Jueves, 19 Abril 2018 | Login
A cien años del nacimiento de Don Valentín - Volodia Teitelbom

A cien años del nacimiento de Don Valentín - Volodia Teitelbom

Por:  Enrique Duran. Archivo y Biblioteca. 

 

Archivo y Biblioteca de la Memoria de Chile en Suecia, conmemoró, el jueves 24 de marzo de 2016, el centenario del nacimiento de Volodia Teitelboim, don Valentín, en el local de la Asociación Víctor Jara.

   Valentín Teitelbom Volosky, nació en Chillán, el 17 de marzo de 1916. Su padre Moisés Teitelboim nació en Ucrania y llegó a Chile en 1910. Su madre Sara Volosky provenía de lo que hoy es Moldavia. Volodia Teitelboim fue, y de alguna manera continúa siendo, uno de los dirigentes políticos e intelectuales más importantes en la historia contemporánea de Chile.

Durante la década de 1940 sufrió, al igual que muchos de los militantes del Partido Comunista de Chile, la persecución ocasionada por la Ley de Defensa de la Democracia, también conocida como la Ley Maldita. Estuvo relegado y detenido en el campo de concentra-ción, en Pisagua. Durante la dictadura de la Junta Militar dirigida por Augusto Pinochet, vivió el exilio en Moscú, donde dirigió el programa Escucha Chile en Radio Moscú. Retornó a Chile clandestinamente en los tiempos finales de la Dictadura. En l989 fue elegido Secretario GeneraL del Partido Comunista, cargo que ejerció hasta 1994, cuando Gladys Marín asumió el relevo.

   Los libros de memorias de don Volodia, tales como “Un muchacho del siglo XX” (1997), “La Gran Guerra de Chile y otra que nunca exis-tió” (2000) y “Noches de Radio” (2001) recogen desde su perspectiva política y social un gran panorama de situaciones y vivencias del Chile del siglo XX. Famosas son sus biografías de Pablo Neruda y Gabriela Mistral. Su obra abarca también la novela. Marcó un hito en la narrativa social con “Hijo del Salitre”, que tiene como protagonista a Elías Lafferte, histórico líder comunista y pieza clave en el desarrollo del movimiento obrero en Chile.

   Periodista, crítico literario y fundador, junto a Neruda, de la revista “Aurora de Chile” en 1938 y “Araucaria de Chile”, durante el exilio y cuyo primer número apareció en 1978. Además fue uno de los funda-dores y sub-director del periódico “El Siglo”. Volodia Teitelboim volcó su pasión por la palabra no sólo en a escritura, sino también en la arena política, donde los más diversos sectores lo han reconocido como uno de los grandes oradores del Congreso Nacional. Como él mismo comentó, “ La política era mi mujer legítima y la Literatura, mi amante. La amante me rondaba por las noches, pidiéndome cuen-tas”.

   Archivo y Biblioteca rinde este merecido homenaje a don Valentín, este “ muchacho del siglo XX” en el local de la Asociación Víctor Jara, este jueves 24 de marzo del 2016 con ocasión del Centenario de su nacimiento. Los esperamos calurosamente.

 

About Author

Related items

  • Dimite la secretaria permanente de la Academia Sueca

    Publicado: 2018-04-12. Actualizado: 2018-04-14. Actualizado: 2018-04-16

    La turbulenta semana de la Academia Sueca culminó este jueves por la tarde con la dimisión de la secretaria permanente, Sara Danius.

    - Dejo el cargo de secretaria permanente de la Academia. El deseo de la Academia era que me retirara, y por lo tanto decidí además renunciar a mi sillón, el número siete. Esta decisión la he tomado con efecto inmediato, declaró Sara Danius a la prensa, y agregó que lo hacía pensando en el bien de la Academia.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Como una verdadera tragedia griega se ha ido desarrollando la peor crisis en tiempos modernos de la Academia Sueca.

     

    Y este jueves resultó en la dimisión de la mismísima secretaria permanente, Sara Danius, quien fue la primera mujer que asumió en el cargo, luego de 18 predecesores.

    - Me habría gustado quedarme más tiempo. Pero hay otras cosas interesantes que hacer en la vida, dijo Danius a la salida de la Casa de la Bolsa, luego de una reunión de tres horas con los miembros de la Academia.

     

    También se dio a conocer que la controvertida poeta y miembro de la Academia, Katarina Frostenson, se retira por un tiempo indeterminado.

