Sábado, 21 Octubre 2017 | Login
Anuncio del Premio Nobel de Literatura 2016 La Secretaria Permanente de la Academia Sueca, al momento de anunciar el Premio Nobel de Literatura. Foto: Svenska Akademien.

Anuncio del Premio Nobel de Literatura 2016

Este jueves 13 de octubre, a las 13.00 horas en punto, la Secretaria Permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, dará a conocer el nombre del escritor o la escritora que este año será laureado con el Premio Nobel de Literatura 2016.



Por: Magazín Latino

 

En el siguiente enlace puede seguir el anuncio live:

 

https://www.youtube.com/watch?v=RZDPKYuI6DQ

 

 

Enlace a los anuncios anteriores:

 

Announcement of the Nobel Peace Prize 2016

 

Announcement of the Nobel Prize in Chemistry 2016

 

Announcement of the Nobel Prize in Physics 2016

 

Announcement of the Sveriges Riksbank Prize in Economic Sciences in Memory of Alfred Nobel 2016

 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Lo que nos deja el 2016

    Con un aumento de la temperatura en 1,2 grados, este año pasará a la historia como el más caluroso, desde que comenzaran las mediciones.

    En EE.UU. triunfa sorprendemente en las elecciones presidenciales un magnate neoyorquino que antes de asumir el mando tiene al mundo en ascuas. Se niega a reconocer el recalentamiento y se comunica mediante Twitter. 

    Europa nuevamente es blanco del terrorismo, con dos atentados muy similares entre sí, tanto en Francia como en Alemania. Aunque la mayor parte de los atentados terroristas ocurren fuera de este continente.

    El Reino Unido le dice adiós a la Unión Europea, que negocia con Turquía el complicado tema de los refugiados, que golpean las puertas de Europa.

    Una estrella del rock recibe el Premio Nobel de Literatura, en tanto que el Nobel de la Paz se otorga a un presidente latinoamericano.   

     

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    Cuando los fuegos artificiales comienzan a resonar en el viejo continente, hacemos un pequeño recuento del año que está a punto de dar su último suspiro.

     

    ”¡Que se acabe ya!” ha dicho más de alguien, refiriéndose a la larga lista de artistas que se marcharon para siempre, durante el 2016.  La más reciente, Carrie Fisher, la inmortal Princesa Leia de Star Wars, a los 60 años de edad. Al día siguiente de su deceso, su madre, la actriz Debbie Reynolds, famosa por su rol en Singing in the rain, fallece, debido a un stroke. Se encontraba sumida en los preparativos del funeral de su hija. ”Quiero estar con Carrie”, fueron sus últimas palabras.

     

    Hay otros que sostienen que el 2016 ha sido un año de prosperidad, a pesar de todo, que la lucha contra el siniestro Daesh ha conquistado triunfos y también la lucha contra las hambrunas y las enfermedades.

     

    No obstante, no se pueden negar los titulares negros. ”Si una de las torres de la catedral de Lund se viene abajo, la noticia no es que la otra se mantiene en pie”, afirmaba un antiguo jefe de redacción de un periódico sureño. Por lo demás, una de las noticias positivas del 2016 fue la visita del Papa Francisco a Lund y Malmö. Que no dejó de tener un malsabor: lo que dijo Francisco sobre las preferencias de los hombres suecos. En broma, pero de todas maneras.

     

    Aquí, algunos de los sucesos que nos hicieron vibrar, el 2016:

     

    Mediáticamente, el año comenzó con un scoop que se convertiría en el suceso periodístico del año, y muestra lo mejor del Periodismo investigativo: el documental de Bosse Lindquist ”Los experimentos”.

    En una serie de tres programas, el productor del canal estatal SVT desnuda no solo al carismático y siniestro cirujano italiano Paolo Macchiarini, sino también a la cultura del silencio que predomina en los círculos más finos de las ciencias en Suecia: El Instituto Karolinska. El documental muestra, obviamente, la parte profesional de Macchiarini y lo que significó para sus pacientes el haberse puesto bajo el bisturí de un inescrupuloso mitómano. Era un genio que revolucionaría uno de los problemas más grandes de la Medicina, o un charlatán? El trabajo investigativo de Bosse Lindquist demostró lo segundo, y las cabezas comenzaron a rodar, en el Instituto Karolinska y en el Hospital Universitario, aunque tomó su tiempo. Los detalles de la vida privada de Macchiarini son aún más truculentos. Habiendo engañado a su novia con que el mismo Papa Francisco los uniría en matrimonio y que a la boda asistirían grandes mandatarios internacionales, con Obama a la cabeza. Fue descubierto infraganti por el detective privado que contrató su novia, una afamada periodista norteamericana. Así se supo que otra donna lo esperaba en Italia, su esposa y sus hijos.

