Martes, 23 Octubre 2018 | Login
Lo que nos deja el 2016 Algunas de las imágenes del flujo noticioso del 2016.

Lo que nos deja el 2016

Con un aumento de la temperatura en 1,2 grados, este año pasará a la historia como el más caluroso, desde que comenzaran las mediciones.

En EE.UU. triunfa sorprendemente en las elecciones presidenciales un magnate neoyorquino que antes de asumir el mando tiene al mundo en ascuas. Se niega a reconocer el recalentamiento y se comunica mediante Twitter. 

Europa nuevamente es blanco del terrorismo, con dos atentados muy similares entre sí, tanto en Francia como en Alemania. Aunque la mayor parte de los atentados terroristas ocurren fuera de este continente.

El Reino Unido le dice adiós a la Unión Europea, que negocia con Turquía el complicado tema de los refugiados, que golpean las puertas de Europa.

Una estrella del rock recibe el Premio Nobel de Literatura, en tanto que el Nobel de la Paz se otorga a un presidente latinoamericano.   

 

 

Por: Marisol Aliaga

 

Cuando los fuegos artificiales comienzan a resonar en el viejo continente, hacemos un pequeño recuento del año que está a punto de dar su último suspiro.

 

”¡Que se acabe ya!” ha dicho más de alguien, refiriéndose a la larga lista de artistas que se marcharon para siempre, durante el 2016.  La más reciente, Carrie Fisher, la inmortal Princesa Leia de Star Wars, a los 60 años de edad. Al día siguiente de su deceso, su madre, la actriz Debbie Reynolds, famosa por su rol en Singing in the rain, fallece, debido a un stroke. Se encontraba sumida en los preparativos del funeral de su hija. ”Quiero estar con Carrie”, fueron sus últimas palabras.

 

Hay otros que sostienen que el 2016 ha sido un año de prosperidad, a pesar de todo, que la lucha contra el siniestro Daesh ha conquistado triunfos y también la lucha contra las hambrunas y las enfermedades.

 

No obstante, no se pueden negar los titulares negros. ”Si una de las torres de la catedral de Lund se viene abajo, la noticia no es que la otra se mantiene en pie”, afirmaba un antiguo jefe de redacción de un periódico sureño. Por lo demás, una de las noticias positivas del 2016 fue la visita del Papa Francisco a Lund y Malmö. Que no dejó de tener un malsabor: lo que dijo Francisco sobre las preferencias de los hombres suecos. En broma, pero de todas maneras.

 

Aquí, algunos de los sucesos que nos hicieron vibrar, el 2016:

 

Mediáticamente, el año comenzó con un scoop que se convertiría en el suceso periodístico del año, y muestra lo mejor del Periodismo investigativo: el documental de Bosse Lindquist ”Los experimentos”.

En una serie de tres programas, el productor del canal estatal SVT desnuda no solo al carismático y siniestro cirujano italiano Paolo Macchiarini, sino también a la cultura del silencio que predomina en los círculos más finos de las ciencias en Suecia: El Instituto Karolinska. El documental muestra, obviamente, la parte profesional de Macchiarini y lo que significó para sus pacientes el haberse puesto bajo el bisturí de un inescrupuloso mitómano. Era un genio que revolucionaría uno de los problemas más grandes de la Medicina, o un charlatán? El trabajo investigativo de Bosse Lindquist demostró lo segundo, y las cabezas comenzaron a rodar, en el Instituto Karolinska y en el Hospital Universitario, aunque tomó su tiempo. Los detalles de la vida privada de Macchiarini son aún más truculentos. Habiendo engañado a su novia con que el mismo Papa Francisco los uniría en matrimonio y que a la boda asistirían grandes mandatarios internacionales, con Obama a la cabeza. Fue descubierto infraganti por el detective privado que contrató su novia, una afamada periodista norteamericana. Así se supo que otra donna lo esperaba en Italia, su esposa y sus hijos.

 

En febrero Suecia tuvo la dicha de obtener un Oscar, en la figura de la talentosa Alicia Vikander, de 27 años, por su rol en The Danish girl (La chica danesa). Desde un primer momento Alicia Vikander se destacó por su capacidad histriónica, la cual heredó de su madre, también actriz, con la cual tiene una relación muy estrecha. El Oscar sueco más reciente era el de Ingrid Bergman, hace 41 años atrás. Ya era hora.

 

 

Entre los ”escándalos” - como los denomina la prensa – más grandes del 2016 se cuenta el del Partido Verde, o Ambientalista. Se sabía que las cosas no serían fáciles para los verdes, al estar en el gobierno, pero nadie imaginó que lo serían tanto. Todo comenzó con la dimisión del Ministro de la Vivienda, Mehmet Kaplan, y terminó con la salida de la vocera Åsa Romson, a quien le tocó pagar los platos rotos, en consecuencia de que había sido el otro vocero del MP, Gustav Fridolin, quien había manifestado su apoyo incondicional a Mehmet Kaplan. Y no solo eso, fue también Fridolin quien propuso al joven político Jasri Kahn a un alto cargo en el partido. Kahn ocasionó otro escándalo al negarse a saludar con un apretón de manos a una reportera del Canal 4 de televisión, lo que trajo consigo una lluvia de críticas desde todos los sectores de la política. De allí salió una de las frases emblemáticas del 2016, cuando el primer ministro Stefan Löfven dijo, en una sesión en el Parlamento: ”En Suecia saludamos dándonos la mano”, hecho que también ocasionó tanto críticas como burlas.  

