Lunes, 20 Agosto 2018 | Login
Kazuo Ishiguro – Premio Nobel de Literatura 2017 Kazuo Ishiguro – Premio Nobel de Literatura 2017. Foto: Wahlström & Widstrand

Kazuo Ishiguro – Premio Nobel de Literatura 2017

Publicado: 05-10-2017. Actualizado: 07-10-2017

El escritor británico de origen japonés, Kazuo Ishiguro, fue galardonado este jueves con el Premio Nobel de Literatura.

Porque “en novelas de fuerte impacto emocional ha desnudado el abismo bajo nuestra aparente pertenencia con el mundo”, destaca la Academia Sueca.

La secretaria permanente de la Academia, Sara Danius, hizo el anuncio que mantenía en ascuas al mundo literario. “Una mezcla de Austen y Kafka”, calificó al nuevo Nobel, y dijo que Ishiguro era “una mezcla de Austen y Kafka”.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Por alguna razón el anuncio del Premio Nobel de Literatura se adelantó este año en una semana. Acostumbra tener lugar el segundo jueves del mes de octubre.

 

Pero ya este jueves 5 de octubre se supo el nombre del laureado con el premio literario más importante del planeta: el escritor británico de origen japonés, Kazuo Ishiguro, cuyo nombre había sido mencionado de cuando en vez en las quinielas, pero sin ser nunca recurrente. Tampoco posee una obra literaria contundente, se demora entre dos y tres años en escribir un libro. Por otra parte se sabe que la Academia siempre ha preferido la calidad, ante la cantidad. 

 

Sara Danius tomó una teatral pausa, antes de dar a conocer su nombre, inmediatamente después de que se abrieran las puertas blancas de ribetes dorados, de la Sala de la Bolsa, en la Academia Sueca:

- El ganador del Premio Nobel de Literatura 2017 es el escritor británico Kazuo Ishiguro. Y la justificación del Jurado es: “en novelas de fuerte impacto emocional ha desnudado el abismo bajo nuestra aparente pertenencia con el mundo”, dijo, en tres idiomas.

 

Y los asistentes – que este año eran menos que el año pasado – no dijeron nada. ¡Uno que otro exclamó: "¡oh!”, pero en general una silenciosa sorpresa.

 

Pero, a lo largo del día, las respuestas de los amantes de la literatura han sido solamente positivas, más aún al conocerse la reacción del laureado, que pensó que era una noticia falsa, o una broma de los amigos.  

- De pronto vi que una fila de fotógrafos y reporteros se apostaban frente a mi casa, para bochorno de mis vecinos, que seguramente pensaron que yo era un asesino en serie, dijo más tarde en una improvisada conferencia de prensa.

 

Aseguró que en ningún momento había pensado hoy que existía la posibilidad de que fuera a ser honrado con el Nobel de Literatura. Que solo cuando recibió una llamada de la BBC comenzó a creer que era cierto “Soy a la antigua, le tengo mucha confianza a la BBC de Londres”, dijo, y se sorprendió de que la Academia Sueca no lo hubiese llamado antes de hacer oficial el Premio.

 

- En el supuesto caso de que hubiera sido yo el premiado, pensé que la llamada de la Academia vendría antes, y después tendría tiempo de lavarme el cabello y hacer todos los preparativos antes del encuentro con la prensa. Pero no fue así en lo absoluto, dijo, en una entrevista con BBC Ishiguro, a quien también le llamó la atención la humildad de Sara Danius al preguntarle si asistiría a la ceremonia, y que incluso se hubiese sorprendido un poco ante su respuesta: ¡Por supuesto!.

 

El año pasado, la Academia se vio en una difícil situación – por primera vez en la historia del premio – cuando Bob Dylan rehusó a contestar la llamada de Sara Danius. Más tarde, no vino a la premiación, y no realizó la visita a una escuela del barrio periférico de Estocolmo, Rinkeby, lo cual es tradición desde 1989.

