Martes, 23 Octubre 2018 | Login
No fue por Fe, fue por hambre Imagen de la película chilena El Club, que trata sobre unos sacerdotes pederastas.

No fue por Fe, fue por hambre

Publicado: 09-19-18. Actualizado: 11-10-18

Continúa la ola de acusaciones de abuso sexual de menores dentro de la Iglesia Católica.

Muchos confiaban en que el Papa terminaría con estas enormes redes de pederastia. Que iba a echar de su iglesia a los curas degenerados, tal cual Jesús echó a los mercaderes del Templo.  

No sucedió. Francisco asegura ahora que el diablo es el culpable de todo.

La siguiente crónica, escrita por una víctima que prefiere ser anónima, refleja que en muchos casos los representantes de Dios en la Tierra se aprovechan de la necesidad de los feligreses para abusar de niños indefensos.

 

 Por: Rosita 

 

Las develaciones comenzaron en Estados Unidos, fueron un gran escándalo en Chile - que aún perdura - pasaron por Alemania y han vuelto a USA. Solo por nombrar algunos de los países afectados por los escándalos de los abusos sexuales de menores dentro de la Iglesia Católica.

Cuando se pensaba que el Papa iba a poner orden en su iglesia y fin a los abusos, desde el Vaticano Francisco llamó a rezar para acabar con Satanás. Porque, según el Pontífice, él es el culpable de todo.

“El diablo está vivo, goza de buena salud y está haciendo horas extra para erosionar la Iglesia Católica”, aseguró, liberando de culpa a los curas. Claro, antes que los clérigos enfrenten la justicia, más vale culpar al demonio.

 

 

No fue por Fe, fue por hambre    

 

Están todos consternados y pidiendo “justicia”.

Los acérrimos defensores de los sacerdotes acusados de violación, de abuso sexual de menores, gritan a los cuatro vientos que los inocentes “representantes de Dios en la Tierra” han sido acusados injustamente.

Y se miran los unos a los otros con cara de ingenuos y santos. Cosa que han hecho por años, muy bien, por cierto. 

- ¡Chiquillos, llegó Cáritas! ¡Vamos a la Parroquia!

Y la ingenuidad, la espontaneidad y la necesidad de esos niños los llevaba a las manos del lobo que no tenía lana de oveja. Vestía sotana.

Las madres de esos niños los dejaban que fueran donde el curita porque iban a comer y a jugar. Ellas estaban ocupadas con sus compras, un cuarto de arroz, medio kilo de azúcar. Unas patitas de pollo para hacerle un caldo a la familia.

- Señora Violeta, ¿tiene pan añejo? Si. Entonces deme medio kilo para la once.

 

Llegaban a sus casas a hacer el aseo, el almuerzo, a lavar a mano calentando tiestos de aluminio. A colgar la ropa, hacer las camas y tener todo listo para que los “cabros” se vayan al colegio.

Y los niños, en tanto, recibían los alimentos que llegaban para repartirlos dentro de la población que ahí vivía totalmente gratis. ¡Gratis!...

 

Pero esa gratuidad se terminaba cuando el cura decía:

- ¿Te vas a llevar todo esto a tu casa?

- Sí, es que somos muchos.

- Que bueno. Tienes suerte. Llévatelo no más, pero ven. Ven para hacerte un cariñito. No te va a pasar nada.

Pasaban unos minutos y salía corriendo el niñito.

Pero llegaba otro.

- ¡Padre, padre! ¿Quedan cosas para comer?

- ¡Si! ¡Ven a buscar! Mira todas las cosas ricas que llegaron. En tu casa se van a poner contentos si les llevas algo.

- Gracias padrecito.

- ¡No me agradezca, pues! Pero venga a despedirse. Venga, venga, ¡venga! A ver, llévese más cosas. Levántese la blusa, ¡súbala más! Eso así... Ah, que rico tocar. ¡Ya! váyase para la casa y mañana se viene a confesar y no le cuente a nadie más que a Dios todo lo que usted hace. 

Las devotas de los alrededores, que iban a cada misa, veían todo esto, pero cerraban sus ojos y se golpeaban el pecho. Comulgaban y le besaban la mano que había ultrajado a niños.

Ese cura ya está muerto. 

Hoy, hay como 30 niños en ese sector, que ahora son adultos. Y que nunca abrieron sus bocas.

Por miedo. 

Estos niños crecían y se hacían hombres y mujeres, con el paso de los años. Pero llegaban otros, ¡se multiplicaban!  Y todos callaban. Las víctimas, las familias, que debieron haberse dado cuenta de los ultrajes que tuvieron que soportar cientos de niños, al correr de los años. 

Hoy, si quisieran hablar, ¿acusarían a un muerto? ¿A quiénes podrían gritarle en la cara que se aprovecharon de su situación precaria de vida?

