Martes, 26 Mayo 2020 | Login
Declaración del Partido Comunista de Chile La localidad de Santa Olga fue completamente devorada por las llamas. Foto: El Mostrador

Declaraci贸n del Partido Comunista de Chile

El Partido Comunista de Chile se pronuncia respecto a los incendios forestales que han tenido y tienen lugar en Chile.

Por: Partido Comunista de Chile

Chile vive una tragedia nacional que demanda unidad, solidaridad, esfuerzos colectivos y la adopci贸n de todas las medidas que enfrenten los incendios y sus dram谩ticas consecuencias. Rechazamos la posici贸n confrontacional y oportunista聽 que han tenido sectores聽 de oposici贸n.

Es una situaci贸n in茅dita en la historia de nuestro pa铆s, que requiere toda la unidad y todas las acciones excepcionales que se puedan adoptar.

Llamamos a todas y todos los chilenos, sin excepci贸n alguna; a los extranjeros que residen en nuestro pa铆s, a llevar adelante la solidaridad a trav茅s de los centros de acopios; del voluntariado que impulsa el Gobierno central y los Gobiernos regionales; a trav茅s de todas las instituciones gubernamentales, sociales, religiosas, municipales, pol铆ticas, deportivas y culturales.

Apoyamos sin reserva la actividad que realizan miles de bomberos; voluntarios de Conaf y otras instituciones estatales; Carabineros, PDI, Fuerza A茅rea; Armada y Ej茅rcito; y creemos que la situaci贸n de extrema urgencia requiere incluso m谩s apoyo y m谩s movilizaci贸n de este contingente humano que es la primera l铆nea de la batalla contra los incendios. La urgencia requiere no detenerse en trabas legales o burocr谩ticas.

Saludamos y agradecemos los apoyos que vienen del extranjero: Los voluntarios y expertos colombianos, franceses, argentinos y otros que ya est谩n en Chile y los que vienen en camino. El avi贸n-tanque gestionado por esfuerzos privados; el avi贸n contra incendios ofrecido por el estado de Rusia. Cada una de esas acciones dan 谩nimo y son un apoyo concreto

Los antecedentes sobre acciones intencionales para provocar incendios, deben ser investigadas de una forma excepcional, de manera r谩pida, urgente y precisa. No puede haber demora. Es extremadamente grave que esto sea as铆, porque las consecuencias han afectado en todos los aspectos la vida de los habitantes de Chile, y la Seguridad Nacional, que han costado vida de bomberos, carabineros y brigadistas de CONAF, instituciones que merecen el reconocimiento del pa铆s entero.

La Presidenta encabeza los esfuerzos del gobierno, que adopta las medidas necesarias. Este es un momento en que se requiere unidad y convicci贸n nacional, y rechazamos categ贸ricamente el uso y abuso que se ha pretendido hacer de la tragedia nacional y los ataques en contra de la Jefa de Estado.

Chile es un pa铆s con un estado precario; jibarizado por a帽os en su capacidad de gesti贸n p煤blica en muchos aspectos. Esta tragedia debe convocarnos a todas y todos a impulsar ahora un PLAN NACIONAL que le de al Estado chileno todas las capacidades y recursos humanos y materiales, para enfrentar y prevenir urgencias. Lamentablemente, no podemos descartar que haya nuevas situaciones cr铆ticas. Los privados est谩n convocados a apoyar este esfuerzo nacional, pero lo que queda claro es que Chile necesita con extrema urgencia una institucionalidad estatal para enfrentar las urgencias.

Los incendios dejan en evidencia que incluso se debe reevaluar los sistemas productivos forestales y de gesti贸n de electricidad en zonas en donde estos aspectos pueden ser causas sensibles.

Hoy, el Estado debe adoptar todas las medidas que se requieran para enfrentar los incendios, y apoyar a las v铆ctimas que estos dejan, con recursos para soluciones eficaces con la urgencia que demanda la cr铆tica situaci贸n. Se requiere un esfuerzo pa铆s al que estamos dispuestos a colaborar.

Comit茅 Central

Partido Comunista de Chile


Santiago, 26 de enero de 2017.

