Viernes, 03 Julio 2020 | Login
Comienza juicio en contra del "perfil cultural" vinculado a la Academia Sueca

Comienza juicio en contra del "perfil cultural" vinculado a la Academia Sueca

Este miércoles comenzaron las audiencias orales del proceso judicial en contra del “perfil cultural” vinculado a la Academia sueca y acusado de dos casos de violación.

- Él niega todas las acusaciones, dijo su abogado, Björn Hurtig.

La representante legal de la querellante, Elisabeth Massi Fritz, por su parte, afirmó que su cliente está “muy afectada”, pero que logrará salir adelante en las sesiones en la corte.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Este miércoles por la mañana, una gran cantidad de reporteros se dieron cita en el tribunal de primera instancia de Estocolmo, donde se dio comienzo a los alegatos orales del juicio en contra de Jean-Claude Arnault, a quien la prensa denomina como el “perfil cultural”.

 

Después del escándalo del año pasado, cuando salieron a la luz los testimonios de 18 mujeres que lo acusan de haber abusado sexualmente de ellas, el hombre, de nacionalidad francesa, enfrenta la justicia sueca. Este es uno de los casos. 

 

- Ha sido doloroso, ella tiene experiencias traumáticas, pero saldrá adelante muy bien en las interrogaciones, dijo la representante legal de la querellante, la abogada Elisabeth Massi Fritz.

 

Ella no concuerda con la tesis de que este juicio se trate de “palabra contra palabra”.

- Hoy estamos en la parte de la interrogación con la parte querellante, y es un relato fuerte y veraz. Después vamos a escuchar lo que dice el imputado, y vamos a ver cuánto recuerda él. Según la investigación preliminar, él recuerda poco. El segundo día, mañana, vamos a escuchar a siete testigos y veremos qué tienen que decir todos éstos, dijo Massi Fritz.

 

Esta impactante historia comenzó en noviembre del año pasado, cuando, en el marco del movimiento MeToo, que en Suecia ha tenido un gran impacto, el matutino Dagens Nyheter publicó un artículo en el que 18 mujeres testificaron que habían sido acosadas y abusadas sexualmente por Jean-Claude Arnault.

 

Los testimonios van desde acoso y hostigamiento sexual, hasta violaciones consumadas. Sin embargo, dado el hecho de que estas habrían ocurrido hace más de 10 años atrás, la gran mayoría no fueron suficientes para presentar demandas judiciales. Habían prescrito.

 

Pero en este caso, la fiscal consideró que había pruebas suficientes como para entablar una demanda, puesto que los hechos habrían ocurrido en el 2011.

 

No existen pruebas forenses, pero sí siete testigos.

- La única dificultad es, obviamente y como en todos los casos de larga data, que es difícil para todos – especialmente para los testigos – recordar exactamente lo que mi clienta les dijo, explicó Massi Fritz.

 

Debido al vínculo con la Academia Sueca – que cada año otorga el Premio Nobel de Literatura – el interés mediático ha sido enorme, tanto en Suecia como en el extranjero.

 

Al arribar a la corte el imputado, los fotógrafos lo rodearon y se formó un tumulto. Arnault apuró sus pasos hacia la sala que le había sido designada a él y su abogado, la número 34, sin responder preguntas.

- ¡Déjenme pasar!, exclamó, impertérrito, pero sin agachar la cabeza y tratando de escapar de la prensa, que insistentemente le pedía un comentario.

 

A pedido de la parte querellante, las audiencias se llevaron a cabo a puertas cerradas. No obstante, la prensa pudo estar presente cuando la fiscal, Christina Voight, leyó los cargos.

 

Se trata de que, en una ocasión el imputado habría obligado a la mujer a tener sexo oral con él, el cual es “un acto sexual equivalente a un coito”. Seguidamente, él habría llevado a cabo un coito vaginal, cuando la mujer se habría encontrado en “un estado de indefensión”.  

 

Fuera de estas dos agresiones sexuales, se le acusa además de haber perpetrado otra violación, en este caso de haber comenzado con el acto cuando la mujer estaba dormida.

 

- Él niega rotundamente todas las acusaciones en su contra, dijo su abogado, Björn Hurtig, en la corte.

