Martes, 20 Octubre 2020 | Login
Sobre los Premios Nobel 2019 Ceremonia en la Casa de Conciertos de Estocolmo el 10 de diciembre de 2018. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org.

Sobre los Premios Nobel 2019

“Este año, la fundación Nobel galardonó a quince personas, a trece hombres y dos mujeres, que lejos del mérito indiscutible de cada uno en particular, representa, en general, la baja participación de las mujeres en diversas áreas de la sociedad” escribe Romina Fornes, sobre los premios más famosos del mundo, en memoria a Alfred Nobel.   

 

 Por: Romina Fornes. Matrona, PhD, Instituto Karolinska

 

Como cada octubre, la atención mundial estuvo concentrada una vez más en la nueva premiación de la fundación Nobel. Este premio históricamente ha galardonado a los hombres y mujeres que han sobresalido por su trabajo en cinco áreas específicas que el mismo Alfred Nobel decidió y que quedó plasmado en su testamento antes de morir.

 

Estas áreas son Medicina/Fisiología, Química, Física y Literatura. Además de ellas, Nobel decidió que se premiaría también a la o las personas que con sus acciones colaboraron sustancialmente a la paz mundial. Hay un sexto premio, el de Economía, que fue establecido por el Banco Nacional de Suecia el año 1968.

 

Los galardonados reciben un diploma, una medalla y una suma cercana a los 9 millones de coronas suecas, los que son compartidos entre los laureados de una misma categoría, si hay más de una persona reconocida.

 


Réplica de la medalla Nobel, que se encuentra en la Academia de las Ciencias, en Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

 

Este año, la fundación galardonó a quince personas: trece hombres y dos mujeres, que lejos del mérito indiscutible de cada uno en particular, representa, en general, la baja participación de las mujeres en diversas áreas de la sociedad.

 

Desde sus inicios, la Fundación Nobel es la encargada de enviar cartas a instituciones en diferentes partes del mundo, que son invitados a ser nominadores. Esto significa que son estas personas las que sugerirán los potenciales ganadores del preciado premio en las diversas categorías. Éstos son, generalmente, miembros de la academia, científicos y previos galardonados e incluso algunos parlamentarios, los cuales históricamente han sido y son en su mayoría hombres.

 

Lo curioso de este proceso es que la información de todos los nominadores y todos los nominados o nominadas se guarda en secreto por 50 años, quizás como una forma de darle más suspenso, importancia al ganador o ganadora y/o evitar especulaciones o presiones de prensa y de otros actores.

 

Aunque quizás sea importante mantener el secreto en un proceso de tal importancia mediática, no lo es cuando se quiere analizar la cantidad de premiados hombres con respecto a la cantidad de mujeres que han sido homenajeadas. Desde 1901 ha habido 52 organizaciones y 908 personas premiadas, de las cuales en sólo 54 ocasiones las mujeres han sido reconocidas.

 

Mayoritariamente las mujeres han sido elegidas en las categorías de Literatura, Paz y Medicina. Sólo siete mujeres han recibido el premio en Química y/o Física (Marie Curie recibió ambos con una diferencia de ocho años) y sólo dos mujeres, Elinor Ostrom y Esther Duflo, han recibido el Premio Nobel de Economía.

 

Como el proceso es secreto, sólo se tiene la información de las nominaciones previas hasta cincuenta años antes. Si se toma en cuenta el total de las nominaciones desde 1901 hasta el 1965, se aprecia que las nominaciones hasta ese año habían sido realizadas mayoritariamente por hombres, blancos y, en su mayoría, de países europeos. Si bien no podremos saber hasta en cincuenta años más quienes participaron en los procesos que se han llevado a cabo en la última década, lo más probable es que en las nominaciones actuales siga existiendo la misma lógica que permite que la mayoría de los homenajeados siga siendo hombres, blancos y de países desarrollados los que reciban el premio.

 

Si bien esta columna no pretende menospreciar el trabajo de los galardonados, de los que se hablará más adelante, es importante resaltar la baja representación de las mujeres en esta premiación. Esta baja representación no es casual, sino que responde a la lógica de que por cientos de años no hemos sido parte ni del desarrollo de la ciencia, ni de la toma de decisiones políticas. Gracias a los últimos movimientos sociales, que durante los últimos años han llamado la atención en cuanto a la participación de la mujer en el sistema, hoy en día las instituciones, ya sea educacionales, gubernamentales, políticas, entre otras, están llamadas a tener cuotas de género en todas las áreas. Se espera entonces que, con estas medidas, quizás en cincuenta años más podamos ver igual número de mujeres y hombres galardonados/as con este prestigioso premio.

