Miércoles, 27 Octubre 2021 | Login
Concierto por Chile – Por justicia, paz y libertad

Concierto por Chile – Por justicia, paz y libertad

Este martes 26 de noviembre tendrá lugar un concierto de solidaridad con Chile, en Barnensscen en el Parque del pueblo, en Malmö, a las 19.00 horas.

"Durante un mes, millones de chilenos de todo el país han realizado marchas de protesta para exigir un plebiscito y una asamblea constituyente en pos de redactar una nueva constitución para el país. La situación es dramática y hacemos un llamado al pueblo sueco, una vez más, a manifestar su solidaridad con Chile.

Nosotros vamos a demostrar nuestra solidaridad con el apoyo de los artistas suecos y chilenos que van a actuar en un concierto por la justicia, la paz y la libertad", escriben los artistas, en un comunicado. 

 

 Por: Magazín Latino

 

Comunicado de prensa                            

Concierto por Chile – Por justicia, paz y libertad                                                    

Durante un mes, millones de chilenos de todo el país han realizado marchas de protesta para exigir un plebiscito y una asamblea constituyente en pos de redactar una nueva constitución para el país. Así mismo exigir mejores condiciones de vida para la mayoría de la población afectada por la desigualdad y las injusticias. El gobierno ha respondido con la violencia y represión de los militares y de la fuerza policial. Hasta el 19 de noviembre había 5 629 personas arrestadas, 2 009 dañados por balines y otras armas no identificadas, 197 con daño o la pérdida de sus ojos, más de 20 personas muertas, 52 personas, sobre todo mujeres, afectadas por la violencia sexual de los policías y 192 afectadas por otras torturas.

La situación es dramática y hacemos un llamado al pueblo sueco, una vez más, a manifestar su solidaridad con Chile.

Nosotros vamos a demostrar nuestra solidaridad con el apoyo de los artistas suecos y chilenos que van a actuar en un concierto por la justicia, la paz y la libertad.

El evento se realizará en Barnensscen en el Parque del pueblo, en Malmö, el martes 26 de noviembre a las 19.00 horas.

La entrada es liberada. Habrá música, exposición de arpilleras y de arte gráfico e información sobre lo que ocurre en Chile.

El evento es organizado por la red “Chile Despertó – Malmö.”

Los artistas que participan son: Jan Hammarlund, Tania Naranjo, Julio Numhauser, Maciel Numhauser, Sofie Hellborg, Miriam Aida, Mats Andersson, César Peña, Tina Quartey, Johannes Nästesjö y Mikael Wiehe.

Arpilleras: Bélgica Castro Fuentes Konst: Marco Leal. Introducción: Enrique Pérez.

 

 

#ChileDespertó #ChileResiste #FuerzaChile #Chileviolateshumanrights 

 

 

About Author

Related items

  • Por qué los grandes líderes mundiales no aceptaron la invitación de Löfven al Foro contra el antisemitismo

    Líderes europeos, expertos y sobrevivientes del Holocausto participaron este miércoles en el Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö, invitados por el primer ministro Stefan Löfven.

    Sin embargo, los grandes líderes mundiales brillaron por su ausencia. El columnista de Dagens Nyheter Ingmar Nevéus, reflexiona sobre el porqué de esto.

     

     Fuente: Dagens Nyheter. 13-10-2021

     

    Se invitó a los principales líderes del mundo - pero casi ninguno asistió.

    Un encuentro en el que todos tienen el mismo mensaje no da la oportunidad de brillar a pesos pesados como Putin y Macron. Es por eso que Stefan Löfven tuvo la compañía de un equipo político B, en el Foro de Malmö contra el antisemitismo.

    Este es un artículo de opinión. El autor es responsable del análisis y puntos de vista del texto.

     

    En la exhibición del Foro de Malmö, la historia oscura de Europa cobra vida.

    Aquí está uno de los autobuses blancos suecos que rescataron a miles de prisioneros de los campos de concentración alemanes.

