Martes, 19 Septiembre 2017 | Login
Gobierno destituye la totalidad de la dirección del Instituto Karolinska Helene Hellmark Knutsson y Paolo Macchiarini. Foto: Marisol Aliaga/SVT. Montaje: Magazín Latino.

Gobierno destituye la totalidad de la dirección del Instituto Karolinska

ESTOCOLMO: Muy mal parado quedó el prestigioso Instituto Karolinska al darse a conocer los resultados de la investigación sobre el afamado cirujano Paolo Macchiarini y el instituto.  

El lunes 5 de septiembre se presentó el "Informe Heckscher", el que critica duramente no solamente a Macchiarini, sino también al KI.   

La reacción del gobierno no se hizo esperar. En una rueda de prensa convocada con escasa antelación, la Ministra de Estudios Superiores y de Investigaciones, Helene Hellmark Knutsson (S), informó que la totalidad de los directores del KI son removidos de sus cargos.

- Hay una palabra para calificar lo que ha sucedido: un escándalo, dijo Hellmark Knutsson. Agregó que el instituto no ha acatado las normas vigentes y no ha actuado correctamente.  "Ahora es necesario recuperar la credibilidad del instituto y asegurarse de que algo así nunca más vuelva a ocurrir", subrayó.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Un lunes muy negro experimentó el Instituto Karolinska, el día de ayer. Por la mañana fue presentado el denominado "Informe Heckscher", una investigación externa que estuvo a cargo del ex director nacional de policía, Sten Heckscher, junto al docente finlandés Carl Gahmberg y la periodista investigativa Ingrid Carlberg.

El informe constata que el responsable del lamentable escándalo que ha tenido lugar bajo el alero del prestigioso Instituto Karolinska no sólo es el cirujano italiano, sino también el instituto.

- Nunca en mi vida he visto peores referencias ante un reclutamiento, dijo Sten Heckscher, quien no mostró moderación alguna en su ácida crítica al Instituto Karolinska.

También criticó al gobierno, calificando la decisión de despedir al directorio del KI como "una medida muy dramática".

Pero ya los resultados de la investigación realizada anteriormente, apuntaban en la misma dirección:

- Macchiarini nunca debió haber sido contratado por el Karolinska, dijo el jefe de esta investigación, Kjell Asplund.

Las investigaciones que se han llevado a cabo y se están llevando al cabo, respecto al "Caso Macchiarini" alcanzan la docena. Entre estas se cuentan también dos denuncias policiales, por el delito de ocasionar la muerte de terceras personas. Sin embargo, la pesquisa policial continúa y, al parecer, no es sólo el galeno italiano el único acusado, una treintena de personas estaban incluidas en el equipo que trabajó con él cuando, en condiciones precarias (según el informe)  fue reclutado al Instituto Karolinska y fue designado jefe de toda una sección en la cual se realizaban experimentos referentes a la medicina regenerativa.

La idea del cirujano, y del instituto era resolver algo que los galenos no han podido resolver desde que comenzó el ejercicio de la Medicina: el fabricar órganos. Algo que, de haber resultado, habría resuelto un grave problema de la Medicina actual.

 

La investigación de Kjell Asplund

 

El 31 de agosto, el profesor Kjell Asplund dio a conocer los resultados de la investigación que tuvo a su cargo y que fuera encomendada por el Hospital Karolinska. Vale aclarar que el Hospital Karolinska y el Instituto Karolinska sin independientes el uno del otro, pero, por razones obvias están fuertemente ligados entre ellos. Cada uno responde, sin embargo, a entidades distintas.

- El cirujano que operaba tiene la responsabilidad inmediata de que las operaciones se hayan llevado a cabo, esto está muy claro. Seguidamente, el jefe de sección tiene además la responsabilidad principal sobre la seguridad de los pacientes de su clínica, explicó entonces Kjell Asplund. En este caso se trata de dos clínicas.

Según su investigación, en el Hospital Karolinska se cometieron una serie de errores.  Las operaciones realizadas por el equipo de Macchiarini fueron de carácter experimental, de investigación. No se llevaron a cabo las pruebas éticas requeridas en estos casos, se utilizaron medicamentos que no han sido aprobados para usarse en seres humanos, y en dosis extremadamente altas.

Fuera de eso, los pacientes no fueron informados en la debida forma, y tampoco existe la documentación sobre la aprobación de parte de los pacientes a las cirugías.

El director del Hospital Karolinska, Melvin Samsom, comentó los resultados de la investigación el mismo día.

Samsom concordó con las críticas presentadas en el informe, y pidió disculpas a los pacientes y sus familiares. Según él, lo acontecido es "inaceptable". Agregó que el caso de otros cuatro pacientes de Macchiarini están siendo investigados y que los dos jefes de las clínicas han tomado time out.

La doctora jefa, Nina Nelson-Follin, por su parte, declaró que la investigación era sumamente valiosa para el hospital.

