Domingo, 18 Agosto 2019 | Login
Seminario con Michelle Bachelet y Margot Wallström El seminario con Michelle Bachelet y Margot Wallström se llevó a cabo en ABF, en Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

Seminario con Michelle Bachelet y Margot Wallström

El 29 de agosto se reunieron, para conversar sobre las Naciones Unidas, la situación en el mundo y una política de exteriores feminista Michelle Bachelet y Margot Wallström. Dos exitosas mujeres que han ocupado, y ocupan altos cargos dentro de la política.

Michelle Bachelet, ex Presidenta de Chile en dos mandatos, asumió este año como alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Margot Wallström es actualmente Ministra de Exteriores (del Gobierno sueco en funciones) y se ha desempeñado como vicepresidenta de la Unión Europea.

En este seminario, charlan distendidamente acerca de sus comienzos en la política, sus experiencias personales y la situación actual.

 

 

Cámara: Marisol Aliaga

Producción: Magazín Latino © 2018


Media

Producción: Magazín Latino.

About Author

Related items

  • Suecia no firmará el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares

    Suecia no firmará el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares

    El viernes pasado, el gobierno declaró que Suecia no firmará el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares de la ONU.

    Según la canciller sueca, Margot Wallström, el acuerdo tiene deficiencias. Por otra parte, el gobierno carece del apoyo del Parlamento, para suscribir el tratado.

    - Desearía que tuviésemos una convención que se pueda firmar, pero también he visto cómo se ve esto. Debemos ser realistas, dijo Wallström en rueda de prensa.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Luego de dos años de discutir el tema, el gobierno sueco decidió no firmar el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares.

     

    Esto, a pesar de que la canciller sueca, Margot Wallström, declaró, en rueda de prensa el viernes pasado, que Suecia considera que la proliferación de las armas nucleares es una de las amenazas para el mundo. Añadió que Suecia seguiría de observador.

     

    - Me habría gustado tener una convención que fuera posible suscribir y que abarcara bien el asunto. Pero debemos ser realistas, dijo la ministra de Exteriores, en la conferencia de prensa del viernes, agregando que Suecia va a seguir siendo una “fuerte voz en un mundo sin armas nucleares”.

     

    Según ella, este es el mejor camino a seguir, dadas las circunstancias actuales. Recordó que Suecia fue uno de los países que trabajó en la elaboración del tratado y que, por lo tanto, quiere seguir trabajando en esto. “Dejamos la puerta entreabierta”, dijo Wallström.

    - Cuando comparamos esta imagen con la amenaza de las armas nucleares y la meta de un mundo sin estas, la situación es complicada, dijo.

     

    Explicó que había ambigüedad en el acuerdo, que no estaba bien especificado de qué armas se trataba ni tampoco cómo se verificaría el desarme. Tampoco detalla qué relación tiene con los tratados ya existentes. Y enfatizó la necesidad de una convención que sea tanto “normativa, como una herramienta práctica”.

     

    “Una convención que se pueda usar en la práctica”, dijo Wallström.

     

    Fuera de estas razones, la canciller repitió varias veces que no existe el apoyo necesario de la cámara para ratificar el tratado.

     

    Los partidos de derecha dijeron que votarían en contra de la suscripción del tratado. El partido de Izquierda es el único que claramente ha declarado que Suecia debe firmar el acuerdo, y el partido Verde exigió que se adoptara un rol de observador.

     

    Como observador, Suecia supervisará y contribuirá al desarrollo del acuerdo. Puede opinar y dar sugerencias, pero no está habilitado para votar.

     

    El investigador especial encargado por el gobierno, Lars-Erik Lundin, quien presentó su informe en enero del año en curso, consideró que el acuerdo “no es claro”. Que “debe desarrollarse”, y aconsejó no firmar.

