Viernes, 15 Enero 2021 | Login
Yvan Gil: “Venezuela quiere que se respete la legalidad internacional” El viceministro venezolano para Europa, Yvan Gil, en su encuentro con la prensa latina en Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

Yvan Gil: “Venezuela quiere que se respete la legalidad internacional”

En el marco de una gira por varios países europeos, el viceministro venezolano para Europa, Yvan Gil, sostuvo una rueda de prensa con medios latinos en Estocolmo con el fin de poner en contexto la situación en Venezuela.

- Nosotros no estamos pidiendo la defensa de un gobierno en particular. Estamos aquí porque creemos en los principios fundamentales de la ONU. De no injerencia, de no utilización de la fuerza, y de los principios de autodeterminación del pueblo venezolano, dijo Gil, enfatizando que la única salida es el diálogo.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

 

Día a día los grandes medios internacionales nos informan sobre la caótica situación por la que atraviesa Venezuela. Sin embargo, “la información llega siempre desde un solo lado y dista de ser imparcial”, según la periodista Kajsa Ekis Ekman y el investigador JuanVelásquez. Ambos han estado en Venezuela hace poco tiempo atrás y participaron en el seminario que se llevó a cabo el sábado pasado en el Café Marx, en Estocolmo.

 

Ellos coincidieron en que la prensa internacional nos presenta solo una versión de la situación del país caribeño, la que no coincide plenamente con la realidad. Y a veces, incluso, dista mucho de ella.   

 

Por esta razón, el motivo del seminario era dar una información más diversificada sobre Venezuela, que por estos días enfrenta la crisis tal vez más grave del gobierno de Nicolás Maduro, luego de que, el diputado Juan Guaidó se auto proclamara “presidente encargado” de Venezuela. Apoyado, por supuesto, por el gobierno de los EE. UU.

 

A los pocos minutos de que Guaidó se auto proclamara, Donald Trump le daba su completo apoyo, vía Twitter, como es su costumbre. ¿Coincidencia o plan en común? En todo caso el supremacista Trump ya había asegurado – como ya todos saben – que “todas las opciones están sobre la mesa”. Y Guaidó le da la bienvenida a una intervención militar externa.

 

Ese mismo día, el 23 de febrero, se cumplía un mes de la auto proclamación, y el “presidente encargado” de Venezuela debió haber llamado a elecciones, de haber seguido lo que dicta la Constitución. No lo hizo. No cumplió.

 

En cambio, se llevó a cabo una puesta en escena en Cúcuta, en la frontera colombo-venezolana con la “ayuda humanitaria” que debería ingresar a Venezuela “sí o sí”, y un concierto a favor de la intervención militar de EE. UU. en Venezuela.

- Ayer hubo una cosa muy extraña, un concierto con cantantes internacionales llamando a una invasión a Venezuela. Hemos visto conciertos por la paz, conciertos en ayuda de los niños de África, pero por primera vez en la historia vemos un concierto por la guerra, dijo Yvan Gil, en una conferencia de prensa con medios latinos, el sábado pasado, en el Café Marx, en el centro de Estocolmo.

 

Hay que hacer la aclaración de que Yvan Gil es el viceministro venezolano para Europa, no el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, como los grandes medios suecos TT y Omni consignan hoy (28 de febrero) en la noticia de que Noruega mediará en unas posibles conversaciones entre las partes. Gil visitó recientemente, además de otros países europeos, Noruega.

 


Seminario en el Café Marx. Kajsa Ekis Ekman, Juan Velasquez, Håkan Svenneling y Ruth Cartaya, panelistas. 

 

 

 

NOTA EN DESARROLLO

About Author

Related items

  • Jueza británica rechaza extradición de Assange a EE. UU. – por razones de salud

    Este lunes un tribunal británico rechazó la petición de extradición de EE.UU. de Julian Assange, acusado de espionaje y piratería informática, debido a que presenta graves problemas de salud.

    - Es una victoria para Julian pero no necesariamente una victoria para el periodismo, dijo el editor en jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson. Los abogados de Assange solicitan su libertad bajo fianza, en tanto que el gobierno de EE.UU. dispone de 14 días para apelar el fallo.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Un triunfo para Julian Assange, pero no para el periodismo, declaró el editor en Jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, frente al Tribunal Penal Central de Londres, Old Bailey. La jueza Vanessa Baraitser había dado a conocer la resolución de la corte, afirmando que “el riesgo de que Assange se suicidara, de permitirse la extradición, era elevado”.