En lugar de dictar una cátedra en la Academia, envío un discurso de aceptación en audio y musicalizado, pocos días antes de que se venciera el plazo para poder cobrar el monto de ocho millones de coronas. Audio que incluso fue acusado de plagio – ver enlace, en sueco. (La Academia exige, para que el laureado pueda cobrar su premio, que éste o ésta pronuncie un discurso de aceptación en Estocolmo dentro de un límite fijo).

 

Este año la Academia Sueca – que no se rige por normas políticas ni de género, entre otras – sorprendió una vez más al mundo de las letras, pero en un sentido positivo. “Este anuncio va a hacer felices a muchos”, subrayó Sara Danius en una entrevista.

 

Aunque sus temas no son humorísticos, al contrario, tratan de preguntas existenciales, de lo que significa ser un ser humano, de la memoria y del olvido, de las apariencias y las mentiras de toda una vida.

- Es un escritor de una gran integridad. No mira hacia el lado, le preocupan los problemas de la sociedad en la que vive, al mismo tiempo que ha desarrollado un universo estético propio, destacó Sara Danius este jueves.

 

 

 

La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius. Foto: Marisol Aliaga. 

 

En 1989 saltó a la fama con su novela Lo que queda del día que la inmortalizara en una adaptación a la pantalla grande Anthony Hopkins y Emma Thompson. Cinta que fue nominada al Oscar en ocho categorías. Y que todos han visto. La novela ganó además el prestigioso premio Booker.

 

Con este nuevo laureado, la Academia sueca se asegura y vuelve a la literatura, luego del revuelo del año pasado, y del largo silencio del laureado. Un silencio vergonzoso y un desaire al que seguramente la Academia - por más díscola que sea - no está acostumbrada.

 

Kazuo Ishiguro, es un escritor conocido en Inglaterra, y reconocido en el mundo de las letras por su voz propia, su estilo y sus temas cosmopolitas.  

 

Un escritor de fácil lectura, pero que no por ello deja de tomar temas profundos temas actuales. Según Ishiguro, la situación en el mundo es algo de lo cual todos los seres humanos somos responsables. Y es tarea de los novelistas el reflexionar sobre esto. Pero sin dejar de lado el optimismo. Según él, en medio de la más completa oscuridad debe existir siempre un rayo de luz, de esperanza. 

 

Una gran fuente de inspiración es el hecho de vivir en dos culturas diferentes. Nacido en Nagasaki en 1954, sus padres se mudaron a Surrey cuando él tenía cinco años. Su padre, oceanógrafo, había obtenido trabajo en Inglaterra y la familia regresaría pronto a Japón, algo que nunca sucedió. El niño Kazuo vivió su infancia en una especie de limbo, sin pertenecer ni a Inglaterra ni a Japón. De hecho, sus padres hablaban japonés entre ellos pero inglés con él. 

 

Más tarde estudió Literatura Inglesa y Filosofía en la universidad de Kent, y en 1982 su tesis fue su primera novela: Pálida luz en las colinas.

 

Pero no solo ha escrito novelas, también ha hecho adaptaciones al cine, guiones y hasta letras de canciones. De hecho, se dedicó al oficio de escritor luego una efímera incursión en el mundo de la música.

 

En este sentido, la distancia con su antecesor disminuye.

 

 

Para Kazuo Ishiguro, el Nobel de Literatura es “un magnífico honor”, no solo por lo que el premio significa, sino también porque admira la labor de la Academia en un mundo convulsionado.

 

Está consciente de que las sombras del pasado pueden volver, nació nueve años después de que la bomba atómica cayera en su ciudad natal, Nagasaki.

 

Y no tiene reparos en mojarse los pies y en dar su opinión sobre temas políticos. En un artículo en Financial Times luego del Brexit, manifestó su descontento con los agitadores, escribiendo en términos de: “…de la misma forma que durante la primera mitad del 1900 cuando el fascismo asolaba Europa”.