    Aquí hay testimonios de la última generación de sobrevivientes del Holocausto. Entre otros, el sueco Tobias Rawet, de cuya historia los visitantes pueden participar gracias a la inteligencia artificial – similares a los "asistentes" de voz de los celulares. Si uno le pregunta cómo fue llegar al campo de concentración de Ravensbrück, la respuesta del octogenario (85) llega en una pantalla grande:

    - Obligaron a las madres de todos nosotros a desnudarse, y les raparon el pelo de la cabeza y de otros lugares. Muchas nunca habían estado desnudas ni siquiera para su propia familia. Fue una humillación increíble.

    Tobias Rawet y varios otros supervivientes estuvieron también presentes físicamente en Malmö, junto con políticos de unos cincuenta países y representantes de organizaciones judías y romaníes.

    Pero los nombres más pesados brillaron con su ausencia.

    Muchos esperaron hasta el final que el foro tuviera la atención internacional que solo pueden dar los nombres realmente pesados. Como el encuentro de Göran Persson en Estocolmo, hace 21 años atrás, cuando participaron los políticos más connotados de Israel y la mayoría de los países europeos.

    Rumores no confirmados habían estado circulando en el aire antes de la conferencia.

    ¿Quizás el presidente ruso Vladimir Putin aparecería de todos modos? Eventualmente algún representante estadounidense importante. Posiblemente el francés Emmanuel Macron o, al menos, la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen.

    Pero no.

    Por supuesto, un puñado de pequeños países europeos envió a sus presidentes. Ucrania, Albania y Estonia participaron con los primeros ministros. Pero ni siquiera la camarada de partido de Stefan Löfven, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, consideró que valía la pena hacer el viaje de 39 minutos en tren, a través del estrecho de Öresund.

    En cambio, Dinamarca envió a su ministro de Justicia. Noruega participó con un embajador. Macron, von der Leyen y el canciller de Estados Unidos, Antony Blinken, contribuyeron con mensajes de video pregrabados. Así como el presidente israelí, Isaac Herzog.

    La ministra de Relaciones Exteriores Ann Linde (S) culpa a la pandemia del corona por la baja convocatoria, y dice que muchos jefes de estado y de gobiernos aún no han comenzado a viajar al extranjero.

    Esto puede ser cierto en algunos casos aislados.

    Pero las muchas excusas no son un efecto pandémico. Más bien, se trata de la necesidad de los altos políticos de brillar en el gran escenario, de mostrarse como estadistas ante la audiencia local. Un foro donde todos vienen con el mismo mensaje no cumple esa función.

    Todos están de acuerdo en que se debe preservar la memoria del Holocausto, que debemos hacer todo lo posible para que no se repita nunca nada similar. Que la educación es una parte central de esto, y que se debe poner fin a la retórica del odio en las redes sociales.

    Esto fue formulado con énfasis y compromiso por muchos participantes.

    Al mismo tiempo, un foro como este no da mucho espacio a los temas más difíciles, aquellos en los que no todos están de acuerdo.

    Como dónde está la línea divisoria entre el antisemitismo y la crítica al estado de Israel. O en qué círculos el antisemitismo tiene hoy su principal caldo de cultivo - entre los extremistas de derecha o los islamistas radicales.

    Muchos oradores enfatizaron que el antisemitismo está en aumento, incluido el euroministro de Alemania, Michael Roth. El hecho de que el prejuicio contra los judíos esté floreciendo en Europa también fue confirmado por una encuesta de opinión esta semana.

    Sin embargo, los representantes de muchos países optaron por culpar o por presumir sobre lo mucho que hacen, en lugar de abordar sus propios problemas.

    El ministro polaco de Cultura, Piotr Glinski, hizo hincapié en los museos anunciados sobre los campos de concentración alemanes, pero, por supuesto, no dijo nada sobre la criticada ley del Holocausto de hace unos años, cuando el gobierno polaco quería condenar a prisión a cualquiera que afirmara que un solo polaco había ayudado a los alemanes durante el genocidio.

    De la misma forma, Antony Blinken eligió en su discurso grabado destacar el millón de subvenciones que Estados Unidos ha distribuido para frenar la retórica del odio.Por supuesto, no mencionó nada de que altos representantes de su propio partido Demócrata han sido acusados recientemente de fomentar el antisemitismo.

