S谩bado, 15 Diciembre 2018 | Login
Sigue el conflicto en la Academia sueca - Sara Danius: "Que dimitan todos" Kjell Espmark, Peter Englund, Sara Danius y Horace Engdahl. Foto: Svenska Dagbladet.

Sigue el conflicto en la Academia sueca - Sara Danius: "Que dimitan todos"

Este martes, tres miembros de la Academia Sueca exigieron la dimisi贸n de Horace Engdahl. En una carta a Anders Olsson, actual secretario interino, Sara Danius, Kjell Espmark y Peter Englund ofrecieron su ayuda para la reconstrucci贸n de la Academia, con la condici贸n de que Engdahl, 鈥減romotor incansable del perfil cultural鈥, dimita.

Horace Engdahl, respondi贸 a la exigencia se帽alando que su cargo es vitalicio y que 鈥渓o ejercer谩 hasta su muerte鈥.

聽Por: Marisol Aliaga

Si alguien tuvo聽la peregrina idea de pensar que el conflicto en la Academia Sueca se iba a solucionar luego de posponer el anuncio del Nobel de Literatura 2018 para el pr贸ximo a帽o, se equivoc贸.

La Academia聽se encuentra en la actualidad en una situaci贸n de tanta precariedad, que en sueco se le denominar铆a 鈥渃on la barba en el buz贸n鈥. Un verdadero callej贸n sin salida. Y con miembros que, a pesar de una enorme capacidad intelectual, son incapaces de llegar a acuerdos b谩sicos entre ellos.

Y, este culebr贸n,聽protagonizado por la alta intelectualidad escandinava, se desarrolla a vista paciencia de todos. A tel贸n abierto.

Lo m谩s reciente聽en este drama digno de los cl谩sicos griegos, fue la carta enviada por tres miembros de la Academia que actualmente no participan activamente 鈥 pero 隆ojo! 聽鈥 no han dimitido:聽Sara Danius,聽la secretaria permanente que abandon贸 su cargo en abril; Peter Englund,聽su antecesor; y Kjell Espmark,聽miembro de la Academia desde 1981.

En la misiva,聽que tambi茅n fue enviada a los matutinos Svenska Dagbladet聽y a聽DagensNyheter, los tres literatos ofrecen su ayuda para la reconstrucci贸n de la vapuleada Academia, pero con la condici贸n de que Horace Engdahl,聽amigo 铆ntimo y ferviente defensor del llamado 鈥減erfil cultural鈥abandone su sill贸n. El n煤mero 17.

Recordemos聽que la crisis en la Academia se inici贸 a partir de las acusaciones de acoso sexual e incluso violaciones presentadas por 18 mujeres en contra de Jean-Claude Arnault, esposo de Katarina聽Frostenson, poeta que ocupa el sill贸n Nr. 18.

Esta fue la bola de nieve que m谩s tarde se transform贸 en una avalancha. Y que desemboc贸 en el colapso de la Academia, que actualmente no cuenta con el quorum聽necesario para elegir nuevos miembros.

鈥淓n esta, la peor crisis en la historia de la Academia, nosotros, que hemos dejado las labores de la Academia, estamos dispuestos a colaborar en la reconstrucci贸n de esta. Un primer paso debe ser el elegir a un abogado prominente en el sill贸n N潞 1. Una condici贸n indispensable, no obstante, es que el promotor incansable del perfil de la cultura, Horace Engdahl, deje la Academia鈥,聽escriben los literatos. 聽

Hoy mi茅rcoles, Sara Danius聽fue m谩s expl铆cita. Y explic贸 al noticiero de la televisi贸n sueca, Aktuellt, que la 煤nica forma de solucionar el grave problema por el cual atraviesa la Academia es comenzar de cero: exigiendo la renuncia de la totalidad de sus miembros.

Porque, como tambi茅n lo corrobora el Rey Carlos Gustavo - a trav茅s de la encargada de prensa de Palacio - los 10 miembros actuales carecen del mandato necesario para elegir nuevos miembros. Los estatutos del 1700 estipulan que deben ser al menos 12.

Sin embargo,聽Horace Engdahl聽no ha mostrado se帽al alguna de proponerse abandonar su sill贸n. En un comentario a Dagens Nyheter arguy贸, respecto a Danius, Kjellmark y Englund:

- Que agradable. Nos deshacemos de ellos. Yo fui elegido para ocupar el sill贸n n煤mero 17, y lo har茅 hasta mi muerte. Estos tres tr谩nsfugas hacen el rid铆culo con este intento fallido de poder.