 

Este jueves declaró que espera que los premios Nobel “sean al menos una fuerza para algo positivo”.

 

 “Me sentiría especialmente emocionado si pudiera de algún modo contribuir a un cambio para crear una atmósfera más positiva en estos tiempos de incertidumbre”, añadió.

 

Respecto a sus fuentes de inspiración, cuenta que le gustan tanto Austen como Kafka, pero que Marcel Proust es un poco aburrido "aunque en momentos genial". Según él, la escritora que más ha influido en su obra es Charlotte Brontë.

 

Para finalizar reconoce, riendo, que en estos momentos no tiene ningún libro en camino.  

 

 

 

Kazuo Ishiguro – Premio Nobel de Literatura 2017.  Foto: Wahlström & Widstrand. 

 

 

MÁS INFORMACIÓN:

 

Los laureados de los últimos 10 años:

 

2016: Bob Dylan, USA

2015: Svetlana Aleksijevitj, Bielorrusia

2014: Patrick Modiano, Francia

2013: Alice Munro, Canadá

2012: Mo Yan, China

2011: Tomas Tranströmer, Suecia

2010: Mario Vargas Llosa, Perú

2009: Herta Müller, Alemania

2008: Jean-Marie Gustave Le Clézio, Francia

2007: Doris Lessing, Gran Bretaña

 

Dato curioso: No es correcto decir ”el ganador o la ganadora” al referirse a un receptor/a del Premio Nobel. La palabra usada por la academia es: ”laureado/a”.

Se dio la primera vez en 1901, al escritor francés Sully Prudhomme.

Entre quienes tienen derecho a nominar autores están los miembros de la Academia Sueca, miembros de otras academias, así como profesores de literatura y de temas relacionados con el idioma.

No está permitido nominarse a sí mismo.

La Academia recibe cada año alrededor de 300 propuestas. Hace su elección final en octubre y hace el anuncio el mismo mes, para la semana Nobel. Generalmente este se realiza el segundo jueves de octubre.

El laureado recibe su premio, que este año está dotado de nueve millones de coronas, el Día Nobel, 10 de diciembre, en honor al natalicio de Albert Nobel. 

De los 109 laureados hasta la fecha, 14 han sido mujeres.

La primera mujer que recibió el Nobel de Literatura fue la escritora sueca Selma Lagerlöf, en 1909.

La poetisa chilena Gabriela Mistral lo recibió en 1945.

La edad promedio de los autores es de 65 años.

Fuente: Helagotland, Svenska Akademien, nobelprize.org.

 

 

 

Más sobre Kazuo Ishiguro – Premio Nobel de Literatura 2017 (Fuente: Nobelprize.org) 

Nota biobibliográfica:

Kazuo Ishiguro nació el 8 noviembre den 1954 en Nagasaki, Japón. Su familia se mudó a Gran Bretaña cuando él tenía cinco años e Ishiguro no volvió a visitar su país natal hasta edad adulta. A finales de 1970 se licenció en inglés y filosofía en la Universidad de Kent, luego estudió escritura creativa en la Universidad de East Anglia.

Desde su debut con el libro A Pale View of Hills (1982; Pálida luz en las colinas, 1988) Kazuo Ishiguro ha sido escritor a tiempo completo. Tanto su primera novela como la siguiente An Artist of the Floating World (1986; Un artista del mundo flotante, 1989) se desarrollan en Nagasaki pocos años después de la Segunda Guerra Mundial. Ya en esas obras encontramos los temas que normalmente se relacionan con Ishiguro: la memoria, el tiempo y el autoengaño. Esto se puede ver especialmente en su tercera y más famosa novela, The Remains of the Day (1989; Los restos del día1991), de la que se hizo una película con Anthony Hopkins en el papel del leal y concienzudo mayordomo Stevens.

