Domingo, 23 Septiembre 2018 | Login
Anna Kinberg Batra quiere destituir a Stefan Löfven Stefan Löfven y Anna Kinberg Batra. Foto: Marisol Aliaga.

Anna Kinberg Batra quiere destituir a Stefan Löfven

La presidenta de los Moderados afirmó este jueves que desea un cambio de gobierno antes de las elecciones del 2018. AKB comunicó hoy, en una rueda de prensa, que la Alianza debe presentar un presupuesto en conjunto lo antes posible. Esto llevaría a que – de aprobarse, con el apoyo de los Demócratas de Suecia – el gobierno rojiverde se vendría abajo.

Sin embargo, ni el Partido del Centro, ni el Liberal, aceptaron la propuesta de AKB, Annie Lööf (C) expresó que no estaba dispuesta a llevar al país a un circo político, y Christer Nylander (L) dijo que sería irresponsable impulsar a elecciones que solo conducirían al caos.

El Primer Ministro, Stefan Löfven, por su parte, comentó la jugada de la líder conservadora diciendo que "daba la impresión de que su liderazgo había perdido la brújula”.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Un movido jueves se experimentó este jueves, dentro de la política interna de Suecia.

 

Todo comenzó cuando Anna Kinberg Batra, presidenta del Partido Moderado, llamó a una conferencia de prensa en el parlamento.

- Estoy preocupada por el desarrollo en Suecia, donde hay demasiada gente fuera del mercado laboral y donde el tema de la seguridad decepciona a muchos. El débil gobierno de Löfven no asume esto, y queremos hacer algo al respecto, más de lo que hemos hecho hasta ahora, expresó Kinberg Batra.

Según ella, estos cambios no pueden esperar hasta las elecciones del próximo año, sino que deben llevarse a la práctica lo antes posible y, para ello, la Alianza debe presentar un presupuesto en conjunto.

- Suecia necesitaría esto. Se trata de reformas que no pueden esperar hasta el 2018 para comenzar a implementarse. De terminar con la exclusión, de garantizar la seguridad y de tener más policías. De lo que hace que Suecia pueda crear puestos de trabajo en todo el país.

La líder conservadora afirmó que el gobierno está implementando ”propuestas dañinas a la economía sueca”, y esto debe terminar. ”Lo podemos hacer lo antes posible, si actuamos en conjunto”, dijo.

Kinberg Batra quiere un nuevo gobierno. Un gobierno de la Alianza. Y lo quiere ahora.

 

 

Anna Kinberg Batra. Foto: Marisol Aliaga.

 

A pesar de que hace solo una semana atrás había declarado que la Alianza no presentaría un presupuesto en común, y sin haber consultado antes a sus colegas si contaba con su apoyo.

No lo tuvo. El partido del Centro y el Liberal no aceptaron su propuesta.

 

Annie Lööf (C) declaró a Aftonbladet que su partido no está de acuerdo en que la Alianza presente un presupuesto en común, y que solamente se había enterado de esta nueva jugada la tarde anterior.

- El Partido del Centro no apoya iniciar una colaboración que lanzaría a Suecia a la inseguridad. Recibimos un mensaje de texto en la tarde de ayer, y he sostenido conversaciones con mis colegas. Por mi parte estoy férreamente decidida a formar un gobierno de la Alianza, pero no estoy dispuesta a depender de los Demócratas de Suecia para ello.

 

A diferencia de AKB, quien dijo hoy que ya se estaban llevando a cabo conversaciones entre los Moderados y los Demócratas de Suecia, en comisiones en el parlamento, Annie Lööf rechaza cualquier tipo de colaboración con el partido de Jimmie Åkesson.

- Nosotros no formaremos ningún gobierno con el apoyo activo de los Demócratas de Suecia, yo no quiero lanzar Suecia hacia una incertidumbre y a un circo político. En esto no tranzaremos, subrayó Annie Lööf.

 

 

 

Annie Lööf ha dicho tajantemente que no desea ningún tipo de colaboración con Jimmie Åkesson. Foto: Marisol Aliaga.

 

Y tampoco obtuvo apoyo de los liberales. Christer Nylander, jefe de grupo del Partido Liberal en el parlamento apuntó:

- No es responsable llevar a Suecia a un nuevo caos de elecciones anticipadas. Esto es lo que sucedería si la Alianza presentara un presupuesto en conjunto.

