Martes, 21 Mayo 2019 | Login
Åkesson se deshace de Ekeroth Foto de archivo. Kent Ekeroth al momento de su entrada al Parlamento sueco, en septiembre de 2014. Foto: Magazín Latino (imagen de archivo).

Åkesson se deshace de Ekeroth

La carrera parlamentaria del diputado de los Demócratas de Suecia, Kent Ekeroth, parece haber llegado a su recta final.

Este jueves se dio a conocer que el controvertido parlamentario no figura en la lista de candidatos SD del partido en las elecciones de septiembre.

- Puedo confirmar que Kent Ekeroth no será incluido en las listas de la comisión electoral, declaró el presidente de esta, Michael Rosenberg (SD), a Aftonbladet.

 

 Por: Magazín Latino

 

La ruptura entre el controvertido parlamentario y la dirección de su partido se había hecho   cada vez más evidente.

Ya Mattias Karlsson había advertido que, si Ekeroth era condenado por haber agredido a una persona en las afueras de un pub de Estocolmo, en noviembre del año pasado, no podría mantener su escaño en el Parlamento.

Ekeroth fue condenado en primera instancia, pero absuelto en segunda, sin embargo, el ser el encargado de asuntos judiciales en su partido rimaba mal, por lo que fue instado por la dirección a abandonar el cargo.

No lo hizo.

Pero ahora, el partido ve la posibilidad de deshacerse del porfiado parlamentario. Y no lo propone en la lista de 60 personas que postulan a un escaño en el Parlamento. A esta lista se agregan 13 nombres, que han sido propuestos por los distritos del partido a nivel nacional.  

Aunque oficialmente la lista quedará hecha entre el 17 y 18 de marzo, fecha en que se lleva a cabo la conferencia electoral de los Demócratas de Suecia.

- Puedo confirmar que Kent Ekeroth no será incluido en las propuestas de la comisión electoral, que es unánime en este punto. Ante las elecciones hemos instado a todos los distritos a proponer candidatos, y ninguno ha propuesto a Kent Ekeroth, declaró Michael Rosenberg a Aftonbladet.

De esta forma, Jimmie Åkesson elimina a uno de sus más incómodos representantes, y limpia su imagen ante las elecciones parlamentarias de septiembre.

Ekeroth ha sido una de las figuras principales del partido de extrema derecha, pero ha causado también controversia en numerosas ocasiones. Una de estas fue la conocida como “el escándalo de los tubos de metal”, cuando el político filmó con su celular a sus colegas que, armados con barras de metal, amenazaban e insultaban a otras personas, luego de una tarde de copas. Años más tarde, Expressen publicó el video, y algunas cabezas rodaron dentro del partido. Pero no la de Ekeroth.

Sin embargo, a este se agregaron otros escándalos. Al final, la paciencia de la cúpula de los Demócratas de Suecia se acabó, y la trifulca que ocasionó a la salida del bar Solidaridad, en Estocolmo, fue la gota que rebalsó el vaso.

- Cuando uno se reúne con miembros del partido, en el resto del país, éstos opinan que él se ha salido de los límites. Que ya no se puede excusar con que ha sido provocado [a actuar con violencia], dice en Aftonbladet una de sus fuentes (anónimas).

Ekeroth es conocido por su temperamento acalorado y su agresividad.

“La ruina amenaza a nuestra civilización. Podemos elegir luchar – o sucumbir con un suspiro”, dijo, en uno de sus encendidos discursos, en una ocasión.

Son numerosas las veces que el político ha demostrado ser una de las figuras más oscuras de los Demócratas de Suecia, que, además, no tiene pelos en la lengua. 

Ahora, luego de ocho años como diputado, y con una dieta parlamentaria de alrededor de 60.000 coronas al mes, la carrera de Kent Ekeroth parece haber llegado a su fin.

Aunque él mismo no está de acuerdo con su repliegue.

Se negó a hacer comentarios en Aftonbladet, pero en su propio medio, Samnytt (antes Avpixlat, un medio electrónico de extrema derecha), escribe:

- Es sorprendente. No se me han dado razones. La pregunta es a quién ha escuchado la comisión electoral, a los miembros del partido, o a la dirección. La comisión va a confeccionar una lista con 73 nombres – ¿quieren decir que cada persona en la lista tiene más apoyo del que yo tengo, en el partido?  

