Martes, 20 Noviembre 2018 | Login
Women's March -  cuatro millones de mujeres alzaron sus voces Imagen de la marcha en Washington. Foto: Sugar sugar.

Women's March - cuatro millones de mujeres alzaron sus voces

A las pocas horas de que Donald Trump tomara posesión como Presidente de los Estados Unidos comenzaron las protestas en su país. Y el fin de semana estas se hicieron globales.

Unas 600.000 personas participaron en la Marcha de las Mujeres, en Washington D.C. el sábado. Pero esta fue una manifestación simultánea en París, Londres y otras capitales mundiales.

En Estocolmo marcharon alrededor de tres mil personas en defensa de los derechos de las mujeres. La misoginia declarada de Trump provocó la reacción de quienes no se han quedado calladas. 763 marchas se registraron este sábado alrededor de todo el mundo, en total, más de cuatro millones de participantes.

”La Marcha de Mujeres trajo un mensaje al mundo: que los derechos de las mujeres son Derechos Humanos”, escribe Brittney Lopez, quien asistió a la marcha en Estocolmo.

 

Por: Brittney López

 

El pasado proceso electoral en los Estados Unidos tuvo repercusión en todo el mundo, por los insultos y las amenazas que Donald Trump vertió en contra de inmigrantes, personas con capacidades diferentes, de piel morena, musulmanes, comunidad LGBTQIA, comunidades nativas, entre otras.

 

Este comportamiento, y su forma misógina de relacionarse con las mujeres, atrajo los ojos del mundo, pero no solo eso, consiguió también unidad ante lo que más tarde sería la Marcha de las Mujeres. El movimiento que nació en Washington D.C. y se expandió por y el resto de Estados Unidos en un momento perfecto para elevar el nivel de conciencia de la nación.

 

Pero esta voz rebasó fronteras, haciendo una concienzación mundial que busca la unidad. Las acciones necesarias para un futuro donde se tomen en cuenta el calentamiento global y la seguridad ciudadana. Un futuro justo, seguro e igualitario para todos.

 

El sábado fue un día histórico. En todo el mundo se registraron 673 marchas con 4,603,500 hermanas marchando. Un movimiento en el que honramos a los héroes de los Derechos Humanos, dignidad y justicia que vinieron antes que nosotros. Nos unimos en diversidad y con una presencia tan numerosa, que no se pueda ignorar.

 

La Marcha de Mujeres trajo al mundo un mensaje: que los derechos de las mujeres forman parte de los Derechos Humanos. Que el defender a los más marginados es defenderse a sí mismo. Como el Dr. Martin Luther King dijo: “No recordaré las palabras de mi agresor. Pero sí, el silencio de mi amigo”.

 

La marcha fue en apoyo a los movimientos que luchan por la diversidad y los derechos humanos, esta marcha fue el primer paso para unificar nuestras comunidades, logrando nuevas relaciones para crear un cambio desde la raíz. Este es un movimiento pacífico que no cesará hasta que las mujeres tengan igualdad en la sociedad, reconociendo que no hay paz sin justicia e igualdad para todos sin importar raza, etnia, religión, identidad sexual, etc.

 

Una marcha que – vale la pena recalcarlo - no es en contra de un hombre, es en contra de todas las veces que los Derechos Humanos no han sido respetados. Que viene a despertar en una sola ola el momento de asumir que estamos en el siglo XXI. Es el momento de asumir la desinformación a la que estamos expuestos por los medios masivos de comunicación que nos impiden la queja inmediata y la organización masiva.  

 

Como dijo Audre Lorde, conocida escritora afroamericana, poeta, activista y defensora de los Derechos Humanos.“No son las diferencias que nos dividen. Es la incapacidad de reconocer, aceptar, y celebrar esas diferencias”.

 

 

Un número significante de celebridades participaron en la marcha en Washington D.C . Michael Moore instó a acciones diarias, como marcar el número 20-22-25-31-21 cada día, exigiendo otros representantes. El actuar en las redes sociales, en grupos ambientales, de planeación familiar, de equidad de género, por ejemplo. Información valiosa como esta se escuchó a lo largo de la inauguración de las marchas en el mundo.