    De manera similar, el representante de Rusia, Konstantin Kosachev, no habló sobre la nueva interpretación de la historia durante los últimos años, en los que Putin "olvida" que la Unión Soviética fue el principal aliado de Hitler durante los dos primeros años de la guerra.

    En su discurso, Stefan Löfven se refirió al hecho de que fue por iniciativa sueca que los nazis tuvieran una "J" estampada en los pasaportes de los judíos alemanes -  porque Suecia no quería acogerlos:

    - La historia del Holocausto no es un lugar para la autoglorificación o el prestigio nacional. No hay lugar para negaciones o distorsiones, dijo el primer ministro.

    Fue un excepcional momento de autocrítica, durante el foro.

     

     
    El primer ministro sueco, Stefan Löfven, se dirige a los asistentes al Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö. Foto: Ninni Andersson/Government offices of Sweden

     

  • Actividades culturales
     Aquí, algunos de los eventos que próximamente se llevarán a cabo en Estocolmo, además de información de actualidad para la comunidad hispanohablante:

     Instituto Cervantes

     Enlace al Instituto Cervantes de Estocolmo - haga clic


     


    PANORÁMICA - el Festival de Cine Latinoamericano más grande en Suecia y el primero de Estocolmo

    El 21 de septiembre de 20121, arranca la 7ª edición del Festival de Cine Latinoamericano de Estocolmo con la película El perro que no Calla de Ana Katz en Zita. La película ya está agotada, pero en el de Panorámica se puede leer más sobre otras películas que se proyectarán esta semana. 

    El perro que no Calla se proyectará también el domingo 26 de septiembre en el cine Bristol (Sundbyberg). El miércoles, el festival continúa en los cines Zita y Klarabiografen, y además se puede seguir en Panoramica Online - HAGA CLIC 

    Desde la primera edición en 2015 hemos mostrado lo mejor y más reciente del cine de calidad latinoamericano.

    ¡Bienvenidxs a la séptima edición del Festival del 21 al 26 de septiembre de 2021!

    ENLACE - HAGA CLIC 

    Lea más sobre algunos de las películas más destacados durante el festival y el programa completo aquí abajo

    PROGRAMA 2021
    A Febre (Maya Da-Rin, Brasilien, 2020)
    A primeira morte de Joana (Cristiane Oliveira, Brasilien, 2021)
    Apenas el sol (Aramí Ullón, Paraguay/Argentina/Schweiz, 2020)
    Aurora (Paz Fábrega, Costa Rica, 2021)
    Chaco (Diego Mondaca, Bolivia, 2021)
    El perro que no calla (Ana Katz, Argentina, 2021)
    El viaje de Monalisa (Nicole Costa, Chile, 2019)
    La revolucion y la tierra (Gonzalo Benavente Secco, Peru, 2019) 
    La vocera (Luciana Kaplan, Mexiko, 2020)
    Las siamesas (Paula Hernandez, Argentina, 2020)
    Mamá, Mamá, Mamá (Sol Berruezo Pichon-Riviére, Argentina, 2020)
    My Tender Matador (Rodrigo Sepúlveda, Chile, 2020)
    New Order (Michel Franco, Mexiko, 2020)
    Nudo Mixteco (Ángeles Cruz, Mexiko, 2021)
    Nũhũ Yãg Mũ Yõg Hãm: Essa Terra É Nossa (flera, Brasilien, 2020)
    O Índio Cor de Rosa Contra a Fera Invisível (Tiago Carvalho, Brasilien, 2020)
    Once Upon a Time in Venezuela (Anabel Rodríguez Ríos, Venezuela, 2020)
    Sin senas particulares (Fernanda Valadez, Mexiko, 2020)
    The Seventeen (Celina Echer, El Salvador/Sverige, 2021, Folkets Bio)
    Vision Nocturna (Carolina Moscoso, Chile, 2019)

     

    TEATRO/DRAMA (En sueco) 

     