Sus obras están marcadas por una contención en el idioma independiente del dramatismo de los hechos relatados. Paralelamente sus novelas posteriores contienen una mayor cantidad de elementos fantásticos. Con la obra distópica Never Let Me Go (2005; Nunca me abandones2005) introdujo Ishiguro una fria corriente subyacente de ciencia ficción en su literatura. En esta obra, como en muchas otras, la música tiene una gran importancia. Un buen ejemplo es la colección de relatos Nocturnes: Five Stories of Music and Nightfall (2009; Nocturnos : cinco historias de música y crepúsculo, 2010), donde la música es un elemento recurrente en la descripción de las relaciones amorosas de los personajes. En su última novela The Buried Giant (2015; El gigante enterrado, 2016) una pareja de ancianos viaja a través de un paisaje inglés arcaico con la esperanza de reencontrarse con su hijo adulto, al que no han visto desde hace muchos años. De entre las oleadas de brumas surge una interacción entre la memoria y el olvido, la historia y la contemporaneidad, la fantasia y la realidad. Aparte de sus ocho libros Ishiguro ha escrito también guiones para cine y televisión y compuesto música.

 

Kazuo Ishiguro ha publicado ocho novelas, además de guiones y ensayos. Foto: Marisol Aliaga.

 

Bibliografía – una selección

Obras en español

Pálida luz en las colinas / traducción de Ángel Luis Hernández Francés. – Barcelona : Anagrama, 1988. – Título original: A Pale View of Hills

Un artista del mundo flotante / traducción de Ángel Luis Hernández Francés. – Barcelona : Anagrama, 1989. – Título original: An Artist of the Floating World

Los restos del día / traducción de Ángel Luis Hernández Francés. –Barcelona : Círculo de Lectores, D.L.1991. – Título original: The Remains of the Day

Los inconsolables / traducción de Jesús Zulaika. – Barcelona : Anagrama, 1997. – Título original: The Unconsoled

Cuando fuimos huérfanos / traducción de Jesús Zulaika. – Barcelona : Anagrama, 2001. – Título original: When We Were Orphans

Nocturnos : cinco historias de música y crepúsculo / traducción de Antonio-Prometeo Moya. – Barcelona : Anagrama 2010. – Título original: Nocturnes: Five Stories of Music and Nightfall

Nunca me abandones / traducción de Jesús Zulaika. – Barcelona : Anagrama, 2005. – Título original: Never Let Me Go

Los restos del día / traducción de Ángel Luis Hernández Francés. – Barcelona : Anagrama, 2015. – Título original: The Remains of the Day

El gigante enterrado / traducción de Mauricio Bach. – Barcelona : Anagrama, 2016. – Título original: The Buried Giant

 

Otros: 

”El gourmet” in Granta, 3 / editores, Valerie Miles y Aurelio Major. – Barcelona : Emecé, 2004. – Título original: The Gourmet

 

 

 


Media

About Author

Related items

  • Perfil cultural ligado a la Academia Sueca enfrenta demanda judicial por violación

    La fiscal Christina Voigt presentó este martes una demanda judicial en contra del “perfil cultural” ligado a la Academia Sueca, Jean-Claude Arnault.

    Según la acusación, éste habría violado a una mujer en dos ocasiones, a fines del 2011.

    La fiscal considera las evidencias como “contundentes”, en tanto que Arnault niega todos los cargos, y califica la demanda como “una vergüenza”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Después de semanas de relativa tranquilidad en torno a la Academia Sueca – que aún no logra reponerse de los escándalos de las denuncias de acoso sexual en relación a una persona cercana a la entidad cultural,  este martes se dejó caer la nueva bomba que salpica a los ilustres literatos. Una fiscal, en Estocolmo, inició una demanda judicial en contra del “perfil cultural”, como se le ha llamado en los medios al esposo de la poeta y miembro de la Academia, Katarina Frostenson.