 

En Estocolmo la cita fue a las 14 hrs, en el punto de reunión, Norrmalmstorg. Allí, la explanada llena y diversa latía al unísono de carteles de todos los tamaños y colores, con las frases: “Ama a tu vecino”, “Una voz”, “Juntos”, “Amor”, “Crea puentes, no muros”, “Sé el cambio que deseas ver en el mundo”, “Alto el odio”, “Yo importo, tú importas, nosotros importamos”, “El futuro es femenino”, “Pelea como una niña” “Estados Unidos de inmigrantes, ciudadanos, veteranos, judíos, cristianos, ateos, asiáticos, nativos, blancos, negros, latinos, boomers, gen-x, millennials, lgbtqia, discapasitado, pobres, el 1% de la clase media”, “El lugar de la mujer está en la resistencia”.

 

Fue una marcha tranquila. Al momento del atardecer partimos, a las 15.00 horas, algunos en silencio, otros charlando, sonriendo, tomando videos y fotografías, los bebés tranquilos en sus carriolas, miraban atentos los árboles, a sus madres o padres, el cielo azul, morado, rosa y naranja con una pacífica caminata de 2 km por Strandvägen hasta la Embajada de Estados Unidos.

 

Allí, el el coro Tantpatrullen entonó We shall overcome y ¡Venceremos! para disolver la marcha con los últimos rayos del sol, la gratitud y sonrisas satisfactorias.

 

 

Brittney López

Twitter:@nombrepopero
Instagram:  B.L.H.C 

 

 

Foto: Sugar sugar.

 

Foto: Sugar sugar.

 

Hen (término sueco para la no identificación con un género).  hombres y mujeres de todas las edades, sin importar capacidades, raza, preferencias, lugar de nacimiento o religión, marcharon juntos en solidaridad por la protección de nuestros derechos, seguridad, salud, por nuestras familias, reconociendo que nuestra vibrante y diversa comunidad es la fortaleza de nuestro mundo. Foto: Setareh Malekzadeh.

 

 

#womensmarch #women #peacemakers #heforshe #whyImarhc #everywoman #transgender #blacklives #femthefuture #WMW #wethepeople #resist #whywemarch #womenmarch

 

Principios de Unidad https://www.womensmarch.com/principles

Marchas en el mundo: https://www.womensmarch.com/sisters

Fotografías de algunas de las marchas en el mundo: https://www.nytimes.com/interactive/2017/01/21/world/womens-march-pictures.html?_r=2

 

 

Más información:

Una contreversia se ha destadao entre los medios estadounidenses y Donald Trump sobre cuánto público asistió a la investidura de Trump, que tuvo "el mayor número de público en la historia", según el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer.  Las imágenes hablan por sí mismas:

 

La posesión de Donald Trump (izq.) y la de Barack Obama 2009. La imagen fue tomada del famoso obelisco que está en el centro de Washington, en el momento en que ambos presidentes juraban en su cargo. Fuente: BBC. Foto: Reuters. 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Las raíces del mal llamado populismo en EEUU - y en Europa incluyendo España

    Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 15 de junio de 2018.

    Aunque este artículo se centra en EEUU indicando que el problema mayor que existe en aquel país no es Trump, si no el hecho de que la mayoría de la clase trabajadora le vota, también hace observaciones de su relevancia para Europa incluyendo España. Cuestiona así algunas de las tesis más extendidas sobre el populismo existentes a los dos lados del Atlántico Norte.

    El mayor problema en EEUU no es Trump: el problema es que la mayoría de la clase trabajadora le vota.

