Martes, 23 Octubre 2018 | Login
Morgan Johansson: ”Los Demócratas de Suecia mienten” Morgan Johansson (S), Mattias Karlsson y Jimmie Åkesson. Foto: Riksdagen. SVT. Montaje: Magazín Latino.

Morgan Johansson: ”Los Demócratas de Suecia mienten”

El Ministro de Justicia, Morgan Johansson, comentó hoy el artículo de opinión que Jimmie Åkesson y Mattias Karlsson publicaran ayer en el periódico norteamericano Wall Street Journal, en el que afirman que Donald Trump está acertado en sus opiniones sobre Suecia.

Según los dirigentes del partido xenófobo, Suecia es un país asolado por la violencia, y los culpables son los inmigrantes. Afirman que lo dicho por Trump es más bien ”un eufemismo que una exageración” y que la política sueca de acogida a refugiados no funciona.

 En conversación con los medios, Morgan Johansson comentó la jugada de SD:

- Han llegado a tanto, que ahora dañan deliberadamente a Suecia, mintiendo sobre nosotros internacionalmente. Por supuesto que es lamentable.

 

Por: Magazín latino

 

Luego de las recientes declaraciones de Donald Trump, sobre un ataque terrorista que nunca tuvo lugar y los siguientes ataques a Suecia en Twitter, el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, junto a su brazo derecho, Mattias Karlsson, decidieron aprovechar la coyuntura publicando un artículo de debate en el connotado periódico estadounidense  Wall Street Journal.

 

En este, defienden las declaraciones de Donald Trump, pintando una oscura imagen de una Suecia al borde del abismo. Según Åkesson y Karlsson, los judíos residentes en la ciudad de Malmö, al sur de Suecia, se han convertido en ”refugiados internos” en su país de origen, al verse en la obligación de mudarse a otras ciudades de Suecia, debido a la violencia en Malmö.

 

Escriben también que las declaraciones de Trump – en su discurso de la semana pasada en Orlando – no son exageraciones, sino más bien ”eufemismos”, que muchas mujeres en Suecia no se sienten seguras y que los delitos sexuales han ido en aumento, puesto que ”los inmigrantes son más propensos a violar que los hombres suecos”.

 

A pesar de que numerosos medios demostraron la falta de veracidad del discurso de Trump, los dirigentes SD (por sus siglas en sueco, Sverigedemokraterna) aseguran que esto sí es correcto. Que la criminalidad y la violencia armada han aumentado, como una consecuencia directa con la crisis migratoria y que el ”gobierno socialista” acoge a soldados del Daesh (Estado Islámico) ”con los brazos abiertos”.

 

En contraposición, ”Nuestro partido, los Demócratas de Suecia, quiere poner la seguridad y el bienestar de los ciudadanos suecos en primer lugar”, escriben, recordando el eslogan del presidente Trump: ”America first”, que ha sido profusamente parodiado en todo el mundo.

 

Según Åkesson y Karlsson, la culpa de todo lo malo que puede existir en Suecia la tienen los inmigrantes. Para ello nombran, por ejemplo,  un atentado terrorista yihadista no del viernes pasado - como creyó Trump -  sino de diciembre del 2010. Hecho que se saldó con la muerte del mismo terrorista y que ocurriera mucho antes de la crisis migratoria de los últimos años.

 

 

 

 

 

 

 

NOTA EN DESARROLLO

 

 

About Author

Related items

  • Ulf Kristersson tira la toalla

    El líder de los Moderados declaró, en una rueda de prensa el domingo al mediodía, que sus intentos de formar gobierno fracasaron.

    - Hoy le comuniqué al presidente del parlamento que actualmente no existen las condiciones para ninguna de mis opciones de gobierno, dijo Kristersson, después de su encuentro con Andreas Norlén.

    Ahora la pelota volvió al talman. ¿Quién será el próximo en recibirla?

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Luego de una semana política en la que no hubo grandes novedades, todos esperaban un fin de semana tranquilo. El lunes se reunirían los líderes de la Alianza y el martes Ulf Kristersson informaría a Andreas Norlén sobre los resultados de sus intentos de formar gobierno.