     

    En febrero Suecia tuvo la dicha de obtener un Oscar, en la figura de la talentosa Alicia Vikander, de 27 años, por su rol en The Danish girl (La chica danesa). Desde un primer momento Alicia Vikander se destacó por su capacidad histriónica, la cual heredó de su madre, también actriz, con la cual tiene una relación muy estrecha. El Oscar sueco más reciente era el de Ingrid Bergman, hace 41 años atrás. Ya era hora.

     

     

    Entre los ”escándalos” - como los denomina la prensa – más grandes del 2016 se cuenta el del Partido Verde, o Ambientalista. Se sabía que las cosas no serían fáciles para los verdes, al estar en el gobierno, pero nadie imaginó que lo serían tanto. Todo comenzó con la dimisión del Ministro de la Vivienda, Mehmet Kaplan, y terminó con la salida de la vocera Åsa Romson, a quien le tocó pagar los platos rotos, en consecuencia de que había sido el otro vocero del MP, Gustav Fridolin, quien había manifestado su apoyo incondicional a Mehmet Kaplan. Y no solo eso, fue también Fridolin quien propuso al joven político Jasri Kahn a un alto cargo en el partido. Kahn ocasionó otro escándalo al negarse a saludar con un apretón de manos a una reportera del Canal 4 de televisión, lo que trajo consigo una lluvia de críticas desde todos los sectores de la política. De allí salió una de las frases emblemáticas del 2016, cuando el primer ministro Stefan Löfven dijo, en una sesión en el Parlamento: ”En Suecia saludamos dándonos la mano”, hecho que también ocasionó tanto críticas como burlas.  

    A Åsa Romson la sucedió Isabella Löwin, en quienes muchos abrigaban grandes esperanzas, con su ”realismo visionario”, pero que, no obstante, no ha podido levantar las cifras en las encuestas.  Recientemente cuatro diputados hicieron las paces con la dirección del partido luego de haberse manifestado en contra de esta en una serie de temas. Muchos opinan que lo peor para el Partido Verde no son las encuestas, sino la pérdida de sus valores básicos, al tener que llegar a dolorosos acuerdos con la Socialdemocracia.

     

    De mayo también data la visita de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en su primera visita oficial a Suecia, invitada por el Rey Carlos Gustavo. La visita ayudó a fortalecer los lazos entre Suecia y Chile, los cuales, como lo señaló el embajador de Chile en Suecia, José Goñi, datan de los años de Bernardo O ´Higgins. La mandataria chilena agradeció la solidaridad demostrada por el pueblo sueco para los miles de chilenos que fueron acogidos por Suecia después del golpe militar del 73. El gobierno chileno hizo un merecido homenaje al Embajador sueco en Santiago para el 73, Harald Edelstam, donando un busto realizado por el artista chileno afincado en Uppsala, Luciano Escanilla. El busto fue instalado en una sala del parlamento sueco, que lleva el nombre de ”La buena acción”, donde también se encuentra una estatua de Raoul Wallenberg.

     

    En junio pasó lo que nadie pensó que ocurriría, el Reino Unido dijo que ”No” a la permanencia en la Unión Europea, lo que conllevó a la dimisión del primer ministro David Cameron, a quien le sucedió Theresa May. El divorcio de la Unión Europea parece doloroso y ha demorado. Para los contrarios al Brexit se prende una nueva esperanza: el Parlamento debe dar el visto bueno y puede que no lo haga. No obstante la separación parece inminente, aunque tardará más de lo que se había creído en un primer momento. Sobre las consecuencias del Brexit, las opiniones varían.

     

    En pleno verano, cuando los franceses celebraban el Día de la Bastilla, el 14 de julio en un balneario en Niza, un camión arrolló y dio muerte a 87 personas, dejando además más de 200 heridos. Recientemente en un mercadillo navideño en Berlín otro camión, copiando el ejemplo de Niza, arrolló y dio muerte a 12 personas, dejando a 48 heridos. El Daesh ha reivindicado ambos atentados terroristas. Y las principales ciudades europeas celebraron la Navidad y ahora la Noche Vieja en medio de extremas medidas de seguridad.

