Martes, 19 Febrero 2019 | Login
David Lagercrantz: "Espero que los jóvenes lean la novela" El escritor y periodista David Lagercrantz, en la conferencia de prensa en la editorial Norstedts este miércoles por la mañana. Foto: Marisol Aliaga.

David Lagercrantz: "Espero que los jóvenes lean la novela"

ESTOCOLMO: El miércoles pasado la editorial Norstedts presentó el cuarto tomo de "Millenium". "Lo que no te mata te hace más fuerte" se titula la nueva novela que trae de regreso a los populares personajes Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist.

Con 80 millones de ejemplares vendidos, la trilogía del fallecido Stieg Larsson lidera el éxito de la novela negra escandinava en el mundo entero. No obstante, la iniciativa de Norstedts, en conjunto con la familia de Larsson, de publicar un cuarto libro escrito por otro escritor - David Lagercrantz - ha despertado polémica.

El libro se puso simultáneamente a la venta en 27 países, este jueves. "El interés por la novela ha superado todas las expectativas", declaró la editora jefa de Norstedts, Eva Gedin.

 

 

Por: Marisol Aliaga

 

El lanzamiento de la cuarta novela de la saga "Millenium" estuvo acompañado de una parafernalia de grandes proporciones.

- Todo lo relacionado a Stieg Larsson adquiere de inmediato proporciones enormes, manifestó Eva Gedin.

- Es mi libro, con los fantásticos personajes de Stieg Larsson, acotó Lagercrantz.

Hasta el imponente edificio ubicado en la pequeña isla de Riddarholmen, con la mejor vista de Estocolmo, llegaron periodistas de diferentes lugares del mundo, atraídos por el lanzamiento de la cuarta entrega de "M4". Un lanzamiento que también ha despertado críticas, tanto por el hecho en sí, de continuar la obra de un autor fallecido, como por el secretismo que ha acompañado este nuevo libro y, sobre todo, por las exigencias de Norstedts respecto al marketing.

Exigencias que resultaron en que algunos medios boicotearon el evento. Uno de los más críticos fue el diario danés Politiken, que no aceptó el requerimiento de la editorial de entrevistar a Lagercrantz sin antes haber leído la novela. "¿Creen que somos unos verdaderos idiotas?", escribió el redactor literario, Jes Stein Pedersen. Porque esta vez la editorial no envió un ejemplar de referencia a los medios, hecho que causó molestias.

- ¿Qué vamos a preguntar, si no hemos leído el libro? fue la ácida pregunta del reportero de la redacción rusa de Sveriges Radio, al comienzo de la presentación.

En España, por ejemplo, sólo tres personas tuvieron en sus manos el manuscrito de la novela antes de que se saliera a la venta. El comentario fue "excelente".

Eva Gedin explicó que las fuertes restricciones se deben al deseo de la editorial de lanzar el libro simultáneamente en casi 30 países, algo que se hace por primera vez.

A diferencia de David Lagercrantz, Gedin conoció personalmente al fallecido autor. Larsson llegó hasta su oficina aquella primera vez hace diez años atrás luego del rechazo de otras editoriales, entre ellas Piratförlaget (el director de esta editorial, Jan Guillou, tuvo en su poder el manuscrito y lo rechazó, sin haberlo leído).

Craso error. Hasta la fecha se han vendido alrededor de 80 millones de ejemplares, en todo el mundo. Y las ganancias por royalty llegan, por lo tanto, a cantidades astronómicas.

Norstedts no niega que a la editorial le vendría bien un nuevo éxito de ventas, debido a los problemas económicos que ha debido afrontar últimamente, sin embargo la jefa de redacción expresó que este no es el motivo principal de esta nueva edición.

- Hacen ya 10 años atrás que me encontré por primera vez con Stieg Larsson. Se encontraba en la plenitud de la vida, era fanático de la novela negra y tenía una habilidad asombrosa para escribir este tipo de literatura. Quería dedicar más tiempo a sus personajes, Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist pero, como todos sabemos, falleció repentinamente sin haber visto un solo libro publicado. El hecho de que la trilogía siga vigente demuestra su enorme talento, dijo Eva Gedin.

