Miércoles, 13 Diciembre 2017 | Login
¿Libertad para quién? ¿Para quienes? Enrique Durán. Foto: Marisol Aliaga.

¿Libertad para quién? ¿Para quienes?

01 de julio de 2016 | COLUMNAS |

El escritor y dramaturgo chileno residente en Suecia, Enrique Durán nos ofrece, en esta columna, su visión sobre el proceso constituyente en Chile.

 

Por: Enrique Durán

 

       (A propósito – o despropósito – de conversaciones y  reuniones que se realizan en torno a una Nueva Constitución para Chile).

                                                        *****

El concepto  ”libertad” designa la facultad que le permite al ser humano decidir, llevar a cabo una determinada acción o no. El ser humano elige, decide sobre sus actos y esto lo hace libre. Pero, al mismo tiempo, responsable por todo lo que hace, no existe libertad sin responsabilidad. Y esto es así, porque el hombre no es un ente aislado, separado. El ser humano es un ser social, depende de los otros para poder realizar su libertad. Es la contradicción entre existir y ser.  Para resumir, se puede decir que libertad es la capacidad del ser humano de decidir su destino. Es la capacidad y la posibilidad de elección ante actos, decisiones y qué hacer con su vida. Esto se opone, naturalmente, a conceptos tales como esclavitud. Sujección. Opresión. Y podemos agregar, la “venta de trabajo”, que la mayoría de los seres humanos tienen que hacer obligadamente para subsistir.

 

   Y es en este sentido que el concepto de Marx sigue siendo vigente. Es decir, las relaciones sociales, el modo de producción en que este ser humano nace y está inserto es lo que determina, modifica o anula el grado de libertad que posee realmente. Para decirlo en otras palabras : ¿Es libre el niño mexicano o bengalí o mapuche que nace sin alcance a la propiedad de su tierra porque se la han robado?

 

   Sigue siendo interesante el planteamiento de Proudhon, pensador socialista y anarquista: “La propiedad es un robo”. Es decir, la propiedad privada de la tierra, de los medios de producción limita y ahoga la libertad de todos aquellos a quienes les han sido expropiados, precisamente, la tierra y los medios de producción. Esa gente, es decir, la gran mayoría de los habitantes del planeta, tendrán que vivir ofreciéndose como mercancía. Y lo que ofrecen es su capacidad, su fuerza de trabajo en el mercado laboral. Su libertad es alienada, robada, expropiada, dado que lo que producen no les pertenece. Pertenece al patrón, el que se ha apropiado de los medios de producción y de la tierra, al esclavista, a la Esso, a la Volvo, a la Shell, a la United Fruit, o a los señores que han robado las tierras al pueblo mapuche. Por eso, es absurdo hablar de libertad en un sistema capitalista. La libertad es para los que se han apropiado de los Medios de Producción durante siglos en la historia de la humanidad. El viejo dilema metafísico, que nos viene de Platón y Aristóteles, el ser, la esencia del ser humano, es libre y responsable, se anula. No vale, cuando la Libertad es expropiada y alienada.

 

   Por eso, es absurdo hablar de “libertad” en un sistema capitalista. No tienes influencias, ni posibilidades de influír o de elegir ante los grandes señores propietarios que “tienen la sartén por el mango.” Ellos mandan y deciden. Al resto de la humanidad sólo le queda la opción de obedecer o rebelarse. Y eso de rebelarse es ya “harina de otro costal”.

