Miércoles, 19 Diciembre 2018 | Login
El Rasputín de Palacio Mauricio Rojas volvió durante muchos años en Suecia, luego de salir de Chile y asilarse en Suecia. Foto: El Desconcierto.

El Rasputín de Palacio

En este artículo de opinión, David Maldonado, ex integrante del MIR,  da más detalles sobre el depuesto ministro de Cultura chileno, Mauricio Rojas, a quien conoció personalmente.

“Sólo es conocido en las élites de los partidos, todas las cuales, por diversas razones, han tomado clara distancia de él. Su recorrido por los partidos políticos suecos, cambiando rápidamente de ideas e ideologías, lo hace un claro representante de la psicopatía política. La crítica de Mauricio Rojas al Estado solidario Socialdemócrata es demencial.”, escribe Maldonado.

 

 Por: David Maldonado

 

Conocí muy bien a Mauricio Rojas, en Uppsala y en Estocolmo, en los años iniciales del exilio. Personalmente lo entrevisté, cuando manifestó su interés por incorporarse a los “Grupos de apoyo al MIR” (GAM).

 

No teníamos antecedentes concretos sobre su participación política en Chile. Posteriormente comprobamos que estuvo relacionado con el “Frente de estudiantes revolucionarios” (FER) en los años finales de sus estudios secundarios y, tangencialmente, con la estructura del MIR, en la Escuela de Derecho, (estudios que no concluyó).

 

¡Mauricio Rojas nunca llegó a ser militante!

 

En esos años, yo era miembro de la dirección regional del MIR, de la entonces “provincia” de Santiago. Nunca tuvimos conocimiento de la existencia de este “militante” en alguna de nuestras secciones comunales, sectoriales o estudiantiles.

 

En Suecia se aceptó su incorporación a los GAM.

 

Mauricio Rojas se caracterizaba por ser un hombre enérgico, con una visión “blanco o negro” del mundo... muy duro en su descripción de lo que llamaba “los enemigos políticos e ideológicos”. De sus palabras, junto con sus análisis, se desprendía un profundo desprecio y odio a todo lo que no coincidía con sus dogmas.

 

Estuvimos juntos en muchas reuniones y círculos de estudios. Analizando los clásicos del marxismo leninismo, especialmente estudiando El Capital.

 

Mauricio Rojas  tuvo en Chile  contacto superficial con el MIR, y también con círculos del partido comunista pro chino y otros grupos de izquierda.

 

El ex secretario general del MIR, Andrés Pascal Allende, a partir de las indagaciones que él hizo, ha reafirmado que Mauricio Rojas nunca fue militante del partido.

 

Se podría interpretar que Rojas es un impostor, que utiliza la sigla del MIR, para conseguir rédito político, presentándose como “soldado de la resistencia” y que paulatinamente descubrió al “Dios neoliberal de la salvación”.

 

Su madre fue una activa y perseguida dirigente socialista, detenida y torturada en VillaGrimaldi. He tenido información de que a ella le dolió mucho la conversión - o traición -  de su hijo, llegando incluso, a quebrarse la relación familiar.

 

A no ser que Mauricio Rojas hubiese sido un “infiltrado”, cosa que algunos insinúan, pero yo descarto, no me cabe duda de que, en el comienzo de su exilio en Suecia, fue convencidamente un sectario fanático del marxismo-leninismo.

 

Todo lo que Mauricio Rojas abraza, lo hace con un convencimiento “eclesiástico”, mesiánico y de extrema vehemencia. ¡Este comportamiento, está en el ADN de su extraña personalidad, en la cual, además está su gran capacidad de intrigar!

 

Paulatinamente, se fue produciendo su cambio político, su quiebre de posiciones y su camino hacia la derecha.

 

Mauricio Rojas, hoy en día, miente, reniega, analiza y denuncia — sin tener coherencia, consistencia ni evidencia. En su “currículum político", el presentarse como un converso, como un ex militante del MIR, lo hace “interesante” a los ojos del mundo político y periodístico chileno.

 

A él y a su socio de travesía, Roberto Ampuero, les encanta sentirse como “trofeos”, conquistados por la derecha.

 

En Suecia, su cambio político fue gradual. Estuvo participando en círculos socialdemócratas, posteriormente se integró al partido del Medio Ambiente (Miljöpartiet), desde ahí, hizo un salto de trapecista y se incorporó al Partido Conservador (Moderaterna).

