Miércoles, 13 Diciembre 2017 | Login
Declaración del Gobierno Revolucionario La Presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, en una visita a Suecia el 2015. Foto: Marisol Aliaga

Declaración del Gobierno Revolucionario

15 de mayo de 2016 | AMÉRICA LATINA |

ESTOCOLMO: La Embajada de Cuba en Suecia ha emitido la siguiente declaración, respecto a los hechos acontecidos recientemente en Brasil.

 

Por: Embajada de Cuba

 

 

El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba ha denunciado de manera reiterada el golpe de estado parlamentario-judicial, disfrazado de legalidad, que se gesta desde hace meses en Brasil. Hoy  se consumó un paso fundamental para los objetivos golpistas. La mayoría de los senadores brasileños decidió continuar el proceso de juicio político contra la presidenta legítimamente electa de Brasil, Dilma Rousseff, y con ello, separarla “provisionalmente” de su cargo por un período de hasta 180 días, en que el Senado debe decidir, mediante el voto de dos tercios de sus integrantes, la destitución definitiva.  

Se trata, en realidad, de un artificio armado por sectores de la oligarquía en ese país, apoyados por la gran prensa reaccionaria y el imperialismo, con el propósito de revertir el proyecto político del Partido de los Trabajadores, derrocar al gobierno legítimo y usurpar el poder que no han podido ganar con el voto electoral.  

Lo que ocurre en Brasil es parte de la contraofensiva reaccionaria del imperialismo y la oligarquía contra los gobiernos revolucionarios y progresistas de América Latina y el Caribe, que amenaza la paz y la estabilidad de las naciones, contraviniendo el espíritu y la letra de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en la II Cumbre de la CELAC en enero de 2014 en La Habana por los jefes de estado y de gobierno de la región. 

Como expresara el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en la clausura del VI Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional de Poder Popular el pasado 29 de diciembre: “La historia demuestra que cuando la derecha llega al gobierno no duda en desmontar las políticas sociales, beneficiar a los ricos, restablecer el neoliberalismo y aplicar crueles terapias de choque contra los trabajadores, las mujeres y los jóvenes”. 

El pueblo brasileño, las fuerzas políticas de izquierda y los combativos movimientos sociales de esa nación rechazan el golpe y se opondrán a cualquier intento de desmantelar los importantes programas sociales desarrollados por los gobiernos del Partido de los Trabajadores, con Lula y Dilma al frente, como “Bolsa Familia”, “Más Médicos”, “Mi Casa-Mi Vida” y “Hambre Cero”, que cambiaron la vida de decenas de millones de personas en ese país. 

Dilma, Lula, el Partido de los Trabajadores y el pueblo de Brasil cuentan y contarán siempre con toda la solidaridad de Cuba. 

La Habana, 12 de mayo de 2016

 

 

 

About Author

Related items

  • Mueren 76 personas tras estrellarse avión en el que viajaba el Chapecoense de Brasil

    COLOMBIA: Junto con ello, la Policía colombiana confirmó que hay 5 sobrevivientes en el accidente aéreo ocurrido anoche en las cercanías de la ciudad de Medellín, donde se estrelló un avión boliviano en el que viajaban los integrantes del club de fútbol brasileño Chapecoense, quienes se preparaban para disputar la final de la Copa Sudamericana.

     

    Fuente: Theclinic.cl

     

    La Policía colombiana confirmó que 76 personas murieron y otras 5 sobrevivieron en el accidente aéreo ocurrido anoche en las cercanías de la ciudad de Medellín, donde se estrelló un avión boliviano en el que viajaban los integrantes del club de fútbol brasileño Chapecoense.

    “Son entre 75 y 76 personas fallecidas”, dijo a periodistas el comandante de la Policía del departamento de Antioquia, coronel José Gerardo Acevedo, quien agregó que los socorristas rescataron a 6 supervivientes, uno de los cuales falleció poco después.

    Esos datos confirman que son 76 las víctimas mortales, pues en total viajaban 81 personas en el avión.

    Según el jefe policial, “inicialmente fueron rescatadas 6 personas con vida”, pero una de ellas falleció cuando recibía atención médica.

    “No se encontraron más personas con signos vitales”, detalló Acevedo, quien añadió: “ahora, a esperar luz del día para hacer la extracción de los cuerpos”.

    También Rl director de la estatal Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, confirmó, en un comunicado, que son cinco los rescatados y 76 los fallecidos.

     

    Los supervivientes, con lesiones de distinta gravedad, son los futbolistas brasileños Jackson Follman, Alan Ruschel y Marcos Danilo Padilha; la azafata boliviana Ximena Suárez y el periodista brasileño Rafael Henzel, quienes fueron trasladados a hospitales y clínicas de la región en donde ocurrió el accidente.

    Márquez también dijo que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, “fue reportado de la situación y siguiendo sus instrucciones se activó el plan de búsqueda y rescate a fin de poner a disposición de la emergencia toda la operatividad del sistema”.