 

   Quedaría vigente lo que en nuestros sistemas “democráticos” llamamos la “libertad política”. Es un punto que podemos y que es necesario conversar, discutir. Dado que todo partido político, en la sociedad actual, construye su estructura administrativa y de poder con, o como, un filtro excluyente. El sistema no lo inventó Stalin. Eso de “todo el poder a los soviets” parece una ironía cruel cuando, inmediatamente después, se plantea que es el Partido, o su Comisión Política, quién, de verdad, tiene el Poder. El sistema apareció ya mucho antes del Imperio Romano. Los romanos lo perfeccionaron. Y fue progresando, agudizándose en medio de las graves y terribles contradicciones de la Alta Edad Media. El Poder, ese Poder, necesita ser excluyente y total. El Poder que intenta cambios de estructura, de nueva sociedad. Las discusiones entre las distintas fracciones en los soviets eran interminables y, al parecer, no conducían a ninguna parte.  Y la nueva sociedad soviética estaba las puertas de una guerra civil y atacada, además, por las potencias europeas que temblaban ante la posiblidad de una revolución socialista en sus países. Era una situación caótica en las Asambleas de los Soviets y a Lenin no le quedaba otro camino que poner “orden”. Además, el Poder Soviético necesitaba de una estructura administrativa, lo que hoy conocemos como burocracia. No eran los trabajadores los que sabían y dominaban los vericuetos del orden burocrático. Y así hubo que acudir a los especialistas del régimen zarista.  ¿Había otra solución?. Siempre se ha necesitado una burocracia, un poder administrativo, sujeto al sistema dominante.

 

   En la Alta Edad Media el sistema feudal hizo crisis, a partir de las guerras de la Cruzadas. El paso adelante fueron los Reyes Absolutistas que liquidaron, através de guerras y pillajes, el poder atomizado de los Señores Feudales. Otra vez Proudhon: “ La propiedad es un robo”.  Y si no, pensemos en la Conquista española, portuguesa o inglesa en nuestro continente americano. Nos robaron la tierra y convirtieron a nuestros antepasados en esclavos, servidores de los conquistadores , “colonizados” , sujetos a una servidumbre y explotación inhumana.

 

   Por eso, cuando columnistas de, por ejemplo, Dagens Nyheter, Svenska Dagbladet y otros medios de comunicación, en Suecia y en el continente europeo, hablan de Latinoamérica, de Cuba, de Venezuela, de Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, no sé si reírme o llorar.  No siempre, pero a menudo, la óptica del europeo es que el resto del planeta pertenece a Europa, con la excepción quizás de los Estados Unidos de Norteamerica, porque allí radica el Poder del Imperialismo económico, globalizador. Culturas, estructuras sociales, sistemas políticos se configuran y existen gracias a que existe Europa. Gracias a que los europeos han “civilizado” el planeta. Lo han integrado a una cultura y a una óptica específica:la europea. Se continúa confundiendo cultura, civilización con colonización. Y la Colonización presupone Conquista: o sea, robo, violencia, despojo.

 

   El avance del sistema capitalista se mantiene dentro de la misma óptica, la misma norma:  la globalización, el dominio absoluto del planeta por oligopolios económicos que mantienen y desarrollan la propiedad privada de sus accionistas mayoritarios. Gran parte del planeta se convierte en colonia de esos oligopolios que hacen alianzas entre sí para anular o destruír a empresarios más débiles. La libre competencia capitalista proclamada por las corrientes políticas llamadas liberales no pasa de ser una ilusión. La tendencia natural del capital, dentro del mercado, tiende a ser hegemónica. Y es en ese sentido que los análisis marxistas siguen teniendo una validez abrumadora. El Poder lo posee quién posee el Capital. Y por tanto, el Capital es el Poder. Y quién o quiénes poseen el Capital son dueños del planeta.

