Sábado, 27 Noviembre 2021 | Login

Cien años después de que las mujeres suecas obtuvieran el derecho al sufragio, Magdalena Andersson, presidenta del partido Socialdemócrata, se convirtió en la primera mujer elegida primera ministra, en la historia de Suecia.

A las diez de la mañana del miércoles, una emocionada lideresa recibía los aplausos en el Riksdagen. Pero, siete horas más presentaba su renuncia.  

¿Qué pasó?

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El miércoles 24 de noviembre fue, tal vez, el día más extraño en la historia política de Suecia.

Recién pasadas las diez de la mañana, Magdalena Andersson se emocionaba hasta las lágrimas, al ser elegida en el cargo de primera ministra, por el Riksdagen (Parlamento) sueco. El camino allí no había sido fácil, y le habían precedido largas negociaciones con los tres partidos claves que debieron dar su aprobación: sus aliados en la coalición rojiverde: el Partido Verde (Ecologista), que votó verde (aprobación), el Partido del Centro, que votó amarillo (se abstuvo), y el partido de Izquierda, que también se abstuvo.

Las lágrimas de la flamante premier sueca fueron, tal vez, tanto de alivio como de orgullo. El país reconocido en todo el mundo por ser un ejemplo de equidad de género, nunca antes había tenido una primera ministra, y el tema resultaba ya embarazoso para los escandinavos, sobre todo en encuentros internacionales.

Sin embargo, siete horas más tarde, Magdalena Andersson presentaba su renuncia al presidente del parlamento, Andreas Norlén. Y todo el mundo quedó estupefacto.

¿Qué había pasado?

En realidad, no es tan extraño.

- Para mí, se trata de respeto, no quiero liderar un gobierno donde pueda haber motivos para cuestionar su legitimidad, expresó, en la rueda de prensa en la que comunicó su dimisión.

 

Pero vamos por parte.   

Después de que el primer ministro Stefan Löfven repentinamente presentara su renuncia, hace dos semanas atrás, Magdalena Andersson fue elegida como su sucesora y presidenta del partido Socialdemócrata.

Como la coalición formada por el partido Socialdemócrata y el Partido Verde es quien dirige el país desde hace siete años – y puesto que el primero es mucho más grande que el segundo – lo más lógico era que la nueva líder del partido pasara a ser la primera ministra de Suecia.

Sin embargo, el cargo no se “heredaba”, de modo que, ante la dimisión de Löfven, nuevamente el presidente del parlamento, Andreas Norlén, realizó una serie de rondas con los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

Norlén estimó que Magdalena Andersson era la que más posibilidades tenía de ser elegida nueva premier sueca, y llamó a una votación en la cámara de diputados, para su aprobación.

Debido a que Suecia aplica un “parlamentarismo negativo”, lo importante en la votación del miércoles era  que la candidata no se adjudicara 175 o más votos en su contra.

Magdalena Andersson obtuvo exactamente lo requerido, y logró ser elegida primera ministra.

Este viernes haría posesión de su cargo.

No obstante, las cosas tomaron otro rumbo.

Porque siete horas después, la misma cámara – el Riksdagen – debía votar la propuesta del presupuesto. Así lo hizo, dando como resultado que rechazó el presupuesto del gobierno y aceptó en cambio la propuesta de presupuesto de la oposición, vale decir del partido Conservador (M), del partido Democratacristiano (KD) y del partido de los Demócratas Suecos (SD).

Lo extraño fue que el partido del Centro, con el cual Stefan Löfven había llegado al famoso acuerdo de los 73 puntos, y que había “dado el visto bueno” a Magdalena Andersson como primera ministra, esta vez no votó por el presupuesto de ella, ¡sino por el de la oposición!

Y esto, luego de que su lideresa, Annie Lööf , había repetido hasta el cansancio que “no quiere ninguna colaboración con los Demócratas de Suecia”.  

Pero esto no fue lo más bizarro del miércoles. Sí lo fue la actuación del partido Ecologista (Verde, MP). Su vocera declaró que “no podía aceptar el gobernar con un presupuesto de derechas, por lo tanto, se retiraba de la coalición de gobierno”.  

(Aquí vale la pena hace la aclaración de que el gobierno de la coalición rojiverde (S+MP) de Stefan Löfven ya ha gobernado prácticamente con políticas de derecha, desde el acuerdo de los 73 puntos).

Dado esto, a Magdalena Andersson no le quedó otra alternativa que renunciar a su tan difícilmente obtenido cargo.

- Según la práctica, el gobierno de coalición debe dimitir, si un partido decide abandonar el gobierno. Aunque la situación parlamentaria no ha cambiado, es necesario examinarla una vez más, dijo, en rueda de prensa al informar que se había reunido con Andreas Norlén, para solicitar ser removida de sus funciones de primera ministra, las que aún no había alcanzado a asumir.

Esta es la primera vez que algo así sucede en Suecia, el país de la moderación (lagom, ni mucho ni poco).

Y los titulares rápidamente traspasaron las fronteras. Nuevamente Suecia era motivo de signos de interrogación. 

¿Quién gobierna ahora en Suecia? Se preguntaban, en tanto, los suecos.

La respuesta es: Stefan Löfven lidera ahora, en un gobierno de transición.

 

El presidente del parlamento, por su parte, llamó a una conferencia de prensa, este jueves. En esta, declaró que había realizado sus sondeos, y que el próximo lunes, nuevamente, el Riksdagen votaría por la candidatura de Magdalena Andersson.

Andreas Norlén se mostró tan apacible y sosegado como de costumbre, sin embargo, debajo de su tranquila apariencia se podía atisbar un tinte de frustración.

Expresó que “situaciones tan turbulentas como las que se desarrollaron el miércoles pueden dañar la confianza en los procesos parlamentarios del país”. Y, por primera vez y en contra de su actitud siempre tan recatada, dirigió una dura crítica al partido Verde.

- Si sus voceros me hubieran dicho que su apoyo a la candidatura de Magdalena Andersson estaba condicionado, y que abandonarían el gobierno si ganaba la proposición de presupuesto de la derecha, entonces yo no habría llamado a la votación en la cámara, subrayó.

La vocera del partido Verde, Märta Stenevi, inmediatamente después de las declaraciones de Norlén se mostró sorprendida de las declaraciones de éste.

- Es triste escuchar esas críticas. Lo lamento, pero no es algo que nosotros hubiéramos deseado, dijo.

