Jueves, 22 Febrero 2018 | Login
La inseguridad marca agenda de primer debate parlamentario El Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, durante una intervención en el parlamento. Foto: Riksdagen. Melker Dahlstrand.

La inseguridad marca agenda de primer debate parlamentario

Este miércoles tuvo lugar el primer debate en el Parlamento sueco, que inició el año parlamentario luego de las festividades de fin de año.

El Primer Ministro Stefan Löfven comenzó su intervención refiriéndose a la inseguridad ciudadana, que según BRÅ ha aumentado. Tema que se repitió durante el debate, junto al de la Defensa y del medio ambiente, entre otros.


Por: Marisol Aliaga

 

La Defensa y la seguridad ciudadana no acostumbran ser temas populares de debate, pero este miércoles dominaron la larga jornada de inicio de año en el Parlamento sueco.

 

Tal vez esto se deba al flujo noticioso de los últimos días, en el cual han dominado la serie de peligros que amenazan la sociedad. ”El oso ruso”, el hackeo internacional, noticias falsas, el terrorismo, etc.

Y recientemente BRÅ (Consejo Nacional Sueco para la prevención del delito, por sus siglas en sueco) dio a conocer un informe que, entre otros datos, indica que la cantidad de mujeres que se sienten inseguras ha aumentado. Sobre todo las mujeres jóvenes y las de avanzada edad.

Stefan Löfven comenzó su intervención dirigiéndose a los ciudadanos que, en su diario vivir, experimentan inseguridad:

 

- Le hablo a usted que vive en una zona asolada por la criminalidad y que tal vez no se atreva a salir a la plaza. Esta es la preocupación que debemos asumir.

 

 

Según BRÅ, un 31 por ciento de las mujeres experimentan inseguridad callejera, en comparación a un 9 por ciento de los hombres.

 

Tal vez influyó el hecho de que numerosos parlamentarios habían participado recientemente en la conferencia de Folk och Försvar (Sociedad y Defensa) donde se tratan justamente estos dos tópicos.

 

La líder de los Moderados, Anna Kinberg Batra, exigió 500 millones de coronas extras para el presupuesto de la Defensa:

 

- No basta con presentar una larga lista de problemas y luego denominarla estrategia, dijo, refiriéndose a la nueva estrategia de seguridad del gobierno.

 

 

Stefan Löfven, después del debate en el parlamento. Foto: Riksdagen. Melker Dahlstrand

 

Y tanto Annie Lööf como Jimmie Åkesson concordaron, y criticaron a Stefan Löfven:

 

- Escuchamos ”lotería de subvención”, licitación y subasta. Termine de mofarse y asuma su responsabilidad, le increpó Annie Lööf al primer ministro, quien respondió que el gobierno está dispuesto a discutir un aumento de la capacidad de Defensa, pero participará en una licitación sobre ek presupuesto de esta.

 

Mientras la Alianza exige una mayor finaciación para la Defensa tan pronto sea posible, Stefan Löfven respondió que el gobierno espera ver los resultados de un nuevo informe de la Comisión de Defensa.

 

Y recalcó que se debe trabajar, en primer lugar, en llevar a cabo las resoluciones tomadas en el 2015 - que al parecer no está financiada correctamente - antes de decidir cuanto dinero más requiere la Defensa.  

 

 

Volviendo al tema de la seguridad, Löfven anunció que la pena por portar granadas de mano se cuadruplicará.

 

-En nuestra sociedad, los delincuentes pasarán de las calles a la cárcel, dijo, y explicó que independientemente que el delincuente porte una metralleta o una granada de mano, será detenido hasta que se lleve a cabo el juicio.

 

El gobierno aumenta también las penas para los delitos de portar de armas de alto calibre.

 

-La persona que porta un arma ilegalmente debe saber que puede pasar varios años, antes de que pueda reunirse nuevamente con su familia fuera de los muros de la cárcel, dijo Löfven.