 


Busto de Alfred Nobel en la Academia de Ciencias de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga. 

  

Premios Nobel 2019

 

Como todos los años el premio Nobel en las categorías del conocimiento científico destaca el avance de un tema en particular. Este año, el premio Nobel de Medicina lo recibieron tres médicos: William G. Kaelin Jr, Sir Peter J. Ratcliffe y Gregg L. Semenza, quienes han contribuido con el estudio del oxígeno y su función en diversos procesos celulares. En resumen, el cuerpo tiene diversos mecanismos con los que detecta el nivel de oxígeno que entra al cuerpo en un momento determinado. Uno de estos mecanismos es a través del cuerpo carotídeo, que es un conjunto de células ubicadas en el cuello, que son las encargadas de detectar la cantidad de oxígeno en la sangre y regular el proceso de la respiración como respuesta a los niveles de oxígeno detectado. Pero hay otros mecanismos de adaptación a los niveles de oxígeno que han sido postulados y entre ellos los de los médicos recientemente galardonados.

 

Cuando el cuerpo está sometido a hipoxia (baja cantidad de oxígeno circulante), el cuerpo responde produciendo eritropoyetina que es una hormona que induce la formación de glóbulos rojos, que son a su vez, las células que transportan el oxígeno a los tejidos y órganos. Antes se pensaba que el mecanismo de la regulación del gen que contiene la información para que se produzca más eritropoyetina era una característica exclusiva de las células que están en el riñón, pero lo que estos investigadores descubrieron fue que el mecanismo por el que se activa el gen de la eritropoyetina no es exclusivo de esas células, sino mas bien, funciona en la mayoría de las células del cuerpo humano regulando otros genes y procesos, entre ellos, la formación de vasos sanguíneos.

 

El conocimiento que estos médicos han generado ha permitido estudiar, por ejemplo, como se produce el desarrollo placentario, el desarrollo de ciertos cánceres y cómo se adapta el cuerpo a la altura. Por último, este descubrimiento ha permitido ser más eficiente en el estudio y desarrollo de ciertas terapias para el tratamiento de la anemia, el cáncer y otras enfermedades.

 


Ill. Niklas Elmehed. © Nobel Media.

 

Premio de Física

Este año, los ganadores del Premio Nobel de Física lo recibieron tres hombres que han dedicado su vida al estudio del universo. Uno de ellos, Jim Peebles, ha estudiado la radiación ancestral que proviene desde el inicio del universo en el modelo del Big-Bang. Los otros dos galardonados fueron los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, quienes descubrieron el primer exoplaneta, el exoplaneta, 51 Pegasi b. Un exoplaneta es un cuerpo de nuestra galaxia, pero que orbita una estrella fuera de nuestro sistema solar. Después de ese descubrimiento en 1995, más de 4000 exoplanetas se han descrito en la vía láctea.

 

Premio de Química

 

Es raro que, en Chile, teniendo más del 50 % de las reservas de litio en el mundo, no se haya dado la importancia de este premio y su vínculo con nuestro país y la región comprendida entre Chile, Argentina y Bolivia, ni siquiera a nivel periodístico. Este año, la Real Academia de Ciencias de Suecia decidió otorgar el premio a tres científicos: los dos estadounidenses John B. Goodenough y M. Stanley Whittingham y al japonés Akira Yoshino, por el desarrollo de las baterías de ion-Litio. Si bien el metal fue descubierto en 1987 por Johan Arfvedson, no fue hasta 1970 que Whittingham usó el material para crear una fuente de energía libre de combustibles fósiles. La batería diseñada por Whittingham fue diseñada en donde los iones de litio eran intercalados en una matriz de disulfuro de titanio. El resultado fue una batería de 2 Volts, pero muy explosiva. Mas tarde Goodenough mejoró la batería cambiando la matriz por otro metal, lo que hizo que la batería fuera más potente y viable que la desarrollada por Whittingham.

 

En 1985, y tomando como base la batería mejorada por Goodenough, Akira Yoshino creó la primera batería comercial, más liviana y eficiente y fue el puntapié inicial para que el 1991 se comercializara masivamente. Las baterías de ion litio son hoy en día usadas en la mayoría de los artículos electrónicos que usamos hoy en día, debido a su eficiencia, resistencia al deterioro y poco peso. Además, al ser baterías que se pueden cargar innumerables veces, su uso es muy ventajoso con respecto al cuidado del medio ambiente. Es de esperar que, en el futuro, Chile y sus vecinos canalicen el interés mundial por el uso de energías libres de combustibles fósiles, invirtiendo en tecnología para el desarrollo de nuevos productos que funcionen en base a estas baterías.