     

    Cuando 122 de los 192 Estados miembros de las Naciones Unidas votaron a favor del acuerdo, el 7 de julio de 2017, Suecia votó a favor. Pero no suscribió nada.

     

    ¿La razón? En el país comenzó un debate interno en el que también líderes de EE.UU. y la NATO se pronunciaron.

     

    Además, Francia y Gran Bretaña han advertido, desde entonces, que la cooperación con Suecia se vería perjudicada si Suecia suscribía el acuerdo, que tampoco ha sido firmado por los países vecinos.

     

    Por su parte el ministro de Defensa, Peter Hultkvist, ha dicho que la cooperación con otros países no puede aventurarse.

     

    Aunque la canciller quiso remarcar que las decisiones al respecto las toma solamente Suecia.  

    - Tomamos nuestras decisiones de política de seguridad como países no alineados. Nadie más nos va a dictar o amenazar con diferentes cosas. Decidimos en base a una evaluación general de todos los argumentos presentados, y eso es lo que hemos hecho, subrayó Wallström, en entrevista con Dagens Nyheter.

     

    Añadió que Suecia continuaría con la cooperación con distintos países y organizaciones, “por la importancia que esto tiene en la política de seguridad”.

     


    Beatrice Fihn. Foto: Twitter.

      

    Beatrice Fihn: “Se sigue a Trump”

    La organización Ican obtuvo el 2017 el Premio Nobel de la Paz por su labor en contra de las armas nucleares. La secretaria de la organización, la sueca Beatrice Fihn, se mostró el viernes muy desilusionada de la postura de Suecia.

     

    La calificó de "contravención histórica en contra de la política de seguridad sueca", en momentos en que el riesgo de usar armas nucleares en el mundo está aumentando.

     

    - Estamos extremadamente decepcionados y preocupados por este mensaje del gobierno sueco, expresó Fihn a la televisión sueca, SVT.

     

    Agregó que la investigación encargada por el gobierno – que aconsejó no firmar – ha recibido muchas críticas de parte de expertos en el tema. Que la verdad es que “se ponen nerviosos frente a USA”. Y que esto debilita a Suecia.  

     

    - Las armas nucleares son una amenaza para nosotros, pero el gobierno ahora elige legitimar estas armas y aceptarlas en lugar de pararlas, no siguiendo la política tradicional sueca, dijo Beatrice Fihn.

     

    Según ella, las razones de no suscribir el acuerdo son otras:

    - Estas son solamente excusas. Están nerviosos ante los Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, las potencias nucleares. Se sigue a Trump, en lugar de seguir las directrices suecas.

     

    Más información: 

    El tratado se abrió para la firma el 20 de septiembre de 2017, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, y entrará en vigor 90 días después de que 50 naciones lo ratifiquen. Hasta la fecha lo han ratificado 23 países.

     

    Las nueve potencias nucleares: Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China, Corea del Norte, India, Pakistán e Israel no participaron en las negociaciones del tratado. De estas, cinco son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Rusia, Reino Unido, China, EE. UU. y Francia.

     


    La Ministra de Exteriores, Margot Wallström, en la conferencia de prensa del viernes. Foto: captura de pantalla, Regeringen.se.

     

  • Guillermo Teillier en Estocolmo: “El problema que tenemos es la falta de unidad”

    En visita relámpago a Estocolmo, el presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier, tuvo un encuentro la semana pasada con chilenos y latinoamericanos residentes en Suecia, para referirse a la situación actual en Chile.

    El líder comunista afirmó que, si bien la derecha ha ido perdiendo la iniciativa política, la oposición no ha sido capaz de tomarla. Por falta de unidad.  

    - Ese es el problema que tenemos en Chile y que ocurre en muchas partes: la falta de unidad de las fuerzas de izquierda y del centro, de las fuerzas progresistas, dijo Teillier.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

     

    Encontrándose de paso en Europa, para visitar a familiares, Guillermo Teillier aprovechó de reunirse también con “la familia grande”, el vienes pasado en Allaktivitetshuset, en Sundbyberg, en Estocolmo.