Pero el caso es que el partido Verde – que lucha por su sobrevivencia, oscilando en el 4 por ciento requerido para tener representación en el Parlamento – se adjudicó las críticas no solo de Norlén, sino de quienes sostienen que el partido sabía que iba a abandonar a Magdalena Andersson, y que esperó que se desencadenara el caos político en el país, para comunicar su decisión.

Resumiendo: el próximo lunes se llevará a cabo una nueva votación en el Riksdagen y Magdalena Andersson nuevamente puede ser elegida premier sueca.

La única diferencia es que esta vez no encabezaría un gobierno de coalición, sino unipartidista de la Socialdemocracia. Sería un gobierno muy débil que tendrá que buscar apoyo en amplios sectores, para llevar a cabo su política.

Por otra parte, no estaría sujeto a un partido que, a pesar de ser tan pequeño, tiene exigencias tan grandes. Y tendría más libertad de acción, sostienen algunos.

 


La anterior ministra de Finanzas, actual presidenta del partido Socialdemócrata y premier sueca durante siete horas, Magdalena Andersson, quien puede ser reelegida por el Riksdagen el próximo lunes. Foto: Facebook. (La imagen está recortada).

  

Published in Actualidad
Miércoles, 10 Noviembre 2021 22:33

Stefan Löfven: ”Siete años fantásticos”

Al mediodía del miércoles el primer ministro Stefan Löfven presentó su carta de renuncia. Se la entregó personalmente al presidente del Parlamento, Andreas Norlén.

“Han sido siete años fantásticos”, comentó Löfven, respecto a sus dos períodos en el cargo. Seguidamente, en rueda de prensa, el premier dijo que, frente a las múltiples crisis que le tocó enfrentar, actuó siempre pensando en el bien de Suecia. Y que está "orgulloso de que un chico proveniente de la clase trabajadora haya llegado a ser líder máximo del país".

 

 Por: Magazín Latino

 

El presidente del Parlamento, Andreas Norlén, recibió hoy la carta formal en la que Stefan Löfven solicita ser destituido de su cargo como primer ministro de Suecia, y mañana mismo comienza con las rondas con los líderes de los partidos, en busca de un nuevo - o nueva - premier para el país.

Aunque en la votación en la cámara, que probablemente se llevará a cabo el martes de la semana que viene, todo indica que Magdalena Andersson se convertirá en la primera mujer en la historia de Suecia que ocupa este puesto.  

Andersson fue elegida presidenta del partido Socialdemócrata en el congreso que se llevó a cabo la semana pasada, y lo lógico es que asuma como primera ministra, ante la renuncia de Löfven.

Sin embargo, no todo está zanjado. Pero poco a poco se han ido eliminando los obstáculos que han sido motivo de negociaciones entre los partidos del Centro, de la Izquierda y del Medioambiente. Como se sabe, para que Magdalena Andersson sea aceptada como lideresa del país, necesita del apoyo de estos, de cara a la votación en el Parlamento.

Y las cifras som tan estrechas (174 - 174), que un/a solo diputado/a que se abstenga de votar podría aventurar la elección de Andersson. Esta vez no se aceptarán "descolgados/as", o que alguno de los diputados o diputadas se retrase u oprima el botón equivocado. 

 


El bloque de derecha e izquierda tienen la misma cantidad de votos: 174. Si Magdalena Andersson obtiene 175 votos en su contra, es rechazada por el Parlamento. Foto: Gráfico TV4.se. 

Hoy al menos el partido Verde y del Centro se mostraron satisfechos de los acuerdos sobre zonas costeras y propiedad de bosques. La presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, había puesto claras exigencias respecto a estos puntos, para poder dar su aprobación a la candidatura de Magdalena Andersson como primera ministra.

- Toleramos a Magdalena Andersson como primera ministra, debido a que el gobierno ha cumplido con el acuerdo sobre importantes y centrales reformas para las zonas rurales, comunicó a la prensa.

No obstante, el hecho de que el partido del Centro acepte a Magdalena Andersson, no significa que apoye la propuesta de presupuesto, que la futura premier sueca presentará a comienzos de diciembre.

- Cuando veamos las alternativas que hay sobre la mesa, tomaremos las decisiones frente a la votación sobre el presupuesto, dijo Lööf.

 


La lideresa del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar. Foto: Pantallazo TV4Play.

 

Por su parte, la presidenta del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, ha expresado que espera conversar con Magdalena Andersson, para lograr llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas, antes de dar a conocer cómo votará su partido.

Dadgostar ha mostrado tener un tono más duro que su predecesor, Jonas Sjöstedt, y no aceptará que la coalición rojiverde sea excluida de todas las negociaciones gubernamentales, tal cual lo exigiera el partido del Centro, anteriormente.

Al parecer Nooshi Dadgostar no tolerará ser tratada como “un felpudo”, mote que se ganara Sjöstedt debido a las concesiones que hizo a Stefan Löfven, cuando el partido aceptara a Löfven como primer ministro. 

En tanto, Magdalena Andersson ha dicho que tiene buenas relaciones con Dadgostar y que está dispuesta a conversar con ella.

También dijo que la lideresa del partido de Izquierda tiene dos posibilidades: la acepta a ella, o acepta al presidente de los conservadores, Ulf Kristersson. Agregó que si optaba por él, Suecia tendría "el gobierno más conservador de la historia".

 


El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, presentó su dimisión este miércoles al mediodía. Foto: Pantallazo Svt.se.

Published in Actualidad

Esta semana, la presidenta del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, declaró que se requieren nuevas negociaciones para apoyar a Magdalena Andersson como nueva primera ministra. Ahora responde Andersson.

- O me acepta como primera ministra, o acepta a Ulf Kristersson, dice Magdalena Andersson en una entrevista con SVT Forum el sábado.

 

 Fuente: SVT. 6 de noviembre de 2021

 

El Partido de Izquierda declaró a principios de esta semana que los socialdemócratas deben ofrecerles algo si quieren que Magdalena Andersson sea votada como primera ministra. Pero cuando se le pregunta a la nueva líder de la Socialdemocracia, ella no parece estar muy preocupada.

- Han pasado solo 17 semanas desde que el Partido de Izquierda aceptó a un primer ministro socialdemócrata, y la distribución de escaños sigue siendo la misma, dice Magdalena Andersson, en entrevista con SVT Forum.