     

     Por: Vicenç Navarro (*) 

     

    Leyendo la prensa española se llega a la conclusión de que el mayor problema que existe en EEUU es Donald Trump, una figura que se ridiculiza constantemente en los principales medios de información (como ocurre también en EEUU) presentándolo como un individuo incompetente, y fácilmente ridiculizable por sus comportamientos atípicos dentro de lo que se considera aceptable en la sabiduría convencional del país. Este énfasis exclusivo en Trump obstaculiza, sin embargo, la comprensión de lo que está ocurriendo en EEUU. Por extraño que parezca, el mayor problema que tiene EEUU  no es Trump, sino el hecho de que la mayoría de un sector grande de la población muy olvidado en dicho país, la clase trabajadora blanca, le ha votado y que es probable que le vote de nuevo. Las encuestas muestran una impresionante lealtad electoral a tal figura por parte de aquellos que emitieron su voto a favor suyo. Aunque su popularidad entre la población en general es muy limitada, no lo es entre la mayoría de la población que le votó. Y no está claro que en las próximas elecciones al Congreso de EEUU (este noviembre) el Partido Republicano vaya a perder el control de la Cámara Baja o incluso del Senado, eliminando con ello la posibilidad de ser apartado de la Presidencia mediante un impeachment. Parece, por lo tanto, que va a haber Trump para mucho tiempo. Y su impacto en la sociedad estadounidense y en las relaciones internacionales está siendo enorme.

     

    ¿Por qué Trump fue elegido Presidente y puede que sea reelegido de nuevo?

    La respuesta a esta pregunta es, en realidad, muy fácil de entender aun cuando no es fácil que usted pueda leerla o verla en los mayores medios de información españoles. Para ello, tenemos que observar qué ha estado pasando no tanto a la derecha sino a la izquierda del abanico electoral. Hay que ver qué ha pasado en EEUU durante estos años, analizando los cambios que le han ido ocurriendo a la izquierda estadounidense, es decir, al Partido Demócrata. Históricamente, el binomio izquierda-derecha en EEUU quedaba reflejado  en el conflicto entre el Partido Demócrata –que en su día se auto definía como el Partido del Pueblo (People’s Party)-, que representaba sobre todo a la clase trabajadora y a otros sectores de las clases populares, y el Partido Republicano, que representaba a las derechas, muy cercanas al mundo empresarial. En este escenario, el mayor debate político se centraba predominantemente en la distribución de las rentas (y, en menor medida, de propiedad) entre el mundo del trabajo y el mundo del capital. El dominio en la vida política estadounidense durante el período de la postguerra (1945-1978) por parte del Partido Demócrata determinó que las rentas del trabajo crecieran notablemente a costa del descenso de las rentas del capital. Las primeras alcanzaron su máximo nivel al final de tal periodo llegando a constituir el 70% en 1979 de todas las rentas. Fue cuando se habló de “la época dorada del capitalismo”. Una situación semejante ocurrió en los otros países del mundo capitalista desarrollado a los dos lados del Atlántico Norte.

     

    La contrareforma neoliberal que comienza en los años 80: el triunfo del capital

    La respuesta de los propietarios y gestores del capital, a los que solía llamárseles los miembros de la “clase capitalista”, (término que no se utiliza hoy por considerarse “anticuado”), no tardó en presentarse. Fue la revolución neoliberal liderada por el Presidente Reagan que fue, ni más ni menos, que una lucha frontal contra la clase trabajadora estadounidense. Hay que recordar que la primera intervención pública que hizo tal presidente fue precisamente la destrucción de un sindicato: el sindicato de los controladores de vuelos en los aeropuertos. El eje de estas políticas neoliberales era debilitar a los sindicatos, desregular los mercados laborales y dar plena libertada a la movilización de capitales, expandiéndose el proceso de globalización, medidas todas ellas mantenidas más tarde por los gobiernos republicanos y también por los gobiernos demócratas. Entre estos últimos, el Presidente Clinton, fundador de lo que se llamaría posteriormente la Tercera Vía (representada en Europa por Tony Blair en el Reino Unido y Gerhard Schröeder en Alemania) abandonó las políticas redistributivas, haciendo suyas las políticas neoliberales iniciadas por Reagan y Bush senior.