    Teillier hizo una exposición bastante exhaustiva sobre la situación en Chile, durante la hora que duró su alocución, que los asistentes escucharon con interés, y al final de la cual pudieron extender sus preguntas. También se refirió a la difícil situación por la que atraviesa Venezuela, que este sábado 23 de febrero se enfrentará a su punto más álgido.

    Comenzó refiriéndose a la derrota de la Izquierda en las elecciones presidenciales del año pasado. La derecha derrotó a la Nueva Mayoría con más del 50 % de votación.

    - Comenzaron a gobernar con mucha “pachorra”, como decimos en Chile, dijo, sobre la segunda administración de Sebastián Piñera.

    El presidente se ha propuesto deshacer muchas de las reformas que se lograron durante el gobierno de Michelle Bachelet. A pesar de que la oposición tiene mayoría, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado.

    - Si quisiéramos actuar en conjunto, podríamos tener una oposición muy firme al gobierno de derecha, que quiere impulsar contrarreformas, o sea, echar para atrás muchos avances del gobierno de la Nueva Mayoría y la presidenta Michelle Bachelet, dijo Teillier.

    Piñera ha bajado considerablemente en las encuestas de opinión, y bajó de un   60 a un 40 % de aprobación en la ciudadanía. Según Teillier, Piñera creó expectativas muy grandes en la población:

    “Cuando yo llegue a la Presidencia, va a haber un crecimiento acelerado de la economía y de las inversiones en Chile”, dijo. Prometió más empleos, mejores sueldos y el crecimiento de la economía.

    - La economía ha crecido. Es verdad, subió de un 2 a un 4 %. Es bastante, pero no se refleja ni en los bolsillos ni en los estómagos de la gente, al contrario. Los precios han subido y esto ha incidido en las encuestas. Hay menos empleos - han tratado de cambiar los índices diciendo que los cálculos del INE estaban errados - pero con ese mismo instrumento se hicieron los cálculos anteriores. El poder adquisitivo de los trabajadores ha bajado, al contrario de lo que ocurrió el gobierno pasado. Subió poco, pero subió.

    Durante el gobierno de Bachelet, hubo grandes empresarios que no quisieron hacer inversiones en Chile, pero igualmente la economía experimentó un crecimiento anual de un 2 %. Crecimiento que se vio disminuido por la baja de los precios del cobre, que representa el 40 % del Producto Bruto en Chile. A finales del gobierno anterior, el precio del cobre comenzó nuevamente a subir, y Piñera recibió una economía en ascenso, a diferencia del país que recibiera Bachelet.

     

    “Hay que echar por tierra dos grandes mentiras de la derecha”, dijo Teillier:

    - 1) Que cuando ellos fueron gobierno dejaron la economía en alto. Mentira, porque ya un año antes de que finalizara su periodo, la economía había comenzado a declinar, y al gobierno de Bachelet le tocó recibir una economía en pleno declive. Cuando discutimos el último presupuesto de la nación, ellos calcularon que iba a crecer un 4,1 %, y no era así. Manipularon los datos de tal manera, que el presupuesto que se aprobó para el año siguiente era inadecuado y no correspondía a la realidad.

    - 2) Que la economía comenzó a subir porque Piñera asumió el gobierno. No es así. Es el ciclo natural del capitalismo. El cobre subió, pero luego los factores internacionales comenzaron a incidir en el precio del metal. Luego, cuando Trump le declaró la guerra comercial a China y a otros países, el cobre se estancó, para después subir nuevamente. Pero, no alcanza para revertir el déficit de la economía chilena.

