Domingo, 24 Junio 2018 | Login
"Luego de cuatro años recuperamos Utøya" "En agosto estamos de vuelta en Utøya, en el primer campamento de verano después del ataque terrorista", escriben los autores. Foto: SSU.

"Luego de cuatro años recuperamos Utøya"

23 de julio de 2015 | OPINIÓN |

A l cumplirse cuatro años del ataque terrorista en Oslo y de la masacre en Utøya, los dirigentes de las ligas juveniles socialdemócratas de Suecia y Noruega manifiestan su firme deseo de luchar en contra del odio fascista.

"Este es un día significativo, porque recuperamos Utøya, lugar donde muchos jóvenes perdieron la vida. Es entonces cuando realmente demostramos que la democracia y la transparencia nunca se doblegan ante el odio", escriben conjuntamente los líderes de las juventudes Socialdemócratas de Noruega, AUF, y de Suecia, SSU en una declaración publicada en Svenska Dagbladet.

 

Fuente: SVD. 22 julio 2015. Traducción: Magazín Latino

 

El 22 de julio es una fecha que por siempre quedará grabada en nosotros. No sólo como jóvenes socialdemócratas, sino también como personas en sociedades que se llaman abiertas y democráticas. El 22 de julio, hace cuatro años, las vidas de 77 seres humanos fueron segadas en nombre del odio. Ya en ese entonces dijimos que nunca nos doblegaríamos. Que la democracia y la solidaridad son más fuertes que el odio. En agosto, estaremos de vuelta en Utøya para el primer campamento de verano desde el ataque terrorista. Honraremos la memoria de nuestros compañeros cada día, en cada campamento.

No pasa un día sin que recordemos lo ocurrido en Utøya hace cuatro años atrás. Algunas heridas permanecerán por siempre. Se puede aprender a vivir con el dolor. Pero la solidaridad tras el atentado terrorista desde todos los sectores de la sociedad era tan poderosa, que también resultó en energía. Energía para tener la capacidad de seguir adelante y darse cuenta de que el odio de un hombre nunca gana, cuando una comunidad entera se une en pos de mayor transparencia, más democracia y solidaridad. Basándose en esta fuerza, Utøya ha sido construida nuevamente y está lista para albergar un nuevo campamento. Dentro de dos semanas, tanto la AUF como SSU estarán allí.

AUF y SSU pertenecen a un movimiento cuya meta primordial es luchar por la solidaridad, la igualdad y la democracia. Que fue el movimiento obrero que estaba bajo la mira del odio fascista del que se nutría el perpetrador es terrible pero no incomprensible. El movimiento obrero es la antítesis del fascismo. Pretendemos continuar con esta lucha. No caeremos nunca en las garras del miedo. Puede haber sido un terrorista en solitario quien perpetró el ataque, pero sus ideas se apoyaron en una corriente más amplia de querer aplastar la sociedad democrática abierta e igualitaria que el movimiento obrero ha contribuido a crear y seguirá reforzando y desarrollando.

Nosotros, jóvenes socialdemócratas, creemos en una sociedad donde la dignidad humana siempre es lo más importante. Donde la igualdad de oportunidades y los derechos humanos son evidentes para todos. Donde la democracia y la solidaridad son los valores principales y que impregnan todos los niveles de la sociedad.

En estos momentos vemos cómo el fascismo está en auge en toda Europa, a raíz de la crisis financiera que ha devastado el continente desde el 2008. Recortes en el sistema de bienestar han aumentado la desigualdad y ha llevado a que grupos se enfrenten unos a otros – una situación en la que el fascismo puede prosperar.

Las brechas que crecen deben confrontarse con el derecho humano a una buena vida para todos. Trabajo para todos, prosperidad según la necesidad y gran movilidad social ayudan a construir la confianza fundamental necesaria para crear una inclusión en la sociedad para todos.

Para aplastar el fascismo se requiere también que la gente participe y se organice. Cuando la distancia entre los seres humanos se reduce, se reduce también el espacio para el odio y el terror. Es por eso que continuaremos creando campamentos de verano. Organizando cursos. Haciendo círculos de estudios. Demostrando, protestando y desarrollando políticas para una sociedad igualitaria.

Deseamos volver a Utøya. Sobre todo para AUF es un lugar ubicado en pleno corazón. Pero también para SSU Utøya es algo que siempre asociamos con amor y calidez, con espíritu de comunidad y con compromiso. Cuando ahora recuperamos Utøya para los campamentos de verano, nuestra meta es encontrar un equilibrio entre tres propósitos: Será un lugar para recordar a aquellos que perdimos, un lugar para comprender cómo esto pudo suceder, y un lugar – como siempre lo ha sido — para el compromiso y el debate político.