 

La dirección de este partido lo marginó por utilizar “métodos anti-democráticos y conspirativos en las estructuras del partido”.

 

Personalmente escuché literalmente estas palabras y razones, de parte del ex secretario de organización de los conservadores suecos. Ocurrió en una conferencia, ante la pregunta de un periodista.

 

De ahí, Mauricio Rojas dio un salto, ya no de trapecio, y se adhirió a los derechistas liberales.

 

En esa época, Rojas era ya un activo dirigente de “TIMBRO”, un centro de estudios de la derecha neoliberal sueca, apoyado por los intereses económicos más oscuros y egoístas de la sociedad. En Chile cuentan con un centro hermano, la “Fundación para el Progreso” de Axel Kaiser.

 

Gracias a su amistad con el ex presidente del Partido Liberal sueco, Lars Leijonborg, logró una  posición de “elegible” en la lista de ese partido al parlamento [2002].

 

A diferencia de Chile, en Suecia, es la posición en la lista electoral, lo que determina ser elegido o no. Con el sistema electoral chileno, jamás habría sido elegido diputado, ya que es un personaje completamente desconocido para el pueblo sueco y repudiado por el 99% de la comunidad latina en este país.

 

Sólo es conocido en las élites de los partidos, todas las cuales, por diversas razones, han tomado clara distancia de él.

 

Su recorrido por los partidos políticos suecos, cambiando rápidamente de ideas e ideologías, lo hace un claro representante de la psicopatía política.

 

La crítica de Mauricio Rojas al Estado solidario Socialdemócrata es demencial.

 

Acaba de publicar un nuevo librillo “La utopía socialdemócrata”.

 

Esa utopía, que nunca lo fue, sino una realidad palpable, le fue muy útil a él, a su familia y a su media docena de hijos. La Suecia solidaria y socialdemócrata lo acogió, le dio vivienda y protección social y económica, desde el día que llegó como pobre solicitante de asilo, hasta que obtuvo su doctorado en la universidad de Lund.

 

Eso, él y su familia, nunca lo habrían podido lograr en un sistema neoliberal, como el que él y sus perversos socios, propician hoy en día.

 

Todo su desarrollo académico se lo debe al modelo solidario de Suecia. En donde aún se tiene la mejor educación y salud pública, universal y gratuita, pilares de un modelo de sociedad en toda la zona nórdica de Europa, contra los cuales Mauricio Rojas y sus socios neoliberales, trabajaron activamente en el Parlamento para eliminarlos, transformándose en enemigos de todo lo que huela a Estado.

 

Hoy, este patológico personaje trabaja en Chile por la profundización bestial del egoísmo neoliberal.

 

Si se tratase de una persona de “normal” raciocinio, una mínima pregunta que debiera hacerse a sí mismo es: ¿qué padre de familia en Chile - como él lo fue en Suecia, con seis hijos de carga, sin ingresos ni herencias especiales - podría hacer el trayecto académico que él realizó?.

 

Todo, absolutamente todo lo que ha conseguido, ha sido gracias al sistema educacional y socioeconómico de Suecia, denostado por él como “utopía socialdemócrata” que hay que destruir.

 

No me cabe duda de que este converso exageró los motivos políticos de su exilio para así obtener su permiso de residencia en Suecia.

 

Absolutamente condenables son sus indignas declaraciones sobre el Museo de la Memoria, mostrando la peor de las peores faltas de sensibilidad hacia todas las víctimas de la dictadura y sus familiares, incluso hacia la memoria de su propia madre.

 

Mauricio Rojas es un ministro del Estado de Chile, sus funestos comentarios desconocen los resultados de los informes Rettig y Valech, y desconocen las decenas de condenas judiciales de lesa humanidad a torturadores y asesinos.

 

“Para que las mentiras del presente se impongan, hay que borrar las verdades del pasado” Esta es la esencia de su “rasputinesco” discurso.

 

Cuando ha visto la enorme avalancha de críticas de casi todos los sectores de la sociedad, sale y dice “yo ya no pienso así, he cambiado de opinión”. Esa ha sido la tónica de su historia, cambiar oportunamente de opiniones, ideas e ideologías, cuando les conviene a sus planes estratégicos.