    Sin embargo, el sábado estuvo marcado por el drama.

    ¿La razón?

    Después de haber llevado a cabo infructuosas conversaciones dentro de la Alianza, y luego de la negativa de Stefan Löfven, de apoyar su proyecto de gobierno, Kristersson comenzó a perder la paciencia. Y no encontró nada mejor que, en un largo posteo en Facebook (¡!) prácticamente dar un ultimátum a Annie Lööf (C) y a Jan Björklund (L), instándolos a demostrar con hechos a quien apoyaban.

    El posteo no tuvo muy buena acogida ni en Lööf ni en Björklund, quienes no ocultaron su irritación frente al ultimátum de Kristersson, y al hecho de no haber sido informados de su jugada con anterioridad.

    Y convocaron de inmediato a una rueda de prensa en el parlamento.

    Jan Björklund (L) expresó que la propuesta de Kristersson de “3-2-1”, que significa un gobierno de solamente los Moderados, o con uno o dos partidos de la Alianza, no es una buena alternativa. Y que, si éste presenta la propuesta de un gobierno de los Moderados (M) más los Democristianos (KD) su partidon votará que no.

    - Este sería un gobierno débil y malo para Suecia. Además, arriesga a darle influencia a los Demócratas de Suecia. Es una mala alternativa dijo Björklund.

    Y criticó al líder moderado, por el posteo:

    - Ulf Kristersson presentó sus alternativas en Facebook ayer, sin que yo lo supiera antes. Yo pensaba que tendríamos una reunión el lunes, dijo, ácidamente.

     

    La líder del Centro, por su parte, tampoco se mostró satisfecha con la propuesta del moderado.

    - Un gobierno de la Alianza que se componga de menos de cuatro partidos, no se puede definir como un gobierno de la Alianza, dijo Annie Lööf.

    Agregó que Kristersson aún puede retirar esta propuesta, y que espera que no la someta a votación.

     

    La líder democristiana, Ebba Bush Thor, por su parte, defendió a Kristersson, diciendo que éste había informado a sus colegas de la Alianza sobre el posteo en cuestión, antes de publicarlo, y lamentó las respuestas de L y C. 

     

    Al final no trascendió quién tenía la razón, pero quedó de manifiesto que la crisis de la Alianza aumenta día a día. Que es una coalición dividida. Por una parte, M y KD, que quieren colaborar “en alguna medida” con los Demócratas de Suecia (SD), y por otra C y L, que no aceptan ningún tipo de dependencia de éstos.

     


    Ulf Kristersson en la rueda de prensa del domingo. Foto: Captura de pantalla de SVT.

     

    El domingo, el panorama se aclaró algo, cuando, después de una corta reunión con el presidente del parlamento, Ulf Kristersson comunicó que tiraba la toalla.

    - Estoy preparado para dirigir un gobierno compuesto por toda la Alianza, solamente por los Moderados o por los partidos de la Alianza que quieran formar parte de este gobierno que yo lidere. Pero hoy le comuniqué al presidente que actualmente no existen las condiciones para ninguna de estas opciones, dijo Kristersson, y manifestó además su descontento por la respuesta del C y L, porque “se pierde la oportunidad de un gobierno de la Alianza”.

     

    Por su parte el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, comentó los últimos acontecimientos de la forma habitual en él: “Dejen el parque de juegos y conversen conmigo”, dijo.

    - Era 100 por ciento esperado. Ulf Kristersson quiere mantener con vida la Alianza hasta el último aliento. Ahora lo ha hecho, comentó al noticiero de SVT.

    Agregó que Suecia tiene solamente dos alternativas: Nuevas elecciones o que los líderes se dirijan a él:

    - Alguno de los partidos mayoritarios debe dejar de jugar y comenzar a hablar conmigo. Es la única forma de resolver este conflicto, subrayó.

    Este lunes continúa el drama, con la tercera vuelta de reuniones del presidente del parlamento con los líderes de los partidos, para discutir posibles constelaciones en el proceso de constituir gobierno.  

