Sábado, 27 Noviembre 2021 | Login
No, los suecos no siguen las recomendaciones para evitar las infecciones Estudios sobre la obediencia cívica de la población respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlos. Anders Tegnell debería estar enterado de eso, escribe Markus Balázs Göransson. Foto: VLT/Aft

No, los suecos no siguen las recomendaciones para evitar las infecciones

La apuesta sueca frente a la pandemia se ha basado en recomendaciones y no obligaciones y las autoridades han recalcado a menudo que la ciudadanía sigue las instrucciones al pie de la letra. ¿Sin embargo, es así?

“Estudios sobre la obediencia cívica de la población respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlas. Anders Tegnell debería estar enterado de esto”, escribe Markus Balázs Göransson.

 

 Fuente: Aftonbladet. 04 noviembre 2020

 

DEBATE. Los estudios sobre el cumplimiento de la ciudadanía a los consejos de las autoridades para evitar infecciones no muestran que los suecos hayan sido buenos para seguir estos durante la pandemia. Es importante que no alimentemos falsas esperanzas dando una falsa sensación de seguridad de que se están siguiendo los consejos. Esto puede llevar a decisiones incorrectas en el manejo de la infección.

 

Es una verdad general y aceptada que los suecos han seguido bien los consejos de la Agencia Sueca de Salud Pública para evitar infecciones. Esta convicción parece estar bien asentada en los políticos y funcionarios suecos.

 

La canciller Ann Linde ha declarado que "más del 80 por ciento de la gente sigue las recomendaciones". MSB [la Agencia Sueca de Contingencias Civiles, por sus siglas en sueco] ha dicho que "ocho de cada diez continúan siguiendo las recomendaciones". La Agencia Sueca de Salud Pública [FHM], ha afirmado que “una gran mayoría de la población sigue los consejos”. Rara vez se han escuchado voces disidentes.

 

Una parte de los medios de comunicación han estado de acuerdo. Dagens Nyheter ha escrito que "las encuestas muestran que ocho de cada diez suecos siguen las recomendaciones de FHM". Emma Frans, de SvD, ha declarado que "la mayoría parece que continúan siguiendo las recomendaciones de las autoridades". Expressen ha señalado que "la mayoría" de los suecos viven de acuerdo con los consejos.

 

Los más jóvenes a veces han recibido una o dos reprimendas. Pero en su mayor parte, los informes han transmitido que la ciudadanía sigue los consejos.

 

Sin embargo, la evidencia ha sido escasa. Recuerda un poco a los atuendos reales de cierto cuento infantil danés. Muchos han afirmado que los suecos siguen las recomendaciones, pero pocos han examinado acuciosamente las afirmaciones.

 

Si lo hubieran hecho, habrían descubierto muchos cabos sueltos.

 

Tomemos, por ejemplo, al epidemiólogo estatal Anders Tegnell, quien en una conferencia de prensa el 23 de junio dijo:

 

"Una gran mayoría de la población sigue verdaderamente estas pautas".

 

Las palabras eran hermosas, pero lamentablemente no son ciertas.

 

En las semanas previas a la conferencia de prensa, FHM, en colaboración con Novus, había examinado el cumplimiento de las recomendaciones por parte de los suecos. El material recolectado se clasificó como material de trabajo interno y no fue accesible, en un comienzo.  Pero después de un perseverante intercambio de correos electrónicos y una advertencia de que se llevara el caso a las Cortes, finalmente obtuve la información.

 

La documentación no mostraba en absoluto que una "gran mayoría (...) realmente" siguiera las recomendaciones. Los datos indicaban que solo el 35 por ciento había respondido que habían seguido completamente las recomendaciones.

 

Un epidemiólogo estatal debe saber que el 35 por ciento no es una gran mayoría.

 

Otro estudio que se ha reproducido incorrectamente es una encuesta de Kantar Sifo. El estudio se ha destacado como evidencia de que la población sigue las recomendaciones, pero adolece de graves deficiencias que lo hacen inutilizable para lograr una evaluación.  