 

 

El tema del clima y los cambios climáticos también salieron a la palestra, pero no como políticas ambientalistas, sino debido a que los Demócratas de Suecia exigen que la subvención estatal que recibe SMHI, de 227 millones de coronas al año, se acorte con 11 millones. Esto, porque según SD, el Instituto Sueco de Meteorología se dedica a crear opinión.

 

Durante el debate del miércoles, el líder del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt confrontó a Jimmie Åkesson, por el ”ataque a SMHI”:

 

-¿Puedes dar un ejemplo de algo que SMHI haya difundido, que sea erróneo? Le preguntó, aclarando rápidamente que se refería al tiempo, no al clima, algo que causó gran hilaridad en Åkesson.

 

Sjöstedt quiso saber, además, cuáles otras instituciones los Demócratas de Suecia querían desmontar:

 

-¿Hay otras instituciones que deberían cerrar, que tampoco se adecuan a la imagen de la realidad de ustedes?

 

Åkesson respondió, al recuperar la calma, después de un ataque de risa:

 

-Tengo dificultad para concentrarme, señor presidente del parlamento, pero no pude dejar de pensar que SMHI a menudo está errado. Es, en cierta manera, su característica principal. Pero, claro, tal vez Sjöstedt no se refería al tiempo.

 

Y afirmó que eran ”tonterías” que SD quisiera desmontar SMHI.

-Ustedes quieren silenciar hechos y ciencias que no se ajustan a su visión política del mundo, afirmó Sjöstedt.

- Son predicciones que son tan increíblemente inseguras, que no se deben presentar como hechos. Se debe recalcar que son predicciones y estimaciones y nada más, contestó Åkesson.

 

 

Stefan Löfven, después del debate en el parlamento. Foto: Riksdagen. Melker Dahlstrand

 

Después del debate, en entrevista con Dagens Nyheter, Jimmie Åkesson declaró que no entiende las acusaciones en su contra. Que lo tilden de negar los cambios climáticos, que es, justamente lo que molesta a los SD respecto al Instituto de Meteorología.

- No sé lo que dicen quienes niegan el cambio climático. No sé que gente puede negar el clima, ya que obviamente existe un clima, y yo concuerdo en que existe un clima, dijo Akesson a DN.

 

El ministro de educación, y vocero del Partido Verde, Gustav Fridolin, se mostró molesto por la exigencia de SD.

 

- Todos los partidos deberían asumir el tema de la amenaza climática. Pero en cambio, los Demócratas de Suecia levantan a quienes advierten sobre esta amenaza. Pero no existe ningun planeta privado donde los Demócratas de Suecia se puedan mudar.

Fridolin recordó que, de los ocho partidos parlamentarios, SD fue el único que votó en contra del Tratado de París, cobre la reducción de las emisiones de carbono. Ignorando este grave y crucial problema mundial.

- Este es el ejemplo más claro de ”matar al mensajero” que hemos tenido hasta la fecha. SMHI advierte, y muestra cómo el cambio climático puede afectar también a Suecia, no sólo a países lejanos, y entonces ellos quieren que SMHI deje de hacerlo, expresó Gustav Fridolin a DN.

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Rossana Dinamarca abandona el Partido de Izquierda - “He sido invisibilizada”

    Publicado: 06-02-2018. Actualizado: 09-02-2018

    En un posteo en Facebook, la diputada del Partido de Izquierda Rossana Dinamarca comunicó que abandona la política, luego de un periodo de indecisión.

    Según ella, su partido tiene problemas en relación a su agenda feminista.

    En una entrevista con Svenska Dagbladet, la parlamentaria dirige una ácida crítica a su partido, afirmando que su labor como vocera respecto a la agenda feminista ha sido “sistemáticamente invisibilizada”.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Varias prominentes figuras del Partido de Izquierda han criticado a la dirección del mismo por tener una tendencia jerárquica. Justamente por esto, la diputada Wiwi-Anne Johansson abandonó el Parlamento, el otoño pasado. Otros parlamentarios se han retirado, por distintas razones. Otros no irán por la reelección, luego de no haber sido nominados.