- Lo que sucedió fue espantoso, pero esto nos da la posibilidad de hacer cambios. Esta investigación es un regalo para nuestro hospital, dijo.

Desde los Estados Unidos, el padre de la jovencita turca que fuera operada por Macchiarini y que hasta el día de hoy sigue confinada a su cama de hospital declaró a la prensa que no acepta las disculpas del director del Hospital Karolinska.

 

El Informe Heckscher

 

El resultado de la investigación dirigida por el ex director de la policía, Sten Heckscher, fue el golpe de gracia para la reputación del controvertido cirujano. Los tres investigadores se dedicaron a examinar, durante el verano, una amplia documentación sobre Macchiarini y el Instituto Karolinska. En una publicación de casi 200 páginas, llegaron a la conclusión de que la responsabilidad de que el galeno italiano haya realizado experimentos con pacientes del Hospital Karolinska recae no sólo en él mismo, sino también en su equipo de trabajo y en el Instituto Karolinska.

Y lo que hizo posible que este escándalo haya ocurrido fue una serie de factores, explican, como por ejemplo el secretismo existente dentro del instituto, la cultura del silencio - los investigadores no se atreven a denunciar conductas inadecuadas y se cuidan las espaldas entre ellos -, la poca rigurosidad con que fuera reclutado Macchiarini y el no seguir las normativas vigentes de seguridad del paciente.

Entre numerosas otras razones.

Por ende, una airada ministra de Estudios Superiores e Investigación destituyó de sus cargos a todos los directores del KI.

- El Instituto Karolinska no ha respetado la reglamentación vigente y es necesario comenzar de nuevo, dijo Helene Hellmark Knutsson.

Sin embargo, el responsable máximo, el presidente del Consejo Universitario (Konsistoriet), Lars Lejonborg (del Partido Liberal), no pudo ser destituido, puesto que ya el 2 de septiembre, al conocerse el informe de Asplund, él había anunciado que abandonaba su cargo.

Lejonborg aseguró que su renuncia nada tenía que ver con el caso Macchiarini, mientras que Heckscher consideró que su decisión era errónea.

- Yo opino, a diferencia de la ministra, que la decisión de Lejonborg es lamentable. Él podría haber tomado su responsabilidad de una mejor forma permaneciendo en su cargo y dirigiendo los cambios que el KI necesita, dijo Heckscher.

Antes de retirarse, y respondiendo al Informe Heckscher, Lars Lejonborg  declaró en una rueda de prensa que el documento ilustra en forma correcta lo hechos sucedido.

- Ahora disponemos del informe para basarnos en nuestro trabajo, dijo, y presentó sus disculpas a los pacientes afectados.

Mejor dicho a los familiares de los pacientes. De ocho personas que fueron operadas por Macchiarini, dos están con vida, sin embargo necesitan permanente atención médica.

- Estamos profundamente acongojados por los errores que se han cometido en el Instituto Karolinska y que han originado sufrimiento y muerte. Por supuesto que es necesario cambiar una cultura que a veces ignora las leyes, normas, la ética y la moral. Ahora comienza la labor que, con las recomendaciones del grupo de Heckscher como punto de partida, reducirá al mínimo los riesgos de que algo similar vuelva a suceder, acotó Lejonborg.

Y, al igual que la ministra Hellmark Knutsson, agradeció también al documentalista Bosse Lindquist, productor de los documentales "Los experimentos" que fueron el punto de inflexión del caso Macchiarini.

Ya durante el verano del 2014 "alertadores" colegas del cirujano habían dado la alarma sobre regularidades de las cuales éstos se habían percatado, pero, a pesar de que la investigación interna esa vez demostró que efectivamente se habían cometido varias infracciones a las reglas, la directiva del KI justificó a Macchiarini , siguió cuidándole las espaldas, hasta enero del 2016.  Haciendo caso omiso de las advertencias de cuatro colegas y de los resultados de la investigación de Per Gerdin.

Los cuatro médicos que alertaron sobre la dudosa actuación de Macchiarini no sólo no fueron escuchados, sino que se les amenazó con ser despedidos y con denuncias policiales.

 

"Los experimentos"

 

Fue entonces, en enero del 2016, y de pura casualidad, que el caso Macchiarini fue a parar a manos del documentalista del canal estatal de televisión, SVT, Bosse Lindquist. La serie de tres documentales dieron origen a una serie de investigaciones de las cuales algunas se mantienen abiertas. Entre otros se investiga la responsabilidad que le cabe al resto del equipo de facultativos que trabajó junto a Macchiarini y se examina además la posibilidad de que existan casos parecidos a este.

El documental se centró en los pacientes del cirujano, y mostró la forma irresponsable en la que había actuado Macchiarini quien sostenía que estos pacientes estaban en peligro de muerte inmediata.