    - Tenemos la esperanza de que la Academia pueda sobrevivir como institución, dijo el director de la misma, Anders Olsson, quien asume en el cargo de secretario permanente interino, en tanto que la Academia se reconstruye.

     

    Y agregó:

    - Nos vimos en la obligación de llegar a un acuerdo. De dar un paso atrás. Quienes anteriormente defendieron a Katarina Frostenson, dieron un paso atrás, y Katarina aceptó a renunciar a sus labores dentro de la Academia. Luego tratamos de resolver la crisis de confianza respecto a Sara Danius, mediante su dimisión, dijo Anders Olsson.

     

    Pero, la miembro más reciente de la Academia, la escritora Sara Stridsberg (elegida el 2016), dio otra versión del asunto:

     

    “Yo he luchado durante toda la tarde para que Sara Danius se mantuviera en el cargo de secretaria permanente. Para mí, ella ha sido una clara esperanza”, escribió, en un mensaje de texto a Dagens Nyheter.

     

    “El dealen  [trato] de la Academia fue que Katarina Frostenson dejase sus funciones en la Academia, no su sillón, si Sara Danius dimitía como secretaria permanente. Yo lloré, durante la reunión”, escribe Sara Stridsberg en un mensaje a DN.

     

    Con la dimisión de Sara Danius, se puede constatar que la esperanza de una renovación de esta arcaica institución se esfuma.

     

    En la práctica, se trató de un golpe para derrocar a Sara Danius. El "team Horace Engdahl" ganó al "team Sara Danius".

     

    Se trata de una lucha entre el hombre cultural y la mujer cultural, como lo ha dicho la académica Ebba Witt Brattström. 

     


    La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, a las salida de la reunión del jueves. Foto: Omni.se. 

     

    Este jueves, las redes sociales se encendieron. Muchos concuerdan en que lo mejor sería disolver la Academia, una institución feudal que no rima con un país moderno como Suecia.  Una institución que dispone de grandes cantidades de dinero, libre de impuestos y sin transparencia alguna. Una institución donde los miembros son vitalicios, y cuando alguno se va – porque fallece – otros pueden elegir a sus amigos. Otros se enfadan y se van, y su sillón permanece vacío por décadas.

     

    En otras palabras, las condiciones perfectas para la corrupción.

     

    El jefe de cultura de Dagens Nyheter, Björn Wiman, comentó esta tarde en el noticiero Aktuellt la situación, y dijo que la decisión de la Academia era “totalmente absurda”.  

    - Lo que ha ocurrido con la Academia no es más que una gran tragedia, tanto para la institución como para la vida cultural sueca, que depende de su buen funcionamiento. Ahora tenemos una institución en la que nadie confía. Es imposible ver cómo estos 11 miembros que permanecen y que claramente han demostrado que no solo están a un lado de la sociedad, sino además por debajo de la sociedad, van a salir adelante. Que no quieren seguir la recomendación de un renombrado bufete de abogados para recurrir a las autoridades pertinentes por sospechas de fraude. Que hacen oídos sordos a los abusos sexuales que ocurren a su alrededor.

     

    Horace Engdahl, que fuera secretario permanente de la Academia entre 1999 y 2009,  ha alabado a su amigo, el “perfil cultural” diciendo que es “el mayor gentleman que ha conocido”.

    18 mujeres no piensan lo mismo.

     

    Una institución arcaica y machista

    La Academia Sueca es una de las instituciones más machistas de la sociedad sueca. Desde 1786, hasta el 2016, cuando Sara Stridsberg fue elegida en el sillón número 13, la Academia ha contado con 190 miembros. ¿Cuántos de estos han sido mujeres?

    Once. (*) 

    La primera mujer en la Academia Sueca fue la escritora Selma Lagerlöf.  Fue elegida el 28 de mayo de 1914, luego de un cambio en los estatutos. 

    Sara Danius ocupaba el mismo sillón que Selma Lagerlöf, el número 7.

    Y ahora está vacío.

     

    Actualización: 

    (*) Anteriormente habíamos escrito nueve mujeres. La cifra correcta es once.

    Aquí, un gráfico con ellas.

     

     

    Foto: captura de pantalla de la edición digital de Svenska Dagbladet.

     

     

    A los 128 años de que se fundara la Academia Sueca, y se hubieran elegido a 114 miembros, pudo recién ocupar un sillón una mujer. La escritora Selma Lagerlöf, quien obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1909, que ese año - por primera vez - recayó en Suecia.

