Sábado, 17 Febrero 2018 | Login
Escándalo salpica a la Academia Sueca - a dos semanas de la gala del Nobel La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, declaró que la institución suspende todo contacto y soporte económico al destacado hombre de la escena cultural de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

Escándalo salpica a la Academia Sueca - a dos semanas de la gala del Nobel

Después de cinco días en que todos se preguntaban quién era el “personaje de la cultura” a quien 18 mujeres señalaran de haberlas acosado sexualmente, la emisora estatal, Radio Suecia, dio a conocer este domingo su nombre: Jean Claude Arnault.

En el marco de la campaña #MeToo, las cabezas han rodado, tanto en el ámbito artístico, como cultural, mediático o político, entre otros.

Unos han sido nombrados con nombre y apellido. Otros están en lista de espera. En este momento a ciertas personas les cuesta conciliar el sueño.

Porque, como dijo una de las periodistas que han hablado: “Esto solo ha comenzado. Vamos a delatarlos a todos”.

 

Por: Marisol Aliaga

 

A dos semanas del banquete Nobel, que reúne a la crème de la crème del mundo cultural escandinavo y mundial, un escándalo estremece a la legendaria Academia Sueca.

 

El jueves pasado se reunieron los ilustres miembros de la Academia para deliberar el plan de acción con motivo de las acusaciones que 18 mujeres hicieran públicas en el matutino Dagens Nyheter el martes 21 de noviembre. En el reportaje, las mujeres dan testimonio de que el hombre abusó sexualmente de ellas

 

Muchos de los abusos se perpetraron en “El Club”, un centro cultural que el señalado ha dirigido, junto a su esposa, por más de 30 años, y por el que ha recibido una importante ayuda económica de parte de la Academia. También en departamentos que pertenecen a la institución, incluyendo un apartamento en París.

 

Aquí, algunos extractos de los testimonios publicados por Dagens Nyheter:

 

Lena Ten Hoopen: “Logré soltarme de él. Entonces me dijo:´Con esa actitud, haré que no permanezcas largo tiempo en este rubro. ¿No sabes con quien estoy casado?´"

 

Gabriella Håkansson: “Una mano en la vagina”.

 

Elise Karlsson: “Yo dije:´no me toques´ y ´termina´"

 

Amanda Svensson: “Él comenzó a tocarme el busto. No quiero tener que ver nunca más con él”.

 

Otros testimonios: “Me llevó al Club. Se sentía como que a él lo excitaba perpetrar el abuso justamente en esos locales”.

 

“Él pagó pasajes en avión y me llevó al apartamento de la Academia en París. Por la noche entró a mi habitación, e intentó aprovecharse de mi”.

 

“La policía dijo que se había tratado de una violación. Pero yo no me atreví a hacer la denuncia”.

 

“Todos, en el mundo de la cultura, saben y todos han sabido. Pero han cerrado los ojos”.

 

  

Más tarde, los medios dieron a conocer que el hombre cometió abusos sexuales no solo contra jóvenes escritoras y periodistas, sino también contra esposas e hijas de los miembros de la Academia.

 

Después de la reunión del martes, la secretaria permanente de la Academia, Sara Danius, declaró a la prensa que la Academia suspende todo el contacto y todo el financiamiento a las actividades culturales de esta persona.

 

La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, declaró que la institución suspende todo contacto y soporte económico al destacado hombre de la escena cultural de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

 

En un comunicado de prensa emitido el mismo día, la Academia escribe:

 

"En su reunión de esta tarde, la Academia Sueca ha tomado, por unanimidad, la decisión de suspender inmediatamente todo contacto y toda la futura financiación de todas las actividades llevadas a cabo por la persona que, en los medios de comunicación, figura bajo el nombre de” perfil cultural”. Se trata, por una parte, de la financiación que se le ha concedido al centro cultural de este hombre (desde el año 2010 es de aproximadamente 126.000 coronas por año - no se han efectuado pagos a él, personalmente), y por otra, de la misión que por un período ha desarrollado, de atender el apartamento de la Academia en París.