A Åsa Romson la sucedió Isabella Löwin, en quienes muchos abrigaban grandes esperanzas, con su ”realismo visionario”, pero que, no obstante, no ha podido levantar las cifras en las encuestas.  Recientemente cuatro diputados hicieron las paces con la dirección del partido luego de haberse manifestado en contra de esta en una serie de temas. Muchos opinan que lo peor para el Partido Verde no son las encuestas, sino la pérdida de sus valores básicos, al tener que llegar a dolorosos acuerdos con la Socialdemocracia.

 

De mayo también data la visita de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en su primera visita oficial a Suecia, invitada por el Rey Carlos Gustavo. La visita ayudó a fortalecer los lazos entre Suecia y Chile, los cuales, como lo señaló el embajador de Chile en Suecia, José Goñi, datan de los años de Bernardo O ´Higgins. La mandataria chilena agradeció la solidaridad demostrada por el pueblo sueco para los miles de chilenos que fueron acogidos por Suecia después del golpe militar del 73. El gobierno chileno hizo un merecido homenaje al Embajador sueco en Santiago para el 73, Harald Edelstam, donando un busto realizado por el artista chileno afincado en Uppsala, Luciano Escanilla. El busto fue instalado en una sala del parlamento sueco, que lleva el nombre de ”La buena acción”, donde también se encuentra una estatua de Raoul Wallenberg.

 

En junio pasó lo que nadie pensó que ocurriría, el Reino Unido dijo que ”No” a la permanencia en la Unión Europea, lo que conllevó a la dimisión del primer ministro David Cameron, a quien le sucedió Theresa May. El divorcio de la Unión Europea parece doloroso y ha demorado. Para los contrarios al Brexit se prende una nueva esperanza: el Parlamento debe dar el visto bueno y puede que no lo haga. No obstante la separación parece inminente, aunque tardará más de lo que se había creído en un primer momento. Sobre las consecuencias del Brexit, las opiniones varían.

 

En pleno verano, cuando los franceses celebraban el Día de la Bastilla, el 14 de julio en un balneario en Niza, un camión arrolló y dio muerte a 87 personas, dejando además más de 200 heridos. Recientemente en un mercadillo navideño en Berlín otro camión, copiando el ejemplo de Niza, arrolló y dio muerte a 12 personas, dejando a 48 heridos. El Daesh ha reivindicado ambos atentados terroristas. Y las principales ciudades europeas celebraron la Navidad y ahora la Noche Vieja en medio de extremas medidas de seguridad.

 

El 16 de julio tuvo lugar un intento de golpe de Estado en Turquía, en el cual más de 260 personas perdieron la vida. Mediante las redes sociales, el presidente Erdogan instó a la gente a salir a las calles con lo cual las escenas más bizarras tuvieron lugar. En Estanbul y en Ankara, personas hicieron frente, sin armas, a los tanques. Muchos pensaron que el pueblo había apagado este intento golpista, y celebraron a Erdogan. Sin embargo, la reacción del presidente turco después del intento de golpe ha sido dura, utilizando este para poder tener el control total del país. Fuera de eso ha amenazado a la UE de ”dejar que los refugiados lleguen a Europa” y de no cumplir el vergonzoso acuerdo al que llegara la Unión con Turquía. Erdogan ha hecho una limpieza profunda, cerrando medios de comunicación, despidiendo a periodistas, profesores y otros profesionales que, según el gobierno turco, son golpistas. Se calcula que unas 40.000 personas han sido arrestados después del intento de golpe. No se puede decir más que la democracia turca deja mucho que desear.

 

En Almedalen, en la cúspide de la época estival, los líderes de los partidos siguen el ejemplo de los Demócratas de Suecia y le dan suma importancia a los ”valores suecos”. De poco les sirvió. Luego del emotivo discurso de la presidenta de lo Demócratacristianos (KD), Ebba Bush Thor, las encuestas no la favorecen y el partido cristiano – que se acerca más a los Demócratas de Suecia, en el tema de la inmmigración – está al borde del límite del 4 por ciento. Si obtiene menos, debe abamdonar el Parlamento.

 

Por otra parte, el gobierno de Lofven recibe críticas de parte de la Alianza por la desición de seguir con las medidas implantadas a fin del año pasado, respecto a migración y al cierre de fronteras. La pregunta es si ellos hubieran actuado de la misma forma, o peor. Lejos están las palabras del antiguo líder de los moderados, Fredrik Reinfeldt, de ”abrir los corazones”. La actual dirigenta, Anna Kinberg Batra ha hecho lo posible por demostrar que el partido no comparte este postulado, lo cual tampoco ha atraído más adeptos ni ha frenado la fuga hacia los Demócratas de Suecia. El caso es que la falta de carisma de AKB hace muy difícil su éxito en las encuestas, y el partido no se repone.