 

Hoy, un amigo ex mirista me escribió: “Así es, por desgracia. Este tipo ha calculado “maquiavélicamente” sus pasos”, afirma.

 

Lamentable para Chile, que un Rasputín oportunista de tomo y lomo, esté en el gobierno del país.

 

¡Es sumamente peligroso!

 

¡Debe dimitir o ser destituido!

 

David Maldonado

 

Nota de la redacción:

Esta columna fue recibida antes de la veloz dimisión del ahora ex ministro, quien solo duró 90 horas en su puesto. Pocos imaginaron que el desenlace tan rápido de este episodio. En Suecia, lo alcanzaron a felicitar el presidente del partido Liberal, Jan Björklund y el ex canciller sueco (del partido Moderados), Carl Bildt, en el momento de su designación. Ninguno de éstos se han pronunciado sobre la salida de Mauricio Rojas. 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Declaración pública de la Coordinadora de organizaciones chilenas COCHS

    La COCHS, Coordinadora de Organizaciones Chilenas en Suecia, colectivo que agrupa a distintas organizaciones culturales sociales y políticas, de las cuales algunas son federaciones nacionales y la mayoria con más de tres décadas de existencia, las que trabajamos en áreas de interés ciudadano, sintiéndonos participe de nuestra realidad como chilenos.

     

     Por: COCHS

     

    Declaramos a la comunidad sueca, nacional e internacional, lo siguiente:

    Que condenamos el asesinato cometido en la persona del comunero mapuche Camilo Catrillanca ocurrido en Chile en el marco de un operativo policial realizado el 14 de noviembre de 2018. Por el denominado ”Comando Jungla” integrado por funcionarios de Carabineros de Chile.

    1.-Repudiamos el irresponsable enfoque policial y represivo que se ha dado al pueblo Mapuche. Consideramos que el despliegue del denominado Comando Jungla en la Araucania, la represión y militarización sólo profundiza la dañada relación entre el pueblo Mapuche y el Estado de Chile, y que la solución del conflicto no pasa por la criminalización, sino en hacerse responsable de un problema político-histórico que necesita una respuesta de fondo.

    2.-Ante la gravedad de los hechos. Exigimos al Estado de Chile el retiro inmediato de las Fuerzas Represivas de la Araucania, la desmilitarización; la investigación y enjuciamiento de los responsables de la muerte de Camilo Catrillanca y los demás hechos de violencia ocurridos en la Comunidad Temucuicui. Condenamos su asesinato y disparos efectuados contra mujeres y niños.

    3.-El Señor Ministro del interior, Andrés Chadwick debe responder políticamente ante la opinión pública nacional e internacional en su calidad de encargado directo del orden nacional. Esperamos quede inhabilitado para seguir ejerciendo el cargo y demandamos su inmediata renuncia.

    Finalmente, comprometidos con la causa de la dignidad humana, rechazamos la vulneración de los derechos fundamentales a que es sometido el pueblo mapuche. Y expresamos nuestro profundo pesar por la muerte de Camilo Catrillanca.

    Hacemos un llamado a generar una solución de fondo para el pueblo Mapuche, que ha sido postergado en forma permanente por el Estado de Chile y sus Instituciones, cuya responsabilidad recae principalmente sobre determinadas fuerzas de la Derecha Chilena que se han opuesto a ello en forma reiterada.

    Llamamos a construir un gran acuerdo-país sobre: el reconocimiento en la Constitución Chilena de los derechos ancentrales del Pueblo Mapuche, su autonomía, territorio y representación política.

    Priviligiando el diálogo, la participación plena de sus derechos, garantizando la aplicación y cumplimiento de los Convenios Internacionales firmados por Chile, para avanzar hacia una sociedad más fraterna y respetuosa.

    Coordinadora de Organizaciones Chilenas en Suecia, COCHS.

    En Estocolmo, a 26 de noviembre de 2018.-

     

    Esta declaración fue entregada al Embajador de Chile en Suecia, Señor Hernán Bascuñan, por representantes de la COCHS.

     

     

  • Muerte de Catrillanca: dos fusiles, dos sargentos, balas 5,56

    La muerte del comunero Mapuche Camilo Catrillanca a manos de la policía chilena estremeció al país entero. Y, a medida que han pasado los días, se ha ido dando a conocer en la prensa internacional. 

