Martes, 20 Octubre 2020 | Login
Fascinante puesta en escena – Fedra e Hipólito, en el Museo de Artes Escénicas Ingela Olsson en el papel de Fedra, en la obra Fedra/Hippolytus, en Scenkonstmuseet. Foto: Sören Vilks/Dramaten.

Fascinante puesta en escena – Fedra e Hipólito, en el Museo de Artes Escénicas

La dramaturga Tora von Platen revive la tragedia griega del mito de Fedra, la reina que se deja llevar por el deseo y seduce a su hijastro, Hipólito,  mientras su esposo se encuentra ausente.  

La puesta en escena de Fedra/Hippolytus, del Dramaten en Scenkonstmuseetes osada, moderna y no nos da tregua, durante las dos horas que dura la obra.

 

 Por: Marisol Aliaga. Fotos: Sören Vilks (Dramaten)

 

Debido a que el legendario edificio del Dramaten se encuentra por estos tiempos en renovación, las obras teatrales se montan en Lilla Scenen, Elverket, o en Scenkonstmuseet (Museo de Artes Escénicas), ubicado al costado del Dramaten.

 

En Scenkonstmuseet, a finales de septiembre, se estrenó la versión de Tora von Platen de Fedra e Hipólito (Fedra/Hippolytus, en sueco) inspirada tanto en la tragedia clásica de Eurípides (428 a.C.), como en la versión de Seneca el Joven y en su adaptación más conocida, del dramaturgo francés Jean Racine (1677).

 

La obra trata sobre la reina Fedra, a quien la consume un deseo prohibido. Fedra no logra dejar de pensar en su joven hijastro Hipólito. Su esposo y padre del jovencito, Teseose fue de viaje y nadie sabe dónde se encuentra o si volverá a casa. Es posible que haya encontrado otra mujer o que haya muerto en alguna de sus batallas.

 

Obviamente la pasión de Fedra está condenada al fracaso. A la catástrofe total.

 

El joven Hipólito se debate entre la fidelidad a su padre y sus instintos más primitivos. Finalmente sucumbe y se deja seducir por Fedra, pero termina odiándola. Y no solo a ella, sino además a todas las mujeres.

 

 

Evidentemente que la problemática se siente actual, aunque nos presenta distintas aristas. Nuevamente surge la pregunta: ¿Se puede violar a un hombre? La mujer que se impone sexualmente sobre un hombre, ¿no es igualmente deleznable en su conducta?

 

La obra pone el foco – entre otros - no solo en el tabú de la mujer mayor que se enamora de un jovencito, sino además en el incómodo hecho de que la mujer también puede ser una depredadora sexual. Por más que Fedra sufra y se avergüence de su pasión.

 

La escenografía en la gran sala del Scenkonstmuseet nos muestra un espacio blanco, árido, yermo. Recuerda al teatro romano, con el escenario al medio y el público en tres de sus flancos laterales, pero solo en dos corridas de butacas.  

 

El rectángulo alargado del suelo está cubierto por pedazos de yeso y polvo, y unas largas columnas que parecen unos fémures gigantes se elevan hacia el techo. A pesar del vestuario moderno de los actores, la escena nos recuerda una antigua ciudad griega en ruinas. Da la impresión de que todas las albas estatuas y columnas se hubieran desplomado y ahora solo quedan los restos.

 

 

Antes de comenzar la función, los actores caminan sobre el yeso, levantando polvo blanco, cada cual completamente ensimismado. Un actor corre en zapatillas, polera blanca y calzoncillos. Fedra se lamenta, al igual que Hipólito, uno en cada extremo de la sala. Ella viste un delgado vestido rosado pálido, él tiene el torso desnudo.

 

Esta vez nadie recuerda que es necesario apagar los celulares, y la fuerte luminosidad de las frías lámparas fluorescente se atenúan algo, pero no por completo, cuando arranca la función sin que nadie se percate de ello. No es lo habitual, el público no está en oscuras y las luces no alumbran solo el escenario, da la impresión de que el espectador es parte de esta tragedia. Los actores están tan cerca e incluso hay ocasiones en que se dirigen al público, en su desesperación.

 

Ingela Olsson interpreta magistralmente la desdichada reina que se debate entre la pasión y la razón y que poco a poco lleva al violento desenlace. La actriz, que es parte del elenco del habitual del Dramaten, y que se ha destacado en una infinidad de roles, ha confesado en entrevistas que siempre quiso personificar a Fedra.

