Lunes, 22 Octubre 2018 | Login

Un hombre de 60 años falleció el domingo por la mañana luego de recoger una granada de mano afuera de la estación del metro de Vårby Gård, en Estocolmo.

El hecho ocurrió cuando el hombre pasaba por el lugar en bicicleta, junto a su pareja.  La granada explotó a los pocos segundos, ocasionando la muerte de él y dejándola a ella con heridas en la cara y en el cuerpo.

La policía de Estocolmo publicó este martes la foto de una granada de mano, y pide ayuda a la población para esclarecer el caso.

- Alguien soltó el fusible y arrojó la granada. Ahora nos gustaría saber el momento exacto en que esta cayó allí, explicó a Aftonbladet Lars Broms, jefe de inteligencia de la Unidad Regional de Investigación de Estocolmo.

 

Por: Magazín Latino

 

Poco a poco se van conociendo más detalles del lamentable accidente ocurrido el domingo por la mañana en el suburbio de Vårby Gård, en la parte sur de la capital sueca.

Este martes la policía de Estocolmo publicó una fotografía con el tipo de granada de mano que explotó cuando un hombre la recogió, en las afueras de la estación del metro de Vårby Gård. Y que ocasionó su muerte.

El hombre de 60 años pasaba por el lugar en bicicleta, junto a su pareja, de 45 años.

- Cuando él comenzó a alejarse del lugar, en su bicicleta, la carga explosiva detonó, dijo a Aftonbladet el inspector Lars Alvarsjö.

Ambos fueron alcanzados por el impacto de la explosión. El hombre fue trasladado al hospital más cercano, falleciendo poco más tarde. La mujer, quien se encontraba a menos de cinco metros de éste, resultó con heridas de esquirlas de menos gravedad, en la cara y en la parte inferior del cuerpo.

En un principio, la policía trabajó con la hipótesis de que se trataba de una granada de mano que había explotado. Este martes lo corrobora, y pide la ayuda de la comunidad, para resolver el caso.

La alarma llegó al cuartel de policía el domingo a las 11 de la mañana. Se había producido una explosión en las inmediaciones de la estación del metro de Vårby Gård, en Estocolmo.

Testigos declararon que vieron a una pareja acercarse al lugar montados en sendas bicicletas. El hombre se detiene y recoge un objeto del suelo. A los pocos segundos se produce la explosión y ambos yacen en el lugar.

Otras personas habían pasado por el lugar, se habían percatado de la granada de mano, pero no la habían recogido, pensando que se trataba de un juguete.

La pareja no tuvo la misma suerte.

Ahora los agentes quieren obtener tips de la población sobre observaciones que puedan haber hecho, para lograr identificar a la o las personas que lanzaron la granada, después de soltarle el fusible. Los inspectores no sospechan, no obstante, que el hecho haya sido dirigido en contra de la pareja.   

 

Este martes, la policía publica una foto donde se puede apreciar el tipo de granada que causó la explosión, e insta a las personas que hayan hecho alguna observación al respecto a llamar al número de la policía: 11414.

 

Granada de mano del tipo de la que explotó el domingo en Vårby Gård. Foto: Polisen.se.

 

La granada de la fotografía es modelo M 75, y contiene 3.000 pequeñas bolitas de metal, que al explotar causan daño en un radio de cinco metros.

- Estoy seguro de que se trata de una granada de este tipo, que la víctima recogió del suelo, dijo a Aftonbladet Lars Bröms, jefe de investigaciones de la policía de Estocolmo.

El inspector está además convencido de que se trata de un “blindgångare”, una bomba u otro explosivo que no detona como debiera.

 

Después de la guerra en la anterior Yugoslavia, fueron ingresadas al país granadas de mano que ahora tienen una antigüedad de unos 30 años. Se cree que se pueda tratar de una de estas granadas.

- Se han almacenado mal o han sido dañadas por la humedad, lo que resulta en que no funcionan como deberían. Esta granada se ha convertido en un “blindgångare” (*). Basta con que alguien la levante y la sacuda, para que explote, dijo Lars Bröms.

El Ministro de Justicia, Morgan Johansson, dijo este martes, en el noticiero de la tarde, que el gobierno planea presentar un proyecto de ley de amnistía para las granadas de mano. Vale decir, las personas que tienen a su haber este tipo de explosivos, puedan entregarlas a las autoridades sin que esto signifique que sean inculpados de delito alguno.

- Esto está relacionado con las bandas criminales que en general tienen un mayor acceso a las armas, que utilizan entre sí y en contra del poder judicial. Tenemos que eliminar esto de nuestras calles, ha dicho Morgan Johansson anteriormente, respecto a este problema.

El hombre fallecido trabajaba en la comuna de Vårby Gård. Cuando éste no se presentó a su trabajo como debía, el pasado domingo, su jefe llamó a la policía y se enteró de lo ocurrido.

Un colega describe a la víctima como una persona cálida y muy querida por sus colegas y por las personas con quienes trabajaba.

- Él era una persona honesta y atenta y deja un gran vacío entre quienes lo conocíamos, declaró a Aftonbladet uno de sus compañeros de trabajo.

 

Una granada del tipo de la que explotó el domingo en Vårby Gård y una imagen del lugar. Foto: Polisen.se./Aftonbladet. Montaje: Magazin Latino.

 


 

(*) Municiones no explotadas

El término municiones no detonadas se refiere a armas explosivas, específicamente explosivos, que no se detonaron durante el conflicto en el cual fueron utilizadas y permanecen sobre el terreno durante años y décadas, de forma que representan un peligro latente para la población civil. Las minas antipersona y las bombas de racimo son uno de los ejemplos más conocidos y numerosos de municiones no detonadas. Las municiones no detonadas entran también en la categoría de restos explosivos de guerra.

Fuente: Wikipedia. 

 

 

Published in Actualidad

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español