 

A fines de noviembre, un conmovido Raúl Castro comunicaba, en cadena nacional: ”Querido pueblo de Cuba: Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo y a los pueblos del mundo, que hoy 25 de noviembre, a las 10:29 horas de la noche falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz”. De inmediato la noticia fue primera plana en todos los medios del planeta. En Estocolmo, se realizaron actos en honor al líder histórico de la Revolución Cubana y muchos se acercaron a la Embajada de Cuba en Suecia, para expresar sus condolencias, entre éstos, la canciller sueca, Margot Wallström. El gobierno del socialdemócrata Stefan Löfven ha significado un acercamiento a Cuba, no obstante el gobierno sueco no envió representante oficial al funeral de Fidel Castro. Los medios suecos llenaron páginas criticando a Cuba, sin dar cobertura a los homenajes que se le rindieron a Fidel Castro, en la capital sueca y en otras ciudades de Suecia. Y un debate sobre Cuba y Fidel estalló en las redes sociales.

 

Al otro lado del charco ocurría lo que nadie había pensado: Donald Trump sale vencedor de una de las campañas más sucias de la historia estadounidense. Hillary Clinton no se repuso de la sorpresa y la desilusión de no llegar a ser la primera mujer que ocupara la presidencia  de los Estados Unidos, y solamente al día siguiente enfrentó a sus adeptos. Y no solamente Clinton, el mundo entero se despertó al hecho de que un magnate conocido de los reality shows, misógino, racista y de dudosos valores humanos sería el próximo presidente de EE.UU. A pesar de que Trump no asume la presidencia antes del 20 de enero del 2017, ya se comporta como presidente del país más poderoso del mundo. Fanático de Twitter, comentó en su tuit más reciente que ”Putin era muy inteligente”, ya que no había contestado con la misma moneda la expulsión de 35 diplomáticos de los EE.UU. luego de que la CIA señalara que Rusia había tenido ingerencia en las elecciones presidenciales norteamericanas. Desde la época de la guerra fría USA no demostraba una actitud tan hostil en contra de Rusia, sin embargo, el presidente electo parece tener otra opinión respecto al oso ruso. O tal vez mejor dicho, otros negocios. Se sabe que Trump ve la presidencia como un negocio más, de los muchos que ha hecho en su vida.

 

Para terminar con un detalle simpático luego de tantas calamidades, se puede nombrar la actuación de Patti Smith, amiga y colega de Bob Dylan, quien no se apersonó a recibir su Nobel, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. El anuncio del Nobel de Literatura 2016 ocasionó una encendida discusión tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales. Por qué una estrella del rock, en lugar de un literato de tomo y lomo? era la pregunta. Y el debate se transformó en culebrón cuando el ícono del rock no contestaba las llamadas de la  Academia Sueca, desde Estocolmo, mientras que los fans del eterno rebelde gozaban con este desdén. Cundieron las suposiciones, y se acrecentaron las peleas, en el mundo cultural sueco, cuando de Dylan, el maestro del sonido, solo se escuchaba silencio. No obstante, al cabo de un tiempo la duda se despejó, para alivio de ”los dieciocho” y la desilución de los rebeldes Dyletantes. Bob respondió mostrándose muy halagado y manifestando que la Academia sabía lo que hacía. La pregunta entonces cambió a: Vendrá a Estocolmo? Nadie pensó que lo haría, y no lo hizo. En representación suya vino su gran amiga, Patti Smith, quien manifestó los sentidos agradecimientos del esquivo Bob, e interpretó una de sus canciones más bellas, que sonó mucho mejor en la voz de ella. (Según quien escribe).

El ”problema” fue que Patti estaba tan nerviosa, que se equivocó no solo una, sino dos veces, al interpretar ”A hard rain’s a-gonna fall”, ante la familia real y los ilustres Nobeles, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. Pero se ganó con ello el corazón de toda la audiencia, que irrumpió en aplausos e incluso sacó lágrimas de entre otros, la Ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Khunke. En otras palabras, se robó el show.

 

Porque, en medio de tanto conocimiento, Ciencias y perfección, no hay cosa que nos conmueva más que la imperfección. Cuando viene con elegancia y buena intención.

 

 

Feliz Año 2017!

 

PS: Se me quedó en el tintero: el Premio Nobel de la Paz, Siria, Aleppo, etc etc.

 

 

About Author

Related items

  • No fue por Fe, fue por hambre

    Publicado: 09-19-18. Actualizado: 11-10-18

    Continúa la ola de acusaciones de abuso sexual de menores dentro de la Iglesia Católica.

    Muchos confiaban en que el Papa terminaría con estas enormes redes de pederastia. Que iba a echar de su iglesia a los curas degenerados, tal cual Jesús echó a los mercaderes del Templo.  