     

     

    La desigualdad

    Chile es uno de los países más desiguales del mundo, y eso representa un problema para cualquiera administración. Teillier sostiene que esto desespera al actual gobierno, y lo ha llevado a perder la iniciativa política. Para desviar la atención de los problemas internos, se ha focalizado en otros países, como, por ejemplo, Venezuela. Al mismo tiempo intentan llevar a cabo ciertas reformas, una de estas la educación, tratando de revertir la reforma anterior.

    - Lo curioso es que, si bien el gobierno ha perdido esa iniciativa política, no la ha tomado la oposición. Es el problema que tenemos en Chile, y creo que ocurre en muchas partes: la falta de unidad de las fuerzas de izquierda y del centro, de las fuerzas progresistas. A pesar de tener desafíos tan importantes de cómo enfrentar las contrarreformas de la derecha y cómo vislumbrar las elecciones que se nos vienen por delante, apuntó Teillier.

     

    Aclaró que no se trata de una unidad cualquiera, sino de unidad con propósitos concretos, como la que hubo con el gobierno de Bachelet. Con una propuesta de varias reformas que se llevaron a cabo y que ahora Piñera tiene bajo la mira.

    - Estamos en una situación muy compleja. Este año se van a empezar a discutir los proyectos emblemáticos de este gobierno. ¿Cuáles son? Pues, durante el gobierno de Bachelet se hizo una reforma tributaria que significó que los más ricos, el 0, 1 % de los chilenos, pague 300 millones de dólares al año. Con esa plata se logró instalar la educación superior gratuita. Este gobierno va a hacer otra reforma tributaria, que en la práctica es una contrarreforma. Cambiando la manera de cobrar los impuestos le va a traspasar a estos grandes empresarios mil millones de dólares. Y lo dicen con todo desparpajo. Y como van a recuperar esos mil millones, ¿según ellos? cobrando más impuestos a la generalidad de la población pero bajándole a los que ganan más. Al contrario de lo que hicimos nosotros: cobrarles impuestos a las grandes empresas y evitar también la evasión tributaria. Fue una ley bastante drástica.

     

    Otro proyecto de Piñera es una reforma laboral que va en contra de lo conseguido en el gobierno de Bachelet, que dio nuevos derechos a los trabajadores, sobre todo durante el conflicto y durante la huelga. Algo que los trabajadores chilenos no tenían.

     

    Teillier explicó que en Chile existía el derecho a huelga, pero que los empresarios podían, por ejemplo, desplazar a todos los trabajadores durante el paro. Los  sindicatos no podían negociar, porque lo que había eran grupos negociadores. O sea, el patrón podía negociar con quien quisiera “y amañar a su antojo la negociación”.

    - Eso se terminó con esta ley, a pesar de lo imperfecta que quedó, por la intervención del Tribunal Constitucional. Y los grandes empresarios han dicho al gobierno de Piñera que no van a invertir si no cambia esta reforma laboral, porque no es beneficioso para ellos. Y quieren flexibilizar más las normas del trabajo para pagar menos y tener más utilidades. Nosotros sabemos lo que significa esa fórmula, pero este gobierno lo está haciendo con todo desparpajo.

     

    El sistema chileno de pensiones  

    El tercer proyecto de ley del gobierno actual trata del sistema de pensiones. El sistema previsional chileno es absolutamente privado y se cotiza individualmente. Durante el gobierno de Bachelet surgió un movimiento llamado No + AFP.

     

    ¿Que son las AFP?(Administradoras de Fondos de Pensiones)

    - Las AFP tienen como 35 – 40 de existencia. Las inventó la dictadura y después se exportaron a diversos otros países, lo que resultó ser absolutamente perjudicial para los trabajadores, por lo que ya están revirtiendo la situación.La tasa de retorno (jubilación) de una persona, que gana, por ejemplo, 1 millón de pesos - si es que ha trabajado 30 años y ha pagado sus cotizaciones mes a mes - va a ser de no más de 200.000 pesos. Vale decir, el retorno es de menos de un tercio, casi un cuarto. Chile es uno de los países que tiene las jubilaciones más bajas. Las ganancias de las AFP, que son las empresas privadas que administran esos fondos, suben cada día más, en tanto que las pensiones son cada vez más pequeñas.

