Jueves, 19 Abril 2018 | Login
Con Chile en el corazón De izquierda a derecha: Jan Hammarlund, cantautor; Arja Saijonmaa, cantante; José Goñi, Embajador; Sonja Martinson Uppman; y Mireya García, Agregada Cultural. Foto: Marisol Aliaga.

Con Chile en el corazón

Una ceremonia muy especial tuvo lugar a fines del mes de agosto en la residencia del Embajador de Chile en Suecia, José Goñi.

El diplomático chileno hizo entrega de la Orden Pablo Neruda a dos artistas que se destacaron por su labor solidaria con Chile tras el golpe cívico-militar de 1973: Arja Saijomaa y Jan Hammarlund.

También se distinguió a Sonja Martinson Uppman, quien trabajó con Harald Edelstam, el embajador sueco en Chile que con su valiente actitud salvó la vida de tantas personas, cuando la oscuridad se cernió sobre Chile.  

 

 Por: Marisol Aliaga. (Texto y fotos)

 

La solidaridad y el compromiso del pueblo sueco para con sus hermanos chilenos, luego del sangriento golpe militar del 11 de septiembre de 1973 es algo conocido y documentado, entre otros por el historiador Fernando Padilla, quien ha publicado varios libros al respecto.

Los lazos fraternos que ya existían entre Salvador Allende y Olof Palme se fortalecieron más aun, luego de que el sueño de Allende, de conducir a Chile al socialismo por la vía pacífica fuera aplastado a punta de tanques y metralletas.  Con el primer ministro sueco, Olof Palme, a la cabeza, Suecia mostró desde el primer momento su solidaridad, acogiendo a miles de chilenos que se vieron forzados a partir al exilio.

El apoyo del pueblo sueco fue desbordante. Prácticamente en cada de este país de pocos habitantes se formó un “Chilekommitté”, con el fin de coordinar las acciones de solidaridad con los refugiados chilenos y con el pueblo de Chile. Acciones que fueron de suma importancia en el momento del plebiscito que permitió la vuelta a la democracia, luego de 17 años de dictadura.

Miles de ciudadanos suecos se comprometieron con la lucha del pueblo de Chile en contra de la feroz dictadura del general que traicionó a la Constitución y a su presidente e inició una matanza en contra de sus propios compatriotas.

Intelectuales, políticos, artistas, sindicalistas, trabajadores suecos se unieron en las protestas en contra del dictador asesino y del imperialismo norteamericano, que había posibilitado la caída de Allende. Icónicas se han vuelto las imágenes de las marchas en contra de la dictadura, en la década de los setenta, en Suecia.

Años después, el destino quiso que una intérprete sueco-finlandesa despidiera, con una canción de una cantautora chilena, al primer ministro sueco, asesinado a sangre fría el 28 de febrero de 1986.

Arja Saijonmaa entonó “Jag vill tacka livet”, el inmortal tema de la inolvidable Violeta Parra, en el funeral de Olof Palme.

Los destinos de Suecia y Chile están sellados con amor y lealtad.

El gobierno de Michelle Bachelet ha querido agradecer, formalmente, el apoyo del pueblo sueco por la recuperación de la democracia y la defensa de los Derechos Humanos en Chile, y ha condecorado a personalidades que se han destacado por su apoyo y su amor a Chile.

 

De izquierda a derecha: Jan Hammarlund, cantautor; Arja Saijonmaa, cantante; José Goñi, Embajador; Sonja Martinson Uppman; y Mireya García, Agregada Cultural. Foto: Marisol Aliaga.

 

A fines de agosto, fueron homenajeados la cantante Arja Saijonmaa, el cantautor Jan Hammarlund y Sonja Martinson Uppman, quien trabajó con Harald Edelstam, el embajador sueco en Chile durante la época del golpe.

Los tres se mostraron muy emocionados y honrados con este reconocimiento, cuando lo recibieron, de manos del embajador chileno José Goñi, en la residencia del mismo.

- Agradezco este fantástico galardón que se me ha otorgado, y que está lleno de recuerdos. Chile sufrió lo mismo que sufrió Grecia, y nuevamente usamos la canción como un arma de lucha. Esta es el arma más poderosa que tiene la humanidad. Y de esa manera nació mi vida en conjunto con los chilenos, dijo Arja Saijonmaa, al recibir su reconocimiento.

 

 

 

Jan Hammarlund contó que él comenzó a traducir y a interpretar las canciones de Violeta Parra en 1974. Luego se interiorizó en la obra de Pablo Neruda, y se transformó en un gran admirador del Nobel chileno.