     

    El 16 de julio tuvo lugar un intento de golpe de Estado en Turquía, en el cual más de 260 personas perdieron la vida. Mediante las redes sociales, el presidente Erdogan instó a la gente a salir a las calles con lo cual las escenas más bizarras tuvieron lugar. En Estanbul y en Ankara, personas hicieron frente, sin armas, a los tanques. Muchos pensaron que el pueblo había apagado este intento golpista, y celebraron a Erdogan. Sin embargo, la reacción del presidente turco después del intento de golpe ha sido dura, utilizando este para poder tener el control total del país. Fuera de eso ha amenazado a la UE de ”dejar que los refugiados lleguen a Europa” y de no cumplir el vergonzoso acuerdo al que llegara la Unión con Turquía. Erdogan ha hecho una limpieza profunda, cerrando medios de comunicación, despidiendo a periodistas, profesores y otros profesionales que, según el gobierno turco, son golpistas. Se calcula que unas 40.000 personas han sido arrestados después del intento de golpe. No se puede decir más que la democracia turca deja mucho que desear.

     

    En Almedalen, en la cúspide de la época estival, los líderes de los partidos siguen el ejemplo de los Demócratas de Suecia y le dan suma importancia a los ”valores suecos”. De poco les sirvió. Luego del emotivo discurso de la presidenta de lo Demócratacristianos (KD), Ebba Bush Thor, las encuestas no la favorecen y el partido cristiano – que se acerca más a los Demócratas de Suecia, en el tema de la inmmigración – está al borde del límite del 4 por ciento. Si obtiene menos, debe abamdonar el Parlamento.

     

    Por otra parte, el gobierno de Lofven recibe críticas de parte de la Alianza por la desición de seguir con las medidas implantadas a fin del año pasado, respecto a migración y al cierre de fronteras. La pregunta es si ellos hubieran actuado de la misma forma, o peor. Lejos están las palabras del antiguo líder de los moderados, Fredrik Reinfeldt, de ”abrir los corazones”. La actual dirigenta, Anna Kinberg Batra ha hecho lo posible por demostrar que el partido no comparte este postulado, lo cual tampoco ha atraído más adeptos ni ha frenado la fuga hacia los Demócratas de Suecia. El caso es que la falta de carisma de AKB hace muy difícil su éxito en las encuestas, y el partido no se repone.

     

    A fines de noviembre, un conmovido Raúl Castro comunicaba, en cadena nacional: ”Querido pueblo de Cuba: Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo y a los pueblos del mundo, que hoy 25 de noviembre, a las 10:29 horas de la noche falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz”. De inmediato la noticia fue primera plana en todos los medios del planeta. En Estocolmo, se realizaron actos en honor al líder histórico de la Revolución Cubana y muchos se acercaron a la Embajada de Cuba en Suecia, para expresar sus condolencias, entre éstos, la canciller sueca, Margot Wallström. El gobierno del socialdemócrata Stefan Löfven ha significado un acercamiento a Cuba, no obstante el gobierno sueco no envió representante oficial al funeral de Fidel Castro. Los medios suecos llenaron páginas criticando a Cuba, sin dar cobertura a los homenajes que se le rindieron a Fidel Castro, en la capital sueca y en otras ciudades de Suecia. Y un debate sobre Cuba y Fidel estalló en las redes sociales.

     

    Al otro lado del charco ocurría lo que nadie había pensado: Donald Trump sale vencedor de una de las campañas más sucias de la historia estadounidense. Hillary Clinton no se repuso de la sorpresa y la desilusión de no llegar a ser la primera mujer que ocupara la presidencia  de los Estados Unidos, y solamente al día siguiente enfrentó a sus adeptos. Y no solamente Clinton, el mundo entero se despertó al hecho de que un magnate conocido de los reality shows, misógino, racista y de dudosos valores humanos sería el próximo presidente de EE.UU. A pesar de que Trump no asume la presidencia antes del 20 de enero del 2017, ya se comporta como presidente del país más poderoso del mundo. Fanático de Twitter, comentó en su tuit más reciente que ”Putin era muy inteligente”, ya que no había contestado con la misma moneda la expulsión de 35 diplomáticos de los EE.UU. luego de que la CIA señalara que Rusia había tenido ingerencia en las elecciones presidenciales norteamericanas. Desde la época de la guerra fría USA no demostraba una actitud tan hostil en contra de Rusia, sin embargo, el presidente electo parece tener otra opinión respecto al oso ruso. O tal vez mejor dicho, otros negocios. Se sabe que Trump ve la presidencia como un negocio más, de los muchos que ha hecho en su vida.