     

    Y esta vez la cosa, al parecer, va en serio. Según la denuncia, Jean-Claude Arnault (los medios que aún no habían publicado su nombre, ahora lo hacen) habría violado en dos ocasiones a la querellante. La primera vez el 15 de octubre de 2011, la segunda vez a principios de diciembre de 2011.

     

    Según la denuncia, en el primer incidente, Arnault habría obligado a la mujer a practicarle sexo oral para, seguidamente, perpetrar una violación. La mujer se encontraba en “una situación amenazante, se había sentido presa del pánico y, por ende, no había sido capaz de defenderse”.

     

    La segunda vez, la violación habría sido consumada cuando la mujer se encontraba dormida.

     

    Ambos hechos se habrían producido en el departamento nocturno de Arnault en Gärdet, Estocolmo.

    - Yo opino que existen las evidencias suficientes para levantar una demanda. De esta forma, el tribunal del distrito juzgará el caso, dijo este martes la fiscal Christina Voigt.

     

    Agregó que, aunque no existen evidencias técnicas, hay siete testigos que corroboran la veracidad de lo dicho por la querellante.

     

    Y, según la demanda, la fiscalía cuenta además con los apuntes de la historia clínica de un psiquiatra que había tratado a la mujer. Este jornal data de dos semanas después de que se hubiera cometido el presunto crimen.

     

    No obstante, la fiscal no solicitó prisión preventiva para el acusado puesto que “no hay motivo para ello”.

     

    Vale la pena recordar que las acusaciones en contra de Arnault surgieron después de que el matutino Dagens Nyheter publicara un artículo de investigación, en las cual un total de 18 mujeres afirmaban haber sido víctimas de acoso sexual y de violación por parte de Arnault. Hechos que se habían desarrollado durante décadas.

     

    Ese fue la bola de nieve que más tarde se transformó en el alud que sepultó a la prestigiosa Academia Sueca, que desde entonces lucha por recuperar su dignidad y credibilidad.

     

    Vale la pena recordar que el director ejecutivo de la Fundación Nobel, Lars Heikensten, ha dicho que, en tanto que la Academia Sueca no recupere su credibilidad, no es idónea para elegir al Premio Nobel de Literatura.

     

    Aquí es necesario hacer hincapié en lo que los medios extranjeros a menudo confunden: la Academia Sueca (de la lengua) es la encargada de elegir los premios Nobel de Literatura, en tanto que la Real Academia Sueca de las Ciencias es quien designa los Premios Nobel en las distintas disciplinas, a excepción del Nobel de Economía (que lo designa el Banco Central) y el de la Paz, que lo confiere la fundación Nobel de Noruega. (No es fácil entender todos los vericuetos de los premios Nobel).

     

    Por lo demás, y a diferencia de la Academia Sueca, los miembros de la Academia Sueca de las Ciencias se van rotando en sus cargos, mientras que “los 18” como se le llama a los literatos que componen la Academia Sueca, son vitalicios… o lo eran, hasta que, recientemente el Rey Carl Gustav cambiara los estatutos y agregara la posibilidad de que los miembros que así lo deseen pueden retirarse de esta institución.

     

    No muchos lo han hecho, la membresía en la Academia significa - fuera del enorme poder en la vida cultural sueca - una serie de regalías. Privilegios que, por primera vez, desde que se fundara la entidad, en el 1700, están siendo puestos bajo la lupa.

     

    Y lo que la lupa deja ver no ha sido de particular nobleza.

      

    Sin embargo, y para volver Jean-Claude Arnault, el escándalo no se trata solamente sexo – como se empeña en denominarlo la prensa extranjera -  también cuenta con aristas en la parte económica: la poeta y miembro de la Academia, Katarina Frostenson, era la directora del Club cultural que creara Arnault, y que durante años recibió apoyo financiero de la Academia. Aunque, hasta el momento, esta irregularidad no ha sido motivo de un proceso judicial.  

     

    Luego de la publicación de DN, se levantaron varias demandas judiciales pero que no pasaron a mayores puesto que, en su mayoría, los casos habían prescrito.