 

La abogada Elisabeth Massi Fritz, tiene otra opinión. La parte querellante exige una compensación por daños y perjuicios de 100.000 coronas suecas, por cada abuso.

 

Al comienzo de las audiencias, su clienta no se encontraba en la corte, y había pedido que los alegatos fueran a puertas cerradas, por lo que la prensa rápidamente tuvo que abandonar la sala, luego de que la fiscal leyó los cargos.

- Yo quiero decir que mi clienta no quiere que le saquen fotos. Ella se siente muy mal y esto es muy difícil para ella, dijo la licenciada Massi Fritz a los fotógrafos.

 

El vínculo de Arnault con la Academia Sueca es que está casado con la poeta y miembro de la Academia, Katarina Frostenson.

 

La legendaria institución se tambaleó hasta sus cimientos, al hacerse público este escándalo, que no solo trata de abusos sexuales, sino también de un claro conflicto de intereses. La Academia había beneficiado económicamente y por largo tiempo un club cultural que Frostenson y Arnault habían fundado y del cual eran sus directores.

 

Sara Danius, la secretaria permanente que se viera forzada a renunciar a su cargo, era partidaria de que Frostenson abandonara la Academia y de que se iniciara una investigación respecto a los dineros que había recibido la pareja. A esto se opuso una parte de los 18 distinguidos miembros de la Academia, con el ex secretario Horace Engdahl a la cabeza.

 

Pero la institución literaria se vio mermada de integrantes y, por lo tanto, sin capacidad de otorgar el Premio Nobel. (Se requieren de al menos 12 miembros para ello).

 

Y, hasta el momento, no se recupera. Esta esta es la razón por la cual este año no habrá un representante de las letras - un Nobel de Literatura - cuando se otorguen los Premios Nobel, como siempre el 10 de diciembre, fecha que coincide con el fallecimiento de Alfred Nobel.

 

 

 

About Author

Related items

  • Greta Thunberg fue elegida la ´persona del año´ – y Trump se enfureció

    Por segunda vez el presidente estadounidense se burló de la activista climática Greta Thunberg. La razón esta vez fue que la revista ´Time´ nombró a Greta como la ´persona del año´, dejando de lado a Donald Trump y a Nancy Pelosi, entre otros.

    “Ridículo. Greta debe trabajar para controlar su ira y luego ir al cine y ver una buena película con un amigo. ¡Relájate Greta, relájate!”, escribió Trump en Twitter, en tanto que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la llamó “mocosa”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La revista Time elige anualmente a la ´persona del año´, a una persona u organización que por algún motivo se ha destacado internacionalmente durante los doce meses recién transcurridos. Este año figuraban entre los candidatos Donald Trump; Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de Representantes en USA); los participantes a las manifestaciones en Hong Kong y otras personalidades.

     

    Y por primera vez el reconocimiento recae en una ciudadana sueca, la activista climática Greta Thunberg.

     

    Time motivó el nombramiento explicando que Greta “ha logrado convertir una vaga preocupación sobre el planeta en un movimiento mundial que exige un cambio global”.

     

    La revista acompañó a la joven quien regresó a Europa para asistir a la COP25 a bordo de un catamarán.

     

    “Una simple verdad, presentada por una adolescente, en un momento crucial”, dice en un párrafo en un extenso reportaje del Time sobre Greta Thunberg, la persona más joven entre quienes han sido nombrados personas del año.

     

    “¡Wow, esto es increíble!”, escribió Greta en Twitter, agregando que compartía ese “gran honor” con todos quienes participan en el movimiento #FridaysForFuture (viernes por el Clima) y con los activistas climáticos de todas partes.

     

    Sin embargo, dos hombres – ambos presidentes - no estuvieron de acuerdo con la elección de Time, y descargaron su ira contra la adolescente sueca.

     

    Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, tiene 73 años. Apenas se enteró del nombramiento de Greta Thunberg como ´persona del año´, escribió en Twitter:

     

    “Ridículo. Greta debe trabajar para controlar su ira y luego ir a ver una buena película con un amigo. ¡Relájate Greta, relájate!”.