     

    El avión siniestrado, un Avro Regional Jet 85 de la compañía boliviana Lamia, transportaba a la delegación del Chapecoense que se dirigía a Medellín para disputar mañana el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional.

    El accidente se produjo en las inmediaciones del cerro El Gordo, en la jurisdicción del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia (noroeste), cercano al aeropuerto José María Córdova de Medellín, situado en el vecino municipio de Rionegro.

     

    Según la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil), además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y nueve tripulantes.

    “Es una tragedia que enluta al mundo, una tragedia con tantas personas fallecidas es lamentable”, agregó el jefe policial.

    La delegación había partido el lunes de Sao Paulo hacia la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra donde abordaron el avión de Lamia que nunca llegó a su destino por causas que todavía se desconocen.

     

    Imagen del equipo brasilero Chapecoense antes de abordar el avión rumbo a Colombia. Foto: @juanmiugaz | Twitter.

     

     

  • Dilma: crimen de la traición

    El gobierno chileno manifestó "su aprecio y reconocimiento" a la presidenta Dilma Rousseff, luego de consumarse el golpe de Estado en Brasil. Lo que debía haber hecho el gobierno chileno liderado por Michelle Bachelet es retirar su embajador en Brasilia y romper todo vínculo con el presidente usurpador y golpista Michel Temer. La presidente Dilma Rousseff ganó con 54,5 millones de votos y le dieron un golpe de Estado 61 votos de Senadores corruptos, insólito.
     

    Por: Cuauhtémoc Cárdenas (*)

     

    Estamos a horas de un crimen consumado: la imposición de la traición sobre la lealtad, la ilegitimidad sobre el derecho, la corrupción sobre la honradez, la delincuencia sobre la honorabilidad, que eso y más representa la destitución de Dilma Rousseff como presidente constitucional de Brasil.

    El lunes 29 de agosto, y el martes 30, la presidenta de Brasil compareció ante el Senado, donde la jauría de la oposición, convertida por el golpe de Estado en facción oficial, se lanzó sobre la presidente con una agresividad y una irritación fingidas, en las que trató de esconder su vergüenza de la traición.

    Detrás del golpe de Estado, que se encomendó asestarlo a la mayoría del Legislativo, están las oligarquías locales, sus asociados grandes consorcios internacionales, los intereses depredadores que van detrás de los recursos naturales del país y los sectores del entreguismo y la subordinación al imperio, que pretenden la recuperación directa del poder político. Interrumpir la labor de 13 años de gobiernos nacionalistas y democráticos. Esos sectores acuerpan hoy a un Fernando Henrique Cardoso que al tiempo que se suma a la traición a la legitimidad constitucional y violenta el estado de derecho, traiciona su propia historia y se traiciona a sí mismo en lo que fue y en lo que pudo de bueno ser para su pueblo y para el suelo en el que nació.

    Se acusa a Dilma Rousseff de haber emitido tres decretos para supuestamente manipular cuentas públicas entre el 1º de enero de 2011 y el 12 de mayo de 2016, práctica usual en la que incurrieron más de un centenar de veces gobiernos anteriores, sin que ello significara el desvío más mínimo para beneficio personal.

    Quienes la acusan, encabezados por el vicepresidente hoy en funciones de presidente, Michel Temer, ellos sí, están señalados como delincuentes, por haber incurrido en comprobados actos de corrupción –según han destacado numerosos medios de información– en el ejercicio de sus funciones públicas, que al derrocar a Dilma y hacerse del poder buscan que éste se convierta en la protección que les brinde impunidad.

    Este nuevo crimen contra la democracia y el derecho se cometió ante la complacencia de la comunidad internacional. Los gobiernos de América Latina, salvo honrosas excepciones, con absoluta pasividad observan cómo paso a paso se asesta el golpe, sin ver que ante cualquier desagrado que provoquen al imperio, puede ocurrirles algo semejante.

    El pueblo de Brasil está levantándose contra esta agresión a su democracia y al desconocimiento de la voluntad que expresara en más de 54 millones de votos, está buscando no acabe por romperse la legalidad con los recursos que le otorgan su Constitución, sus leyes y sus experiencias de prácticas democráticas y pacíficas.

    A quienes en nuestros países aspiramos a transformaciones progresistas y democráticas por medios similares, nos corresponde brindar la más amplia solidaridad a Dilma Rousseff y a quienes con ella luchan en Brasil por la recuperación del camino de la democracia, único que puede conducir a un progreso sostenido y estable.

     

    (*) Cuauhtémoc Cárdenas es un político mexicano, ex-governador de Michoacán, ex-jefe de gobierno del Distrito Federal. Fue uno de los fundadores del Partido de la Revolución Democrática.

     

     

     

  • Suecia derrotó a Brasil en un nuevo "Maracanazo"

    RÍO: Este viernes la selección de fútbol femenino de Suecia se enfrenta a Alemania, por la medalla de oro de los Juegos Olímpicos 2016, luego de haber vencido al equipo dueño de casa.