 

Las galardonadas

 

No se puede dejar de destacar el trabajo de las dos mujeres que fueron galardonadas este año en el Nobel. Una de ellas, la escritora Olga Tokarczuc, psicóloga, feminista y ecologista, recibió el Premio correspondiente al Premio Nobel de Literatura 2018, el que fuera cancelado tras el escándalo de abusos sexuales que remeció a la Academia Sueca ese año.

 

La Academia otorgó este premio a Olga “por su imaginación de su narrativa que representa el cruce de fronteras como forma de vida”.  Olga ha escrito ciencia ficción y novelas históricas, y la misma Academia señala en su reseña que Tokarczuk “nunca ve la realidad como estable o eterna. Construye sus novelas en una tensión entre los opuestos culturales: naturaleza versus cultura, razón versus locura, hombre versus mujer, hogar versus alienación”. Sin duda una autora que hay que leer en el frío y oscuro invierno que se acerca.

 


Olga Tokarczuk. Ill. Niklas Elmehed. © Nobel Media

 

La otra premiada este año fue Esther Duflo, quien junto a Abhijit Banerjee, and Michael Kremer, merecieron su galardón por “su enfoque experimental para aliviar la pobreza mundial”. Duflo es una economista francesa que trabaja actualmente en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT), Cambridge, en EE.UU. La contribución de Esther junto a sus dos colegas está definida por cómo, con inteligentes y sofisticados enfoques, desagregan el problema global de la pobreza y con experimentos diseñados para abordar los problemas a nivel micro, demuestran que se pueden mejorar ciertos aspectos que pueden ayudar a solucionar el problema de la pobreza a nivel global.

 

Por ejemplo, uno de sus experimentos en India que aborda el problema educacional, demostró que los estudiantes no se benefician en su aprendizaje con más libros, sino que con más tutores que puedan asistir a los alumnos que tienen más dificultades en su aprendizaje. Otro ejemplo del trabajo de estos investigadores, esta vez en salud, demostró que en países de bajos ingresos, las familias daban los antiparasitarios a sus hijos cuando éstos eran gratis, pero no cuando tenían que pagar al menos una parte del producto. Eso demostró que la gente que vive en la pobreza es extremadamente sensible a las políticas de salud preventiva si tienen que pagar por ella.

 

Aunque suene lógico, este tema es sumamente importante porque, cuando el estado deja de pagar las políticas preventivas en salud, lo que hace es que en el futuro este gasto aumenta, puesto que siempre es más caro tratar la enfermedad que prevenirla.

 

Esto es sólo un resumen de algunos de los premios otorgados este año por la Fundación Nobel, la Real Academia de Ciencias de Suecia y el Banco de Suecia (Sveriges Riksbank). Sin duda, un premio que incentiva la excelencia en el desarrollo del conocimiento y que nos beneficia como humanidad.

 

Cabe hacer notar que muchos de los premiados, especialmente los de ciencias Químicas, Físicas y de Medicina, son premios que se dan a personas que han obtenido dinero muchas veces provenientes de fondos públicos para realizar sus investigaciones, lo que enfatiza aún más que el presupuesto de investigación debe ser una parte importante del gasto nacional por la contribución que los resultados obtenidos por cada proyecto pueda generar a la ciencia y mejorar la vida del ser humano.

 


Ceremonia en la Casa de Conciertos de Estocolmo el 10 de diciembre de 2018. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org. 

 

Enlace al portal de la Fundación Nobel - haga clic 

 


Media

El brindis por Alfred Nobel en el banquete Nobel 2014. Producción: Nobel Prize.

About Author

Related items

  • Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson reciben el Premio Nobel de Economía 2020

    Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson obtienen el Premio Nobel de Economía 2020 (Sveriges Riksbank) en memoria de Alfred Nobel. El dúo recibe el galardón por "mejoras en la teoría de subastas e invenciones de nuevos formatos de subasta".

     

     Fuente: SVT. 12-10-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    Los profesores Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson se desempeñan en la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos. Debido a la pandemia por el coronavirus, el Comité Nobel no pedirá a los laureados que viajen a Estocolmo para la ceremonia de premiación en diciembre. En su lugar, serán invitados en una fecha posterior.

     

    “Buenas noticias”

    - Son muy buenas noticias, estoy muy feliz por esto. Pero aquí es muy temprano por la mañana, dijo Robert Wilson por teléfono, a la agencia de noticias TT poco después del anuncio.