     

    A partir de entonces, la dicotomía izquierda-derecha no se basó en políticas redistributivas centradas en el conflicto entre los intereses de las clases populares, por un lado, y los intereses de las élites financieras y económicas que constituirían lo que en EEUU se llama la corporate class (la clase de los que poseen y/o gestionan las grandes corporaciones del país), por el otro. En su lugar, el conflicto se centró en si incluir o no a los grupos discriminados (afroamericanos, predominantemente, y mujeres) dentro de la estructura del poder de la cual habían sido excluidos, marginados y discriminados. Las políticas de inclusión e identidad sustituyeron el conflicto capital-trabajo. El éxito de tales políticas se tradujo en un aumento muy notable de afroamericanos y mujeres en las instituciones públicas (y, en menor grado, privadas) que alcanzó su zénit con la elección de un afroamericano, Barack Obama, como presidente de EEUU (en enero de 2009) y se esperaba que se completara con la elección  de una mujer, Hilary Clinton, como presidenta. Esta última, basó su campaña en movilizar predominantemente a las mujeres y a las minorías. Las políticas públicas federales del Partido Demócrata enfatizaron la identidad y la antidiscriminación, generando una considerable expansión de afroamericanos y mujeres en las estructuras de poder político del país. Pero en políticas económicas el Partido Demócrata básicamente continuó las políticas neoliberales. En realidad, el primer presidente afroamericano de EEUU siguió las mismas políticas neoliberales que había seguido Clinton, los dos Bush y Reagan. De hecho, una de las personas más entusiastas de la globalización había sido su Ministra de Asuntos Exteriores, la Sra. Clinton, proponente de los tratados de libre comercio.

     

    Las consecuencias de tales políticas neoliberales: el deterioro del nivel de vida de la clase trabajadora

    La aplicación de tales políticas neoliberales tuvo un impacto devastador en el nivel de vida de la clase trabajadora. Las rentas del trabajo descendieron pasando de un 70% (en 1979) a un 63% (en 2014). Y los grupos más afectados fueron los miembros de la clase trabajadora en los sectores industriales, que eran los mejor pagados (y en su gran mayoría personas blancas), en parte debido a que habían tenido sindicatos fuertes. Las políticas federales favorables a la globalización provocaron un desplazamiento muy marcado de las industrias a países subdesarrollados, en busca de salarios bajos. Barrios blancos, de obreros industriales, han quedado destruidos por esta movilidad. Baltimore, por ejemplo, una de las ciudades más industriales de aquel país, quedó enormemente afectada cuando los Altos Hornos del Acero (uno de los mayores centros de empleo en tal  urbe) dejó la ciudad. El barrio obrero blanco más grande de Baltimore (Dandork) es hoy un barrio deteriorado en extremo. Casi el 100% del electorado en este barrio votó a Trump, lo cual es lógico, pues identificaron la gran pérdida de su nivel de vida con las políticas federales que estimularon la globalización. Es más, percibían al gobierno federal como defensor de los afroamericanos y de las mujeres (de clase alta y media alta), ignorándolos a ellos, los obreros blancos. De ahí que la gran mayoría de mujeres de clase trabajadora votara a Trump. Y no puede atribuirse este hecho a un crecimiento del racismo, pues muchos de estos barrios blancos habían votado  a Obama en elecciones anteriores. En realidad, los delegados al Colegio Electoral que dieron la mayoría a Trump procedían de barrios obreros que habían votado a Obama en 2009. Este enorme descenso del nivel de vida de la clase trabajadora blanca se ha traducido en el descenso de su esperanza de vida, como consecuencia del incremento de la mortalidad causado por el crecimiento de las enfermedades típicas del deterioro social.

     

    ¿Quién canalizó este enfado?