     

    La abogada Elisabeth Massi-Fritz representa a la querellante. La licenciada manifestó a la prensa que su clienta está aliviada y conforme de que se haya presentado la demanda judicial. A pesar de que ya han pasado siete años de que ocurrieran los hechos.

    - Mi clienta se ha sentido muy mal, como consecuencia de lo ocurrido. Ella ha sido agraviada y humillada en forma particularmente seria, subrayó la abogada.

     

    ¿Qué dice el acusado?

     

    Aftonbladet se comunicó con el abogado de Arnault, el licenciado Björn Hurtig, quien expresó al vespertino que su cliente opina que la demanda es una vergüenza.

    - Él está consternado y abatido. Está consternado porque defiende su inocencia, él no ha cometido los crímenes que se le imputan. Él opina que las evidencias son débiles y está abatido porque no puede obviar el hecho de que la presión mediática ha influido en esto. Él ha sido un hombre perseguido durante largo tiempo.

     

     

    Aftonbladet: ¿Qué evidencia es demasiado débil?

    - Es necesario recordar que se basa, después de todo, en información oral y datos de segunda mano. La evidencia oral es como la fruta fresca, empeora con el paso del tiempo. Puede resultar difícil de saber cuáles son mis propios recuerdos luego de haber leído y escuchado cosas en los medios. Son hechos que han ocurrido hace tiempo atrás, y no existen testigos directos ni pruebas técnicas. 

     

    El licenciado Hurtig señaló además que no está sorprendido por la demanda, pero que la atribuye a una "enorme presión mediática".

     

    - Esto tiene proporciones enormes, y yo no creo que esto haya sido considerado. No se puede negar que estas cosas tienen impacto. 

     

    Agrega que su cliente y la mujer se conocían, pero subraya que, luego de leer el conjunto de evidencias, está más inclinado a creer en su inocencia. 

     

      

     

     
    Frontis del Museo Nobel, donde se aloja la Academia Sueca. Jean-Claude Arnault. Foto: Marisol Aliaga. Expressen. Montaje: Magazín Latino. 

     

     

     

  • Sigue el conflicto en la Academia sueca - Sara Danius: "Que dimitan todos"

    Este martes, tres miembros de la Academia Sueca exigieron la dimisión de Horace Engdahl. En una carta a Anders Olsson, actual secretario interino, Sara Danius, Kjell Espmark y Peter Englund ofrecieron su ayuda para la reconstrucción de la Academia, con la condición de que Engdahl, “promotor incansable del perfil cultural”, dimita.

    Horace Engdahl, respondió a la exigencia señalando que su cargo es vitalicio y que “lo ejercerá hasta su muerte”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Si alguien tuvo la peregrina idea de pensar que el conflicto en la Academia Sueca se iba a solucionar luego de posponer el anuncio del Nobel de Literatura 2018 para el próximo año, se equivocó.

     

    La Academia se encuentra en la actualidad en una situación de tanta precariedad, que en sueco se le denominaría “con la barba en el buzón”. Un verdadero callejón sin salida. Y con miembros que, a pesar de una enorme capacidad intelectual, son incapaces de llegar a acuerdos básicos entre ellos.

     

    Y, este culebrón, protagonizado por la alta intelectualidad escandinava, se desarrolla a vista paciencia de todos. A telón abierto.

     

    Lo más reciente en este drama digno de los clásicos griegos, fue la carta enviada por tres miembros de la Academia que actualmente no participan activamente – pero ¡ojo!  – no han dimitido: Sara Danius, la secretaria permanente que abandonó su cargo en abril; Peter Englund, su antecesor; y Kjell Espmark, miembro de la Academia desde 1981.

     

    En la misiva, que también fue enviada a los matutinos Svenska Dagbladet y a DagensNyheter, los tres literatos ofrecen su ayuda para la reconstrucción de la vapuleada Academia, pero con la condición de que Horace Engdahl, amigo íntimo y ferviente defensor del llamado “perfil cultural” abandone su sillón. El número 17.