 

 

 

Hipólito es encarnado por el joven actor Rasmus Luthanderen una actuación que convence. Salen chispas, sobre todo cuando desata su ira y repugnancia por su madrastra. El deseo está tan cerca del odio.

 

Como en los clásicos griegos, no falta el coro (que en este caso no actúa a la par y toma su tiempo en entender sus roles), son representados por Maia Hansson Bergqvist y Omid Khansari. Un consejo es leer antes el folleto sobre la obra, y llegar a buen tiempo, las entradas no son numeradas. Otro consejo es no tomar asiento detrás de una columna.

 

Antiguamente a las mujeres no se les permitía ejercer el arte dramático, por lo que los roles de ellas estaban representados también por hombres. Hoy, el director, Tatu Hämäläinen pone al actor Ivar Wiklander (en silla de ruedas) en el rol de la nodriza. Y Mia Benson realiza una masculina representación del rey Teseo. Un detalle que también es conveniente conocer antes, para poder seguir el desenlace de esta tragedia que nos sobrecoge hasta el punto de dejarnos sin aliento, durante las dos horas que transcurren sin pausa.

 

La escenografía es creada por la artista de renombre internacional Anastasia Axe. La música escrita para la obra es de Maria W Horne interpretada por Magdalena Meizner.

 

 

FICHA TÉCNICA

Adaptación de Jean Racine, Seneca y Eurípides

Tora von Platen

Traducción

Göran O. Eriksson, Magnus Florin, Hjalmar Gullberg

Dirección

Tatu Hämäläinen

 

Elenco

Fedra Ingela Olsson

Hipólito Rasmus Luthander

Enone Iwar Wiklander

Teseo Mia Benson

Coro Maria Hansson Bergqvist

Coro Amid Khansari

Música Magdalena Meitzer

 

Escenografia

Anastasia Ax

Diseño de vestuario

Jenny Nordberg

Diseño de iluminación

Susanna Hedin

Música original y diseño sonoro

Maria W Horn

Música

Magdalena Meitzner

Maquillaje y pelucas

Thea Holmberg

 

 


Media

About Author

Related items

  • Actividades culturales
     Aquí, algunos de los eventos que próximamente se llevarán a cabo en Estocolmo, además de información de actualidad para la comunidad hispanohablante:

     Instituto Cervantes

     Enlace al Instituto Cervantes de Estocolmo - haga clic


     

    Para conmemorar un año del inicio de la revuelta social en Chile,  nos juntamos en Sergels torg el sábado 17 de octubre a las 12 horas

     

    La actividad durará hasta las 15 horas.

    Durante su desarrollo mantendremos el distanciamiento físico. 

    ¡Traigan mascarillas, para mayor seguridad!

    Si no pueden asistir, pueden seguir el acto en el canal de Facebook de Chile Despertó – Södertälje.

    Convocan:

    Comisión Nacional de DDHH y Boicot, Chile Despertó Suecia

    Colectivo de apoyo a los Presos Políticos, Estocolmo

    Chile Despertó Norrköping

    Chile Despertó Södertälje

    Döttrar

     

    Saludos fraternales

     




     

     CINE 

     


     

    TEATRO/DRAMA (En sueco) 

     

    En tiempos de pandemia, el Teatro Real Sueco ofrece un variado repertorio de obras que se pueden disfrutar cómodamente desde casa, gracias a su servicio Dramaten Play (Enlace) 

     

     

    Aquí, enlaces a algunas de las obras:

    Idioten Fjodor Dostojevskij, dramatisering Mattias Andersson 

    Utvandrarna Vilhelm Moberg, dramatisering Irena Kraus

    De sista vittnena Svetlana Aleksijevitj

    Den girige Molière 

    Mormors svarta ögon Tanja Lorentzon

     


      

     


      

    Desea dar a conocer su actividad cultural o social? Envíenos un correo electrónico a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con copia a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

    Vill du dela med oss om ett event? Maila till Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. och bifoga kopia till: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

  • Te escuchamos, Greta

    ¿Está realmente conectado mi micrófono? ¿Me pueden escuchar? ¿Mi inglés es lo suficientemente bueno? se preguntaba Greta Thunberg el año pasado, en una alocución en el Parlamento británico.

    El Teatro real sueco, Dramaten, se hizo eco de sus palabras, que fueron interpretadas por un variopinto elenco en la Gran Sala del teatro, el viernes pasado, en la performance We hear you - Greta Thunbergs tal.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Fue una efímera puesta en escena. Una performance de 45 minutos la tarde del viernes recién pasado, la única.