- Nunca me he sentido tan honrado, en un momento tan especial como el de ahora, dijo Jan Hammarlund.

 

Sonja Martinson Uppman había viajado a al país en 1972, con planes de “quedarse a vivir en Chile para toda la vida”. Pero el destino no lo quiso así. A pedido de Harald Edelstam se desempeñó como secretaria en la Embajada de Suecia en Santiago, donde se refugiaron cientos de personas que más tarde llegaron a Suecia como refugiados políticos.

- Chile ha significado mucho para mí, y todo comenzó hace mucho tiempo atrás. Mi corazón late por Chile, dijo Sonja Martinson Uppman.

 

 

 

 

Al término de la ceremonia, la Agregada Cultural de Chile en Suecia, Mireya García, nos comentó:

- Estamos contentos con este reconocimiento a nuestros amigos que han sido tan solidarios y tan cercanos a ese Chile dictatorial que necesitaba en esos años tanta solidaridad. Se lo merecían, y creo que en este sentido nuestro gobierno está actuando correctamente, al reconocer a quienes tanto nos han entregado, dijo Mireya García.

 

Magazín Latino conversó también con el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, quien se mostró muy satisfecho de haber entregado este reconocimiento a nombre del Gobierno de Chile. “Desde que comenzó la tragedia de Chile, ellos han sido extraordinariamente solidarios con Chile y con los chilenos”, nos dijo.

 

¿Qué nos puede contar de los homenajeados?

- Sonja Martinson estaba en Chile al momento del golpe de Estado, y el embajador Edelstam le pidió que trabajara con él para reforzar el personal de la embajada. Ella se hizo cargo de tareas de organización de las casas que tenía la embajada de Suecia, puesto que, cuando la dictadura rompió relaciones con Cuba, Suecia, en términos diplomáticos, representó los intereses de Cuba ante el gobierno de Chile. Por lo tanto, asumió la responsabilidad de todas las casas, las oficinas y la residencia del embajador. Sonja estuvo a cargo de la residencia del embajador de Cuba, donde había, en ese momento, más de 75 refugiados políticos. Eso fue muy delicado, porque al comienzo la dictadura concentró su odio en la embajada de Cuba y en la residencia del embajador. Todos los días generaban provocaciones disparando contra la residencia. En una de esas ocasiones le impactó un balazo en la cabeza a un ex ministro de Allende, Rolando Calderón, quien por suerte no falleció. Posteriormente, al regreso de la democracia, fue senador de la república por el partido socialista.

 

¿De Arja Saijonmaa?

- Arja Saijonmaa, ha hecho contribuciones extraordinariamente importantes para la difusión de la cultura chilena, particularmente la de Violeta Parra. Y muy especialmente “Gracias a la vida”, con una interpretación que es conocida mundialmente. Por invitación de la familia Palme, ella interpretó esta canción en el funeral de Olof Palme. Yo recuerdo haberlo visto en televisión en esos momentos, y era muy impactante el ver que como parte central de los actos de despedida del primer ministro sueco estaba una canción de una chilena, interpretada por Arja Saijonmaa.

 

 

 

¿De Jan Hammarlund?

- Jan Hammarlund, es un artista que ha estado comprometido con Chile durante casi toda su vida. Desde muy joven, a los 22 años, como contó hoy día, descubrió a Violeta Parra y se enamoró de su música, de sus textos. Tradujo gran parte de la obra de Violeta y ha interpretado sus canciones en Suecia y en muchas partes del mundo. Junto con Arja, ha introducido dentro del pueblo sueco la música chilena, de nuestros cantantes tradicionales, de Violeta, de Víctor Jara y de tantos otros.

 

Y después tenemos una conexión con Inti Illimani y Mikis Theodorakis…

- Arja cantó con también con Inti Illimani durante mucho tiempo. Y ella participó también en algo que los chilenos lamentablemente conocen poco: una musicalización del Canto General, de Pablo Neruda, que hizo Mikis Theodorakis, el gran compositor griego. Esta obra musical fue presentada en muchas partes del mundo como una de las obras cumbres de compositor. Y la cantante, la soprano, era justamente Arja Saijonmaa. Como contó hoy día, ella y Theodorakis le presentaron a Pablo Neruda las primeras versiones del Canto General, en París.

 

¿Y que puede agregar respecto al homenaje en general?