- El Partido de Izquierda tiene dos alternativas. O me aceptan como primera ministra, o aceptan a Ulf Kristersson, quien entonces lideraría el gobierno más conservador que jamás haya tenido Suecia.

 

Las - un problema

Al mismo tiempo, Magdalena Andersson dice que, por supuesto, hablará con Dadgostar. Sin embargo, mantiene su posición frente a la gran disputa entre el Partido Socialdemócrata y el Partido de Izquierda: la Ley de Protección del Empleo, Las.

El Partido de Izquierda ha exigido anteriormente que los cambios previstos en Las se pospongan hasta el próximo mandato, a lo que Stefan Löfven se ha negado.

Y Magdalena Andersson parece estar en la misma línea.

- Ahí las partes tienen un acuerdo, y hay un apoyo muy amplio en el Riksdag. Yo considero que esto se hará realidad ya sea conmigo como primera ministra, o con Ulf Kristersson como primer ministro.

 

Incierto apoyo del Partido del Centro

Además del apoyo del Partido de Izquierda en la próxima votación de primer ministro de Suecia, Magdalena Andersson necesita el apoyo del Partido del Centro, que también ha presentado demandas para seguir apoyando al gobierno de la Socialdemocracia y del Partido Verde.  

Se trata, entre otras demandas, de la protección de zonas costeras - y tampoco en este tema han logrado llegar a un acuerdo. 

 


"Por supuesto que llamaré a Nooshi Dadgostar" - Magdalena Andersson (S) sobre la colaboración con el Partido de Izquierda. Foto: Pantallazo Svt.se.

 

Published in Política

El primer ministro Stefan Löfven presentará su carta de renuncia a su cargo a principios de la semana entrante. Así lo anunció su secretaria de prensa. Pero aún es incierto cuándo el parlamento podrá votar a un nuevo (o nueva) primer ministro para el país.

 Fuente: SVT. 7-11-2021

 

Este fin de semana, Stefan Löfven dejó su cargo de líder del Partido Socialdemócrata, sin embargo, sigue siendo formalmente primer ministro hasta que el Riksdag apruebe un nuevo primer ministro para el país.

 

Un proceso que no puede iniciarse hasta que el actual primer ministro acuda al presidente del Riksdag, [Andreas Norlén] y solicite ser destituido de su cargo.

Algo que sucederá a principios de semana.

"Él presentará su solicitud de destitución como primer ministro al presidente del Parlamento a principios de la próxima semana", escribe su secretaria de prensa, Maria Soläng, en un mensaje de texto al noticiero de la televisión pública, SVT Nyheter. 

 

Prometió una respuesta clara

Anteriormente, durante esta semana, Löfven había prometido anunciar a más tardar hoy, domingo, cuándo tiene la intención de dimitir. Pero la respuesta sobre el día y la hora, claramente, no llegó.

En el congreso, la ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, fue elegida nueva líder del partido, sucesora de Löfven, y el plan es que asuma el cargo de primera ministra. Pero, para que esto suceda, debe tener la aprobación del Parlamento, y el Partido de Centro y el Partido de Izquierda no deben votar en su contra.

 

Apoyo no asegurado

La falta de respuesta de Löfven es una señal de que el apoyo en el Parlamento aún no está asegurado para que Andersson pueda asumir el relevo.

Las negociaciones están aún en curso, entre los dos partidos gobernantes, la Socialdemocracia (S), y el Partido Verde (MP), y el Partido del Centro, sobre cuestiones de protección de los bosques y de zonas costeras protegidas.

Ya el verano pasado, cuando el Partido del Centro nuevamente dio su aprobación [vale decir, se abstuvo de votar en contra] a Löfven como primer ministro, este partido exigió que se fortalecieran los derechos de los propietarios de bosques y se garantizara la protección de zonas costeras privadas. Pero, el Partido Verde es el polo opuesto del Centro en esos temas y, sobre todo, las negociaciones para facilitar la construcción en zonas costeras se ha dicho que son difíciles de resolver.

 


El primer ministro sueco, Stefan Löfven, y su posible sucesora, la ministra de Finanzas Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo SVT.
 

Published in Sociedad

Este lunes a primera hora de la mañana, el gobierno presentó el proyecto de Presupuesto 2022 al Parlamento, el último de la administración Löfven. Un presupuesto de cara a las elecciones, que busca congraciarse con las familias suecas, y que requiere del apoyo de dos partidos diametralmente opuestos: el del Centro y el de Izquierda.  

74 mil millones de coronas se reparten entre el medio ambiente y el bienestar social, luego de la crisis sanitaria del año anterior. Destacan la “semana familiar”, inversiones en el sistema de salud, y más dinero en el bolsillo de los jubilados.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El nuevo proyecto de Presupuesto presentado ayer por la ministra de Hacienda, Magdalena Andersson, parece abarcar demasiado, y no es raro. No solo requiere del apoyo de dos partidos que piensan diametralmente distinto, sino también debe apelar y satisfacer a los posibles votantes, de cara a los comicios de 2022.

Y nuevamente, como ocurrido en otras ocasiones, el gobierno se dirige a las familias con niños. Esta vez con la “semana familiar”, una promesa hecha en 2018, pero que la administración Löfven no había cumplido, hasta la fecha.

El gobierno dispone en total de 100 mil millones de coronas. Sin embargo, vale la pena recordar que este es dinero prestado. Magdalena Andersson invierte 74 mil millones de coronas de este total. 10 para una reducción de impuestos y otros 10 para aplacar los efectos de la pandemia de la covid.

- Gracias a que hemos ahorrado en las arcas fiscales, durante los tiempos de bonanza, tenemos la posibilidad de seguir apoyando la recuperación de las finanzas, dijo la ministra de Finanzas – y probablemente sucesora de Stefan Löfven - Magdalena Andersson, en la rueda de prensa telemática del lunes por la mañana.


Magdalena Andersson le entrega el proyecto de Presupuesto 2022 a Andreas Norlén, en la sala plena del Parlamento sueco. Foto: Pantallazo Svt:se.

Antes de hacer entrega  del pesado documento con el proyecto del presupuesto al presidente del Parlamento, Andreas Norlén, y de presentarlo a la cámara de diputados, declaró a SVT:

- Vamos a contratar a más policías, acortar las colas ocasionadas por la crisis del corona en el sistema de la salud, y llevar a cabo grandes inversiones dedicadas al medio ambiente a lo largo de toda Suecia.