Y, en una carta a SVT,聽agreg贸 que, 鈥渟i ellos quieren volver a la comunidad de la Academia, deber谩n hacerlo sin exigencias bizarras ni ademanes exagerados鈥. 聽

La lucha entre Horace Engdahl y Sara Danius se desencaden贸 luego de que ella exigiera transparencia respecto a las denuncias por abusos sexuales en contra de Arnault. Y del conflicto de inter茅s del cual ser铆a culpable su esposa, Katarina Frostenson, por los dineros que la Academia otorgara durante a帽os a la empresa cultural de su marido. 聽

Incluso聽trascendi贸 a los medios que Engdahl, en la reuni贸n cerrada de la Academia, del 1 de febrero, hab铆a calificado a Sara Danius de 鈥渋nquisidora鈥.聽Exigiendo que la investigaci贸n encargada por ella al bufete de abogados Hammarki枚ld & Co, se anulara.

Recordemos聽que fue en noviembre del a帽o pasado que Danius comunic贸 a la prensa que la Academia cancelaba toda la colaboraci贸n con la empresade Jean-Claude Arnault, el Club Forum, y que hab铆a ordenado una indagaci贸n.

- Esta es nuestra primera medida, y est谩 motivada por dos cosas. Por un lado, la investigaci贸n de Dagens Nyheter, que acogemos. Por otro lado, que durante la sesi贸n se supo que miembros de la Academia, hijas de miembros, esposas de miembros y personal de la secretar铆a de la Academia han sido expuestas a intimidad indeseada o a una actitud inadecuada por聽parte de la persona aludida, dijo la entonces secretaria permanente, Sara Danius.

Horace Engdahl,por su parte, se opuso desde el primer momento a la investigaci贸n, hecho que ha sido objeto de cr铆ticas en su contra.

Como la de聽Kjell Espmark. El escritor se margin贸 de sus labores en la Academia en abril del a帽o en curso y afirm贸 entonces al matutino SvD:

鈥淵o solo espero que Horace Engdahl pueda ser capaz de abandonar su sill贸n. De otra forma, no veo ninguna salida para la Academia Sueca鈥.

Kjell Espmark, Peter Englund, Sara Danius y Horace Engdahl. Foto: Svenska Dagbladet.聽

About Author

Related items

  • Las mujeres brillan en la fiesta Nobel

    鈥淕irls Just Wanna Have Fun鈥, dijo la Premio Nobel de F铆sica 2018, Donna Strickland, en su discurso en el banquete Nobel, recordando un tema musical de los 80. 鈥淧ero estas chicas esperaban salir del trabajo para pasarlo bien. Yo quer铆a pasarlo bien en el trabajo鈥, aclar贸. Le apasiona la F铆sica.

    A su discurso le sigui贸 la Premio Nobel de Qu铆mica, Frances Arnold, quien brind贸, al final de su alocuci贸n, por el buen uso que la humanidad le d茅 a la evoluci贸n.

    El traje m谩s llamativo del banquete lo luci贸 Sara Danius, quien acapar贸 todas las miradas. Un 鈥渟tatement鈥 de la ex secretaria de la Academia sueca, quien, a diferencia de sus colegas de la instituci贸n, no quiso pasar inadvertida.

    聽Por: Marisol Aliaga

    A pesar de la crisis gubernamental en Suecia y del esc谩ndalo de la Academia - que result贸 en un premio menos, el de Literatura - estos 鈥渄etalles鈥 no influyeron en la celebraci贸n del d铆a del Nobel, que cada a帽o tiene lugar el 10 de diciembre, fecha en que falleciera 鈥渆l gran donador鈥, Alfred Nobel, en San Remo, Italia, donde vivi贸 los 煤ltimos a帽os de su vida.

    Y este a帽o,聽la representaci贸n femenina estuvo reforzada. Al parecer la Fundaci贸n Nobel聽puso o铆do a las cr铆ticas, y dos de los diez cient铆ficos que recibieron su medalla y diploma de las manos del rey Carl Gustaf,聽en la Casa de Conciertos, eran mujeres. Una por sus investigaciones en el campo de la f铆sica experimental, la otra por sus descubrimientos con enzimas y el control de la evoluci贸n.

    Las festividades聽comenzaron, como es habitual, en Konserthuset, el imponente edificio azul ubicado en el coraz贸n de Estocolmo, donde, desde muy temprano, hab铆an comenzado los preparativos y las rigurosas medidas de seguridad.