    Ahora fue el turno de la diputada   Rossana Dinamarca, quien pasó a ocupar uno de los escaños en el Parlamento el año 2002.

    En el 2011, fue elegida vicepresidenta del Partido de Izquierda, y presentó su candidatura a líder del partido, pero al año siguiente fueron elegidos Jonas Sjöstedt como presidente y Ulla Andersson como vicepresidenta.

    Hasta ahora, Dinamarca era la vocera de asuntos feministas de su partido.

    No obstante, en una entrevista en el matutino Svenska Dagbladet, ella afirmó que no era fácil levantar la agenda feminista dentro de su colectividad. Y que desde hace tiempo estaba siendo “sistemáticamente invisibilizada”.

    Este domingo, la diputada decidió abandonar el partido. En un posteo en Facebook escribe:

     “He tardado bastante en tomar una decisión. Me he decidido, he sido persuadida y he cambiado nuevamente, y así sucesivamente. Estamos a menos de una semana del Congreso del Partido de Izquierda y a un mes para que se establezcan nuestras listas parlamentarias. Ahora me he decidido definitivamente. Quiero hacer otras cosas”.   

    Agrega, que mantiene su compromiso de influenciar en la sociedad, pero lo hará en otra parte, no el Partido de Izquierda.

    - Fíjate quien representa siempre al Partido de Izquierda. Más que nada Jonas. Y si no es él, son otros hombres, y blancos. Si queremos ser un partido que dice representar a mujeres y a extranjeros, que haya una diversidad, eso no se ve, afirma Dinamarca en la entrevista con SvD.

    La diputada no quiere participar en una campaña electoral más. En la del 2014, figuró bastante en los medios, pero no porque su partido así lo dispusiera, sino a pedido de otros.

    - Yo soy conocida porque he estado en esto tanto tiempo, y sobresalgo. Pero el hecho de que me hice notar en la campaña electoral no se debió a que el partido sintió que querían levantar el feminismo, dice a SvD.

    Agrega que durante la campaña electoral anterior fue pasada a llevar por la dirección del partido.

    Ante las elecciones de septiembre, la diputada temía que se repitiera la experiencia.

    Y la gota que rebalsó el vaso, fue una réplica que ella escribiera a una publicación de la ministra Annika Strandhäll, en DN-debatt, sobre el tema de los seguros por enfermedad.

    - Me di cuenta de que el partido no compartía el texto en ningún medio. Al día siguiente veo un posteo promocionado en Facebook. Lo primero que veo son mis palabras, y luego una foto de Jonas. Hago clic en este, y veo el enlace a nuestro sitio web. Allí habían publicado mi artículo al pie de la letra, pero agregado “Jonas Sjöstedt”.

    Pero este no es un hecho aislado, según la parlamentaria.

    - Esto tiene que terminar, pensé. Porque estos son solo algunos ejemplos. Se trata de una invisibilización sistemática de parte de la dirección del partido, y de ocultar información.

    Dinamarca se comunicó con el jefe de comunicaciones del partido el viernes por la mañana, para pedir explicaciones, pero que no recibió respuesta hasta el día lunes. Sin explicaciones.

    - Nada, solo que todo está en su lugar. Esta invisibilización que ahora experimento, creo que no he visto algo peor. El ver mis propias palabras que escribí para un artículo de debate, y que digan que son palabras de Jonas. Ni siquiera han hecho cambios en el texto.

    Sostiene que el pasar a llevar justamente a quienes defienden la agenda feminista del partido, rima mal.