    No sucedió. Francisco asegura ahora que el diablo es el culpable de todo.

    La siguiente crónica, escrita por una víctima que prefiere ser anónima, refleja que en muchos casos los representantes de Dios en la Tierra se aprovechan de la necesidad de los feligreses para abusar de niños indefensos.

     

     Por: Rosita 

     

    Las develaciones comenzaron en Estados Unidos, fueron un gran escándalo en Chile - que aún perdura - pasaron por Alemania y han vuelto a USA. Solo por nombrar algunos de los países afectados por los escándalos de los abusos sexuales de menores dentro de la Iglesia Católica.

    Cuando se pensaba que el Papa iba a poner orden en su iglesia y fin a los abusos, desde el Vaticano Francisco llamó a rezar para acabar con Satanás. Porque, según el Pontífice, él es el culpable de todo.

    “El diablo está vivo, goza de buena salud y está haciendo horas extra para erosionar la Iglesia Católica”, aseguró, liberando de culpa a los curas. Claro, antes que los clérigos enfrenten la justicia, más vale culpar al demonio.

     

     

    No fue por Fe, fue por hambre    

     

    Están todos consternados y pidiendo “justicia”.

    Los acérrimos defensores de los sacerdotes acusados de violación, de abuso sexual de menores, gritan a los cuatro vientos que los inocentes “representantes de Dios en la Tierra” han sido acusados injustamente.

    Y se miran los unos a los otros con cara de ingenuos y santos. Cosa que han hecho por años, muy bien, por cierto. 

    - ¡Chiquillos, llegó Cáritas! ¡Vamos a la Parroquia!

    Y la ingenuidad, la espontaneidad y la necesidad de esos niños los llevaba a las manos del lobo que no tenía lana de oveja. Vestía sotana.

    Las madres de esos niños los dejaban que fueran donde el curita porque iban a comer y a jugar. Ellas estaban ocupadas con sus compras, un cuarto de arroz, medio kilo de azúcar. Unas patitas de pollo para hacerle un caldo a la familia.

    - Señora Violeta, ¿tiene pan añejo? Si. Entonces deme medio kilo para la once.

     

    Llegaban a sus casas a hacer el aseo, el almuerzo, a lavar a mano calentando tiestos de aluminio. A colgar la ropa, hacer las camas y tener todo listo para que los “cabros” se vayan al colegio.

    Y los niños, en tanto, recibían los alimentos que llegaban para repartirlos dentro de la población que ahí vivía totalmente gratis. ¡Gratis!...

     

    Pero esa gratuidad se terminaba cuando el cura decía:

    - ¿Te vas a llevar todo esto a tu casa?

    - Sí, es que somos muchos.

    - Que bueno. Tienes suerte. Llévatelo no más, pero ven. Ven para hacerte un cariñito. No te va a pasar nada.

    Pasaban unos minutos y salía corriendo el niñito.

    Pero llegaba otro.

    - ¡Padre, padre! ¿Quedan cosas para comer?

    - ¡Si! ¡Ven a buscar! Mira todas las cosas ricas que llegaron. En tu casa se van a poner contentos si les llevas algo.

    - Gracias padrecito.

    - ¡No me agradezca, pues! Pero venga a despedirse. Venga, venga, ¡venga! A ver, llévese más cosas. Levántese la blusa, ¡súbala más! Eso así... Ah, que rico tocar. ¡Ya! váyase para la casa y mañana se viene a confesar y no le cuente a nadie más que a Dios todo lo que usted hace. 

    Las devotas de los alrededores, que iban a cada misa, veían todo esto, pero cerraban sus ojos y se golpeaban el pecho. Comulgaban y le besaban la mano que había ultrajado a niños.

    Ese cura ya está muerto. 

    Hoy, hay como 30 niños en ese sector, que ahora son adultos. Y que nunca abrieron sus bocas.

    Por miedo. 

    Estos niños crecían y se hacían hombres y mujeres, con el paso de los años. Pero llegaban otros, ¡se multiplicaban!  Y todos callaban. Las víctimas, las familias, que debieron haberse dado cuenta de los ultrajes que tuvieron que soportar cientos de niños, al correr de los años. 

    Hoy, si quisieran hablar, ¿acusarían a un muerto? ¿A quiénes podrían gritarle en la cara que se aprovecharon de su situación precaria de vida?

    Abusaron porque sabían que el hambre los llevaba a ellos. Al cura... 

    Es verdad que no hay fechas determinadas para denunciar estos hechos. Cincuenta años en este caso. Y la Iglesia los ampara y los beatos los defienden.

     

    ¿Por qué? ¿Hasta cuándo?

     

     


    Imagen de la película chilena El Club, que trata sobre unos sacerdotes pederastas.

     

     

    Comentario de una lectora:

     

    Leo con una mezcla de congoja e indignación otro testimonio más de los abusos sexuales de los curas a los niños. Esta vez es Rosita.