 

Según él, esto se decidirá en el congreso electoral.

 

 

 

About Author

Related items

  • Björklund en rueda de prensa junto a…Åkesson

    En rueda de prensa el viernes por la mañana, los líderes del partido Liberal y Demócratas de Suecia anunciaron una gira electoral en conjunto, con el fin de debatir sus puntos de vista ante las elecciones europeas del 26 de mayo.

     

    Jan Björklund (L) y Jimmie Åkesson (SD) explicaron estos debates fueron acordados en las elecciones anteriores. Ambos quieren poder debatir temas sobre la UE y subir el pulso de las elecciones europeas.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A más de algún periodista se le atragantó el café en la garganta al recibir el comunicado de prensa en el que los archienemigos Jan Björklund y Jimmie Åkesson anunciaban una rueda de prensa en conjunto, este viernes a las 11:15 de la mañana.

     

    El líder del partido Radical y el de Demócratas de Suecia no pueden estar más lejos uno del otro, ideológicamente.

     

    Björklund prometió sagradamente, en los comicios del año pasado, que “nunca el partido Radical va a colaborar con los Demócratas de Suecia”.

    - Esto se lo he prometido a mis hijos, declaró, en la campaña electoral pasada.

     

    Por lo tanto, la conferencia de prensa sorprendió a todos, y las especulaciones sobre lo que podría venir iban y venían.

     

    Al final y a la hora acordada, se hicieron presentes ambos líderes, y se disiparon las dudas.

     

    Åkesson más sonriente, bromeó incluso haciendo unos gestos de boxeador. Ante un Björklund un tanto avergonzado.

     

    Éste quiso dejar en claro que el apretón de manos entre los dos no significaba que sus respectivos partidos iniciarían una colaboración. Solo que “harían una gira electoral de debates”. Y tres ciudades están confirmadas: Estocolmo, Gotemburgo y Gävle.

    - El motivo es poder hablar sin límites. Los debates en la televisión cumplen su función, pero aquí vamos a poder profundizar más, algo que creo que hace falta en el debate político, dijo Åkesson, aludiendo a los cinco minutos de los cuales disponían en los debates de SVT.

     

    Björklund se apresuró a decir que el apretón de manos no era un acuerdo político, pero que ambos estaban de acuerdo en intercambiar opiniones de cara a las elecciones europeas:

    - Yo desafié a Åkesson a un debate de este tipo ya en las elecciones pasadas, y entonces quedamos de acuerdo en postergarlas para ahora. Debemos ir al debate y nosotros, los liberales, que creemos en la colaboración con la UE estamos dispuestos a debatir.

     

    El partido Liberal se ha perfilado como el más interesado en la colaboración con la Unión Europea:

    - Tenemos elecciones al Parlamento Europeo dentro de tres semanas. Estas son las elecciones más importantes desde que Suecia se hizo miembro de la unión. Es importante, porque fuerzas de la extrema nacionalista en varios países quieren que estos se retiren de la unión, en tanto que otros quieren disminuir la colaboración con la UE. Los liberales, en cambio, queremos colaborar más con Europa. Somos dos polos opuestos que queremos debatir sobre esto para formar conciencia en la población.

     

    En conversación con el diario Dagens Nyheter, Björklund afirmó que “no hay nadie que crea que pensamos igual”, refiriéndose a sí mismo y al líder de los Demócratas suecos.

     

    En tanto que Åkesson explicó, al mismo medio:

    - Los Demócratas de Suecia y los Liberales son partidos que tienen una opinión clara ante las elecciones a la UE, a diferencia de los otros, que opinan lo mismo. Aquí tenemos dos bandos y una clara línea divisoria. Esto muestra que hay distintas formas de ver la colaboración europea. Somos dos partidos que queremos colaboración, cada cual a su manera. Yo me defino como “amigable con Europa” y Björklund como “amigo de Europa”, pero no significa lo mismo. Y, como líderes de partido, pienso que es importante aumentar el pulso de las elecciones y promover la participación.     

     

    Las elecciones europeas se realizarán en Suecia el domingo 26 de mayo. Sin embargo, para muchos estos comicios han pasado inadvertidos.

     

    Tanto Åkesson como Björklund se esmeraron en asegurar que el motivo de esta singular "mini-gira electoral" es incentivar la participación ciudadana. Pero el caso es que ambos partidos tienen serios problemas frente a estas elecciones.