     

    Para terminar con un detalle simpático luego de tantas calamidades, se puede nombrar la actuación de Patti Smith, amiga y colega de Bob Dylan, quien no se apersonó a recibir su Nobel, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. El anuncio del Nobel de Literatura 2016 ocasionó una encendida discusión tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales. Por qué una estrella del rock, en lugar de un literato de tomo y lomo? era la pregunta. Y el debate se transformó en culebrón cuando el ícono del rock no contestaba las llamadas de la  Academia Sueca, desde Estocolmo, mientras que los fans del eterno rebelde gozaban con este desdén. Cundieron las suposiciones, y se acrecentaron las peleas, en el mundo cultural sueco, cuando de Dylan, el maestro del sonido, solo se escuchaba silencio. No obstante, al cabo de un tiempo la duda se despejó, para alivio de ”los dieciocho” y la desilución de los rebeldes Dyletantes. Bob respondió mostrándose muy halagado y manifestando que la Academia sabía lo que hacía. La pregunta entonces cambió a: Vendrá a Estocolmo? Nadie pensó que lo haría, y no lo hizo. En representación suya vino su gran amiga, Patti Smith, quien manifestó los sentidos agradecimientos del esquivo Bob, e interpretó una de sus canciones más bellas, que sonó mucho mejor en la voz de ella. (Según quien escribe).

    El ”problema” fue que Patti estaba tan nerviosa, que se equivocó no solo una, sino dos veces, al interpretar ”A hard rain’s a-gonna fall”, ante la familia real y los ilustres Nobeles, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. Pero se ganó con ello el corazón de toda la audiencia, que irrumpió en aplausos e incluso sacó lágrimas de entre otros, la Ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Khunke. En otras palabras, se robó el show.

     

    Porque, en medio de tanto conocimiento, Ciencias y perfección, no hay cosa que nos conmueva más que la imperfección. Cuando viene con elegancia y buena intención.

     

     

    Feliz Año 2017!

     

    PS: Se me quedó en el tintero: el Premio Nobel de la Paz, Siria, Aleppo, etc etc.

     

     

  • Dylan: ”No tengo tiempo”

    Este jueves, la Academia Sueca dio a conocer que Bob Dylan no vendrá a Estocolmo, a la premiación de los Premios Nobel. El cantautor estadounidense que el 13 de octubre pasado fuera condecorado con el Premio Nobel de Literatura 2016 comunicó, en una carta a la academia, que ”no tiene tiempo”.

     ”Lamentablemente, otros compromisos lo hacen imposible”, escribe Dylan, enfatizando que se siente muy honrado por el galardón.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    La elección del ícono del rock, Bob Dylan, conmocionó a los medios tradicionales y las redes sociales, el mes pasado, cuando la secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, hizo el sorprendente anuncio.

     

    Por primera vez en la historia, un cantante de rock se hacía acreedor del premio más importante dentro del serio mundo de las letras.

     

    Y la conmoción se mantuvo, cuando pasaban los días y el rebelde artista no contestaba las llamadas de la ilustre academia sueca de las letras.

     

    Doce días después del anuncio, el cantante sacó la voz, dijo que se sentía muy honrado y que vendría a Estocolmo a recibir el premio. ”Si le era posible”.

     

    No lo fue. Este jueves la academia comunicó que había recibido una carta de Dylan, donde éste se lamentaba de no poder asisitir a la ceremonia, por tener ”otros compromisos”, pero que se sentía muy honrado por el galardón.

     

    La academia escribe, en su página Web:

     

    ”La Academia Sueca respeta la decisión de Bob Dylan. El hecho de que un premio Nobel no viaje a Estocolmo a recibir el premio es inusual, pero no excepcional. Durante los últimos años, varios laureados han rehusado asistir a la ceremonia de premiación por diversas razones, como por ejemplo Doris Lessing, Harold Pinter y Elfriede Jelinek. El premio les corresponde de todas maneras, así como el de ahora le pertenece a Bob Dylan”.

     

    Y agrega:

     

    ”Esperamos con entusiasmo la conferencia Nobel de Dylan, que él debe dictar – es es único requisito – dentro de seis meses a partir del 10 de diciembre de 2016”.

     

    La academia promete dar más información este viernes 18 de noviembre.

     

    Lo que no escribe, es que si el laureado no dicta la conferencia antes del plazo estipulado, el dinero – los ocho millones con los que está dotado el Premio Nobel – no se entrega.

     

    La noticia de que Dylan no viene a Estocolmo fue el tema de conversación en las páginas culturales de los medios suecos e internacionales, este jueves.

     

    En Suecia, algunos periodistas - que en un principio aplaudieron la elección de este año -se mostraron ahora más reticentes. Otros, simple y sencillamente furiosos por el desaire del rebelde sin causa, y unos terceros salieron en defensa del legendario artista diciendo que es archisabido que para Dylan las cenas, ceremonias y otros eventos sociales, son insufribles.