 

Por su parte el presidente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt afirmó que este era ”un día desgraciado para la burguesía sueca”:

- Esto significa que Anna Kinberg Batra quiere destituír al gobierno y llegar ella misma al poder con el apoyo activo de los Demócratas de Suecia. Pero en el mismo segundo que hace eso, depende completamente de Jimmie Åkesson, políticamente. Se sienta en las rodillas de los Demócratas de Suecia. Por supuesto que SD aprovechará esta posición al máximo.

 

No obstante, hay quienes dudan de la sinceridad de AKB. El presidente del Sindicato de Trabajadores, LO, Karl_Petter Thorvaldsson declaró a Aftonbladet que la líder probablemente tenía conocimiento de que no obtendría el apoyo de sus colegas de bloque. Y que esta jugada solo era ”teatro”.

 

- Es extremadamente grave para Suecia, como país, y para nuestra democracia que la oposición haga propuestas  sabiendo que no tiene apoyo de sus supuestos colaboradores. Esto es jugar con la democracia, dijo Thorvaldsson.

 

El único partido de la Alianza que apoya la propuesta de Kinberg Batra es el de la Democracia Cristiana, donde su líder, Ebba Bush Thor, ve con optimismo la propuesta de los Moderados. Pero no es la primera vez que esta agrupación política se acerca a los Demócratas de Suecia.

 

 

El líder de SD, Jimmie Åkesson,  manifestó, obviamente, su optimismo. Esta es la primera vez que un partido parlamentario le hace una "invitación". En conversación con Aftonbladet, dijo que ”es un paso en la dirección correcta”. No obstante recalcó que los moderados hayan demorado tanto en llevar a cabo su propia política.

 

- Ahora ella dice que quiere cambiar el gobierno lo antes posible. Pero queda por ver si lo dice en serio. Si es así, quiere decir que está dispuesta a tener nuestro apoyo para llevar a cabo esto, dijo Åkesson.

 

Y, ante la pregunta de qué exige su partido para apoyar a la líder conservadora, respondió:

 

- Lo que nosotros hemos dicho tiene mucha relación, obviamente, con la política de inmigración. Si el cambio que los moderados afirman querer hacer se hace realidad y se refleja en la política que quieren impulsar. Pero también se trata de otros temas en los que los moderados tuvieron carencias cuando estuvieron en el poder durante ocho años.

 

 

El Partido Verde (MP) también ofreció una conferencia de prensa este jueves. Gustav Fridolin comenzó recordando las expresiones racistas vertidas por altos miembros del partido Demócratas de Suecia, con los cuales ahora los moderados quieren tener una colaboración, desde el vicepresidente en el parlamento, hasta el encargado de asuntos de justicia. Varios de ellos han enfrentado, o enfrentan, juicios por estafas o maltratos, entre otros.

 

Y se refirió con ironía a la jugada de Anna Kinberg Batra, de informar a sus colegas mediante un mensaje de texto enviado el miércoles por la tarde.

 

- Es difícil de entender porqué se pone punto final a una relación via un mensaje de texto. Yo pensé que la gran mayoría de la gente dejaba de hacer eso en la secundaria.

 

Mientras que la vocera Isabella Lövin expresó:

 

– Los colegas de la Alianza han denominado esto como un circo político que conduciría a un nuevo caos electoral. Esto revela una grieta muy profunda dentro de la Alianza.

 

 

 

El Ministro de Educación y vocero del Partido Verde, Gustav Fridolin. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

El primer ministro, por su parte, ofreció una conferencia de prensa la tarde del jueves, en la cual acusó a AKB de cambiar todos los meses de opinión frente a una posible colaboración con los Demócratas de Suecia.

 

- Los conservadores perdieron las elecciones, y tuvieron un brusco descenso. Su líder ahora ha abandonado la idea de ganar la confianza en una nueva política.

 

Según Löfven, la jugada de Kinberg Batra es un ”circo político” que da la impresión de ”un liderazgo conservador que ha perdido la brújula”.

 

Al igual que Fridolin y Löwin, recalcó que él seguirá en la búsqueda de una colaboración entre bloques, puesto que ”la política de bloques es perjudicial para Suecia”.

 

 

Al final del día, la arriesgada propuesta de AKB (como los medios abrevian Anna Kinberg Batra) parece haberle haberle jugado una mala pasada. Analistas políticos han dicho que arriesga su puesto como líder del partido Moderado, y que sus días están contados.

 

Por otra parte, es posible que esta haya constituído una jugada necesaria para calmar los ánimos en su partido y tratar de recuperar la fuga de votantes hacia los Demócratas de Suecia.

 

Las cifras de simpatía de AKB son muy bajas, a diferencia de la otra lidereza de la Alianza, Annie Lööf (C) quien ha aumentado constantemente su popularidad.