La editora apuntó que, después de diez años, era hora de una continuación, con el fin de consagrar la vigencia de la trilogía. "Lisbeth Salander causó un tremendo impacto en lectores de todo el mundo, esta es una oportunidad de que sus seguidores puedan leer más sobre ella", expresó.

Recordó también que Stieg Larsson le había manifestado su deseo de donar las ganancias de una cuarta novela a la organización antirracista fundada por él mismo, Expo.

- De acuerdo con la voluntad del autor, la familia donará los royalties de este cuarto libro a Expo, enfatizó Gedin.

Respecto a la elección de David Lagercrantz para cumplir la difícil tarea de seguir en la huella de Stieg Larsson, la editora puntualizó que éste es "un escritor establecido que tiene experiencia periodística, gracias a su trabajo en Expressen, tiene una habilidad especial para introducirse en la vida de otros personajes y además es un profundo conocedor de los tres volúmenes de la saga, dijo Gedin.

- Puedo vencer a cualquiera en un concurso sobre "Millenium", ¡soy un experto! Exclamó, riendo, Lagercrantz.

El autor del éxito de ventas de "Soy Zlatan" no mostró signos de cansancio, al contrario, enfatizó desde el principio que lo hicieran callar si se explayaba demasiado. A diferencia de Larsson, Lagercrantz se siente como pez en el agua frente a la atención mediática. Aunque reconoció que los últimos días habían sido "surrealistas".

Eva Gedin confesó que hace dos años atrás, cuando tuvieron una primera reunión acompañada de un secretismo total en un sótano del edificio, pensó que no sería fácil convencerlo de la idea, que, en un principio nació de Magdalena Hedlund, la agente literaria y representante del padre y el hermano de Stieg, Erland y Joakim Larsson.

Sin embargo sus temores eran infundados.

- ¡Me habría arrepentido toda la vida si hubiera rechazado la propuesta!, resaltó Lagercrantz. Pero agregó que al mismo tiempo se sintió profundamente aterrorizado.

- Aunque en cierto sentido el temor hace que te concentres al máximo, agregó. Como cuando un periodista tiene que cumplir con un deadline, pones todas tus fuerzas en el empeño.

El locuaz escritor confesó que después del éxito de "Soy Zlatan" le llovían las propuestas, y se sentía incluso un tanto mimado. Sin embargo, reconoció que con este libro logró que chicos y chicas que nunca antes se acercaban a una librería, comenzaran a leer. "Es una obra moderna que muestra la Suecia actual", acotó.

 

"Sentí que Lisbeth Salander… ¡wow!"

 

Admirador de la literatura rusa, sobre todo de Dostoievski, con quien encuentra paralelos en las obras de Larsson, el escritor contó que lo atrajo el realismo del cual se nutre la ficción de la trilogía. El mundo de "Millenium" podría muy bien haber sido su propio mundo; las noticias, el periodismo son temas muy cercanos que, obviamente, despiertan su curiosidad.

Y la hacker de Larsson lo fascinó desde el primer momento.

- Sentí que Lisbeth Salander… ¡wow! Al mismo tiempo que me di cuenta de que una labor así no se hace fácilmente. Es complicado, pero es necesario hacerlo con mucho respeto y muy meticulosamente. Y, fuera de eso, persiste la necesidad de tener una buena historia.

Desde ya el escritor ha recibido críticas por presentar una Salander más sensible, menos fría que la heroína de Larsson. Más femenina que feminista. A pesar de que Eva Gedin hizo las veces de guardiana de la famosa hacker. "¡Ojo! Lisbeth nunca habría actuado así", le advirtió en ciertas ocasiones.

- He escrito en forma frenética, completamente obsesionado, dijo Lagercrantz, quien prácticamente ya veía a Lisbeth Salander aparecérsele en medio de la noche.

 

En una breve entrevista con Magazín Latino, el escritor manifestó que lo que él espera con esta nueva entrega es despertar el interés de las nuevas generaciones en la saga. Y despertar el interés por la lectura en general. "La lectura es, creo, boleto de entrada a la sociedad, uno adquiere empatía y mejora su lenguaje, es lo mejor que puede pasar", explicó. Lo peor que puede pasar es que los críticos masacren su libro.