    Poco despu茅s聽de las 16.00 horas, los invitados hab铆an tomado sus lugares, y se esperaba la comitiva real, junto a los laureados. Al fin llegaron, el rey, Carl Gustaf, a la cabeza, como siempre, seguido de la reina Silvia,聽en un elegante vestido verde con joyas y tiara a tono. La princesa聽Victoria en una bella creaci贸n que, en realidad ya lo hab铆a portado su madre en 1995, compuesto de un faj铆n de color verde pistacho, blusa sin mangas rosada, una falda amplia gris y enormes rosetas en la espalda.

    Muchas mujeres聽optaron por el rojo, al igual que la princesa Sof铆a, esposa del pr铆ncipe Carl Philip, quien vest铆a un vestido entallado con unas mangas muy originales y un collar de perlitas finas ajustadas al cuello.

    Las dos laureadas聽luc铆an tambi茅n muy elegantes, una en rojo y la otra en azul marino. 聽

    La pel铆cula The wife,聽que se exhibe justo a tiempo para el Nobel, muestra mejor que nadie el estricto protocolo al que se deben atener los premiados. Algo que ensayan cuidadosamente, antes de su encuentro con el rey. En la ceremonia, al salir a recibir su premio, ante el busto de Alfred Nobel y la pared de flores - cada a帽o en distintos tonos, tra铆das directamente de San Remo - saben muy bien el procedimiento a seguir. Despu茅s de recibir su diploma, deben hacer tres reverencias: una ante el rey, otra ante el gran donador y los colegas, y la tercera al p煤blico.

    Este a帽o,聽como es habitual, nadie se equivoc贸.

    Y despu茅s聽de este momento tan importante para cada uno de los laureados, un reconocimiento a los esfuerzos de toda una vida, le sigue el banquete Nobel,聽en el cual se relajan y disfrutan de la compa帽铆a de sus colegas, amigos y parientes.

    Tal vez la comitiva聽m谩s numerosa, entre los laureados con el Nobel de Literatura a lo largo de los a帽os, fue la de Gabriel Garc铆a M谩rquez. Los invitados festejaron toda la noche 鈥 seg煤n cuentan quienes estuvieron presentes 鈥 con ron enviado por Fidel Castro, desde Cuba.

    Este a帽o聽se destacaron, en el escenario de la Casa de Conciertos - sin contar la realeza - Donna Strickland, Frances Arnold聽y鈥 Sara Danius.聽La ex secretaria permanente de la Academia luc铆a el traje m谩s espectacular de la velada, un faro en medio de los caballeros en聽fracs negros.

    Sara Danius聽asegur贸 m谩s tarde, a la prensa, que 鈥渘o quer铆a decir absolutamente nada, con su atuendo, que fue aprobado tanto por las expertas en moda, como las seguidoras del movimiento #MeToo en Suecia.

    - Es un nuevo cap铆tulo. Pens茅 que era hora de mostrar alegr铆a, dijo, sonriendo, a la conductora, en la transmisi贸n en directo de la televisi贸n estatal, SVT.

    Pero en el noticiero cultural del canal, Kulturnyheter, se especul贸, al d铆a siguiente, acerca del vestido, compuesto de m谩s de 25 metros de sat铆n. 鈥淔ue su forma de choquear a los ping眉inos en frac鈥, fue una teor铆a. Otra: 鈥淓lla luci贸 su traje en contra de la sociedad patriarcal鈥. Para esto se necesitaban colores fuertes y chocantes entre s铆, y un experto espa帽ol argument贸 que luc铆a el traje de un torero.

    驴Pero, quien era el toro? Fue la pregunta sin respuesta.

    M谩s tarde,聽durante el banquete Nobel, que comenz贸 a las 19.00 horas, luego de haber disfrutado聽lo mejor de la cocina escandinava, las cient铆ficas pronunciaron sendos discursos. En estos, celebraron el placer de dedicarse a las Ciencias, y lo gratificante que puede ser el mundo de la investigaci贸n. Tambi茅n para las f茅minas.

    La Premio Nobel de F铆sica, Donna Strickland, comenz贸 su discurso diciendo que deb铆a haber sido Arthur Ashkin,聽ganador de la mitad del premio Nobel, quien deber铆a haber hecho uso de la palabra. Pero, Ashkin, el laureado de m谩s edad de la historia, de 96 a帽os, no se sinti贸 en condiciones de viajar a Estocolmo, y fue representado por su hijo.