    Este enfado se dirigió hacia el establishment político mediático del Este de EEUU, basado en el gobierno federal, y muy en particular hacia el que había sido el Partido del Pueblo. La canalización de este enfado antiestablishment, (que incluyó también un rechazo al establishment republicano) benefició a la ultraderecha, liderada por Trump, un personaje de una enorme astucia política, que sabe muy bien cómo comunicarse con los sectores abandonados por tal establishment, incluyendo a la clase trabajadora blanca y las zonas rurales, muy conservadoras en el país, que jugaron un papel clave en la victoria de Trump. Lejos de ser un incompetente, Trump es extremadamente astuto en su discurso iconoclasta, grosero e insultante (en contra de lo “políticamente correcto”) y que conecta muy bien con sus bases electorales que le son sumamente leales. Y la constante crítica por parte de los medios, le beneficia, pues los mayores medios de información son también altamente impopulares.

    Ahora bien, se está exagerando el rol del personaje Trump. No fue Trump el que creó el movimiento antiestablisment. Fue al revés. Este último creó a Trump. Solo Bernie Sanders, el candidato socialista, podría haber representado una alternativa progresista a Trump. En realidad, las encuestas indicaban que Sanders habría podido ganar las elecciones a Trump. Pero el aparato del Partido Demócrata destruyó a Sanders. Y la victoria de Trump era inevitable. Hoy el Partido Demócrata está en una crisis enorme y todo parece indicar que no entienden (o que no quieren entender) las causas de su derrota. Hoy el aparato de tal Partido continúa controlado por la clase media ilustrada (personas con educación superior), con conexiones con el mundo empresarial y muy en particular con el financiero, muy alejado de su base electoral tradicional.

     

    Algo parecido está ocurriendo en Europa (y en España)

    El control de los partidos de izquierda por componentes de esta nueva clase social (la clase media ilustrada), que se han distanciado claramente de sus bases de clase trabajadora, ha estado creando situaciones semejantes en Europa y en España. Barrios obreros que habían votado a las izquierdas, están votando a la ultraderecha en país tras país en Europa. Y ello es resultado de la conversión de los partidos de izquierda a las políticas neoliberales (globalización y políticas de austeridad) que han hecho un daño tremendo a sus bases populares. El surgimiento del nacionalismo, del deseo de proteccionismo, de la recuperación de la soberanía nacional y el rechazo a la austeridad, son los ingredientes que caracterizan a los movimientos de rechazo y del mal llamado “populismo antiestablishment”. Las características de este mal llamado populismo varían. Pero es interesante resaltar la importancia del nacionalismo soberanista anti-globalización (antieuropeización) que, instrumentalizado por la ultraderecha en EEUU, juega un papel clave en las políticas “populistas”. Tal nacionalismo es especialmente atractivo para la clase trabajadora que atribuye el descenso de su nivel de vida a estas políticas llevadas a cabo por aquellos que en su día ellos apoyaron. Y la mayor base social de estos movimientos son sectores muy precarizados de la clase trabajadora así como amplios sectores  de las clases medias proletarizadas que están viendo sus rentas disminuir notablemente.

     

    Los movimientos antiestablishment a lo largo de Europa están  tomando también un cariz antieuropeización que es comprensible pues  identifican al estalishment europeo con las políticas de austeridad y las reformas neoliberales que han dañado, claramente, su calidad de vida y bienestar. Y cada uno de los sectores más perjudicados de las clases populares en general, y de la clase trabajadora en particular, son las bases más importantes de estos movimientos.

     

    Una excepción en esta canalización del enfado por parte de la ultraderecha ha sido España donde Podemos fue un terremoto político que barrió el panorama político español convirtiéndose más tarde, junto con Izquierda Unida, la segunda fuerza de la oposición en un período muy corto. Existe, sin embargo, una versión de ultraderecha, Ciudadanos, con claro compromiso neoliberal, que está utilizando un nacionalismo jacobino muy agresivo, que intenta apelar a la clase trabajadora utilizando una narrativa de apelación a tal clase (es uno de los pocos partidos en España que explícitamente habla y apela a la clase trabajadora) que está creciendo enormemente, sobre todo en Cataluña donde tal nacionalismo españolista uninacional se presenta como el único capaz de evitar lo que definen como “ruptura de España” frente a un establishment gobernante en Cataluña, también de derechas y también nacionalista pero de sentido contrario. De ahí el reto de que las izquierdas, además de dirigirse a las clases populares en general y a la clase trabajadora en particular, deban desarrollar una visión distinta y opuesta a la visión de las derechas españolas y catalanas, ambas uninacionales presentando en su lugar una concepción de España plurinacional. Este es el reto de las fuerzas progresistas en Cataluña y en el resto de España.