    - Estábamos quedándonos atrás, en nuestra agenda feminista. Habíamos dado por sentado que somos feministas solo porque nos llamamos feministas. Yo fui elegida, el otoño de 2013, para demostrar que nos tomamos en serio estos temas. Pero igualmente pasó lo que pasó, en la campaña electoral anterior, subraya, en SvD, la diputada. 

     

    Jonas Sjöstedt respondió a las críticas de Rossana Dinamarca este lunes al mediodía.

    - Rossana tiene razón en muchos puntos que nombra. Es necesario asumir la crítica, es la única forma de mejorar. Debe ser nuestra meta que más personas sobresalgan. Tenemos una increíble diversidad en el partido, somos el grupo parlamentario que cuenta con más personas provenientes de otros países, tenemos mayoría en mujeres. Pero la política y a veces los medios también están muy pendientes del líder. Personalmente opino que es una pena que otros no sobresalgan, dijo el líder del Partido de Izquierda al vespertino Expressen.

     

     

     La diputada del Partido de Izquierda, Rossana Dinamarca. Foto: Vänsterpartiet.

     

    ACTUALIZACIÓN:

    Rossana Dinamarca, por su parte, en una entrevista con Dagens Nyheter del martes 6 de febrero, explica que la publicación de Svenska Dagbladet fue una “coincidencia desafortunada” y que no hay relación entre estos hechos.

    - La entrevista tuvo lugar antes de que yo tomara mi decisión. Lo que yo quería era señalar que en el partido ha habido una carencia respecto a destacar a personas con distintas procedencias. Pero esta no es la razón por la cual yo me retiro, sino porque desde hace tiempo he querido hacer otra cosa, expresó la diputada en la entrevista con DN.

    La parlamentaria ha sido víctima de acoso por parte de grupos de extrema derecha, y ha ganado dos juicios relacionados con esto.

    - Había mucho odio, el otoño de 2014. Yo estaba acostumbrada a recibir emails hostiles después de cada aparición, pero el día que llegué al Parlamento con una polera con el texto “SD = racistas”, esto escaló. Después pasó el incidente cuando le dije a Björn Söder [del partido Demócratas de Suecia] que él no era mi presidente. Entonces, el nivel de amenazas y acoso aumentó aún más. Pero quiero dejar claro que no es por las amenazas que me retiro. No existe una razón en especial para ello.

     

    El mismo martes, Jonas Sjöstedt se refirió nuevamente al tema, y al texto que Rossana Dinamarca nombra, en la entrevista con SvD. Según Sjöstedt, esto es práctica habitual dentro de camaradas de un mismo partido.

    - Es natural que cuando veo que Rossana emite buenos argumentos, yo también los utilizo, dijo.

    Agregó que era lamentable que Dinamarca se retirara del partido.

    - Es muy triste, ella es una de nuestras estrellas más grandes. Pero estoy seguro de que, aunque no continúe con la política de partidos, va a seguir influenciando en la política en Suecia, expresó Sjöstedt a DN.

     

    Jonas Sjöstedt. Foto: Marisol Aliaga. Imagen de archivo. 

     

    Según una encuesta de DN, las críticas de la diputada no tienen gran apoyo dentro de su partido, aunque muchos lamentan que se retire. Rossana Dinamarca se ha ganado el respeto de sus colegas de partido.

     

    Pero también hay quienes la critican, como Amineh Kakabaveh, quien, a pesar de ser muy popular dentro de las bases, no cuenta con la aprobación de la cúpula. Al contrario, Kakabaveh no figura dentro de las listas para la reelección, algo que ha disgustado a muchos militantes, quienes han manifestado su descontento en las redes sociales.

    - Rossana es una parte de todo esto. Es un poco cómico, puesto que ella misma ha estado en el Parlamento durante 16 años, dijo Amineh Kakabaveh al DN, respecto a las críticas de su correligionaria.