 Esta es nuestra primera medida, y está motivada por dos cosas. Por una parte, la investigación de Dagens Nyheter, la cual consideramos correcta; por otra parte, que, durante el curso de la reunión, salió a la luz que miembros de la academia, hijas de éstos, esposas y personal de la oficina de la Academia han sido expuestas a intimidad no deseada o a tratamiento inadecuado por parte del susodicho. Estos sucesos no habrían salido a la luz sin el foco de atención que recientemente se ha dirigido hacia estos problemas".

 

 

La Ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Kuhnke, que el año 2015 personalmente le entregara la Orden real de la Estrella Polar, por recomendación del escritor y miembro de la Academia, Pär Wästberg, se mostró indignada.

- La repugnancia no tiene límites, escribió la ministra, en su cuenta de Instagram.

 

Ya en 2013, Wästberg había recomendado que se le concediera esta prestigiosa orden real. En papel con el membrete de la Academia, había escrito al alto mandatario de la corte, Svante Lindqvist, subrayando el “enorme aporte” de esta persona (el abusador) que había desplegado en las áreas de la literatura, la música y el arte y que “se alegraría sobremanera si se le reconociera su labor”.

 

Sin embargo, Pär Wästberg no ha querido dar más comentarios sobre el caso.

- Yo pertenezco a la vieja guardia, así es que no tengo más que decir sobre esto, en realidad. Esto se trata, a pesar de todo, de una persona que no es miembro de la Academia, dijo escuetamente a DN el martes pasado.

 

La ministra, por su parte, examinó de inmediato la posibilidad de pedir la orden de vuelta. Cosa, al parecer, imposible, y que no ha ocurrido nunca.

- Lo primero que hice ayer fue dar la tarea a mi departamento de trabajo de investigar si se puede anular esta orden y, en ese caso, como se hace, dijo Alice Bah Kuhnke.

 

Este viernes, declaró a DN que, a pesar de todo, no es su cartera quien se encarga de investigar los criterios formales. Y que este hombre nunca debió haber recibido la orden:

- Yo opino que todos tenemos la responsabilidad de velar porque personas con poder no se aprovechen de sus posiciones. También tenemos todos una responsabilidad hoy en día, cuando estamos al tanto de lo que ocurre. Debemos luchar por romper la cultura del silencio.

 

El Consejo Estatal de Cultura ha financiado el Club con más de tres millones de coronas, desde el 2006.

 

La familia real también manifestó su repudio en contra del hombre señalado, según lo informó la jefa de prensa de palacio, Margareta Thorgren. El rey Carlos Gustavo es el gran maestro de la Orden de la Estrella Polar.

- Al igual que todos los demás, la familia real reacciona muy negativamente ante esta información, dijo Thorgren al canal 4 de televisión.

 

Tanto la Reina Silvia como la Princesa Victoria han manifestado su apoyo a la campaña #MeToo (YoTambién). El domingo 19 de noviembre, ambas asistieron a la manifestación en Södra Teatern, en la cual connotadas actrices suecas leyeron fragmentos escritos por ellas mismas, bajo la etiqueta #Tystnadtagning (SilencioAcción).

 

 
La Reina Silvia y la Princesa Victoria asistieron a la manifestación en Södra Teatern, llamada #Tystnadtagning. Foto: Captura de pantalla de la versión digital de Dagens Nyheter. 

 

La campaña #MeToo ha tenido tanto éxito en Suecia que ha sido, como muchos lo han descrito, un terremoto que ha remecido profundamente las estructuras de poder de la sociedad.

 

En más de 40 rubros las mujeres (porque se trata en su gran mayoría de mujeres) se han manifestado y han sacado la voz. En la ópera, por ejemplo, la etiqueta utilizada fue #Sjungerut (YoCanto).

 

El caso de lo ocurrido dentro de la Academia Sueca hace pensar en un nuevo orden de cosas.

 

Una periodista lo comentó - perdonando la expresión - de la siguiente forma:

- Faltaba que tomara el cargo una mujer, para que pudiera mostrar “cojones”.

 

 

#Tystnadtagning. Foto: Expressen. 

 

Por lo demás:

 

Este año Jean Claude Arnault no podrá codearse ni con los laureados con el Premio Nobel ni con sus colegas del mundo de la cultura. El comité Nobel revocó su invitación al banquete, que tendrá lugar, como todos los años, el 10 de diciembre, en memoria a Alfred Nobel.