En breve, el presupuesto 2022 se desglosa en algunos de los siguientes ítems:

12 mil millones se invertirán en iniciativas a favor del medio ambiente

8 mil millones incentivará a que más personas obtengan un puesto de trabajo

5 mil millones se dedican al sistema de salud

2,2 mil millones serán destinados a combatir la criminalidad

10 mil millones se invierten en reducciones de impuestos

10 mil millones serán dedicados a iniciativas en relación a la pandemia.

 


Algunas cifras del proyecto de Presupuesto 2022. Foto: Pantallazo Svt:se.

Un proyecto de presupuesto marcado por la crisis sanitaria, que busca satisfacer las necesidades de una gran mayoría, pero poniendo el foco en los más vulnerables: jubilados, enfermos, personas de ingresos bajos y medios.

La reducción de los impuestos significa que los trabajadores y jubilados podrán contar con más dinero en la billetera desde el 1 de enero del año próximo, si el presupuesto es aprobado.  Sin embargo, para quienes ganan menos, la diferencia será mínima: unas 100 coronas al mes. Y quienes ganan menos de 22.000 coronas al mes no obtendrán reducción alguna.

Con estas medidas se pretende reactivar la economía y, por ende, la recuperación del país.

La oposición - como es habitual - criticó de inmediato el proyecto presupuestario. En el noticiario de la tarde, Aktuellt, en SVT, la portavoz de política económica del Partido Conservador (Moderat), Elisabeth Svantesson, criticó al gobierno de preocuparse más por mantenerse en el poder que por sacar a Suecia de la crisis.

Según Svantesson, la ministra de Hacienda y el gobierno hacen la vista gorda en el nuevo presupuesto ante una serie de problemas que enfrenta Suecia, entre ellos, las balaceras entre pandillas, un problema que ha ido en aumento. (Suecia es el país que tiene más balaceras con desenlace fatal en Europa).

- Ni una sola corona se destina a inversiones en la policía, a pesar de que tenemos robos por humillación y tiroteos entre pandillas. Se requieren más recursos y una política legal sólida y correcta, dijo Elisabeth Svantesson.

Magdalena Andersson replicó que la intención del gobierno es capacitar a más policías, construir más cárceles y detener a más delincuentes. 

- En este presupuesto estamos haciendo grandes inversiones en la policía. Este es otro paso en la expansión de las fuerzas del orden, para que tengamos 10.000 policías más. Pero también debemos trabajar en forma preventiva y poder llegar al financiamiento ilícito, y lo hacemos, afirmó. 

Lo cual no fue suficiente para que Elisabeth Svantesson cambiara de opinión. Recalcó una vez más que el gobierno está más interesado en mantenerse en el poder que en el bienestar. Recordó, además, el hecho de que uno de cada cinco inmigrantes carece de empleo y sostuvo que le preocupa que la ministra de Finanzas no le dé más importancia a este tema.

Por otra parte, para que el Presupuesto sea aceptado por el Parlamento, el gobierno Socialdemócrata y sus socios, el Partido Verde, deben contar tanto con el apoyo del Partido del Centro, como del Partido de Izquierda.

Ninguno de los dos manifestó el lunes su conformidad con el nuevo presupuesto.

La portavoz de política económica del Partido de Izquierda, Ulla Andersson, dijo que su partido "no tiene nada en contra de las reducciones de impuestos", sobre todo si se trata de personas con menos recursos. Pero que estas debían ser correctamente financiadas.

Agregó:

- La tarea de un gobierno es asegurar su base presupuestaria. Este gobierno ha optado por no hacerlo. En cambio, ha seguido los caprichos del Partido del Centro.

 

Algunas de las propuestas:

 

Semana familiar:

Se propone que la reforma entre en vigor en abril del próximo año y significa que los padres y madres de niños entre 4 y 16 años pueden quedarse en casa y recibir el 80 por ciento de sus ingresos durante un total de seis días al año, tres días por padre o madre. En el caso de familias monoparentales, podrán disponer del total de los seis días.

Empleos:

El gobierno también quiere invertir 8 mil millones de coronas suecas en puestos de trabajo.

Se proponen una serie de inversiones en el mercado de trabajo y medidas contra el desempleo. Entre otras cosas, se invierten 1.2 mil millones de coronas en servicios de emparejamiento para los solicitantes de empleo, 425 millones de coronas en formación para el mercado laboral, 701 millones de coronas en servicios adicionales y trabajos introductorios para quienes están más alejados del mercado laboral.

Jubilados:

290.000 pensionistas con una subvención de vivienda (bostadstillägg) reciben entre 200 y 450 coronas más al mes cuando se eleva el límite máximo del suplemento de vivienda, al mismo tiempo que se eleva el suplemento de consumo.

Reducción de impuestos:

Se propone aumentar la reducción de impuestos que se introdujo para las personas de ingresos bajos y medios a principios de año con 1.320 coronas a un total de 2.820 coronas, el próximo año. Los pensionistas también están incluidos en esta reducción. Para recibir parte de la reducción total de impuestos, se requiere un ingreso de al menos 265.000 coronas al año, lo que corresponde a algo más de 22.000 coronas al mes. Una pensión promedio es de alrededor de 20.000 coronas al mes, por lo que muchos jubilados tendrán una reducción de impuestos ligeramente menor que la mayoría de quienes laboran.


La ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, presentó el proyecto de Presupuesto 2022 este lunes, en una rueda de prensa telemática. Foto: Pantallazo: Svt.se.

Published in Sociedad

Al finalizar su discurso de verano el domingo en Åkersberga, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, anunció su dimisión.

- No seré yo quien dirija a la Socialdemocracia en la campaña electoral del próximo año, afirmó, ante la asombrada audiencia.

Y las especulaciones de quien lo sucedería en el cargo comenzaron de inmediato. Magdalena Andersson, ministra de finanzas se perfila como favorita para sucederle en el cargo.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

”Det är inte lätt men det är rätt”, dijo el premier sueco ante la pregunta del porqué anunciaba su dimisión. En castellano no rima, pero la traducción es: “No es fácil, pero es lo correcto”.

- No seré yo quien dirija la campaña electoral de la Socialdemocracia el próximo año, declaró Stefan Löfven, en el marco de su discurso de verano en la localidad de Åkersberga, el domingo por la mañana.

El anuncio sorprendió a todos, solo sus más cercanos sabían lo que se venía.

