Lunes, 23 Julio 2018 | Login
Chilenos votan en Suecia - Entrevistas con electores - Voto en el exterior Patricio Sosa Arellano viajó desde Moscú a Estocolmo, para poder sufragar en las elecciones del domingo. Foto: Marisol Aliaga.

Chilenos votan en Suecia - Entrevistas con electores - Voto en el exterior

Este domingo 19 de noviembre, los chilenos y chilenas residentes en Suecia se dieron cita en el lugar de votación, Clarion Hotel, en el centro de Estocolmo, para sufragar por primera vez. Magazin Latino entrevistó a una treintena de votantes, quienes compartieron con nosotros sus experiencias sobre este momento histórico. La gran mayoría de ellos pudieron ejercer, por primera vez, su derecho a votar, desde el extranjero, en elecciones presidenciales de Chile.

En Suecia se instalaron cinco mesas, tres en Estocolmo y dos en Gotemburgo.

Entrevistadora: Marisol Aliaga

Producción: Magazín Latino

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Media

About Author

Related items

  • Fuerte caída de la Socialdemocracia en importante encuesta de opinión - votantes se quedan en casa

    Las noticias sobre las encuestas de opinión llueven, durante este año electoral. Hay partidos que – si las elecciones fueran hoy día – corren el riesgo de quedarse fuera del Parlamento. Otros, tienen caídas históricas, como la Socialdemocracia.

     

     Fuente: Aftonbladet. 05-06-2018. Traducción: Magazín Latino

     

    La Socialdemocracia cae, en la encuesta de SCB [i]de hoy – a la peor cifra obtenida en vísperas de elecciones.

     

    El partido retrocede con 4,3 por ciento, logrando solo el 28,3 por ciento.

     

    Pero quienes no tienen intención de votar por la Socialdemocracia, tampoco lo harán por otro partido. No votarán. El aumento de los votantes inseguros aumenta a un 2,2 por ciento.

     

    - Por supuesto que queremos tener cifras más altas, pero no nos extraña, teniendo en cuenta el bajo resultado obtenido en anteriores encuestas, dice la secretaria del partido, Lena Rådström Baastad.

     

    El partido que lidera el primer ministro, la Socialdemocracia, ha tambaleado considerablemente este último tiempo. En encuesta tras encuesta se ha notado resultados históricamente débiles. Por ejemplo, en la última encuesta de Aftonbladet/Inizio, la Socialdemocracia obtuvo el 24,5 por ciento.

     

    Y la tendencia negativa para la Socialdemocracia se mantiene también en la encuesta de SCB (Statistiska Centralbyrån, Oficina Central de Encuestas) de mayo.

     

    Socialdemocracia: “No nos extraña”

     

    Comparado con la encuesta de noviembre del año pasado, la Socialdemocracia retrocede con 4,3 unidades porcentuales, y anota un 28,3 por ciento.

     

    La cifra más baja obtenida en vísperas de elecciones.

     

    - Por supuesto que queremos tener cifras más altas que el 28,3 por ciento, pero se esperaba, teniendo en cuenta el bajo resultado obtenido en otras encuestas realizadas en el mismo periodo, dice Lena Rådström Baastad.

     

    La secretaria del partido sostiene al mismo tiempo que es motivo de alegría ver que los Rojiverdes todavía son el bloque más grande.

    - Ahora se trata de seguir adelante con todas las ganas, sabemos que los electores quieren respuestas a temas importantes, como qué pasará con la atención sanitaria y la educación, ahí, la Socialdemocracia tiene varias propuestas de reformas y también presentaremos apuestas que proporcionen a los jubilados una economía más fuerte, priorizamos esto ante la disminución de los impuestos para quienes ganan más.

     

    Más electores Socialdemócratas inseguros

     

    Hasta hoy, la cifra más baja de la Socialdemocracia en una encuesta de SCB previa a una elección fue en 1991, cuando obtuvieron el 32,1 por ciento. La segunda peor es la de 2010, cuando lograron solo el 33,8 por ciento.

     

    Sin embargo, la peor cifra es la de una encuesta del otoño de 2015, cuando solo obtuvieron el 27,6 por ciento.

     

    La mayoría de los electores que la Socialdemocracia pierde, no tienen intención de voto, el número de inseguros aumenta fuertemente en esta encuesta (2,2 unidades porcentuales). Fuera de esto, unos manifiestan intención de voto por los Demócratas de Suecia (0,4 por ciento) y por otros partidos.

     

    Desde las elecciones del 2014, han perdido fuertemente a favor de los Demócratas de Suecia, en total 2,5 unidades porcentuales.

     

     

    Demócratas de Suecia: Muy grato

     

    Los Demócratas de Suecia avanzan fuertemente - a un 18,5 por ciento, lo que es un aumento de las 3,7 unidades porcentuales.