- Este es un homenaje muy merecido, muy importante. Un reconocimiento más en la línea de esta embajada y de este gobierno, de ir reconociendo a ciudadanos suecos, a amigos que viven en este país y que nos ayudaron en momentos difíciles. Lamentablemente es imposible reconocerlos a todos, fueron muchos, fueron miles, sería imposible hacerlo. Pero por lo menos que tengamos el gesto de destacar a algunos de ellos. Y las tres personas que hoy día hemos distinguido lo merecen sin ninguna duda, por sus muchos méritos.

 

 

 

 

 

Jan Eliasson, diplomático, José Goñi, Embajador de Chile en Suecia, Jakob Kiefer, Embajador de Suecia en Chile, Arja Saijonmaa, artista. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

Pronto:

Entrevista con Arja Saijonmaa y con Jan Hammarlund.

 

 

About Author

Related items

  • Consulado General de Chile en Estocolmo facilitará servicios consulares en Norrköping

     

    El Consulado de Chile en Estocolmo informa a la comunidad chilena que, entre el 16 y el 18 de este mes, se realizará una jornada de servicios consulares en la ciudad de Norrköping.

     

     Fuente: Consulado de Chile en Estocolmo

     

    Con el propósito de atender a los chilenos residentes en distintos lugares de Suecia, entre el 16 y el 18 de abril, el Consulado de Chile en Estocolmo, realizará una jornada de servicios consulares en Norrköping.  

    Durante la actividad, conocida como Consulado a Distancia, los chilenos podrán solicitar documentos de identidad, certificados de supervivencia, actos notariales y realizar el cambio de domicilio electoral para participar en las elecciones presidenciales de 2022.  

    Cabe mencionar que, según el Registro de Chilenos publicado en enero de 2018 por el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Estadísticas, la población chilena que reside en Suecia, constituye la cuarta comunidad de connacionales en el extranjero y la segunda más numerosa de Europa, alcanzando los 56.134. En ese contexto, la Cónsul de Chile en Estocolmo, Andrea Droppelmann, invitó a toda la comunidad para aprovechar esta oportunidad.  

    "Queremos facilitar la vida de nuestros connacionales, por eso estamos acercando nuestro consulado para que acuden a realizar los trámites que necesitan. Estaremos durante tres días en distintos horarios para agilizar la atención", dijo la Cónsul.  

    Cabe destacar que, en su continuo esfuerzo por modernizar los servicios del Estado y acercarlos a los connacionales sin importar donde residan, la Dirección General de Asuntos Consulares y de Inmigración de la Cancillería, que coordina desde Santiago a todos los consulados fuera de Chile, lanzó el sitio web www.serviciosconsulares.gob.cl, a través del cual se brinda orientación de los trámites consulares más demandados por los chilenos, y la aplicación móvil CLVacontigo, disponible incluso sin conexión, que facilita recomendaciones de seguridad de viaje para los países más visitados por los chilenos.  

     

    Recordar:

    Lunes 16 de 14 a 18 hrs,

    martes 17 de 9 a 17 hrs,

    miércoles 18 de 9 a 12 hrs,

    Lugar: Klockgjutaregatan 9, Norrköping  

    Más información en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

     

     

     

     

     

  • La Semana Santa en Suecia - Glad Påsk!

    La Pascua, o Semana Santa, se celebra este año con un fin de semana largo que se extiende hasta el martes de la próxima semana. El Tríduo Pascual, con el que el mundo cristiano y católico conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, comenzó ayer jueves, continúa el Viernes Santo y culmina el domingo.

    Con el Domingo de Resurrección se celebra la resurrección de Cristo, y con este finaliza la Semana Santa. Sin embargo en Suecia se celebra además el día después del Domingo de Resurrección, por lo que el lunes también es día festivo.

    Típico de la celebración sueca de la Pascua, la festividad más importante del cristianismo, son los huevos de chocolate y las decoraciones con ramitas de abedul con plumas de colores. Y, por supuesto, los huevos repletos de caramelos que los niños esperan con mucha expectación, y que, por más raro que parezca, los trae un conejo: el conejo de Pascua.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Todas las tradiciones tienen su explicación, aunque algunas más singulares que otras. En Suecia no es motivo de extrañeza ver a niños disfrazados de "brujas" (påskkärringar) golpeando las puertas de sus vecinos de barrio para pedir caramelos o dinero.

    Y todo aquel que quiera celebrar la Pascua como Dios manda deberá comprar una gran cantidad de huevos - durante la Semana Santa el consumo alcanza las 2.000 toneladas (!) - arenque, salmón y otras especialidades de la cocina sueca.

    Además deberá engalanar su hogar con ramitas de abedul adornadas con plumas de vivos colores y con lirios y narcisos amarillos - aunque también pueden ser de color lila - pero vale decir que el amarillo es el color de la Pascua en el país del norte.