De esta manera, Stefan Löfven pone fin a diez años como líder de la Socialdemocracia y a siete como primer ministro.

Hasta hace solo un mes atrás, había asegurado que seguiría a cargo de ambos cargos, pero ahora comunicó que iba a presentar su carta de renuncia al presidente del parlamento en el marco del Congreso de los socialdemócratas, en noviembre del año en curso.

- Yo creo que es lo mejor para el partido. Cuando arranque la campaña electoral el próximo año, tendremos un/a presidente/a del partido que podrá serlo durante mucho tiempo más y, por lo tanto, también ser también primer/a ministro/a durante mucho tiempo, dijo.

De esta forma, explicó Löfven, los electores conocerán con bastante antelación quien será el/la presidente/a del partido, al mismo tiempo que éste tendrá tiempo para sentirse cómodo/a en su rol de líder del partido y tal vez primer ministro (o ministra del país).

El tema del género saltó de inmediato a la palestra. Porque a la Socialdemocracia se le está poniendo cada vez más difícil sostener que es un partido – y un gobierno – feminista. A lo largo de su larga historia, han tenido una sola presidenta: Mona Sahlin. Y Suecia nunca ha tenido una primera ministra – a diferencia de sus vecinos nórdicos, que son todos gobernados por mujeres.

De este modo, la persona que está más cercana a suceder en el cargo a Stefan Löfven es su ministra de Finanzas, su “heredera”, o “princesa”, Magdalena Andersson. Méritos no le faltan y ha navegado en las turbulentas aguas de los últimos tiempos, llevando las riendas de la economía sueca con austeridad y precaución. 

La pregunta es si ella está dispuesta.

Magdalena Andersson pertenece también al flanco de la derecha, de la Socialdemocracia, por lo tanto su elección sería una continuación de la línea de Löfven, quien, para continuar en el cargo, en 2019, pactó con el partido Liberal y el del Centro, en el llamado "pacto de enero". Con esto cumplió algo que tenía en la mira desde hace tiempo: romper la política de bloques.

- La política de bloques es idiotizante, ha dicho Löfven.

No obstante, no es seguro de que esto haya sido lo mejor para el partido. El gobernar con políticas de derechas ha causado un gran descontento dentro de las bases, y el conglomerado socialdemócrata ha tenido cada vez menos apoyo del electorado.

Stefan Löfven ha logrado mantenerse en el cargo, pero ha sido sometido a votación en la cámara en tres ocasiones. Con esto se ha adjudicado el mote de “malabarista de la política”, y no pasará a la historia como un gran líder.

También se ha especulado acerca de las razones de su repentina dimisión. Con su salida, Löfven se evitará llevar a puerto la proposición de presupuesto, a finales de año. Algo que se ve sumamente difícil, puesto que una vez más, ni el partido de Izquierda ni el del Centro piensan dar su brazo a torcer y abandonar sus demandas. Y si la cámara no aprueba el presupuesto, el gobierno cae.

También se evitará responder por el informe final de la Comisión Corona. (El informe de la primera parte resultó en una dura crítica al gobierno, por la gestión de la pandemia).

Esto se lo deja “de regalo” a su sucesora.

Y sucesora, porque la posibilidad de que una mujer lo suceda en el cargo se ve como lo más probable, de no ser así, difícilmente podrán seguir afirmando ser el primer gobierno feminista del mundo.

En caso de que la Socialdemocracia gane las elecciones de septiembre de 2022, Suecia tendría por primera vez en la historia una primera ministra.


Stefan Löfven anunció su dimisión en su discurso de verano, en la localidad de Åkersberga. Foto:Omni. 

 

Published in Política

El discurso de Jimmie Åkesson, líder de los Demócratas de Suecia, clausuró este domingo la semana política de Almedalen.

La cobertura mediática fue menor que otros años. Organizaciones declinaron su participación por la presencia de los nazis y otros se cansaron de los altos precios que exigía una semana en Visby.

Lo que causó más revuelo fue el almuerzo de Ebba Bush Thor con Jimmie Åkesson. Y Nyamko Sabuni hizo su debut como nueva lideresa del partido Liberal.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Todo indica que la semana política de Almedalen ha comenzado a decaer en popularidad. Algunos incluso son de la opinión de que ya cumplió su rol y en la actualidad no cumple sus objetivos iniciales.

 

El caso es que Almedalen 2019 no fue lo de otros años, y la pregunta es si el evento político más importante del año sobrevivirá este declive.

 

Sea como sea, durante la semana quedó en claro el nuevo posicionamiento de los partidos políticos en Suecia. Con los Moderados, Democratacristianos y Demócratas de Suecia, por un lado, y con la Socialdemocracia, el partido Verde, el partido del Centro y el partido Liberal por otro.

 

Y en los discursos de los distintos líderes se pusieron de manifiesto estas diferencias y estas nuevas cercanías.

 

La alocución más encendida – y más ácida – fue la de Ebba Bush Thor, quien criticó tanto a sus ex aliados de la Alianza - el partido del Centro y los Liberales - como al oficialismo, por el acuerdo de enero. E instó a Nyamko Sabuni a abandonarlo. Simple y sencillamente.

- ¡Rompe el tratado! ¡Tu sabes que Stefan Löfven no es el hombre apropiado para liderar Suecia! Vuelvan a la burguesía, dijo EBT a la nueva lideresa liberal.

 

Durante su día en Almedalen, EBT presentó una propuesta para acortar las colas en la atención sanitaria. No extrañaría a nadie que, luego de las vacaciones de verano, los democratacristianos y los demócratas suecos presentaran una propuesta en común al respecto.

 

Porque, a pesar de que Bush Thor aseguró, en un principio, que el comentado almuerzo con Jimmie Åkesson (en Estocolmo) solo era “un almuerzo entre dos adultos”, y que más tarde dijo que eran “solo conversaciones”, en las entrevistas del sábado admitió que “habían conversado sobre negociaciones”.

 

Vale decir, el encuentro con Åkesson, que causó tanto revuelo porque puso punto final al aislamiento de los Demócratas de Suecia, obviamente era algo más que eso.

 

En el futuro, y aunque no lo admitan aún, se puede instaurar una troika compuesta por los Moderados, los Democratacristianos y los Demócratas de Suecia.

Y, si logran atraer a los Liberales o al partido del Centro, pueden derribar al gobierno de Stefan Löfven antes de las elecciones del 2022.