     

    Vale decir, durante los 232 de vida de la Academia, solamente once mujeres han sido elegidas en la institución. En 1978 fue elegida la escritora Kerstin Ekman, pasando a ser la tercera en la historia. Sin embargo, luego de una disputa por la fatua a  Salman Rushdie, la autora abandonó la Academia, en 1989, o sea, hace 30 años atrás. Su sillón continúa vacío, ya que los miembros son vitalicios y no pueden ser reemplazados.

     

    Y las mujeres no lo han tenido fácil. Selma Lagerlöf nunca logró tener gran influencia dentro de "los dieciocho", y fundó su propio fondo becas para escritoras, luego de que sus ilustres colegas no manifestaran deseo alguno de apoyarla en ello.

     

    La segunda mujer en la Academia, Ellin Wägner, tuvo que ver con el Premio Nobel a Gabriela Mistral, al término de la Segunda Guerra Mundial. Pero solo alcanzó a ocupar su sillón durante cinco años, fue elegida en 1944 y falleció en 1949.

     

    Marianne Enge Scharz es una de las fundadoras del círculo Ellin Wägner, y ha estudiado las dificultades con que tuvieron que lidiar las primeras mujeres en la Academia.

     

    - Como en todas partes, no era nada fácil estar entre las primeras mujeres. Tampoco creo que ella pudo hacer cambios en la Academia. Wägner contribuyó a que una mujer, Gabriela Mistral, recibiera el Premio Nobel en 1945, pero más que eso, no. Una mujer sola difícilmente puede cambiar una directiva junto a 17 vejetes, dice Marianne Enge Scharz en un artículo en Svenska Dagbladet.

     


    Los dieciocho, que en la actualidad son 13 y, estos últimos días, solo 11. De cabecera de mesa, Horace Engdahl. A su derecha, Peter Englund (predecesor de Danius). A su izquierda, Sara Danius. Como se puede apreciar, la representación femenina es paupérrima: tres mujeres de diez hombres. Pero ha sido peor. Foto: Svenska Akademien. 

     


    Sara Danius y Sara Stridsberg cuando abandonan la Academia, el pasado viernes. Foto: TT. 

     

    Actualización:

     

    Si alguien pensó que el asunto terminaría aquí, se equivocó. En Suecia, país en donde el movimiento MeToo se ha dado más fuerte que en ninguno otro, no es fácil – ahora – acallar a las mujeres.

     

    Al día siguiente de la dimisión de Sara Danius, un gran número de personalidades, ministros/as, actores, actrices, cantantes, gentes de la cultura, intelectuales, opinólogos, youtubers y todo quien quiso, se manifestó a favor de la elegante ex secretaria permanente, portando la prenda favorita de ella: una blusa con lazo (en sueco: knytblus). 

     

    Hombres y mujeres. Aquí, algunos de ellas y ellos:

     

    Alice Bah Kuhnke, Ministra de Cultura y de Democracia (Partido Verde): “Un nuevo día amanece. La lucha feminista se libra todos los días, lo sabemos muy bien. En el autobús, en los corredores de la escuela, en la sala de reuniones del trabajo. Un paso atrás ayer significa, al menos, dos pasos adelante hoy. ¡Vamos unidos!”, escribe en Instagram.

     

     

     

    “Los señores de la Academia pensaron que la carrera estaba ganada, cuando echaron a Sara Danius. Well. No podrían estar más equivocados, porque la revolución que surge de un rancio sexismo se ha fortalecido con la cultura del powersuit #knyblus".

    "¿He entendido bien el asunto? Un hombre que es cercano a la Academia comete una serie de atropellos sexuales en contra de mujeres a lo largo de décadas. La solución de la Academia: Una mujer con talento, sentido del humor y clase [Talento y gusto es la divisa de la Academia] es obligada a dimitir. ¿Me he perdido algo?”, escribe en Twitter el tenor Rickard Söderberg.

     

     

     

    “¡Si hubiera tenido una blusa con lazo, la habría lucido hoy día! Las mujeres se ven obligadas a retirarse, mientras que la hegemonía de los vejetes se dan palmetazos en la espalda. #BortmedHorace (Fuera con Horacio) y que vuelva Sara!”, escribe la parlamentaria del Partido de Izquierda ante la Unión Europea, Malin Björk, en Twitter. Y aprovecha de decir que también se debe acabar con la monarquía.