    Publicamos aquí un reportaje de Radio Bio, de Chile. 

     

     Fuente: Radio BioBio. 28-11-2018

     

    Las pericias balísticas están acotando la participación de los funcionarios del GOPE de Carabineros -dados de baja- que participaron en la muerte de Camilo Catrillanca. Desde fusiles -posiblemente fabricados por FAMAE- habrían salido los proyectiles que terminaron con la vida del comunero. Ayer, en tanto, el sitio Ciper Chile reveló un informe de inteligencia del grupo policial vinculado con la Operación Huracán, donde se alteraron pruebas, cuya manipulación hoy es investigada por la justicia.

    La indagatoria por la muerte de comunero Camilo Catrillancaa manos de fuerzas policiales el pasado 14 de noviembre, comienza a entregar las primeras luces, luego de las diligencias encargadas por el Ministerio Público.

    Fuentes consultadas por Radio Bío Bío, apuntan a que dos de los cinco funcionarios del GOPE que ese día integraban el equipo que llegó a la zona de Temucuicui, tras la pista de un grupo que minutos antes había robado autos a profesoras de una escuela rural, podrían tener responsabilidad directa en el hecho.

    Según supo este medio, las pesquisas realizadas por el organismo perseguidor apuntarían a que solo dos policías portaban fusiles con calibre 5,56 milímetros. Hasta ahora, serían los sargentos Fabián Alarcón y Raúl Ávila, ambos del GOPE.

    Las sospechas sobre Ávila aumentan, debido a que fue quien cortó con una tijera la cámara de la cámara Go-Pro donde habían quedado registradas las imágenes. Ávila, tal como publicó este medio, aseguró a sus superiores que destruyó el sistema de almacenamiento, debido que en su interior -además- habían registros privados captados con su pareja.

    Hay que recordar que la versión respecto de la tarjeta SD fue entregada por primera vez por el menor del 15 años que acompañaba a Catrillanca el día en que falleció. El joven, que hoy enfrenta una pericia del SML para determinar su grado de trauma, aseguró que cuando fue detenido por los efectivos policiales, vio cómo Ávila sacó la tarjeta de la cámara y la cambió por otra, hecho que terminó siendo posteriormente verificado en la investigación.

    Respecto de las armas, las pericias, dijeron fuentes que conocen de las diligencias,aún no están terminadas definitivamente, pero la bala salió desde algunos de los exuniformados dados de baja, ya que ambos eran los únicos que portaban el armamento con el calibre 5,56. Aún cuando no ha trascendido la marca de los pertrechos, policías inquiridos para este nota indican que se trataría de una fabricada por Famae.

     

    El rebote

    Según se sabe hasta ahora, el disparo no habría sido directo, sino que un rebote en el tractor donde iba Catrillanca, el que habría llegado hasta la parte trasera de su cabeza, lo que procesalmente podría cambiar el escenario del delito de homicidio que sostienen los querellantes y morigerar su responsabilidad.

    Especialistas en balística consultados por este medio, explicaron que para determinar la “identidad” de un proyectil, se buscan las marcas que deja el cañón del arma, conocida también como “ánima”. Ese registro es único, señalan las fuentes, asemejándose a una huella digital.

    Cabe recordar que en el primer parte operativo preparado el mismo día por los funcionarios del GOPE, se indicó que los disparos se hicieron con carácter disuasivo, controlados y hacia lugares seguros, lo que ha ido cambiando con el paso de los días.

    Como sea, la pericia ya comenzó a cerrar el círculo sobre los posibles responsables de la muerte del comunero, por lo que el Ministerio Público debiera tomar la decisión respecto a la participación de los carabineros en la muerte de Catrillanca y una eventual formalización. 

    La fiscalía lleva actualmente tres aristas en este caso. La primera por la muerte de Catrillanca, otra por obstrucción a la investigación -por la destrucción del sistema de almacenamiento- y otra por torturas en contra del joven que acompañaba a la víctima.

    El caso también tuvo ayer su arista política, luego que 66 diputados -tal como informó este medio- presentaran una solicitud para la conformación de una Comisión Investigadora, para aclarar las responsabilidades políticas, las que apuntan al ministro del Interior, Andrés Chadwick (UDI).