    La relación entre Kakabaveh y la dirección del partido ha sido bastante complicada desde hace meses. Esta diputada feminista ha sobresalido por su lucha en contra de la “opresión por honor”, vale decir la opresión que sufren mujeres extranjeras sobre todo en algunos suburbios. Ella no comparte la forma del Partido de Izquierda de afrontar el problema, incluso tuvo que tomar un “time out”, el año pasado, luego de haber sido acusada de “racista”.

    Kakabaveh declaró a Dagens Nyheter, el martes pasado, que el Partido de Izquierda tiene problemas de jerarquía, pero que Rossana Dinamarca no es ajena a esto.

    - Ella tenía poder, pero ella misma invisibilizó a otros, y me invisibilizó a mí. Yo tengo muy malas experiencias de Rossana y de la dirección en la cual ella forma parte, tanto bajo Lars Ohly [ex presidente del partido] como de Jonas Sjöstedt, remachó Amineh Kakabaveh.

     

    Amineh Kakabaveh. Foto: Marisol Aliaga. Imagen de archivo. 

     

     

     

  • Apertura del Parlamento – a un año de las elecciones

    Este martes 12 de septiembre se dio inicio a un nuevo año de sesiones en el Parlamento sueco, con un nutrido programa que duró todo el día.

    La jornada comenzó con un Te Deum en la Catedral de Estocolmo, donde estuvo presente la familia real, el primer ministro, representantes de todos los partidos políticos, diplomáticos y otras personalidades.

    Pasadas las dos de la tarde, el Rey Carl Gustaf pronunció un discurso de apertura, al que le siguió la declaración gubernamental del primer ministro. Stefan Löfven se refirió a la situación actual, de bonanza económica y abordó, además, los desafíos que el país tiene por delante.

     

    Por: Marisol Aliaga. (Texto y fotos).

     

    Todos los años se repite el mismo protocolo. El Parlamento despierta de su letargo estival y comienzan nuevamente las sesiones en la cámara.

    Y, como todos los años, la jornada comenzó con un Te Deum en la catedral de Estocolmo, Storkyrkan, o Iglesia de San Nicolás, en Gamla Stan, la Ciudad Vieja, hasta donde llegaron los eminentes invitados, comenzando con la familia real, que llegó poco antes de comenzar la ceremonia, a las doce del día. El oficio religioso estuvo a cargo del deán Ulf Ulfvebrand y la capellana Kristina Ljungren.  La monja dominicana Madeleine Fredell fue la encargada de pronunciar el sermón de esta ocasión.

    En su discurso, la religiosa puso el foco en los refugiados. Un tema que se ha discutido a lo largo de todo el año, y que se seguirá discutiendo tal vez más aun, con motivo de las elecciones del próximo año.

    - En nuestras sociedades occidentales los huérfanos y las viudas gozan de una protección bastante buena, hoy en día. ¿Pero los refugiados? Tal vez el refugiado logre algo de protección en un campamento, y no se muera de hambre. ¿Pero vemos al refugiado como un hermano y una hermana, como uno de nuestros hermanos? Preguntó Madeleine Fredell.

    E instó a los asistentes a construir una sociedad en diversidad.

     

    Después del Te Deum, tuvo lugar la ceremonia de apertura en el Parlamento, Riksdagen. El rey Carl Gustaf y la reina Silvia arribaron a Riksplan en la carroza real, acompañados de sus tres hijos y el cónyuge de la princesa Victoria, Daniel. A la entrada fueron recibidos por el presidente del Parlamento, Urban Ahlin y el primer ministro Stefan Löfven.

     

    Luego del discurso de bienvenida del presidente del parlamento, el rey tomó la palabra.

    “Cada época tiene sus propias vicisitudes”, dijo, recordando que hace 100 años atrás, en 1917, Europa se encontraba en guerra. Aunque Suecia no fue a la guerra, sufrió una gran escasez de alimentos y suministros. Más tarde, el país se vio afectado por la gripe española, en la que murieron miles de personas. Y, hace 50 años atrás, la guerra fría estaba en pleno apogeo, explicó el monarca.