     

     

     

    “Hoy todo el equipo se luce con blusa con lazo. Sin palabras ante la turbulencia de los últimos meses en la Academia”, escribe en Instagram el Ministro de Comercio (Socialdemócrata), Mikael Damberg.

     

     

     

    "El hecho de que Sara Danius dimite de la Academia Sueca es una gran pena, ¡y una mancha más en un gobelino ya bastante sucio del 1700!" Escribe en Twitter el escritor y conductor Mark Levengood.

     

     

     

    Y, este jueves, cuando los ilustres dieciocho – que ahora solo son 11 – se reúnan, en la Sala de la Bolsa, en la Ciudad Vieja, se encontrarán con una manifestación en apoyo a Sara Danius. Convoca, Cissi Wallin:

     

    “Nos vemos el jueves a las 17.00? La actuación de la Academia Sueca refleja las estructuras que imperan en cada rincón de nuestra “moderna” sociedad. El jueves nos unimos y demostramos a toda la sociedad que este es un modelo que es necesario romper”, escribe Cissi Wallin en Instagram, e insta a unirse a la manifestación de las blusas con lazo y por la disolución de Academia en pleno.

     

     

     

     

  • Otra mirada a Nicanor Parra

    A pesar de su talento en las letras, de su genialidad y de los galardones obtenidos en su paso terrenal de más de un siglo, el poeta y antipoeta Nicanor Parra fue un personaje que despertó controversias.

    Muchos lo amaron, otros lo odiaron. El escritor y dramaturgo chileno radicado en Suecia, Enrique Durán, nos muestra un lado menos favorable de Don Nicanor, la otra cara de la moneda, que tanto le gustaba buscar al antipoeta.

    Este es un artículo de opinión (*)

     

     Por: Enrique Durán

     

    Nicanor Parra falleció el 23 del pasado mes de enero, en su antigua casa de La Reina, en Santiago.  Tenía 103 años. En julio del año pasado se sentía ya muy mal y abandonó su casa de Las Cruces, junto al mar, donde había vivido tantos años. Había publicado un libro que sería el póstumo.  Se titulaba El último apaga la luz”, ¿una copia de la broma que hacían los compañeros Tupamaros que tenían que salir al exilio, abandonando su país, en la década de los 70?   Quizás.  Parra era extravagante y transgresor. Se sentía, acaso ¿el último o el penúltimo de los poetas?

    Lo cierto es que él era una persona, a veces, difícil de tratar, de comprender su comportamiento y la gran egolatría que fue creciendo en él.

    Su infancia fue difícil. Hijo mayor de una modesta familia campesina: nació en San Fabián de Alico, región del Bío-Bío, y tuvo ocho hermanos, entre ellos nuestra famosa y querida Violeta Parra. Fue el único de todos los hermanos que pudo terminar sus estudios e ingresar a la Universidad de Chile, donde estudió Matemáticas y Física. No tenía medios económicos y muchas veces su familia vivía en la mayor pobreza, debido a la conducta errática de su padre, profesor primario y músico. A menudo se pasaba las noches en cantinas y bares, cantando y tocando la guitarra y no iba a la escuela a hacer sus clases. Esto obligó a la familia a cambiar muchas veces de domicilio y de ciudades y lugares. 

    En 1932, Nicanor abandonó la familia y se fue a Santiago. Allí, gracias a la ayuda de Gonzalo Torres, su profesor en el Liceo de Temuco, consiguió una beca de la Liga de Estudiantes Pobres, para cursar el último año de Secundaria en el Internado Nacional Barros Arana. Allí conoció y entabló gran amistad con Jorge Millas, Luis Oyarzún y Carlos Pedraza, hijos de familias pudientes y bien consideradas en la sociedad santiaguina de la época.

    En 1933, ingresa al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde empieza a estudiar Matemáticas y Física. Es un nuevo y gran cambio en su vida, porque, aunque la Poesía y la Literatura han llegado a ser partes integrales de su vida y ha escrito ya algunos poemas, estas ciencias se revelan para él como un nuevo universo.

    Para financiar sus estudios, continuó en el Internado Barros Arana, trabajando como inspector, junto a sus amigos Jorge Millas y Carlos Pedraza.

    En 1935 los tres amigos fundaron la Revista Nueva, y en ella, Nicanor Parra realiza sus primeras publicaciones. Sigue leyendo, ávidamente, poesía y gran literatura y comienza a integrar el mundo de la ciencia y de la realidad poética.  El gran poeta español Federico García Lorca ejerce sobre él una gran influencia. 

