Domingo, 16 Diciembre 2018 | Login
Anna Kinberg Batra quiere destituir a Stefan Löfven Stefan Löfven y Anna Kinberg Batra. Foto: Marisol Aliaga.

Anna Kinberg Batra quiere destituir a Stefan Löfven

La presidenta de los Moderados afirmó este jueves que desea un cambio de gobierno antes de las elecciones del 2018. AKB comunicó hoy, en una rueda de prensa, que la Alianza debe presentar un presupuesto en conjunto lo antes posible. Esto llevaría a que – de aprobarse, con el apoyo de los Demócratas de Suecia – el gobierno rojiverde se vendría abajo.

Sin embargo, ni el Partido del Centro, ni el Liberal, aceptaron la propuesta de AKB, Annie Lööf (C) expresó que no estaba dispuesta a llevar al país a un circo político, y Christer Nylander (L) dijo que sería irresponsable impulsar a elecciones que solo conducirían al caos.

El Primer Ministro, Stefan Löfven, por su parte, comentó la jugada de la líder conservadora diciendo que "daba la impresión de que su liderazgo había perdido la brújula”.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Un movido jueves se experimentó este jueves, dentro de la política interna de Suecia.

 

Todo comenzó cuando Anna Kinberg Batra, presidenta del Partido Moderado, llamó a una conferencia de prensa en el parlamento.

- Estoy preocupada por el desarrollo en Suecia, donde hay demasiada gente fuera del mercado laboral y donde el tema de la seguridad decepciona a muchos. El débil gobierno de Löfven no asume esto, y queremos hacer algo al respecto, más de lo que hemos hecho hasta ahora, expresó Kinberg Batra.

Según ella, estos cambios no pueden esperar hasta las elecciones del próximo año, sino que deben llevarse a la práctica lo antes posible y, para ello, la Alianza debe presentar un presupuesto en conjunto.

- Suecia necesitaría esto. Se trata de reformas que no pueden esperar hasta el 2018 para comenzar a implementarse. De terminar con la exclusión, de garantizar la seguridad y de tener más policías. De lo que hace que Suecia pueda crear puestos de trabajo en todo el país.

La líder conservadora afirmó que el gobierno está implementando ”propuestas dañinas a la economía sueca”, y esto debe terminar. ”Lo podemos hacer lo antes posible, si actuamos en conjunto”, dijo.

Kinberg Batra quiere un nuevo gobierno. Un gobierno de la Alianza. Y lo quiere ahora.

 

 

Anna Kinberg Batra. Foto: Marisol Aliaga.

 

A pesar de que hace solo una semana atrás había declarado que la Alianza no presentaría un presupuesto en común, y sin haber consultado antes a sus colegas si contaba con su apoyo.

No lo tuvo. El partido del Centro y el Liberal no aceptaron su propuesta.

 

Annie Lööf (C) declaró a Aftonbladet que su partido no está de acuerdo en que la Alianza presente un presupuesto en común, y que solamente se había enterado de esta nueva jugada la tarde anterior.

- El Partido del Centro no apoya iniciar una colaboración que lanzaría a Suecia a la inseguridad. Recibimos un mensaje de texto en la tarde de ayer, y he sostenido conversaciones con mis colegas. Por mi parte estoy férreamente decidida a formar un gobierno de la Alianza, pero no estoy dispuesta a depender de los Demócratas de Suecia para ello.

 

A diferencia de AKB, quien dijo hoy que ya se estaban llevando a cabo conversaciones entre los Moderados y los Demócratas de Suecia, en comisiones en el parlamento, Annie Lööf rechaza cualquier tipo de colaboración con el partido de Jimmie Åkesson.

- Nosotros no formaremos ningún gobierno con el apoyo activo de los Demócratas de Suecia, yo no quiero lanzar Suecia hacia una incertidumbre y a un circo político. En esto no tranzaremos, subrayó Annie Lööf.

 

 

 

Annie Lööf ha dicho tajantemente que no desea ningún tipo de colaboración con Jimmie Åkesson. Foto: Marisol Aliaga.

 

Y tampoco obtuvo apoyo de los liberales. Christer Nylander, jefe de grupo del Partido Liberal en el parlamento apuntó:

- No es responsable llevar a Suecia a un nuevo caos de elecciones anticipadas. Esto es lo que sucedería si la Alianza presentara un presupuesto en conjunto.