 

 

 

 

Stefan Löfven y Anna Kinberg Batra. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Los cuatro líderes de la Alianza burguesa. Foto: Omni.

 

 

 

About Author

Related items

  • Sjöstedt: "Tratan de allanar el camino para un primer ministro manejado por SD"

    El líder del partido de izquierda, Jonas Sjöstedt, piensa que la respuesta de los Demócratas de Suecia, de votar por el candidato de la Alianza a presidente del parlamento, era esperada.

    - Los moderados y los demócratas suecos se han estado acercando durante largo tiempo, dijo al noticiario de SVT.

     

     Fuente: SVT. 22-09-2018. Traducción: Magazín Latino

     

    Los Demócratas de Suecia votarán, este lunes, por el candidato de la Alianza, AndreasNorlén (M), a presidente del parlamento. Hecho que fue bien recibido por el líder del grupo de los moderados en el parlamento, Tobias Billström.

     

    El presidente del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, cree que la razón decisiva para esta decisión es que SD desea ver como primer ministro a un moderado.

     

    - Saben que la Alianza dependerá de SD en cada votación, entonces pueden conducir el automóvil desde el asiento trasero, a pesar de que Ulf Kristersson formalmente esté al volante. Están intentando allanar el camino para un primer ministro manejado por los Demócratas de Suecia,dijo a SVT.

     

     

    Fridolin: un circo verdaderamente triste

     

    Uno de los dos voceros del partido Verde, Gustav Fridolin, teme que ahora se le da poder decisivo a SD. Y que él, en cambio, habría querido que se llegara a un acuerdo entre los bloques, para resolver el tema de la presidencia del parlamento.

     

    - Todo esto es un circo verdaderamente triste, dijo en una transmisión extra de SVT.

    - Hay un montón de temas en los cuales yo, Annie Lööf ( C) y Jan Björklund (L) no concordamos, pero a pesar de ello he entendido que tenemos valores en común sobre la democracia y sobre de que Suecia sea un país abierto al mundo. Si pensamos así, no debemos darle influencia sobre la política a SD.

     

    El Partido de Izquierda ha anunciado anteriormente que no tiene la intención de aceptar a Björn Söder (SD) como segundo vicepresidente, un cargo que generalmente va al tercer partido más grande en el parlamento. En cambio, dan la lucha por el puesto, y nominaron a Lotta Johnsson Fornarve (V) como su candidata.

    - Tengo muchas esperanzas de que ella pueda ser elegida en lugar de Björn Söder. Ahora depende de los Socialdemócratas y del partido Verde de que puedan asegurarnos de tener una persona de la cual no tengamos que avergonzarnos.

     

    Sjöstedt anunció también que el partido de Izquierda votará por el candidato de la Socialdemocracia a la presidencia del parlamento, y espera recibir apoyo de vuelta.

     

    Gustav Fridolin afirmó que su partido no votará por Björn Söder, a quien llama “inadecuado para representar a Suecia”, en el cargo de segundo vicepresidente. Sin embargo, no pudo responder sobre si su partido votará por Lotta Johnsson Fornarve (V).

     

    - Vamos a tomar una decisión en nuestro grupo parlamentario. Yo sé lo que opino yo, pero quiero discutirlo primero con ellos.

     

    Jonas Sjöstedt (V). Foto: captura de pantalla de SVT.se. 

     

  • Resultados finales de las elecciones dan un escaño más al bloque de izquierda

    Este domingo se dieron a conocer los resultados finales de las elecciones parlamentarias suecas, luego de un intenso conteo de votos que se prolongó por siete días.

    Y, el resultado se mantiene: el bloque de izquierda gana sobre la derecha con solo un mandato de diferencia: 144 contra 143. En tanto que los Demócratas de Suecia obtienen 62 mandatos.

    “Los partidos decentes deben tomar su responsabilidad y sacar adelante al país”, comentó Stefan Löfven. La Alianza, por su parte, le exige que renuncie.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Una semana de intensa actividad tuvo la Oficina Nacional Electoral, Valmyndighet, que este domingo pudo presentar los resultados finales de las elecciones parlamentarias 2018.

     

    Resultados finales que no difieren con los preliminares. Arrojan a un vencedor, con un mandato de diferencia.

     

    El bloque de la izquierda: la Socialdemocracia, el partido Verde y el partido de Izquierda obtienen 144 mandatos.

     

    El bloque de la derecha: los Moderados, el partido Liberal el Centro y la Democracia Cristiana obtienen 143 mandatos.