    En 1937, Nicanor Parra se gradúa como profesor de matemáticas y publica, entonces su primer libro, titulado "Cancionero sin Nombre". En estos poemas, la influencia de García Lorca es inmensa.

    Parra trabaja como profesor de Matemáticas y Física en diversos liceos de Santiago y de provincia. Estando en Chillán fue nombrado poeta laureado en la Fiesta de la Primavera. Allí se encontró por primera vez con Pablo Neruda, quién estaba en gira política apoyando la campaña presidencial de don Pedro Aguirre Cerda en representación del Frente Popular.  Este encuentro tiene gran significación para Nicanor Parra. Neruda es, quizás, en esos años el poeta más famoso y representativo de Chile, ya que ha publicado muchos años antes ”Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada" ”Crepusculario”, “Residencia en la Tierra” y, durante la guerra civil española, ”España en el Corazón”.

    Es Neruda, además, quien influye para que Nicanor Parra reciba el Premio Municipal de Poesía, otorgado por la Municipalidad de Santiago.

    Los poetas más grandes y leídos en el Chile de la época, cuando comienza la Segunda Guerra Mundial, son junto a Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Pablo de Rokha. Los tres son poetas comunistas, aunque tienen muchas y graves contradicciones entre sí. Las polémicas entre ellos se suceden y, en la práctica, llegan a rupturas irreconciliables. 

    Cuando Pablo de Rokha publica ”Neruda y Yo”, donde trata de dejar a Neruda por el suelo, el que pierde es de Rokha, dado que Neruda publica entonces su “Canto General de Chile”, y luego, durante la persecución de González Videla, Neruda va al exilio y se publica, clandestinamente, el ”Canto General”. Así Neruda llega a ser el poeta de nuestra generación de jóvenes de aquella época, que luchaban por una verdadera democracia y un camino al socialismo. 

    Huidobro muere, no recuerdo bien el año, ¿1948? Y de Rokha, a pesar de todos sus esfuerzos, es ignorado y, prácticamente se hunde en el olvido.

    Todo esto influye, creo yo, en una crisis y un conflicto ante la poesía que escribe Nicanor Parra. Todavía es joven y recibe becas, invitaciones y recursos para viajar a otros países. Estados Unidos, Inglaterra, los países nórdicos, Suecia entre ellos, para estudiar o dar charlas y conferencias sobre su especialidad de profesor en Matemáticas y Física.

    Él es un hombre muy inteligente y hábil.  Ha comprado una casa, en la subida de La Reina y allí ha reunido a gran parte de su familia.  Pero ya está decepcionado por la política. No sabe a dónde va el mundo, con la Guerra Fría entre EE. UU. y la Unión Soviética. Las universidades del capitalismo europeo no sólo lo amparan, sino que le ofrecen privilegios económicos y él se convierte en un personaje importante dentro del mundo científico. 

    Lo curioso, o lo cómico y extraordinario, es que él no ha olvidado su herencia cultural campesina. Esto y su oscilación política entre capitalismo y una sociedad futura, hace que empiece a escribir otro tipo de poemas, o de poesía. Lo que él empieza a nombrar como” antipoesía”. En éstos sus primeros poemas ”antipoéticos”, desarrolla un gran sentido del humor, podemos llamarlo campesino, pero también influenciado por la posición que ya ha adquirido en la sociedad profesional de Ciencias Matemáticas y de Física. Por ejemplo. El primer poema del libro ”Poemas y Antipoemas”, publicado por la Editorial Nacimiento, titulado ”Sinfonía de Cuna” comienza:

     ”Una vez andando -  Por un parque inglés – Con un angelorum – sin querer me hallé- Buenos días, dijo -  Yo le contesté. - El en castellano, - pero yo en francés.” Y así, el poema irónico continúa : ”Ángel más absurdo – non volveré a ver – Muerto de la risa – Dije good by sir.-  Siga su camino – Que le vaya bien. – Que la pise un auto. – Que la mate el tren. – Ya se acabó el cuento.- uno, dos y tres.”

    Hay muchos análisis de lo que contiene la anti-poesía, y de sus contradicciones.  Algunos la consideran como una burla a lo que ha sido la poesía desde sus orígenes. Otros, como una respuesta a que el mundo cultural, el mundo real se está hundiendo y nuestras vidas ya no tienen sentido. Estamos aún, en esos años, en plena Guerra Fría.     