Y las críticas han sido variadas, "una novela mediocre", escribió la primera crítica literaria, en Suecia, pero en el exterior tal vez la recepción ha sido mejor. Muchos están de acuerdo en que Lagercrantz escribe mejor que Larsson. Pero carece de su pasión. No es raro, tomando en cuenta la enorme diferencia que existe entre los dos escritores.

Stieg Larsson era marxista trotskista y en sus años mozos partió a Eritrea a capacitar a guerrilleros no precisamente en el arte de la escritura. Lagercrantz proviene de una familia intelectual burguesa bien acomodada.

Entonces, ¿puede Lagercrantz comprender a ciencia cierta el personaje anarco-socialista de la Lisbeth Salander de Larsson?

O, como el redactor en jefe de Dala-Demokraten, Göran Greider, posteó en Twitter, bromeando: " ¿Exporta Suecia secretamente socialismo, con las obras de Stieg Larsson?" A Greider le fascina el hecho de que todos parecen haber olvidado el pasado marxista-socialista de Stieg Larsson

Sus amigos de juventud, Svante Brandén y Anders Lindblom, consideran que el apoderarse de los personajes de Stieg es una "profanación de tumba". Y para qué decir lo que opina la viuda, Eva Gabrielsson, quien pensó que se trataba de una broma. "Si David Lagencrantz es tan habiloso, ¿por qué no escribe sus propios libros?", preguntó.

Gabrielsson está segura de que su pareja nunca lo hubiera aceptado. "Stieg habría estado furioso", señaló.

¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤

Independientemente del ser o no ser de esta cuarta entrega de Stieg Larsson sin Stieg Larsson, que sin duda es algo en que los expertos y, sobre todo, los lectores darán su veredicto final, personalmente hay algo que me indigna, y son las malas traducciones.

Es de esperar que en "Lo que no te mata te hace más fuerte" esto cambie. Los lectores hispanoparlantes se merecen algo mejor.

 

 

 Eva Gedin junto a David Lagercrantz, durante la conferencia de prensa en la editorial Norstedts el miércoles por la mañana. Foto: Marisol Aliaga.

 

Erland Larsson, Magdalena Hedlund y Joakim Larsson. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

Nota anterior:

 

Sveriges Radio despierta ira: "Tiene una mirada colonial"

 

 

 

 

About Author

Related items

  • ¿Ángel o villano? – Michael Nykvist podía encarnar a ambos

    Gran conmoción causó en Suecia el repentino fallecimiento del actor Michael Nykvist, conocido internacionalmente por su interpretación como el periodista Mikael Blomkvist en el éxito de taquilla”Millenium”, cinta basada en la trilogía de Stieg Larsson.

    "Tenemos que comunicar hoy la triste noticia de que el actor y escritor Michael Nyqvist ha muerto el martes 27 de junio, tras padecer una enfermedad. Michael Nyqvist tenía 56 años, y deja un gran vacío. La familia pide que se respete su duelo", decía el comunicado que su familia envió a la agencia noticiosa TT. Más tarde su agencia confirmó que el actor falleció debido a un cáncer pulmonar.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    El martes por la noche una trágica noticia prendió las redes sociales en todo Suecia, y a los pocos minutos ya era conocida internacionalmente.

     

    Las señales ya se habían notado, la última vez que se vio a Michael Nykvist en Suecia, para el anuncio de las películas nominadas a los Escarabajos de Oro, en enero, llamó la atención de los periodistas y fotógrafos su aspecto demacrado y su delgadez. Sin embargo, al ser consultado por ello, explicó que ”estaba de lo mejor”, trabajando en una nueva película. La verdad era que solamente su familia y sus amigos más cercanos sabían que hace un año atrás se le había diagnosticado un cáncer al pulmón.

     

    Y al ganar su segundo Escarabajo de Oro (Guldbaggen), el Premio al Mejor Actor Secundario, por su interpretación en Den allvarsamma leken (El juego serio), de Pernilla August, no asistió a la Gala, para recibir su galardón.  

     

    Sí estuvo, en cambio,  en el estreno de una de sus últimas películas, Du försvinner (Desapareces), en Copenhage, a finales de marzo. Después de eso, no se habían escuchado más noticias del tan popular como talentoso actor, hasta este martes 27 de junio, cuando su familia comunicó su fallecimiento.

