Sábado, 23 Febrero 2019 | Login
Göran Rosenberg: "Europa podría ser una casa para muchos hogares" El escritor Göran Rosenberg, leyendo su discurso en la catedral. Foto: Marisol Aliaga.

Göran Rosenberg: "Europa podría ser una casa para muchos hogares"

17 de septiembre de 2015 | SUECIA |

 

ESTOCOLMO: La crisis de los refugiados en Europa fue el tema principal de la jornada del martes, cuando se dio inicio al periodo de sesiones parlamentarias del Parlamento sueco.

Como es habitual, el día comenzó con un servicio religioso en Storkyrkan, la catedral de Estocolmo, al cual asistió la familia real, los parlamentarios y líderes de todos los partidos políticos que integran el parlamento y numerosos dignatarios extranjeros.

"Europa podría ser una casa para muchos hogares", recordó el escritor Göran Rosenberg, en su discurso en la iglesia, el cual reemplazó al sermón anual.

 

Por: Marisol Aliaga

 

El inicio del año parlamentario estuvo acompañado de la pompa y solemnidad de siempre, este martes 15 de septiembre, en la catedral de San Nicolás y en el Parlamento sueco, hasta donde llegaron representantes de todos los partidos políticos además de un gran número de invitados.

La jornada comenzó con habitual oficio religioso en la catedral, seguido del discurso del rey ante el Parlamento, y finalizó con la ópera "Raymunda", en la Ópera Real.

Entremedio, un ágape en el Parlamento y una pausa para que los políticos y las celebridades alcanzaran a cambiar de trajes, brillando aún más las damas en la casa de la ópera.

En realidad muy en contraste con el tema que predominara en los discursos durante toda la jornada: el de los refugiados que intentar acceder a una Europa que cierra sus fronteras y levanta empalizadas.

En este sentido, las palabras del deán de la catedral, Hans Ulfvebrand, al comenzar el oficio religioso estuvieron muy acertadas: "No permitamos que nos venza el mal. Es mejor vencer al mal con el bien" (Romanos 12:21).

Y continuó con un sensible poema sobre los refugiados, del escritor sueco Stig Dagerman, "Namnet människa" ("El nombre de un ser humano").

Este año, el sermón de la arzobispa Antje Jackelén, fue reemplazado por un discurso del escritor Göran Rosenberg, el que recibió al finalizar, fuertes aplausos de todos los allí presentes, menos uno.

"Hogar y falta de hogar", fue el título del texto, en el cual el escritor contó la historia de su padre, quien llegó a Suecia en 1945, como refugiado, huyendo de los campos de concentración nazis.

Rosenberg recordó que el periódico Dagens Nyheter, hace exactamente 70 años atrás advertía en su editorial sobre el peligro de dejar que los "refugiados polacos-judíos" se quedaran en el país.

"No estamos acostumbrados a tratar con personas tan ajenos al estándar y a la opinión sueca", escribía DN el 15 de septiembre de 1945.

 

No obstante, Rosenberg padre se quedó en Suecia, se casó y "logró formar un hogar, tal vez no tanto para sí mismo, pero sí para sus hijos, nietos y bisnietos", dijo su hijo.

El escritor se refirió a la pregunta que en una ocasión se hiciera el sobreviviente de Auschwitz, Jean Améry: " ¿Cuánto hogar necesita un ser humano?" La palabra que Améry usa es "Heimat", para describir "hogar", y señaló: "Heimat es el paisaje de la infancia y la juventud. Aquel que ha perdido su Heimat, sigue sufriendo su pérdida".

Palabras que sin duda calan en el corazón de todo aquel que algna vez tuvo que abandonar su país de origen.

Según Rosenberg, el infierno de la falta de hogar puede muy bien ser el fantasma que próximamente recorra Europa.

"La diversidad es el destino y el desafío de Europa, lo quieran o no los europeos", dijo. Y agregó: "Muchas culturas tienen su morada en Europa, pero la comunidad europea, o la unión, hasta la fecha no se ha convertido en un hogar para nadie. A pesar de la bandera y del Parlamento y del tribunal y del euro, la Unión Europea sigue siendo un lugar donde las partes nacionales son más grandes que el conjunto europeo".

 

 

Durante la ceremonnia de apertura en el Parlamento, después del servicio religioso, tanto el rey, Carl Gustaf, como el primer ministro, Stefan Lofven, recalcaron la necesidad de mostrar solidaridad para con los refugiados, en esta, la crisis migratoria más grande que se ha visto en Europa desde la segunda guerra mundial.