    Como Rosita, miles de niños en todo el mundo han sufrido impunemente los abusos sexuales a manos de los “padrecitos”, los “curitas”. Curitas que se suponía eran los   protectores de todos los valores humanos, representantes de un Dios de bondad. Por el contrario, le dieron un nuevo significado a “dejad a los niños venir a mí”.

    Lo más indignante es que las autoridades eclesiásticas nunca han asumido su deber y responsabilidad, y en muchos casos los curas perversos han podido seguir haciendo de las suyas en otras parroquias.

    Ahora circulan artículos sobre la respuesta del Papa Francisco, máxima autoridad de Dios en la Tierra, de que esto sería obra del Diablo: “El diablo está vivo, goza de buena salud y está haciendo horas extras para erosionar a la Iglesia Católica”.

    ¿Está tratando de echarle la culpa al Diablo de los desmanes de sus sacerdotes? Con esta regla de tres, se podría disculpar a Hitler, al Holocausto, a Pinochet. Vale decir, las guerras, los genocidios, los dictadores, etc. No sería culpa de ellos sino del Diablo.

    Como por arte de magia, los victimarios se convierten en víctimas. Y las víctimas reales, todos esos niños cuyo bienestar debían proteger, cuyas almas debían salvar, niños que confiaban y creían en la misericordia de Dios, ¿qué son? ¿Cuántas vidas más deberán ser destruidas antes que se decidan a hacer una limpieza a fondo entre los “curitas”? ¿Cuándo, los responsables asumirán su responsabilidad y no disculparán sus acciones echándole la culpa al Diablo?

    Son muchas las preguntas sin respuestas. Es hora de que a las cosas se las llame por su nombre, el abuso sexual de menores es culpa del victimario, sea sacerdote católico, médico, abogado o quien sea. La culpa es única y exclusivamente del perpetrador perverso.

    Rosita, gracias por tu testimonio.

     

    Ethel del Gaiso-Schaa

     

     

     

  • Las raíces del mal llamado populismo en EEUU - y en Europa incluyendo España

    Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 15 de junio de 2018.

    Aunque este artículo se centra en EEUU indicando que el problema mayor que existe en aquel país no es Trump, si no el hecho de que la mayoría de la clase trabajadora le vota, también hace observaciones de su relevancia para Europa incluyendo España. Cuestiona así algunas de las tesis más extendidas sobre el populismo existentes a los dos lados del Atlántico Norte.

    El mayor problema en EEUU no es Trump: el problema es que la mayoría de la clase trabajadora le vota.

     

     Por: Vicenç Navarro (*) 

     

    Leyendo la prensa española se llega a la conclusión de que el mayor problema que existe en EEUU es Donald Trump, una figura que se ridiculiza constantemente en los principales medios de información (como ocurre también en EEUU) presentándolo como un individuo incompetente, y fácilmente ridiculizable por sus comportamientos atípicos dentro de lo que se considera aceptable en la sabiduría convencional del país. Este énfasis exclusivo en Trump obstaculiza, sin embargo, la comprensión de lo que está ocurriendo en EEUU. Por extraño que parezca, el mayor problema que tiene EEUU  no es Trump, sino el hecho de que la mayoría de un sector grande de la población muy olvidado en dicho país, la clase trabajadora blanca, le ha votado y que es probable que le vote de nuevo. Las encuestas muestran una impresionante lealtad electoral a tal figura por parte de aquellos que emitieron su voto a favor suyo. Aunque su popularidad entre la población en general es muy limitada, no lo es entre la mayoría de la población que le votó. Y no está claro que en las próximas elecciones al Congreso de EEUU (este noviembre) el Partido Republicano vaya a perder el control de la Cámara Baja o incluso del Senado, eliminando con ello la posibilidad de ser apartado de la Presidencia mediante un impeachment. Parece, por lo tanto, que va a haber Trump para mucho tiempo. Y su impacto en la sociedad estadounidense y en las relaciones internacionales está siendo enorme.

     

    ¿Por qué Trump fue elegido Presidente y puede que sea reelegido de nuevo?

    La respuesta a esta pregunta es, en realidad, muy fácil de entender aun cuando no es fácil que usted pueda leerla o verla en los mayores medios de información españoles. Para ello, tenemos que observar qué ha estado pasando no tanto a la derecha sino a la izquierda del abanico electoral. Hay que ver qué ha pasado en EEUU durante estos años, analizando los cambios que le han ido ocurriendo a la izquierda estadounidense, es decir, al Partido Demócrata. Históricamente, el binomio izquierda-derecha en EEUU quedaba reflejado  en el conflicto entre el Partido Demócrata –que en su día se auto definía como el Partido del Pueblo (People’s Party)-, que representaba sobre todo a la clase trabajadora y a otros sectores de las clases populares, y el Partido Republicano, que representaba a las derechas, muy cercanas al mundo empresarial. En este escenario, el mayor debate político se centraba predominantemente en la distribución de las rentas (y, en menor medida, de propiedad) entre el mundo del trabajo y el mundo del capital. El dominio en la vida política estadounidense durante el período de la postguerra (1945-1978) por parte del Partido Demócrata determinó que las rentas del trabajo crecieran notablemente a costa del descenso de las rentas del capital. Las primeras alcanzaron su máximo nivel al final de tal periodo llegando a constituir el 70% en 1979 de todas las rentas. Fue cuando se habló de “la época dorada del capitalismo”. Una situación semejante ocurrió en los otros países del mundo capitalista desarrollado a los dos lados del Atlántico Norte.