     - Es un resultado muy satisfactorio, el segundo más alto en una encuesta de SCB. Nos encontramos en una tendencia ascendente, lo que es positivo ante las elecciones de otoño. Es evidente que la política sueca ha cambiado en sus fundamentos y que existen tres partidos grandes que luchan por el poder. Los Demócratas de Suecia estamos aquí para quedarnos, dice Richard Jomshof (SD), secretario del partido.

     Agrega:

     - También debemos recordar que los Demócratas de Suecia acostumbran a ser subestimados en las encuestas del SCB, lo que quedó claro el año electoral de 2014.

     

    La Democracia Cristiana quedaría fuera

     

    El aumento de los Moderados es marginal. Desde noviembre el partido de Ulf Kristersson ha aumentado en unas 0,4 unidades porcentuales, logrando el 22,6 por ciento.

     - Considero que estamos estables en torno a nuestro resultado electoral. En principio tenemos una situación idéntica a la que teníamos ante las elecciones anteriores, y esto es al mismo tiempo que nuestro principal contendor al poder gubernamental, la Socialdemocracia, obtiene el peor resultado en una encuesta SCB previo a elecciones, dice Gunnar Strömmer, secretario del partido Moderado a la agencia TT.

     

    El único partido que está por debajo del límite del 4 por ciento en la encuesta es el partido de Ebba Busch Thor, la Democracia Cristiana, que obtiene el 2,9 por ciento, una disminución de las 0,2 unidades porcentuales.

     

    El partido del Centro también pierde un poco. El partido de Annie Lööf retrocede unas 0,8 unidades porcentuales, obteniendo el 8,7 por ciento.

     

    El partido Verde y los Liberales se mantienen

     

    También el partido Verde y los Liberales que desde hace un tiempo atrás oscilan alrededor del límite del cuatro por ciento, se mantendrían en el parlamento, si las elecciones fuesen hoy día.

     

    El partido Verde avanza tímidamente con 0,5 unidades porcentuales alcanzando el 4,3 por ciento, en tanto que los Liberales aumentan con 0,2 unidades porcentuales a un 4,4 por ciento.

     

    Por ende, los grandes ganadores en la encuesta son los Demócratas de Suecia y el perdedor más grande, la Socialdemocracia

     

     

     

    Imagen sobre la intención de voto en mayo de 2018. Foto: captura de pantalla de Aftonbladet.se.

     

     

    SCB, mayo 2018

     

    Partido de Izquierda         7,4 (+0,4)

    Socialdemocracia           28,3 (-4,3)

    Partido Verde                  4,3 (+0,5)

    Democracia Cristiana        2,9 (-0,2)

    Centro                            8,7 (-0,8)

    Liberal                            4,4 (+0,2)

    Moderados                    22,6 (+0,4)

    Demócratas de Suecia    18,5 (+0,3)

    Otros                             2,9 (+0,3)

     

    Diferencia entre los bloques

     

    S+PI+V               40

    DC+C+L+M         38,6

     

     

    [i]SCB, Oficina Central de Estadísticas de Suecia

      

    Actualización:

    Según la más reciente encuesta, los Demócratas de Suecia han seguido subiendo, y es ahora el segundo partido más grande entre los hombres votantes.

     

     

      

  • Misión: vigilar presidenciales chilenas en Estocolmo

    El domingo 17 de diciembre se celebraron las elecciones presidenciales en Chile, en segunda vuelta, y los chilenos residentes en Suecia participaron una vez más.

    El resultado en Suecia difiere considerablemente de las cifras en Chile: un 95,50 % de los votos fue para Alejandro Guillier, en tanto que Sebastián Piñera obtuvo un 5,50 % de la votación. En Chile, el porcentaje fue de 54 contra 45 a favor de Piñera.

    ¿Pero qué pasa con las papeletas cuando las mesas electorales se han cerrado, el escrutinio ha finalizado y los resultados se han dado a conocer?

    Magazín Latino conversó con el inspector Benefort, de la Policía de Investigaciones de Chile, quien aclaró nuestras dudas.

     

    Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

      

    Desde hace meses la Embajada de Chile en Suecia, junto al Consulado, han estado trabajando en torno a los comicios que culminaron este domingo 17 de diciembre, con las presidenciales en segunda vuelta.

     

    Es una labor que no trasciende en los grandes medios de comunicación de los países que cuentan con comunidades de chilenos que residen desde hace años o décadas, en el extranjero.  Por lo tanto, es responsabilidad de cada ciudadano a quien le interese el averiguar cómo funciona el proceso electoral, cuando estos se llevan a cabo y qué requisitos hay que cumplir para habilitarse para sufragar.