Pero incluso si no se es políticamente activo, sino simplemente un ser humano que valora la democracia y la solidaridad, es un día significativo, cuando recuperamos la isla donde tantos jóvenes perdieron la vida. Es entonces cuando realmente demostramos que la democracia y la transparencia nunca se doblegan ante el odio.

 

ELLINOR ERIKSSON
Presidenta, Liga de la juventud Socialdemócrata sueca, SSU

MANI HUSSAINI
Presidente, Liga de la juventud Socialdemócrata noruega, AUF

 

Ellinor Eriksson y Mani Hussaini. Foto: Petter Cohen, privat.

 

 

La isla de Utøya, en Noruega. Foto: Lars Pehrson/SVD.

 

 

Notas relacionadas:

ESPECIAL NORUEGA - HAGA CLIC PARA VER LAS NOTAS DE ARCHIVO

 

 

Nota anterior:

Comunicado público: Asociación de presos políticos

 

 

About Author

Related items

  • ¿Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo?

    Desde Noruega, nuestro columnista asociado, Jorge Romero, también gran colaborador de Radio Latin-Amerika, nos envía esta crónica de post Navidad y fin de año, con un titular que nunca se ve entre signos de interrogación, pero al que él le da su explicación. 

    "Escribo esto la madrugada del día 28, a las 6 de la mañana, y pongo el título sin pensarlo mucho como pregunta. Me lo dicta la certeza de que no ha sido una feliz Navidad y el Año Nuevo será una copia burda del que se va", escribe Jorge Romero.

    No obstante, y como cada año, esperamos que el año que está a punto de nacer sea mejor que el que se va. Tal vez porque la esperanza, dicen, es lo último que abandona al ser humano. 

     

     Por: Jorge Romero

     

    Escribo esto la madrugada del día 28, a las 6 de la mañana, y pongo el título sin pensarlo mucho como pregunta. Me lo dicta la certeza de que no ha sido una feliz Navidad y el Año Nuevo será una copia burda del que se va. Porque como todos, soy yo y mis circunstancias, y porque ni yo ni mis circunstancias son propicias para esperar algo diferente. "Hay que ser positivos, dirán muchos, y en esa primera frase hay mucho pesimismo y mucha falta de confianza en tus propias facultades y en tu propia realidad". 

     

    Y tienen toda la razón los que proponen optimismo, confianza, fe y esperanza en el futuro. Porque con ese engaño se pasa mejor, se soportan mejor el tedio, la soledad, las malas noticias y en general las desgracias propias y ajenas.

     

    Pero a mí no me resulta el engaño y no puedo pasarme gato por liebre. Porque de nuevo y como cada diciembre desde hace muchos años me asalta una depresión irremediable que no logro superar. Porque de nuevo me quedé encerrado en casa, con los regalos para los nietos sin llevárselos y concretamente no fui a reunirme con la familia, que cada año cumple religiosamente con el rito de la comida, el arbolito, las luces, los regalos y las buenas intenciones de todos para todos. Y no es por supuesto que yo tenga malas intenciones con ellos. Los quiero mucho y yo también me quiero, no faltaba más. Pero la nostalgia, los recuerdos, el olor a albahaca, los dulces hechos por mi madre me superan. Me anulan y me dejan como hándicap, como lisiado, como héroe de guerra en silla de ruedas. Y sencillamente no puedo evitarlo.

     

    Qué hago entonces en esa soledad sin fondo. Pues como siempre recurro a los libros. Como cada diciembre, nada nuevo. Otra vez leo pasajes de la Biblia y del Quijote mientras escucho música barroca, oigo a Plácido Domingo cantando con Paloma San Basilio, a los tres tenores que todos sabemos, piezas musicales o bailables del Coro del Ejército Ruso. Me sumerjo en el Lazarillo de Tormes, en La Metamorfosis, o en la novela El viejo y el mar mientras veo la película Zorba el Griego con el mejicano Antonio Quin y Alan Bates.

     

    Y se me van las horas así, que es lo que pretendo. Es una lucha contra el tiempo para que amanezca pronto el primero de enero del año que viene, para volver a la vida normal, a la rutina acostumbrada, a esa realidad que no podemos cambiar.

     

    Con todo, creo que la realidad de cada uno, que es diferente para cada ser humano, debemos llevarla con el mínimo de sobresaltos, con la decisión diaria de no dejarnos avasallar, de no dejar que nos gane la adversidad, ni en lo cotidiano ni en lo general. Si se nos quebró un plato pues comemos de la olla misma. Si se indulta a un asesino, que no nos duela de modo que nos frene en el quehacer cotidiano. Que no nos alcancen al punto de herirnos las amenazas de Trump ni las derrotas políticas. Que no nos cague la vaca mientras la ordeñamos.