    Donna 聽Strickland聽es la tercera mujer聽que recibe el Premio Nobel de F铆sica (隆).

    Confes贸 聽聽que se sent铆a 鈥渉umildemente orgullosa鈥 de hacerle compa帽铆a a Marie Curie y a Maria G枚ppert-Mayer.

    Marie Curie聽es la 煤nica persona que ha recibido el Nobel dos veces: en Qu铆mica y en F铆sica. 鈥淔ue una cient铆fica incre铆ble鈥, dijo Strickland.

    Y otro dato hace que Marie Curie sobresalga: su hija tambi茅n recibi贸 el galard贸n.

    Strickland record贸聽que cuando era estudiante, en 1983, el tema de Cyndi Lauper 鈥淕irls Just Wanna Have Fun鈥澛era muy popular. Pero aclar贸: 鈥淓stas chicas esperaban salir del trabajo para pasarlo bien. yo quer铆a pasarlo bien en el trabajo鈥.

    Y lo consigui贸.聽 鈥淭enemos juguetes incre铆bles, con los que hacemos cosas m谩gicas鈥, dijo, y no cupo duda de que la f铆sica experimental le parece sumamente divertida.

    - No hay nada m谩s fascinante que construir un aparato que es 煤nico en el mundo, y que funciona. Bueno, sin contar el ser despertada a las cinco de la ma帽ana, porque la Academia de Ciencias Sueca consider贸 que era un momento fascinante para la f铆sica de los rayos laser, dijo, riendo.

    El humor聽tambi茅n abund贸 en el discurso de su colega, la Premio Nobel de Qu铆mica, Frances Arnold, quien comenz贸 su discurso con un cuento de manzanas que se desplazaban en todas las direcciones, pero que solo las que ca铆an al suelo germinaban y fueron las que quedaron despu茅s millones de a帽os de evoluci贸n.

    Explic贸 sobre聽el uso 鈥 y el mal uso 鈥 que se le puede dar al poder controlar la evoluci贸n dirigida de enzimas y pidi贸 un brindis 鈥減ara la evoluci贸n y porque le demos un buen uso鈥.

  • Un Premio Nobel del que podemos prescindir

    En 1976, el Comit茅 del Premio de Ciencias Econ贸micas fue duramente criticado por la insensibilidad demostrada al otorgar el Nobel de Econom铆a a Milton Friedman, vinculado a los 鈥淐hicago boys鈥 chilenos.

    鈥淯n prop贸sito t谩cito聽del premio ha sido, durante muchos a帽os, la econom铆a liberal del mercado. Probablemente Alfred Nobel se enfurecer铆a si lo hubiera sabido鈥, escribe Bj枚rn Elmbrant, en esta columna.

    聽Fuente: Dagens Arena/10-10-2018/Editorial/Bj枚rn Elmbrant

    En numerosas ocasiones, chiflados pol铆ticos han recibido el Premio Nobel de Econom铆a. Un prop贸sito t谩cito del premio ha sido, durante muchos a帽os, normalizar la econom铆a liberal del mercado. Probablemente Alfred Nobel se enfurecer铆a si lo hubiera sabido.

    Muchos se han lamentado de que este a帽o no se haya otorgado el premio Nobel de Literatura, teniendo en cuenta las contradicciones dentro de la Academia. En cambio, no ser铆a una gran tragedia si el llamado Premio Nobel de聽Econom铆a desapareciera.

    Este muy extra帽o galard贸n, formalmente llamado Premio de Econom铆a del Banco Nacional (Riksbanken) en memoria de Alfred Nobel, fue creado por el Riksbankenhace 50 a帽os, sin consulta al Parlamento.

    Uno de los declarados prop贸sitos de esta distinci贸n, fue darle a la econom铆a pol铆tica un estatus cient铆fico, con el fin de聽hacerla tan exacta como la qu铆mica y la f铆sica. Pero casi nunca lo es.

    Uno de los cr铆ticos m谩s duros de la macroeconom铆a, por su a veces d茅bil arraigo en la realidad, es uno de los laureados esta semana, Paul M. Romer. 脡l ha criticado duramente como se ha ocultado una opini贸n pol铆tica detr谩s de una excesiva utilizaci贸n de la matem谩tica, y a trav茅s de ser un grupo cerrado y homog茅neo donde todos deben pensar lo mismo. Es por lo que las teor铆as de los economistas pol铆ticos fallan, una y otra vez.