 

No obstante, el acercamiento a los Demócratas de Suecia (partido de extrema derecha con raíces en el nazismo) tiene sus problemas. Por eso, EBT ha querido dejar en claro que existen diferencias fundamentales entre ambos partidos (KD y SD). Entre otras, respecto a una visión humanista. Razones que el líder SD descartó por completo.

- Yo no le creo eso de diferencias en concepciones humanistas. Es solamente retórica, ella tiene que dar motivos aceptables de por qué ahora se acercan a nosotros, dijo Åkesson, este domingo.

 

Según él, ambos comparten el rechazo a la diversidad.

 

La nueva lideresa del partido Liberal, Nyamko Sabuni, por su parte, también dijo, en una entrevista, que “la diversidad no es buena para Suecia”. Algo que ocasionó críticas pero que no afectó su candidatura a la presidencia de su partido.

 

Sabuni declaró, en la semana Almedalen, que está dispuesta a mantener conversaciones con todos los partidos. Pero que no negociará con los Demócratas de Suecia.

- No vamos a negociar con SD. No vamos a formar gobierno con SD, dijo, en Radio Suecia.

 

En su discurso de debut, el miércoles, contó su experiencia personal y su adaptación a la sociedad sueca. “Suecia es un país fantástico”, dijo, contando que el país de sus padres, Congo, tiene una “oscura historia” y que sus padres tuvieron que emigrar a Burundi, donde ella nació, para después asilarse en Suecia.

- Los seres humanos somos mucho más que nuestra apariencia, dijo Sabuni y agregó que estaba cansada de que se refirieran a ella en términos de “extranjera” o de “feminista”.

 

Para tranquilidad de todos quienes han visto amenazado el acuerdo de enero, al asumir Sabuni la presidencia de su partido, y ya que pertenece a la falange de derecha de los Liberales, aseguró que el acuerdo sería respetado, y que su meta principal es unir a su partido – que ha estado a punto de conseguir menos del 4% en elecciones - el límite para tener representación parlamentaria.

 

Al mismo tiempo, no duda en presionar a Stefan Löfven:

- Yo no quiero liderar un partido temeroso que no tenga la capacidad de presionar al gobierno. Si ellos no responden, nosotros nos vamos. Y si se requiere de nuevas elecciones, que vengan, dijo Sabuni, en entrevista con Radio Suecia.

 

Y el gobierno deberá responder. Los 73 puntos que la Socialdemocracia, el partido Verde, el partido Liberal y el partido del Centro acordaron en enero deberán ser cumplidos, pase lo que pase.

 

Jimmie Åkesson se mofó de esto en varias ocasiones, durante su discurso.

- Para la nueva Socialdemocracia, lo único que importa es el poder. El poder, ante todo, dijo.

 

Y criticó a la Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson (S), quien se queja de las disminuciones de impuestos, pero que luego está de acuerdo en disminuir los impuestos de los más ricos.

 

Ya que, con el acuerdo de enero, un gobierno de “izquierda” gobierna con políticas de derecha.

 

 

NOTA EN DESARROLLO

Published in Política

Stefan Löfven asumió este lunes como primer ministro de Suecia. En el Parlamento, leyó su Programa de Gobierno y presentó su gabinete. “Suecia necesita grandes reformas”, subrayó.

- La extrema derecha se extiende en toda Europa. En varios países, fuerzas con agendas antidemocráticas han llegado al poder. Pero en Suecia elegimos otro camino, dijo el premier sueco, al comenzar su discurso.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

 

A las 11.00 de la mañana del lunes recién pasado, el presidente de la Socialdemocracia, y recientemente elegido primer ministro, Stefan Löfven, leyó su Programa de Gobierno en el Parlamento sueco, en el que abundaban los sillones vacíos.  

 

Comenzó refiriéndose a un peligro que asola a Europa, y al mundo:

- La extrema derecha se extiende en toda Europa. En varios países, fuerzas con agendas antidemocráticas han llegado al poder. Pero en Suecia defendemos que todos los seres humanos valen lo mismo. Nosotros elegimos otro camino, dijo el premier sueco, al comenzar su discurso.

 

Este segundo mandato de Stefan Löfven fue posible gracias al acuerdo entre cuatro partidos que, antes de las elecciones de septiembre, se encontraban en distintos bloques. Esto resultó en numerosos debates acerca de “traiciones”.

- Estamos comenzando una colaboración histórica. En Suecia asume un Gobierno compuesto por los Socialdemócratas y el Partido Verde, que colaboran, en relación al presupuesto y al enfoque político en diversas áreas, con el partido del Centro y los Liberales, dijo Löfven.

 

Vale decir, este sigue siendo un Gobierno “rojiverde”, compuesto por el partido Socialdemócrata (S) y el partido Medioambientalista (MP), pero esta vez tiene el apoyo del partido del Centro (C) y los Liberales (L).

 

Esta colaboración histórica entre S, MP, C y L tiene un motivo: impedir la influencia del partido de extrema derecha los Demócratas Suecos (SD). Y significa que estos cuatro partidos se vieron en la obligación de hacer grandes concesiones.

 

Para la Socialdemocracia resultó en un gran giro a la derecha, lo que despertó reacciones tanto dentro de las filas del partido de las rosas (S), como del sindicato, LO, su eterno aliado. 

 


Stefan Löfven, al leer su Programa de Gobierno en el Parlamento sueco. 

 

Los puntos que Löfven enumeró, uno a uno, en su Programa de Gobierno, fueron los que exigieron C y L, y que están en completo desacuerdo con las políticas de la Socialdemocracia.

 

La razón de este compromiso, según lo han explicado el premier sueco y su equipo, fue que la alternativa era aún peor: un Gobierno compuesto por los Moderados (M) y la Democracia cristiana (KD), apoyados por la extrema derecha, SD.

 

Löfven se refirió a la importancia de defender la democracia y los derechos humanos y de luchar contra el extremismo y el antisemitismo.

 

Recordó que hace 100 años atrás la cámara aprobaba el derecho a voto universal.

- La mejor forma de rendir homenaje a quienes precedieron la lucha por la democracia es continuar con su lucha, en esta nueva era.

- La democracia es fuerte en Suecia, pero nunca podemos darla por sentada. Debe ser defendida constantemente, en cada generación, en cada administración.

 

También se refirió a la joven Fadime Sahindal, quien ese mismo día, pero hace 17 años atrás, había sido asesinada por su propio padre. En lo que se denomina un “crimen de honor”.