     

     

     

    Quien habla de “controlar su ira” …

     

    La respuesta no tardó en llegar.  A la media hora, la joven había cambiado en la biografía de su cuenta de Twitter, escribiendo que ella es:

     

    “Una adolescente que trabaja para controlar su ira. Actualmente relajándome y mirando una película antigua con un amigo”.

     

    La vez anterior, cuando los caminos de la joven adolescente y el presidente estadounidense se cruzaron, Trump pasó por delante de ella, sin siquiera dirigirle la mirada. Fue durante la Cumbre Mundial sobre el Clima, en las Naciones Unidas, donde Greta pronunció un emotivo discurso. Entonces, Trump escribió en Twitter, con sarcasmo:

     

    “Ella parece una niña joven y feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. ¡Tan agradable de ver!”

     

     

    Esa vez tampoco la respuesta de Greta tardó en llegar, y la joven ocupó las mismas palabras de Trump en su bio en Twitter.

     

    Pero no es solo Trump quien se ríe de Greta, o la ningunea. El ultraconservador presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de 64 años, también se molestó con la elección de Time, y se refirió a Greta como una “mocosa”:

     

    - A todo lo que dice una mocosa, nuestra prensa – oh, ¡por el amor de Dios! – le da una relevancia enorme. Ahora está haciendo su showcito en la COP25, dijo Bolsonaro el miércoles pasado, en la ciudad de Brasilia.

     

    Dos veteranos presidentes de sus países se burlan de una adolescente de 16 años que se ha convertido en la figura más prominente en la lucha contra los cambios climáticos. Y que además padece del síndrome de Asperger.

     

    Greta Thunberg ha dicho que ve esta condición como un superpower. Y vaya que lo necesita.

     

    Autor y © Copyright: Angonoa 


    La portada de la revista Time. 

     

  • Nobel de Literatura: “Prefiero el papel higiénico antes que sus ignorantes preguntas”

    Este martes 10 de diciembre Peter Handke, Premio Nobel de Literatura 2019, recibirá su medalla de manos del rey sueco Carl XVI Gustaf.

    Al mismo tiempo se llevarán a cabo manifestaciones de protesta en Estocolmo. Muchos consideran desafortunada, incluso vergonzosa, la elección de la Academia Sueca.

    Por su parte, el controvertido autor no destiñe. En la conferencia de prensa del viernes pasado ante la prensa internacional, expresó: “Prefiero el papel higiénico con mierda antes que sus preguntas vacías e ignorantes”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La Academia Sueca no afloja. Cuando por fin va cayendo en el olvido el escándalo ocasionado por los abusos sexuales de Jean-Claude Arnault, la concesión del Nobel de Literatura a Peter Handke volvió a encender la polémica. El autor austriaco ha sido fuertemente criticado por su negación o relativismo moral del genocidio de Srebrenica, durante la guerra de los Balcanes.  

     

    El debate sobre el Nobel del Literatura 2019 se ha mantenido desde que fuera anunciado, en octubre de este año, cuando también se anunció el Nobel 2018, a la autora polaca Olga Tokarczuk.

     

    Los dos, por separado, ofrecieron una conferencia de prensa el viernes pasado, en la antigua Casa de la Bolsa, en Estocolmo. Primero compareció ante la prensa - unas 100 personas -  Olga Tokarczuk. Ella explicó detalles de la fundación que quiere formar con el dinero del premio, para facilitar la labor de los traductores. Según la autora, ellos/ellas tienen gran importancia dentro de la Literatura, pero a menudo son olvidados.

     

    A pesar de tener serias diferencias con el régimen nacionalista de su país, Olga Tokarczuk es una autora que goza de un tremendo prestigio internacional. Se la ha llamado “la voz libre de Polonia”.

     

    La conferencia de prensa con ella se desarrolló en un ambiente agradable y relajado.

     

    Pero en la segunda parte, cuando Peter Handke hizo su entrada al emblemático salón, el ambiente cambió por completo. Alguien entonó una canción de Feliz Cumpleaños, la que tuvo escasa convocatoria, pero logró arrancar una leve sonrisa en la faz del laureado.