 

De hecho, el estudio no mide en absoluto el cumplimiento de las recomendaciones. Lo que mide es si las personas han cambiado su comportamiento durante la pandemia. Por ejemplo, analiza si las personas se han lavado las manos con más frecuencia que antes, no si siguen los consejos sobre el lavado de manos, que es una diferencia crucial.

 

Hacer algo con más frecuencia no significa hacerlo con la suficiente frecuencia, al igual que el fumar menos no significa dejar de fumar o proteger los pulmones de posibles daños.

 

Probablemente, muchos más han cambiado su comportamiento, que aquellos que siguen los consejos al pie de la letra. Por tanto, existe un riesgo inminente de que el diseño del estudio haya dado lugar a cifras excesivamente elevadas que no reflejan el grado real del cumplimiento de las recomendaciones.

 

Es muy preocupante que el estudio se haya utilizado para fundamentar las afirmaciones de que las recomendaciones se cumplen.

 

Otros estudios han dado un panorama más sombrío. En mayo, Novus descubrió que hasta el 36 por ciento de los suecos que tenían síntomas de resfriado iban a trabajar. En julio, una recopilación de informes sobre la situación en 19 de las 21 administraciones provinciales de Suecia declaró que "un gran número de municipios han identificado graves deficiencias en el cumplimiento" de las recomendaciones.

 

Esto rima mal con las afirmaciones de un alto grado de cumplimiento de los consejos.

 

La gestión sueca de la pandemia se basa en la responsabilidad individual. La esencia de esto es que la población sigue los consejos de las autoridades para protegerse de los contagios.

 

El hecho de que representantes gubernamentales, funcionarios gubernamentales y periodistas describan incorrectamente la evidencia sobre el comportamiento de los suecos puede habernos adormecido en una falsa sensación de seguridad.

 

Esto puede haber contribuido a que no se introdujeran determinadas medidas, por ejemplo, recomendaciones sobre mascarillas en el transporte público, por la creencia de que la población ya sigue los consejos de mantener la distancia y de quedarse en casa en caso de presentar síntomas.

 

También puede haber llevado a un enfoque excesivo en el comportamiento individual, en lugar de en factores más amplios, como explicaciones de pautas en la propagación de la infección.

 

El hecho de que la propagación de la infección disminuyó durante el verano y aumentó durante el otoño probablemente se debió menos a los cambios en las elecciones individuales de las personas que a, por ejemplo, la transición al teletrabajo, las condiciones climáticas, las largas vacaciones y el cierre/apertura de universidades e institutos.

 

Se sabe que la ignorancia no es una fortaleza. Ya es hora de que se realicen estudios científicos serios sobre el seguimiento de las recomendaciones para evitar infecciones y que examinemos las afirmaciones que se hacen, para saber si están respaldadas por la evidencia.

 

Markus Balázs Göransson es profesor titular del Colegio de Defensa Nacional de Suecia y Ph.D. dr en Política Internacional. Columnista en la página editorial de VLT.

 


Estudios sobre la obediencia cívica de la población respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlos. Anders Tegnell debería estar enterado de eso, escribe Markus Balázs Göransson. Foto: VLT/Aftonbladet. Montaje: Magazin Latino. 

About Author

Related items

  • Por qué los grandes líderes mundiales no aceptaron la invitación de Löfven al Foro contra el antisemitismo

    Líderes europeos, expertos y sobrevivientes del Holocausto participaron este miércoles en el Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö, invitados por el primer ministro Stefan Löfven.

    Sin embargo, los grandes líderes mundiales brillaron por su ausencia. El columnista de Dagens Nyheter Ingmar Nevéus, reflexiona sobre el porqué de esto.

     

     Fuente: Dagens Nyheter. 13-10-2021

     

    Se invitó a los principales líderes del mundo - pero casi ninguno asistió.

    Un encuentro en el que todos tienen el mismo mensaje no da la oportunidad de brillar a pesos pesados como Putin y Macron. Es por eso que Stefan Löfven tuvo la compañía de un equipo político B, en el Foro de Malmö contra el antisemitismo.