     

    La Gran Sala del Dramaten, que nuevamente abrió sus puertas al público luego de meses de renovación, estaba repleta de una audiencia más variada que lo habitual, con más niños y adolescentes entre esta. 

     

    Una niña en chaqueta verde militar, menuda como Greta y con la misma mirada seria y concentrada hace su aparición en el escenario. Los potentes focos resaltan su silueta en la oscuridad del tablado. Está completamente sola.

     


    FOTO: JACOB BENGTSSON.

     

    “Me llamo Greta Thunberg. Tengo 16 años. Vengo de Suecia. Quiero que sientan pánico porque nuestra casa está en llamas”.

     

    Desde los parlantes se escuchan voces – actores, actrices y niños - que repiten lo dicho por Greta en tantas ocasiones luego de que, hace un año y medio atrás, se plantara frente al Riksdagen, en su huelga escolar por el clima.

     

    “Muchos no quieren oírnos porque dicen que somos solamente niños. Pero nosotros solo repetimos lo que dicen los expertos. No nos escuchen a nosotros, escuchen a los científicos. Les aseguramos que regresaremos a la escuela apenas Uds. comiencen a escuchar a la ciencia y a darnos un futuro”.

     

    “¿Es realmente pedir demasiado?”

     

    Greta quiere que nos de pánico. Que entendamos que los cambios climáticos nos conciernen a todos y que todos podemos contribuir a frenar las emisiones que están dañando de manera irreversible al planeta.

     

    En el Dramaten este viernes, sus palabras cobran fuerza, su crítica a los adultos que les han dado falsas esperanzas. Y a quienes solo piensan en ganancias.

     

    “Porque ese futuro fue vendido para que un pequeño número de personas pudieran ganar cantidades inimaginables de dinero. Nos ha sido robado cada vez que Uds. dijeron que el cielo era el límite y que solo se vive una vez”.

     

    Palabras que reflejan también su frustración frente a políticos que primero la ignoraron y después quisieron sacarse selfies con ella. Y que siguen viajando en avión y consumiendo hamburguesas al salir de las cumbres climáticas.

     

    A veces, incluso, no está segura de si la están escuchando.  

     

    “¿Está realmente conectado mi micrófono?”

     

    “¿Me pueden escuchar?”

     

    “¿Mi inglés es lo suficientemente bueno?”

     

     
    FOTO: JACOB BENGTSSON.

     

    Poco a poco el escenario comienza a llenarse de otras personas, una mujer de la mano de una niña, una persona de edad apoyada en su bastón, unos jóvenes de la edad de Greta. Todos van tomando lugar en tanto que el acompañamiento musical, que apenas habíamos percibido al comienzo, se hace cada vez más vigoroso.

     

    Nos damos cuenta de que el escenario es circular y comienza a girar a medida que llegan más personas. Hombres, mujeres y niños se unen a los otros en tanto que un tictac de reloj nos recuerda el tiempo que transcurre, implacable.

     

    Este viernes, quienes estábamos en Dramaten escuchamos claramente su mensaje, entendimos que es ahora o nunca. Que cada uno de nosotros puede hacer diferencia y que es urgente hacerlo ahora.

     

    Entiendo que el escenario es la Tierra. El tictac es el tiempo que se nos acaba y que los protagonistas de esta performance no son solo quienes están en el escenario sino también todos nosotros.

     


    FOTO: JACOB BENGTSSON.

     

  • ¿Ángel o villano? – Michael Nykvist podía encarnar a ambos

    Gran conmoción causó en Suecia el repentino fallecimiento del actor Michael Nykvist, conocido internacionalmente por su interpretación como el periodista Mikael Blomkvist en el éxito de taquilla”Millenium”, cinta basada en la trilogía de Stieg Larsson.

    "Tenemos que comunicar hoy la triste noticia de que el actor y escritor Michael Nyqvist ha muerto el martes 27 de junio, tras padecer una enfermedad. Michael Nyqvist tenía 56 años, y deja un gran vacío. La familia pide que se respete su duelo", decía el comunicado que su familia envió a la agencia noticiosa TT. Más tarde su agencia confirmó que el actor falleció debido a un cáncer pulmonar.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    El martes por la noche una trágica noticia prendió las redes sociales en todo Suecia, y a los pocos minutos ya era conocida internacionalmente.

     

    Las señales ya se habían notado, la última vez que se vio a Michael Nykvist en Suecia, para el anuncio de las películas nominadas a los Escarabajos de Oro, en enero, llamó la atención de los periodistas y fotógrafos su aspecto demacrado y su delgadez. Sin embargo, al ser consultado por ello, explicó que ”estaba de lo mejor”, trabajando en una nueva película. La verdad era que solamente su familia y sus amigos más cercanos sabían que hace un año atrás se le había diagnosticado un cáncer al pulmón.