    Este es el motivo por el cual más de un millón de personas se movilizaron en las calles, en Chile, en protestas contra las AFP, y para terminar con este nefasto sistema.

    Sin embargo, Teillier reconoce que no es tarea fácil.

    - Porque las AFP en Chile son la base del sistema económico actual, porque la capitalización individual les sirve a las grandes empresas para tener créditos, bancos, para iniciar emprendimientos. Si eso se saca, la economía queda coja, porque es una cantidad enorme de dinero, 200.000 millones de dólares, por lo menos, que están endosados. Entonces, durante el gobierno de Bachelet se hizo un proyecto de que ahora empezaban a cotizar, además, los trabajadores. Un 5 % lo tenía que poner la empresa, más el 10 % los trabajadores. Ese 5 % iba casi en su totalidad a un fondo especial que lo administraba el Estado. Vale decir, ya le empezábamos a sacar una parte de los fondos a las AFP, se los traspasábamos al Estado, y el Estado de inmediato usaba esto como una especie de fondo de reparto solidario, lo que significaba elevar en un 20 % las pensiones de las AFP. De acuerdo con esa fórmula.

    Según Teillier, Piñera toma lo que hizo Bachelet, pero lo distorsiona para atrás. La parte que entregan los empresarios no pretende entregarla al Estado, sino a empresas privadas, para aumentar la competencia. Lo que, según él, va a llevar a mejorar las pensiones.

    - Lo que hace significa que van a subir las pensiones, pero en 30 años más. Podrán aumentar las pensiones solidarias, que creó Bachelet, para la gente que nunca ha trabajado o que tiene pensiones muy bajas que se compensa con una cantidad de dinero que no es muy alta, pero que ha sido una solución, aunque pequeña, pero para alrededor de un millón y medio de familias por lo menos.

    Estos son los proyectos emblemáticos del gobierno chileno, explica Teilller.

    - Entonces, o nos ponemos de acuerdo, dentro de la oposición y los que creemos en esto, o sencillamente la derecha va a aprobar estos proyectos. Y hay diputados de algunos partidos que eran de la Nueva Mayoría que han votado incondicionalmente por este gobierno. O sea, no sé si incondicionalmente, porque detrás de esto siempre hay una negociación, alguna prebenda, pero el gobierno hasta ahora se las ha arreglado para conseguir votos.

     

    Prueba de esto, y lo que colmó el vaso, según Teilller, fue la actitud de estos partidos respecto a la ley sobre Migración. Chile no quiso suscribir el Pacto Mundial sobre Migración, de las Naciones Unidas. Se dictó, en cambio, una ley en la que la oposición no ganó ninguna de las indicaciones que presentó. 

    - Era una ley necesaria, pero las perdimos todas, teniendo la mayoría en la cámara de diputados. Y las perdimos porque diputados de la Democracia Cristiana y del Partido Radical votaron con el gobierno, sencillamente. Y 1 millón 300.000 migrantes quedaron en muy malas condiciones. No tienen prácticamente derechos reconocidos.

     

    Respecto al tema de los pueblos originarios, lo califica como otro error de este gobierno.

    - El homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca fue un asesinato en todas sus letras. Esto develó además los montajes de Carabineros para engañar a la opinión publica. Quedó totalmente desvelado que el gobierno, en este caso el Ministro del Interior, Chadwick, estaba interiorizado de lo que había ocurrido. Él incluso ha entregado como tres versiones sobre la misma situación. Primero en la interpelación en la Cámara de Diputados, y luego de que salieran a la luz unos vídeos. En los Tribunales de Justicia se inició un juicio en contra de los carabineros que lo asesinaron, quienes físicamente cometieron el acto, pero políticamente creo que no ha existido ni va a existir justicia. Se estaba encausando una acusación constitucional, pero, hay partidos de la propia oposición que no quieren llevar adelante la acusación constitucional.