     

     

  • Abogada Sandberg: "Es muy importante que Akilov haya sido condenado por terrorismo"

    Entre todos los impactantes testimonios que se escucharon en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo, uno de los más desgarradores fue el caso del ciudadano británico que fue arrollado por el camión.

    Conversamos con la abogada Jessica Sandberg, quien representó a las familias extranjeras en el juicio, una proveniente de Bélgica, la otra del Reino Unido.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El ciudadano británico radicado en Estocolmo, una de las víctimas fatales del atentado terrorista en Drottninggatan, se había radicado en Estocolmo al formar familia con su esposa sueca, pero pensaban en mudarse pronto nuevamente a otro país. Tenían dos hijos y habían estado felizmente casados durante diez años. En su lugar de trabajo, Spotify era muy apreciado y mantenía una estrecha relación son sus padres y su hermana, con quienes se visitaban a menudo, en Estocolmo o en Londres.

     

    Ese fatídico día, había ido a recoger a su hijo, de ocho años, a la escuela, y caminaban juntos por Drottninggatan, cuando el camión se les vino encima.

     

    El padre cargó a su hijo, y corrió, tratando de encontrar refugio en alguna tienda, pero fue en vano. Al fin, cuando se dio cuenta de que no podría salvar su vida y la de su hijo, lanzó al niño por los aires, sucumbiendo la milésima de segundo siguiente bajo la mole de 12 toneladas. Su hijo sobrevivió, fue a parar ante los pies de una joven que se encontraba en el lugar, y que junto a tantas otras aterrorizadas personas se precipitaron en las tiendas que, afortunadamente mantuvieron sus puertas mecánicas abiertas.

     

    El niño pasó horas sin reunirse con su madre, y los testigos que lo cuidaron, cuentan que fue muy valiente, en esas horas de incertidumbre y terror. Según las personas que lo cuidaron, el niño lloraba de tanto en tanto, y llamaba a sus padres. Otras veces se acostaba en el suelo, intentando dormir, porque decía que era un sueño malo y quería salir pronto de esta pesadilla.

     

    La abogada Jessica Sandberg representa, entre otros querellantes, a dos familias extranjeras, parientes de dos de las víctimas de Akilov. Le preguntamos su opinión acerca del fallo.

    - No he leído la sentencia en su totalidad, lo recibí recién, pero de lo que he podido ver estoy muy conforme, en el sentido de que ha sido condenado por crimen de terrorismo. Es un hecho muy importante, en el proceso del duelo de mis clientes, el que haya sido condenado por el atentado terrorista que él, realmente, perpetró. La corte aprobó la querella de algunos de mis clientes y aprobó parcialmente la de otros.

    - Lo que es especialmente bueno es que la corte aprobó la indemnización para el menor que yo represento y para los hermanos de una de las víctimas y, para que se hayan podido aprobar estas indemnizaciones se necesitan pruebas particulares.

     


    La abogada Sandberg representa a dos familias extranjeras. Aquí, a la entrada de la sala donde se el tribunal de Estocolmo ofreció una conferencia de prensa el jueves pasado. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Jessica Sandberg nos explica además que el tribunal no solo aprobó la indemnización para el menor, sino que también explica el porqué de la aprobación:

    - La corte considera que es complicado para un niño el haber sido víctima de intento de asesinato y, además, perder a su padre, en el lugar del crimen.

      

    ¿Ha hablado con las familias que representa? ¿Cuál ha sido la reacción de ellos?

    - Aún no he alcanzado a comunicarme con mis clientes, pero lo haré a la brevedad posible.

     

    ¿Pero Ud, personalmente está satisfecha con el fallo?

     

    • En general, sí.