    Este es un artículo de opinión. El autor es responsable del análisis y puntos de vista del texto.

     

    En la exhibición del Foro de Malmö, la historia oscura de Europa cobra vida.

    Aquí está uno de los autobuses blancos suecos que rescataron a miles de prisioneros de los campos de concentración alemanes.

    Aquí hay testimonios de la última generación de sobrevivientes del Holocausto. Entre otros, el sueco Tobias Rawet, de cuya historia los visitantes pueden participar gracias a la inteligencia artificial – similares a los "asistentes" de voz de los celulares. Si uno le pregunta cómo fue llegar al campo de concentración de Ravensbrück, la respuesta del octogenario (85) llega en una pantalla grande:

    - Obligaron a las madres de todos nosotros a desnudarse, y les raparon el pelo de la cabeza y de otros lugares. Muchas nunca habían estado desnudas ni siquiera para su propia familia. Fue una humillación increíble.

    Tobias Rawet y varios otros supervivientes estuvieron también presentes físicamente en Malmö, junto con políticos de unos cincuenta países y representantes de organizaciones judías y romaníes.

    Pero los nombres más pesados brillaron con su ausencia.

    Muchos esperaron hasta el final que el foro tuviera la atención internacional que solo pueden dar los nombres realmente pesados. Como el encuentro de Göran Persson en Estocolmo, hace 21 años atrás, cuando participaron los políticos más connotados de Israel y la mayoría de los países europeos.

    Rumores no confirmados habían estado circulando en el aire antes de la conferencia.

    ¿Quizás el presidente ruso Vladimir Putin aparecería de todos modos? Eventualmente algún representante estadounidense importante. Posiblemente el francés Emmanuel Macron o, al menos, la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen.

    Pero no.

    Por supuesto, un puñado de pequeños países europeos envió a sus presidentes. Ucrania, Albania y Estonia participaron con los primeros ministros. Pero ni siquiera la camarada de partido de Stefan Löfven, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, consideró que valía la pena hacer el viaje de 39 minutos en tren, a través del estrecho de Öresund.

    En cambio, Dinamarca envió a su ministro de Justicia. Noruega participó con un embajador. Macron, von der Leyen y el canciller de Estados Unidos, Antony Blinken, contribuyeron con mensajes de video pregrabados. Así como el presidente israelí, Isaac Herzog.

    La ministra de Relaciones Exteriores Ann Linde (S) culpa a la pandemia del corona por la baja convocatoria, y dice que muchos jefes de estado y de gobiernos aún no han comenzado a viajar al extranjero.

    Esto puede ser cierto en algunos casos aislados.

    Pero las muchas excusas no son un efecto pandémico. Más bien, se trata de la necesidad de los altos políticos de brillar en el gran escenario, de mostrarse como estadistas ante la audiencia local. Un foro donde todos vienen con el mismo mensaje no cumple esa función.

    Todos están de acuerdo en que se debe preservar la memoria del Holocausto, que debemos hacer todo lo posible para que no se repita nunca nada similar. Que la educación es una parte central de esto, y que se debe poner fin a la retórica del odio en las redes sociales.

    Esto fue formulado con énfasis y compromiso por muchos participantes.

    Al mismo tiempo, un foro como este no da mucho espacio a los temas más difíciles, aquellos en los que no todos están de acuerdo.

    Como dónde está la línea divisoria entre el antisemitismo y la crítica al estado de Israel. O en qué círculos el antisemitismo tiene hoy su principal caldo de cultivo - entre los extremistas de derecha o los islamistas radicales.

    Muchos oradores enfatizaron que el antisemitismo está en aumento, incluido el euroministro de Alemania, Michael Roth. El hecho de que el prejuicio contra los judíos esté floreciendo en Europa también fue confirmado por una encuesta de opinión esta semana.

    Sin embargo, los representantes de muchos países optaron por culpar o por presumir sobre lo mucho que hacen, en lugar de abordar sus propios problemas.