     

    La contrareforma neoliberal que comienza en los años 80: el triunfo del capital

    La respuesta de los propietarios y gestores del capital, a los que solía llamárseles los miembros de la “clase capitalista”, (término que no se utiliza hoy por considerarse “anticuado”), no tardó en presentarse. Fue la revolución neoliberal liderada por el Presidente Reagan que fue, ni más ni menos, que una lucha frontal contra la clase trabajadora estadounidense. Hay que recordar que la primera intervención pública que hizo tal presidente fue precisamente la destrucción de un sindicato: el sindicato de los controladores de vuelos en los aeropuertos. El eje de estas políticas neoliberales era debilitar a los sindicatos, desregular los mercados laborales y dar plena libertada a la movilización de capitales, expandiéndose el proceso de globalización, medidas todas ellas mantenidas más tarde por los gobiernos republicanos y también por los gobiernos demócratas. Entre estos últimos, el Presidente Clinton, fundador de lo que se llamaría posteriormente la Tercera Vía (representada en Europa por Tony Blair en el Reino Unido y Gerhard Schröeder en Alemania) abandonó las políticas redistributivas, haciendo suyas las políticas neoliberales iniciadas por Reagan y Bush senior.

     

    A partir de entonces, la dicotomía izquierda-derecha no se basó en políticas redistributivas centradas en el conflicto entre los intereses de las clases populares, por un lado, y los intereses de las élites financieras y económicas que constituirían lo que en EEUU se llama la corporate class (la clase de los que poseen y/o gestionan las grandes corporaciones del país), por el otro. En su lugar, el conflicto se centró en si incluir o no a los grupos discriminados (afroamericanos, predominantemente, y mujeres) dentro de la estructura del poder de la cual habían sido excluidos, marginados y discriminados. Las políticas de inclusión e identidad sustituyeron el conflicto capital-trabajo. El éxito de tales políticas se tradujo en un aumento muy notable de afroamericanos y mujeres en las instituciones públicas (y, en menor grado, privadas) que alcanzó su zénit con la elección de un afroamericano, Barack Obama, como presidente de EEUU (en enero de 2009) y se esperaba que se completara con la elección  de una mujer, Hilary Clinton, como presidenta. Esta última, basó su campaña en movilizar predominantemente a las mujeres y a las minorías. Las políticas públicas federales del Partido Demócrata enfatizaron la identidad y la antidiscriminación, generando una considerable expansión de afroamericanos y mujeres en las estructuras de poder político del país. Pero en políticas económicas el Partido Demócrata básicamente continuó las políticas neoliberales. En realidad, el primer presidente afroamericano de EEUU siguió las mismas políticas neoliberales que había seguido Clinton, los dos Bush y Reagan. De hecho, una de las personas más entusiastas de la globalización había sido su Ministra de Asuntos Exteriores, la Sra. Clinton, proponente de los tratados de libre comercio.

     

    Las consecuencias de tales políticas neoliberales: el deterioro del nivel de vida de la clase trabajadora

    La aplicación de tales políticas neoliberales tuvo un impacto devastador en el nivel de vida de la clase trabajadora. Las rentas del trabajo descendieron pasando de un 70% (en 1979) a un 63% (en 2014). Y los grupos más afectados fueron los miembros de la clase trabajadora en los sectores industriales, que eran los mejor pagados (y en su gran mayoría personas blancas), en parte debido a que habían tenido sindicatos fuertes. Las políticas federales favorables a la globalización provocaron un desplazamiento muy marcado de las industrias a países subdesarrollados, en busca de salarios bajos. Barrios blancos, de obreros industriales, han quedado destruidos por esta movilidad. Baltimore, por ejemplo, una de las ciudades más industriales de aquel país, quedó enormemente afectada cuando los Altos Hornos del Acero (uno de los mayores centros de empleo en tal  urbe) dejó la ciudad. El barrio obrero blanco más grande de Baltimore (Dandork) es hoy un barrio deteriorado en extremo. Casi el 100% del electorado en este barrio votó a Trump, lo cual es lógico, pues identificaron la gran pérdida de su nivel de vida con las políticas federales que estimularon la globalización. Es más, percibían al gobierno federal como defensor de los afroamericanos y de las mujeres (de clase alta y media alta), ignorándolos a ellos, los obreros blancos. De ahí que la gran mayoría de mujeres de clase trabajadora votara a Trump. Y no puede atribuirse este hecho a un crecimiento del racismo, pues muchos de estos barrios blancos habían votado  a Obama en elecciones anteriores. En realidad, los delegados al Colegio Electoral que dieron la mayoría a Trump procedían de barrios obreros que habían votado a Obama en 2009. Este enorme descenso del nivel de vida de la clase trabajadora blanca se ha traducido en el descenso de su esperanza de vida, como consecuencia del incremento de la mortalidad causado por el crecimiento de las enfermedades típicas del deterioro social.