 

 

About Author

Related items

  • Kazuo Ishiguro sobre la campaña del MeToo

    En una conferencia de prensa en la Academia Sueca, el 6 de diciembre de 2017, el Premio Nobel de Literatura 2017, Kazuo Ishiguro, se refirió a la campaña de MeToo (YoTambién), que tanto revuelo ocasionó este año en Suecia.

    Invitado por la Secretaria Permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, el literato británico respondió a las preguntas de la prensa. 

    Kazuo Ishiguro afirmó que "lo que están viviendo Uds. en Suecia es una revolución", e invitó a los presentes a la Sala de la Bolsa a reflexionar sobre lo que el movimiento MeToo significa. 

    MeToo, que comenzó como un hashtag en las redes sociales, se transformó en el país escandinavo en un movimiento que abarcó todos los sectores laborales de la sociedad. 

     

    Producción del vídeo: Magazín Latino. 

    Filmado el 6 de diciembre de 2017. 

    Idioma: inglés. 

     

    Más información (en español) en el artículo: Kazuo Ishiguro: Ustedes son parte de algo revolucionario

  • Visita del Nobel a Rinkeby – Mariana le dio la bienvenida a Ishiguro

    Esta semana concluyó la semana Nobel, con eventos que mantuvieron a los laureados en constante actividad, antes de regresar a sus casas.

    Magazín Latino tuvo la oportunidad de seguir de cerca uno de estos eventos, muy apreciado por los homenajeados por su calidez, frescura y espontaneidad tan típicas de los niños y jóvenes.

    Y conversamos con Mariana, quien este año fue la encargada de darle la bienvenida a Kazuo Ishiguro, cuando el Nobel visitó Rinkeby. “Fue una experiencia muy bonita”, nos contó ella.

     

    Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    Si hay algo que se pueda decir, sin correr el riesgo de generalizar, es que la gran mayoría de los galardonados con el Premio Nobel siguen manteniendo a su niño interior. El juego, la parte lúdica del ser humano parece ser un elemento muy fructífero, al momento de investigar o de crear.

     

    Tal vez sea por esto, que los Nobel se sienten tan a sus anchas cuando visitan la escuela de Rinkeby, sin duda el evento más simpático entre la agitada agenda de los laureados en la capital sueca. Los niños, olvidándose de todo protocolo y solemnidad de otras actividades, son una verdadera inyección de alegría y espontaneidad, para los laureados.

     

    Gracias a la amabilidad de la gestora principal de este evento, la escritora Gunilla Lundgren, Magazín Latino tuvo la oportunidad de estar junto a los niños, esperando el arribo de Kazuo Ishiguro.

     

     

    Y la expectación era grande. Unos seis niños y niñas esperaban la llegada del literato, y se preguntaban cómo sería, con quien vendría y si llegaría en taxi o en el “auto Nobel”.

     

    La respuesta la tuvimos pasadas las doce del mediodía, cuando el Nobel de literatura llegó en un sobrio coche de color gris con el logo Nobel en las puertas. Le acompañaban su señora, Lorna, y su hija, Naomi.

     Mariana le dio la bienvenida a Kazuo Ishiguro. 

     

     

     

    Mariana Nicole Pereira Vargas, tiene 14 años y asiste a la clase 8 A, de la escuela de Rinkeby. Nació en Bolivia y llegó a Suecia a los dos años. Como los otros niños, habla español, sueco, inglés y un poco de francés. Con Kazuo Ishiguro fue fácil, porque todos los niños hablan inglés.

     

    ¿Cómo pensabas que iba a ser el encuentro con él, estabas nerviosa?

    - Un poco nerviosa sí, porque él ha obtenido un premio tan importante, es un honor tener la oportunidad de poder conocerlo. Pero me pareció divertido, buena persona y muy amable. Hace chistes y uno se siente bien con él. Transmite buenas vibraciones, es una persona positiva.

     

    ¿Era más divertido que lo que parecía no?

    - Sí. Cuando yo lo fui a recoger, lo primero que hizo al bajarse del auto fue hacer una broma. Hace chistes poquito a poco, y nosotros nos sentimos más cómodos con él, más en confianza.

     

    ¿Y qué te pareció que él dijera que esta visita le había gustado tanto?