    Ayer, en tanto el sitio Ciper Chile, reveló un informe de inteligencia de la policía uniformada. En él se daba cuenta que Catrillanca era seguido por la unidad que estuvo involucrada en la llamada “Operación Huracán”, donde se descubrió la falsificación de mensajes de WhatsApp e imputaciones falsas a mapuches de la zona.

     

     
    Camilo Catrillanca. Foto: Radiobiobio.cl.

     

     

  • Otra vez Krassnoff

    "Me es imposible no recordar a mi madre Catalina a quien este “valiente soldado”, le arrancó sus ojos y su vida. También le quitó del vientre de mi tía Mónica a mi primo de 3 meses de gestación. Al abuelo Alberto lo colgaron de un árbol y le aplicaron agua y aceite hirviendo ¿Son estos los grandes logros militares por los cuales el Ejército de Chile le rinde honores a Miguel Krassnoff?"

    Testimonio de Beto Rodríguez Gallardo, sobreviviente e integrante de la familia Gallardo Moreno, del Montaje de Rinconada de Maipú. 

     

     Fuente: El Desconcierto. 15.10.2018

     

    Con estupor he recibido la noticia de un nuevo homenaje al criminal de lesa humanidad Miguel Krassnoff Martchenko, llevado a cabo en la Escuela Militar.

     

    El año 2003, a 30 años del golpe de Estado, lo homenajearon los 1200 empresarios más ricos de Chile en el centro de eventos Casa Piedra, lugar de reunión emblemático de la élite nacional. Ese año estaban en curso las investigaciones judiciales por sus múltiples crímenes (desaparición forzada, ejecución política, tortura y violencia sexual política); sin embargo, él se paseaba libre por las calles, creyendo que nunca le podríamos quitar el manto de impunidad que le otorgaba haber servido fielmente a sus patrones. Luego, en noviembre del año 2011, Cristián Labbé (compañero de armas, de torturas y asesinatos), promueve un acto de reconocimiento en el Club Providencia. En esta oportunidad la prepotencia edilicia, no permitió ver los reales sentimientos que provocan en la sociedad chilena, las graves masivas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos que cometió “el joven brigadier”. Como el llamado fue abierto y público, la organización social no se dejó esperar, fuimos miles de personas los que salimos a las calles a repudiar este acto. Miles los que, una vez más, dijimos con voz fuerte y clara “No a la impunidad”.

     

    Desde hace años las organizaciones de Derechos Humanos y Memoria, venimos exigiendo que se promulgue una ley que sancione las conductas de apología del terror, de revisionismo y negacionismo, las cuales dañan los pilares más básicos de nuestro pacto social y de nuestra democracia; así como también, atentan contra los familiares de las víctimas del Terrorismo de Estado, retraumatizando y revictimizando en una cadena sin fin.

     

    En este contexto me es imposible no recordar a mi madre Catalina a quien este “valiente soldado”, le arrancó sus ojos y su vida. También le quitó del vientre de mi tía Mónica a mi primo de 3 meses de gestación. Al abuelo Alberto Lo colgaron de un árbol y le aplicaron agua y aceite hirviendo ¿Son estos los grandes logros militares por los cuales el Ejército de Chile le rinde honores?

     

    Con este tipo de acciones quedan al descubierto que las peticiones de perdón del Ejército de Chile, no han sido más que cortinas de humo. Queda claro que el ex Comandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre el año 2004 en su texto “Ejército de Chile: el fin de una visión”, le mintió a Chile y al mundo al decir que “las violaciones a los Derechos humanos, nunca y para nadie pueden tener justificación ética”. Lo que podemos ver con mucha claridad es que el acto de “homenaje” a Krassnoff realizado en la Escuela Militar, es una evidencia más de que el Ejército de Chile no sólo no ha cambiado su visión, sino que reivindica el accionar del Terrorismo de Estado.

     

    Me da vergüenza como las instituciones Castrenses, siguen ancladas a la lógica de la Guerra Fría, esa lógica que indica que en cada país hay enemigos internos, los cuales se deben destruir a cualquier precio.

     

    ¿Qué tiene que decir el comandante en jefe de las fuerzas armadas del país? ¿Cuál será la postura del gobierno ante semejante atropello a la Democracia? ¿No será momento de pasar de las explicaciones a las exigencias de renuncia a quien permita este tipo de infamias? ¿Cuánta violencia más tenemos que soportar los familiares de Violaciones de Derechos Humanos?

      

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español