Lunes, 23 Julio 2018 | Login
Coppola de visita en Estocolmo  La Jefa del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Git Scheynius. Foto: Marisol Aliaga.

Coppola de visita en Estocolmo 

El director norteamericano Francis Ford Coppola visita Estocolmo en noviembre, invitado por el Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen. El creador del icónico El Padrino, fue galardonado este año con el Stockholm Lifetime Achievement Award, y viajará a Estocolmo a recibir su caballo de bronce.

- Nunca he tenido el placer de visitar Suecia, a pesar de que siempre lo he deseado, confesó el cineasta.

Sus fans lo esperan y se preparan para disfrutar una vez más del carismático mafioso Vito Corleone, inmortalizado en la pantalla grande por Marlon Brando.

El martes se dio a conocer el programa de la edición número 27 del festival de cine. Magazín Latino entrevistó entonces a su jefa general, Git Scheynius.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Buenas novedades les esperan a los amantes del séptimo arte, desde el próximo 9 de noviembre, fecha en que arranca el Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Filmfestivalen.

La sorpresa más importante es la visita del ícono del cine mundial, Francis Ford Coppola.

- Cuando se fundó el festival, hace 27 años atrás, hicimos una lista de los directores que soñábamos poder presentar. El primero era Francis Ford Coppola. El darle la bienvenida al padrino de la cinematografía en Estocolmo es un sueño que se ha hecho realidad, dice Git Scheynius.  

 

La jefa del festival, junto al jefe del programa, George Ivanov, ofreció este martes una conferencia de prensa en la cual dio a conocer el programa entero del Filmfestival 2016. Y, desde ya se pueden reservar las entradas.

Como siempre, una cartelera con filmes para todos los gustos, alfombra roja, seminarios y cara a cara (Face 2 face) comprenden el nutrido programa que se extiende por 10 intensos días, que los cinéfilos capitalinos aprovechan al máximo.

Y con un Coppola que por fin visita la capital nórdica, y que está encantado con ello.

- A lo largo de toda mi vida, nunca he tenido el placer de visitar Suecia y su capital, Estocolmo - algo que siempre he querido hacer, confesó el padrino del cine moderno.

 

Al igual que el director británico Ken Loach, Coppola se ha hecho acreedor de dos Palmas de Oro - y varios Oscars, entre los más diversos premios.

Ken Loach fue galardonado este año en Cannes con la Palma de Oro por su largometraje I, Daniel Blake (Yo, Daniel Blake), una película que pone el foco en el desmoronamiento de la sociedad de bienestar en Inglaterra. De la batalla de un viudo y de una joven madre que luchan por sobrevivir en una sociedad que los ha convertido en clientes y que juega fríamente con sus vidas. 

Un fenómeno que no solo se da en Inglaterra, su nombre: neoliberalismo.   

Y Ken Loach sigue, a sus 80 de edad, mostrándonos la sociedad que nos ha tocado vivir, siguiendo la tradición de, por ejemplo, Vittorio De Sica, con su Ladrón de bicicletas, o Umberto D, en su época. Dos cineastas comprometidos con su entorno social.

 

El Filmfestival no podía comenzar de mejor manera.

 

Otro de los directores que visita Suecia es François Ozon, que este año obtuvo el Premio Innovativo, Stockholm Visionary Award 2016.

El director francés participa en el festival en la sección Presentaciones especiales, con su cinta Frantz, "un elegante drama amoroso".

 

La mala noticia es que la sección Latino este año no existe, de modo que se hace más difícil informar sobre las películas en castellano. Una podemos anticipar, para comenzar: Rara, de Chile.  

Fuera de El Padrino y Apocalypse Now; I, Daniel Blake; y Frantz, entre otras, se pueden adelantar los siguientes títulos: Versus: The Life and Films of Ken Loach, que muestra al hombre detrás de la cámara; Hearts of Darkness: A filmaker´s Apocalypse, un documental que trata de cómo se creó la cinta de Coppola; y Stockholm my love, del conocido cineasta británico Mark Cousins.

 

El tema de esta nueva edición del festival de cine es la Identidad. En una entrevista con Magazín Latino, Git Scheynius nos cuenta que esta elección resultó como la continuidad del tema del año pasado, la Inmigración.