     

    El partido que no se sitúa en ningún bloque, los Demócratas de Suecia, obtiene 62 mandatos.

     

     

    Todos son vencedores

     

    Los dos bloques se dan por vencedores, a pesar de que, según las cifras, el bloque de la izquierda es mayor. Por un mandato.  

     

    La Alianza saca sus cuentas no incluyendo en el bloque de izquierda al partido de izquierda.

     

    A pesar de haber obtenido los resultados electorales más bajos en décadas, el partido de la Socialdemocracia sigue siendo el más votado (28,26 %), seguido por los Moderados (19,84 %). En tercer lugar se ubican los Demócratas de Suecia (17,53 %).

     

    El primer ministro, Stefan Löfven, declaró a la agencia TT, el domingo: “Los resultados finales de las elecciones muestran claramente que somos el partido más grande y tenemos apoyo para la base gubernamental más amplia, a menos que los partidos burgueses rompan sus promesas y creen un bloque común con los Demócratas de Suecia”.  

     

    Y agregó: “Ahora, los partidos decentes deben tomar su responsabilidad y sacar adelante a Suecia. En este proceso, nadie podrá llevar a cabo toda la política de su partido. Pero trabajando juntos podemos hacer mucho más por nuestro país”.  

     

    Desde hace un tiempo, Stefan Löfven viene extendiendo una mano a partidos de la Alianza, en pos de una cooperación con el fin de desarticular a los Demócratas de Suecia. En el discurso del pasado domingo, después de las elecciones, afirmó que “la política de bloques pasó a la historia”.

     

    Durante la misma noche, los líderes de la Alianza compitieron en mostrarse más implacables con el gobierno de Löfven.   

    - Este gobierno ya ha hecho lo que hizo. Nunca tuvo que llegar al poder. Ahora va a renunciar, dijo Ulf Kristersson (M).

     

    Él mismo fue presionado por el líder de los Demócratas de Suecia (SD), Jimmie Åkesson, quien le preguntó:

    - Llegó la hora de demostrarlo. Ulf Kristersson, ¿cómo quieres cambiar el gobierno? ¿Vas a elegir a Stefan Löfven o vas a elegir a Jimmie Åkesson?

     

    Por su parte, tanto la líder del Centro, Annie Lööf, como la democratacristiana Ebba Bush Thor, exigieron la renuncia inmediata del primer ministro.

    - Si Stefan Löfven no dimite ahora, lo ayudaremos con ello, en la votación en el parlamento, dijo Bush Thor.

     

    Durante la semana pasada se sucedieron invitaciones a diestra y siniestra. Los Demócratas de Suecia quisieron conversar con los Moderados. Estos dijeron que no estaban interesados.

     

    Los Socialdemócratas llamaron a conversaciones a los Liberales y al Centro. Estos dijeron que ya tenían candidato: Ulf Kristersson.

     

    La Alianza llamó a conversaciones a la Socialdemocracia. Löfven contestó que: “está bien claro que la Socialdemocracia no se va a convertir en apoyo de la Alianza. Punto”.

     

     

    ¿Qué pasa ahora?

     

    Las negociaciones se encuentran en un punto muerto en el que ninguno de los bloques tiene mayoría suficiente para gobernar. Y ningún partido quiere gobernar con el apoyo de los Demócratas de Suecia. Hasta el momento.

     

    Los SD, por su parte, han dicho que para darle su apoyo a algún bloque deben recibir algo a cambio. Y amenazan – una vez más – con echar abajo al gobierno que ellos quieran, y con nuevas elecciones.

     

    El 25 de septiembre, el parlamento sueco inicia nuevamente sus actividades, pero ya el 24 debe elegir a un nuevo presidente del parlamento. Es tarea de esta persona el iniciar rondas de conversaciones con los líderes de los partidos que puedan formar gobierno. Una tarea nada de fácil, así como están las cosas.

     

    A continuación, el proceso es el siguiente: el presidente del parlamento propone un candidato al puesto de primer ministro, el parlamento vota, y si menos de la mitad no está en su contra, puede formar gobierno.

     

    De no resultar a la primera, el presidente tiene tres chances más de proponer a otros candidatos.

     

    Si nadie logra salir elegido, se deberá llamar a nuevas elecciones en el plazo de tres meses.

     

     

    Resultados finales de los comicios del 9 de septiembre.