     

    ¿Quién canalizó este enfado?

    Este enfado se dirigió hacia el establishment político mediático del Este de EEUU, basado en el gobierno federal, y muy en particular hacia el que había sido el Partido del Pueblo. La canalización de este enfado antiestablishment, (que incluyó también un rechazo al establishment republicano) benefició a la ultraderecha, liderada por Trump, un personaje de una enorme astucia política, que sabe muy bien cómo comunicarse con los sectores abandonados por tal establishment, incluyendo a la clase trabajadora blanca y las zonas rurales, muy conservadoras en el país, que jugaron un papel clave en la victoria de Trump. Lejos de ser un incompetente, Trump es extremadamente astuto en su discurso iconoclasta, grosero e insultante (en contra de lo “políticamente correcto”) y que conecta muy bien con sus bases electorales que le son sumamente leales. Y la constante crítica por parte de los medios, le beneficia, pues los mayores medios de información son también altamente impopulares.

    Ahora bien, se está exagerando el rol del personaje Trump. No fue Trump el que creó el movimiento antiestablisment. Fue al revés. Este último creó a Trump. Solo Bernie Sanders, el candidato socialista, podría haber representado una alternativa progresista a Trump. En realidad, las encuestas indicaban que Sanders habría podido ganar las elecciones a Trump. Pero el aparato del Partido Demócrata destruyó a Sanders. Y la victoria de Trump era inevitable. Hoy el Partido Demócrata está en una crisis enorme y todo parece indicar que no entienden (o que no quieren entender) las causas de su derrota. Hoy el aparato de tal Partido continúa controlado por la clase media ilustrada (personas con educación superior), con conexiones con el mundo empresarial y muy en particular con el financiero, muy alejado de su base electoral tradicional.

     

    Algo parecido está ocurriendo en Europa (y en España)

    El control de los partidos de izquierda por componentes de esta nueva clase social (la clase media ilustrada), que se han distanciado claramente de sus bases de clase trabajadora, ha estado creando situaciones semejantes en Europa y en España. Barrios obreros que habían votado a las izquierdas, están votando a la ultraderecha en país tras país en Europa. Y ello es resultado de la conversión de los partidos de izquierda a las políticas neoliberales (globalización y políticas de austeridad) que han hecho un daño tremendo a sus bases populares. El surgimiento del nacionalismo, del deseo de proteccionismo, de la recuperación de la soberanía nacional y el rechazo a la austeridad, son los ingredientes que caracterizan a los movimientos de rechazo y del mal llamado “populismo antiestablishment”. Las características de este mal llamado populismo varían. Pero es interesante resaltar la importancia del nacionalismo soberanista anti-globalización (antieuropeización) que, instrumentalizado por la ultraderecha en EEUU, juega un papel clave en las políticas “populistas”. Tal nacionalismo es especialmente atractivo para la clase trabajadora que atribuye el descenso de su nivel de vida a estas políticas llevadas a cabo por aquellos que en su día ellos apoyaron. Y la mayor base social de estos movimientos son sectores muy precarizados de la clase trabajadora así como amplios sectores  de las clases medias proletarizadas que están viendo sus rentas disminuir notablemente.

     

    Los movimientos antiestablishment a lo largo de Europa están  tomando también un cariz antieuropeización que es comprensible pues  identifican al estalishment europeo con las políticas de austeridad y las reformas neoliberales que han dañado, claramente, su calidad de vida y bienestar. Y cada uno de los sectores más perjudicados de las clases populares en general, y de la clase trabajadora en particular, son las bases más importantes de estos movimientos.

     

    Una excepción en esta canalización del enfado por parte de la ultraderecha ha sido España donde Podemos fue un terremoto político que barrió el panorama político español convirtiéndose más tarde, junto con Izquierda Unida, la segunda fuerza de la oposición en un período muy corto. Existe, sin embargo, una versión de ultraderecha, Ciudadanos, con claro compromiso neoliberal, que está utilizando un nacionalismo jacobino muy agresivo, que intenta apelar a la clase trabajadora utilizando una narrativa de apelación a tal clase (es uno de los pocos partidos en España que explícitamente habla y apela a la clase trabajadora) que está creciendo enormemente, sobre todo en Cataluña donde tal nacionalismo españolista uninacional se presenta como el único capaz de evitar lo que definen como “ruptura de España” frente a un establishment gobernante en Cataluña, también de derechas y también nacionalista pero de sentido contrario. De ahí el reto de que las izquierdas, además de dirigirse a las clases populares en general y a la clase trabajadora en particular, deban desarrollar una visión distinta y opuesta a la visión de las derechas españolas y catalanas, ambas uninacionales presentando en su lugar una concepción de España plurinacional. Este es el reto de las fuerzas progresistas en Cataluña y en el resto de España.