     

    De esta forma termino sacando el signo de interrogación del título para desearles a todas y todos una muy FELIZ NAVIDAD Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO.

     

    Desde Noruega, Jorge Romero

     

     

  • La ministra de Inmigración noruega Sylvi Listhaug enoja a Suecia

    La Ministra de Inmigración de Noruega, estuvo recientemente de visita en Suecia.

    Sylvi Listhaug tenía planeado reunirse con su colega sueca, Helene Fritzon, en el barrio periférico de Rinkeby. Sin embargo, apenas arribar a Estocolmo, la ministra del partido de extrema derecha noruego se enteró que su homóloga sueca había cancelado el encuentro. 

    "Una vez más la ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug, vuelve a ser el foco de la polémica. En esta ocasión, en plena campaña electoral, la controversia ha trascendido las fronteras, causando desavenencias con el Gobierno de Suecia" escribe el portal noruego Radiolatinamerika.no. 

     

     Fuente: Radiolatinamerika.no. María Fluxá. 31-08-2017

     

    El pasado lunes la ministra del populista Partido del Progreso fue plantada por su homóloga sueca, Heléne Fritzon. Listhaug había viajado a Estocolmo y según aterrizó en Arlanda se enteró de que la ministra socialdemócrata había cancelado un encuentro acordado hace semanas.

     

    “Recientemente ha quedado muy claro que la visita de Lishaug forma parte de la campaña electoral noruega”, justificó Fritzon en referencia a los comicios generales del próximo 11 de septiembre. “Listhaug parece más interesada en difundir una imagen equivocada de Suecia”, añadió.

     

    Oficialmente el viaje de Listhaug aspiraba a conocer cómo el país vecino, que cuenta con la mayor población inmigrante de Europa en términos per capita, gestiona su integración. Sin embargo, en declaraciones al diario VG, la víspera, fue más explícita: “Estoy aquí para ver cómo las cosas no deberían hacerse en Noruega”, dijo al diario.

     

    Según Listhaug, muy dada a los comentarios políticamente incorrectos, existen en Suecia “sociedades paralelas” y hay al menos “60 zonas prohibidas” porque la integración ha fallado. Esto “no tiene sentido”, según Fritzon, quien en un comunicado añadió que estaría encantada de reunirse con su colega de Noruega, pero una vez pasadas las elecciones.

     

    Preguntada al respecto, la primera ministra noruega, Erna Solberg, que gobierna en coalición con el Partido del Progreso de Listhaug, explicó “no tener demasiados comentarios” al respecto. Sin embargo, cuando el periodista de VG le insistió en los comentarios de Listhaug sobre esas 60 zonas fuera de la ley en Suecia, Solberg puntualizó que “Listhaug debería asegurarse de que lo que dice está de acuerdo con lo que las autoridades locales piensan al respecto”.

     

    El líder laborista, Jonas Gahr Støre, aprovechó la polémica para, en el debate televisivo del martes, echarle en cara a Solberg de haber incorporado a un partido de extrema derecha (el Partido del Progreso) al gobierno. El asunto podría haber quedado zanjado aquí; sin embargo, Listhaug como tenía previsto, visitó el barrio inmigrante de Rinkeby, en Estocolmo.

     

    Este hecho no ha sentado bien en Suecia, tal y como dejaron claras las declaraciones del primer ministro, Stefan Lövfen. “Es importante que se dé una imagen correcta (de Suecia). Nosotros no nos metemos en la situación de otro país. Estamos lidiando con nuestros problemas y eso depende de nosotros”, declaró el socialdemócrata al diario VG.

     

     

    La  Ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug. Foto: Radiolatinamerika.no

     

     

     

    La Ministra de Inmigración sueca, Heléne Fritzon. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Se lanzó al mar para sentirse como refugiada: Sylvi Lishtaug, se convirtió en abril de 2016 en el hazmerreír de los noruegos, después de llevar a cabo una particular maniobra con la que pretendía concienciar sobre la situación de los refugiados sirios.

     

     

  • El Presidente de Colombia Juan Manuel Santos llegó a Oslo para recibir el Premio Nobel de la Paz

    El Presidente colombiano Juan Manuel Santos declaró este viernes en Oslo, que recibirá el Premio Nobel de Paz en nombre de  8 millones de víctimas que ha dejado el conflicto armado colombiano durante las últimas cinco décadas. El anuncio lo hizo durante una rueda de prensa realizada en el Instituto Nobel de Oslo.

    Es el segundo Nobel que obtiene un colombiano. El primero fue Gabriel García Márquez, quien fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1982.

     

    Por: Radio Latin-Amerika. Fotos: Mónica Orjuela, Presidencia de la República, Colombia

     

    Este sábado, Colombia va a obtener su primer Premio Nobel de la Paz, que será otorgado al presidente Juan Manuel Santos.