 
 

 

 El Rey Carl Gustaf ante el Parlamento sueco. Foto: Marisol Aliaga.

 

 El Primer Ministro, Stefan Löfven, junto a su esposa Ulla, frente a la Casa de la Ópera Real. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Nota anterior - SUECIA:

 

Multitudinaria manifestación en Estocolmo - Suecia apoya a los refugiados

 

About Author

Related items

  • Las mujeres brillan en la fiesta Nobel

    “Girls Just Wanna Have Fun”, dijo la Premio Nobel de Física 2018, Donna Strickland, en su discurso en el banquete Nobel, recordando un tema musical de los 80. “Pero estas chicas esperaban salir del trabajo para pasarlo bien. Yo quería pasarlo bien en el trabajo”, aclaró. Le apasiona la Física.

    A su discurso le siguió la Premio Nobel de Química, Frances Arnold, quien brindó, al final de su alocución, por el buen uso que la humanidad le dé a la evolución.

    El traje más llamativo del banquete lo lució Sara Danius, quien acaparó todas las miradas. Un “statement” de la ex secretaria de la Academia sueca, quien, a diferencia de sus colegas de la institución, no quiso pasar inadvertida.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A pesar de la crisis gubernamental en Suecia y del escándalo de la Academia - que resultó en un premio menos, el de Literatura - estos “detalles” no influyeron en la celebración del día del Nobel, que cada año tiene lugar el 10 de diciembre, fecha en que falleciera “el gran donador”, Alfred Nobel, en San Remo, Italia, donde vivió los últimos años de su vida.

     

    Y este año, la representación femenina estuvo reforzada. Al parecer la Fundación Nobel puso oído a las críticas, y dos de los diez científicos que recibieron su medalla y diploma de las manos del rey Carl Gustaf, en la Casa de Conciertos, eran mujeres. Una por sus investigaciones en el campo de la física experimental, la otra por sus descubrimientos con enzimas y el control de la evolución.

     

    Las festividades comenzaron, como es habitual, en Konserthuset, el imponente edificio azul ubicado en el corazón de Estocolmo, donde, desde muy temprano, habían comenzado los preparativos y las rigurosas medidas de seguridad.

     

    Poco después de las 16.00 horas, los invitados habían tomado sus lugares, y se esperaba la comitiva real, junto a los laureados. Al fin llegaron, el rey, Carl Gustaf, a la cabeza, como siempre, seguido de la reina Silvia, en un elegante vestido verde con joyas y tiara a tono. La princesa Victoria en una bella creación que, en realidad ya lo había portado su madre en 1995, compuesto de un fajín de color verde pistacho, blusa sin mangas rosada, una falda amplia gris y enormes rosetas en la espalda.

     

    Muchas mujeres optaron por el rojo, al igual que la princesa Sofía, esposa del príncipe Carl Philip, quien vestía un vestido entallado con unas mangas muy originales y un collar de perlitas finas ajustadas al cuello.

     

    Las dos laureadas lucían también muy elegantes, una en rojo y la otra en azul marino.  

     

    La película The wife, que se exhibe justo a tiempo para el Nobel, muestra mejor que nadie el estricto protocolo al que se deben atener los premiados. Algo que ensayan cuidadosamente, antes de su encuentro con el rey. En la ceremonia, al salir a recibir su premio, ante el busto de Alfred Nobel y la pared de flores - cada año en distintos tonos, traídas directamente de San Remo - saben muy bien el procedimiento a seguir. Después de recibir su diploma, deben hacer tres reverencias: una ante el rey, otra ante el gran donador y los colegas, y la tercera al público.

     

    Este año, como es habitual, nadie se equivocó.

     

    Y después de este momento tan importante para cada uno de los laureados, un reconocimiento a los esfuerzos de toda una vida, le sigue el banquete Nobel, en el cual se relajan y disfrutan de la compañía de sus colegas, amigos y parientes.

     

    Tal vez la comitiva más numerosa, entre los laureados con el Nobel de Literatura a lo largo de los años, fue la de Gabriel García Márquez. Los invitados festejaron toda la noche – según cuentan quienes estuvieron presentes – con ron enviado por Fidel Castro, desde Cuba.

     

    Este año se destacaron, en el escenario de la Casa de Conciertos - sin contar la realeza - Donna Strickland, Frances Arnold y… Sara Danius. La ex secretaria permanente de la Academia lucía el traje más espectacular de la velada, un faro en medio de los caballeros en fracs negros.