 

Por su parte el presidente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt afirmó que este era ”un día desgraciado para la burguesía sueca”:

- Esto significa que Anna Kinberg Batra quiere destituír al gobierno y llegar ella misma al poder con el apoyo activo de los Demócratas de Suecia. Pero en el mismo segundo que hace eso, depende completamente de Jimmie Åkesson, políticamente. Se sienta en las rodillas de los Demócratas de Suecia. Por supuesto que SD aprovechará esta posición al máximo.

 

No obstante, hay quienes dudan de la sinceridad de AKB. El presidente del Sindicato de Trabajadores, LO, Karl_Petter Thorvaldsson declaró a Aftonbladet que la líder probablemente tenía conocimiento de que no obtendría el apoyo de sus colegas de bloque. Y que esta jugada solo era ”teatro”.

 

- Es extremadamente grave para Suecia, como país, y para nuestra democracia que la oposición haga propuestas  sabiendo que no tiene apoyo de sus supuestos colaboradores. Esto es jugar con la democracia, dijo Thorvaldsson.

 

El único partido de la Alianza que apoya la propuesta de Kinberg Batra es el de la Democracia Cristiana, donde su líder, Ebba Bush Thor, ve con optimismo la propuesta de los Moderados. Pero no es la primera vez que esta agrupación política se acerca a los Demócratas de Suecia.

 

 

El líder de SD, Jimmie Åkesson,  manifestó, obviamente, su optimismo. Esta es la primera vez que un partido parlamentario le hace una "invitación". En conversación con Aftonbladet, dijo que ”es un paso en la dirección correcta”. No obstante recalcó que los moderados hayan demorado tanto en llevar a cabo su propia política.

 

- Ahora ella dice que quiere cambiar el gobierno lo antes posible. Pero queda por ver si lo dice en serio. Si es así, quiere decir que está dispuesta a tener nuestro apoyo para llevar a cabo esto, dijo Åkesson.

 

Y, ante la pregunta de qué exige su partido para apoyar a la líder conservadora, respondió:

 

- Lo que nosotros hemos dicho tiene mucha relación, obviamente, con la política de inmigración. Si el cambio que los moderados afirman querer hacer se hace realidad y se refleja en la política que quieren impulsar. Pero también se trata de otros temas en los que los moderados tuvieron carencias cuando estuvieron en el poder durante ocho años.

 

 

El Partido Verde (MP) también ofreció una conferencia de prensa este jueves. Gustav Fridolin comenzó recordando las expresiones racistas vertidas por altos miembros del partido Demócratas de Suecia, con los cuales ahora los moderados quieren tener una colaboración, desde el vicepresidente en el parlamento, hasta el encargado de asuntos de justicia. Varios de ellos han enfrentado, o enfrentan, juicios por estafas o maltratos, entre otros.

 

Y se refirió con ironía a la jugada de Anna Kinberg Batra, de informar a sus colegas mediante un mensaje de texto enviado el miércoles por la tarde.

 

- Es difícil de entender porqué se pone punto final a una relación via un mensaje de texto. Yo pensé que la gran mayoría de la gente dejaba de hacer eso en la secundaria.

 

Mientras que la vocera Isabella Lövin expresó:

 

– Los colegas de la Alianza han denominado esto como un circo político que conduciría a un nuevo caos electoral. Esto revela una grieta muy profunda dentro de la Alianza.

 

 

 

El Ministro de Educación y vocero del Partido Verde, Gustav Fridolin. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

El primer ministro, por su parte, ofreció una conferencia de prensa la tarde del jueves, en la cual acusó a AKB de cambiar todos los meses de opinión frente a una posible colaboración con los Demócratas de Suecia.

 

- Los conservadores perdieron las elecciones, y tuvieron un brusco descenso. Su líder ahora ha abandonado la idea de ganar la confianza en una nueva política.

 

Según Löfven, la jugada de Kinberg Batra es un ”circo político” que da la impresión de ”un liderazgo conservador que ha perdido la brújula”.

 

Al igual que Fridolin y Löwin, recalcó que él seguirá en la búsqueda de una colaboración entre bloques, puesto que ”la política de bloques es perjudicial para Suecia”.