     

    Sin embargo, a poco de comenzar, Handke se puso a la defensiva, y más adelante se enfureció.

     

    El autor ha sido criticado por negar el genocidio de Srebrenica, ocurrido en la guerra de los Balcanes. Rápidamente un reportero le hizo la pregunta de si había cambiado de opinión respecto a sus declaraciones anteriores.

     

    - Yo nunca he tenido una opinión. Odio las opiniones. Me gusta la literatura, no las opiniones, respondió sarcásticamente. Y se negó también a responder qué opinaba respecto a las manifestaciones que se habían organizado en su contra.

     

    Tampoco le gustan los expertos, ni confrontarse a los hechos. “la única forma de entender los hechos es la ficción”, ha dicho anteriormente.

     

    Peter Maas, un periodista norteamericano que cubrió la guerra de los Balcanes, en los 90, era uno de los periodistas acreditados a la rueda de prensa. Le preguntó cual era su visión actual frente al genocidio en Srebrenica.

     

    En julio de 1995, más de 8000 hombres y niños musulmanes fueron acribillados por las milicias serbias bajo el mando del general Ratko Mladic, quien más tarde fue condenado por el tribunal de La Haya, por su responsabilidad en el hecho. El genocidio que Handke no quiere reconocer como tal.

     

    Provocativamente, el autor instó al periodista a hacer más preguntas: “siga preguntando. ¡Siga!”, le dijo, muy irritado. A lo que Maas le respondió que le bastaba con su respuesta a la primera.

     

    Entonces, el Nobel se pudo a leer una carta de un admirador, que llevaba consigo. Según él, era de un periodista del New York Times. Al finalizar la lectura de la carta, dijo:

     

    - Durante las ultimas semanas he recibido muchas cartas fantásticas de lectores. Una de estas, anónima, contenía un pedazo de papel higiénico con una suerte de caligrafía de…mierda. A Uds., que hacen ese tipo de preguntas, les quiero decir que prefiero el papel higiénico antes que sus preguntas vacías e ignorantes.

     

    El presidente del comité Nobel, Anders Olsson, trató entonces, diplomáticamente de aplacar los ánimos, haciéndolo volver al tema, “a sus lectores”. Le dijo que esperaba que regresara a Estocolmo.

     

    - Mis lectores son mi gente, ¡no Uds.!, continuó, airado, el Nobel, mirando con arrogancia a los periodistas allí presentes.

     

    Al levantarse de su silla, tomó a Anders Olsson de la nuca y le dio dos efusivos besos, uno en cada mejilla. En Suecia el protocolo social es un apretón de manos, y se mantiene una buena distancia con el interlocutor.

     

    Evidentemente el autor está muy honrado y contento de recibir el premio – dotado de nueve millones de coronas suecas – pero también está claro que las opiniones difieren, dentro de la Academia. Y que la lucha de poderes continúa, dentro del hermético círculo de ilustrados.

     

    Se sabe además que Handke es un favorito de Horace Engdahl, uno de los más fervientes detractores de Sara Danius.

     

    El exsecretario permanente de la Academia, Peter Englund, se desempeñó como corresponsal para el diario Dagens Nyheter y para Expressen, en los 90, y cubrió la guerra en Yugoslavia. Es el único de los miembros de la Academia que conoce a fondo el complicado tema de los Balcanes. Englund es escritor, historiador, y ha publicado varios libros.

     

    Dos horas antes de la conferencia de prensa, el viernes, Peter Englund comunicó que este año boicotearía la semana Nobel.

     

    - Celebrar el Premio Nobel de Peter Handke sería una gran hipocresía de mi parte, escribió en su cuenta de Instagram.

     

    Desgraciadamente las anotaciones de lo que antecede a los nombramientos de los Nobeles de Literatura son datos protegidos, por lo tanto, deberán pasar 50 años para poder leer los entretelones que antecedieron a este controvertido Nobel. 

     



     

  • Sobre los Premios Nobel 2019

    “Este año, la fundación Nobel galardonó a quince personas, a trece hombres y dos mujeres, que lejos del mérito indiscutible de cada uno en particular, representa, en general, la baja participación de las mujeres en diversas áreas de la sociedad” escribe Romina Fornes, sobre los premios más famosos del mundo, en memoria a Alfred Nobel.   