About Author

Related items

  • Doctor Aliaga: 鈥淓l distanciamiento social y el uso de mascarillas son muy importantes鈥

    A tres meses del brote de la pandemia en Suecia, los n煤meros son desalentadores, con m谩s de 3.400 fallecidos a causa del covid-19, la gran mayor铆a adultos mayores. Suecia ha reconocido que fall贸 en su intento de proteger a los ancianos, no obstante, mantiene inexorablemente su relajada postura frente al coronavirus.

    Chile, en cambio, tom贸 estrictas medidas, decretando estado de cat谩strofe y cuarentenas. Dos pa铆ses, dos formas muy distintas de gesti贸n frente a la emergencia sanitaria. Para despejar una serie de dudas, conversamos con Fernando Aliaga, quien trabaja en la salud p煤blica de la Sexta Regi贸n, en Chile. La entrevista se realiz贸 hace dos semanas atr谩s, v铆a Skype.

    聽Por: Marisol Aliaga

    La pandemia del covid-19 ha asolado a pr谩cticamente todos los rincones del planeta, y cada pa铆s toma las medidas que le parecen m谩s convenientes para proteger a su poblaci贸n. Para quienes vivimos en un continente, pero estamos siempre mirando a otro, se nos hace dif铆cil no hacer comparaciones.

    As铆 es que no solo seguimos el acontecer noticioso respecto al desarrollo de esta emergencia sanitaria en Suecia, tambi茅n lo hacemos respecto a los pa铆ses vecinos, y sobre todo respecto a nuestro lugar de origen, en este caso, Chile.

    Obviamente que es un tema complicado comparar pa铆ses. Adem谩s, las autoridades suecas han dicho que no ser谩 posible hacer un balance completo hasta dentro de mucho tiempo m谩s. 聽

    Sin embargo, las cifras duelen, y duelen hoy.

    Respecto a Chile y a pesar de todos los problemas que tiene聽el pa铆s, sobre todo por la masiva desaprobaci贸n al gobierno de Sebasti谩n Pi帽era, el pa铆s ha tomado medidas que - tal vez, nadie lo sabe a煤n 鈥 logren apaciguar los efectos devastadores que la pandemia del covid-19 ha tenido en tantos otros pa铆ses.

    [Hoy, mi茅rcoles 13 de mayo, nos preocupa que las cifras se dispararan, registr谩ndose 2.256 nuevos casos en un d铆a, lo que llev贸 a que se decretara cuarentena total en el Gran Santiago].

    En Suecia, hasta el momento, las cosas no van nada de bien. Con m谩s de 3400 fallecidos, el pa铆s presenta las peores cifras dentro de los pa铆ses n贸rdicos, y han comenzado a levantarse dudas acerca de si la estrategia sueca 鈥 contraria al resto de pa铆ses del mundo entero 鈥 es la correcta.

    Quisimos conversar con el doctor Fernando Aliaga, con el fin de que nos aclarara algunos conceptos b谩sicos de la pandemia y saber su opini贸n frente a la apuesta sueca, tan distinta a la chilena.

    Fernando Aliaga es m茅dico-cirujano, pediatra, ex jefe de Hospital y se gradu贸 en la Universidad de Chile hace ya muchos a帽os atr谩s. El facultativo cuenta con una vasta experiencia en lidiar con todo tipo de virus, bacterias y enfermedades en la atenci贸n p煤blica de los hospitales de la Sexta Regi贸n de Chile, donde se ha desempe帽ado por d茅cadas. Siempre ha estado en la primera l铆nea, esa es su vocaci贸n. 聽

    脡l entiende perfectamente las medidas draconianas (como se acostumbra a llamar en Suecia a las restricciones fuertes) que ha tomado el gobierno en Chile. Seg煤n el m茅dico, todas las medidas de protecci贸n son pocas ante la amenaza del coronavirus.