     

    Se puede decir, sin miedo a exagerar, que todo el país compartió el duelo de su familia. A lo largo de su larga carrera cinematográfica y teatral había logrado ganar el corazón de su público, por su sincera forma de interpretar los más diversos personajes, pero siempre dando un poco de sí mismo. Esa capacidad de hacer que la gente se identificara con él se debía a la honestidad, a so sincero de su interpretación.

     

    Y Michael Nykvist quería que todo el mundo lo amara, tal vez por su pasado y su historia de abandono. Cuando era aún un niño, sus padres le revelaron que ellos no eran sus padres biológicos.

     

    Más tarde, ya adulto, conoció a su padre, de origen italiano, y mantuvo una estrecha relación con él hasta el final. No así con su madre, sueca.

     

    - El encuentro con ella estuvo lleno de tensión. Ella no quería recordar el pasado. Lo hecho, hecho estaba, recuerda Nykvist, con un dejo de amargura, en el documental ”Michael Nykvist – un retrato”, que la televisión sueca transmitió este viernes.

     

    El connotado actor pasó sus primeros meses de vida en un orfanato, hasta que, cuando tenía un año de edad, fue adoptado por una pareja sueca, él abogado, ella escritora.

     

    En el documental, recuerda que cuando su madre le contó que no era su madre biológica, ”el cielo se hizo tierra y la tierra cielo”, y evoca perfectamente el lugar donde se encontraba en aquella ocasión. Sobre esto escribe en los dos libros que publicó. Se dice que estaba trabajando en un tercero.

     

    Su pasado le pasó la cuenta más tarde, durante su adolescencia.  Entró en crisis, y tuvo problemas de anorexia. Pero al ser aceptado en la Universidad de Arte Dramático, en Malmö – luego de una fallida carrera en el hockey sobre el hielo – su vida tomó otro rumbo, y más tarde, y hasta su muerte,  formó parte del elenco estable del emblemático Dramaten.

     

    Sin embargo, no se quedó allí. Comenzó a incursionar en la televisión y en la pantalla grande. Su primer gran rol fue en la película Grabben i graven bredvid (El chico de la tumba vecina, 2002) por el que obtuvo el Escarabajo de Oro al Mejor Actor. Le siguieron un centenar de películas, en las que en todas daba una parte de sí mismo, demostrando ser un multifacético actor con un repertorio muy amplio. Ya fuera en distintas cintas, o en una misma, su rostro podía pasar de dulcemente tierno a detestable villano.

     

    Sin duda que había aprendido el oficio de ponerse en el lugar de sus personajes. Sin embargo, no era algo fortuito, estudiaba a conciencia cada rol que aceptaba. Se exigía mucho a sí mismo y no dejaba de perfeccionarse.

     

    Su profesor y colega, Krister Henriksson da cuenta de ello. Él lamenta su partida y el hecho de que ya no podrá ver qué rumbo habría tomado el arte dramático de Nykvist.

     

    - Él quería desarrollarse constantemente. Yo estaba interesado en saber en quién se convertiría, al final. Él aspiraba siempre a algo más, y no se puede decir lo mismo de muchos. La gran mayoría se deciden a los cuarenta por lo que son, y se quedan con eso. Él no.

     

    Según la directora de Den allvarsamma leken (El juego serio), Pernilla August, el actor poseía un dualismo intrínseco, que tal vez fue la clave de su éxito y le ayudó a llegar a un público masivo.

     

    - Micke podía pasar de lo más profundo a lo más liviano. De la gravedad a la risa, de lo rápido a lo lento. Y eso lo fascinante en una persona, los contrastes, dice August en el documental de SVT.

     

    Todos quienes le conocieron dan cuenta, además, de una humildad, sencillez y unos pies bien puestos en la tierra. ”A Micke nunca se le fueron los humos a la cabeza”, atestiguan sus amigos cercanos y conocidos.

     

     

    Compartiendo con un monstruo

     

    Al actor que saltó a la fama internacional luego de encarnar al periodista Mikael Blomkvist  en Millenium, la saga de Stieg Larsson, le incomodaba pasearse por la alfombra roja, e incluso a veces le provocaba verdadera angustia, como fue el caso del estreno de Colonia, en Canadá.