    De esta forma, la jueza desestimó los planteamientos equipo de abogados de Assange, basados en la libertad de expresión y en el ejercicio del periodismo. La magistrada Baraitser sostuvo que los cargos que se le imputan al fundador de WikiLeaks constituyen un delito, también en el Reino Unido.

     

    “Salvando el papel crucial que la prensa tiene en una sociedad democrática, los periodistas tienen la misma obligación que el resto de los ciudadanos de obedecer la ley penal. En este caso, los hechos que se le imputan a Julian Assange son ilegales y él no es inmune a la responsabilidad solo porque asegura que ha actuado como periodista”, dijo la jueza durante la lectura de la resolución.

     

    Debido a esto, el editor en jefe de WikiLeaks no considera el fallo como un gran triunfo. “Es una victoria para Julian, pero debemos ser cautos, no es necesariamente una victoria para el periodismo”, dijo Kristinn Hrafnsson.

     

    “Enough is enough”

     

    El editor agradeció al equipo de abogados de Assange por un “esfuerzo extraordinario”, y manifestó su preocupación de que, apenas escucharse la resolución de la jueza Baraitser, los abogados estadounidenses manifestaron que recurrirán el fallo.

    - No deberían hacerlo. Y se debería presionar al gobierno de los EE. UU. para que abandonaran la apelación. Ya ha sido suficiente. Tenemos muchas cosas que hacer este año, pero no esto. La lucha continúa, y no cesará hasta que – como dijo Stella - Julian haya vuelto a casa, dijo Hrafnsson.


    Kristinn Hrafnsson y Stella Morris. Foto: Twitter.

     

    La abogada Stella Morris, novia de Assange, con quien tiene dos hijos, permaneció sentada junto a él durante la lectura del fallo y se emocionó al escuchar que no sería extraditado. No obstante, en una declaración a los medios, subrayó:

    - Había esperado que hoy fuera el día en que Julian retornaría a casa. No lo es, pero ese día llegará pronto. Mientras Julian tenga que soportar sufrimientos y aislamiento, como convicto en la prisión de Belmarsh y en tanto que a nuestros niños se les robe su cariño y afecto, no podemos celebrar. Vamos a celebrar el día que vuelva a casa. Hoy día es un día de victoria para Julian, el primer paso para lograr que se haga justicia en este caso.

      

    Agregó que ella y todos quienes han apoyado la liberación de Assange, estaban conformes de que la corte haya reconocido las terribles condiciones a las que ha estado expuesto. Sin embargo manifestó su preocupación porque los abogados estadounidenses recurrirán la sentencia, en su afán de castigar a Julian y “hacerlo desaparecer en lo más hondo y oscuro del sistema penal de los EE.UU por el resto de sus días”.  

    - Esto no puede ocurrir nunca. Nosotros nunca aceptaremos que el periodismo sea un crimen. Ni en este país ni en ningún otro. No debemos olvidar que agentes norteamericanos conspiraron para matar a Julian en suelo británico.

     

    Además, se dirigió a Donald Trump, instándolo a terminar la persecución contra su pareja:  

    - Mr. president, derribe los muros de esta prisión. Permita que mis pequeños puedan ver a su padre. Libere a Julian, libere a la prensa, libérenos a todos, dijo, en una sentida alocución. 

        

    Assange permanece desde hace 21 meses en la prisión británica de alta seguridad de Belmarsh. Antes de ello, estuvo refugiado durante siete años en la Embajada de Ecuador en Londres. Con la llegada de Lenin Moreno al poder, éste le quitó la protección que le había otorgado Rafael Correa.

     

    Tanto EE. UU. como Suecia habían solicitado al Reino Unido la extradición de Julian Assange, sin embargo, luego de abrir y cerrar el caso un par de veces, Suecia archivó, finalmente, la demanda en noviembre de 2019. Por falta de pruebas. 