    - Hoy en día nos enfrentamos a nuevos desafíos, otras amenazas a la paz, la seguridad, la prosperidad, la salud y el medio ambiente, dijo.

    Resaltó el rol que Suecia juega en las Naciones Unidas, donde ocupa un lugar en el Consejo de Seguridad, lo que significa una oportunidad importante para contribuir a soluciones pacificas en los conflictos internacionales.  

    El rey expresó que "la historia da razones para ser optimista", puesto que se ha logrado paz, se han curado las epidemias, ha crecido la prosperidad y se han fortalecido los derechos humanos. Pero constató también que es necesario resolver los temas medioambientales

    - La pregunta ya no es si podemos lograr un desarrollo más sostenible. De otra manera, cómo vamos a ir hacia adelante. Con qué rapidez, qué tecnología y a qué costo. En este contexto, ¡hay muchas razones para ver el futuro con confianza!, dijo.

    Subrayó además la importancia del “respeto”, un buen punto de partida para el discurso público. “El tratarse con respeto, aun cuando se piensa en forma diferente”, expresó el monarca.  

    Y deseó a los representantes del pueblo sueco “fuerza, coraje y sabiduría” en sus decisiones, que afectan a tantos.

     

    El primer ministro, por su parte, destacó el hecho de que hoy en día Suecia goza de una buena economía, a pesar de haber heredado un déficit de 60 mil millones de coronas, del gobierno anterior de la derecha.

    Stefan Löfven explicó que el excedente económico actual, luego de tres años de su gobierno, hace posible nuevas inversiones en pro del bienestar de la nación y el disminuir la deuda externa.

    Se destinarán, por ejemplo, 750 millones de coronas en sistema de emergencia, SOS, en aduanas, en la policía de seguridad, Säpo, en la Fiscalía y en establecimientos penitenciarios.

    - No toquen a nuestros héroes, dijo, a propósito de las apuestas del gobierno para mejorar la protección del personal que trabaja en hospitales, en urgencia, y que han sido atacados en varias ocasiones, recientemente.

    El mandatario se refirió a los desafíos actuales: la amenaza nuclear de Corea del Norte, la catástrofe humanitaria de la guerra de Siria, la crisis medioambiental, las hambrunas en ciertas regiones de África.

    Löfven resaltó la importancia de la participación de las mujeres en las conversaciones de paz, en los conflictos armados alrededor del mundo y en el derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva.

    Entre otros variados temas se refirió también al de los neonazis en Suecia.  

    - Tenemos la responsabilidad de recordar, puesto que si no recordamos las agresiones, la violencia y el odio nuevamente vencerán../../ El 1 de mayo se manifestaron alrededor de 500 nazis en Falun. El Movimiento de Resistencia Nórdico (NMR) se hizo presente en la semana política de Almedalen. Dentro de poco se reunirán en Gotemburgo. Esto es algo aterrador, expresó.

    El gobierno, explicó, hace un esfuerzo mancomunado en contra del racismo y los crímenes de odio a través de un plan de trabajo nacional. Se reincorporan los viajes a lugares que tienen que ver con la memoria histórica y el 2020 se llevará a cabo una conferencia internacional sobre este tema.

    Y, obviamente, el primer ministro se refirió también al medio ambiente.

    - La crisis climática está ocurriendo aquí y ahora… el clima no puede esperar. La transformación de la sociedad debe apresurarse, con el fin de asegurar las posibilidades para las nuevas generaciones.

     

     

     

    El Primer Ministro, Stefan Löfven, al momento de dar su discurso en el Parlamento sueco. 

     

    De izquierda a derecha: el presidente del Parlamento, Urban Ahlin, la reina Silvia, el rey Carl Gustaf, la princesa heredera del trono, Victoria, el príncipe Daniel (su esposo), el príncipe Carl Philip y la princesa Madeleine. 