     

    - Siento que no soy capaz de respirar, que me falta el aire, que me voy a desmayar. Al mismo tiempo de que tengo miedo de que se me juzgue, que se me tilde de villano. Se trata de una persona que existió en la vida real y que solo hizo el mal, aquí en la Tierra, dice, antes de enfrentar los flashes de las cámaras. También cuenta que durante los dos – tres meses de rodaje vivió ”como una bestia, en su mente”. 

     

    En la cinta, encarna al nazi alemán Paul Schäfer, fundador de Colonia Dignidad, al sur de Chile. ”Uno de los seres más malvados que uno pueda imaginar”, según su director, Florian Gallenberger.

     

    Colonia cuenta con la participación estelar de Emma Watson y Daniel Brühl, y narra un crudo tema que aún no ha sido resuelto en Chile, sobre las atrocidades que se cometieron en la mal llamada Colonia Dignidad.

     

    Y Gallenberger, al igual que sus colegas, solo tiene palabras de admiración para Nykvist.

     

    - Cuando intercambiamos opiniones sobre el personaje, él dijo que para poder interpretar a un monstruo de esa naturaleza es necesario mirar en lo más oscuro de su propia alma. Y tengo que decir que no todos los actores se atreven a enfrentar su propia oscuridad, buscar y encontrar allí su monstruo interno. No todos son lo suficientemente valientes para mirar al precipicio y buscar al monstruo. Pero Michael lo hizo, y creo que se puede ver en cada minuto de su interpretación. Admiro su compromiso y su valentía, dijo en una entrevista. 

     

    Imagen de la película Colonia. Michael Nykvist y Emma Watson. 

     

    No fue la única película que trató de Chile. También actuó en Den svarta nejlikan (El clavel negro), del director Ulf Hultberg, en la cual interpreta al Embajador sueco para el golpe militar del 73, Harald Edelstam, quien heroicamente salvara la vida de cientos de personas, arriesgando su propia seguridad.

     

    A Michael Nykvist le interesaban los temas sociales, las injusticias.

     

    Pero durante los últimos años rodó una serie de películas de acción, las más connotadas junto a Tom Cruise.

     

    A las filmaciones con Cruise le acompañaba  su hijo Arthur, quien recuerda:

     

    - Para poder acompañarlo, me hacía pasar como su asistente. Me presentó a Tom, un tipo simpático que estaba siempre acompañado de un entourage (séquito) de 15 personas que asentían a todo lo que él decía y le celebraban sus bromas. Mi padre estaba acompañado solo por mí.

     

    En una toma de estas películas de acción, Michael Nykvist se accidentó tan gravemente, al azotar su cabeza contra un canto, luego de ser empujado por un musculoso stuntman, que casi se muere. Pero continuó trabajando en películas de este género. Su última  trata de la catástrofe del  submarino ruso Kursk, ocurrida el año 2000.

     

    ”Estoy muy conmovido por la trágica muerte de Michael. Él era un gran artista y un ser humano increíblemente cálido, y es tan triste tener que hacerla sin él, la que por desgracia será su última película. Él es recordado por todo el equipo y enviamos nuestros afectuosos pensamientos y saludos a su familia”, escribe el director danés Thomas Vinterberg, en un comunicado.

     

    La película será estrenada el proximo año, además de dos filmes en los cuales participa el prolífico actor que se hizo querer por todos, no solo debido a su gran talento, sino además por su cordialidad, compañerismo y amabilidad.

     

    Algo que no siempre abunda, en el mundo de las estrellas.  

     

     

    Dato curioso:

     

    En español, el título original de la primera parte de la saga ”Millenium” se tradujo a: ”Los hombres que no amaban a las mujeres”.  Según la casa editorial, este cambio en el título se debió a que el título original era ”muy fuerte”, para los lectores hispanoparlantes. No obstante, los traductores son unánimes en su juicio: el título debería ser: ”Hombres que odian las mujeres” (”Män som hatar kvinnor”, en sueco).

    Odiar no significa no amar...

     

     

     

     

    Michael Nykvist encarnó al Embajador sueco Harald Edelstam. 