     

    Estas elecciones dejaron en claro, entre otras cosas que, por ejemplo, las personas que viajan justo para estas fechas quedan fuera de poder participar además de quienes no son nacidos en Chile, quienes tienen que haber vivido algunos años en Chile, para poder calificarse. 

     

    Por el momento, los ciudadanos chilenos que desean emitir su voto deben presentarse en la circunscripción que le corresponde, como en las dos ocasiones anteriores, esto tuvo lugar en el Clarion Hotel, en Estocolmo, y en Consulado de Gotemburgo.

     

    En Estocolmo, llamó la atención que en algunos casos hasta tres generaciones (y una cuarta en camino) se hicieran presente en las urnas, como fue el caso de Hilda González, quien además era vocal de una de las tres mesas. Tanto su madre, como su hija, llegaron a depositar su voto. La nieta ayudó tiernamente a su abuela a cumplir con su derecho cívico, algo que para esta chilena de 92 años es de suma importancia, y no concibe el quedarse en casa cómodamente, mientras sus conciudadanos iban a sufragar.

     

    La jornada se llevó a cabo en completa normalidad y tranquilidad, bajo la mirada vigilante de dos inspectores de la Policía de Investigaciones de Chile, quienes no solo estuvieron a cargo de velar por la seguridad en el proceso, sino que también fueron los encargados de custodiar el traslado de las papeletas a Santiago.

     

    Magazín Latino tuvo la oportunidad de entrevistar al inspector Benefort, quien, junto a su colega, el inspector Inostroza, viajó a Estocolmo para tan específica misión.

      

    ¿Cuál es la labor de Uds.?

    - La misión de los policías de investigaciones en el proceso de elecciones en el extranjero 2017 es, más que nada, dar seguridad en los recintos donde los ciudadanos ejercen su derecho al voto, en este caso, el Hotel Clarion en la ciudad de Estocolmo. Nosotros, como representantes de la Interpol en el país, tomamos contacto con la policía y los guardias privados, a fin de poder salvaguardar de que el proceso de votación proceda su curso normal. Que no haya inconvenientes, que no se produzca ninguna clase de delito al interior del recinto.

     

    ¿Cuándo llegaron a Suecia?

    - Arribamos el jueves 14 de diciembre. Viajamos el miércoles, en un vuelo que dura 12 horas de vuelo, y comenzamos a trabajar el sábado, en un trabajo en concordancia a trabajos en gestión con el Consulado y la Embajada de Chile en Suecia. El lunes regresamos a Santiago con las valijas diplomáticas.

     

    Y son los encargados de llevar los votos provenientes desde Suecia

    - En efecto. Posteriormente trasladamos las papeletas, como encomienda diplomática, al país, bajo la custodia de los oficiales de la PDI que nos encontramos en este lugar. A las seis y media de mañana [lunes] tomamos el avión de regreso y llegamos a Santiago a las 9.00 horas de la mañana del martes. A partir de ahí, el Ministerio de Relaciones Exteriores nos traslada hasta la Cancillería, donde hacemos entrega de los votos. Y luego esto sigue el curso institucional.

     

    Pero para esa fecha ya se saben los resultados

    - Sí, pero lo que nosotros hacemos es hacernos cargo de los votos, de las papeletas. Naturalmente, dentro del proceso se hace un escrutinio, eso se hará de acuerdo a lo que dicte el Servel pero la misión de nosotros es trasladar, como encomienda diplomática, los votos al país.

      

    ¿Cuál es la impresión que se lleva de estas elecciones?

    - El balance es que la jornada estuvo bastante tranquila, la gente ha sido muy cordial, muy amable, no hubo inconvenientes en las filas de espera y todo transcurrió en forma normal. Me llamó sí la atención que la gente acá en Suecia demuestra mucho cariño hacia su país. Y lo manifiesta ejerciendo su derecho al voto.

     

     

    Esta entrevista se hizo el domingo 17, día de las elecciones.  

     

    Los inspectores de la PDI chilena y sus colegas suecos frente al Hotel Clarion, en Estocolmo. El inspector Benefort a la derecha. 

    Orlando  Illezca, Roberto Muñoz y Eduardo Vilches comentan la situación política en Chile. 

     


    Los inspectores chilenos y sus colegas suecos, junto a Marisol Aliaga (quien no sacó esta foto).

    Tres generaciones, y una cuarta en camino. Hilda Gonzales, junto a su madre y su hija. 

    El esmalte de uñas de esta chilena de 92 años refleja su espíritu patriótico. 


    Esta perrita acompañó a su dueña, Berta Guerra, a votar. Y Guacolda Jiménez, de 99 años, votó una vez más. 


    Felipe Aliaga quiso cumplir con su deber ciudadano. Aquí, junto al inspector Inostroza. 


    La Agregada Cultural de la Embajada de Chile en Suecia, Mireya García. 


    Cecilia Rojas, el inspector Benefort y Marisol Aliaga (quien no sacó esta foto).