    El ministro polaco de Cultura, Piotr Glinski, hizo hincapié en los museos anunciados sobre los campos de concentración alemanes, pero, por supuesto, no dijo nada sobre la criticada ley del Holocausto de hace unos años, cuando el gobierno polaco quería condenar a prisión a cualquiera que afirmara que un solo polaco había ayudado a los alemanes durante el genocidio.

    De la misma forma, Antony Blinken eligió en su discurso grabado destacar el millón de subvenciones que Estados Unidos ha distribuido para frenar la retórica del odio.Por supuesto, no mencionó nada de que altos representantes de su propio partido Demócrata han sido acusados recientemente de fomentar el antisemitismo.

    De manera similar, el representante de Rusia, Konstantin Kosachev, no habló sobre la nueva interpretación de la historia durante los últimos años, en los que Putin "olvida" que la Unión Soviética fue el principal aliado de Hitler durante los dos primeros años de la guerra.

    En su discurso, Stefan Löfven se refirió al hecho de que fue por iniciativa sueca que los nazis tuvieran una "J" estampada en los pasaportes de los judíos alemanes -  porque Suecia no quería acogerlos:

    - La historia del Holocausto no es un lugar para la autoglorificación o el prestigio nacional. No hay lugar para negaciones o distorsiones, dijo el primer ministro.

    Fue un excepcional momento de autocrítica, durante el foro.

     

     
    El primer ministro sueco, Stefan Löfven, se dirige a los asistentes al Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö. Foto: Ninni Andersson/Government offices of Sweden

     

  • Tim, de tres años, será expulsado a Nigeria completamente solo

    Publicado: 26 septiembre 2021. Actualizado: 3 noviembre 2021.

    El pequeño Tim ha vivido en Suecia durante toda su vida y no tiene familiares que puedan encargarse de él en Nigeria. A pesar de esto, las autoridades migratorias han resuelto expulsarlo a este país.   

    - El bienestar de los niños no es una razón suficiente para otorgar un permiso de residencia, dice Carl Bexelius, director de Migraciones. Sostiene que Tim “no tiene razones suficientes para permanecer en Suecia”.

    Más de cien mil personas han firmado una petición para revocar la resolución de la Dirección Nacional de Migraciones.

    Actualización (*)

     Por: Magazín Latino

    - Yo no puedo entender que se considere por el bien del niño [el enviarlo solo a Nigeria], cuando él tiene su seguridad aquí, en el seno de una familia que lo ama, dice al diario Dagens Nyheter la madre adoptiva de Tim [nombre fingido], Sandra Persson.

    La familia vive en una finca en las afueras de Brösarp. Tim tenía cuatro meses cuando lo acpgieron. A los 11 días de nacer, el servicio social se hizo cargo de él. Su madre padecía de problemas mentales que la incapacitaban para la maternidad.

    Sandra es la única madre que conoce. El esposo de ella, Viktor, su padre, y los hijos de ambos, de 6 y 9 años, sus hermanos.

    - Tim es parte de la familia. Nuestros hijos biológicos lo consideran su propio hermano y él hace nos acompaña en todo. Vamos a reuniones familiares, celebramos la Navidad y vacacionamos en la casa rodante, dice Sandra, en entrevista con Dagens Nyheter.

    La pareja sabía que Tim corría el riesgo de ser expulsado a Nigeria, pero el hecho de que un niño pudiera ser expulsado del país, ¿quién lo creería?

    - Tal vez fuimos un poco ingenuos. Sabíamos que podrían negarle el permiso de residencia, pero pensamos que era muy pequeño como para ser expulsado. Él tiene su vínculo con nosotros, y su madre no pudo cuidarlo, las autoridades suecas lo habían constatado.


    Tim junto a su madre adoptiva, Sandra Persson, en la finca en Brösarp. Foto: DN.se.