     

    La madre del fundador de WikiLeaks, Christine Assange, no ha descansado, durante diez años, en pos de la liberación de su hijo. En Twitter un publicó el 30 de diciembre de 2020 el siguiente texto, junto a la fotografía:

    Esto es lo que 10 años de persecución le han hecho a mi hijo, el periodista muchas veces premiado, Julian Assange

    Detuvo retenido, sin cargos, se le negó el aire fresco, el ejercicio, sol/vitamina D, atención médica/dental adecuada y ha sido víctima de tortura psíquica

    Ahora, enfermo crónico, con dolores y traumatizado.

     

    Este lunes, Christine Assange escribe:

    Deseo dar las gracias a la jueza del Reino Unido Vanessa Baraister, por su decisión de no extraditar a mi hijo a los Estados Unidos, por razones médicas

    A mi hijo Julian se le ha mostrado poca compasión, durante la última década de persecución brutal

    Espero que Estados Unidos acepte la sabiduría de su fallo misericordioso y no apele.

     

    Y en otro tuit escribió que esperaba pronto volver a abrazar a su hijo, como en esta foto del 2010.


    "No extraditen a Julian Assange". "El periodismo no es un crimen". Julian Assange denunció los crímenes de guerra de, EE.UU. quien ahora quiere sentar precedente y acallar la prensa investigativa e independiente. "Hay que engañar al pueblo para meterlo en una guerra", ha dicho Assange. Foto: Twitter. 

     

    Más abajo, un vídeo de la conferencia de prensa de la Fiscalía sueca, del 19 de mayo de 2017. En este, la fiscal encargada del caso durante años, Marianne Ny, cuenta que "borró un mail del FBI". La fiscal Ny está, en la actualidad, jubilada. 

     

  • Joe Biden derrota a Donald Trump y Kamala Harris será la primera vicepresidenta de los Estados Unidos

    “Yo podré ser la primera mujer en este cargo, pero no seré la ultima”, dijo la senadora demócrata, el sábado, cuando por fin se sabían los resultados de los reñidos comicios. A continuación, Joe Biden se dirigió a sus seguidores en su ciudad natal, Delaware.

    El presidente electo llamó a los estadounidenses a la unión: “Prometo ser un presidente que no busca dividir, sino unificar. Es hora de dejar atrás la ira y la retórica dura y unirnos como nación”, expresó, sin nombrar a Trump. El republicano aún no reconoce su derrota y amenaza con ir a las cortes.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Luego de un conteo maratónico de votos, el sábado por la mañana la vicepresidenta electa, Kamala Harris, llamó a su compañero de fórmula para comunicarle:

     

    - ¡Lo logramos, Joe, serás el próximo presidente de los EE. UU.!

     

    Había pasado el umbral mágico de los 270 votos electorales exigidos para ser el vencedor de los comicios. Ahora estos suman 279, en tanto que Donald Trump obtiene 214, lo cual no impide que el republicano reconozca, hasta el día de hoy, su derrota y siga sosteniendo que el conteo estuvo amañado y que le robaron el triunfo.

     

    Vale la pena recordar que en cuanto Trump pierda su calidad de presidente, le esperan varios procesos judiciales, al perder su impunidad.

     

    Joe Biden, en tanto, dio a conocer un comunicado en el cual expresaba:

     

    “Estoy honrado y humildemente agradecido por la confianza que el pueblo estadounidense depositó en mí y en la vicepresidenta electa Harris. En medio de obstáculos sin precedentes, un número récord de estadounidenses votaron, probando una vez más que la democracia late en lo profundo del corazón de Estados Unidos. Ahora que la campaña terminó, es hora de dejar atrás la ira y la retórica dura y unirnos como nación. Es hora de que Estados Unidos se una y se cure ".

     

    Y pasadas las ocho de la noche pronunció un discurso en Wilmington, Delaware, su ciudad natal.

     

    - Amigos, la gente de esta nación ha hablado. Nos han entregado una victoria convincente. Una victoria clara”, dijo en un emotivo discurso en el que hizo énfasis en la unión.

    - Prometo ser un presidente que no busca dividir sino unificar. Esta noche, el mundo entero está mirando a Estados Unidos. Seremos líderes no por el ejemplo de nuestro poder sino por el poder de nuestro ejemplo”.

    En un tono muy conciliador, también envió un mensaje para los votantes de Trump:

    - Y para aquellos que votaron por el presidente, entiendo su decepción esta noche. Yo mismo he perdido un par de elecciones. Pero ahora, démonos una oportunidad. Para progresar, debemos dejar de tratar a nuestros oponentes como enemigos. No somos enemigos. Somos estadounidenses. Este es el momento de la sanación en Estados Unidos.