 

 

Pronto: traducción de la entrevista con Git Scheynius.  Aquí un adelanto:

 

 

¿Cómo se siente este año, en la edición 27 del festival?

- Muy bien. Hemos trabajado un año entero para poder realizar este programa y estoy, por supuesto, muy orgullosa de que tanto Ken Loach como Coppola estarán con nosotros. Dos directores que tienen la mayor influencia en nuestra época, diría yo, en formas muy diferentes cada uno de ellos.

 

¿Coppola, había estado antes aquí?

- Él no ha estado nunca antes en Estocolmo, es su primera visita. Tiene 77 años de edad, es uno de los escasos directores que ha recibido más Oscars en el mundo y uno de los ocho directores que ha obtenido dos Palmas de Oro en Cannes. Así es que es una visita fantástica. También tenemos una gran cantidad de debutantes, 68, lo cual es un record, casi 20 más que el año pasado, y esto se debe a que tenemos una sección nueva: Discovery.

 

¿Cuál es su relación con la cinta El Padrino?

- El Padrino define muchas cosas. Existe incluso  algo se llama el "síndrome de El Padrino", que es cuando una película o un director llegan a ser parte de la consciencia norteamericana, de la identidad cultural e incluso de la identidad global. Entonces se trascienden los límites y se convierte en leyenda. Y eso es lo que ha logrado El Padrino, una de las mejores películas del mundo, una de mis favoritas, junto a La conversación y Apocalipsis Ahora. Es una película que en realidad se puede ver las veces que uno quiera.

 

¿Qué me puede decir de Ken Loach?

- Él tiene 80 años. En realidad ya había dejado de hacer cine pero debido al deterioro del sistema de bienestar británico, decidió hacer otra película. Entonces tenía 77 años de edad, y dirigió Yo, Daniel Blake, que trata del fracaso del sistema de bienestar y de las personas que no tienen forma de sobrevivir en esta sociedad. Es un logro fantástico hacer un film así, uno piensa que él ya había hecho lo suficiente por la humanidad, por lo cual  me causa mucha admiración, y consideramos que era la película perfecta para inaugurar el festival.

 

 

 

 

 


Media

Magazín Latino.

About Author

Related items

  • Guldbaggegalan - La Gala del Escarabajo de Oro

    En la Gala del Escarabajo, todos estaban allí, estrellas nacionales, internacionales, personajes de la cultura, políticos, artistas, policías, abogados, periodistas, críticos de cine (incluyendo veteranos), directores, por supuesto, sonidistas y muchos otros. Como este año se celebran los 100 años de Ingmar Berman, estuvieron también presentes quienes interpretaron a Fanny y Alexander, en la película que lleva el mismo nombre. En la Gala del Escarabajo, todos brillaron con sus mejores galas.

    Aquí, imágenes del evento.

    Cámara: Marisol Aliaga

    Edición: Magazín Latino

    Producción: Magazín Latino 2018

  • Pablo Larraín: Neruda y Jackie son “antibiopics”

    A sala llena se presentó la película Neruda, de Pablo Larraín el sábado pasado, en el Festival de Cine de Estocolmo.

    En un Face2Face en el cine Skandia, el cineasta recibió su Caballo de Bronce por el Premio al Cine Visionario, de manos de la jefa del festival, Git Scheynius, y conversó con el periodista Jon Asp sobre su obra cinematográfica.

    Por la tarde, estuvo en la gala de premiación del festival, donde coincidió con Antonia Zegers, quien viajó a Estocolmo a recibir su Premio a la Mejor Actriz, por su rol protagónico en Los perros.

    Este año, todas las miradas estuvieron puestas en el cine chileno, que sigue cosechando éxitos internacionales a nivel mundial.

     

    Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    Pablo Larraín viajó, el fin de semana recién pasado, a Estocolmo, a recibir el Stockholm Visionary Award 2017 con el que fuera galardonado por el Festival de Cine de Estocolmo.

     

    La ceremonia tuvo lugar el sábado pasado a las tres de la tarde en el cine Skandia, y comenzó con la interpretación de “Gracias a la vida”, de Violeta Parra, por la artista chilena radicada en Suecia, Beatriz Piñeda, acompañada por los músicos Marcelo Nuñez, en la percusión, Guto Lucena, en la flauta traversa, y Gastón Apablaza, en la guitarra.