    Magaz铆n Latino: 驴Qu茅 piensa Ud. que es lo mas importante para combatir la pandemia del covid-19? Por ejemplo, en Suecia, al comienzo se hicieron tests, pero despu茅s dijeron que no era necesario porque ya estaba el contagio interno. Luego se reanudaron y ahora se pusieron la meta de 100.000 a la semana, pero hasta la fecha se han logrado solo 28.000. 聽聽

    - Doctor Aliaga: La OMS ha recomendado test, test y m谩s test, los testeos son sumamente necesarios. Pero tambi茅n es necesaria la trazabilidad, la contenci贸n, el distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas, la cuarentena obligatoria, todo tiene que ser acompa帽ado. No se saca nada con hacer pruebas si esto no va acompa帽ado de una buena estrategia sanitaria.

    Suecia sigue sosteniendo que su estrategia frente a la pandemia es aplanar la curva para que el sistema sanitario no colapse. Sin embargo, los expertos que apoyan al gobierno en su gesti贸n hablan pr谩cticamente todos los d铆as sobre la 鈥渋nmunidad de reba帽o鈥. El epidemi贸logo estatal Anders Tegnell ha pronosticado que esta se alcanzar谩 pronto en Suecia y que esto ayudar谩 a proteger a los ancianos. Pero 驴existe evidencia cient铆fica que demuestre que se consigue inmunidad? Porque aqu铆 no se han presentado

    - Aqu铆 se sabe que dos pa铆ses apostaban a la estrategia de la inmunidad grupal: Inglaterra y Suecia. Pero los ingleses se arrepintieron porque se dieron cuenta de que no daba resultado, incluso el primer ministro se contagi贸 y fue internado.

    - Pero, ese tipo de informaci贸n lo manejan solamente Suecia, Inglaterra y eventualmente Estados Unidos. Trump tambi茅n crey贸 en la inmunidad, pero ahora que EE. UU. tiene la mayor cantidad de muertos del mundo, Trump est谩 tratando de echarle la culpa a China y a la OMS. Pero es una jugada pol铆tica, los estadounidenses pensaron que eran tan fuertes, que el virus no les har铆a nada. Siguieron - al principio - la misma estrategia de los ingleses, decretando que todo ten铆a que seguir igual, que el pa铆s ten铆a que seguir funcionando. Pero se ha visto que lo 煤nico que detiene el virus son las medidas restrictivas duras. Esto implica un cambio de vida radical y no es nada de f谩cil, pero es la 煤nica forma de controlar el virus. 聽

    驴Entonces, la inmunidad no es una soluci贸n? 驴Esto de que mientras m谩s gente se contagie, se va a proteger a los grupos vulnerables, como por arte de magia? 驴El tener anticuerpos va a proteger a otros?

    - Que esto quede claro: la 煤nica forma de tener anticuerpos es que se haya tenido la enfermedad. En Chile tenemos ya m谩s de mil pacientes [hasta la fecha, hace dos semanas atr谩s] que tienen anticuerpos, e incluso se est谩 utilizando el suero de ellos para tratar a los pacientes m谩s graves. Vale decir, estas son personas que han tenido la enfermedad, la han superado y de ah铆 que ahora tienen anticuerpos. Pero de que alguien cree anticuerpos por s铆 solo, no.

    驴Pero por qu茅 entonces aqu铆 hay gente que incluso desea contraer el virus, porque piensan que si se contagian van a obtener la inmunidad? El mismo Johan Giesecke, de 71 a帽os, antes epidemi贸logo estatal y quien contrat贸 al actual, Anders Tegnell, ha afirmado que espera enfermarse ahora, y no dentro de un a帽o鈥

    -聽Tal vez algunos lo quieran, porque piensan que van a sobrevivir la enfermedad. Yo tambi茅n me puedo plantar frente a un paciente con covid-19 y me dejo contagiar, como lo hizo Boris Johnson, y mira lo que le pas贸. 隆Y no hay que olvidar que tambi茅n depende de la carga viral!

    驴Qu茅 significa la carga viral?