Abusaron porque sabían que el hambre los llevaba a ellos. Al cura... 

Es verdad que no hay fechas determinadas para denunciar estos hechos. Cincuenta años en este caso. Y la Iglesia los ampara y los beatos los defienden.

 

¿Por qué? ¿Hasta cuándo?

 

 


Imagen de la película chilena El Club, que trata sobre unos sacerdotes pederastas.

 

 

Comentario de una lectora:

 

Leo con una mezcla de congoja e indignación otro testimonio más de los abusos sexuales de los curas a los niños. Esta vez es Rosita.

Como Rosita, miles de niños en todo el mundo han sufrido impunemente los abusos sexuales a manos de los “padrecitos”, los “curitas”. Curitas que se suponía eran los   protectores de todos los valores humanos, representantes de un Dios de bondad. Por el contrario, le dieron un nuevo significado a “dejad a los niños venir a mí”.

Lo más indignante es que las autoridades eclesiásticas nunca han asumido su deber y responsabilidad, y en muchos casos los curas perversos han podido seguir haciendo de las suyas en otras parroquias.

Ahora circulan artículos sobre la respuesta del Papa Francisco, máxima autoridad de Dios en la Tierra, de que esto sería obra del Diablo: “El diablo está vivo, goza de buena salud y está haciendo horas extras para erosionar a la Iglesia Católica”.

¿Está tratando de echarle la culpa al Diablo de los desmanes de sus sacerdotes? Con esta regla de tres, se podría disculpar a Hitler, al Holocausto, a Pinochet. Vale decir, las guerras, los genocidios, los dictadores, etc. No sería culpa de ellos sino del Diablo.

Como por arte de magia, los victimarios se convierten en víctimas. Y las víctimas reales, todos esos niños cuyo bienestar debían proteger, cuyas almas debían salvar, niños que confiaban y creían en la misericordia de Dios, ¿qué son? ¿Cuántas vidas más deberán ser destruidas antes que se decidan a hacer una limpieza a fondo entre los “curitas”? ¿Cuándo, los responsables asumirán su responsabilidad y no disculparán sus acciones echándole la culpa al Diablo?

Son muchas las preguntas sin respuestas. Es hora de que a las cosas se las llame por su nombre, el abuso sexual de menores es culpa del victimario, sea sacerdote católico, médico, abogado o quien sea. La culpa es única y exclusivamente del perpetrador perverso.

Rosita, gracias por tu testimonio.

 

Ethel del Gaiso-Schaa

 

 

 

About Author

Related items

  • Todos los obispos de Chile presentaron su renuncia al Papa tras reuniones en el Vaticano

    Los obispos de Chile anunciaron este viernes que presentaron sus renuncias ante el papa Francisco, luego de las reuniones sostenidas en el Vaticano.

     

     Fuente:Radio BioBio. 18-05-2018

     

    A través de un comunicado, leído públicamente por los obispos Fernando Ramos y Juan Ignacio González en nombre de la Conferencia Episcopal, indicaron que “queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”.

     

    “Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer justicia y contribuir a la reparación del daño causado…”, añadió el documento.

     

    Al respecto, Ramos explicó que “para estar en mayor sintonía con la voluntad del santo padre, era conveniente declarar nuestra más absoluta disponibilidad para poner nuestros cargos pastorales en las manos del Papa”.

     

    Junto con ello, aseguraron que estos días fueron de meditación y oración, por lo que agradecieron a Francisco por los encuentros.

     

    “Queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, y al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones”, añadieron.

     

    Asimismo, agradecieron a las víctimas que entregaron antecedentes, “por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial”.

     

    Ahora deberá ser el líder de la Iglesia Católica el que decida la continuidad en sus puestos.

     

    Conferencia episcopal (la imagen está recortada). Foto: Biobiochile.cl.

     

    Declaración de los obispos:

     

    DECLARACIÓN DE LOS OBISPOS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE, EN ROMA

    Después de tres días de encuentros con el Santo Padre, y de muchas horas dedicadas a la meditación y a la oración, siguiendo sus indicaciones, los Obispos de Chile deseamos comunicar lo siguiente:

    En primer lugar, agradecemos al Papa Francisco por su escucha de padre y su corrección fraterna. Pero especialmente, queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, y al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones.

    Gracias también a Mons. Scicluna y al Rev. Jordi Bertomeu por su dedicación pastoral y personal, así como por el esfuerzo invertido en las últimas semanas para intentar sanar las heridas de la sociedad y de la Iglesia de nuestro país.

    Gracias a las víctimas, por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial. Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando en el camino de la curación y cicatrización de las heridas.

    En segundo lugar, queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre, para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros.

    Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer la justicia y contribuir a la reparación del daño causado, para re-impulsar la misión profética de la Iglesia en Chile, cuyo centro siempre debió estar en Cristo.