     

    Y al ganar su segundo Escarabajo de Oro (Guldbaggen), el Premio al Mejor Actor Secundario, por su interpretación en Den allvarsamma leken (El juego serio), de Pernilla August, no asistió a la Gala, para recibir su galardón.  

     

    Sí estuvo, en cambio,  en el estreno de una de sus últimas películas, Du försvinner (Desapareces), en Copenhage, a finales de marzo. Después de eso, no se habían escuchado más noticias del tan popular como talentoso actor, hasta este martes 27 de junio, cuando su familia comunicó su fallecimiento.

     

    Se puede decir, sin miedo a exagerar, que todo el país compartió el duelo de su familia. A lo largo de su larga carrera cinematográfica y teatral había logrado ganar el corazón de su público, por su sincera forma de interpretar los más diversos personajes, pero siempre dando un poco de sí mismo. Esa capacidad de hacer que la gente se identificara con él se debía a la honestidad, a so sincero de su interpretación.

     

    Y Michael Nykvist quería que todo el mundo lo amara, tal vez por su pasado y su historia de abandono. Cuando era aún un niño, sus padres le revelaron que ellos no eran sus padres biológicos.

     

    Más tarde, ya adulto, conoció a su padre, de origen italiano, y mantuvo una estrecha relación con él hasta el final. No así con su madre, sueca.

     

    - El encuentro con ella estuvo lleno de tensión. Ella no quería recordar el pasado. Lo hecho, hecho estaba, recuerda Nykvist, con un dejo de amargura, en el documental ”Michael Nykvist – un retrato”, que la televisión sueca transmitió este viernes.

     

    El connotado actor pasó sus primeros meses de vida en un orfanato, hasta que, cuando tenía un año de edad, fue adoptado por una pareja sueca, él abogado, ella escritora.

     

    En el documental, recuerda que cuando su madre le contó que no era su madre biológica, ”el cielo se hizo tierra y la tierra cielo”, y evoca perfectamente el lugar donde se encontraba en aquella ocasión. Sobre esto escribe en los dos libros que publicó. Se dice que estaba trabajando en un tercero.

     

    Su pasado le pasó la cuenta más tarde, durante su adolescencia.  Entró en crisis, y tuvo problemas de anorexia. Pero al ser aceptado en la Universidad de Arte Dramático, en Malmö – luego de una fallida carrera en el hockey sobre el hielo – su vida tomó otro rumbo, y más tarde, y hasta su muerte,  formó parte del elenco estable del emblemático Dramaten.

     

    Sin embargo, no se quedó allí. Comenzó a incursionar en la televisión y en la pantalla grande. Su primer gran rol fue en la película Grabben i graven bredvid (El chico de la tumba vecina, 2002) por el que obtuvo el Escarabajo de Oro al Mejor Actor. Le siguieron un centenar de películas, en las que en todas daba una parte de sí mismo, demostrando ser un multifacético actor con un repertorio muy amplio. Ya fuera en distintas cintas, o en una misma, su rostro podía pasar de dulcemente tierno a detestable villano.

     

    Sin duda que había aprendido el oficio de ponerse en el lugar de sus personajes. Sin embargo, no era algo fortuito, estudiaba a conciencia cada rol que aceptaba. Se exigía mucho a sí mismo y no dejaba de perfeccionarse.

     

    Su profesor y colega, Krister Henriksson da cuenta de ello. Él lamenta su partida y el hecho de que ya no podrá ver qué rumbo habría tomado el arte dramático de Nykvist.

     

    - Él quería desarrollarse constantemente. Yo estaba interesado en saber en quién se convertiría, al final. Él aspiraba siempre a algo más, y no se puede decir lo mismo de muchos. La gran mayoría se deciden a los cuarenta por lo que son, y se quedan con eso. Él no.

     

    Según la directora de Den allvarsamma leken (El juego serio), Pernilla August, el actor poseía un dualismo intrínseco, que tal vez fue la clave de su éxito y le ayudó a llegar a un público masivo.

     

    - Micke podía pasar de lo más profundo a lo más liviano. De la gravedad a la risa, de lo rápido a lo lento. Y eso lo fascinante en una persona, los contrastes, dice August en el documental de SVT.

     

    Todos quienes le conocieron dan cuenta, además, de una humildad, sencillez y unos pies bien puestos en la tierra. ”A Micke nunca se le fueron los humos a la cabeza”, atestiguan sus amigos cercanos y conocidos.