    - Ahora quiero discutir con los otros partidos sobre el camino a seguir, y es razonable pensar que otra persona reciba la misión de sondear las posibilidades de formar un gobierno que sea tolerado por la cámara, dijo Norlén.

     

    Se supone que es muy posible que ahora la pelota caiga en el tejado de Stefan Löfven.

     

     

     

  • Votación histórica en el parlamento sueco - Löfven forzado a dimitir

    Por primera vez en Suecia, un primer ministro es obligado a dimitir a través de un voto de confianza. Este martes, la Alianza de la derecha, apoyada por el partido xenófobo Demócratas de Suecia, votaron su rechazo a Stefan Löfven y, por ende, a su coalición rojiverde.

    El resultado de la votación fue de 142 votos a favor y 204 en contra.

    - Puesto que más de la mitad de los diputados votaron en contra, se le destituye de su cargo, dijo el nuevo presidente del parlamento, Andreas Norlén.

     

     Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    La situación política de Suecia se agudizó aún más este martes, cuando una mayoría en el parlamento votó en contra del primer ministro Stefan Löfven, quien fue destituido de su cargo.

     

    Sin embargo, y en espera una nueva administración, el Gobierno de Löfven sigue ejerciendo sus funciones, pero solo en calidad de Ejecutivo en funciones.

     

    El parlamento sueco se rige, en este sentido, por un “parlamentarismo negativo”. Vale decir que si Stefan Löfven hubiera obtenido menos de 175 votos en su contra, habría podido seguir en su cargo.

     

    No fue el caso. La Alianza, junto a los Demócratas de Suecia, sumaron 204 votos en contra.

     

    - Para la Alianza es obvio que Suecia requiere de una nueva dirección y de un nuevo Gobierno, dijo el líder del partido de los Moderados, Ulf Kristersson (M), que ya la noche del 9 de septiembre, jornada de elecciones parlamentarias, había exigido la dimisión de Löfven.

     

    No obstante, la Alianza no presentó ninguna alternativa de Gobierno, al contrario, este martes quedó más aún de manifiesto el quiebre de esta. Los Moderados (M) y los Democratacristianos (KD) son más proclives a gobernar con apoyo de los Demócratas de Suecia (SD), en tanto que para el Centro y los liberales esto es impensable...al menos hasta ahora.

     


    Imagen del parlamento sueco en sesiones, el lunes 25 de septiembre. 

     

     

    ¿Quién gobierna Suecia?

     

    Las elecciones del 9 de septiembre arrojaron una victoria tan acotada para el bloque de la Izquierda, compuesto de la Socialdemocracia (S), el partido Verde (MP) y el partido de Izquierda, que la Alianza se considera también ganadora.

     

    Vale decir, el bloque de Izquierda ganó 144 mandatos (escaños), el bloque de derecha (la Alianza, compuesta de 4 partidos) ganó 143 mandatos y los Demócratas de Suecia ganaron 62 mandatos.

     

    O sea, la diferencia entre los bloques fue de un solo mandato. Y el SD al medio, en su rol de árbitro.

     

    Con esta diferencia tan pequeña, la Alianza afirma que ellos también son ganadores (incluso a veces no cuentan al partido de Izquierda como perteneciente al bloque de izquierda), por lo tanto, no reconocieron su derrota. En cambio, llamaron a una votación en el parlamento y, con el apoyo de los Demócratas de Suecia – con quienes habían dicho antes de las elecciones que no colaborarían – derrocaron a Stefan Löfven y a su gobierno.

     

    La Jefatura de Löfven sigue en funciones, no obstante, en calidad de “Ejecutivo en funciones”, hasta que asuma un nuevo Gobierno.

     


    Stefan Löfven (S). Foto de Archivo. 

     

      

    ¿Cómo se formará el nuevo gobierno?

     

    El recién elegido presidente del parlamento, Andreas Norlén, llamará a una ronda de conversaciones, el jueves 27 de septiembre, para sondear el terreno respecto a qué constelación gubernamental tiene más chances de ser “tolerado” por una mayoría en el parlamento. O, técnicamente hablando: no tenga una mayoría en su contra.

     

    Todos los análisis indican, no obstante, que este no será un proceso fácil, los partidos se han cerrado en sus posiciones y ninguno quiere ceder.