    - Bueno, uno se pone feliz de que le haya gustado lo que hicimos y, como ya hemos trabajado en esto durante medio año, siento que hemos cumplido nuestro objetivo, que él se sienta bien y que le guste. En otros años también les ha gustado mucho, y ese es nuestro objetivo. Él se sintió bien aquí y este encuentro con nosotros le gustó más que otras cosas, así es que nos puso muy felices a todos.

     

    ¿Cómo se prepararon ustedes y qué era lo principal que tenían que decirle a él, especialmente?

    - Fuimos a distintos lugares, por ejemplo, cuando se hizo el anuncio donde dijeron quién había recibido el Premio Nobel de Literatura, estábamos en la Academia Sueca cuando Sara Danius anunció el premio, lo que también fue un honor. También hablamos con diferentes personas y visitamos lugares que tienen relación con el Nobel. Y, cuando supimos que era él, lo primero que hicimos fue ver sus libros, su biografía, para saber más de él. Vimos entrevistas con él y también leímos su libro “Nunca me abandones” (Never let me go).

     

    ¿Por qué eligieron justamente esa novela?

    - Creo que es uno de los mejores que ha escrito, y también vimos la película. Tal vez es porque se trata de unos niños, como nosotros, pero ellos no viven mucho tiempo, se trata de clones. Y esa historia da mucha tristeza, pero al mismo tiempo nos hace ver que hay cosas por las que tenemos que estar felices, porque nosotros tenemos a nuestros padres – ellos no tenían padres – nosotros podemos elegir qué queremos ser, tenemos ese privilegio, mientras que ellos no podían elegir. Ellos nacieron para donar sus órganos… a nosotros también nos dejó muy pensativos.

     

    ¿Tal vez muy tristes?

    - Sí, es una historia muy triste.

     

    ¿Y de qué conversaron cuando tomaron el té con él?

    - Más que todo de si le gustó el acto. También le presentamos a todos nuestros profesores, para que cada uno de ellos lo saludara, y le preguntamos qué le había parecido esta semana.

     

    ¿Me imagino que vas a contarles a tus padres con lujo de detalles sobre este encuentro con Kazuo Ishiguro?

    - Sí, les voy a decir que fue una experiencia muy bonita, y que también un gran honor. Además, fue divertido.

     

    Ellos se habrán asombrado mucho, ¿no?

    - Sí, pero también están un poquito acostumbrados, porque mis hermanos también han ido a este colegio y también han hecho lo mismo antes, entonces, es algo que ya ha pasado antes. Pero ahora me tocó el turno a mí.

     

    ¿Y te gusta la literatura, qué libros prefieres?

    - Me gusta bastante, pero me cuesta encontrar buenos libros. Me gustan más los de fantasy, por ejemplo, uno que me gusta mucho The Maze Runner.

     

    Durante el acto, varios niños hablaron sobre sus sueños. ¿Cuál es el tuyo?

    - En realidad, no he pensado mucho en mi sueño aun, si veo una oportunidad de hacer algo grande lo tomaré, pero aún no tengo una idea clara de qué quiero ser cuando sea adulta. Pero eso ya lo veré [risas].

     

     

    Mariana junto a Gunilla Lundgren. 

     

     

     

     

  • Kazuo Ishiguro en Rinkeby – "En un mundo lleno de conflictos, esto me llena de esperanzas"

    Muy conmovido se mostró el Premio Nobel de Literatura, Kazuo Ishiguro, al reunirse con alumnos de la escuela de Rinkeby, este martes al mediodía.

    Por decimonovena vez, los niños y adolescentes le rindieron un homenaje al laureado con una procesión de Lucía – que se celebra el 13 de diciembre - y la entrega de un folleto, además de un retrato del literato.

    - Me conmovió profundamente, y me llevo este recuerdo en el corazón, dijo el escritor, quien se mostró muy a sus anchas con los alumnos y alumnas que le dieron la bienvenida en 17 idiomas diferentes, para luego disfrutar de una taza de té y de repostería oriental.

     

    Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    Junto al diploma Nobel y la medalla de oro que el Nobel de Literatura recibiera este domingo en Estocolmo, otro recuerdo de Suecia ocupará seguramente también un lugar destacado en el hogar de la familia Ishiguro, en Londres.