     

     

    Compartiendo con un monstruo

     

    Al actor que saltó a la fama internacional luego de encarnar al periodista Mikael Blomkvist  en Millenium, la saga de Stieg Larsson, le incomodaba pasearse por la alfombra roja, e incluso a veces le provocaba verdadera angustia, como fue el caso del estreno de Colonia, en Canadá.

     

    - Siento que no soy capaz de respirar, que me falta el aire, que me voy a desmayar. Al mismo tiempo de que tengo miedo de que se me juzgue, que se me tilde de villano. Se trata de una persona que existió en la vida real y que solo hizo el mal, aquí en la Tierra, dice, antes de enfrentar los flashes de las cámaras. También cuenta que durante los dos – tres meses de rodaje vivió ”como una bestia, en su mente”. 

     

    En la cinta, encarna al nazi alemán Paul Schäfer, fundador de Colonia Dignidad, al sur de Chile. ”Uno de los seres más malvados que uno pueda imaginar”, según su director, Florian Gallenberger.

     

    Colonia cuenta con la participación estelar de Emma Watson y Daniel Brühl, y narra un crudo tema que aún no ha sido resuelto en Chile, sobre las atrocidades que se cometieron en la mal llamada Colonia Dignidad.

     

    Y Gallenberger, al igual que sus colegas, solo tiene palabras de admiración para Nykvist.

     

    - Cuando intercambiamos opiniones sobre el personaje, él dijo que para poder interpretar a un monstruo de esa naturaleza es necesario mirar en lo más oscuro de su propia alma. Y tengo que decir que no todos los actores se atreven a enfrentar su propia oscuridad, buscar y encontrar allí su monstruo interno. No todos son lo suficientemente valientes para mirar al precipicio y buscar al monstruo. Pero Michael lo hizo, y creo que se puede ver en cada minuto de su interpretación. Admiro su compromiso y su valentía, dijo en una entrevista. 

     

    Imagen de la película Colonia. Michael Nykvist y Emma Watson. 

     

    No fue la única película que trató de Chile. También actuó en Den svarta nejlikan (El clavel negro), del director Ulf Hultberg, en la cual interpreta al Embajador sueco para el golpe militar del 73, Harald Edelstam, quien heroicamente salvara la vida de cientos de personas, arriesgando su propia seguridad.

     

    A Michael Nykvist le interesaban los temas sociales, las injusticias.

     

    Pero durante los últimos años rodó una serie de películas de acción, las más connotadas junto a Tom Cruise.

     

    A las filmaciones con Cruise le acompañaba  su hijo Arthur, quien recuerda:

     

    - Para poder acompañarlo, me hacía pasar como su asistente. Me presentó a Tom, un tipo simpático que estaba siempre acompañado de un entourage (séquito) de 15 personas que asentían a todo lo que él decía y le celebraban sus bromas. Mi padre estaba acompañado solo por mí.

     

    En una toma de estas películas de acción, Michael Nykvist se accidentó tan gravemente, al azotar su cabeza contra un canto, luego de ser empujado por un musculoso stuntman, que casi se muere. Pero continuó trabajando en películas de este género. Su última  trata de la catástrofe del  submarino ruso Kursk, ocurrida el año 2000.

     

    ”Estoy muy conmovido por la trágica muerte de Michael. Él era un gran artista y un ser humano increíblemente cálido, y es tan triste tener que hacerla sin él, la que por desgracia será su última película. Él es recordado por todo el equipo y enviamos nuestros afectuosos pensamientos y saludos a su familia”, escribe el director danés Thomas Vinterberg, en un comunicado.

     

    La película será estrenada el proximo año, además de dos filmes en los cuales participa el prolífico actor que se hizo querer por todos, no solo debido a su gran talento, sino además por su cordialidad, compañerismo y amabilidad.

     

    Algo que no siempre abunda, en el mundo de las estrellas.  

     

     

    Dato curioso:

     

    En español, el título original de la primera parte de la saga ”Millenium” se tradujo a: ”Los hombres que no amaban a las mujeres”.  Según la casa editorial, este cambio en el título se debió a que el título original era ”muy fuerte”, para los lectores hispanoparlantes. No obstante, los traductores son unánimes en su juicio: el título debería ser: ”Hombres que odian las mujeres” (”Män som hatar kvinnor”, en sueco).

    Odiar no significa no amar...

     

     

     

     

    Michael Nykvist encarnó al Embajador sueco Harald Edelstam. 

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español