    La idea cristiana es de recordar el sufrimiento, la muerte y la resurrección de Jesús. También dentro del judaísmo la Pascua tiene mucha importancia, aunque es celebrada en cambio en recuerdo a la salida de los judíos de Egipto.

    La palabra Pascua (Påsk, en sueco) viene del hebreo Pesah y del latín Pascha.

    La tradición de decorar los hogares con ramitas de abedul (påskris) viene de la década del 1600, época en que durante el Viernes Santo (Långfredagen) los creyentes simulaban azotarse con las ramas, recordando los azotes que recibiera Cristo, antes de la crucifixión. Más tarde pasó a ser un elemento plenamente decorativo, y en la época actual la gran mayoría compra las ramitas de abedul, incluso ya adornadas con las vistosas plumas de alegres colores, en las tiendas.

    El huevo cobra gran importancia durante la celebración de la Pascua en Suecia y se cree que fue visto y aceptado como un excelente alimento después de la larga cuaresma y en circunstancias que las gallinas ponían más huevos que durante el resto del año. La costumbre de pintar huevos data del siglo 1700, pero es algo que ya en pocas familias se practica.

    La costumbre más peculiar, de que los niños crean que es un gran Conejo de Pascua que todos los años esconde un huevo repleto de golosinas en alguna parte de jardín - o del departamento - fue importada, como tantas otras, de Alemania, durante los últimos años del 1800. Esta cuenta, además, con influencia anglosajona y es producto de la expansión de la industria de las golosinas durante estas décadas.

    Y no son solo los niños quienes se deleitan con el contenido de los huevos de Pascua, la industria celebra las ganancias que se producen durante la Semana Santa, en la que los suecos, tanto grandes y chicos, consumen 50 % más de golosinas que durante la otra festividad cristiana, la Navidad, siendo los dulces favoritos los que cada uno elige de los estantes con golosinas, que en Suecia se venden a granel.

    Durante la semana de Pascua nos zamparemos - según los cálculos - alrededor de 530 toneladas de golosinas, a un valor de 50 millones de coronas.

    Qué tiene que ver esto con el origen de la celebración de la Pascua es algo en lo que muy pocos reflexionan, mientras que el largo descanso de fin de semana ha sido acogido con mucha alegría por los escandinavos.

    Glad Påsk! (¡Felices Pascuas!)

     

    Foto: Creative Commons. 

     

     

     

  • Evo Morales: "El retorno de Bolivia al mar no sólo es posible, sino inevitable"

    El presidente de Bolivia, Evo Morales, volvió a referirse a la nueva jornada de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, sobre la demanda de su país contra Chile para negociar una salida al mar.

     

     Fuente: Biobiochile.cl. 2018-03-26

     

    Como ha sido la tónica de la última semana, Morales reiteró que la salida soberana al mar es una aspiración histórica de Bolivia, que ha permanecido intacta en estos 139 años y que esperan obtener un buen resultado en La Corte.

    “El pueblo boliviano ha caminado su ruta hacia el mar sin cansancio y con plena fe, un pueblo que permanece unido puede absolutamente todo. El retorno de Bolivia al mar no sólo es posible, sino inevitable”, señaló en su discurso Morales.

    De acuerdo a Morales, la demanda boliviana no busca una revisión del Tratado de 1904, que a su juicio fue impuesto y ha sido incumplido por Chile, aseverando que “no garantiza paz ni amistad”.

    “La demanda boliviana que ha sido defendida en los últimos días, no busca la revisión del tratado de 1904, y ha demostrado tres razones incuestionables”, declaró el presidente boliviano.

    Fuera de reiterar la demanda boliviana, Morales también afirmó que pretendía una nueva relación con Chile y esperaba, que una vez concluido el proceso en la Corte, se puedan generar nuevos diálogos entre los países.

    “Venimos a esta Corte a establecer puentes de entendimiento y no muros de enfrentamiento
    (..) Quiero asegurar al pueblo chileno que una solución definitiva al enclaustramiento boliviano traerá como contraparte la más amplia apertura de soluciones que nos lleven a una victoria conjunta y a constituirnos en modelo para el mundo, sin perdedores ni ganadores”, agregó el presidente altiplánico.

    Morales leyó este discurso a las afueras del Palacio de La Paz en La Haya, luego que Bolivia efectuara su última ronda de alegatos orales ante la Corte. Esta etapa concluirá este miércoles con la respuesta de Chile.

     


    El presidente de Bolivia, Evo Morales. Foto: Wikimedia Commons. 

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español