Domingo, 16 Diciembre 2018 | Login
Teletón, 40 años de manipulación emocional Mario Kreutzberger, Don Francisco, estrecha la mano de Augusto Pinochet. Foto: Eldesconcierto.cl.

Teletón, 40 años de manipulación emocional

En Chile se está llevando a cabo la afamada “Teletón”, en la que se invita a todos los chilenos a colaborar económicamente, a pesar del llamado de la ONU, que ha estipulado: “No más teletón porque visualiza a las personas con discapacidad como objetos de caridad y no como sujetos de derecho”.

En esta columna, la comunicadora Carolina Pérez escribe: “Me referiré a usted Don Francisco, como su caricatura televisiva: Por su culpa y su show a través del tiempo, los empresarios han entendido que las personas con discapacidad no necesitamos trabajo, sino que vivimos de lo que el resto nos puede entregar”.

 

 Fuente: Diario.uchile.cl. Carolina Pérez. 1 de octubre de 2018

 

A continuación, la columna en su totalidad. Carolina Pérez es comunicadora, conductora y directora radial, además de docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile:

 

"Esta primera línea es imprescindible para continuar leyendo la columna: este escrito está dirigido al espectáculo televisivo y no al instituto de rehabilitación.

Qué mejor inicio para comenzar la vulneración de los derechos de las personas con discapacidad que 1978, en plena dictadura militar, cuando miles y miles de chilenos eran masacrados por el puño de Augusto Pinochet. Se colocó en la palestra la única manera en la que Chile desviara los ojos de los uniformes militares y podía dar demostración a nivel internacional de país solidario, exponiendo a niños y niñas a través un espectáculo televisivo en la que cada lágrima era derramada no por el genocidio que estaba existiendo, sino que por la exhibición de personas con discapacidad en un escenario, al mejor postor.

Primero inválidos, luego lisiados, minusválidos, la peor de todas “capacidades diferentes” y cientos de otros epítetos los cuales se han ido moldeando como una masa grotesca para nombrar a estos seres e intentar colocarnos como sujetos de derecho.

¿Cómo podemos ser sujetos de derecho y al mismo tiempo objeto de caridad?

40 años en que el Estado de Chile se ha lavado las manos con la rehabilitación.

40 años en el que el creador de este espectáculo televisivo insiste, melosamente, durante 3 meses, en apoderarse de la televisión chilena, radio, prensa escrita y diarios electrónicos lavando la cabeza de cada uno de los chilenos y sumergirlos en la ignorancia en esta campaña recaudadora de fondos cadavérica.

40 años en que cada uno de ustedes entiende la discapacidad como una miseria.

40 años de hipocresía de parte de los taxistas en que levantan su cabeza e inflan el pecho pintando su parabrisas aplaudiendo la campaña, pero el resto del año, no son capaces de montar en sus vehículos una silla de ruedas con la justificación que tienen gas.

40 años en que este espectáculo televisivo ha fomentado que necesitamos de sus bolsillos y no podemos vivir si no es a través del socorro de cada uno de ustedes.

Me referiré a usted Don Francisco, como su caricatura televisiva:

Por su culpa y su show a través del tiempo, los empresarios han entendido que las personas con discapacidad no necesitamos trabajo, sino que vivimos de lo que el resto nos puede entregar, su show ha provocado el asistencialismo en este país, su show es el que ha incitado que nos miren como seres asexuados, su show es el que inducido lástima alrededor de la discapacidad, su show es el que manipula la mente de los niños año a año en los colegios y jardines infantiles para que dejen “la limosna” para las personas con discapacidad, su show es el que da a creer que la rehabilitación en Chile depende de los chilenos.

La alfombra roja la dejo para la ley 20.422 y la educación de todos ustedes que están leyendo esto, que dice explícitamente: “La rehabilitación es un deber del Estado, un derecho y un deber de la persona con discapacidad”.

La Organización de las Naciones Unidas hizo un llamado explícito: “No más teletón porque visualiza a las personas con discapacidad como objetos de caridad y no como sujetos de derecho”

Mi pregunta hacia los empresarios: si están tan comprometidos con la rehabilitación de los niños, ¿Por qué no donan ese dinero en otra época del año? Tienen 12 meses la misma cuenta disponible.