    En Nicanor Parra existe la tradición de la poesía popular, folklórica, que vivió en su infancia campesina. Pero, él es una de esas personas extraordinarias e inteligentes que, por formación y aprendizaje cultural, sobrepasan o abandonan la clase en que han nacido, y así viven en un mundo distinto al que vivieron de niños.

    Y con los años que se vienen encima y los nuevos recursos económicos que adquieren empiezan a sentir que son distintos, que son otros: que ahora viven en niveles superiores. Pero está el conflicto de si son ellos o no. La personalidad cambia, se transforma, adquiere, aun cuando no lo quieran una nueva personalidad.   En el caso de Nicanor Parra, la conclusión llega a ser: ”Yo soy único”.

    Quizá es la razón de su antagonismo con otros poetas que habían logrado realizar una nueva poesía. Los surrealistas de la ”Mandrágora, Vicente Huidobro, Pablo de Rokha, y fundamentalmente Pablo Neruda. Todos ellos son despreciables o antagónicos a él.  Él, Nicanor, es único. Y esto él dice claramente cuando escribe;…”Nosotros condenamos . Y esto sí que digo con respeto, la poesía del pequeño Dios (Huidobro) La poesía de vaca sagrada (Neruda) La poesía de toro furioso (de Rokha).

    Y finaliza ”Los poetas bajaron del Olimpo”.

    ¿Respeto?, me pregunto. Sobre todo, ya que fue Neruda quien logró que Parra fuera admitido como miembro a la Academia Literaria y lo presentó él mismo con un elogioso poema. Parra respondió con un poema juguetón, donde sutilmente se burlaba de Neruda y de otros poetas.  Posteriormente escribió: "Durante medio siglo la poesía fue el paraíso del tonto solemne, hasta que vine yo y me instalé con mi montaña rusa”.

    Mucho se podría hablar de Nicanor Parra y no precisamente para regalarle elogios.  

     

    Sun Axelsson, en su juventud.

     

    Por ejemplo, la relación erótica - que tuvo con esa extraordinaria escritora sueca, Sun Axelsson, a quién dejó embarazada y sin ayuda.  En Suecia, en esos años y también en Chile, el aborto estaba prohibido por la Ley.  Fue Jorge Teiller, poeta y miembro de una familia de militantes comunistas, quien se endeudó para conseguir dinero y Sun Axelsson pudiera poner fin al embarazo. Esto lo relató la distinguida periodista y escritora chilena Virginia Vidal, quién contó este episodio, hastiada del machismo y anti-feminismo de Nicanor Parra.

    Sun Axelsson había viajado a Chile para decirle a Parra que estaba embarazada, que esperaba un hijo de él. Él se negó a escucharla y la dejó en la calle. Violeta se enfureció con su hermano. Arrendó una habitación para Sun y trató de ayudarla para que pudiera tener algún dinero. Le consiguió trabajo en el Departamento Cultural en la Casa Central de la Universidad de Chile. Así fue como Jorge Tellier y Enrique Lihn conocieron a Sun Axelsson y la ayudaron a salir de su complicada situación.  Sólo en la lujosa clínica Santa María había algunos médicos que clandestinamente realizaban abortos, pero eso costaba mucho dinero. Esto enfrió la relación entre Violeta y Nicanor, quién jamás quiso aludir al ”asunto” como él lo llamó.

    Muchos años después, cuando Violeta se encontraba en una difícil situación económica con su carpa de La Reina, agobiada y quebrada sentimentalmente ante el quiebre de su relación amorosa con su novio belga, Nicanor tampoco le prestó ayuda monetaria. Después del suicidio de Violeta, Nicanor tiene la desvergüenza o la impudicia de escribir ese poema llamado” Defensa de Violeta Parra”. Es un poema muy hermoso y hace llorar. Pero, también indica o puede decirnos que Nicanor Parra vivía en su propio” paraíso” y su ”Antipoesía” es, quizás la manera de burlarse de todos, incluso de sí mismo, de su valía como ser humano y de que la vida no merece ser vivida.

    Ojalá me equivoque, pero es la contradicción que veo entre su vida, su politicismo neutro, ambiguo, y la gran admiración que siente por sí mismo. En su egolatría intenta condenar a todos los poetas. Él es el único poeta válido con que cuenta Chile y el planeta.  Pero no era como poeta que fue invitado a países extranjeros, sino como científico en Matemáticas y Física. El mismo hecho de vivir sus últimos años en Las Cruces, a un par de kilómetros de Isla Negra, ¿fue para que se le comparara o se le igualara con Pablo Neruda? 