    Mandatos obtenidos por los ocho partidos:

     

    • Moderados: 19,84 por ciento (70 mandatos)
    • Partido del Centro:8,61 por ciento (31 mandatos)
    • Liberales:5,49 por ciento (20 mandatos)
    • Democristianos:6,32 por ciento (22 mandatos)
    • Socialdemócratas: 28,26 por ciento (100 mandatos)
    • Partido de Izquierda: 8,00 por ciento (28 mandatos)
    • Partido Verde:4,41 por ciento (16 mandatos)
    • Demócratas de Suecia: 17,53 por ciento (62 mandatos)

     


    Foto: Nyheter24.se.

     

     

  • Empate entre el bloque de la izquierda y la derecha - en tanto que la ultraderecha gana terreno

    ELECCIONES 2018 EN SUECIA 

    Un escaño de diferencia.

    El bloque de izquierda obtendría un escaño más que la derecha: 144 contra 143, al haberse contabilizado 6002 de los 6004 distritos (*).  En porcentaje, la coalición rojiverde alcanza un 40,6 por ciento de apoyo, en tanto que la Alianza de la derecha llega al 40, 3 por ciento.

    Sin embargo, habrá que esperar hasta el miércoles, para saber los resultados exactos.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Una noche de mucha tensión se vivió en Suecia este domingo, cuando, a las ocho de la noche se cerraron las urnas y se inició el conteo de votos.

     

    Las cifras subieron y bajaron, pero poco a poco se fue aclarando el panorama.

     

    El partido Verde se mantiene en el Parlamento, aunque pasó susto, se salvó con un 4,3 % de los votos. El 2014 obtuvo un 6,9 %. 

     

    La Socialdemocracia bajó su votación en relación con el 2014, pero sigue siendo el partido más grande, con un 28,4 por ciento, comparado con un 31,0 hace cuatro años.

     

    El partido Moderado también bajó, de un 23,3 a un 19,8 por ciento.  

     

    No obstante, y a pesar de que aún no se saben los resultados exactos, el líder de los Moderados, Ulf Kristersson, exigió esta noche la renuncia de Stefan Löfven.

    - Él nunca debió haber sido elegido primer ministro, dijo Kristersson, según él, estos cuatro años de gobierno de la coalición rojverde, son cuatro años perdidos.

     

    El líder del partido xenófobo y eurófobo Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, dijo que había llamado a conversaciones a Kristersson.

     

    Los SD no obtuvieron el 20 % que se pronosticaba, pero subieron desde un 12,9 (2014), a un 17,6 por ciento de los votos.

     

    - Vamos a contactar a los Moderados lo antes posible. Si ahora vamos a cambiar el gobierno y la repartición de mandatos se mantiene, entonces no sé cómo van a formar un nuevo ejecutivo sin hablar conmigo, dijo Åkesson, y recordó que existe el riesgo de nuevas elecciones.

     

    Pero su oferta fue ignorada por Kristersson, quien explicó que – además de que exige la renuncia de Löfven – mantendrá conversaciones con sus socios de la Alianza.

     

    Por su parte, Stefan Löfven llama a la calma y la cautela, recordando que los resultados no son exactos. En su discurso en la “valvaka” de la Socialdemocracia, dijo que estas elecciones marcaban el fin de la política de bloques, y abrió por una colaboración con otros partidos.

     

    Respecto a su “renuncia”, expresó:

    - Pueden exigir todas las renuncias que quieran. No hay ninguna ley que diga que el primer ministro tenga que renunciar. Yo creo que es necesario mantener la sangre fría.

     

    Y enfatiza que aún no se conocen los resultados.

     

    En resumidas cuentas, ahora se verá quienes pactarán con quienes. Y quienes mantienen sus promesas.

     

    Resultados de los ocho partidos:

     

    S: 28,4 % (31,0 %) M: 19,8 % (23,3 %) SD: 17,6 % (12,9 %) C: 8,6 % (6,1 %) V: 7,9 % (5,72 %) KD: 6,4 % (4,6 %) L: 5,5 % (5,4 %) MP: 4,3 % (6,9 %).

    Las cifras entre paréntesis se refieren a los resultados del 2014, las elecciones anteriores. 

     

    En la Oficina Electoral  enlace puede ver los últimos resultados: Val.se – haga clic

     

    Actualización: 

    (*) Ahora ya se han contabilizado los 6004 distritos, y este es el resultado. Faltan por contabilizar los votos del exterior.

    Elecciones al Parlamento - Porcentajes y mandatos preliminares (Fuente: Valmyndigeten)


    Foto: Captura de pantalla de la Oficina Nacional Electoral 

     

    Distribución de los votos, preliminar:

     

     

     

     
    Stefan Löfven. Foto: Marisol Aliaga. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español