    Queremos que el rostro del Señor vuelva a resplandecer en nuestra Iglesia y a ello nos comprometemos. Con humidad y esperanza les pedimos a todos que nos ayuden a recorrer este camino.

    Siguiendo la recomendación del Santo Padre, imploramos a Dios que en estas difíciles y esperanzadoras horas, nuestra Iglesia sea protegida por el Señor y la Virgen del Carmen.

    Los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile en Roma

     

     

  • Obispos chilenos y posibilidad de renuncias en el clero: "La destitución depende del Papa"

    El obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, y el obispo auxiliar de Santiago, Fernando Ramos, realizaron una conferencia de prensa en Roma en la previa de su reunión con el papa Francisco agendada para este martes, a la que fueron citados para abordar los alcances del caso Karadima.

     

     Fuente: Radio BioBio. 14-05-2018

     

    Tras ser consultado frente a la idea de sumarse al perdón del Papa, este último señaló que “atender al dolor de las víctimas es un imperativo moral para nosotros muy grande (…) tenemos disponibilidad para pedir perdón, pero que ese perdón sea realmente reparador”.

     

    En tanto, González señaló que no depende de ellos la posibilidad que algunos obispos vinculados más de cerca a casos de abuso o encubrimiento salgan de sus cargos, aunque admitió que aquello podría pasar, “pero no depende de nosotros. Cada uno tiene que discernir con el Papa”.

     

    “Es posible que el Papa tenga más antecedentes que nosotros”, señaló, debido a que muchas organizaciones remiten directamente a la Santa Sede, al mismo tiempo que reconoció que están abiertos a mejorar.

     

    Asimismo, frente a la posibilidad que en torno a 10 obispos dejen sus cargos, recalcó que “el nombramiento o destitución es una cosa que depende del Papa”.

     

    Por su parte, ante el malestar de las víctimas, enfatizó en que “si este problema persiste, si persiste al menos el dolor y la molestia de algunas víctimas, quiere decir evidentemente que no hemos hecho bien nuestro trabajo y que tenemos que mejorarlo“, al mismo tiempo que reconoció errores en el proceso al afrontar los temas de abusos, debido a que en la Iglesia no estaban preparados para enfrentar ese tipo de problemas.

     

    De este modo, los obispos del clero chileno, citados a un encuentro con el líder de la Iglesia Católica este martes, se preparan para las definiciones y decisiones que probablemente acarreará la cita en el Vaticano.

     

    El obispo chileno Fernando Ramos. Foto: BioBio. 

     

    Más información - Vídeo en 24horas.cl  - haga clic 

     

     

  • "Francisco, aquí sí hay pruebas": así le responden al Papa en Perú tras dichos en Chile

    Los coletazos de la visita que el Papa Francisco realizó en Chile continúan. Así quedó claro en Perú luego de la aparición de un lienzo en clara referencia a sus dichos en el país.

     

     Fuente: Biobiochile.cl

     

    Recordemos que el líder católico defendió ante los micrófonos de Radio Bío Bío la presencia del obispo de Osorno, Juan Barros, en sus actividades ecuménicas, ya que a su juicio no existen pruebas que lo culpen de encubridor de los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima.

     

    Lee también: Papa defiende a Barros: “El día que me traigan una prueba voy a hablar, todo es calumnia”

     

    Pues bien, el religioso no ha podido escapar del tema de los abusos en la Iglesia Católica en su visita al país vecino. En Lima y específicamente en en un edificio frente a la Iglesia de Las Nazarenas, fue colgado un lienzo que dice “Francisco, aquí sí hay pruebas”.

     

    El mensaje está acompañado de una foto del Papa y otra de Luis Fernando Figari, laico fundador del Sodalicio de Vida Cristiana, movimiento católico acusado de cometer abusos sexuales contra niños.

     

    Según informó Perú 21, si bien Figari no ha sido condenado por la justicia, el Vaticano sí confirmó los hechos en una investigación eclesiástica, tal como ocurrió con Karadima.

     

    Claro que en los tribunales sus delitos aún se siguen viendo, ya que en diciembre pasado la fiscal María León Pizarro pidió 9 meses prisión preventiva para Figari, los que no se han concretado porque vive en Roma.

     

    Días antes de la visita del Papa a Perú, el Vaticano intervino el Sodalicio de Vida Cristiana según informó Infobae.

     

    Además, no se trata de la única protesta relacionada con Figari. Tal como informó BioBíoChile, hace unos días se proyectó en un edificio su imagen vestido con un traje a rayas de presidiario y con a palabra “despedofilízate” y la frase “Yo sí te espero”.

     

    El Papa Francisco. Foto: Captura de pantalla del sitio web de  Radio Bio, de Chile.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español