 

 

Al final del día, la arriesgada propuesta de AKB (como los medios abrevian Anna Kinberg Batra) parece haberle haberle jugado una mala pasada. Analistas políticos han dicho que arriesga su puesto como líder del partido Moderado, y que sus días están contados.

 

Por otra parte, es posible que esta haya constituído una jugada necesaria para calmar los ánimos en su partido y tratar de recuperar la fuga de votantes hacia los Demócratas de Suecia.

 

Las cifras de simpatía de AKB son muy bajas, a diferencia de la otra lidereza de la Alianza, Annie Lööf (C) quien ha aumentado constantemente su popularidad.

 

 

 

 

Stefan Löfven y Anna Kinberg Batra. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Los cuatro líderes de la Alianza burguesa. Foto: Omni.

 

 

 

About Author

Related items

  • Cámara rechaza a Stefan Löfven (S) como primer ministro

    Con 200 votos en contra, 116 a favor y 28 de abstención, el Parlamento rechazó este viernes la propuesta de elegir a Stefan Löfven (S) como primer ministro de Suecia.

    Esta segunda votación significa que se acorta el plazo para nuevas elecciones. Después del cuarto sufragio en la cámara, y según lo establece la constitución, se llama a nuevos comicios

    Andreas Norlén, presidente del parlamento, inició de inmediato conversaciones con la Oficina Electoral y, durante el fin de semana, sostendrá nuevos encuentros con los líderes de los partidos.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Una vez más la cámara de diputados sueca votó en contra del líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, para impedirle que asuma el cargo de primer ministro del país.

     

    La votación del viernes por la mañana arrojó el siguiente resultado:

     

    • No: 200 
    • Si: 116
    • Abstención: 28
    • Ausentes: 5

     

    Como consecuencia, el talmanAndreas Norlén comenzó de inmediato las conversaciones con la Oficina Electoral, y agendó nuevas conversaciones – una vez más – con los líderes de los ocho partidos parlamentarios

    - Si los partidos eligen nuevas elecciones ante actuar de modo que Suecia logre tener un nuevo Gobierno, no me voy a interponer a ellos, dijo un frustrado Andreas Norlén.

     

    Antes de la votación, representantes de todos los ocho partidos hicieron uso de la palabra y explicaron las razones de su voto.

    El primero fue Anders Ygeman, jefe del grupo Socialdemócrata en el Parlamento (S), quien recordó que la participación electoral reciente había sido la más grande en 33 años, por lo tanto, “los electores tienen derecho a exigir que podamos abordar el resultado”. Manifestó su repudio frente a los Demócratas de Suecia (SD), a quien calificó de “un partido nacionalista y populista, que amenaza nuestra democracia liberal” y que, por lo tanto, una mayoría en el parlamento había decidido no colaborar ni depender de este. Lamentó que no se haya llegado a un acuerdo con el partido del Centro y los Liberales, pero que “la puerta está siempre abierta”. Los Socialdemócratas votan “Sí” a Stefan Löfven, porque representa al partido más grande que obtuvo la mayor votación.

    El jefe de grupo de los Moderados, Tobias Billström, por su parte, recalcó tanto al comenzar como al terminar su alocución, y con énfasis, que su partido votaba “No”a Stefan Löfven. Recordó que recientemente la cámara había aprobado la propuesta de presupuesto de su partido, junto a los Democratacristianos (KD) y que esta era la política económica que el país necesitaba. “Suecia requiere un Gobierno, pero requiere un Gobierno correcto”, dijo.

     

    Annie Lööf: “La Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales”

     

    La siguiente en hablar fue Annie Lööf ( C). Dijo que ella había trabajado día y noche, desde las elecciones, para lograr una fórmula de gobierno. En este contexto, el partido del Centro estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, pero, aunque la respuesta de Stefan Löfven a su lista de exigencias, había sido “vaga y poco convincente”, le había dado una oportunidad más. Sin embargo, dijo, “la Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales, y no fue capaz de romper con el partido de Izquierda". Para Lööf, al igual que para Björklund, los Demócratas de Suecia son tan extremistas y tan peligrosos como el partido de Izquierda (V). "Nosotros tuvimos toda la buena voluntad. Otros no”, dijo, y declaró que el partido del Centro votaba No.