    Tim nació en Suecia, en la maternidad de Helsinborg, el otoño de 2018. Su madre emigró desde Nigeria y pidió asilo, el que le fue negado. El padre es desconocido. A los 11 días de vida y de acuerdo con la Ley de Atención al Menor, autoridades sociales se hicieron cargo de él. Su madre padece una enfermedad mental, y las autoridades sociales constatan que las "deficiencias en la atención conllevan un riesgo importante" para la salud y el desarrollo de Tim.

    Por intermedio de la hermana de Viktor, él y Sandra se enteran de la existencia del pequeño, y manifiestan el deseo de acogerlo. Las autoridades comienzan entonces una investigación sobre la familia, y a los cuatro meses, Tim queda al cuidado de ellos.

    - Tim tiene una crianza segura que todo niño debe tener. Tiene comida, tiene amor, y le gusta que lo bañen. Se ha hecho de amigos, va al preescolar y le encanta jugar con sus hermanos. Le gusta montarse en el carrito detrás de la cortadora de césped, atrapa caracoles y construye casitas para ellos. Y piensa que las figuras de juguete de Babblarna son lo máximo en la vida, dice Sandra Persson.

    Junto a su marido inicia los trámites necesarios para regularizar la situación de Tim en el país, y después de un año y medio de espera, llega la resolución. Pero es como un balde de agua fría. Las autoridades migratorias rechazan la solicitud de residencia permanente: el niño será expulsado.

    Ambos apelan de inmediato, pero el Tribunal de Migraciones corrobora la línea de la Dirección Nacional de Migraciones. A pesar de que el representante legal de la familia declarara que la madre de Tim no estaba capacitada para cuidarlo. "Que lo dejen solo con ella es un peligro directo para su vida", escribe en la apelación.

    Tampoco pesa la declaración del tío de Tim, quien tiene residencia en Suecia, es casado y tiene cuatro hijos, primos hermanos del niño, con quienes éste tiene una afectuosa relación. Según el tío, en Nigeria Tim corre el riesgo evidente de ser estigmatizado porque no tiene padre. Por lo tanto, la familia no querría cuidarlo.

    Pero el Tribunal de Migraciones concluye que esos argumentos son "rebuscados". Y considera que no hay razones suficientes que demuestren que existe una amenaza contra el niño.

    Los padres adoptivos no están de acuerdo con las razones del tribunal.

    - El único de la familia biológica que ha mostrado interés en Tim es su tío que vive en Suecia. Es imposible que creamos que su madre o sus familiares se encargarían de él. Lo que quedaría es un orfanato en Nigeria. ¿Pero cómo se puede equiparar el vivir en una familia en la que recibe amor y con la cual tiene todo su apego desde que era un bebé? ¿Cómo se las arreglará allí? se pregunta Sandra Persson.

    Cuando Tim tenía cinco meses, la oficina del Social gestionó un encuentro con su madre biológica. La primera desde que las autoridades se encargaron del niño.

    En esa ocasión, la madre no demostró interés alguno en su hijo.

    - Durante la reunión, ella no lo mira ni una sola vez. Al contrario, dice que no quiere saber nada de él. Es horrible, dice Sandra Persson.

    Después de este encuentro, a la madre se le prohíbe visitar a Tim. Tampoco ha hecho intentos de contactarse con la familia adoptiva, y en 2020, fue deportada a Nigeria, país al cual ahora las autoridades quieren expulsar al niño.

    Suecia suscribió a la Convención Internacional sobre los Derechos de los Niños, comprometiéndose con esto a velar por la seguridad de los niños. No obstante, en casos como el de Tim, pareciera no respetarse.

    No obstante, Carl Bexelius, director de Migraciones. sostiene que en este tipo de asuntos hay dos dimensiones que se contraponen entre sí: Una es el que tiene que ver con los derechos del niño, y la otra es la migración controlada y los requisitos para obtener un permiso de residencia.

    - Estas son diferentes partes de la legislación que se contraponen entre sí y luego nos adentramos en qué perspectiva debería ser primordial. El hecho de que se deba tener en cuenta la Convención sobre los Derechos del Niño no es motivo suficiente para poder otorgar un permiso de residencia, declara a Dagens Nyheter. 