     

    Y que hizo que se nos hinchara el corazón de orgullo, a los allí presentes. Por primera vez en la historia del festival, Chile está tan bien representado.

     

    Pablo Larraín conversó, en un Face2Face (coloquio) con el periodista de cine Jon Asp, y el público también tuvo la posibilidad de hacer preguntas.

     

    Seguidamente, y antes de la proyección de Neruda, Git Scheynius, directora del festival, leyó la motivación y le hizo entrega del preciado galardón.

    - Me siento muy honrado, "it´s very beautiful”, muchas gracias, dijo Larraín, comentando el peso del caballo de bronce (7,3 Kg) y admitiendo que le habían advertido de ello, pero que pensaba que era una broma.

     


    Pablo Larraín con su premio al cine visionario. 

      

    El tema de la edición número 28 del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, fue el Cambio. Y este año la atención se centró en la cinematografía chilena, que ha pasado a ser “el nuevo México”.

     

    El festival estuvo dedicado este año al actor sueco fallecido el verano pasado, Michael Nyqvist, quien trabajó en dos películas sobre Chile: El clavel negro y Colonia.

     

    Por la tarde, las estrellas se reunieron en una gala de premiación conducida por la popular Alexandra Pascalidou, quien dio comienzo a la ceremonia tomando un tema de candente actualidad en Suecia: el movimiento #MeToo, que se iniciara justamente donde Pablo Larraín ha obtenido grandes logros: Hollywood.

    - El cambio ya está ocurriendo. Esperamos que este sea el inicio de una nueva era de equidad global, dijo Pascalidou.

     

    Al llegar el momento de Pablo Larraín de salir al escenario, la conductora le dio la bienvenida diciendo, en español: “eres un genio, eres grande”.

    - Estoy muy emocionado, es un momento maravilloso para mí, y me motiva a hacer más filmes. Quiero compartir este momento con mi familia, con mis hijos, con Antonia, con quien desarrollamos juntos el arte de hacer cine. Pero especialmente quiero compartir este galardón con mi hermano, mi productor y quien siempre está detrás de mis proyectos, dijo, explicando que él y su hermano son muy unidos, y trabajan juntos desde que fundaron su empresa, Fábula.

     

    Como muchos otros grandes artistas, se confiesa un “músico frustrado”. Quiso dedicarse a la música, pero la música le fue esquiva.

    - No pude nunca tocar la guitarra, o el piano, ¡los profesores salían arrancando! Hasta que más tarde encontré una cámara y comencé a usarla. Invité a mi hermano a hacer una película sobre un músico. Fue mi primera película, y nadie la vio [risas]. Pero bueno, así fue que comenzamos.

     

    Debe ser aburrido para Pablo Larraín, el tener que explicar en todas partes su pertenencia política, contraria a la de su familia. Aunque, según él, esto no le molesta.  

     

    En esta ocasión, por la brevedad del tiempo, no ahondó más en detalles, pero en una entrevista en el diario español El Mundo, explica lo siguiente:

     

    “Si un día mi hijo dice que es de derechas, me parecería incómodo, puesto que yo no lo soy, pero no podría sino apoyarle. Creo que educar con libertad es uno de los deberes de un padre. Además, es un error calificar a mi familia como una familia de derechas. Sí, mis padres lo son, pero en mi familia hay más gente. Uno de mis abuelos fue socialista y estuvo muy cercano a Salvador Allende. Es muy triste que no pudiera conocerle, porque he leído lo que escribió. Fue un periodista que entrevistó a Lenin, por ejemplo. Y el padre de mi padre, mi otro abuelo, fue demócrata-cristiano, que en Chile se considera de izquierdas. Como ve es más complicado”.

     

    Cuando Alexandra Pascalidou le preguntó lo mismo, contestó:

    - A pesar de que mis películas no pasaban muy bien en la visión política de mis padres, ellos están muy orgullosos de mi trabajo. Hablé con mi madre, y le conté que estaba acá, y ella me dijo: “Hijo, tienes que ser humilde”.

     

     Los premiados en la edición número 28 del Festival de Cine de Estocolmo.