    - Cuando est谩s cerca de una persona y 茅sta te estornuda encima, te tira 50 millones de virus de un viaje. En cambio, si alguien habla poco y adem谩s estornuda en el interior del codo, 茅ste te tira 鈥渟olamente鈥 medio mill贸n de virus. Vale decir, depende de la cantidad de virus que recibas en cierto momento c贸mo vas a reaccionar. Si el virus irrumpe en tropel a tu cuerpo, es como si te entrara un batall贸n entero. En cambio, si son menos tienes m谩s tiempo para desarrollar anticuerpos. Por eso las barreras son importantes: el distanciamiento social y el uso de mascarillas. Eso se hace aqu铆 en Chile y se ha logrado aplanar la curva. Se calcula que el peak se est谩 corriendo hacia mayo-junio, y esto es gracias a las medidas que se han tomado.

    驴Qu茅 importancia se le confiere en Chile al testeo?

    - Aqu铆 cada caso se testea. Cuando encuentras un positivo en el examen de PCR, se testea a todos quienes est谩n en el entorno de esa persona. Se sigue cada caso, se trata de cubrir la mayor parte y de aislar a todos sus contactos. Y si son muchos, se a铆sla a todo el pueblo.

    驴Qu茅 es el PCR?

    - Es una prueba de diagn贸stico que permite detectar un fragmento del c贸digo gen茅tico de un pat贸geno o microorganismo, su ARN. En esta prueba se saca una muestra en la faringe o en las fosas nasales de la persona. Si la prueba detecta ARN (谩cido ribonucleico) del virus, el resultado es positivo, vale decir, la persona est谩 contagiada.

    驴Y cu谩ndo uno puede dar positivo en el examen PCR?

    - Es instant谩neo, si tu agarraste el virus va a salir positivo.

    驴Independientemente de si uno tenga s铆ntomas?

    - Independientemente de que uno presente s铆ntomas o no. Todos los estudios provenientes de Wuhan y de otros pa铆ses han demostrado plenamente que el virus se transmite tambi茅n sin que la persona tenga s铆ntomas. Por eso que este virus es tan maldito, porque los asintom谩ticos contagian sin saber que son portadores. Porque es l贸gico, si tu sabes que est谩s enfermo, te preocupas de no contagiar a los dem谩s, 驴pero si no lo sabes?

    Volviendo a los ex谩menes, al parecer hay dos tipos, 驴no? Uno detecta la presencia del virus, el PCR. Pero tambi茅n est谩n los ex谩menes serol贸gicos, de sangre, para medir anticuerpos. Pero en realidad 驴que son los anticuerpos?

    - El anticuerpo es una prote铆na que produce el organismo y se pueden medir cuando la enfermedad ya ha pasado. Los anticuerpos comienzan a aparecer despu茅s de una semana a diez d铆as de haberse enfermado. Funciona as铆: cuando un virus te ataca, los ganglios linf谩ticos - que son como retenes de polic铆a - los detectan y comienzan a producir anticuerpos para atacar al virus. Esta es la respuesta inmunol贸gica del cuerpo y demora entre dos a tres semanas en instalarse. Tu organismo comienza a atacar el virus hasta que los anticuerpos son superiores en cantidad, vencen al virus y te mejoras. Pero en este intertanto lo pasas mal.

    驴A que te refieres con pasarlo mal?

    - A estar enfermo y requerir hospitalizaci贸n. Y si se tienen enfermedades cr贸nicas, como diabetes, cardiovasculares o de hipertensi贸n, el paciente se puede morir.

    驴Pero a ra铆z de qu茅?

    - A que comienzas con dificultades respiratorias que producen una serie de problemas en el organismo. Porque todo est谩 relacionado, si ya eres hipertenso o diab茅tico y est谩s en la UCI, esto implica que bajan tus defensas y te comienzan a atacar otras bacterias. 驴Comienza a fallar el h铆gado, los ri帽ones y requieres de cuidados intensivos 驴porque sabes d贸nde ataca el virus? Ataca en la uni贸n entre el ox铆geno y la hemoglobina, se mete en la oxihemoglobina, que es la que lleva el ox铆geno a todas las c茅lulas de tu cuerpo. Ah铆 ataca e impide que se produzca esta uni贸n. Y entonces llega un momento en que, aunque respires, el ox铆geno no pasa a tus c茅lulas, y te quedas sin ox铆geno. Esa es la fisiopatolog铆a del virus.

    Suena horrible. 驴Pero qu茅 medicamentos se usan en los hospitales, para combatir esto?