    El líder del otro partido clave, en la fórmula de formación de un Gobierno del centro, Jan Björklund (L), explicó que su partido, el Liberal, estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, solo si esta hacía un fuerte giro a la derecha. “Desgraciadamente, las diferencias son demasiado grandes para lograr un gobierno de centro que no dependa de la influencia del partido de Izquierda ni de los Demócratas de Suecia. No fue posible”, dijo, y declaró que su partido votaba No. 

    Le siguió el turno el partido que todos nombran, pero con el que nadie quiere colaborar (aunque M y KD aceptan su apoyo): los Demócratas de Suecia. Mattias Karlsson atacó al gobierno de Stefan Löfven afirmando que su administración había tenido enormes falencias, lo que había resultado en que varios ministros se habían visto obligados a dimitir. Agregó que este mismo gobierno no había tenido el suficiente apoyo en reformas fundamentales, que no había logrado resolver el problema de la inmigración y que las balaceras en los suburbios “se asemejaban a los carteles narcotráfico de México”. También culpó al gobierno de Löfven del atentado terrorista en Drottninggatan, y comparó a primer ministro con "un carpintero que había destruido la casa".

    Maria Ferm, jefa de grupo del partido Medioambientalista, o Verde (MP) se refirió a las elecciones de septiembre recordando que un 87 % votó por los representantes que ahora ocupan escaños en el parlamento sueco. “El bloque S+MP+V obtuvo 144 mandatos, el bloque de la Alianza obtuvo 143 mandatos y los Demócratas de Suecia 63 mandatos. Nosotros hemos levantado el medioambiente y el humanitarismo. Existen razones suficientes para votar “No” a un pequeño grupo conservador compuesto por M + KD + SD, esta forma de gobierno estaría dependiendo, cada vez que haya votación, del apoyo de los Demócratas de Suecia. Pero la Suecia que quieren ellos es totalmente distinta a la Suecia que conocemos todos”, dijo. Agregó que el partido Verde quiere formar gobierno con la Socialdemocracia, por lo tanto, vota “Sí”.

    En una alocución muy breve, la representante del partido de Izquierda, Mia Sydow Mölleby (V), expresó que su partido apoyaba a Löfven, en un proceso que saque adelante al país. No obstante, su partido exige tener influencia en el gobierno, por lo tanto, se abstenían.

    La ultima en tomar la palabra fue Ebba Bush Thor, presidenta del partido de la Democracia Cristiana(KD). Recordó que en el parlamento se había efectuado la votación por el presupuesto, y que la propuesta de su partido y del partido Moderado había ganado. Su partido, obviamente, le decía “No” a Stefan Löfven.

     

    Justamente este punto fue tomado por otros parlamentarios, incluso por el mismo Löfven, quien declaró, ante la votación del viernes, que lo más lógico era que fuera sometido a votación Ulf Kristersson (M), puesto que su proposición de presupuesto había ganado en la cámara.

    En Suecia, si un gobierno no tiene el apoyo en la propuesta de presupuesto en el parlamento, puede ser depuesto, y esto fue lo que estuvo a punto de pasar a poco correr la administración de la Socialdemocracia junto al partido Verde, a fines del 2014. En esa ocasión, seis de los ocho partidos se pusieron de acuerdo para bloquear a los Demócratas de Suecia, que amenazaban a “derrocar a cualquier gobierno que no siga la línea de SD respecto a la política migratoria”. A este pacto se le llamó “Acuerdo de diciembre”, Decemberöverenskommelsen. La idea era que tuviera vigencia hasta el año 2022, sin embargo, ya a los nueve meses se había disuelto.

    ¿Cuál fue el partido que ocasionó la disolución del pacto de diciembre? Los democratacristianos, con Ebba Bush Thor a la cabeza.  

     

    Stefan Löfven: “Era lo esperado, pero lo lamento”

     

    El primer ministro de este gobierno en transición, Stefan Löfven, no estuvo presente en la votación del viernes, algo por lo que fue criticado por algunos. El premier sueco se encontraba en Bruselas, en una cumbre agendada desde hacía tiempo. “Cumplo mejor mi deber representando a Suecia en la cumbre de la Unión Europea, que estando presente en una votación en la que no puedo influir y en la que ya se sabe el resultado”, había dicho antes de viajar.