    Y agrega: 

    - La Ley de Extranjería regula a quién se le puede otorgar un permiso de residencia y, en el marco de esa ley, se debe tener en cuenta el el bienestar del niño, pero este no es el único aspecto que debe tenerse en cuenta en todas las medidas relativas a la legislación migratoria. 

    La familia adoptiva de Tim, por su parte, solicitó la ayuda de la organización "Brinn för barnen" (Ayudemos a los niños). Esta organización ayuda a defender los derechos de los niños. Se formó después del debate ocasionado por el caso de la pequeña Esmeralda, víctima fatal del maltrato infantil. 

    - Como en varios casos anteriores, el Tribunal de Migraciones no ha tenido en cuenta el bien del niño, en la resolución sobre Tim. No se basa en la Convención sobre los Derechos del Niño, que es ley en Suecia, actualmente. De acuerdo tanto con la Convención sobre los Derechos del Niño como con la Convención Europea, los menores deben tener derecho a la protección de su vida familiar con su hogar de acogida, vale decir, no deben ser separados de sus padres adoptivos y hermanos en estas familias. dice Jessica Ivarsson, presidenta de "Brinn för barnen".

    Hasta la fecha la organización ha reunido más de 113.000 firmas, exigiendo que se respeten los derechos de Tim y que no sea expulsado del país.

    Enlace a la petición (haga clic), que al final dice:

    ¡Necesito tu ayuda! Por favor, ayúdenme a quedarme aquí, a seguir viviendo con seguridad y a seguir desarrollándome como un ciudadano sueco responsable con un futuro brillante. Ayúdame a sobrevivir.

    ❤ - YO, EL PEQUEÑO - ❤ 

     


    Foto: "Brinn för barnen" (Ayudemos a los niños). La organización ayuda a defender los derechos de los niños, y se formó después del debate ocasionado por el caso de la pequeña Esmeralda, víctima fatal del maltrato infantil. 

     

    (*) Actualización: 

    El caso de Tim provocó fuertes reacciones.

    La deportación ahora se detiene temporalmente en tanto que una solicitud de impedimento para la aplicación de la ley sea manejada por La Oficina de Migraciones. Al mismo tiempo, se han despertado la esperanza en sus padres adoptivos para logren ser los tutores legales del niño. "Ahora estamos constantemente nerviosos y esperando una nueva decisión", dijo Sandra Persson, la madre de la familia adoptiva de Tim. 

    Fuente: Dagens Nyheter. 02-11-2021

     

  • Suecia comienza vacunación a menores de entre 12 a 15 años en noviembre – Región Estocolmo se anticipa

    En rueda de prensa este jueves, el gobierno dio a conocer que a comienzos de noviembre comenzará en el país la inmunización contra la Covid-19 a los niños y niñas de 12 a 15 años.

    No obstante, algunas regiones partirán antes. La Región de Estocolmo anunció que la campaña de vacunación a los menores comenzará el 20 de septiembre.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    En la conferencia de prensa de este jueves, el primer ministro Stefan Löfven instó a todos los adultos que aún no se han vacunado contra la Covid-19 que “tomen su responsabilidad y lo hagan, ya”.

    - Pidan hora desde ya y vacúnense. Por Uds. mismos, por quienes, por distintas razones no pueden vacunarse, y por el personal de la salud, que sigue luchando contra la enfermedad.

    Y comunicó una noticia que muchos estaban esperando: la posibilidad de vacunar a los niños y niñas, algo que ya se viene haciendo en muchos países del mundo. Alrededor de 20 millones de niños desde 12 años han sido vacunados, en el mundo entero. Suecia se ha ido quedando atrás - una vez más - con la inmunización a este grupo etareo. Según el director general de la Agencia sueca de Salud Pública, Johan Carlson, han querido tener más conocimientos respecto a la vacuna, antes de tomar una decisión. La que llegó hoy.

    - Por lo tanto, hemos llegado a la evaluación de que incluso para los niños de estos grupos de edad, los beneficios de la vacunación superan los riesgos, dijo Carlson.

