Viernes, 21 Septiembre 2018 | Login
Chilenos votan en Suecia - Entrevistas con electores - Voto en el exterior Patricio Sosa Arellano viajó desde Moscú a Estocolmo, para poder sufragar en las elecciones del domingo. Foto: Marisol Aliaga.

Chilenos votan en Suecia - Entrevistas con electores - Voto en el exterior

Este domingo 19 de noviembre, los chilenos y chilenas residentes en Suecia se dieron cita en el lugar de votación, Clarion Hotel, en el centro de Estocolmo, para sufragar por primera vez. Magazin Latino entrevistó a una treintena de votantes, quienes compartieron con nosotros sus experiencias sobre este momento histórico. La gran mayoría de ellos pudieron ejercer, por primera vez, su derecho a votar, desde el extranjero, en elecciones presidenciales de Chile.

En Suecia se instalaron cinco mesas, tres en Estocolmo y dos en Gotemburgo.

Entrevistadora: Marisol Aliaga

Producción: Magazín Latino

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Media

About Author

Related items

  • Resultados finales de las elecciones dan un escaño más al bloque de izquierda

    Este domingo se dieron a conocer los resultados finales de las elecciones parlamentarias suecas, luego de un intenso conteo de votos que se prolongó por siete días.

    Y, el resultado se mantiene: el bloque de izquierda gana sobre la derecha con solo un mandato de diferencia: 144 contra 143. En tanto que los Demócratas de Suecia obtienen 62 mandatos.

    “Los partidos decentes deben tomar su responsabilidad y sacar adelante al país”, comentó Stefan Löfven. La Alianza, por su parte, le exige que renuncie.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Una semana de intensa actividad tuvo la Oficina Nacional Electoral, Valmyndighet, que este domingo pudo presentar los resultados finales de las elecciones parlamentarias 2018.

     

    Resultados finales que no difieren con los preliminares. Arrojan a un vencedor, con un mandato de diferencia.

     

    El bloque de la izquierda: la Socialdemocracia, el partido Verde y el partido de Izquierda obtienen 144 mandatos.

     

    El bloque de la derecha: los Moderados, el partido Liberal el Centro y la Democracia Cristiana obtienen 143 mandatos.

     

    El partido que no se sitúa en ningún bloque, los Demócratas de Suecia, obtiene 62 mandatos.

     

     

    Todos son vencedores

     

    Los dos bloques se dan por vencedores, a pesar de que, según las cifras, el bloque de la izquierda es mayor. Por un mandato.  

     

    La Alianza saca sus cuentas no incluyendo en el bloque de izquierda al partido de izquierda.

     

    A pesar de haber obtenido los resultados electorales más bajos en décadas, el partido de la Socialdemocracia sigue siendo el más votado (28,26 %), seguido por los Moderados (19,84 %). En tercer lugar se ubican los Demócratas de Suecia (17,53 %).

     

    El primer ministro, Stefan Löfven, declaró a la agencia TT, el domingo: “Los resultados finales de las elecciones muestran claramente que somos el partido más grande y tenemos apoyo para la base gubernamental más amplia, a menos que los partidos burgueses rompan sus promesas y creen un bloque común con los Demócratas de Suecia”.  

     

    Y agregó: “Ahora, los partidos decentes deben tomar su responsabilidad y sacar adelante a Suecia. En este proceso, nadie podrá llevar a cabo toda la política de su partido. Pero trabajando juntos podemos hacer mucho más por nuestro país”.  

     

    Desde hace un tiempo, Stefan Löfven viene extendiendo una mano a partidos de la Alianza, en pos de una cooperación con el fin de desarticular a los Demócratas de Suecia. En el discurso del pasado domingo, después de las elecciones, afirmó que “la política de bloques pasó a la historia”.

     

    Durante la misma noche, los líderes de la Alianza compitieron en mostrarse más implacables con el gobierno de Löfven.   

    - Este gobierno ya ha hecho lo que hizo. Nunca tuvo que llegar al poder. Ahora va a renunciar, dijo Ulf Kristersson (M).

     

    Él mismo fue presionado por el líder de los Demócratas de Suecia (SD), Jimmie Åkesson, quien le preguntó:

    - Llegó la hora de demostrarlo. Ulf Kristersson, ¿cómo quieres cambiar el gobierno? ¿Vas a elegir a Stefan Löfven o vas a elegir a Jimmie Åkesson?

     

    Por su parte, tanto la líder del Centro, Annie Lööf, como la democratacristiana Ebba Bush Thor, exigieron la renuncia inmediata del primer ministro.