    En tiempos de pandemia, el Teatro Real Sueco ofrece un variado repertorio de obras que se pueden disfrutar cómodamente desde casa, gracias a su servicio Dramaten Play (Enlace) 

     

     

    Aquí, enlaces a algunas de las obras:

    Idioten Fjodor Dostojevskij, dramatisering Mattias Andersson 

    Utvandrarna Vilhelm Moberg, dramatisering Irena Kraus

    De sista vittnena Svetlana Aleksijevitj

    Den girige Molière 

    Mormors svarta ögon Tanja Lorentzon

     


      

     


      

    Desea dar a conocer su actividad cultural o social? Envíenos un correo electrónico a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con copia a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

    Vill du dela med oss om ett event? Maila till Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. och bifoga kopia till: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

  • 11 de septiembre de 1973 - Una fecha para Nunca Más

    “Hoy se cumplen 48 años del golpe de Estado de 1973. Una traición imperdonable a la Constitución y al gobierno democráticamente elegido del presidente Salvador Allende, a Chile entero. Una acción bárbara, sanguinaria, criminal y asesina”, escribe la psicóloga y escritora Thamar Álvarez Vega. ¿Cómo vivieron los niños ese día fatídico en la historia de Chile? La autora nos comparte su experiencia y nos recuerda la importancia de la memoria histórica.

     

     Por: Thamar Álvarez Vega

     

    Hoy, 11 de septiembre, se conmemora uno de los eventos más duros, crueles y sanguinarios de la Historia de Chile. Pues se cumplen exactamente 48 años del golpe de Estado de 1973. Tengo claro que serán muchos los que rememoren este día desde su visión como militantes, simpatizantes, colaboradores, participantes o, simplemente, ciudadanos de a pie de la época de la UP y del gobierno del presidente Salvador Allende.

    Yo rememoraré ese día y los subsiguientes - previos al exilio de mi familia- desde la perspectiva de la persona que era entonces. Una niña de 8 años a quien el golpe de Estado alcanzó en su casa, en el seno de una familia de izquierdas, con abuelos, padres, tías y tíos militantes del PC y el MIR.


    Salvador Allende durante su campaña presidencial, con a los abuelos de la autora: Luis (a la derecha) y Raquel (izquierda). Foto: Privada. 

    Ustedes dirán que poco puede aportar a la memoria histórica y a la verdad una niña de tan corta edad. Pero se equivocarían. Pues lo que recuerdo de aquellos días impactó con tal fuerza en mi familia y en mi entorno, que me dejó imágenes, frases, escenas y, en suma, recuerdos imborrables. Como, estoy segura, ocurrió con muchos niños y niñas de entonces.

    El golpe de Estado comenzó muy temprano, en Valparaíso, puerto del que somos originarios todos los miembros de mi familia chilena. Mi abuelo, Luis Vega, era abogado y trabajaba como asesor jurídico del gobierno de Salvador Allende en la Intendencia de Valparaíso, sita en aquellos días en el edificio de la Armada, en Plaza Sotomayor. Desde muy temprano aquella mañana, captó movimientos sospechosos por parte de la plana mayor de la Armada e intentó alertar al presidente Allende por teléfono. No pudo. Fue detenido en la misma Intendencia y conducido, en primera instancia, a La Esmeralda, donde fue brutalmente interrogado y torturado. En los días y semanas siguientes, mi abuelo sería trasladado a Isla Dawson y, posteriormente, a los campos de concentración de Ritoque y Puchuncaví, donde seguiría sufriendo todo tipo de apremios y torturas.

    Mi padre, Víctor Manuel, fue exonerado de su trabajo y mi madre, Mariana, debió abandonar sus estudios universitarios en la Universidad de Playa Ancha pues esta cerró sus puertas con carácter indefinido desde el mismo 11 de septiembre. Ambos recibieron el aviso del golpe de Estado gracias a una vecina – en ese entonces vivíamos en la Población Empart de 15 Norte, en Viña del Mar – que recibió el llamado telefónico de mi abuela, Raquel, desde Valparaíso, y avisó a mis padres. Yo estaba en ese momento tomando mi desayuno, pues me aprestaba a acudir al Colegio Hebreo, donde estudiaba 4º básico. En ese mismo instante, con mi taza de té con leche en la mano, el mundo que me rodeaba cambió para siempre.