     

    Sara Danius aseguró más tarde, a la prensa, que “no quería decir absolutamente nada, con su atuendo, que fue aprobado tanto por las expertas en moda, como las seguidoras del movimiento #MeToo en Suecia.

    - Es un nuevo capítulo. Pensé que era hora de mostrar alegría, dijo, sonriendo, a la conductora, en la transmisión en directo de la televisión estatal, SVT.

     

    Pero en el noticiero cultural del canal, Kulturnyheter, se especuló, al día siguiente, acerca del vestido, compuesto de más de 25 metros de satín. “Fue su forma de choquear a los pingüinos en frac”, fue una teoría. Otra: “Ella lució su traje en contra de la sociedad patriarcal”. Para esto se necesitaban colores fuertes y chocantes entre sí, y un experto español argumentó que lucía el traje de un torero.

     

    ¿Pero, quien era el toro? Fue la pregunta sin respuesta.

     

     

    Más tarde, durante el banquete Nobel, que comenzó a las 19.00 horas, luego de haber disfrutado lo mejor de la cocina escandinava, las científicas pronunciaron sendos discursos. En estos, celebraron el placer de dedicarse a las Ciencias, y lo gratificante que puede ser el mundo de la investigación. También para las féminas.

     

    La Premio Nobel de Física, Donna Strickland, comenzó su discurso diciendo que debía haber sido Arthur Ashkin, ganador de la mitad del premio Nobel, quien debería haber hecho uso de la palabra. Pero, Ashkin, el laureado de más edad de la historia, de 96 años, no se sintió en condiciones de viajar a Estocolmo, y fue representado por su hijo.

     

    Donna  Strickland es la tercera mujer que recibe el Premio Nobel de Física (¡).

     

    Confesó   que se sentía “humildemente orgullosa” de hacerle compañía a Marie Curie y a Maria Göppert-Mayer.

     

    Marie Curie es la única persona que ha recibido el Nobel dos veces: en Química y en Física. “Fue una científica increíble”, dijo Strickland.

     

    Y otro dato hace que Marie Curie sobresalga: su hija también recibió el galardón.

     

    Strickland recordó que cuando era estudiante, en 1983, el tema de Cyndi Lauper “Girls Just Wanna Have Fun” era muy popular. Pero aclaró: “Estas chicas esperaban salir del trabajo para pasarlo bien. yo quería pasarlo bien en el trabajo”.

     

    Y lo consiguió.  “Tenemos juguetes increíbles, con los que hacemos cosas mágicas”, dijo, y no cupo duda de que la física experimental le parece sumamente divertida.

    - No hay nada más fascinante que construir un aparato que es único en el mundo, y que funciona. Bueno, sin contar el ser despertada a las cinco de la mañana, porque la Academia de Ciencias Sueca consideró que era un momento fascinante para la física de los rayos laser, dijo, riendo.

     

    El humor también abundó en el discurso de su colega, la Premio Nobel de Química, Frances Arnold, quien comenzó su discurso con un cuento de manzanas que se desplazaban en todas las direcciones, pero que solo las que caían al suelo germinaban y fueron las que quedaron después millones de años de evolución.

     

    Explicó sobre el uso – y el mal uso – que se le puede dar al poder controlar la evolución dirigida de enzimas y pidió un brindis “para la evolución y porque le demos un buen uso”.

     

     

  • Conversando con Lorena Delgado

    Después de la votación histórica en el Parlamento sueco, cuando dos partidos de la Alianza de la derecha votaron en contra de que su candidato  asumiera como primer ministro, Magazín Latino conversó con la diputada del partido de Izquierda, Lorena Delgado.

    La diputada nos comentó el complicado panorama político que afronta Suecia, donde, a dos meses de las elecciones de septiembre, los partidos políticos aún no han logrado formar Gobierno.

    En las elecciones de septiembre, el bloque de la izquierda  obtuvo 144 mandatos y el bloque de derecha 143 mandatos. Por ende, ninguno de los bloques tiene la mayoría necesaria para formar gobierno.   

    Más información en: La cámara votó en contra de Ulf Kristersson - pierde la posibilidad de ser primer ministro

     

    Cámara: Marisol Aliaga

    Edición: Magazín Latino

    Sitio web: www.magazinlatino.com

  • Recta final de las elecciones parlamentarias en Suecia

    ELECCIONES 2018 EN SUECIA

    El domingo 9 de septiembre, entre las ocho de la mañana y las ocho de la tarde, se celebran elecciones parlamentarias en Suecia.