     

    Respecto a la audaz tarea de dar vida a uno de los personajes más grandes de la historia reciente de Chile, explicó:  

    - Yo no creo que sea posible capturar la vida de una persona en un film, así es que considero que Neruda y Jackie son “antibiopics”. Tratamos de acercarnos a ellos, de captarlos con nuestros sentidos. Él es en cierto modo nuestro Bergman, alguien que describe nuestro mundo y todo lo que somos más que un historiador, pienso. Es la forma de como entendemos nuestro país y nuestra historia. Neruda es uno de nuestros poetas más fuertes, y alguien que combina la política y la poesía, algo de lo cual debería haber más, hoy en día. Ya no hay poesía en la política y puedes ver el desastre actual.

      

    Neruda toma trozos de la vida del poeta, sin tratar de ser una película sobre éste. Narra lo nerudiano, el cosmos de Neruda. “Es una película sin género que acaba por tratar sobre la propia ficción y la literatura”, ha dicho Larraín.

     

    Pero confiesa que no fue fácil, obviamente.

     

    Y es que hay que tener agallas, para atreverse a hacer un film sobre Neruda.

    - Es complicado porque es un ícono tan grande para nosotros. Entonces, lo que hicimos fue tomarnos todas las libertades que pudimos, cosa que se sintiera que era una película. Sabíamos que no podríamos capturarlo nunca, y queríamos que el público se diera cuenta de inmediato de eso. Es cinematografía, ¡no lo tomes tan en serio!

     

    Respecto a mudarse a Hollywood, desecha cualquier idea al respecto.

    - Vivo en Santiago. Tengo hijos, nadie se va a mudar de allí, expresó, ante la aprobación de la audiencia.

     

    Y también contó que está trabajando en dos películas. Aunque no quiere repetir la experiencia anterior.  Jackie y Neruda se estrenaron casi simultáneamente, lo que calificó de “pesadilla”.

    - Tengo una película en español y otra en inglés, y haré las dos, pero no al mismo tiempo, subrayó.

     

     

    Pablo Larraín, Git Scheynius y el Caballo de Bronce. 

     Antonia Zegers. 

     

     

    Pronto, más fotos. 

     

     

    Más información:

     

    Motivación del premio, que anteriormente han recibido directores como Dan Anderson, Francoise Ozon, Gus Van Sant, Roy Andersson, entre otros.

     

    "El ganador del Premio Visionario de este año es un director versátil con gran precisión artística. Con una aguda mirada dirigida a la historia de Chile, Pablo Larraín, mediante destinos individuales y con alcance universal ha revelado la corrupción y la doble moral política, en varios niveles. Él ha redefinido el género de la película biográfica y amplía constantemente nuestros horizontes cinematográficos. Con siete brillantes películas a su haber, Pablo Larraín representa a una verdadera cinematografía visionaria”". 

    (Traducción: Magazín Latino)

     

    Cada año, el Festival de Cine de Estocolmo entrega dos premios, que se dan a conocer en una conferencia de prensa en la cual también se presenta la programación. En su versión número 28, el festival mostró 150 películas, de 60 países, entre el 8 y el 19 de noviembre.

     

    El otro Caballo de Bronce (los restantes son de aluminio) Stockholm Life Time Achievement Award, le fue concedido este año a la afamada actriz británica Vanessa Redgrave, quien, a los 80 años de edad, debutó como directora, y presentó su película Sea Sorrow, que trata sobre la crisis mundial de los refugiados.

     

     

  • Anuncio del Stockholm Visionary Award 2017 a Pablo Larraín

    En una rueda de prensa a mediados de octubre, la jefa del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Git Scheynius, dio a conocer que Pablo Larraín fue galardonado con el Stockholm Visionary Award 2017. 

    Git Scheynius presentó la obra cinematográfica del director chileno y confesó que habían tratado de contar con  la presencia de Larraín desde hacía tiempo, pero que éste era "un cineasta muy ocupado". 

    El 18 de noviembre, Pablo Larraín recibió su premio, el Caballo de Bronce, al presentar su film Neruda en el cine Skandia, en Estocolmo, en el que también se llevó a cabo un Face2Face, o coloquio, en el cual el público tuvo la oportunidad de hacer preguntas. 

    La edición número 28 del Festival de Cine de Estocolmo contó no solo con la presencia de Pablo Larraín, sino también de Antonia Zegers, quien vino a la premiación a recibir el Premio a la Mejor Actriz, por su rol protagónico en la cinta Los perros

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español