     

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

  • Margot Wallström: “Estamos indignados”

    La canciller sueca Margot Wallström se pronunció hoy sobre la actuación de la embajadora de Suecia en China, Anna Lindstedt. Ella había sostenido una reunión secreta en Estocolmo con Angela Gui, hija del editor sueco-chino encarcelado, Gui Minhai, y con hombres de negocios chinos, sin informar antes a sus superiores.

    - Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no nos enteramos de esto, dijo Wallström, este viernes, a periodistas del parlamento.

    Debido a la gravedad del caso, la policía de Seguridad Sueca, Säpo, abrió una investigación al respecto.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Un insólito hecho que empeora aún más las gélidas relaciones entre Suecia y China se ha venido desarrollando esta semana, cuando se supo que la embajadora de China en Suecia, Anna Lindstedt, había invitado a Angela Gui, hija del editor sueco-chino Gui Minhai, a una reunión con hombres de negocios chinos, en Estocolmo.

    ¿El motivo de la reunión? Que la hija del editor crítico al régimen chino y desaparecido desde el 2015 cesara en su lucha por lograr la libertad de su padre. Y de silenciar a los medios suecos que han mostrado interés en el caso.

    Tanto Angela Gui, como el activista y escritor Kurdo Baksi, quien la acompañara a los encuentros sostenidos en un lujoso hotel de la capital sueca, dieron por sentado que el Ministerio de Relaciones Exteriores sueco estaba al tanto del asunto. Lo cual no era así.

    La embajadora Lindestedt actuó sin antes consultar a sus superiores, con lo cual cometió un grave error, según explicó un vocero de la cancillería sueca.

    Varios políticos han criticado lo ocurrido y han exigido que “se pongan todas las cartas sobre la mesa”.

    - Esto no facilita para nada la liberación de un ciudadano sueco que ha sido encarcelado por China, al contrario, la dificulta, dijo el presidente del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt.

    El Ministerio de Relaciones Exteriores, por su parte, ha dado explicaciones distintas sobre el hecho. Patric Nilsson, jefe de prensa del Departamento de Exteriores, UD, dijo a la prensa en un principio que la embajadora Lindstedt había cometido un error.

    - Ella no informó a UD. Por ende, ha actuado erróneamente. Ahora debemos seguir la investigación en curso y no adelantarnos a sacar conclusiones. Existe una razón para que llamemos a la embajadora a consultas y para que se inicie una investigación, afirmó Nilsson, y aseguró primero que nadie del departamento sabía de este encuentro, pero más tarde cambió a: “nadie que trabaje en el caso estaba informado”.

    En tanto, al ser consultada sobre el episodio, la canciller sueca, Margot Wallström, se mostró muy molesta.

    - Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no tuvimos ningún conocimiento previo a esto, dijo Wallström a la agencia noticiosa TT.

    TT: ¿Cómo es posible que la embajadora sueca en China se encuentre en Estocolmo sin que el Ministerio de Relaciones Exteriores se entere?

    - Precisamente por eso es muy indignante, y el hecho de que no supimos nada sobre estos acontecimientos con anterioridad. Nosotros no sabíamos nada sobre esto, dijo Wallström a TT.

    Agregó que la investigación que estaba llevando a cabo la cancillería se suspende, puesto que la policía de seguridad sueca, Säpo, ha abierto una investigación preliminar al respecto y UD debe esperar los resultados de esta.

    La embajadora está siendo investigada por Säpo por sospecha de haber cometido el delito de “procedimiento arbitrario en negociaciones con una potencia extranjera”, falta que puede significar una condena de hasta dos años de prisión.

     


    Margot Wallström, Gui Minhai, Anna Lindstedt. Foto: Magasin Latino/SVT.  

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español