     

    En la visita a Rinkeby, el martes por la tarde, el escritor recibió un retrato hecho por una de las alumnas de la escuela de Rinkeby, Sabina Mastafa. Y comentó, riendo: “¡Aquí me veo mejor!”.

     

     

     

    Sabina y sus compañeras y compañeros de las clases 8ª y 7-9D, de la escuela de Rinkeby, han trabajado todo el otoño en la elaboración de un folleto sobre el Premio Nobel de Literatura, en colaboración con la biblioteca de la escuela, la biblioteca de Estocolmo y el Museo Nobel.

     

    Comenzaron su investigación con una visita a la Academia Sueca el segundo jueves del mes de octubre, cuando Sara Danius anunció el premio a las letras más importante del mundo. Le siguió una visita al ayuntamiento de Estocolmo (City Hall), donde se lleva a cabo el banquete Nobel; y también al laboratorio de investigación BioArctic.

     

    Para profundizarse en la obra de Nobel de Literatura 2017, eligieron la lectura de la novela ”Nunca me abandones”, que, al igual que “Los restos del día”, también tuvo una adaptación cinematográfica.

     

    Este martes los niños pudieron hacerle entrega a Kazuo Ishiguro del fruto de este trabajo: un folleto y un retrato. El escritor llegó acompañado de su esposa Lorna MacDougall, y de su hija Naomi, quienes disfrutaron tanto como éste con el acto que los alumnos habían preparado en su honor.

     

     

    Rinkeby es una zona suburbana multicultural de Estocolmo. Aquí se hablan más de cien idiomas diferentes, lo cual se demostró en la bienvenida al Nobel de las letras, en sueco, romaní, turco, francés, español y otros, también en japonés.  

     

    Luego de la bienvenida, niños y niñas de la escuela de Askeby participaron en una procesión de Santa Lucía, una de las festividades más tradicionales de Suecia, que se celebra el 13 de diciembre en escuelas e iglesias. Como cada año, la dirección estuvo a cargo de Rolando Romo.

     

     

    En años anteriores, los laureados, alojados en el Grand Hotel de Estocolmo durante su estadía en Suecia, eran sorprendidos a tempranas horas de la mañana con una procesión de Santa Lucía: niñas vestidas de blanco, con guirnaldas en el cabello, portando velas, entonando cánticos y ofreciéndoles bollos de azafrán. Esta bella y particular celebración se ha dejado de lado, tal vez con el ánimo de proteger la privacidad de tan ilustres huéspedes.

     

    Pero en Rinkeby, en el homenaje al Nobel sigue presente, para deleite de la familia Ishiguro, que siguió con atención la ceremonia en la que los niños fueron presentando extractos del folleto, que comienza con las palabras: “Querido Premio Nobel 2017”.

     

     

    Le cuentan que se conmovieron con la novela “Nunca me abandones”, puesto que es un tema que les concierne. También tocan el tema de la diversidad:  “Querido Kazuo, nos sentimos identificados cuando tú describes el tema de identidad. Para nosotros, el pertenecer a dos culturas tiene lados positivos y negativos", escriben, y agregan que el hecho de ser moreno y usar velo a veces es motivo de racismo. 

     

    También le contaron cuáles eran sus sueños. El que llamó más la atención fue el que dijo que quería ser un Premio Nobel, cuando fuera adulto. 

     

     

     

    Al terminar el acto, Kazuo Ishiguro agradeció a sus anfitriones confesándoles que se había emocionado mucho, al igual que su esposa y su hija.

    - Durante los últimos días hemos participado en una serie de actividades, por el Nobel. Ayer estuvimos en el palacio real, y estuve sentado al lado de la reina, pero les puedo decir honestamente que me siento más conmovido hoy día, con todos ustedes. Casi se me cayeron las lágrimas, cuando cantaron en distintos idiomas, expresó.

     

    Y agregó que "este es un recuerdo que llevaré siempre en el corazón".

     

    Seguidamente, los niños lo invitaron a tomar el té con ellos y a platicar un rato.  

     

     

    El Nobel de Literatura 2017, Kazuo Ishiguro, junto a su hija y su esposa, a la hora del té con alumnas y alumnos de la escuela de Rinkeby. Foto: Marisol Aliaga. 

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español