El primer paciente, de origen eritreano, padecía de un tumor, pero que crecía lentamente. La jovencita turca se había sometido a una operación en Turquía para detener la sudación excesiva a las manos. Algo salió mal y se le practicó una traqueotomía. Tampoco se encontraba bajo peligro inminente de muerte, al igual que la joven bailarina rusa. Nadie sabe cuánto tiempo más habrían vivido, pero ninguno de ellos habría fallecido en tan corto tiempo y con tantos dolores. La joven turca sigue aún con vida, pero su calidad de vida ha empeorado considerablemente.

Luego de que ya se han dado a luz el resultado de más de tres investigaciones, estas solo han comprobado que lo estipulado en los documentales era verídico. Paolo Macchiarini utilizó a sus pacientes como conejillos de Indias, bajo el consentimiento del Instituto y del Hospital Karolinska.

Si se hubieran seguido las normas vigentes de ética y seguridad del paciente, las operaciones nunca se habrían podido llevar a cabo. Tampoco se tomaron en cuenta las normas vigentes respecto a reclutar a facultativos externos. Al contrario de lo que afirmó el cirujano, nunca se realizaron las operaciones en animales, antes de proceder a intervenciones quirúrgicas de esta índole en humanos.

Y en otro informe dado a conocer este miércoles 14 de septiembre, se constata que el cirujano mintió, en artículos publicados en la revista médica Biomaterials, del 2014. Entre otras falsedades.

El informe consigna que si se hubiera tomado en cuenta que Macchiarini no fue aceptado por una universidad en Floencia, Italia, por falsificar su CV y por ambigüedades en sus publicaciones.

- Nunca he visto un postulante con peores referencias! Declaró Sten Heckscher, al presentar su informe.

Pero al parecer la directiva del KI se encandiló ante los meritos falsos del cirujano - al reclutarlo, el 2010 - haciendo oídos sordos de las advertencias y no respetando las normas vigentes.

Un facultativo lo describe de la siguiente manera:

”Macchiarini carece de criterio, no se preocupa de permisos éticos o de crear un equipo de estudiantes de post grado y es simple y sencillamente un hipómano".

Alguien que sabe de su hipomanía - ninguna de las investigaciones se ha preocupado de su vida personal - es su ex novia, una afamada periodista norteamericana. Ella comenzó a sospechar de su prometido, Paolo Macchiarini, cuando éste le aseguró que a su boda asistirían Obama, Hollande, Putin y otros mandatarios y los casaría nada menos que el Papa Francisco. Ni tonta ni perezosa contrató a un detective privado, quien rápidamente constató que su novio llevaba una doble vida, y que en Italia tenía mujer e hijos.

La revista Vanity Fair publicó un extenso reportaje titulado: El célebre cirujano que usó amor, dinero y el Papa para engañar a una productora de NBC Noticias:

 

The Celebrity Surgeon Who Used Love, Money, and the Pope to Scam an NBC News Producer

 

Macchiarini: "Son calumnias"

 

Pero, ¿qué ha dicho Paolo Macchiarini, respecto a los resultados de las investigaciones y ante todas las acusaciones en su contra?

- Basándonos en lo que sabíamos en el momento, fue la decisión correcta. No teníamos tiempo de hacer estudios en esa situación. ¿Íbamos a dejar que los pacientes murieran? Lamento que esto haya sucedido, por supuesto. Pero también entiendo que el KI ha sido presionado por los medios de comunicación y todos los conflictos y ha tomado esta decisión. Necesitaban un chivo expiatorio, y yo soy ese chivo expiatorio, ha dicho al vespertino Expressen.

El cirujano asegura que él no ha hecho nada malo y que "todas estas acusaciones destruyen mi reputación". Según él, lo que muestra la televisión sueca es completamente falso, está convencido de que "la verdad se abrirá paso" y dice confiar en la justicia sueca.

Un informe de 200 páginas y más de 10 investigaciones no han demostrado su inocencia, al contrario.

Bosse Lindquist obtuvo el Premio al Periodismo, este año, por el documental "Los experimentos".

 

ACTUALIZACIÓN

 

El viernes 16 de septiembre, los hospitales universitarios de Solna y Huddinge presentaron una lista de 33 medidas destinadas a mejorar las condiciones en ambos hospitales respecto a la seguridad de los pacientes y para evitar que hechos como este se repitan en el futuro.

12 fueron los pacientes que se pusieron en manos de Paolo Macchiarini. Los dos jefes de clínicas han sido despedidos y se nombró un coordinador que responderá porque se respeten las medidas vigentes.

 

 

 

El director del hospital, Melvin Samsom, junto a su colega, Nina Nelson, en la conferencia de prensa del viernes. Foto: Captura de pantalla de la transmisión en vivo de SVT.

 

 

Read 2340 times Last modified on Viernes, 16 Septiembre 2016 13:44
Rate this item
(0 votes)

About Author

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español