    A no ser por una leve mayoría de los rojiverdes, este año el panorama político se presenta más complicado que nunca. Los dos bloques están prácticamente empatados, y el partido xenófobo Demócratas de Suecia ha logrado seducir a casi un 20 % de los votantes.

    Muchos anticipan un caos político, ningún partido quiere gobernar con SD.  Pero, lo que dirán después de los resultados de las elecciones está aún por verse. Cualquier cosa puede pasar. 

     

     Por: Magazín Latino

     

    A cuatro días de las elecciones parlamentarias, del consejo municipal y del consejo de la diputación provincial, la tensión aumenta en Suecia.

     

    Las encuestas otorgan una leve mayoría al bloque rojiverde, sin embargo, la situación después de los comicios se augura como sumamente insegura. La nueva coalición de gobierno será probablemente minoritaria, lo que significa que tendrá que buscar respaldo en el parlamento.

     

    Tanto el partido Verde, como los Democratacristianos, han logrado reponerse de las bajas cifras de intención de voto, en tanto que el partido feminista, con Gudrun Schyman a la cabeza, F!, no logra llegar al límite parlamentario de 4 %.  

     

    El caluroso verano recién pasado, y los múltiples incendios forestales, que pusieron en jaque a muchos campesinos propietarios de ganado, resultaron en una toma de conciencia sobre el medio ambiente, y el partido Verde logró sobreponerse a su caída.

     

    Por su parte, la Democratacristiana se favoreció de la atención mediática en su líder, durante la campaña electoral. Ebba Bush Thor ha sabido aprovechar esta exposición y ha salido favorecida de esta. A pesar de haberse aliado al empresario de pocos escrúpulos y antes líder de un partido racista, Bert Karlsson.

     


    De izquierda a derecha: Isabella Lövin (MP), Jimmie Åkesson (SD), Stefan Löfven (S), Annie Lööf (C), Jonas Sjöstedt, (V), Ulf Kristersson (M), Jan Björklund (L), Ebba Bush Thor (KD). Foto: WordPress.com. 

     

    La situación se pone color de hormiga para el actual primer ministro, Stefan Löfven, líder de la Socialdemocracia, y su rival Ulf Kristersson, presidente del partido Moderados. Ambos han prometido no dejar pasar al otro.

     

    Y lo más interesante será ver qué pasa con el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson. A pesar de los numerosos escándalos que han sacudido su partido – el más reciente: el candidato al parlamento Stefan Jakobsson, quien pagó con dinero de los contribuyentes viajes en taxi por 330.000 coronas, desde el 2014 - sigue manteniendo una intención de voto de casi un 20%.

     

    En el debate del canal TV4, del martes por la tarde, Åkesson se mostró algo proclive a “conversar con los Socialdemócratas”. 

     

    Pero Stefan Löfven ha asegurado que “nunca colaborará con ese partido xenófobo de raíces nazis”.  

     

     

     
    Foto: Captura de pantalla de Svt.se. 

     

    Barómetro electoral

     

    En el más reciente pronóstico de la televisión estatal sueca, SVT, nos muestra en un diagrama la intención de voto de un sondeo de Novus/SVT, efectuado a finales de agosto, que responde a la pregunta:

     

    ¿Cómo votaría el pueblo sueco si las elecciones tuvieran lugar hoy?

     

    Así sería la distribución de escaños en el parlamento

     

    En el parlamento sueco existen 349 escaños, y cada sillón corresponde a un mandato. Así se vería esta distribución si este pronóstico no cambiara. La repartición se ha basado en los resultados de la reciente encuesta de Novus, con ayuda del simulador del sitio web de la oficina electoral, Valsimulator.

     


    Foto: Captura de pantalla de Svt.se. 

     

    Partido de Izquierda  37 mandatos

    Socialdemocracia 87 mandatos

    Partido Verde 20 mandatos

    Partido del Centro 29 mandatos

    Liberales 22 mandatos

    Moderados 70 mandatos

    Democratacristianos 19 mandatos

    Demócratas de Suecia 65 mandatos 

    (Fuente: Svt.se)

     

     

    Mujeres y hombres - los hombres votan por SD, las mujeres por S 

     

    Aquí, el resultado del sondeo de Novus/SVT en relación a cómo votan las mujeres y los hombres.

    Cabe destacar que, según esta encuesta, el partido más votado - por los hombres - sería Demócratas de Suecia (23,3 %), en tanto que el más votado por las mujeres, la Socialdemocracia (27,4%). 

     

     


    Foto: Captura de pantalla de Svt.se. 

     

    Kvinnor = mujeres  Män = hombres

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español