    - En Chile se est谩 usando mucho la Cloroquina, que es un antimal谩rico que act煤a introduci茅ndose en los receptores que unen el ox铆geno con la hemoglobina. Evita que el virus se meta ah铆. En Chile los casos m谩s graves se han tratado con antimal谩rico, y han andado bien.

    驴Qu茅 pa铆ses disponen de esa medicina?

    - Todos los pa铆ses que tienen malaria. Pero ac谩 ten铆amos porque hay otras enfermedades que se tratan con la Cloroquina, algunas enfermedades reumatol贸gicas. La Hidroxicloroquina se les administra a los pacientes que est谩n intubados a un ventilador mec谩nico, en tratamiento en las UCI, y ha tenido mejores resultados que al menos los corticoides.

    Fin de la primera parte - Nota en desarrollo聽

  • El diario vivir en tiempos de pandemia

    La gesti贸n de cada pa铆s frente a la pandemia del covid-19 ha dado lugar a fuertes debates, sobre todo en el terreno de la pol铆tica. Pero tambi茅n est谩 el d铆a a d铆a de los ciudadanos de a pie, que en un tiempo r茅cord vieron restringidas sus libertades individuales elementales. 聽Nuestro diario vivir cambi贸 de tal forma, que algo tan simple como ir de compras se transform贸 鈥 para muchos 鈥 en una complicada misi贸n. Desde Chile, Lilian Aliaga nos env铆a una columna sobre 鈥渓a vida en tiempos de pandemia鈥.

    聽Por: Lilian Aliaga

    Se dice que no sobrevive el m谩s fuerte ni el m谩s inteligente sino el que mejor se adapta a los cambios. Y pareciera ser que esta frase debiese ser el axioma que debe regir nuestra vida y nuestras conductas, hoy m谩s que nunca.

    Hoy es el cumplea帽os de una de mis mejores amigas y a pesar de vivir a unas pocas cuadras de distancia, el no poder abrazarla, como cada a帽o en esta fecha, me produce una sensaci贸n de amargura. Muy temprano por la ma帽ana la saludo afectuosamente, a la distancia, con un abrazo virtual como nos hemos acostumbrado a hacer y como hice con mi hijo mayor tan s贸lo hace un mes en su cumplea帽os n煤mero 44.

    Pero no se puede negar la desaz贸n que esto produce. Como cada d铆a, en que desarrollar la rutina m谩s habitual se hace tan dif铆cil, que inevitablemente nos recuerda que estamos viviendo un tiempo excepcionalmente peligroso, y que si queremos salir bien parados de esta debemos adaptarnos a los cambios que ha tra铆do consigo la vida en tiempos de pandemia.

    La salida habitual a las compras cada tres o cuatro d铆as, se ha transformado en una salida cada siete o cada diez y esto, con tantos preparativos previos y tareas posteriores, limpiando y desinfectando todo, resulta tan abrumador como cansador.

    Lo primero, elaborar cuidadosamente la lista de compras, pagos, tr谩mites, todo lo que, seg煤n la fecha, sea necesario o imprescindible. Segundo, hay que aprovechar la salida al m谩ximo, que no quede nada pendiente. Tercero, enfrentarse a todos los cambios que durante la semana se han producido: comercios que, desgraciadamente, han ido cerrando; o han cambiado sus horarios, y tomando en consideraci贸n que la mayor铆a cierra sus puertas mucho antes del horario habitual anterior a la emergencia.

    Sin excepci贸n, a la fecha, en ning煤n lugar es posible entrar libremente. Es necesario hacer una fila antes de ingresar al establecimiento, y seg煤n la amplitud de este, un n煤mero variable de personas. Por supuesto que el uso de mascarillas es obligatorio, tanto para el personal que atiende, como para los clientes. Y muchos locales disponen de alcohol gel, que amablemente ofrecen a todos los clientes.

    En la calle y en todos los espacios p煤blicos de la ciudad donde vivo se ha generalizado el uso de mascarillas, a煤n cuando esta medida no se haya decretado oficialmente. Si alg煤n porfiado insiste en 鈥渁ndar respirando libremente鈥, es mal mirado por el resto, se lo hacen notar y se le recuerda que 茅l/o ella debe 鈥渁tinar鈥 o abandonar el local.