     

     Por: Romina Fornes. Matrona, PhD, Instituto Karolinska

     

    Como cada octubre, la atención mundial estuvo concentrada una vez más en la nueva premiación de la fundación Nobel. Este premio históricamente ha galardonado a los hombres y mujeres que han sobresalido por su trabajo en cinco áreas específicas que el mismo Alfred Nobel decidió y que quedó plasmado en su testamento antes de morir.

     

    Estas áreas son Medicina/Fisiología, Química, Física y Literatura. Además de ellas, Nobel decidió que se premiaría también a la o las personas que con sus acciones colaboraron sustancialmente a la paz mundial. Hay un sexto premio, el de Economía, que fue establecido por el Banco Nacional de Suecia el año 1968.

     

    Los galardonados reciben un diploma, una medalla y una suma cercana a los 9 millones de coronas suecas, los que son compartidos entre los laureados de una misma categoría, si hay más de una persona reconocida.

     


    Réplica de la medalla Nobel, que se encuentra en la Academia de las Ciencias, en Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Este año, la fundación galardonó a quince personas: trece hombres y dos mujeres, que lejos del mérito indiscutible de cada uno en particular, representa, en general, la baja participación de las mujeres en diversas áreas de la sociedad.

     

    Desde sus inicios, la Fundación Nobel es la encargada de enviar cartas a instituciones en diferentes partes del mundo, que son invitados a ser nominadores. Esto significa que son estas personas las que sugerirán los potenciales ganadores del preciado premio en las diversas categorías. Éstos son, generalmente, miembros de la academia, científicos y previos galardonados e incluso algunos parlamentarios, los cuales históricamente han sido y son en su mayoría hombres.

     

    Lo curioso de este proceso es que la información de todos los nominadores y todos los nominados o nominadas se guarda en secreto por 50 años, quizás como una forma de darle más suspenso, importancia al ganador o ganadora y/o evitar especulaciones o presiones de prensa y de otros actores.

     

    Aunque quizás sea importante mantener el secreto en un proceso de tal importancia mediática, no lo es cuando se quiere analizar la cantidad de premiados hombres con respecto a la cantidad de mujeres que han sido homenajeadas. Desde 1901 ha habido 52 organizaciones y 908 personas premiadas, de las cuales en sólo 54 ocasiones las mujeres han sido reconocidas.

     

    Mayoritariamente las mujeres han sido elegidas en las categorías de Literatura, Paz y Medicina. Sólo siete mujeres han recibido el premio en Química y/o Física (Marie Curie recibió ambos con una diferencia de ocho años) y sólo dos mujeres, Elinor Ostrom y Esther Duflo, han recibido el Premio Nobel de Economía.

     

    Como el proceso es secreto, sólo se tiene la información de las nominaciones previas hasta cincuenta años antes. Si se toma en cuenta el total de las nominaciones desde 1901 hasta el 1965, se aprecia que las nominaciones hasta ese año habían sido realizadas mayoritariamente por hombres, blancos y, en su mayoría, de países europeos. Si bien no podremos saber hasta en cincuenta años más quienes participaron en los procesos que se han llevado a cabo en la última década, lo más probable es que en las nominaciones actuales siga existiendo la misma lógica que permite que la mayoría de los homenajeados siga siendo hombres, blancos y de países desarrollados los que reciban el premio.

     

    Si bien esta columna no pretende menospreciar el trabajo de los galardonados, de los que se hablará más adelante, es importante resaltar la baja representación de las mujeres en esta premiación. Esta baja representación no es casual, sino que responde a la lógica de que por cientos de años no hemos sido parte ni del desarrollo de la ciencia, ni de la toma de decisiones políticas. Gracias a los últimos movimientos sociales, que durante los últimos años han llamado la atención en cuanto a la participación de la mujer en el sistema, hoy en día las instituciones, ya sea educacionales, gubernamentales, políticas, entre otras, están llamadas a tener cuotas de género en todas las áreas. Se espera entonces que, con estas medidas, quizás en cincuenta años más podamos ver igual número de mujeres y hombres galardonados/as con este prestigioso premio.