- Quisiera poder decir que la “cultura del honor” ha sido derrotada. Pero no es así. Los esfuerzos no han sido suficientes. Debemos hacer más.

  

Otro tema recurrente fue el del medioambiente y los cambios climáticos. Este Gobierno tiene el firme propósito de ser el primer país cien por ciento libre de combustibles fósiles. Además, el impuesto a los viajes en avión se restablece, en este programa.

 

Stefan Löfven se refirió también a los temas de la sanidad, la educación, la integración, la lucha contra la criminalidad y las apuestas a las zonas rurales.

 

Para terminar, leyó la lista de los 22 ministros que conforman su gabinete.  

 


El primer ministro, Stefan Löfven, rodeado de los miembros de su gabinete, frente al edificio del Parlamento sueco. 

 

Oficina del Primer Ministro:

Primer Ministro:
Stefan Löfven (S)

Ministro sueco ante la Unión Europea:
Hans Dahlgren

 

Ministerio de Cultura

Ministra de Cultura y Democracia, con responsabilidad de Deportes:
Amanda Lind

 

Ministerio de Defensa

Ministro de Defensa:
Peter Hultqvist

 

Ministerio de Educación e Investigación

Ministra de Educación:
Anna Ekström

 

Ministra de Educación Superior e Investigación: 
Matilda Ernkrans

 

Ministerio del Trabajo

Ministra del Trabajo:
Ylva Johansson

Ministra de Igualdad de Género, responsable de la lucha contra la discriminación y la segregación:
Åsa Lindhagen

 

Ministerio de Empresas e Innovación

Ministro de Empresas:
Ibrahim Baylan

Ministra de Asuntos Rurales:
Jennie Nilsson

 

Ministerio del Medio Ambiente

Ministra del Medio Ambiente y Clima y Viceprimera Ministra:
Isabella Lövin

 

Ministerio de Hacienda (o Finanzas)

Ministra de Hacienda (o Finanzas):
Magdalena Andersson

Ministro de Mercados Financieros y Vivienda, Viceministro de Finanzas:
Per Bolund

Ministro de Administraciones Públicas:
Ardalan Shekarabi

 

Ministerio de Relaciones Exteriores

Ministra de Relaciones Exteriores:
Margot Wallström

Ministro de Cooperación para el Desarrollo:
Peter Eriksson

Ministra de Comercio Exterior, responsable de Asuntos Nórdicos:
Ann Linde

 

Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales

Ministra de Sanidad y Asuntos Sociales:
Lena Hallengren

Ministra de Seguridad Social:
Annika Strandhäll

 

Ministerio de Infraestructura (Obras Públicas)

Ministro de Infraestructura:
Tomas Eneroth

Ministro de Energía y Desarrollo Digital:
Anders Ygeman

 

Ministerio de Justicia

Ministro de Justicia y Migración:
Morgan Johansson

Ministro del Interior:
Mikael Damberg

 


Stefan Löfven rodeado de su gabinete, en la primera conferencia de prensa de su segundo mandato.  


La Ministra de Asuntos Rurales, Jennie Nilsson (S) y la Ministra de Cultura y Democracia, Amanda Lind (MP), junto al primer ministro Stefan Löfven (S).


Isabella Lövin (MP), Ministra del Medio Ambiente; Hans Dahlgren (S), Euroministro; Åsa Lindhagen, Ministra de Igualdad de Género (MP). 


Åsa Lindhagen, Ministra de Igualdad de Género; Anders Ygeman (S), Ministro de Energía y Desarrollo Digital; Mikael Damberg (S), Ministro del Interior.

 

 

Published in Política

Este jueves es el turno de la Socialdemocracia, en la semana política en Almedalen.

A diferencia de sus colegas, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, decidió dar su conferencia de prensa en Roma, al sudeste de Visby, en una residencia para ancianos.

Una clara señal de la Socialdemocracia sobre la apuesta del partido por mejorar las pensiones de 1,7 millones de jubilados, y por quienes se jubilarán en varias décadas más.

 

 Por: Magazín Latino

 

A las 19.00 horas de la soleada tarde, y luego de la actuación del artista Lars WinnerbäckStefan Löfven subió al escenario que hace 50 años atrás ocupara su correligionario, Olof Palme, instaurando con ello la tradicional semana política de Almedalen.

 

4.100 personas – el récord de 2018 - se habían congregado para escucharlo.

 

La apuesta de la Socialdemocracia,para las próximas elecciones de septiembre es aumentar las pensiones de casi dos millones de jubilados. Se trata de instaurar pensiones dignas y de eliminar el “castigo tributario impuesto por la Alianza” para los pensionistas.

 

Sin embargo, Löfven comenzó su discurso citando no a un primer ministro socialdemócrata, sino a uno Liberal (¿un pase al partido de Jan Björklund?). Recordó que, cuando corría el año 1918 y Europa estaba en la ruina, en Suecia había hambruna, inflación y miles morían a causa de la “gripe española”. El primer ministro de entonces, Nils Edén, debió enfrentar una difícil decisión. El pueblo clamaba por el derecho general al sufragio, pero Edén temía que la proposición fallara y que los grupos extremistas reaccionaran con violencia.

 

- Se cuenta que se dirigió a uno de sus ministros de la Socialdemocracia, Wärner Rydén, y le dijo: “Si todo se derrumba, el país se verá envuelto en aventuras aún peores”. A lo que Rydén respondió: “No se derrumbará, si permanecemos unidos”, dijo Stefan Löfven.

 

E hizo un llamado de unidad, repitiéndolo varias veces en su discurso.

 

El día anterior, la líder del Partido del Centro, Annie Lööf, había sido interrumpida en su alocución por una decena de nazis, quienes se habían apostado en medio del público. Cuando comenzaron a pifiarla y a llamarla “¡traidora!”, ella dijo: “escuchemos qué quieren”. Y todos se quedaron callados.

 

Stefan Löfven también se refirió a la presencia y al acoso de los nazis del grupo neofascista NMR, explicando que su gobierno “haría lo necesario para que la sociedad democrática se pudiera defender. Independientemente si la ley actual debe interpretarse de otra forma o de si se deben realizar ajustes”.

 

Explicó que la odiosidad y las amenazas, ya sea que vengan desde la extrema derecha, de la extrema izquierda o de fundamentalistas islámicos, deben ser detenidas por igual. 