     

    Recordemos que la crisis en la Academia se inició a partir de las acusaciones de acoso sexual e incluso violaciones presentadas por 18 mujeres en contra de Jean-Claude Arnault, esposo de Katarina Frostenson, poeta que ocupa el sillón Nr. 18.

     

    Esta fue la bola de nieve que más tarde se transformó en una avalancha. Y que desembocó en el colapso de la Academia, que actualmente no cuenta con el quorum necesario para elegir nuevos miembros.

     

     

    “En esta, la peor crisis en la historia de la Academia, nosotros, que hemos dejado las labores de la Academia, estamos dispuestos a colaborar en la reconstrucción de esta. Un primer paso debe ser el elegir a un abogado prominente en el sillón Nº 1. Una condición indispensable, no obstante, es que el promotor incansable del perfil de la cultura, Horace Engdahl, deje la Academia”, escriben los literatos.  

     

    Hoy miércoles, Sara Danius fue más explícita. Y explicó al noticiero de la televisión sueca, Aktuellt, que la única forma de solucionar el grave problema por el cual atraviesa la Academia es comenzar de cero: exigiendo la renuncia de la totalidad de sus miembros.

     

    Porque, como también lo corrobora el Rey Carlos Gustavo - a través de la encargada de prensa de Palacio - los 10 miembros actuales carecen del mandato necesario para elegir nuevos miembros. Los estatutos del 1700 estipulan que deben ser al menos 12.

     

    Sin embargo, Horace Engdahl no ha mostrado señal alguna de proponerse abandonar su sillón. En un comentario a Dagens Nyheter arguyó, respecto a Danius, Kjellmark y Englund:

    - Que agradable. Nos deshacemos de ellos. Yo fui elegido para ocupar el sillón número 17, y lo haré hasta mi muerte. Estos tres tránsfugas hacen el ridículo con este intento fallido de poder.

     

     

    Y, en una carta a SVT, agregó que, “si ellos quieren volver a la comunidad de la Academia, deberán hacerlo sin exigencias bizarras ni ademanes exagerados”.  

      

    La lucha entre Horace Engdahl y Sara Danius se desencadenó luego de que ella exigiera transparencia respecto a las denuncias por abusos sexuales en contra de Arnault. Y del conflicto de interés del cual sería culpable su esposa, Katarina Frostenson, por los dineros que la Academia otorgara durante años a la empresa cultural de su marido.  

     

    Incluso trascendió a los medios que Engdahl, en la reunión cerrada de la Academia, del 1 de febrero, había calificado a Sara Danius de “inquisidora”. Exigiendo que la investigación encargada por ella al bufete de abogados Hammarkiöld & Co, se anulara.

     

    Recordemos que fue en noviembre del año pasado que Danius comunicó a la prensa que la Academia cancelaba toda la colaboración con la empresa de Jean-Claude Arnault, el Club Forum, y que había ordenado una indagación.

    - Esta es nuestra primera medida, y está motivada por dos cosas. Por un lado, la investigación de Dagens Nyheter, que acogemos. Por otro lado, que durante la sesión se supo que miembros de la Academia, hijas de miembros, esposas de miembros y personal de la secretaría de la Academia han sido expuestas a intimidad indeseada o a una actitud inadecuada por parte de la persona aludida, dijo la entonces secretaria permanente, Sara Danius.

     

    Horace Engdahl,por su parte, se opuso desde el primer momento a la investigación, hecho que ha sido objeto de críticas en su contra.

     

    Como la de Kjell Espmark. El escritor se marginó de sus labores en la Academia en abril del año en curso y afirmó entonces al matutino SvD:

     

    “Yo solo espero que Horace Engdahl pueda ser capaz de abandonar su sillón. De otra forma, no veo ninguna salida para la Academia Sueca”.