Mi pregunta hacia la persona con discapacidad: ¿Cuánto tiempo más van seguir apoyando este espectáculo televisivo en sus comerciales, bailando sobre el escenario del teatro, exponiendo sus historias, victimizándose, sabiendo perfectamente que están permitiendo la violación de sus propios derechos?

Mi pregunta hacia los padres de los niños que se prestan para dramatizar esta teleserie: ¿Cual es la culpa tan grande que sienten para ser capaces de entregar a su hijo como niño símbolo de esta campaña televisiva?

¡Que vergüenza más grande ver como las personas con discapacidad continúan permitiendo que esto siga existiendo y no levanten la voz para detenerlo!. ¡Qué vergüenza más grande que los canales de televisión sigan viendo a este “dios” creyendo que baja del Olimpo a solucionar los problemas de rehabilitación de este país!. ¡Que vergüenza cada uno de los chilenos con sus dobles discursos lavando su propia imagen como un ser solidario y luego no respetar un ascensor preferencial!. ¡Que vergüenza Chile que rechaza la comunidad migrante, están en contra de la adopción homoparental, están en contra de la ley de identidad de género, no respetan a su pueblos originarios, pero siguen creyendo a través de esta pantalla televisiva que son solidarios!.

¿Se ha preguntado alguna vez que pasa con la rehabilitación de los ADULTOS en este país?.

La respuesta es sencilla: ¡La rehabilitación de los adultos en este país cuesta 6 millones de pesos al mes! ¡Al mes!.

La rehabilitación en Chile está escrita como un derecho en una ley ausente, invisible, que nadie reclama y al Estado de Chile le conviene dejar en manos de los chilenos su solución.

Una pregunta señor Presidente de la República Sebastián Piñera: ¿Volverá este año a encabezar este espectáculo televisivo con la misma sonrisa con la que presentó la pequeña bandera de nuestro país plasmada dentro de la bandera de los Estados Unidos en la Casa Blanca?, ¿con la misma cara con la que muestra el papel de los 33 mineros en otras partes del mundo, con la misma boca y actitud que lo caracteriza como empresario, al entrar en la casa de los chilenos a través del televisor, lavarse las manos como Poncio Pilatos, levantar los brazos con su reloj rojo y dar la responsabilidad de la rehabilitación al país de un trabajo que debería realizar usted?.

Señoras y señores este espectáculo televisivo comenzó en dictadura.

Si usted se accidenta hoy, espero que sea millonario, porque para rehabilitación integral NO HAY BOLSILLO QUE AGUANTE.

Basta de manipulación, basta de seguir permitiendo que vulneren nuestros derechos, basta que el Estado de Chile no se haga cargo de sus propias leyes y Convenciones Internacionales.

Por mi parte, seguiré con mi puño firme, mi voz fuerte y clara, mis convicciones intactas, porque no tengo miedo Señor Kreutzberger, ni a usted, ni a su espectáculo. Seguiré adelante por respeto, por dignidad y por derecho".

 


La Teletón fue creada cinco años después del golpe cívico-militar, en plena dictadura de Augusto Pinochet, quien en la imagen saluda con un apretón de manos a "Don Francisco". Foto: El Desconcierto. 

 

 

 

Más información - enlaces externos:

La caja negra de la Teletón: La búsqueda por las cifras reales de las inversiones del Estado

Piñera llama a donar dinero a la Teletón y se equivoca de cuenta

 

 

 

About Author

Related items

  • Seminario: ONU, el mundo y una política exterior feminista

    Margot Wallström y Michelle Bachelet, cada una en su continente, han contribuido a cambiar el mundo para siempre, ocupando los más altos cargos en sus respectivos países. Ellas son modelos a seguir para jóvenes mujeres y hombres de todo el mundo. Pero después de décadas de desarrollo positivo, las fuerzas oscuras intentan una vez más, en una mezcla de populismo, nacionalismo y racismo, derribar al mundo. Las fuerzas democráticas se han estancado, la resistencia al aborto libre ha cobrado vida y las crecientes brechas de ingresos dividen las sociedades.