 

   La libertad real, no la imaginaria que proclaman los sistemas llamados democráticos, no está al alcance, hoy día, de miles de millones de los habitantes del planeta. Nacemos, crecemos y vivimos en una infraestructura que condiciona nuestras vidas. Nos condena a vivir en una sociedad dividida en clases. Y actuamos en medio de una Superestructura que nos manipula y sutilmente, o como sea, trata de imprimirnos un modo de pensar, una ideología que nos impregna en todos los espacios de la sociedad. La ideología de la clase dominante. La clase dueña del poder en el modo de producción capitalista. Esto no es una afirmación pesimista. Es solamente una constatación. Es sólo advertir que el camino hacia la libertad, hacia el reemplazo, el cambio de la propiedad privada a la propiedad comunitaria es un camino largo y lleno de tropiezos y de obstáculos. Es una lucha que no empezó ayer. Empezó hace siglos. Ha ido adquiriendo  el carácter de lucha de las clases trabajadores por su libertad  desde hace ya más de 250 años.

 

   Todas estas reflexiones aparecen dado que se han producido tantas conversaciones y opiniones de muchos compañeros a raíz de los encuentros que mantenemos en torno a “ ¿Qué Nueva Constitución queremos para Chile?”  Porque el punto central y de partida es la lucha y la voluntad de obtener una Nueva Constitución que sea un fiel reflejo, una expresión auténtica de la voluntad, de lo que quiere realmente el pueblo de Chile. Sobre todo, sus clases trabajadoras. Es decir, Una Nueva Constitución obtenida y lograda a través de un Plebiscito. El Pueblo es el que propone y elige.

 

   Por ahora, la propuesta es realizar Diálogos Ciudadanos.  Estos Diálogos permitirán muchas propuestas e ideas para una Nueva Constitución. Y ésto, naturalmente, es positivo. Pero es aquí donde podemos ver uno de los grandes problemas que pueden deducirse del documento que nos envía el Gobierno. Porque las propuestas y resultados de estos Diálogos Ciudadanos van a resumirse en un documento que se llamará Bases Ciudadanas. Este documento será finalmente revisado por la Sra. Presidente de la República y será ella, o sus asesores, quienes redacten el documento final, la propuesta de Nueva Constitución chilena que será presentada  a la Cámara de Diputados y al Senado de la República. Serán los Señores senadores y diputados quiénes decidan, enmienden y aprueben el Proyecto de la Nueva Constitución.  ¿Es esto, entonces, de verdad un plebiscito? El pueblo de Chile es consultado a través de los Diálogos Ciudadanos. Pero, no decide. ¿Puede decirse que es ésta una Nueva Constitución aprobada por el Pueblo de Chile? Son preguntas que me hago. Preguntas que, por ahora, no tienen respuestas.

 

   Un compañero hacía la siguiente pregunta: “¿Quién va a creer que serán capaces de resolver una Nueva Constitución aquellos políticos que han vendido su alma al diablo, o sea al capital, aquellos que arreglan todo entre ellos, porque más allá de la diferencias de coaliciones, están hermanados por el modelo que les permite lucrar, corromperse y vivir como reyes, mientras la mayoría de los ciudadanos se las arregla a duras penas para llegar a fin de mes?”. Es una pregunta dura, muy fuerte, pero que tiene arraigo en la terrible realidad política, económica y social que vive Chile. Es el Chile que nos dejó la dictadura. La Constitución pinochetista es sólo un instrumento.

 

   Pero, insisto. Esta lucha por una Nueva Constitución hay darla, aunque muchos compañeros piensen que que no vale la pena participar en un proceso como éste. Esta lucha hay que darla hasta el final. Y que quede constancia que el Pueblo participa, discute. Está crítico y rechaza definitiva y rotundamente la Constitución pinochetista. Es un paso adelante. No sabemos, aún, si grande o pequeño. Aunque la Nueva Constitución sea manoseada y aprobada por senadores y diputados, muchos de los cuales no nos merecen ningún respeto, sólo desprecio, dado que conocemos sus calañas de delincuentes políticos y sus fechorías. Esta lucha hay que darla. De otro modo, somos nosotros los que perdemos el respeto por nosotros mismos, el derecho a llamarnos “un pueblo en lucha”.

 

Enrique Duran. Estocolmo, 27 de junio 2016.