     

     

  • Johan Eriksson: "Dentro de diez años Akilov puede pedir que se le conmute la pena"

    Este jueves, el tribunal de Estocolmo dictó sentencia en el juicio en contra de Rakhmat Akilov, quien fue condenado a cadena perpetua y a expulsión de Suecia de por vida.

    Pero ¿qué significa, en la práctica esta sentencia?

    Magazín Latino entrevistó al abogado defensor del acusado, Johan Eriksson, quien nos explicó cómo funciona el fallo, en la práctica.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    Se la denomina “cadena perpetua”, pero en la práctica puede ser que Akilov pase 20 años en la cárcel y luego sea deportado a Uzbekistán, pero solo si la situación política del país lo permite.

     

    Después de la conferencia de prensa que el abogado defensor de Rakhmat Akilov ofreció el día de ayer, le pedimos al licenciado que nos explicara algunos detalles del fallo.

     

    La sentencia dictamina que Akilov debe pagar más de 14 millones de coronas en indemnización a las víctimas, ¿cómo va a poder hacerlo si no tiene dinero?

    - No, Akilov no dispone de dinero para pagar. Serán la Oficina Nacional para las Víctimas del Crimen (Brottsoffermyndigheten) y las compañías de seguros quienes se encargarán del tema de la compensación. La Oficina Nacional revisará nuevamente el monto de la indemnización, este es el procedimiento que se sigue en estos casos.

     

    ¿Esto significa que son los contribuyentes quienes pagarán las indemnizaciones a las víctimas?

    Puede ser la compañía de seguros, o puede ser la Oficina Nacional para las Víctimas del Crimen, que es una entidad estatal. Funciona así: todas las personas que son condenadas por un crimen que han cometido deben pagar a esta entidad, la que dispone de un fondo del cual hace uso para pagar indemnizaciones.

     

    Akilov fue condenado a cadena perpetua y deportación, ¿cómo funciona esto en la práctica? 

    - Él deberá cumplir primeramente su condena, y después se revisará si puede ser deportado. 

     

    ¿Cuántos años significa la cadena perpetua?

    - Cadena perpetua es cadena perpetua. O bien, hasta que el tribunal de Örebro dictamine que puede obtener la prisión permanente revisable. Entonces él puede apelar a este tribunal para obtener la prisión permanente revisable. Esto lo puede hacer después de haber cumplido 10 años de prisión. Y, en caso de que le sea concedida, entonces se puede revisar si existen obstáculos para que se lleve a cabo la expulsión del país.

     

    ¿Cuáles pueden ser estos obstáculos?

    - En este caso se examina la situación política en Uzbekistán. Suecia no expulsa a personas que corren el riesgo de ser condenados a la pena capital en sus países, o a situaciones peligrosas. A estas personas no las deportamos. Por lo tanto, se hace una revisión previa entes de la deportación.

     

    O sea que en la práctica puede pasar que deba cumplir 25 años de cárcel y luego sea deportado, en tanto su vida no corra peligro

    - Puede ser, si tomamos como ejemplo a otras personas que han sido condenadas por delito de terrorismo a 30 años, y que han pasado 20 años en la cárcel. Mattias Flink, en Falun, fue condenado a cadena perpetua que luego pasó a prisión permanente revisable [Mattias Flink quedó en libertad luego de 20 años en prisión. Mató a siete personas]. Entonces, es el tribunal quien revisa caso por caso, pero también influye el paso del tiempo, el de cómo consideramos cada crimen. Pero, la ley dice que dentro de 10 años puede solicitar que la pena le sea conmutada.

     

    ¿En qué sentido influye el paso del tiempo?

    - Me refiero a que antes no teníamos cadenas perpetuas tan largas. El gobierno indultaba a los condenados y las penas perpetuas eran más cortas de lo que son ahora. Entonces, la apreciación de la cadena perpetua se ve en base a esto.

     

    Al mismo tiempo es un poco contradictorio, porque la orden de deportación ya había caído sobre él, antes de que cometiera el atentado     

    - Sí, pero eso no tiene ningún significado. Ahora él será deportado, según la sentencia, y no podrá volver nunca más en su vida a Suecia. Nunca más. Pero, como lo expliqué antes, la deportación depende de la situación en Uzbekistán.

     

     


    El abogado Johan Eriksson responde las preguntas de la prensa, luego de dictarse la sentencia en contra de su cliente. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Información adicional:  

     

    Uzbekistán es un país con alrededor de 30 millones de habitantes, ubicado en Asia Central. Limita con Kazajstán, Turkmenistán, Kirguistán, Tayikistán y Afganistán.

    Según Freedom house, Uzbekistán es el quinto país menos democrático del mundo.

     

     
    El abogado Johan Eriksson. Foto: Marisol Aliaga.

     


    Jessica Sandberg, abogada representante de la familia Bevington, entre otras querellantes, también conversó con la prensa.
    Foto: Marisol Aliaga. 

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español