    - Si Stefan Löfven no dimite ahora, lo ayudaremos con ello, en la votación en el parlamento, dijo Bush Thor.

     

    Durante la semana pasada se sucedieron invitaciones a diestra y siniestra. Los Demócratas de Suecia quisieron conversar con los Moderados. Estos dijeron que no estaban interesados.

     

    Los Socialdemócratas llamaron a conversaciones a los Liberales y al Centro. Estos dijeron que ya tenían candidato: Ulf Kristersson.

     

    La Alianza llamó a conversaciones a la Socialdemocracia. Löfven contestó que: “está bien claro que la Socialdemocracia no se va a convertir en apoyo de la Alianza. Punto”.

     

     

    ¿Qué pasa ahora?

     

    Las negociaciones se encuentran en un punto muerto en el que ninguno de los bloques tiene mayoría suficiente para gobernar. Y ningún partido quiere gobernar con el apoyo de los Demócratas de Suecia. Hasta el momento.

     

    Los SD, por su parte, han dicho que para darle su apoyo a algún bloque deben recibir algo a cambio. Y amenazan – una vez más – con echar abajo al gobierno que ellos quieran, y con nuevas elecciones.

     

    El 25 de septiembre, el parlamento sueco inicia nuevamente sus actividades, pero ya el 24 debe elegir a un nuevo presidente del parlamento. Es tarea de esta persona el iniciar rondas de conversaciones con los líderes de los partidos que puedan formar gobierno. Una tarea nada de fácil, así como están las cosas.

     

    A continuación, el proceso es el siguiente: el presidente del parlamento propone un candidato al puesto de primer ministro, el parlamento vota, y si menos de la mitad no está en su contra, puede formar gobierno.

     

    De no resultar a la primera, el presidente tiene tres chances más de proponer a otros candidatos.

     

    Si nadie logra salir elegido, se deberá llamar a nuevas elecciones en el plazo de tres meses.

     

     

    Resultados finales de los comicios del 9 de septiembre.

    Mandatos obtenidos por los ocho partidos:

     

    • Moderados: 19,84 por ciento (70 mandatos)
    • Partido del Centro:8,61 por ciento (31 mandatos)
    • Liberales:5,49 por ciento (20 mandatos)
    • Democristianos:6,32 por ciento (22 mandatos)
    • Socialdemócratas: 28,26 por ciento (100 mandatos)
    • Partido de Izquierda: 8,00 por ciento (28 mandatos)
    • Partido Verde:4,41 por ciento (16 mandatos)
    • Demócratas de Suecia: 17,53 por ciento (62 mandatos)

     


    Foto: Nyheter24.se.

     

     

  • Åkesson: "¡Los extranjeros no encajan en la sociedad sueca!"

    ELECCIONES  2018  EN  SUECIA

    El líder del partido Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, se sacó la careta y develó, el viernes por la noche, en un debate en vivo y en directo en la televisión sueca, lo que realmente piensa sobre los extranjeros.

    - ¿Por qué es tan difícil para estas personas obtener un puesto de trabajo? ¡Porque no son suecos! ¡No encajan en la sociedad sueca, y entonces es difícil obtener trabajo! Dijo Åkesson.

    - ¿Pero qué estás diciendo? Le interpeló la líder del partido del Centro, Annie Lööf, golpeando la mesa con el puño.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A medida que pasan las horas, la temperatura electoral aumenta, en vista de las elecciones parlamentarias de este domingo 9 de septiembre, cuando, a las ocho de la mañana se abran las urnas y los 7 y medio millones de electores expresen sus preferencias.

     

    El tenso ambiente se advierte en todas partes. Y de poco ayudan las demostraciones de los grupos nazis o de extrema derecha, que pregonan su xenofobia en las plazas de las ciudades de todo el país, a vista y paciencia de todo el mundo.

     

    Se han registrado numerosos incidentes, pero la policía se mantiene libre en su decisión de que “se trata de libertad de expresión”, y les permite manifestarse.

     

    En el último debate con los ocho líderes de los partidos parlamentarios presentes en el plató del canal estatal SVT1, el líder del partido xenófobo Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, abandonó – tal vez por cansancio – la flema que lo caracteriza, y se explayó diciendo lo que realmente piensa respecto a los inmigrantes:  que no encajan en Suecia y que mejor retornen a sus países de origen.

    - El empleo es importante. El debate sobre la integración siempre se ha tratado del empleo. Apenas los inmigrantes consigan trabajo se solucionará todo. Pero eso no pasa. Y entonces hay que hacerse la pregunta: ¿por qué es tan difícil para estas personas encontrar trabajo? ¡Pues, porque no son suecos! ¡No encajan en la sociedad sueca, y entonces es difícil obtener trabajo!