     

    Kjell Espmark, Peter Englund, Sara Danius y Horace Engdahl. Foto: Svenska Dagbladet. 

     

     

  • Desprestigiado Premio Nobel de Literatura no se entregará este año

    Publicado: 04-05-2018. Actualizado: 04-05-2018.

    Ante la caótica situación que la Academia Sueca ha enfrentado desde noviembre del año pasado, la decisión no podía ser otra: "El Premio Nobel de Literatura 2018 será designado y anunciado paralelamente con el  ganador del premio 2019",  escribe la Academia en un comunicado de prensa emitido el viernes por la mañana.

    "Esta fue la única decisión correcta. La Academia no goza, por el momento, de credibilidad" comentó  el Secretario Permanente interino, Anders Olsson, este hecho histórico. 

     

     Por: Magazín Latino

     

    Como lo había prometido el día anterior, este viernes por la mañana la Academia Sueca emitió un comunicado de prensa respecto a la decisión de si otorgar – o no – el Premio Nobel de Literatura 2018. En el comunicado publicado en su sitio web, la Academia escribe:

    “La Academia Sueca comunica hoy que el laureado con el Premio Nobel de Literatura 2018 será designado y anunciado paralelamente con el  ganador del premio 2019. Siete veces anteriormente, la Academia sueca - bajo la denominación de “premio reservado” -  ha elegido no otorgar el Premio Nobel de Literatura, vale decir,  los años 1915, 1919, 1925, 1926, 1927, 1936 y 1949. Cinco veces se ha pospuesto y otorgado al año siguiente”.

     

    El Secretario Permanente, interino, Anders Olsson, comentó a los medios que “esta era la única decisión correcta” que podían adoptar.

    - Hemos tenido una intensa discusión sobre este premio, durante las últimas semanas, estoy muy contento de que podamos llegar a este acuerdo. Casi no había otra alternativa, puesto que estamos debilitados, como Academia, ahora somos solo diez miembros. Tampoco somos un comité Nobel intacto, deberíamos ser cinco y ahora solo somos cuatro. Ademas tenemos una base cada vez más débil,  para nuestras decisiones y discusiones. Así es yo opino que esta decisión fue totalmente correcta, dice Anders Olsson.

     

    El Secretario reconoce, además, que la Academia, por el momento, no goza de credibilidad suficiente.

     

    - Es un hecho. Lo demuestran las reacciones de la gente. Hemos tomado la única decisión correcta, pero esto no significa que vamos a interrumpir nuestro trabajo, este continúa como de costumbre, expresó Olsson.

     

    Los medios suecos son más cautos en sus apreciaciones, pero los extranjeros expresan claramente los motivos de la turbulencia dentro de la Academia, que llevó a este desenlace. “Después de escándalo sexual, no habrá Premio Nobel 2018”, escribe el New York Times.

     

    El medio alemán Spiegel Online, por su parte, levanta las revelaciones de medios suecos sobre abusos sexuales que han tenido que ver con personas ligadas a la Academia.

     

    Hace poco, el matutino Svenska Dagbladet desveló que el personaje que ha sido acusado de abusos sexuales y violaciones, Jean-Claude Arnault, casado con la poeta y miembro de la Academia, Katarina Frostenson se habría sobrepasado incluso con la Princesa Victoria. 

     

    El Rey Carl XVI cambió hace poco los estatutos de la Academia, con el fin de que la membresía en esta no sea vitalicia. En un comunicado a la agencia de noticias TT, el monarca escribe:

     

    "Respeto la la decisión de la Academia Sueca de posponer el Premio Nobel de Literatura 2018 para el 2019. Esto demuestra que la Academia tiene la intención, ahora, de concentrarse en la restauración de su reputación". 

     

     

    La Secretaria Permanente, Sara Danius, quien dimitiera hace un tiempo atrás. Foto: Marisol Aliaga. 

     

    NOTICIA EN DESARROLLO

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español