     

    En tanto, el presidente Trump seguía tuiteando y asegurando que había un “fraude masivo” y que le habían “robado la elección”.

     

    De esta forma se viene desarrollando una situación muy particular, con un Trump que se niega a reconocer su derrota y dificulta el desarrollo de un gobierno de transición. Algo de lo que no hay precedentes. Incluso muchos países han felicitado a Biden (entre estos Suecia) como también senadores republicanos y el expresidente Bush.

     

    El presidente de México AMLO, no obstante, no se ha manifestado al respecto, ganándose críticas por ello.  “El respeto al derecho ajeno es la paz”, dijo López Obrador, sosteniendo que “no quería intervenir en asuntos internos del país vecino”.

     


    La noche del sábado, y a pesar de que aún no es oficial el triunfo, Joe Biden y Kamala Harris celebraron la victoria. Foto: Telemundo.com.

     

  • Políticos latinoamericanos abogan por la libertad de Assange

    Varios políticos latinoamericanos, entre ellos los presidentes de Argentina y Venezuela firmaron una petición online a favor de la libertad del fundador de Wikileaks Julian Assange, informaron hoy los promotores de la iniciativa.

    De acuerdo con la organización Lawyers for Assange (Abogados por Assange), además de los mandatarios Alberto Fernández y Nicolás Maduro, la lista de firmantes incluye a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández, y a los expresidentes Dilma Rousseff y Luis Inacio Lula da Silva, de Brasil, al ecuatoriano Rafael Correa, y a Evo Morales, de Bolivia.

     

     Fuente: Prensa Latina. 21-09-2020

     

    José Mujica (Uruguay), Martín Torrijos (Panamá), Ernesto Samper (Colombia), Fernando Lugo, de Paraguay, y el dominicano Leonel Fernández completan la lista de expresidentes latinoamericanos a favor de la liberación del periodista australiano, a quien Estados Unidos busca extraditar desde el Reino Unido para juzgarlo por publicar miles de documentos clasificados de la diplomacia y el Ejército norteamericanos.



    Lawyers for Assange lanzó la iniciativa a mediados de agosto pasado, para exigir al gobierno británico que detenga el proceso de extradición en marcha en un tribunal de Londres, y ponga en libertad al fundador de Wikileaks. Lo exhortamos a actuar acorde con el derecho nacional e internacional, los derechos humanos y la ley, y poner fin al actual juicio de extradición del señor Assange, y concederle la libertad que le deben desde hace tiempo, afirmó la organización internacional en la carta enviada al primer ministro Boris Johnson y otras autoridades británicas.



    En opinión de los expertos legales, la entrega de Assange, quien permanece encerrado en una cárcel británica de máxima seguridad londinense desde que fue arrestado en la embajada de Ecuador en esta capital en abril de 2019, sería ilegal, porque el tratado firmado por Londres y Washington prohíbe la extradición por motivos políticos.



    Advierten además que de ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta 17 cargos de espionaje y uno de piratería informática que en total conllevan una sentencia a 175 años de cárcel, el fundador de Wikileaks sería sometido a torturas o a un tratamiento inhumano y degradante.



    La petición, respaldada hasta el momento por 167 personalidades de 27 países, recoge también las rúbricas del exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera y del Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, además del expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.



    El juicio de extradición de Assange se reanudó el 7 de septiembre pasado en el tribunal londinense de Old Bailey, luego de una demora de varios meses debido a la pandemia de Covid-19.



    Al igual que en la primera parte del proceso celebrado en febrero pasado, el fundador de Wikileaks asiste al proceso en su contra desde un cubículo encristalado al fondo de la sala, custodiado por dos guardias de seguridad, y sin tener contacto directo con sus abogados.



    La defensa intenta demostrar que las revelaciones sobre los crímenes de guerra cometidos por los militares estadounidenses en Iraq y Afganistán no pusieron en peligro la vida de los informantes del Ejército, como asegura la fiscalía, y que de ser condenado en Estados Unidos, su cliente de 49 años de edad moriría en prisión.

     


    John Shipton, padre de Julian Assange, en una manifestación en Estocolmo, en septiembre de 2019. Foto: Marisol Aliaga.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español