    En algunos supermercados se efect煤a toma de temperatura antes de permitir el ingreso. Tambi茅n han marcado l铆neas direccionales en el piso de los pasillos para evitar que los clientes se encuentren cara a cara. Variados productos que antes uno pod铆a elegir a su gusto, se presentan ahora envasados, para evitar que las personas los manoseen. Adem谩s, se han diferenciado las puertas de entrada y salida, se trata de ir todos en la misma direcci贸n.

    Todas estas medidas han sido implementadas por las administraciones de los comercios o por sus propios due帽os, y han sido muy bien recibidas por la gran mayor铆a del p煤blico.

    No obstante, como toda regla tiene excepciones, de tarde en tarde se ven discusiones: alg煤n cliente sin mascarilla que reclama airado por 鈥渘o estar enfermo鈥 o porque 鈥渘o se ha decretado el uso obligatorio de esta medida en la ciudad鈥, al no ser atendido por un vendedor que se niega a hacerlo en tanto el consumidor no cumpla con las medidas que rigen en el local.

    O, al rev茅s, un vendedor que no usa mascarilla y es increpado por un cliente que lo amenaza con no volver a comprar nunca m谩s en dicho lugar.

    Definitivamente es imperioso adaptarse a los cambios que ha tra铆do la pandemia, ya sea nos gusten o no.

    Es simplemente cuesti贸n de sobrevivencia. 聽

  • Por la raz贸n o la fuerza

    La pandemia del Covid-19 azota y pone a prueba el sistema sanitario de pr谩cticamente todos los pa铆ses del planeta. Suecia apela al 鈥渟entido com煤n鈥 de sus ciudadanos con 鈥渞ecomendaciones鈥 en lugar de prohibiciones.

    La enfermera universitaria Lilian Aliaga reflexiona sobre la estrategia de Chile, diametralmente opuesta a la de Suecia. 驴Qu茅 ser谩 mejor, la raz贸n o la fuerza? O, 驴es posible unir ambas?

    聽Por: Lilian Aliaga聽

    鈥淧or la raz贸n o la fuerza鈥 reza nuestro escudo nacional鈥iempre me ha violentado ese mensaje, y as铆 lo he manifestado abiertamente cada vez que ha sido pertinente.

    Por la raz贸n y siempre por la fuerza de la raz贸n, fue mi lema siempre. Y digo fue, porque en estos momentos de crisis y cuando estamos siendo azotados por una pandemia de caracter铆sticas nunca antes vista me he encontrado, casi sin darme cuenta, cambiando de opini贸n.

    Como yo, miles de chilenos estamos aceptando con alivio las medidas restrictivas impuestas por el gobierno, presionado - hay que subrayar - por distintos estamentos sociales, entre los m谩s relevantes, dirigentes del Colegio M茅dico y autoridades comunales.

    Parece incre铆ble que hasta el d铆a tres de marzo - ni siquiera un mes atr谩s - ve铆amos con distanciamiento y asombro lo que ocurr铆a en China y en otros pa铆ses, cuando el coronavirus se extend铆a por Europa. El sentimiento colectivo era el de cierto grado de seguridad, tal vez generado por la idea de protecci贸n que nos confiere el hecho de encontrarnos situados geogr谩ficamente entre dos barreras naturales: la cordillera de Los Andes por un costado y el oc茅ano Pac铆fico por el otro.

    Por otra parte, el encontrarnos en una situaci贸n sociopol铆tica excepcional, a partir del estallido social del 18 de octubre, despert贸 en gran parte de nuestra poblaci贸n una inmensa suspicacia, llevando a muchos a creer que se trataba de un 鈥渧irus tongo鈥, vale decir un virus inventado por un gobierno dispuesto a cualquier cosa con tal de frenar las movilizaciones ciudadanas.