    Y mi pregunta es, mi duda: ¿Toda de poesía, y su vida, fue una broma o una tragedia que él quiso ignorar o, quizás, olvidar?

     

    Enrique Durán B. Estocolmo, 4 de febrero 2018

     

     

     

     

     

     

     

    (*) Este es un artículo de opinión, lo que significa que Magazín Latino no se hace responsable de las opiniones vertidas en el artículo.

     

     

  • Con la mirada puesta en Chile

    Con la película del director mexicano Guillermo del Toro, ”La forma del agua”, arrancó este miércoles la 28 edición del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen.

    Este año, el certamen pone el foco en Chile, presentando cinco películas chilenas, entre estas Neruda, de Pablo Larraín. El director chileno vendrá a Estocolmo a recibir su Caballo de Bronce, por el Premio al Cine Visionario, y participará en un coloquio el sábado 18 de noviembre.   

    En entrevista con Magazín Latino, la directora del Filmfestival, Git Scheynius, nos contó que considera a Pablo Larraín “un cineasta fantástico”.

    - Queríamos que viniera a recibir su premio en persona, apuntó la jefa del festival de cine más importante de la capital escandinava.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    Como es habitual cada año en el mes de noviembre, el Festival de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen ilumina las tardes frías y oscuras del comienzo del invierno escandinavo con el glamour de las estrellas de Hollywood y la magia del séptimo arte.

     

    Y es un festival que desde sus comienzos ha dado protagonismo a las directoras, que no abundan precisamente, en el mundo de la cinematografía. “Nos esforzamos cada año en tener tantos directores como directoras, y estamos orgullosos de eso”, dice Git Scheynius.

     

    Con éxito. Desde el 2000, la mitad de las ganadoras de los Caballos de Bronce han sido mujeres.

     

    La ganadora del Stockholm Lifetime Achievement Award 2017 es la legendaria estrella de Hollywood Vanessa Redgrave, conocida no solo por su talento en la pantalla grande, sino también por su compromiso social. La actriz presentó su película Sea Sorrow, recibió su Caballo de Bronce el viernes pasado, y fascinó a la audiencia con su humor y simpatía.

     

    El próximo sábado 18 de noviembre es el turno de Pablo Larraín, de recibir su premio, a las 15.00 horas, en el cine Skandia, donde después se exhibe su afamada cinta Neruda.

     

    Hace un par de semanas atrás conversamos con Git Scheynius, quien nos confesó que ella y su equipo han tenido desde hace tiempo la mirada puesta en Chile.

    - Queríamos que Pablo viniera personalmente a recibir su premio, por eso nos hemos demorado. Él es un director fantástico a quien le hemos seguido la pista desde su primer largometraje: Fuga. Hemos visto todas sus películas y lo admiramos mucho. La cinematografía chilena es fantástica, tiene directores muy potentes. Estamos también muy contentos de contar este año con una cinta de Raúl Ruiz, que lamentablemente ya no está en vida, pero que igualmente se logró terminar su cinta. Una mujer fantástica, de la cual Pablo Larraín es productor. Él es un director sensacional, que ha logrado, en 11 años producir 7 filmes y todos son buenos, es un record increíble que solo lo ha superado Jacques Audiard, me parece, que ha hecho solamente películas de calidad. Y que también ha recibido el Premio al Cine Visionario. Pero Pablo Larraín se ha destacado con todas sus entregas.

     

     

    Hace años atrás, el Filmfestival creó una sección dedicada solamente a películas latinoamericanas, debido la emergente producción que se veía venir de este continente.

    - México es uno de los líderes cinematográficos, por supuesto. Inauguramos el festival con una cinta mexicana, La forma del agua. La cinematografía argentina es también muy buena, pero Chile realmente lidera en la actualidad y estamos muy contentos de celebrarlo durante el festival.

     

     

    ¿Qué le pareció la película Neruda?  que trata de otro Pablo…

    - Me gustó mucho. Las biopics pueden ser aburridas, puesto que ya se sabe lo que va a ocurrir, claro que  después es siempre fascinante ver la representación en un film. Pero en esta película él ha tomado la historia de Chile, y la ha envuelto en varias capas, y representa a Pablo Neruda como poeta, como político. Yo leí a Neruda cuando era estudiante de Literatura, pero no comprendí para nada su naturaleza de renacentista y lo que él ha significado para Chile y los chilenos. Entiendo que es una persona sensacional, así es que es muy gratificante que Pablo Larraín, que domina el tema de su país, de su historia y que es un director increíblemente bueno que se sumerja en estas capas y rescate lo que se esconde detrás de decisiones políticas, hasta el punto que es casi una película de suspenso.