     

     

     

  • La ministra de Inmigración noruega Sylvi Listhaug enoja a Suecia

    La Ministra de Inmigración de Noruega, estuvo recientemente de visita en Suecia.

    Sylvi Listhaug tenía planeado reunirse con su colega sueca, Helene Fritzon, en el barrio periférico de Rinkeby. Sin embargo, apenas arribar a Estocolmo, la ministra del partido de extrema derecha noruego se enteró que su homóloga sueca había cancelado el encuentro. 

    "Una vez más la ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug, vuelve a ser el foco de la polémica. En esta ocasión, en plena campaña electoral, la controversia ha trascendido las fronteras, causando desavenencias con el Gobierno de Suecia" escribe el portal noruego Radiolatinamerika.no. 

     

     Fuente: Radiolatinamerika.no. María Fluxá. 31-08-2017

     

    El pasado lunes la ministra del populista Partido del Progreso fue plantada por su homóloga sueca, Heléne Fritzon. Listhaug había viajado a Estocolmo y según aterrizó en Arlanda se enteró de que la ministra socialdemócrata había cancelado un encuentro acordado hace semanas.

     

    “Recientemente ha quedado muy claro que la visita de Lishaug forma parte de la campaña electoral noruega”, justificó Fritzon en referencia a los comicios generales del próximo 11 de septiembre. “Listhaug parece más interesada en difundir una imagen equivocada de Suecia”, añadió.

     

    Oficialmente el viaje de Listhaug aspiraba a conocer cómo el país vecino, que cuenta con la mayor población inmigrante de Europa en términos per capita, gestiona su integración. Sin embargo, en declaraciones al diario VG, la víspera, fue más explícita: “Estoy aquí para ver cómo las cosas no deberían hacerse en Noruega”, dijo al diario.

     

    Según Listhaug, muy dada a los comentarios políticamente incorrectos, existen en Suecia “sociedades paralelas” y hay al menos “60 zonas prohibidas” porque la integración ha fallado. Esto “no tiene sentido”, según Fritzon, quien en un comunicado añadió que estaría encantada de reunirse con su colega de Noruega, pero una vez pasadas las elecciones.

     

    Preguntada al respecto, la primera ministra noruega, Erna Solberg, que gobierna en coalición con el Partido del Progreso de Listhaug, explicó “no tener demasiados comentarios” al respecto. Sin embargo, cuando el periodista de VG le insistió en los comentarios de Listhaug sobre esas 60 zonas fuera de la ley en Suecia, Solberg puntualizó que “Listhaug debería asegurarse de que lo que dice está de acuerdo con lo que las autoridades locales piensan al respecto”.

     

    El líder laborista, Jonas Gahr Støre, aprovechó la polémica para, en el debate televisivo del martes, echarle en cara a Solberg de haber incorporado a un partido de extrema derecha (el Partido del Progreso) al gobierno. El asunto podría haber quedado zanjado aquí; sin embargo, Listhaug como tenía previsto, visitó el barrio inmigrante de Rinkeby, en Estocolmo.

     

    Este hecho no ha sentado bien en Suecia, tal y como dejaron claras las declaraciones del primer ministro, Stefan Lövfen. “Es importante que se dé una imagen correcta (de Suecia). Nosotros no nos metemos en la situación de otro país. Estamos lidiando con nuestros problemas y eso depende de nosotros”, declaró el socialdemócrata al diario VG.

     

     

    La  Ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug. Foto: Radiolatinamerika.no

     

     

     

    La Ministra de Inmigración sueca, Heléne Fritzon. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Se lanzó al mar para sentirse como refugiada: Sylvi Lishtaug, se convirtió en abril de 2016 en el hazmerreír de los noruegos, después de llevar a cabo una particular maniobra con la que pretendía concienciar sobre la situación de los refugiados sirios.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español