     

    Stefan Löfven ha invitado al partido Liberal y del Centro a conversaciones, para pedir su apoyo a un bloque de centroizquierda. Tanto Annie Lööf ( C), como Jan Björklund (L) han dicho: “No gracias, nuestro candidato al cargo de primer ministro es Ulf Kristersson (M).

     

    La Alianza, conformada por los partidos Moderado (M), Liberal (L), del Centro ( C) y Democratacristiano (KD), por su parte, ha invitado a conversaciones a Stefan Löfven, quien respondió que es ilógico que el bloque que sacó menos votos decida quién ocupará el cargo de primer ministro. “No daremos respiración artificial a una Alianza que está moribunda”, dijo Löfven.

     

    Los Demócratas de Suecia, por su parte, se mostraron furiosos por el apoyo que dio la Alianza en la elección para los vicepresidentes del parlamento. Jimmie Åkesson se declaró “en pie de guerra” y dijo que su partido no tiene la intención de apoyar a la Alianza sin recibir nada a cambio. Åkesson apoyó la propuesta de la Alianza de derrocar a Löfven, y ahora querían que esta los retribuyera, algo que no ocurrió.

     

     

    La votación en el parlamento

     

    Esta es la primera vez, en Suecia, que un primer ministro es destituido de su cargo.

     

    Alrededor de las 10.00 horas del lunes, Andreas Norlén dio a conocer el resultado de la votación en el parlamento.

    - Puesto que más de la mitad ha votado en contra, el primer ministro es destituido de su cargo, dijo Norlén.

     


    Andreas Norlén, en una rueda de prensa. Pertenece al partido Moderado (M), pero en su rol de talman debe ser neutral. 

     

    La Alianza, con el apoyo de los Demócratas de Suecia, habían derrocado al primer ministro.

    - Había una clara mayoría en el parlamento sueco para que este Gobierno ya no existiera. Era un comienzo necesario. Después, es tarea del presidente del parlamento el ver qué condiciones hay para constituir un nuevo Gobierno, dijo Ulf Kristersson (M).

     

    El ministro de Infraestructura, Tomas Eneroth (S), comentó a SVT, refiriéndose a la Alianza:

    - Es bastante triste el ir a elecciones diciendo que se va a derrocar a un Gobierno, pero que no se tenga ninguna alternativa de gobierno.

     

    Stefan Löfven se mantuvo en su posición, su partido no piensa apoyar un Gobierno de la derecha.  

    - Yo tengo la base gubernamental más grande. La derecha no puede negar esto, 144 son más que 143. Pero yo quiero, al mismo tiempo, encontrar soluciones más amplias, entonces aprovechemos de tomar esta oportunidad en el proceso que el presidente del parlamento va a comenzar, dijo Löfven.

     

    Annie Lööf ( C) y Jimmie Åkesson (SD). 

      

    ¿Sobrevive la Alianza?

    Así como está la situación, muchos analistas vaticinan el fin de la Alianza. La razón es que esta coalición de la derecha no tiene, como los mandatos lo indican, mayoría en el parlamento, y debe elegir ahora con qué partido colaborar.

     

    Y ahí está dividida, dos partidos, los Moderados y los Democratacristianos, ven la posibilidad de una constelación con los Demócratas de Suecia, en tanto que el Centro y los Liberales han dicho que “nunca colaborarán con SD”.

    - Tenemos que liberarnos de este temor de conversar con SD, donde se está tan inseguro de los valores que se tienen que se deja que toda la política se paralice por la existencia de los Demócratas de Suecia, dijo Ebba Busch Thor (KD).

     

    Según ella, se tiene que aceptar el apoyo, al parecer venga de donde venga.

     

    Pero los liberales y los centristas son de otra opinión, éstos no quieren tener que verse en una situación de dependencia de SD.

    - Nosotros decimos que no a tener un apoyo activo de SD. Decimos no a colaborar y a negociar con ellos porque no queremos depender de ellos, dijo Annie Lööf ( C).

     

    El líder del partido Liberal concuerda con ella y no se explica esta nueva apertura a SD de parte de Busch Thor.