     


    Busto de Alfred Nobel en la Academia de Ciencias de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga. 

      

    Premios Nobel 2019

     

    Como todos los años el premio Nobel en las categorías del conocimiento científico destaca el avance de un tema en particular. Este año, el premio Nobel de Medicina lo recibieron tres médicos: William G. Kaelin Jr, Sir Peter J. Ratcliffe y Gregg L. Semenza, quienes han contribuido con el estudio del oxígeno y su función en diversos procesos celulares. En resumen, el cuerpo tiene diversos mecanismos con los que detecta el nivel de oxígeno que entra al cuerpo en un momento determinado. Uno de estos mecanismos es a través del cuerpo carotídeo, que es un conjunto de células ubicadas en el cuello, que son las encargadas de detectar la cantidad de oxígeno en la sangre y regular el proceso de la respiración como respuesta a los niveles de oxígeno detectado. Pero hay otros mecanismos de adaptación a los niveles de oxígeno que han sido postulados y entre ellos los de los médicos recientemente galardonados.

     

    Cuando el cuerpo está sometido a hipoxia (baja cantidad de oxígeno circulante), el cuerpo responde produciendo eritropoyetina que es una hormona que induce la formación de glóbulos rojos, que son a su vez, las células que transportan el oxígeno a los tejidos y órganos. Antes se pensaba que el mecanismo de la regulación del gen que contiene la información para que se produzca más eritropoyetina era una característica exclusiva de las células que están en el riñón, pero lo que estos investigadores descubrieron fue que el mecanismo por el que se activa el gen de la eritropoyetina no es exclusivo de esas células, sino mas bien, funciona en la mayoría de las células del cuerpo humano regulando otros genes y procesos, entre ellos, la formación de vasos sanguíneos.

     

    El conocimiento que estos médicos han generado ha permitido estudiar, por ejemplo, como se produce el desarrollo placentario, el desarrollo de ciertos cánceres y cómo se adapta el cuerpo a la altura. Por último, este descubrimiento ha permitido ser más eficiente en el estudio y desarrollo de ciertas terapias para el tratamiento de la anemia, el cáncer y otras enfermedades.

     


    Ill. Niklas Elmehed. © Nobel Media.

     

    Premio de Física

    Este año, los ganadores del Premio Nobel de Física lo recibieron tres hombres que han dedicado su vida al estudio del universo. Uno de ellos, Jim Peebles, ha estudiado la radiación ancestral que proviene desde el inicio del universo en el modelo del Big-Bang. Los otros dos galardonados fueron los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, quienes descubrieron el primer exoplaneta, el exoplaneta, 51 Pegasi b. Un exoplaneta es un cuerpo de nuestra galaxia, pero que orbita una estrella fuera de nuestro sistema solar. Después de ese descubrimiento en 1995, más de 4000 exoplanetas se han descrito en la vía láctea.

     

    Premio de Química

     

    Es raro que, en Chile, teniendo más del 50 % de las reservas de litio en el mundo, no se haya dado la importancia de este premio y su vínculo con nuestro país y la región comprendida entre Chile, Argentina y Bolivia, ni siquiera a nivel periodístico. Este año, la Real Academia de Ciencias de Suecia decidió otorgar el premio a tres científicos: los dos estadounidenses John B. Goodenough y M. Stanley Whittingham y al japonés Akira Yoshino, por el desarrollo de las baterías de ion-Litio. Si bien el metal fue descubierto en 1987 por Johan Arfvedson, no fue hasta 1970 que Whittingham usó el material para crear una fuente de energía libre de combustibles fósiles. La batería diseñada por Whittingham fue diseñada en donde los iones de litio eran intercalados en una matriz de disulfuro de titanio. El resultado fue una batería de 2 Volts, pero muy explosiva. Mas tarde Goodenough mejoró la batería cambiando la matriz por otro metal, lo que hizo que la batería fuera más potente y viable que la desarrollada por Whittingham.