 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Todos juntos - por un Chile más justo

    Este domingo 17 de diciembre se llevan a cabo las elecciones presidenciales en Chile, en segunda vuelta.

    Por primera vez, los chilenos residentes en el exterior pudieron participar en estos comicios el 19 de noviembre pasado.

    En relación a otros países, la convocatoria en Suecia obtuvo buenos resultados. No obstante, no todos quienes estaban inscritos hicieron uso de su derecho a sufragar. 

    El Comando de Apoyo a Alejandro Guillier hace un llamado a que los chilenos y chilenas residentes en Suecia participen en estas elecciones. 

     

     Fuente: Comando de Apoyo a Alejandro Guillier

     

    Queridos y queridas compatriotas:

    Nuestro candidato, el Senador Independiente, Alejandro Guillier, se medirá en segunda vuelta, en representación de la centro-izquierda con el candidato de la derecha, quien - como sabemos - va a trabajar solo para defender sus propios intereses

    En las primarias presidenciales del 19 de noviembre, la centro-izquierda obtuvo un total de 55,43 % y la derecha cerca de un 44 %.

    Viendo estos resultados, creemos firmemente que todos unidos podemos lograr que Alejandro Guillier sea el próximo Presidente de Chile.

    El programa de nuestro candidato representa los intereses del pueblo chileno, que vive de su trabajo, y por ello ya cuenta con el apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas de izquierda y de centro de nuestro país.

    El programa de Alejandro Guillier considera una reforma al sistema de pensiones que termine con el monopolio de las AFP y posibilite optar por un sistema solidario, el inmediato mejoramiento de las pensiones bajas, así como la condonación del Crédito con aval del Estado (CAE) al 40% de las familias más vulnerables del país y disminución de las tasas de interés para el resto de los deudores; dando continuidad a las reformas iniciadas por la Presidenta Michelle Bachelet, en el marco de una Nueva Constitución, surgida de un proceso ampliamente participativo. 

    Respecto a los chilenos y chilenas residentes en el extranjero, se compromete con su pleno reconocimiento e incorporación, a través de la creación de la Región Exterior, con autoridades regionales y parlamentarios; la ampliación del derecho a voto, sin condiciones, a los hijos e hijas nacidos(as) en el exterior y una serie de otras medidas tendientes a facilitar el ejercicio de sus derechos políticos, económicos y sociales.

    Es por esto, y por muchas razones más, que hacemos un llamado a todas las chilenas y chilenos en Suecia, a participar de esta elección que es tan fundamental para los destinos de nuestra patria.

    Para seguir avanzando por un Chile más justo, necesitamos de tu compromiso y por ello te pedimos que vayas a emitir tu voto este 17 de diciembre en el Hotel Clarion, Ringvägen 98, estación del metro de Skanstull.

     

    TODOS JUNTOS, POR UN CHILE MAS JUSTO 

     

    Comando de Apoyo a Alejandro Guillier

     

    Estocolmo, Suecia - diciembre 2017

     

    Alejandro Guillier cierra campaña en Rancagua ante 2.500 personas. Foto: Alejandroguillier.cl.

     

     

     

  • María Castro Aciares: “Hoy voté por Chile en Suecia”

    En medio de un grato ambiente se celebraron este domingo 19 de noviembre las Elecciones Presidenciales Chilenas 2017 en Estocolmo. Hasta el centro de votación, en pleno centro de la capital sueca, llegaron los electores a depositar su voto. A las 18.00 horas, se cerraron las urnas y comenzó el recuento.

    Magazín Latino entrevistó a una treintena de votantes, quienes compartieron con nuestro medio sus impresiones. María Castro Aciares, llegó a Suecia a principios de 1974, como refugiada política. Como otros connacionales, se emocionó hasta las lágrimas, al ejercer su derecho cívico.   