    Como un "Maracanazo" fue calificado por algunos medios el partido entre Suecia y Brasil, este martes.

    Y Marta, la estrella carioca, junto a un Maracaná abarrotado de público, lloró una vez más las lágrimas de la derrota.

    El viernes, el equipo de Pia Sundhage puede hacer historia, si vence a su archirrival Alemania.

     

    Por: Magazín Latino

     

    Ante la sorpresa de los entendidos, la selección de fútbol femenino de Suecia derrotó 4-3 a Brasil en definición por penales en las semifinales de Rio-2016, este martes en el mítico estadio de Maracaná repleto de público.

    Pero si es sorpresa para muchos, no es menos bienvenido para los suecos, que la última vez que consiguieron el oro en los Juegos Olímpicos fue en 1948.

    En aquellos años el futbol femenino ni siquiera había sido pensado.

    "Al menos la medalla de plata está asegurada. Porque ahora al equipo azul-amarillo le espera su primera final, este viernes. ¿Quién lo hubiera imaginado hace una semana? Yo no, de todos modos. No después de una única victoria en su grupo de 1-0 contra Sudáfrica, su contra Brasil, la bofetada contra Brasil 1-5 y un match sin goles contra China. Pero con inteligentes cambios tácticos, una fe dentro del grupo de que todo es posible, y un portero en su mejor forma, todo es posible", escribe el comentarista deportivo de Svenska Dagbladet, Anders Lindblad.

    Johan Esk, por su parte, de Dagens Nyheter, elogia a Lisa Dahlkvist, quien - al igual que en el match contra los Estados Unidos - fue la jugadora que marcó la diferencia, en la tanda de penaltis: "Lisa Dahlkvist es quien quiero tener a mi lado si alguna vez estoy perdido en un mar tempestuoso o en una nevada montaña. Ella dispara un último penal tan fríamente como Anette Norberg puede disparar un último tiro de curling. ¿Estados Unidos en cuartos de finales o Brasil en la semifinal? Lisa Dahlkvist marca el ultimo penal", escribe Esk.

     

    Y los elogios suman y siguen, sobre todo a las heroínas del equipo de la capitana Pia Sundhage - que llevó a USA al oro - la portera Hedvig Lindahl y la goleadora Lisa Dahlkvist.

    - Totalmente loco, fue el comentario de Sundhage, después del match que marcó la derrota de Brasil.

     

    Este viernes se define si Suecia o Alemania se lleva el oro, pero el solo hecho de que Suecia ya haya obtenido la medalla de plata es un triunfo de por sí.

    Y de que el fútbol femenino haya - por fin - logrado la atención que amerita. Aunque aún resta mucho por lograr, sobre todo respecto a los sueldos de las jugadoras olímpicas, que palidecen ante el de los varones.

    Cuando Pia Sundhage comenzó a jugar fútbol, en la década de los 70, se vio en la obligación de hacerse llamar "Pelle", como un chico. En esa época a las mujeres se les prohibía jugar el balompié.  

    Respecto a la victoria sobre Brasil, la DT del equipo sueco comentó a SVT:

    - Es totalmente loco/…./Recuerdo cuando yo comencé a jugar futbol, cuando a las chicas no se nos permitía jugar. ¡Opino que esto es bastante agradable! [Risas].  

     

    Este viernes el equipo femenino azul-amarillo puede hacer historia.

     

     

     

     

    Más información:

     

    Juegos Olímpicos Rio-2016 – Semifinales femenina

    Suecia – Brasil 4 – 3 por penales (0-0 en 120 minutos)

    Estadio: Maracaná

    Asistencia: 65.000

    Temperatura: 27ºC. Terreno: en perfecto estado

    Árbitra: Lucila Venegas. Asistentes de campo: Mayte Chávez y Enedina Caudillo (terna de México)

    Definición por penales:

    Brasil: Marta, Cristiane (atajado), Andressa Alves, Rafaelle, Andressa (atajado)

    Suecia: Lotta Schelin, Kosovare Asllani (atajado), Caroline Seger, Nilla Fischer, Lisa Dahlkvist

    Amonestadas:

    Brasil: Beatriz (65), Andressa Alves (69), Formiga (86)

    Suecia: Sofia Jakobsson (76), Lisa Dahlkvist (116)

    Alineaciones:

    Brasil: Bárbara – Poliana, Rafaelle, Mónica, Tamires – Thaisa (Andressa, 46), Formiga, Marta – Andressa Alves, Debinha (Cristiane, 91) y Beatriz (Raquel Fernandes, 101). DT: Vadao.

    Suecia: Hedvig Lindahl – Elin Rubensson, Nilla Fischer, Linda Sembrant, Jessica Samuelsson (Emma Berglund, 120) – Lisa Dahlkvist, Caroline Seger, Emilia Appelqvist (Olivia Schough, 104) – Kosovare Asllani, Lotta Schelin y Stina Blackstenius (Sofia Jakobsson, 61). DT: Pia Sundhage.

    Fuente: Peru.com.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español