     

     

     

     

     

  • ¡Basta ya!

    21 de mayo de 2016 | COLUMNAS |

    Artículo de opinión respecto a temas que han sido objeto de discusiones dentro de la comunidad chilena en Suecia. En relación a la visita de Michelle Bachelet se realizaron actos de protesta, lo cual está en el marco de la democracia. No obstante, también hubieron ataques con rasgos de misoginia.

    Al mismo tiempo en Chile, un hombre maltrató tan brutalmente a una joven madre, su pareja, que la dejó con graves secuelas para el resto de su vida.

    Presentamos una crónica de nuestra nueva columnista Rosa Vega, respecto al tema.
     

    Por: Rosa Vega

     

    Hace unos días, en mi país  atacaron a una mujer tan despiadadamente que hasta  le sacaron hasta los ojos. El agresor está en manos de la justicia, sin embargo, en muchos casos estos hechos han quedado prácticamente impunes, o bien la condena ha sido mínima.

    Hace pocos días atrás, hizo una visita de Estado, la más importante en la historia Chilena -Sueca, ya que se trata de la primera oficial de nuestra autoridad máxima, nuestra Presidenta, Michelle Bachelet.

    Y quienes están disconformes con su gobierno, se adjudicaron derecho de insultarla de la forma más deleznable, de la manera más baja. Adjetivos que, estoy segura, ni siquiera saben qué significan.

    Y ahí están también: impunes a cualquier castigo, sin responder por sus actos.

    Han podido denigrar a una mandataria chilena, del sexo femenino, sin ningún apremio. Y el resto calla...

    Me pregunto: ¿Cuántos de estos disconformes con el gobierno chileno se van a dar el trabajo de ir a un consulado, a hacer cambio de domicilio, con el fin de poder sufragar, y después se darán el tiempo para llegar al lugar de votación que los consulados nos preparen?

    Para ser optimista, diría que irán unos pocos. Pero el resto seguirá, en su cobardía, detrás de su maquinita electrónica lanzando improperios a diestra y siniestra, con motivos políticos, sexuales o simplemente porque sí.

    Se me viene a la mente la idea causante de estos ataques al género femenino: ¿Será la envidia? ¿Será el fracaso personal? ¿Qué es lo que los hace sentirse tan aminorados, que sacan el machismo mal habido en nuestros compatriotas? (y algunos de otros países también, que opinan sin ni siquiera saber de qué se trata el debate, la cosa es atacar).

    Queda estampado en todas partes un resentimiento fuerte contra nuestro género. Podemos decir que estamos avanzando, que nos estamos destacando en nuestros roles tanto como profesionales, como de madres, de dueñas de casa, de trabajadoras y defensoras de nuestra sociedad. Y eso causa escozor.

    ¡Pero debemos marcar el límite! Ya es hora de que se den cuenta de que no son dueños de la verdad absoluta, que con historia centenaria bajo el mando masculino, es que hemos llegado hasta este punto, cuando lo mal hecho ha salido a flote justo ahora, cuando una mujer ha tomado el mando. Y le han puesto sobre sus hombros solucionar todos los problemas causados por ellos mismos.

    Porque, por más que lo quieran presentar así, la Presidenta chilena no es culpable de todas las desgracias que ocurren en el país.

    Orgullosa de mi género, digo a quienes atacan a la mujer con acoso sexual, físico, psicológico o verbalmente: que somos fuertes, aguerridas, que no soportaremos la agresión de las que somos víctimas.

    Basta de imponernos la supremacía masculina que hoy ya de nada vale. Tenemos las mismas y mejores ideas para sobrellevar la vida social, hogareña, laboral y política . Los hombres tuvieron su hora. Y la desperdiciaron.

    Buscan excusas para sentirse con derecho de apuntarnos con el dedo, ¡pero ya no lo permitiremos! Nuestra palabra, nuestros ideales y nuestra acción tienen valor. ¡Basta ya!

     

     

     

    La famosa novela de Stieg Larsson "Män som hatar kvinnor" fue traducida al español como "Los hombres que no amaban las mujeres", por considerarse el título "Hombres que odiaan las mujeres" como "muy fuerte, para el público hispanohablante.
    Imagen del film "Milennium", basada en la novela.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español