     

    Los radicales luchan por su existencia, según los sondeos de opinión, podrían quedarse sin escaños en el Parlamento Europeo. A pesar de que el partido se presenta como el más “pro-Unión Europea”.

     

    Los Demócratas de Suecia, por su parte, han estado siempre en contra de la UE y han promovido la salida de Suecia de la Unión, un “Swexit”. Aunque es un tema que evitan tocar, este último tiempo y han suavizado su postura. Por esto, no es raro que la participación de los simpatizantes del partido en las elecciones europeas sea muy baja. Pero, al final de día todos los votos cuentan, y Åkesson debe demostrar que sigue manteniendo el apoyo de casi el 20 por ciento de la población.

     

    Sea cual sea la verdadera razón de esta singular conferencia de prensa, logró su objetivo: fue un éxito total de publicidad.

     


    Jan Björklund (L) junto a Jimmie Åkesson (SD) en una rueda de prensa en el Parlamento sueco el viernes por la mañana. Åkesson estaba con ganas de bromear y simuló un combate en el ring. Foto: Captura de pantalla de TV4. 

     

  • Ulf Kristersson tira la toalla

    El líder de los Moderados declaró, en una rueda de prensa el domingo al mediodía, que sus intentos de formar gobierno fracasaron.

    - Hoy le comuniqué al presidente del parlamento que actualmente no existen las condiciones para ninguna de mis opciones de gobierno, dijo Kristersson, después de su encuentro con Andreas Norlén.

    Ahora la pelota volvió al talman. ¿Quién será el próximo en recibirla?

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Luego de una semana política en la que no hubo grandes novedades, todos esperaban un fin de semana tranquilo. El lunes se reunirían los líderes de la Alianza y el martes Ulf Kristersson informaría a Andreas Norlén sobre los resultados de sus intentos de formar gobierno.

    Sin embargo, el sábado estuvo marcado por el drama.

    ¿La razón?

    Después de haber llevado a cabo infructuosas conversaciones dentro de la Alianza, y luego de la negativa de Stefan Löfven, de apoyar su proyecto de gobierno, Kristersson comenzó a perder la paciencia. Y no encontró nada mejor que, en un largo posteo en Facebook (¡!) prácticamente dar un ultimátum a Annie Lööf (C) y a Jan Björklund (L), instándolos a demostrar con hechos a quien apoyaban.

    El posteo no tuvo muy buena acogida ni en Lööf ni en Björklund, quienes no ocultaron su irritación frente al ultimátum de Kristersson, y al hecho de no haber sido informados de su jugada con anterioridad.

    Y convocaron de inmediato a una rueda de prensa en el parlamento.

    Jan Björklund (L) expresó que la propuesta de Kristersson de “3-2-1”, que significa un gobierno de solamente los Moderados, o con uno o dos partidos de la Alianza, no es una buena alternativa. Y que, si éste presenta la propuesta de un gobierno de los Moderados (M) más los Democristianos (KD) su partidon votará que no.

    - Este sería un gobierno débil y malo para Suecia. Además, arriesga a darle influencia a los Demócratas de Suecia. Es una mala alternativa dijo Björklund.

    Y criticó al líder moderado, por el posteo:

    - Ulf Kristersson presentó sus alternativas en Facebook ayer, sin que yo lo supiera antes. Yo pensaba que tendríamos una reunión el lunes, dijo, ácidamente.

     

    La líder del Centro, por su parte, tampoco se mostró satisfecha con la propuesta del moderado.

    - Un gobierno de la Alianza que se componga de menos de cuatro partidos, no se puede definir como un gobierno de la Alianza, dijo Annie Lööf.

    Agregó que Kristersson aún puede retirar esta propuesta, y que espera que no la someta a votación.

     

    La líder democristiana, Ebba Bush Thor, por su parte, defendió a Kristersson, diciendo que éste había informado a sus colegas de la Alianza sobre el posteo en cuestión, antes de publicarlo, y lamentó las respuestas de L y C. 

     

    Al final no trascendió quién tenía la razón, pero quedó de manifiesto que la crisis de la Alianza aumenta día a día. Que es una coalición dividida. Por una parte, M y KD, que quieren colaborar “en alguna medida” con los Demócratas de Suecia (SD), y por otra C y L, que no aceptan ningún tipo de dependencia de éstos.