    Las subastas están presentes en todas partes de la sociedad. Las viviendas, los bienes de segunda mano, el mercado de la electricidad, los derechos de emisión y las licencias de móviles son ejemplos de todo lo que se maneja a través de subastas. Peter Fredriksson, presidente del comité de premios, dice que los investigadores han ayudado a aplicar teorías de subastas a usos reales para bienes que son difíciles de vender de la manera tradicional.

    - Las subastas son muy importantes. Generan a diario sumas astronómicas entre compradores y vendedores. Nos afectan a todos, tal vez más de lo que pensamos. Es probable que hayas comprado tu casa en una subasta. Debido a que las subastas son tan importantes, es importante que estén diseñadas de la manera correcta", dice Peter Fredriksson.

    Teorías de subastas

    Robert B Wilson ha desarrollado una teoría para subastar artículos con un valor en común. Esto puede incluir valores futuros de, por ejemplo, frecuencias de radio o la cantidad de minerales en una zona.

    Paul R Milgrom ha formulado una teoría de subastas más general, que contiene valores comunes y privados, y ha analizado los comportamientos de los oferentes.

    Internet también ha impulsado el uso de subastas de otras maneras, sobre todo en el mercado financiero, según Robert Wilson.

    Lo que hará él mismo con los cinco millones de coronas que recibe por el premio, no lo sabe.

    - Se puede usar el dinero en muchas cosas, como por ejemplo, para  para viajar. Pero probablemente lo ahorraré. Para la familia, para mis hijos. Probablemente guardemos esto para otra ocasión, dice, agregando que la pandemia de covid-19 complica las cosas.

      


    Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson son los laureados con el Premio Nobel de Economía 2020. Foto: Nbcnews.com. 

     

  • Louise Glück recibe el Premio Nobel de Literatura

    La poeta estadounidense Louise Glück recibe el Premio Nobel de Literatura 2020. Debutó en 1968 con Primogénito y es considerada una de las poetas estadounidenses contemporáneas más influyentes.

    - Todo se caracteriza por una fuerte voluntad de llegar a la claridad, dice el presidente del Comité Nobel, Anders Olsson.

     

     Fuente: SVT. 8-10-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    Como de costumbre, el/la galardonado/a con el Premio Nobel de Literatura de este año se anunció a las 13.00 horas en el edificio de la Bolsa, en Estocolmo. El secretario permanente de la Academia Sueca, Mats Malm, se presentó frente a unos pocos periodistas - debido a las restricciones por la pandemia - y anunció que el premio se otorga a la poeta estadounidense Louise Glück "por su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, torna la existencia humana individual en universal".

     

    "Fuerte voluntad de llegar a la claridad"

    Louise Glück nació en Nueva York en 1943, creció en Long Island y tiene ascendencia judía-húngara. Es considerada una de las poetas estadounidenses contemporáneas más influyentes. Glück, especialmente en sus primeros trabajos, ha dedicado mucho tiempo a relaciones amorosas fallidas, las relaciones familiares y la desesperación existencial como temas.

    Después de su debut con Primogénito, ha sido una de las poetas más destacadas de la literatura estadounidense contemporánea, dice el presidente del Comité Nobel, Anders Olsson.

    - Ha publicado doce colecciones de poemas y un par de volúmenes de ensayos sobre poesía. Todo se caracteriza por una fuerte voluntad de llegar a la certeza. La infancia, las estrechas relaciones con padres y hermanos son un motivo que nunca la abandonó.

     

    Los galardonados no pueden reunirse

    - Debido a la pandemia, no será posible reunir a los premiados en Estocolmo. En cambio, la entrega de premios y las conferencias Nobel se organizarán en colaboración con una institución cercana al ganador del premio. Al respecto esperamos poder colaborar con la Universidad donde ejerce Louise Glück, dice Mats Malm.

     

    Recibió el premio Tranströmer

    El libro más reciente de Glück es Faithful and virtuous night, de 2014, que le valió el National book Award. También recibió el premio Pulitzer, en 1993, por Wild Iris, que fue publicado en sueco este verano. Afortunadamente, es la poeta del mes en la radio sueca y este año recibió también el Premio Tranströmer.

    - No es una poeta de fácil lectura, exige bastante de su lector. Pero es una laureada totalmente digna y está de alguna manera en línea con el espíritu del Premio Nobel. Es un precio justo y estimulante. Pero tal vez no sea el premio de los libreros, dice el editor Håkan Bravinger en la transmisión de SVT.