       

    Una película de suspenso, pero muy poética…

    - Además.

      

    Por otra parte, hay quienes la han visto y se esperaban otra cosa

    Es que Neruda es un ícono en Chile, entonces sucede que hay un montón de opiniones sobre cómo se le debe representar. Es completamente normal que la gente reaccione de distintas maneras. Pero lo importante es lo que consigue una película como esta, que se pueda honrar la historia de esta forma.

     

     ¿Cuál diría Ud. es la fortaleza de Pablo Larraín?

    - Es justamente esto, de interpretar la historia y hacerla suya. El golpe militar, por ejemplo, es recurrente en sus películas. Tenemos el No, que es la película que lo lanzó a la fama, que narra el fin de la era de Pinochet y que se desarrolla dentro de una campaña publicitaria, lo cual es una apuesta muy buena. Me gusta mucho también El Club, que aborda el espantoso tema de lo mal que la iglesia católica defiende a los niños que son abusados sexualmente. Pablo Larraín no hace un gran drama de esto, y comienza, en cambio, en un pueblo pequeño hacia donde poco a poco van arribando unos curas. Es todo muy plácido, pero en forma lenta y segura todo se va tornando caótico, cuando los habitantes se van percatando de quienes son lo que se han mudado al pueblo. Él posee una forma muy eficaz de construir relatos, es un muy buen contador de historias, simple y sencillamente. Además, tiene un mensaje que entregar, quiere algo con sus filmes y se toma libertades para hacer esto, y hacerlo a su propia manera. Pablo Larraín trabaja sus películas con una cinematografía excelente, respeta la fotografía, nos entrega, sencillamente, magia en sus filmes. Él es un verdadero visionario de la cinematografía y estamos enormemente orgullosos de, por fin, tenerlo con nosotros.

          

    Nosotros también, y esperamos con expectación su visita a Estocolmo. ¿Cuál es su película favorita?

    - Es Porque en esta película se pueden comprender muchas cosas. También me gusta mucho Jackie, porque lleva su firma, está narrado un poco desde la periferia, muestra la tristeza de ella, su distanciamiento de la política. Pero me gusta también Tony Manero, me gusta El Club… bueno, ¡prácticamente todas! [risas].

     

     

     

    Pablo Larraín viajará a Estocolmo para recibir su Caballo de Bronce y presentar su película Neruda. Esto se hace en el marco de un coloquio (Face2Face), en el que el público también puede participar. El evento tendrá lugar el sábado 18 de noviembre a las 15.00 horas en el cine Skandia. Conviene, sin embargo, llegar con una media hora de anticipación para disfrutar del mingel que, como siempre para estas ocasiones, tiene lugar en el hall de la sala de cine. Enlace a la película y para comprar entradas - haga clic. 

     

     

    Stockholm Visionary Award

    El premio se creó en el 2004, con el fin de resaltar a los visionarios dentro de la cinematografía moderna. El prestigioso galardón consistente en un Caballo de Bronce de 7,3 kg, es el premio de cine más pesado del mundo y fue creado por el diseñador Fredrik Swärd. Los directores que hasta la fecha se han hecho acreedores del premio son, entre otros: Alejandro González Iñárritu (2011), Gus Van Sant (2010), Luc Besson (2009), Wong Kar Wai (2008), Wes Anderson (2007), Darren Aronofsky (2006), Terry Gilliam (2005), Todd Solondz (2004).

     

     

    La directora del Festival de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen, Git Scheynius. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Enlaces a las películas chilenas: 

     

    Neruda:

     

     http://www.stockholmfilmfestival.se/sv/festival/2017/film/visionary_2017

     

    Los perros:

     

    http://www.stockholmfilmfestival.se/sv/festival/2017/film/losperros

     

    La telenovela errante:

      

    http://www.stockholmfilmfestival.se/sv/festival/2017/film/thewanderingsoapopera

     

    Una mujer fantástica: 

     

    http://www.stockholmfilmfestival.se/sv/festival/2017/film/enfantastiskkvinna

     

    Hombre:

    http://www.stockholmfilmfestival.se/sv/festival/2017/film/hombre

     

     

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español