    En entrevista con la televisión sueca, SVT, después de la votación, Löfven comentó:

    - Suecia necesita un gobierno efectivo, y los votantes tienen derecho a esperar que podamos manejar esta situación. El parlamento ha sometido a votación a un candidato a primer ministro y una vez más no ha llegado a una solución gubernamental. A pesar de que se sabía el resultado, lo lamento, por supuesto.

    Agregó que quería decir que los políticos deberían ser capaces de hacer frente al resultado que los votantes les otorgaron.

    - Vamos a seguir esforzándonos y hacer todo lo posible para lograr un gobierno que funcione correctamente sin que haya necesidad de ir a nuevas elecciones, subrayó.

     

     

    ¿Quién/quiénes ganan con nuevas elecciones?

    A ninguno de los partidos le conviene que se efectúen nuevos comicios, pero los partidos que más riesgo corren son el Liberal (L) y el Verde (MP), que corren el riesgo de quedar fuera del parlamento, puesto que logran menos de un 4 %.

    Aunque la Socialdemocracia (S) ha subido algo en sus cifras, hay un solamente un partido que lleva todas las de ganar, e, incluso, ocupar el segundo lugar: los Demócratas de Suecia (SD).

     

    Aquí, los más recientes resultados, en una encuesta de Aftonbladet/Inizio:

     

    Partido de Izquierda

    Socialdemocracia

    Partido Verde 

    Democratacristianos

    Partido del Centro

    Liberales

    Moderados

    Demócratas de Suecia 

    Otros

    Alianza

    Coalición rojiverde

     

     

     

  • Annie Lööf dice "No" a Stefan Löfven

    En rueda de prensa la mañana del lunes, la líder del partido del Centro, Annie Lööf, declaró que rechaza la “propuesta vergonzosa” de Stefan Löfven (S).

    - Hemos hecho todo lo posible. Ahora los socialdemócratas y los moderados deben tomar su responsabilidad, dijo Lööf, y subrayó que “la socialdemocracia no ha sido capaz de cortar los lazos con el partido de Izquierda”, por lo tanto, el partido del Centro votará No a la candidatura de Stefan Löfven a primer ministro.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Con la declaración de la presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, se cierra, para Stefan Löfven, la posibilidad de formar un gobierno de centroizquierda, con la colaboración del partido del Centro y el partido Liberal.

     

    Lööf comenzó la rueda de prensa recordando que ya han pasado tres meses, desde las elecciones, y Suecia sigue sin gobierno. Según ella, esto se debe a que todos los partidos se han cerrado en sus posiciones.

     

    Explicó que ella “había hecho todo lo posible por llegar a un acuerdo con la Socialdemocracia”, pero que, a su lista de exigencias, Stefan Löfven había respondido en forma “vaga”, y con una “propuesta vergonzosa”.

    - A pesar de ello, le dimos una última oportunidad a la Socialdemocracia, pero el resultado de esta concesión no es suficiente para una colaboración, dijo, y agregó que su partido votará No a Stefan Löfven como primer ministro.

     

    La líder centrista hizo hincapié en el hecho de que ella ha dedicado todo su tiempo, durante estos meses, a encontrar una fórmula de gobierno para Suecia, pero que, debido a que los partidos se han cerrado en sus posiciones, esto no ha sido posible.

    - Es hora de que los partidos más grandes, la Socialdemocracia y los Moderados tomen su responsabilidad. Yo he hecho todo lo que he podido, subrayó.

     

    Por su parte, Stefan Löfven comentó, en rueda de prensa, al poco rato después:

    - El partido del Centro ha decidido decir no a la colaboración. Todos mis respetos ante ello, es una decisión democrática, dijo, en tono conciliador.

     

    Esto significa que tal vez la votación del miércoles sea aplazada. Está por verse.

     

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

  • Stefan Löfven: "Estoy preparado y el partido me apoya"

    En rueda de prensa celebrada el pasado viernes por la mañana, el talman, Andreas Norlén, anunció que el 3 de diciembre propondrá a Stefan Löfven como primer ministro. La votación en el Parlamento se llevará a cabo dos días después.

    - No hay garantías de que su candidatura sea exitosa, pero tenemos que avanzar en este proceso, dijo Norlén, y agregó: “la Nación así lo requiere”.

    El talman constató que nuevos sondeos tendrían escasos resultados, y que es necesario “agilizar el proceso”. Stefan Löfven, por su parte, manifestó que está a disposición.