     

    En 1985, y tomando como base la batería mejorada por Goodenough, Akira Yoshino creó la primera batería comercial, más liviana y eficiente y fue el puntapié inicial para que el 1991 se comercializara masivamente. Las baterías de ion litio son hoy en día usadas en la mayoría de los artículos electrónicos que usamos hoy en día, debido a su eficiencia, resistencia al deterioro y poco peso. Además, al ser baterías que se pueden cargar innumerables veces, su uso es muy ventajoso con respecto al cuidado del medio ambiente. Es de esperar que, en el futuro, Chile y sus vecinos canalicen el interés mundial por el uso de energías libres de combustibles fósiles, invirtiendo en tecnología para el desarrollo de nuevos productos que funcionen en base a estas baterías.

     

    Las galardonadas

     

    No se puede dejar de destacar el trabajo de las dos mujeres que fueron galardonadas este año en el Nobel. Una de ellas, la escritora Olga Tokarczuc, psicóloga, feminista y ecologista, recibió el Premio correspondiente al Premio Nobel de Literatura 2018, el que fuera cancelado tras el escándalo de abusos sexuales que remeció a la Academia Sueca ese año.

     

    La Academia otorgó este premio a Olga “por su imaginación de su narrativa que representa el cruce de fronteras como forma de vida”.  Olga ha escrito ciencia ficción y novelas históricas, y la misma Academia señala en su reseña que Tokarczuk “nunca ve la realidad como estable o eterna. Construye sus novelas en una tensión entre los opuestos culturales: naturaleza versus cultura, razón versus locura, hombre versus mujer, hogar versus alienación”. Sin duda una autora que hay que leer en el frío y oscuro invierno que se acerca.

     


    Olga Tokarczuk. Ill. Niklas Elmehed. © Nobel Media

     

    La otra premiada este año fue Esther Duflo, quien junto a Abhijit Banerjee, and Michael Kremer, merecieron su galardón por “su enfoque experimental para aliviar la pobreza mundial”. Duflo es una economista francesa que trabaja actualmente en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT), Cambridge, en EE.UU. La contribución de Esther junto a sus dos colegas está definida por cómo, con inteligentes y sofisticados enfoques, desagregan el problema global de la pobreza y con experimentos diseñados para abordar los problemas a nivel micro, demuestran que se pueden mejorar ciertos aspectos que pueden ayudar a solucionar el problema de la pobreza a nivel global.

     

    Por ejemplo, uno de sus experimentos en India que aborda el problema educacional, demostró que los estudiantes no se benefician en su aprendizaje con más libros, sino que con más tutores que puedan asistir a los alumnos que tienen más dificultades en su aprendizaje. Otro ejemplo del trabajo de estos investigadores, esta vez en salud, demostró que en países de bajos ingresos, las familias daban los antiparasitarios a sus hijos cuando éstos eran gratis, pero no cuando tenían que pagar al menos una parte del producto. Eso demostró que la gente que vive en la pobreza es extremadamente sensible a las políticas de salud preventiva si tienen que pagar por ella.

     

    Aunque suene lógico, este tema es sumamente importante porque, cuando el estado deja de pagar las políticas preventivas en salud, lo que hace es que en el futuro este gasto aumenta, puesto que siempre es más caro tratar la enfermedad que prevenirla.

     

    Esto es sólo un resumen de algunos de los premios otorgados este año por la Fundación Nobel, la Real Academia de Ciencias de Suecia y el Banco de Suecia (Sveriges Riksbank). Sin duda, un premio que incentiva la excelencia en el desarrollo del conocimiento y que nos beneficia como humanidad.

     

    Cabe hacer notar que muchos de los premiados, especialmente los de ciencias Químicas, Físicas y de Medicina, son premios que se dan a personas que han obtenido dinero muchas veces provenientes de fondos públicos para realizar sus investigaciones, lo que enfatiza aún más que el presupuesto de investigación debe ser una parte importante del gasto nacional por la contribución que los resultados obtenidos por cada proyecto pueda generar a la ciencia y mejorar la vida del ser humano.

     


    Ceremonia en la Casa de Conciertos de Estocolmo el 10 de diciembre de 2018. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org. 

     

    Enlace al portal de la Fundación Nobel - haga clic 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español