    - Ella ha prometido lo contrario durante toda la campaña electoral, así que es extraño. Un apoyo indirecto no existe. Vale decir, si un Gobierno de la Alianza presenta una proposición y los rojiverdes presentan otra proposición, ganan los rojiverdes, porque tienen un mandato más. Esto significa que si la Alianza va a gobernar con el apoyo de los SD, éstos tienen que votar por las propuestas de la Alianza todo el tiempo. Y ellos no lo van a hacer sin exigir nada a cambio. O sea, un apoyo pasivo no existe, sería una colaboración con SD como la que Löfven ha tenido con Jonas Sjöstedt (V), y yo no quiero darle ese poder ni a los Demócratas de Suecia ni al partido de Izquierda, porque son dos partidos extremos, dijo Jan Björklund en el noticiero Aktuellt de SVT.

     


    El líder del partido Liberal, Jan Björklund. 

      

    El jueves comienzan las conversaciones del presidente del parlamento (talman), Andreas Norlén, con los líderes de los ocho partidos y se espera que pronto pueda presentar una propuesta de Gobierno, que deberá ser sometida a votación en la cámara.

     

    Tiene cuatro chances para proponer a un nuevo primer ministro. Si los cuatro intentos resultan fallidos, no quedaría más que convocar a nuevas elecciones, en el plazo de tres meses. Algo que todos los partidos quieren evitar, menos uno: SD.

      

     

     

  • ¡Aguante, Suecia!

    ELECCIONES 2018 EN SUECIA   - ARTÍCULO DE OPINIÓN 

    Este domingo, entre las ocho de la mañana y las ocho de la noche, se espera que siete millones y medio de votantes elijan el futuro de Suecia. Un futuro que se ve muy incierto, debido a las altas cifras de intención de voto obtenidas por el partido xenófobo y eurófobo Demócratas de Suecia.

    Pero las elecciones parlamentarias de este domingo no es lo más interesante, la pregunta es qué ocurrirá después de los comicios. ¿Quién formará gobierno con quién? Todos los partidos han asegurado que no pactarán con SD, pero ¿quiénes cumplirán con esto?

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    Desde que voto en Suecia, (desde 1980) nunca he participado en unas votaciones más inciertas y más tensas.  Ya no solo preocupa el hecho de que gane un partido que comience a favorecer a los ricos en desmedro de los pobres, a disminuir los impuestos de quienes ganan más y a aumentar el de los que ganan menos. A privatizar la salud y la educación, eso hace siempre la Derecha, y por esta razón, el gobierno actual  rojiverde de la Socialdemocracia y el partido Verde recibió un déficit presupuestario de 60 mil millones de coronas que, en cuatro años lo ha revertido en 60 mil millones de superávit (excedente).

    Sin embargo, lo que preocupa ahora es el riesgo latente de que un partido xenófobo y eurófobo llegue al poder. Preocupa que Demócratas de Suecia logre aliarse con partidos que dicen “velar por el bien de Suecia” pero que solo les interesa llegar al poder, sea como sea.

    Y que podrían aliarse con el mismo diablo, si fuera necesario.

    En especial uno, los Democratacristianos (KD), contrató incluso al ex líder del partido racista de principio de los 90 (de Nueva Democracia, Bert Karlsson), para la campaña electoral, ya que, según los sondeos, quedarían bajo el 4 % necesario para obtener participación parlamentaria. La campaña les fue favorable y actualmente se encuentran sobre el 6 %. 

    La necesidad tiene cara de hereje.

    En el último sondeo de SIFO, el bloque de izquierda alcanza el 40,6 % de intención de voto, en tanto que el de derecha llega al 39,2 %. Los Demócratas de Suecia, por su parte, obtienen un 17,0 %.

    Me preocupa mucho que, según este sondeo, SD sea el partido con más intención de voto dentro de los hombres, alrededor de un 24 %. Me alegra, en cambio, que  la intención de voto de las mujeres respecto a este partido racista sea de solo un 10%. Pero si solo loso hombres votaran, SD sería el partido más grande en Suecia. 