     

     Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    Luego de los sondeos, las rondas de conversaciones con el “talman” (presidente del Parlamento) y, a más de dos meses de las elecciones, con una Suecia sin gobierno, AndreasNorlén comienza a perder la paciencia. 

    De modo que decidió quemar un nuevo cartucho. El primero lo gastó cuando Ulf Kristersson (M) fue sometido a votación en la cámara, y no fue aceptado como primer ministro.

    El 5 de diciembre quemará el segundo: cuando “tire a los leones” a Stefan Löfven. La cámara deberá decidir entonces si tolera al líder de la Socialdemocracia como ministro de Estado.

    - Mi apreciación es que un nuevo sondeo no sería muy acertado. Es de suma importancia que se agilice el proceso y se pongan límites de tiempo. El estado de ánimo de la Nación indica que es necesario trabajar rápida y efectivamente, sin perder la capacidad de reflexión. Es por esta razón que el lunes 3 de diciembre propondré a la cámara que elija primer ministro a Stefan Löfven.

    Dos días antes de la votación en la cámara, el lunes 3 de diciembre, Stefan Löfven deberá haber presentado a Norlén su propuesta de Gobierno, vale decir, qué partidos estarían incluidos en este.

    No obstante, el talman no descarta la posibilidad de alargar el plazo a Löfven, en caso de que se estén llevando a cabo fructíferas conversaciones entre los partidos.  Pero el plazo clave que se fija es antes del 12 de diciembre, fecha en la que la cámara vota respecto al presupuesto que regirá para el año que viene.

    Según él, es lógico que el Parlamento vote por un presupuesto cuando el gobierno ya está definido. Pero este año ha pasado de todo. 

    - Mi notificación se parece a un sondeo, con la diferencia de que este proceso culmina con la votación para un primer ministro. Es importante destacar que habrá una votación en la cámara respecto a Stefan Löfven, dijo el talman.

    Löfven, por su parte, había manifestado anteriormente que no quería ser sometido a una votación en tanto las condiciones no fueran favorables. Pero, según Norlén, los sondeos de Annie Lööf aceleraron el proceso. Y ahora Löfven está ahora dispuesto a que la cámara decida.

    - Hablé con Stefan Löfven por teléfono ayer, al igual que con los líderes de otros partidos, y hemos constatado que se han producido cambios, a raíz de los sondeos de Annie Lööf, dijo Norlén.

     


    El "talman", presidente del Parlamento, Andreas Norlén.

     

    Ante la pregunta de si había sopesado la posibilidad de proponer a la líder del partido del Centro como primera ministra, Norlén respondió que había tocado el tema con ella, pero que habían llegado a la conclusión de que esta candidatura no tenía posibilidades de éxito en la cámara.

    Durante la semana continuarán las conversaciones entre los líderes de los partidos, de las cuales Löfven extraerá una propuesta de Gobierno. Sin embargo, el líder socialdemócrata se ha negado a hacer comentarios respecto a las discusiones que se llevan a cabo dentro del partido del Centro ( C) y del partido Liberal (L). Ambos claves en la votación del 5 de diciembre.

    - No deseo para nada inmiscuirme en las discusiones de estos partidos. No debo hacerlo ni quiero hacerlo, dijo Löfven a la agencia TT.

    Pero desde hace años que Löfven viene abogando por una cooperación entre los bloques. Ya lo dijo la noche de las elecciones: “No importa cuál sea el resultado final, estas elecciones deberían ser el fin de los bloques de derecha e izquierda”.

    Y, respecto a la votación en la cámara, expresó, el sábado pasado:

    - Independientemente de cómo este proceso avance, y de quienes estén involucrados en los distintos pasos a seguir, estoy bien preparado, el partido está bien preparado, y cuento con el apoyo del partido.

     

    El 5 de diciembre se verá, finalmente, cómo votarán los dos partidos claves en este proceso: el del centro ( C) y los Liberales (L).

    ¿Pulsarán el botón verde, rojo o amarillo?

    Solo entonces se verá si cumplirán su promesa de limitar la influencia de los Demócratas de Suecia.

    Es “upp till bevis” como se dice en sueco.

     


    Stefan Löfven durante la rueda de prensa del viernes 23 de noviembre. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español