     

     

     

     

  • Mikaela Larsson ganó holgadamente la Maratón de Estocolmo

    Mikaela Larsson ganó su primera victoria en la Maratón de Estocolmo y su segundo oro consecutivo en el campeonato sueco. A los 30 kilómetros se adelantó y anotó un impresionante tiempo de 2.40.28 horas, con 3.27 minutos de ventaja ante la segunda, Beju Bekelu, de Etiopía.

    - Estoy cansada pero tremendamente feliz. No me lo había esperado, dijo la ganadora a la televisión sueca, SVT Sport.

     

     Fuente: SVT. 02-06-2018. Traducción: Magazín Latino

     

    Una radiante y feliz Mikaela Larsson recibió la corona de la victoria y las ovaciones del público en el Estadio de Estocolmo, cuando llegó a la meta sin que nadie amenazara su victoria en la Maratón de Estocolmo.

     

    - Estoy cansada pero tremendamente feliz. No lo había creído de antemano. Tenía la esperanza de poder desafiar al campeonato sueco, pero que también haya ganado el primer lugar, se siente fantástico, dijo Larsson a SVT Sport.

     

    La Maratón de Estocolmo celebró sus 40 años de existencia con una nueva pista que se extiende por todos los distritos de la capital. La pista ofreció una primera milla relativamente fácil, lo que resultó en que muchos se esforzaron demasiado al principio.

     

    Tres competidoras etíopes tomaron, la delantera, al comenzar la carrera. Pero a los diez kilómetros, Mikaela Larsson e Isabellah Andersson se habían adelantado con 35 segundos.

     

     

    Larsson adelantó a Söder

     

    En la bajada a la costanera de Södermälarstrand, Larsson tomó la delantera y a los 30 kilómetros tenía una diferencia de 33 segundos con la segunda, Andersson, quien a su vez tenía la misma brecha con la tercera, Beju Bekelu, de Etiopía.

    Larsson continuó adelantando y nunca fue amenazada durante el resto de la carrera. A los 35 km de distancia, la diferencia con Andersson había crecido a 1,43 minutos, y cuando llegó a la meta, en el estadio de Estocolmo, tenía una ventaja de 3.27 con Beju Bekelu.

    - Hoy sentí que el público me apoyó tanto al final. Fue fantástico. Muy bueno, además, que tuve un margen tan grande. Realmente no sé cuál es mi récord, así es que estuvo bien que no tuve que batirlo, dijo Larsson.

     

    De esta manera obtuvo su primera victoria en la Maratón de Estocolmo y su segundo oro consecutivo en el campeonato sueco.

     

    Una maratón calurosa y repleta

     

    20.000 participantes de 103 países se inscribieron en la maratón. El tiempo máximo se extendió con 30 minutos, a 6.5 horas, debido a la temperatura de 27 grados en la capital escandinava. Pero justo antes de comenzar, unas nubes ofrecieron a los corredores en la gran ciudad un comienzo más fresco para la carrera.

     

      

    Lawi Kiptui ganó en la competencia masculina de la Maratón de Estocolmo. Foto: SVT. 

     

    El décimo keniano que gana la Maratón de Estocolmo

     

    La competencia masculina, por su parte, la ganó el keniano Lawi Kiptui. Kenia es el país que más ganadores tiene, en la Maratón de Estocolmo. Lawi Kiptui se transformó en el número diez.

    Lawi Kiptui alcanzó la delantera a los 30 kilómetros, luego de que Bazu Worku, de Etiopía, mantuviera una ventaja de dos minutos frente a los otros corredores. Y la alta velocidad del keniano solo fue en aumento.

    A los 35 kilómetros, Kiptui tenía una ventaja de 49 segundos en comparación con el segundo, y luego alcanzó, velozmente la meta. 2.13.30 fue el tiempo de la victoria para el corredor de 35 años, 2.52 minutos antes del segundo, su compatriota Dominic Kimwetich Kangor.

    - El problema es que está muy soleado y caluroso, así es que fue una carrera difícil. Pero estoy conforme con el resultado, dijo Kiptui a TV4.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español