    La mayoría de las obras de Louise Glück no se han traducido al sueco, pero además de Wild Iris, se han publicado Averno y Ararat.

     


    Ill. Niklas Elmehed. © Nobel Media.

     

    Bibliografía de Louise Glück

     

    Firstborn (1968)

    The house on Marshland (1975)

    The garden (1976)

    Descending figue (1980)

    The triumph of Achilles (1985) 

    Ararat (1990)

    Vild iris (1992)

    Meadowlands (1996)

    Vita nova (1999)

    The seven ages (2001)

    Averno (2006) – traducido al sueco en 2017

    A village life (200)

    Poems 1962 – 2012 (2012)

    Faithful and virtuous night (2014)

     

  • El Premio Nobel de Química recae en dos científicas por las tijeras genéticas CRISPR

    El Premio Nobel de Química 2020 fue otorgado a Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por el desarrollo de las tijeras genéticas CRISPR Cas9. Las tijeras genéticas pueden alterar el genoma de todo tipo de organismos vivos con gran precisión.

     

     Fuente: SVT. 7-10-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    En el pasado, el modificar genes en las células requería mucho tiempo y a veces era imposible. Pero con la ayuda de las tijeras genéticas CRISPR Cas9 de Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, ahora es posible cambiar y hacer adiciones a los genes en el lapso de unas semanas.

    - Aunque he sido galardonada con varios premios y he escuchado mi nombre en las quinelas, me sorprendí y me emocioné mucho cuando Göran Hansson, de la Real Academia Sueca de Ciencias me llamó, dice Emmanuelle Charpentier, telemáticamente, durante la conferencia de prensa de hoy día.

     

    Charpentier se desempenó en la universidad de Umeå

    Emmanuelle Charpentier tiene 51 años y nació en Francia, pero estaba se desempeñaba en la Universidad de Umeå, cuando hizo su descubrimiento pionero.

    El tiempo en Umeå fue un momento fantástico en mi carrera. Cuando les conté a mis amigos y colegas que iba allí, se preguntaron si estaba pensando con claridad, pero cuando llegué [a Umeå, al norte de Suecia] noté que me sentía muy bien y que disponía de tiempo para mi investigación, dice Emmanuelle Charpentier.

    El descubrimiento de las tijeras genéticas fue inesperado. Cuando Emmanuelle Charpentier estudió la bacteria Streptococcus pyogenes, descubrió una molécula hasta entonces desconocida, tracrRNA.

    Su mapeo genético demostró que el ARNtracr es parte del antiguo sistema inmunológico de la bacteria, CRISPR Cas, que neutraliza los virus cortando su ADN.

    Charpentier publicó el descubrimiento en 2011.

      

    Funcionó en laboratorio en 2012

    Juntas, Doudna y Charpentier lograron en 2012 hacer que las tijeras genéticas del sistema inmunológico de la bacteria funcionaran en un tubo de ensayo.

    Desde entonces, el uso de las tijeras genéticas CRISPR Cas9 se ha disparado por completo, y los investigadores de todo el mundo han llevado la investigación más lejos.

    Esto ha contribuido a muchos descubrimientos científicos básicos importantes, y los investigadores de plantas han podido producir cultivos que resisten el moho, las plagas y la sequía.

    - Hay una fuerza enorme en las tijeras genéticas, que nos concierne a todos. No solo ha revolucionado la ciencia básica, sino también el fitomejoramiento, y dará lugar a tratamientos médicos innovadores, dice Claes Gustafsson, presidente del Comité Nobel de Química, en un comunicado de prensa.

     

    Oportunidades y riesgos

    En Medicina se están llevando a cabo muchos ensayos clínicos de nuevas terapias para el cáncer y las tijeras genéticas podrían hacer posible la cura de enfermedades genéticas graves en el futuro.

    Pero también existen riesgos con la nueva tecnología.

    - Tenemos que preguntarnos, ¿qué queremos conseguir con esta tecnología? Ahora podemos cambiar el ADN humano y hacer cosas que ya no son éticamente defendibles, dice Johan Rockberg, profesor de Evolución Dirigida de la KTH.

     Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna son la sexta y séptima mujeres en recibir el Premio Nobel de Química, respectivamente. La primera fue Marie Curie en 1911. [Y no solo eso, Marie Curie lo recibió tanto en Química como en Física].  

    178 premios Nobel de Química han sido hombres.

     


    Este año el Premio Nobel de Química recayó en dos mujeres, la francesa Emmanuelle Charpentier y la norteamericana Jennifer Doudna. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español