    Thamar junto a su hermana, Marcia y a su padre, Victor Manuel. Foto: Privada.

    El descalabro en mi familia podría verse como una metáfora, a escala menor, de lo que ocurrió en el país desde ese día oscuro. Un descalabro terrorífico que se volvió cotidiano en miles de hogares chilenos, y que para muchos de ellos duró 17 años.

    Muchas serían las remembranzas que podría compartir con ustedes de aquellos días. La visión del departamento de mis abuelos en Valparaíso luego del allanamiento sufrido por militares. El largo pasillo atestado de libros, revistas, posters, carpetas, que dificultaban el paso al transitar por este; los muebles corridos, las vitrinas volcadas, los cables arrancados de la pared… La detención de mi madre una noche de octubre, estando solas en casa, los golpes y gritos atronadores en la puerta, y cómo los militares se la llevaron no sin antes permitir – todo un detalle - que nos dejara a mi hermana y a mí al cuidado de una vecina, Inés; las detenciones de mis tías en la academia de guerra naval, el cuartel Silva Palma, y en el caso de una de ellas, en un barco de guerra, el Lebu; el llanto de mi abuela ante la violencia que sacudía a su familia; la radio transmitiendo una única palabra con voz tétrica y metalizada: “Esculapio”; el miedo y el desconcierto por la falta de información del estado de mi abuelo; mi padre alejado del peligro gracias al proverbial trabajo que un familiar le consiguió en Los Andes; la persecución que sobrevino después de la liberación de mi madre y mis tías; el transcurrir de los meses en un clima de amenazas constantes y la incertidumbre por el futuro del país. Y, finalmente, el exilio de toda mi familia, que dio comienzo a una diáspora que dura, para muchos de nosotros y nosotras, hasta el día de hoy.

    Sin embargo, no todos son recuerdos propios. Llegadas las Fiestas Navideñas y con mi padre ausente, mi madre, mi abuela, mi hermana y yo nos reunimos nuevamente en casa de Inés. Y lo que sucedió esa noche tuvieron que contármelo pues la tengo borrada, bloqueada. Por mi madre pude enterarme de que esa Nochebuena, ya oscuro, por el ventanal del jardín apareció una joven mujer disfrazada de Papá Noel. Desde dentro del departamento se apresuraron a abrir el ventanal y dejarla entrar, pues ya era hora del toque de queda. La joven les explicó que se encontraba sola, que su padre y su marido estaban presos y en paradero desconocido. Y que, sola y triste en su casa, había tomado la resolución de vestirse de fiesta y salir por la población a alegrar a los niños… Pero, allí sentada en el tresillo del salón, sus palabras se convirtieron en llanto desolado, que contagió a todos quienes la escuchaban. ¿A alguien puede extrañar que una niña bloqueara en su memoria una escena como esa?


    La autora junto a su hermana y a su madre. Foto: Privada.

    En una niña es comprensible. En un país, no. Hoy se cumplen 48 años del golpe de Estado de 1973. Una traición imperdonable a la Constitución y al gobierno democráticamente elegido del presidente Salvador Allende, a Chile entero. Una acción bárbara, sanguinaria, criminal y asesina. El principio de una dictadura cruel que duró 17 años y que significó miles de muertos, desaparecidos, exiliados, torturados, exonerados, relegados y mujeres violadas y también asesinadas y desaparecidas.

    Una fecha para no olvidar. Una fecha para Nunca Más.

     

    Esplugues de Llobregat, Barcelona, España

    Thamar Álvarez Vega 

    Psicóloga y escritora 

     


    Salvador Allende tenía una gran preocupación por los niños. El medio litro de leche diario fue una de sus emblemáticas medidas, que contribuyó a mejorar la calidad de vida, sobre todo de los niños que vivían en la extrema pobreza. Foto: Wikimedia.org.


    El Palacio de la Moneda siendo bombardeado, el 11 de septiembre de 1973. Foto: Archivos.

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español