    María Castro Aciares nuevamente acudió a las urnas, y estaba muy interesada en el escrutinio de los votos. 

     

    A sus 99 años, Guacolda Jiménez es un ejemplo para sus connacionales. Una vez más ella hizo uso de su derecho al sufragio. 

     

     

  • Sebastián Piñera vuelve a la presidencia

    Una dolorosa derrota experimentó este domingo la izquierda chilena al resultar ganador en las elecciones presidenciales Sebastián Piñera, con un 54 % de votos, frente al 45 % de su contendor, Alejandro Guillier.

    Con el triunfo de Piñera, la derecha nuevamente vuelve al poder en Chile. Michelle Bachelet deberá entregarle la banda presidencial a quien la sucederá en el mando, por segunda vez.

    En Suecia, en cambio, Alejandro Guillier arrasó con un 95 % de la votación, en tanto que en el extranjero en general obtuvo un 60 % de los votos.

    En la columna “Lecciones de la derrota del 17 de diciembre” Víctor Sáez, chileno residente en Berlín, hace un análisis de las elecciones presidenciales, que marca el fin de las dos grandes coaliciones en Chile y el comienzo de cuatro años con Piñera.

     

     Por: Víctor Sáez 

     

    Lecciones de la derrota del 17 de diciembre

     

    Quiero compartir con ustedes una breve reflexión sobre los resultados de ayer. Estos indudablemente no me han dejado contento, y he sentido una gran decepción. Se ha perdido la posibilidad de profundizar el proceso de reformas iniciado por Bachelet. Para sortear este momento histórico amargo, creo que será necesario reconstruir la izquierda y el progresismo, a partir de auto críticas muy necesarias para alejar a sectores camuflados que operaron como diques de contención a los cambios.

    El llamado fuego amigo, que significó mostrarle al pueblo dos candidatos, listas separadas y proyectos distintos. Son estos, a mi juicio, errores que ayudaron a la debacle de ayer.

    También la poca firmeza en hacer cumplir el programa de reformas, y acciones emblemáticas que no se hicieron como lo del cierre de Punta Peuco, o el papel indecoroso de la cancillería chilena ante la situación internacional.

    También en estas cuotas de responsabilidades compartidas están los integrantes del Frente Amplio quienes, con sus apoyos tibios, tardíos y su soberbia, no asumieron con mirada de futuro el papel que junto al progresismo debían jugar. Con otra actitud y compromiso colectivo se podría haber asegurado el fin de las AFP, la nueva constitución, el término del CAE, entre otras iniciativas, que habrían sido más viables con Guillier en el gobierno. Todas estas legítimas reivindicaciones ahora se colocan cuesta arriba.

    Con nobleza debo restar de esta crítica a la mayoría de las personas del FA en el exterior, que sí se la jugaron por apoyar a Guillier.

    La derecha jugó todas sus cartas, su peso económico, mediático e ideológico, a la vez que se movilizó a votar en masa. No es casual que en Las Condes tuvieron alta participación de votantes, y en las comunas populares participara solo cerca del 30 %. ¡Los ricos con su voto decidieron por los pobres!

    Yo quiero valorar y reconocer el gran aporte simbólico del voto chileno en el exterior, donde el progresismo logró el 60,66 % de los votos con 12.760 chilenos que apoyaron la propuesta de reformas. Derrotamos al Piñerismo en el extranjero, ya hubiéramos querido el mismo resultado en el interior. Este triunfo se hizo en base a un gran esfuerzo organizativo y logístico, con recursos propios, iniciativa y compromiso democrático de todos los sectores políticos opuestos a Piñera.

    Este proceso electoral iniciado con la obtención del voto en el exterior, nos deja cuatro grandes tareas para el futuro próximo, las que están en un marco de ensanchar la participación democrática:

    La primera es incluir el voto postal como mecanismo formal para participar en las elecciones, mecanismo aplicable también en Chile.

    En segundo lugar, la inscripción automática en los registros electorales vía consulados.

    Tercero, la inscripción de los hijos de chilenos nacidos en el exterior.

    Y cuarto, la creación de la región exterior que permita contar con representación parlamentaria.

    Nos corresponde ahora, como chilenos involucrados en el progreso social, desarrollar la gran tarea de la unidad y defensa de las conquistas logradas, así como la exigencia del cumplimiento de las promesas electorales de Piñera. Además de impulsar con mayor fuerza las demandas necesarias para que Chile deje de ser un país tan desigual.

    Queridos amigos y compañeros:

    La lucha continúa.

    Nuestras ideas no están vencidas.

     

    Víctor Sáez

    Presidente Asociación Violeta Parra de Berlín

    Consejero de la Sociedad Civil

     

    Berlín, 18 de diciembre de 2017

     

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español