    - El votar nuevamente por mi Patria ha sido muy emocionante. Y no fue gratis, fueron muchas las luchas que dimos desde afuera. Tenemos el derecho de votar en el extranjero porque somos ciudadanos chilenos, expresó.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Muchos de los chilenos que se acercaron al Clarion Hotel, en el centro de Estocolmo, votaban por primera vez (sin tomar en cuenta las primarias que se realizaron el 2 de julio pasado, en las cuales quienes militaban en alguno de los partidos que no participaban en las primarias no fueron habilitados para votar).

     

    Otros, no habían sufragado  desde la década de los 70, y el hecho de poder hacer oír su voz una vez más, como ciudadanos chilenos, hizo que el pecho se ensanchara y las lágrimas se asomaran a sus mejillas.

     

    Algunos votaron en familia, junto a un hijo o una hija, madre o hermana. La votante de más edad, de 99 años de edad, Guacolda Jiménez, de 99 años de edad, votó en compañía de su hija, Cristina Moya.

     

    El diputado del Partido del Medioambiente, Marco Venegas, residente en la ciudad de Nyköping, lo hizo junto a su hija Valentina, de 19 años de edad.

    - Esta es una fiesta democrática. Es un honor poder ejercer este derecho por primera vez en el extranjero. Porque, a pesar de los años de ausencia y la distancia física que nos separa, Chile y su gente están siempre presentes, dijo el diputado chileno.

     

    Marco Venegas depositando su voto en la urna. 

     

    Su hija, Valentina Venegas vota por primera vez. 

     

     

    La Agregada Cultural de la Embajada de Chile en Suecia, Mireya García, sufragó en compañía de su hermana. Ella nos expresó, respecto al voto:

    - Además de ser un derecho ciudadano es una responsabilidad que nos hace sentir parte de este Chile que es nuestro, independientemente de donde estemos. He tenido la oportunidad de ejercer mi derecho a voto y me siento muy grata con ello, de participar en este proceso, en el cual ojalá todos nos sentimos comprometidos.

     

     

    Adriana Rodríguez viajó desde la isla de Gotland, donde reside, en compañía de su hijo.

    - Estas elecciones son de mucha importancia. Estoy muy contenta y espero que todo salga muy bien, con justicia, más que nada, dijo Adriana.

     

    Su hijo, Paulo Celis, quien también estaba muy emocionado, nos confesó:

    - ¡Uf! Votar en estas elecciones desde el extranjero es un anhelo, una lucha muy grande, es el primer voto por mi país en 50 años, así es que vale mucho, se siente mucho.  

     

    Néstor Riquelme, al igual que otras compatriotas, se mostraron contentos y emocionados de poder “aportar con un granito de arena” al país que los vio nacer. Muchos recordaron, además, que fue el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet que cumplió con esta promesa.

     

    Vale la pena agregar que, hace años atrás, el mismo candidato de la derecha, Sebastián Piñera, en una visita a Estocolmo, lo había prometido. Nunca lo cumplió.    

     

    David Peña, por su parte, enfatizó la importancia de hacer el cambio de domicilio, trámite necesario para poder sufragar.

    - Porque es un deber ciudadano y una responsabilidad de cada uno de nosotros. Y, sobre todo, ya que ha costado tanto, puesto que no nos regalaron el derecho a voto, lo conseguimos después de muchos años de lucha. Por eso estoy acá, y quiero invitar a todos los chilenos a participar en esta fiesta de la democracia, dijo.

     

    Pronto, vídeo con las entrevistas.

     

     

     

    María Castro Aciares quiso saludar a Guacolda Jiménez, después de haber cumplido con su deber cívico. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Patricio Sorellano viajó desde Moscú, para participar en estas elecciones. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    ¿Y los resultados?

     

    Rápidamente se percibió la tendencia de una victoria para Alejandro Guillier, con un 62 % ciento de los votos, seguido de Beatriz Sánchez, con un 22 % de los votos, de las 5 mesas escrutadas de un total de 5.