- Nuestro país nunca va a dejar que fuerzas antidemocráticas se aprovechen de la democracia para destruirla, enfatizó.

 

 

La Socialdemocracia quiere que las elecciones de septiembre sean “un referéndum sobre la sociedad de bienestar”.

 

El premier sueco explicó que el gobierno había cumplido su promesa de las elecciones anteriores de disminuir el desempleo juvenil. Que en la actualidad este es el más bajo en 16 años. Y que el nivel de empleo en Suecia es el más alto de Europa.

 

Pero reconoció que hay problemas. Por ejemplo, en el área de la sanidad. El gobierno ha invertido,13 mil millones de coronas en sanidad, y se han creado 13.000 nuevos empleos en este rubro. Pero no es suficiente, por lo que, en los próximos años, Löfven quiere 14.000 empleados más en el cuidado de la salud y además invertir en capacitación y educación.

 

Sin embargo, la promesa más contundente se dirigió a los pensionados. Pero no a los pensionados de hoy, sino a los de mañana.

 

- ¡Nuestra sociedad nunca aceptará a los pensionistas pobres como un hecho! Por lo tanto, hemos aumentado el apoyo financiero y, paso a paso, abolimos la inmoral diferencia en impuestos entre sueldos y jubilación. A la par del buen desarrollo económico, los jubilados han recibido más de 13,000 coronas más al año.

 

Pero, a pesar de que los pensionados perciben más en la billetera, gracias a las reformas del gobierno, Löfven quiere llegar más lejos.

 

- Podemos remendar y reparar sin límites, pero si queremos que las pensiones se fortalezcan a largo plazo y en forma contundente, debemos ser capaces de tomar las decisiones más grandes y más difíciles. Si no se hace nada ahora, muchos futuros jubilados recibirán solamente la mitad de su actual sueldo, al pasar a retiro.

 

La meta de la Socialdemocracia es que los pensionistas perciban al menos el 70 por ciento del sueldo que percibían antes de la jubilación. No obstante, la medida depende de que exista un consenso en el comité de pensiones del Parlamento.

 

Y no es seguro que los otros partidos estén de acuerdo con que los empleadores paguen más en cotización patronal, esto no es del agrado de los partidos de derecha.

 

A pesar de que, según Löfven, si los pensionistas tienen mejor economía pueden consumir más, lo que vitalizaría la economía en general.

 

 

Durante la rueda de prensa de la mañana, la Ministra de Finanzas había declarado la necesidad mejorar las jubilaciones y la necesidad de estabilizar el sistema de pensiones.

 

- Los trabajadores deben recibir pensiones dignas al momento de su jubilación. Muchas mujeres mayores que viven solas tienen una economía muy precaria, dijo Magdalena Andersson.

 

El sistema de pensiones vigente en la actualidad rige desde el año 1994. En ese entonces, se pensó que las pensiones resultarían en un 70 por ciento del sueldo, sin embargo, no ha sido así.

 

Este nuevo ajuste favorecería a los trabajadores de hoy de 25 – 30 años.

 

Actualmente los pensionados pagan más impuestos que quienes aún trabajan, y esto es algo que la Socialdemocracia quiere eliminar por completo.

 

- Es una importante cuestión para el partido. Se trata de solidaridad, dijo el primer ministro.

 

 

“Todos tenemos un breve momento en la Tierra. Depende de cada uno qué hacer de él”, había dicho Stefan Löfven, al comienzo de su discurso.

 

- En tiempos de polarización y de extremismos, defendí la unidad y la democracia. Yo dediqué mi momento en la Tierra a dejar una sociedad más fuerte para ustedes, a quien amo. Lo hicimos juntos, nos mantuvimos unidos, finalizó.

 

 
El año pasado, Stefan Löfven no participó en Almedalen. Este año realizó una visita de un día, abandonando rápidamente la isla para continuar con su gira a lo largo de todo el país. Foto: Almedalsveckan. 

 

 

Published in Política

Durante la mañana del lunes, la Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson (S), presentó el proyecto de presupuesto de primavera.

- Un presupuesto para una Suecia fortalecida, dijo la ministra, subrayando que Suecia tiene actualmente la deuda estatal más baja desde 1977.

El gobierno invierte 1,5 mil millones de coronas en fortalecer el bienestar social. 600 millones son destinados a sanidad y 350 millones extras al cuidado de los ancianos.  La titular de finanzas señaló al mismo tiempo que “no hay necesidad de aumentar los impuestos”.

 

 Por: Magazín Latino

 

La Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, (Socialdemócrata), explicó, en la rueda de prensa en Rosenbad, que Suecia goza de una economía fuerte, con bajos niveles de desempleo y altos de ocupación. Además, una deuda fiscal que es la más baja desde 1977.

- Esto es algo que le asegura a Suecia los músculos necesarios el día en que la coyuntura cambie, dijo Andersson.

 

El presupuesto de primavera presentado por la ministra es una cooperación entre los partidos del gobierno y el Partido de Izquierda.

 

Los 350 millones que se destinan al cuidado de los ancianos se invertirán en técnicas digitales para aumentar la seguridad de los ancianos, como por ejemplo, alarmas de seguridad.

- Esto puede aumentar la seguridad de nuestros ancianos, al mismo tiempo que el personal de enfermería se puede dedicar a la atención sanitaria, dijo Andersson.

 

Fuera de los 400 millones que ya se habían destinado para la sanidad, ahora se agregan 200 millones más, para mejorar la accesibilidad en la atención médica.

Este dinero se destinará para contratar profesionales de la salud en las áreas donde hay escasez de profesionales. A los trabajadores de la salud que quieran trabajar después de los 65 o 67 años, les será permitido. Además, se validarán con más premura los títulos de otros países, con el fin de que los facultativos extranjeros puedan incorporarse más rápidamente a la vida laboral.     

 

Para Magdalena Andersson, el reto más grande al que se enfrenta el país es que tanto la cantidad de ancianos como de jóvenes en la población aumentan, y se deben tomar las medidas para financiar la escolaridad, la sanidad y el cuidado de los ancianos.

- Para cumplir el compromiso de las metas del bienestar, en el próximo mandato, debemos poner el bienestar antes que los recortes a los impuestos, lo cual requiere de prioridades difíciles y claras. De acuerdo con los pronósticos que veo hoy en día, no es necesario aumentar los impuestos, expresó Andersson.

 

 

 

 

Published in Política
Página 1 de 2

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español