    La pregunta es ¿qué constelaciones se formarán, este lunes? ¿Qué partido o coalición aceptará el apoyo de SD? ¿Cómo se logrará llegar a una mayoría en el parlamento?

    Los Demócratas de Suecia votan en el parlamente generalmente por la Alianza, no por la coalición de Izquierda. A pesar de que siempre han dicho que son anti todos los siete partidos restantes.  

    En los otros países nórdicos, los partidos de extrema derecha han llegado al gobierno, pactando con otros partidos. Suecia es el único que se sigue resistiendo al embate populista, pero me pregunto ¿hasta cuándo aguantará?

    Las declaraciones de Jimmie Åkesson en el último debate televisivo dejaron en claro que Demócratas de Suecia es un partido racista, cuando él, su líder, aseguró que los extranjeros: “no consiguen trabajo porque no son suecos y no encajan en Suecia”.

    Todos quienes estábamos atentos al debate esperamos que los siete candidatos restantes hubieran abandonado el plató.

    Por supuesto que no ocurrió.

    La dirección del canal de SVT, se apresuró a declarar que no compartían lo dicho por Åkesson. Pero en este mundo al revés, éste se sintió agraviado, anunció que se querellará con el canal y lo denunció a los observadores internacionales que por primera vez vigilan unas elecciones en Suecia.

    Así de tenso está el panorama. Nunca antes habíamos requerido en Suecia la presencia de observadores internacionales, en un país donde la participación ciudadana en elecciones es del 85 %.

    Respecto al “problema" con SVT, Martin Kinnunen, vocero de SD y ex presidente de las Juventudes del partido, publicó en Twitter que SVT era un “canal de mierda” y comunicó que su partido boicotearía las transmisiones del canal estatal de las elecciones.

    Después de insultar a una gran parte de la población sueca, los Demócratas de Suecia declaran que son ellos los insultados.

    Pero curiosamente muchos de los simpatizantes de SD son extranjeros. Si se hubieran tomado la molestia de leer las propuestas del partido, sin duda no lo serían, porque SD promueve el retorno de los extranjeros a sus países de origen, quiere abolir la doble nacionalidad y quiere el “Swexit”, la salida de Suecia de la Unión Europea. ¿Qué inmigrante adhiere a esto?

    ¿Qué mujer está de acuerdo con que se limite el aborto libre, que tenga que imponer junto a su marido, lo cual la perjudica considerablemente? Sambeskattning (*) ¿Y qué persona, con un modesto sueldo quiere que los alquileres vayan a parar a las fauces del mercado y ya no sea capaz de pagar el arriendo?

    Por esto y por mil razones más espero que Suecia aguante. Espero que los electores paren el nacionalismo retrógrado y racista de Jimmie Åkesson y que Suecia no se deje doblegar, como sus vecinos, a las oscuras fuerzas del populismo de la ultra derecha.

    ¡Aguante, Suecia!

     

     

    (*) Sambeskattning significa que los cónyuges en un matrimonio imponen la mitad del ingreso total. Esto favorece a la parte que gana más y desfavorece a quien gana menos. Generalmente el hombre gana más que la mujer, por eso en Suecia, la tributación conjunta del ingreso fue abolida en una reforma tributaria en 1971.

     

     

    INFORMACIÓN SOBRE LOS RESULTADOS:

     

    Cuando se cierren las urnas y comience el conteo, se podrán ver, paso a paso los resultados en el sitio web de la Oficina de Elecciones, Valmyndigheten - haga clic 

    A las 22.00 o 23.00 se dará a conocer el primer pronóstico, que es el que acostumbra mantenerse, por lo tanto es muy importante verlo para saber el resultado de las elecciones. En el mismo enlace. 

     


    Los líderes de los partidos y sus respectivos logos. A la izquierda la coalición rojiverde oficialista. El segundo, de izquierda a derecha es Stefan Löfven, líder de la Socialdemocracia y primer ministro de Suecia. A la derecha, la Alianza. El primero de derecha a izquierda es Jimmie Åkesson, con el logo del partido, una flor que la sacaron "de alguna parte, en Internet". Foto: Aftonbladet. 

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español