     

    Annie Lööf, la líder del partido del Centro no aguantó más, y golpeó la mesa con el puño, en pleno debate, en directo:   

    - ¿Pero qué estás diciendo? Le interpeló.

     

    Åkesson continuó, impertérrito:

    - Obviamente que es imposible conseguir un trabajo. Entonces, hay que darles la oportunidad de que se conviertan en suecos. De encajar en Suecia, pero éstos [refiriéndose a la coalición de gobierno], se han adaptado a sus términos, a su idioma, a sus costumbres en base a su cultura, y entonces se llega a esta sociedad fragmentada.

     

    Y, dirigiéndose a la líder del Centro, que a duras penas podía contener su furia, le espetó:

    - Pero, por qué estás tan enojada, Annie Lööf, ¡termina de vociferar en cada debate!

    - No lo hago, dijo ella, apretando las mandíbulas, resaltando el hecho de que, a medida que se acerca el día de las elecciones, los Demócratas de Suecia se muestran más y más radicales.

     

    Jan Björklund, líder del partido Liberal, tomó la palabra:

    - Tú quieres resolver el problema de la integración no recibiendo a ningún inmigrante. Claro, entonces no tendremos ningún reto de integración. Pero este no es el mejor camino por seguir, porque somos uno de los países más ricos del mundo, y la desalmada visión que tú tienes de estas personas no es aceptable para mí.

     

    Isabella Lövin, vocera del partido Verde, acotó, por su lado:

    - Tengo que tomar algo muy importante: y es que Jimmie Åkseson ahora ha comenzado a hablar del “retorno”. Él toma fondos destinados a la integración y dice: “aquí tienen dinero para quienes ya están aquí, y deberían irse a sus casas”, porque, según él, “no encajan en la sociedad sueca”. Y esto es incorporar una falta de sentimientos, una frialdad en nuestra sociedad sueca, ¡que es algo muy peligroso!

     

    Pero Åkesson lo ve como una buena acción:

    - Esto les permite a personas que están condenadas a una vida marginada en Suecia, a volver a establecerse en sus países de origen, si lo quieren. Esto es política de ayuda para el desarrollo, se combina la política para los refugiados con la de cooperación. Se les ofrece un tiempo de capacitación que luego podrán utilizar en su país de origen.

     

    Y concluyó asegurando que la razón porque los extranjeros no consiguen trabajo es que “no aprenden el idioma”.

    Demostrando, una vez más, su ignorancia respecto al tema de la inmigración.

     

    A pesar de esto, los Demócratas de Suecia aseguran que son el partido que mejor domina este tópico.

     

    La redacción de SVT aclaró que no se hace responsable de las declaraciones de Jimmie Åkesson.

    - El hecho de que se señale a los inmigrantes como un grupo de no suecos que no encajan en nuestra sociedad es una afirmación groseramente generalizadora, declaró Eva Landahl, editora responsable del programa de SVT.

     

    Según los sondeos más recientes, el SD es el partido más grande - entre los hombres - y presenta un 23,3 % de intención de voto.

     

    Entre las mujeres la cifra es de 12,9 %, obteniendo el mayor porcentaje de votos el partido Socialdemócrata, con un 27,4 % de intención de voto de ellas.

     

     

     

  • Famosos se unen contra Demócratas de Suecia

    ELECCIONES 2018 EN SUECIA  

    Cientos de artistas y personalidades del mundo artístico y cultural se sumaron este miércoles a la iniciativa del actor Kjell Bergqvist, en un llamamiento en contra del partido Demócratas de Suecia. En el marco de las elecciones del domingo.

    Rescatamos una breve entrevista con el actor, de hace un par de semanas atrás, que tiene relación con el llamamiento de ayer.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El 20 de agosto pasado, se llevó a cabo presentación de la cartelera cinematográfica del otoño, en Filmhuset.

     

    En esa ocasión, el actor Kjell Bergqvist, que tiene un rol protagónico en la película Lyckligare kan ingen vara (Nadie puede ser más feliz), después de la presentación del film no se bajó del escenario. En cambio, tomó el micrófono y dijo:

    - Dentro de unas semanas habrá elecciones en Suecia. Tenemos un partido que quiere llevar a cabo una política cultural terrible. Ellos piensan eliminar todas las subvenciones a la cultura. Al final quieren acallar y decidir sobre la cultura en este país. Me refiero, por supuesto, a los Demócratas de Suecia, SD. Yo sé que no todos quienes votan por SD son racistas, pero el partido es racista, con orígenes en el nazismo. Quería solamente nombrar esto, porque el darles más poder a ellos es devastador para nuestro colectivo, es devastador para las mujeres, es devastador para los trabajadores.