     

     Más abajo, las cifras exactas de las votaciones, según la información del Servel.

     

    ESTOCOLMO: 

     

     

    GOTEMBURGO:

     

     

     

     

    TOTAL EN EL EXTRANJERO:

     

     

     

     

    Más datos:

     

    Los habilitados para votar en Chile eran 14 308 151, de los cuales votaron 6 676 319, es decir un 46%.


    En el extranjero estaban habilitados 39 137, de los cuales votaron 23 308, lo que significa un 59,5%. 


    En Suecia, de 1 456 habilitados votaron 986, lo que representa el 67,7 %.

     

     

     

  • Las víctimas de Boliden exigen indemnización

    El martes 17 de octubre comenzó el proceso judicial en contra de la minera sueca Boliden, que, en plena dictadura de Pinochet, se deshizo de residuos tóxicos altamente peligrosos, enviándolos a Chile.

    Desde Skellefteå, al norte de Suecia, 20. 000 toneladas de residuos químicos fueron transportados y depositados en la ciudad nortina de Arica, donde los niños de las poblaciones crecieron jugando con “el barro negro”, contaminado con plomo y arsénico.

    “Boliden sabía muy bien que Chile no era capaz de sanear ese desecho tóxico, pero lo enviaron igual, con absoluta imprudencia. Son muy cínicos”, explicó a Magazín Latino, en entrevista exclusiva, Johan Öberg, uno de los dos abogados que representan a 796 querellantes, víctimas de la contaminación ocasionada por Boliden.  El 7 de diciembre termina el juicio, que se extenderá por 33 días.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    El abogado que representa a “Arica Victims KB”, Johan Öberg, se manifestó conforme con los alegatos de esta semana, y confía en un fallo favorable.

    - Hemos tenido tres días de alegatos y hemos logrado presentar nuestro caso: de cómo las personas de Arica están sufriendo, y de que esto se debe a la irresponsabilidad de Boliden que envió estos tóxicos a Arica, a pesar de que sabía que la empresa chilena [Promel] no tenía ninguna posibilidad de tratar los desechos tóxicos de la forma apropiada, sostuvo Johan Öberg.

     

     

    La parte querellante afirma, entre otras razones, que:

     

    • Los contenidos de los residuos de la minera son altamente tóxicos, y peligrosos, tanto para la salud de las personas como para el medio ambiente
    • Ninguna empresa en el mundo puede sanear estos residuos en forma responsable para el medio ambiente
    • Las instalaciones de Promel eran tan insuficientes y tan primitivas que era obvio, para un experto en la materia, que la enorme cantidad de complejos residuos tóxicos de Boliden nunca podrían ser procesadas por Promel
    • Que en los alrededores del lugar donde se depositarán los residuos (el lugar de acopio), viven y trabajan muchas personas
    • Que el lugar queda cerca de una posible expansión de la ciudad de Arica
    • Que Arica es uno de los lugares más secos del planeta y además muy ventoso
    • Que los residuos tóxicos se convierten en un polvo fácilmente volátil y extremadamente peligroso cuando se secan
    • Que la autoridad chilena que da el visto bueno a la importación de este material toma la decisión en base a condiciones erróneas
    • Que la autoridad chilena que aprueba la importación está bajo el mando del dictador Pinochet, y que la autorización, por ende, no está basada en un orden de cosas en democracia y funcionando de forma normal

     

      

    Pronto, la entrevista completa con el abogado Öberg. En tanto, enlace a nuestro artículo del 26 de septiembre de 2013, cuando las víctimas presentaron la querella contra Boliden por primera vez.

     

    El juicio ha demorado en llevarse a cabo por la complejidad del mismo. Es la primera vez que un proceso judicial de tal magnitud tiene lugar en Suecia.

    Captura de pantalla del documental "Los niños de plomo", que se encuentra en los archivos de SVTplay hasta el 14 de noviembre. 

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español