    Subrayó que esta medida se tomaba “por el bien de los niños y niñas”. Se trata de casi medio millón de adolescentes, y la inoculación se llevará a cabo en las escuelas.

    - Es a través de los colegios que se puede llegar a esa franja de edad en menores, dijo la ministra de Educación, Anna Ekström (S).

    Agregó que la inmunización de los menores hará posible el tener las escuelas abiertas, lo cual es lo mejor para los alumnos. No obstante, en caso se producirse nuevos brotes, las escuelas podrán impartir clases telemáticas, como lo han hecho anteriormente.

    La fecha anunciada por el gobierno para comenzar la campaña de vacunación a los menores es a comienzos de noviembre, vale decir después de las vacaciones de invierno. 

    Sin embargo, la Región Estocolmo decidió comenzar antes. Apenas se supo la decisión de las autoridades sanitarias respecto a la vacunación a menores, los encargados de la provincia de Estocolmo comenzaron con los preparativos para llevar a cabo la campaña de inmunización, ahora mismo.

    - Insto a todos los tutores a que hablen con el/la niño/a y acepten la oferta de vacunación. La vacunación es la forma más eficaz de protegerse a sí mismo y a los demás, y ahora la Agencia de Salud Pública la ha recomendado para todas las personas mayores de 12 años, declaró a los medios Magnus Thyberg, coordinador de vacunas en la región de Estocolmo.

     

    ¿Qué pasa con los rezagados?

     

    Suecia, a diferencia de otros países y durante toda la pandemia, no ha tenido imposiciones, solo “recomendaciones”.

    Como fuera comunicado anteriormente, desde el 29 de septiembre se levantan prácticamente todas las medidas o, mejor dicho, las recomendaciones. Específicamente se ha tratado de un aforo en teatros, cines y conciertos y el cierre más temprano de restaurantes. Y, la medida símbolo del país: mantener la distancia de, en teoría, (muchas veces imposible en la práctica) dos metros de distancia.

    Nunca se ha promovido el uso de mascarillas, a excepción de cuando el país presentaba las peores cifras, y entonces solamente como una recomendación de usarlas en el transporte público en horarios peaks.

    Ahora, desde el 29 de septiembre, la única recomendación, la de mantener la distancia, se levanta. Pero ¡ojo! que esto se aplica solamente a las personas que se han vacunado.

    Quienes no lo hayan hecho, deberán seguir manteniendo la distancia física de los dos metros, y seguir guardando las recomendaciones

    - En la práctica, esto significa que los no vacunados no deberían asistir a eventos de mucho público, como teatro, conciertos y eventos deportivos, ahora que se han levantado las restricciones, dijo Johan Carlson.

    - Y no solo eso, también deben evitar reuniones privadas con muchas personas, salir a bailar o visitar bares donde se puedan producir congestiones.

    Según Stefan Löfven, la inmunización contra la Covid-19 en Suecia ha sido exitosa. Entre los mayores de 60 años, un 80 por ciento ha recibido las dos dosis, y un 73 por ciento entre los mayores de 16 años.

    Sin embargo, aún persisten las diferencias, por lo cual el gobierno anunció, ayer, que destinaba 40 millones de coronas para promover la inmunización en los grupos rezagados.

    - Las diferencias entre los diferentes grupos de la sociedad son demasiado grandes. Las personas más jóvenes, las personas de menores ingresos y las nacidas en el extranjero no han sido vacunadas en la misma medida que otras.

    “Solamente con ayuda de la vacuna vamos a poder volver a una vida normal”, recalcó el primer ministro y subrayó:

    - Cumple con tu deber. Hazlo ahora.

     


    La ministra de Educación, Anna Ekström; el primer ministro, Stefan Löfven y el director general de la Agencia sueca de Salud Pública, Johan Carlson, en la rueda de prensa del jueves. También estuvo presente, telemáticamente, la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren. Foto: pantallazo Regeringen.se.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español