     

     

    Magazín Latino quiso saber más sobre la declaración de Kjell Bergqvist, en esa ocasión, y conversó con él, al cierre del evento.

     

    ¿Supongo que este fue un “golpe”, o estaba planeado?

    - No, no. No estaba planeado. Pero nadie trató de pararme tampoco, así es que lo pude hacer. Lo que pasa es que muchos no saben qué es lo que realmente representa SD, políticamente. El hecho de que sean un partido racista con orígenes nazis basta, pero su política es también horrible. Ellos quieren bajar los impuestos de los que tienen más recursos, sencillamente quitarle a los pobres y darle a los ricos. Su política de equidad de género es horrible, quieren limitar el derecho al aborto libre, la mujer tiene que estar en la cocina, quieren volver al sambeskattning (*), lo que significa que para muchas mujeres no saldrá a cuenta el trabajar, porque desgraciadamente la mujer gana, generalmente, menos que el hombre.

     

    ¿Y en lo referente a la cultura?

    - Ellos quieren reducir todos los subsidios, y esto va a ser fatal, sobre todo en las ciudades pequeñas, donde hay pequeños teatros, por ejemplo, que necesitan de este aporte económico. En Estocolmo tal vez no nos afecte tanto, pero en provincias sería mucho peor, los trabajadores de la cultura se verán seriamente afectados. La política cultural de ellos es una catástrofe.

     

    No se habla mucho de la política cultural de los Demócratas de Suecia

    - Y es por lo que hice esto hoy. Para comenzar una discusión sobre el tema, para que la gente reaccione. También abrí un grupo en Facebook, que se llama “Vad som helst men inte SD” ("Cualquier cosa pero menos SD"). En dos días ya tiene 5.000 miembros [en la actualidad, 130.000], y han comenzado a unirse gente muy conocida, como Lisa Nilsson, por ejemplo. Pero se requiere de bastante coraje civil, porque también uno recibe mucha mierda cuando saca la cara.

     

    ¿Es un grupo abierto?

    - Ha estado completamente abierto, pero ayer lo cambié a cerrado, porque se pierde mucho tiempo en discusiones estúpidas con personas que igual nunca van a cambiar. Desgraciadamente hay quienes se decidieron hace tiempo, gente amargada y airada que solo esparce odio.

      

    ¿A qué se debe tu compromiso, Kjell?

    - Siempre he sido una persona comprometida. Digamos que siempre ha sido difícil para mí el quedarme tranquilo y ver que pasen cosas que no me gustan. Lo que pasa es que este es un partido racista con orígenes nazis y es necesario que se les haga un párale. Ya han llegado demasiado lejos.

     

    ¿Qué piensas que puede pasar, después de las elecciones? Ellos pueden pactar con los Moderados, por ejemplo

    - Exacto. Y todo es tan incierto, porque nadie da un mensaje claro. Los socialdemócratas lo han hecho, ellos han dicho: “Nunca colaboraremos con SD”. El Centro, Annie Lööf, también ha dicho lo mismo, pero luego no se sabe, con el resto de la Alianza. El panorama es sumamente incierto.

     

    Y hay muchos extranjeros van a votar por SD, a pesar de que incluso en el programa del partido han estipulado que quienes llegaron después de 1975 se tienen que volver a sus países de origen

    - Los que llegaron incluso después de 1971, me parece. Y eso es lo que muchos no entienden, que al final y si los SD hacen lo que quieren, van a querer echar a todos los extranjeros del país. Claro, se demorará un tiempo, pero esa es la meta de ellos.

     

    Y sin los extranjeros, el país no sale adelante. Muchos extranjeros trabajan en sanidad, por ejemplo

    - Y en todos los servicios públicos. Sin extranjeros, Suecia colapsa. Bastaría solamente que los taxistas se pararan un cuarto de hora, o los choferes de buses, las auxiliares de enfermería. ¡Sería una buena protesta!

     

    (*) Sambeskattning significa que los cónyuges en un matrimonio imponen la mitad del ingreso total. Esto favorece a la parte que gana más y desfavorece a quien gana menos. Generalmente el hombre gana más que la mujer, por eso en Suecia, la tributación conjunta del ingreso fue abolida en una reforma tributaria en 1971.

     

     


    El actor Kjell Bergqvist a la entrada de Filmhuset. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español