     

    La vez anterior que estuvo en Suecia, para recibir el Premio Polar Music, los fotógrafos se quejaron de que no pudieron robarle ni siquiera una sonrisa, durante toda la ceremonia. Y después de esta, el artista desapareció rápidamente camino a un concierto en un país vecino.  

     

    Se sabe que donde Dylan se siente más a gusto es en el escenario. Y ni siquiera allí conversa, como otros artistas, entre tema y tema.

     

    Sus fans celebran su consecuente decisión de no venir a Estocolmo.

     

    Y ahora la pregunta que queda flotando en el aire es si la Academia se atreverá nuevamente a dar el salto entre la literatura y el rock.  

     

     

     

     

     

  • Bob Dylan rompe el silencio – ”Por supuesto que acepto el premio”

    El viernes por la noche la Academia Sueca dio a conocer, en un comunicado de prensa, que el más reciente galardonado con el Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan, había dado señales de vida.

     Dylan había llamado por teléfono a la Academia y dicho:

     ”¿Si acepto el Premio? Por supuesto”.

    Ahora la pregunta que sigue flotando en el aire es si el ícono del rock viene a Estocolmo en diciembre.


    Por: Marisol Aliaga

     

    Luego de tener en ascuas a más de un miembro de la Academia Sueca – sobre todo a Per Wästberg, quien lo llamó ”rudo y arrogante”, Bob Dylan se decidió a llamar -  por fin - a Estocolmo.

     

    ”¿Si acepto el Premio? Por supuesto”, escribe la Academia Sueca en un escueto comunicado de prensa emitido el viernes por la noche, que había dicho Dylan.

     

    La Academia explica que durante la semana había recibido una llamada telefónica de parte del artista, quien había dicho a la Secretaria Permanente, Sara Danius: ”La noticia sobre el Premio Nobel me dejó sin palabras”.

     

    ”Aprecio mucho este honor”, había agregado.

     

    El comunicado dice también que aún no está claro si Bob Dylan viajará a Estocolmo, para la semana de los Nobel, pero que la Fundación lo comunicará en cuanto tenga conocimiento de ello.

     

    El 13 de octubre, la Academia Sueca anunciaba que el Premio Nobel de Literatura 2016 era concedido a Bob Dylan, ”por haber creado nuevas expresiones poéticas en el marco de la gran tradición musical americana".

     

     

    En una entrevista con el diario The Telegraph, Dylan se explaya algo más. Y afirma allí que obviamente vendrá a Estocolmo, ”si es que eso es posible”.

     

    The Telegraph escribe que el músico parece estar satisfecho de haber recibido el galardón.

     

    - No está tan mal, dijo al diario.

     

    Pero agregó, ya más entusiasmado:

     

    - Es difícil de entender. Fantástico. Increíble. ¿Quién hubiera podido ni siquiera haber soñado algo así?

     

    Al parecer, a Dylan le hace gracia haber causado tanta polémica con su silencio.

     

    - ¿Por qué? Yo estoy aquí, dijo, burlón.

     

     

    Pero el caso es que, desde el anuncio del Nobel, Dylan ha tenido en ascuas a la Academia. Y desde entonces el tema se ha debatido profusamente en Suecia. Uno de los ilustres miembros de ”los dieciocho”, Per Wästberg, afirmó que el cantautor estadounidense era ”rudo y arrogante”, ante lo cual su par sueco, Ulf Lundell, escribió una aplaudida columna en el vespertino Aftonbladet. Y el debate, luego de haberse calmado un poco, había cobrado vida nuevamente.

     

    Hasta este viernes, cuando Bob Dylan sorprendió a todos una vez más, al comunicar su satisfacción respecto al premio.

     

    Muchos expertos habían auspiciado que el silencio era la forma más Dylaniana de responderle a la Academia.

     

     

    Sara Danius, para el anuncio del Premio. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Frente a las palabras de Sara Danius, que comparó la poesía de Dylan con la de Homero y Safo, éste comentó que ”Blind Willie”, ”The Ballad of Hollis Brown”, ”Joey”, ”A hard rain”, ”Hurricane”, entre otras, eran ”definitivamente homéricas”.

     

    Sin embargo afirmó no ser la persona indicada para analizar su propia lírica.

     

    - Yo dejo que otros determinen y examinen los textos. Los académicos. Ellos deben saber. Yo no soy lo suficientemente cualificado para esto. No tengo ninguna opinión al respecto, dijo a The Telegraph.

     

    Tal vez esta no sea la última sorpresa de Dylan, y aparezca incluso en la escuela del suburbio de Rinkeby. Como todos los otros Nobeles.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español