    El Presidente Santos aterrizó en el aeropuerto de Gardermoen en Oslo a bordo de un avión Boeing 767 de la Fuerza Aérea colombiana este viernes. Santos entró directamente en un vehículo que lo esperaba a pocos metros del avión y posteriormente ofreció una conferencia de prensa a medios internacionales. En el aeropuerto, el Presidente fue recibido por el Director del Instituto Nobel, Olav Njolstad; Berit Reiss-Anderksen, del Comité Noruego del Nobel y el Embajador de Colombia en Noruega, Álvaro Sandoval Bernal.

     

     

    “Me siento muy honrado, estoy feliz de estar aquí en Noruega y me siento feliz por mi gente, por los colombianos. Porque yo recibo este premio en nombre de los colombianos, especialmente a nombre de 8 millones de víctimas que es el número de víctimas acumuladas a lo largo de 50 años de guerra”, señaló el mandatario colombiano. El premio “vino como caído del cielo. Fue una gran ayuda para mí, los negociadores y para todo el pueblo colombiano”, declaró Santos durante una conferencia de prensa en el Instituto Nobel de Oslo ante periodistas internacionales.

    Agregó que se sentía “muy afortunado” de llegar con buenas noticias: el fin del conflicto, que no es únicamente el conflicto colombiano, sino el último y más antiguo de todos los del hemisferio occidental.

    El Presidente manifestó a la prensa que “una cosa que parecía un sueño imposible para los colombianos, todos los americanos y todos los ciudadanos del mundo, es ahora una realidad”.

    Santos agradeció la ayuda y apoyo de la comunidad internacional, dentro de la cual ocupa lugar principal Noruega, uno de los países garantes del proceso de paz.

    El Presidente firmó el libro de invitados del Instituto y dejó escrito un mensaje de gratitud.

     

     

     

    La delegación de 30 personas entre familiares, amigos que acompaña al Presidente cuenta con una importante comparecencia de víctimas del conflicto, entre las que figuran Íngrid Betancourt y Clara Rojas (exsecuestradas); Leiner Palacios (afectado de Bojayá), Fabiola Perdomo (viuda de uno de los diputados del Valle asesinados) y Héctor Abad Faciolince (hijo de Héctor Abad Gómez, asesinado).

     

    Programa en Oslo

    Este sábado 10 de diciembre a las 13.00 horas, se realizará el acto de entrega del Premio Nobel de la Paz en Oslo.

    La ceremonia se llevará a cabo en el Ayuntamiento de Oslo, edificio que alberga la administración de la ciudad.

    Al llegar a la ceremonia, el Presidente Santos será recibido por la alcaldesa de Oslo Marianne Borgen, firmará el libro de honor de la ciudad y pronunciará un discurso de aproximadamente 20 minutos de duración.

     

    A las 12:00 del día, antes de la entrega del galardón, el Presidente Santos será recibido en el Palacio Real por el Rey Harald V y la Reina Sonia de Noruega.

    A las 16.00 horas se reunirá con el ex secretario de Estado de EE.UU., Henry Kissinger, Premio Nobel de Paz de 1973, y Zbigniew Brzezinski, exconsejero presidencial del mismo país, que recibió el galardón en 2002.

    Al atardecer saludará al público de Oslo desde el balcón del Grand Hotel ubicado en la calle principal de la capital,Karl Johansgate donde culminará una marcha de antorchas por la paz.

     

    El domingo, el Premio Nobel de Paz 2016 visitará a las 10:00 el Parlamento de Noruega, donde será recibido por el Presidente del legislativo, Olemic Thommessen.

    Posteriormente visitará al Canciller Børge Brende y a la Primera Ministra, Erna Solberg.

    Por la tarde el Mandatario asistirá a la apertura de la exposición del Centro Nobel para la Paz sobre Colombia.

    Finalmente irá al escenario de Telenor Arena para el concierto de homenaje al Premio Nobel de Paz 2016, en el que actuarán grandes artistas musicales, entre ellos Sting, Juanes, la banda noruega Highasakite, la estadounidense Halsey, el dúo sueco Icona Pop y los niños cantantes noruegos Marcus y Martinus.

     

    Durante su gira por Europa, el mandatario visitará, luego de Noruega, Suecia, España, Italia, el Estado de la Ciudad del Vaticano y Bélgica.

     

    (Radio Latin-Amerika, Agencias, Presidencia de la República, Mónica Orjuela)

    Fotos: Radio Latin-Amerika, Mónica Orjuela, Presidencia de la República, Colombia.

     

     

    “Recibiré el Premio Nobel de Paz en nombre de los colombianos, pero sobre todo de las víctimas del conflicto”, declaró el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos en Oslo. Foto: Radio Latin-Amerika, Mónica Orjuela.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español