algunos obispos vinculados más de cerca a casos de abuso o encubrimiento salgan de sus cargos, aunque admitió que aquello podría pasar, “pero no depende de nosotros. Cada uno tiene que discernir con el Papa”.

     

    “Es posible que el Papa tenga más antecedentes que nosotros”, señaló, debido a que muchas organizaciones remiten directamente a la Santa Sede, al mismo tiempo que reconoció que están abiertos a mejorar.

     

    Asimismo, frente a la posibilidad que en torno a 10 obispos dejen sus cargos, recalcó que “el nombramiento o destitución es una cosa que depende del Papa”.

     

    Por su parte, ante el malestar de las víctimas, enfatizó en que “si este problema persiste, si persiste al menos el dolor y la molestia de algunas víctimas, quiere decir evidentemente que no hemos hecho bien nuestro trabajo y que tenemos que mejorarlo“, al mismo tiempo que reconoció errores en el proceso al afrontar los temas de abusos, debido a que en la Iglesia no estaban preparados para enfrentar ese tipo de problemas.

     

    De este modo, los obispos del clero chileno, citados a un encuentro con el líder de la Iglesia Católica este martes, se preparan para las definiciones y decisiones que probablemente acarreará la cita en el Vaticano.

     

    El obispo chileno Fernando Ramos. Foto: BioBio. 

     

    Más información - Vídeo en 24horas.cl  - haga clic 

     

     

  • Carta abierta al diputado UDI, Ignacio Urrutia

    “Ud. también es cómplice de lo que ocurrió en Chile en dictadura. Es cómplice de ese Terrorismo de Estado, al igual que sus admiradores/as pinochetistas, como el patético ejemplo de Patricia Maldonado, quien fue, es y será una vergüenza para las mujeres y hombres honestos de nuestro país”, escriben el diputado del Partido Verde (Miljöpartiet, en sueco), Marco Venegas, y la periodista Marisol Aliaga, en una carta abierta al diputado UDI, Ignacio Urrutia.

     

     Por: Marco Venegas y Marisol Aliaga



    La semana pasada tuvimos conocimiento de las afirmaciones vertidas por el diputado de la Unión Democrática Independiente (UDI), Ignacio Urrutia, en el Congreso, en relación a las víctimas de la dictadura sangrienta de Augusto Pinochet.

    Las aseveraciones de Urrutia, de que los exiliados son “terroristas” que pretenden “usufructuar del Estado”, constituyen un grave insulto a todo el exilio chileno.


    La negación de las atrocidades cometidas por la dictadura cívico-militar, por parte del diputado Urrutia, es solo una jugada maquiavélica de un sector de la derecha intransigente para no asumir la responsabilidad que les corresponde en los asesinatos, torturas, violaciones y el exilio de miles y miles de chilenos y chilenas quienes, en su mayoría, eran jóvenes idealistas que soñaban con un Chile más justo, más digno y más incluyente.

    El diputado de la UDI pretende, con estas acusaciones sin fundamentos, hacer creer a nuestros compatriotas que la hazaña fascista de Pinochet salvó al país del terrorismo.

    Señor Urrutia, los únicos terroristas que hubo en Chile en esa época oscura fueron quienes protagonizaron la Caravana De La Muerte, la Operación Cóndor, el caso Degollados:  Nattino, Parada y Guerrero. Fueron quienes quemaron vivos a Rodrigo Rojas De Negri y a Carmen Quintana, quienes lanzaron a detenidos desaparecidos atados a rieles en alta mar, desde helicópteros de la Fuerza Aérea de Chile. Por nombrar algunos casos.

    ¡ESO SÍ ES TERRORISMO, Sr. Urrutia! Y esos son los terroristas que hoy en día siguen recibiendo millonarias pensiones por parte del Estado de Chile. No confunda a las víctimas con los agresores.

    Ud. también es cómplice de lo que ocurrió en Chile en dictadura. Es cómplice de ese Terrorismo de Estado, al igual que sus admiradores/as pinochetistas, como el patético ejemplo de Patricia Maldonado, quien fue, es y será una vergüenza para las mujeres y hombres honestos de nuestro país, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

    Señor Urrutia, es vergonzoso y lamentable que, en su calidad de diputado, no sea capaz de aportar constructivamente al país, con miras a que se haga justicia respecto a los crímenes cometidos. Justicia que, sin duda, contribuiría a cimentar el proceso de reconciliación entre los chilenos, algo que tanta falta le hace a Chile.

    Ud., en cambio, elige la confrontación y fomenta el odio. Con ello, lo único que consigue es dificultar la sanación de las profundas heridas causadas por la dictadura, que hasta el día de hoy, nos siguen penando.


    Esta odiosidad, que Ud. tan fervientemente manifiesta, es tóxica para nuestra juventud. Y la juventud no necesita veneno, necesita sueños.

    Para finalizar esta carta abierta dirigida al diputado Urrutia, quisiéramos apelar al ejemplo de Alemania, país que logró limpiar y sanar las profundas heridas inflingidas por su pasado nazi a través de un mea culpa: castigando a los culpables y reconociendo las sombras de su pasado.

     

    A nosotros, los chilenos, lamentablemente nos queda un largo camino por recorrer.

     

    Marco Venegas

    Marisol Aliaga

    Estocolmo, 23 de abril de 2018

     


     

    Observación: esta carta abierta también fue publicada por el medio chileno El Desconcierto. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español