    Esto, propiciado por la conducta del presidente Pi帽era y su ministro de Salud, Jaime Ma帽alich, quienes insistentemente aparec铆an en los medios emitiendo declaraciones con respecto al "alto grado de preparaci贸n que tendr铆a nuestro sistema de salud para hacer frente a la llegada del coronavirus", dando incluso la sensaci贸n de que era algo que lo desearan.

    Y finalmente lleg贸鈥n m茅dico de la ciudad de Talca que regres贸 junto a su esposa de un viaje de vacaciones por el sudeste asi谩tico fueron los primeros casos registrados. De ah铆 en adelante el virus se ha extendido como un reguero de p贸lvora. Desde otros pa铆ses, tanto viajeros chilenos como turistas extranjeros lo trajeron al pa铆s, y con esto la estrategiapara combatirlo se puso en marcha.

    No ha sido f谩cil, es muy distinto planificar en teor铆a que llevar a la pr谩ctica, y cada medida implementada ha tenido un alto costo, especialmente para la clase trabajadora y, por ende, una fuerte cr铆tica social. Ha habido mucha confusi贸n en la informaci贸n y descoordinaci贸n de las autoridades encabezadas por un ministro de Salud soberbio y nada emp谩tico.

    Aunque parezca un contra sentido incre铆ble, al gobierno le ha costado mucho aceptar la participaci贸n del Colegio M茅dico en la estrategia para hacer frente a la pandemia. Fue necesario que su presidenta, la doctora Izkia Siches, lo emplazara y criticara p煤blicamente para que finalmente los invitara a ser parte de la llamada 鈥淢esa social Covid -19鈥 que, a una semana de su formaci贸n, ha logrado acuerdos para hacer efectivas medidas m谩s dr谩sticas en el combate del virus.

    Al ser consultada la doctora Siches, en el programa Mentiras Verdaderas, de Red TV, el jueves 26, acerca de la raz贸n que, a su juicio, habr铆a tenido el gobierno para marginar a quienes m谩s tendr铆an que decir y aportar, no tuvo empacho en decir que ella pensaba que 鈥渆l gobierno visualizaba en esta pandemia la oportunidad de salir triunfante, y no quer铆a compartir el triunfo con otros actores鈥 鈥

    As铆 las cosas, a 23 d铆as del comienzo de la crisis, Chile presenta 1306 [hoy 1909] contagiados por corona virus y 4 [hoy 6] personas fallecidas en distintas regiones del pa铆s, siendo la regi贸n metropolitana y espec铆ficamente el sector oriente de Santiago en donde se registra el mayor n煤mero de contagios. Esto a causa de que es en ese sector de la capital donde se concentra la poblaci贸n de mayores recursos y, por ende, los que tienen la capacidad econ贸mica para salir del pa铆s y regresar de sus viajes portando el virus.

    Tambi茅n es ese grupo de personas el que ha dado la mayor muestra de desobediencia c铆vica, al no acatar las medidas decretadas desde un comienzo, como la m谩s simple de todas: QUEDARSE EN SUS CASAS. Y han contribuido, por consiguiente, a propagar la infecci贸n, lo que ha llevado finalmente a decretar, desde el d铆a 26 de marzo a las 22:00 horas, CUARENTENA OBLIGATORIA en siete comunas de la capital chilena. Esto implica prohibir el desplazamiento de personas libremente dentro, desde y hacia las zonas afectadas por la medida. El cumplimiento de este decreto es reguardado por carabineros y militares que patrullan las calles, y quienes las incumplen arriesgan penas en distintos grados seg煤n las circunstancias.

    En esta ocasi贸n, y con el fin lograr aminorar los efectos de una pandemia que reci茅n est谩n comenzando y que seg煤n las proyecciones tendr谩 su punto m谩s 谩lgido hacia mediados del mes de julio, vale decir en pleno invierno, desgraciadamente ha sido necesario hacer uso del lema de nuestro s铆mbolo patrio y se han debido implementar medidas 鈥減or la FUERZA鈥. La raz贸n no siempre funciona鈥


    El escudo de Chile. La doctora聽Izkia Siches. Foto: Wipipedia. El Desconcierto. cl聽

News Letter

Inscr铆base a nuestro servicio de News Letter

聽聽

Magaz铆n Latino te informa en espa帽ol