    Es famoso el error del premio Nobel de Econom铆a, Robert E. Lucas. En 2003 crey贸 haber encontrado un modelo que hac铆a que la econom铆a se pudiese arreglar sin pol铆ticos y que 鈥渆l problema central para impedir depresiones hab铆a sido resuelto鈥. Sin embargo, cinco a帽os m谩s tarde vino la gran crisis financiera, que los pol铆ticos debieron resolver.

    En 1997, otros dos estadounidenses obtuvieron el premio Nobel por sus teor铆as para efectivizar los mercados financieros. Poco despu茅s, el fondo especulativo de alto riesgo,聽LTCM,聽tuvo que ser rescatado por otros bancos.

    Es importante se帽alar que en ocasiones el premio se otorga a economistas sensatos, como Robert Schiller聽y Elionor Ostrom, ambos profundamente arraigados en la realidad.

    T铆picamente, esta 煤ltima es la 煤nica mujer que ha recibido el premio, en sus 50 a帽os de existencia, quiz谩s porque el pensamiento en grupo es tradicionalmente un 谩rea masculina.

    Pero al mismo tiempo varios chiflados pol铆ticos han recibido el premio, ya que un prop贸sito t谩cito del premio ha sido durante muchos a帽os normalizar las ideas de libre聽mercado.

    Es por lo que personas como Friedrich Hayek y James Buchanan obtuvieron el premio, a pesar de que principalmente eran agitadores neoliberales, que solo pod铆an odiar al Estado y apenas ten铆an m茅ritos econ贸micos que mostrar.

    El inventor e industrial Alfred Nobel probablemente se habr铆a enfurecido si hubiera sabido que en su nombre se otorgaba un galard贸n聽que durante a帽os y no rara vez premi贸 a aquellos que hab铆an deseado que los principios del mercado se aplicaran en todas partes, y que la pol铆tica de bienestar socialdem贸crata hab铆a sido muy costosa.

    Esto porque聽Nobel hab铆a escrito que odiaba los negocios con todo su coraz贸n, y que se consideraba a s铆 mismo como un socialdem贸crata.

    Los millones que se reparten todos los a帽os a los laureados de econom铆a, se consiguieron en forma golpista, cuando el Riksbankentom贸 una considerable suma de los fondos AP y los convirti贸 en una fundaci贸n. Por lo tanto, una parte de las pensiones con tanto esfuerzo pagadas por los asalariados fueron utilizadas para rendir homenaje a economistas que rara vez defienden los intereses populares.

    El hecho de que el premio, durante los 煤ltimos a帽os haya tenido algunos laureados dignos, no frustra el hecho de que el prop贸sito de hacer del premio de econom铆a una ciencia como cualquier otra, apenas se ha logrado. Los fiascos politizados son muchos, en los 50 a帽os de existencia del premio.

    Por lo tanto, pocos lamentar铆an que este extra帽o premio dejara de otorgarse. Los dineros que no se gasten聽en festejos ser铆an mucho m谩s 煤tiles cubriendo los huecos del sistema de pensiones.


    Copia de la medalla que reciben los laureados. Foto: Marisol Aliaga.

  • Nobel de Qu铆mica 2018 a tres cient铆ficos que controlan el poder de la evoluci贸n

    La Real Academia de Ciencias otorg贸 el Premio Nobel de Qu铆mica 2018 a tres cient铆ficos que 鈥渉an dominado, de alguna manera, el poder de la evoluci贸n. Han tomado el control de la evoluci贸n y lo han usado para prop贸sitos que van en beneficio de la humanidad鈥,聽escribe la Academia.

    Frances Arnold (USA) recibe la mitad del premio por 鈥渓a evoluci贸n dirigida de las enzimas鈥. En tanto que George Smith (USA) y Sir Gregory Winter comparten la otra mitad por haber desarrollado anticuerpos con el m茅todo llamado representaci贸n de los聽vagos. De esta forma se puede combatir las enfermedades auto-inmunes y en algunos casos curar el c谩ncer.

    聽Por: Magaz铆n Latino

    A聽las 11:45 de la ma帽ana del mi茅rcoles, tal cual estaba anunciado, la Real Academia de Ciencias dio a conocer los laureados con el Premio Nobel de Qu铆mica 2018.

    - La Real Academia de Ciencias ha decidido hoy asignar la mitad del Nobel de Qu铆mica 2018 a Frances Arnold, por la evoluci贸n dirigida de las enzimas, y la otra mitad conjuntamente a George Smith y Sir Gregory Winter, por el fagdisplay de p茅ptidos y anticuerpos, dijo G枚ran Hansson, el secretario permanente de la Real Academia de Ciencias.