     

     FuenteOlof Palme International Center

     

    ¿Por qué los derechos más fundamentales siguen siendo negados para la mitad de la población mundial? ¿Cómo puede ser la ONU ser un instrumento para un mundo igualitario? ¿Qué importancia tiene que la política exterior sea feminista o no - y cómo se practica una política exterior feminista?

     

    Bienvenido/asa una conversación entre dos líderes mundiales sobre la valentía de ir a la vanguardia, sobre cómo cambiamos el desarrollo mundial y sobre la importancia que tiene el feminismo en la política.

     

    El seminario es parte del lanzamiento del libro: "Manual – La Política Exterior Feminista de Suecia", de Margot Wallström.

     

    Margot Wallström fue ministra por primera vez en 1994 y lo fue durante diez años, desde 1999 al 2010. Fue Comisionada de la UE y vicepresidenta. Seguidamente, ella fue la primera en ser la Enviada Especial de la ONU sobre Violencia Sexual en conflictos armados. En el 2014 fue nombrada ministra de Relaciones Exteriores y lanzó la política exterior feminista.

     

    Michelle Bachelet fue la primera presidenta de Chile, en 2006 -  2010, y nuevamente en 2014 - 2018. Comenzó la carrera ministerial en 2000, después de un largo tiempo como políticamente activa contra la dictadura en Chile. Fue directora de ONU Mujeres, 2010 - 2013 y recientemente fue nombrada Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

     

    ¡Bienvenido/as!

     

    Modera: Johan Hassel, Secretario Internacional de los Socialdemócratas

    Fecha y hora: 29 de agosto de 2018, 18:00 - 19:00 horas

    Lugar: ABF, Sveavägen 41, sala Z

    Organiza: Olof Palme International Center y ABF Stockholm

    Entrada libre.

     

     

     

     

  • Carta abierta al diputado UDI, Ignacio Urrutia

    “Ud. también es cómplice de lo que ocurrió en Chile en dictadura. Es cómplice de ese Terrorismo de Estado, al igual que sus admiradores/as pinochetistas, como el patético ejemplo de Patricia Maldonado, quien fue, es y será una vergüenza para las mujeres y hombres honestos de nuestro país”, escriben el diputado del Partido Verde (Miljöpartiet, en sueco), Marco Venegas, y la periodista Marisol Aliaga, en una carta abierta al diputado UDI, Ignacio Urrutia.

     

     Por: Marco Venegas y Marisol Aliaga



    La semana pasada tuvimos conocimiento de las afirmaciones vertidas por el diputado de la Unión Democrática Independiente (UDI), Ignacio Urrutia, en el Congreso, en relación a las víctimas de la dictadura sangrienta de Augusto Pinochet.

    Las aseveraciones de Urrutia, de que los exiliados son “terroristas” que pretenden “usufructuar del Estado”, constituyen un grave insulto a todo el exilio chileno.


    La negación de las atrocidades cometidas por la dictadura cívico-militar, por parte del diputado Urrutia, es solo una jugada maquiavélica de un sector de la derecha intransigente para no asumir la responsabilidad que les corresponde en los asesinatos, torturas, violaciones y el exilio de miles y miles de chilenos y chilenas quienes, en su mayoría, eran jóvenes idealistas que soñaban con un Chile más justo, más digno y más incluyente.

    El diputado de la UDI pretende, con estas acusaciones sin fundamentos, hacer creer a nuestros compatriotas que la hazaña fascista de Pinochet salvó al país del terrorismo.

    Señor Urrutia, los únicos terroristas que hubo en Chile en esa época oscura fueron quienes protagonizaron la Caravana De La Muerte, la Operación Cóndor, el caso Degollados:  Nattino, Parada y Guerrero. Fueron quienes quemaron vivos a Rodrigo Rojas De Negri y a Carmen Quintana, quienes lanzaron a detenidos desaparecidos atados a rieles en alta mar, desde helicópteros de la Fuerza Aérea de Chile. Por nombrar algunos casos.

    ¡ESO SÍ ES TERRORISMO, Sr. Urrutia! Y esos son los terroristas que hoy en día siguen recibiendo millonarias pensiones por parte del Estado de Chile. No confunda a las víctimas con los agresores.

    Ud. también es cómplice de lo que ocurrió en Chile en dictadura. Es cómplice de ese Terrorismo de Estado, al igual que sus admiradores/as pinochetistas, como el patético ejemplo de Patricia Maldonado, quien fue, es y será una vergüenza para las mujeres y hombres honestos de nuestro país, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

    Señor Urrutia, es vergonzoso y lamentable que, en su calidad de diputado, no sea capaz de aportar constructivamente al país, con miras a que se haga justicia respecto a los crímenes cometidos. Justicia que, sin duda, contribuiría a cimentar el proceso de reconciliación entre los chilenos, algo que tanta falta le hace a Chile.

    Ud., en cambio, elige la confrontación y fomenta el odio. Con ello, lo único que consigue es dificultar la sanación de las profundas heridas causadas por la dictadura, que hasta el día de hoy, nos siguen penando.


    Esta odiosidad, que Ud. tan fervientemente manifiesta, es tóxica para nuestra juventud. Y la juventud no necesita veneno, necesita sueños.

    Para finalizar esta carta abierta dirigida al diputado Urrutia, quisiéramos apelar al ejemplo de Alemania, país que logró limpiar y sanar las profundas heridas inflingidas por su pasado nazi a través de un mea culpa: castigando a los culpables y reconociendo las sombras de su pasado.

     

    A nosotros, los chilenos, lamentablemente nos queda un largo camino por recorrer.

     

    Marco Venegas

    Marisol Aliaga

    Estocolmo, 23 de abril de 2018

     


     

    Observación: esta carta abierta también fue publicada por el medio chileno El Desconcierto. 

     

  • El momento exacto en que Pamela Jiles encara a Urrutia por sus denigrantes dichos contra las víctimas de dictadura

    Latinoamérica - Santiago, Chile 

    "¿Esto van a hacer cuando pierden las votaciones? ¿Van a retirar los proyectos y mandar a sus matones a agredir a parlamentarios?", aseguró la diputada Pamela Jiles, quien apenas escuchó a Urrutia se levantó de su asiento y lo encaró. Fue detenida por otros diputados de Chile Vamos.

     

     Fuente: El Desconcierto. 19.04.2018 @eldesconcierto

     

    El Congreso estalló en llamas la mañana de este jueves luego de que el diputado Ignacio Urrutia (UDI) calificara a las víctimas de la dictadura de “terroristas” y de querer “usufructuar” del Estado. Eso, en medio de la discusión que generó la decisión del presidente, Sebastián Piñera, de retirar la tramitación del proyecto que establecía un aporte único de reparación a las víctimas de violaciones a los derechos humanos en dictadura.

     

    “Este proyecto es nefasto porque no es la única vez que entregan estos regalitos a esta gente que fue más que exiliada, que fue terrorista en el pasado. En buena hora el gobierno retiró este aguinaldo. Espero que en el futuro no se presente nunca más este proyecto”, dijo Urrutia.

     

    Apenas terminó su palabra, la diputada Pamela Jiles (Partido Humanista), quien sufrió prisión política y tortura en dictadura, se dirigió rauda hacia Urrutia y lo encaró. 

     

    Jiles tuvo que ser contenida por sus pares. “Fui impedida por otros cuatro parlamentarios que consideran que tengo fuerza física importante porque se tiraron a detenerme, incluso con manotazos porque parece que hay que proteger a este señor”, aseguró la diputada, un rato después. “Tuve que decirle a viva voz lo inadmisible de su actitud”, agregó.

     

    “Estas personas traen un discurso de odio y se permiten hacerlo en el hemiciclo. ¿Esta va a ser la forma de actuar del gobierno? ¿Esto van a hacer cuando pierde las votaciones? ¿Van a retirar los proyectos y mandar a sus matones a agredir a parlamentarios?”, imputó Jiles, recordando el inicio del conflicto de esta mañana: La decisión de Piñera de retirar el proyecto que entregaba un aporte único a todas las víctimas de la dictadura.

     

    La oposición, entonces, se paró inmediatamente, unos que fueron a parar a la diputada humanista y otros que se fueron indignados de la Sala.

     

    El presidente de la Cámara Jaime Mulet, dio la palabra a Miguel Crispi (RD), quien empezó a intervenir en medio del caos asegurando que “es impresentable” esas palabras. La sesión se suspendió inmediatamente.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español