    Frances Arnold (1956) pasa a ser la quinta 鈥 de los 181 galardones otorgados desde 1901 鈥 mujer en ser honrada con el Nobel de Qu铆mica.

    En 2016, la ingeniera bioqu铆mica del Instituto de Tecnolog铆a de California, recibi贸 el 聽鈥渘obel鈥 de Tecnolog铆a. En esa ocasi贸n, ella afirm贸:

    - Soy optimista y creo que podemos cambiar nuestra conducta con respecto al planeta, todo depende si tenemos una buena alternativa. Tenemos que aprender a ser sostenibles. Deber铆amos reciclar pr谩cticamente todo. El mundo biol贸gico utiliza todo, hasta la 煤ltima part铆cula.

    Hoy fue galardonada con聽el Nobel, sin comillas.


    Los laureados con el Nobel de Qu铆mica 2018:聽
    Frances Arnold, George Smith y Sir Gregory Winter. Foto: Marisol Aliaga.


    El panel聽al dar a conocer los laureados, el mi茅rcoles. Foto: Marisol Aliaga.聽

    Comunicado de prensa:

    La Real Academia Sueca de Ciencias ha decidido galardonar con el Premio Nobel de Qu铆mica 2018 a

    con una mitad a

    Frances H. Arnold

    Instituto de Tecnologia de California, Pasadena, USA

    鈥減or la evoluci贸n dirigida de las enzimas鈥

    y聽la otra mitad es compartida por

    George P. Smith

    Universidad de Missouri, Columbia, USA

    y

    Sir Gregory P. Winter

    MRC Laboratorio de Biolog铆a Molecular, Cambridge, UK

    鈥減or la representaci贸n de los fagos en los p茅ptidos y anticuerpos鈥

    Ellos tomaron el control del poder de la evoluci贸n

    El poder de la evoluci贸n se revela a trav茅s de la diversidad de la vida. Los Premios Nobel de Qu铆mica de 2018 han tomado el control de la evoluci贸n y lo han utilizado con fines que ofrecen el mayor beneficio a la humanidad. Las enzimas producidas a trav茅s de la evoluci贸n dirigida se utilizan para fabricar desde biocombustibles hasta productos farmac茅uticos. Los anticuerpos que resultaron utilizando un m茅todo llamado representaci贸n de fagos pueden combatir enfermedades autoinmunes y, en algunos casos, curar el c谩ncer metast谩sico.

    Desde que surgieron las primeras semillas de la vida, hace unos 3.700 millones de a帽os, casi todas las grietas de la Tierra se han llenado de diferentes organismos. La vida se ha extendido a aguas termales, oc茅anos profundos y desiertos secos, debido a que la evoluci贸n ha resuelto una serie de problemas qu铆micos. Las herramientas qu铆micas de la vida, las prote铆nas, se han optimizado, cambiado y renovado, creando una diversidad incre铆ble.

    Los premios Nobel de qu铆mica de este a帽o se inspiraron en el poder de la evoluci贸n y utilizaron los mismos principios - el cambio gen茅tico y la selecci贸n - para desarrollar prote铆nas que resuelven los problemas qu铆micos de la humanidad.

    La mitad del Premio Nobel de Qu铆mica de este a帽o se otorga a Frances H. Arnold.En 1993, realiz贸 la primera evoluci贸n dirigida de enzimas, que son prote铆nas que catalizan reacciones qu铆micas. Desde entonces, ha refinado los m茅todos que ahora se utilizan habitualmente para desarrollar nuevos catalizadores. Los usos de las enzimas de Frances Arnold incluyen una fabricaci贸n m谩s respetuosa de sustancias qu铆micas con el medio ambiente, como productos farmac茅uticos, y la producci贸n de combustibles renovables para un sector de transporte m谩s ecol贸gico.

    Para leer el comunicado de prensa en su totalidad 鈥 haga clic

    Lecciones sobre el Premio Nobel de Qu铆mica 2018 (en ingl茅s)

    DATOS聽BREVES

    • Premios de Qu铆mica: 110
    • Qu铆micos/as laureados/as: 181
    • Mujeres premiadas: 5
    • El m谩s joven: 35 a帽os
    • El mayor: 85聽a帽os


    El Profesor G枚ran Hansson, Secretario General de la Real Academia Sueca de las Ciencias. Foto: Marisol Aliaga.


News Letter

Inscr铆base a nuestro servicio de News Letter

聽聽

Magaz铆n Latino te informa en espa帽ol