     


    Ulf Kristersson en la rueda de prensa del domingo. Foto: Captura de pantalla de SVT.

     

    El domingo, el panorama se aclaró algo, cuando, después de una corta reunión con el presidente del parlamento, Ulf Kristersson comunicó que tiraba la toalla.

    - Estoy preparado para dirigir un gobierno compuesto por toda la Alianza, solamente por los Moderados o por los partidos de la Alianza que quieran formar parte de este gobierno que yo lidere. Pero hoy le comuniqué al presidente que actualmente no existen las condiciones para ninguna de estas opciones, dijo Kristersson, y manifestó además su descontento por la respuesta del C y L, porque “se pierde la oportunidad de un gobierno de la Alianza”.

     

    Por su parte el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, comentó los últimos acontecimientos de la forma habitual en él: “Dejen el parque de juegos y conversen conmigo”, dijo.

    - Era 100 por ciento esperado. Ulf Kristersson quiere mantener con vida la Alianza hasta el último aliento. Ahora lo ha hecho, comentó al noticiero de SVT.

    Agregó que Suecia tiene solamente dos alternativas: Nuevas elecciones o que los líderes se dirijan a él:

    - Alguno de los partidos mayoritarios debe dejar de jugar y comenzar a hablar conmigo. Es la única forma de resolver este conflicto, subrayó.

    Este lunes continúa el drama, con la tercera vuelta de reuniones del presidente del parlamento con los líderes de los partidos, para discutir posibles constelaciones en el proceso de constituir gobierno.  

    - Ahora quiero discutir con los otros partidos sobre el camino a seguir, y es razonable pensar que otra persona reciba la misión de sondear las posibilidades de formar un gobierno que sea tolerado por la cámara, dijo Norlén.

     

    Se supone que es muy posible que ahora la pelota caiga en el tejado de Stefan Löfven.

     

     

     

  • Votación histórica en el parlamento sueco - Löfven forzado a dimitir

    Por primera vez en Suecia, un primer ministro es obligado a dimitir a través de un voto de confianza. Este martes, la Alianza de la derecha, apoyada por el partido xenófobo Demócratas de Suecia, votaron su rechazo a Stefan Löfven y, por ende, a su coalición rojiverde.

    El resultado de la votación fue de 142 votos a favor y 204 en contra.

    - Puesto que más de la mitad de los diputados votaron en contra, se le destituye de su cargo, dijo el nuevo presidente del parlamento, Andreas Norlén.

     

     Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    La situación política de Suecia se agudizó aún más este martes, cuando una mayoría en el parlamento votó en contra del primer ministro Stefan Löfven, quien fue destituido de su cargo.

     

    Sin embargo, y en espera una nueva administración, el Gobierno de Löfven sigue ejerciendo sus funciones, pero solo en calidad de Ejecutivo en funciones.

     

    El parlamento sueco se rige, en este sentido, por un “parlamentarismo negativo”. Vale decir que si Stefan Löfven hubiera obtenido menos de 175 votos en su contra, habría podido seguir en su cargo.

     

    No fue el caso. La Alianza, junto a los Demócratas de Suecia, sumaron 204 votos en contra.

     

    - Para la Alianza es obvio que Suecia requiere de una nueva dirección y de un nuevo Gobierno, dijo el líder del partido de los Moderados, Ulf Kristersson (M), que ya la noche del 9 de septiembre, jornada de elecciones parlamentarias, había exigido la dimisión de Löfven.

     

    No obstante, la Alianza no presentó ninguna alternativa de Gobierno, al contrario, este martes quedó más aún de manifiesto el quiebre de esta. Los Moderados (M) y los Democratacristianos (KD) son más proclives a gobernar con apoyo de los Demócratas de Suecia (SD), en tanto que para el Centro y los liberales esto es impensable...al menos hasta ahora.

     


    Imagen del parlamento sueco en sesiones, el lunes 25 de septiembre. 

     

     

    ¿Quién gobierna Suecia?

     

    Las elecciones del 9 de septiembre arrojaron una victoria tan acotada para el bloque de la Izquierda, compuesto de la Socialdemocracia (S), el partido Verde (MP) y el partido de Izquierda, que la Alianza se considera también ganadora.

     

    Vale decir, el bloque de Izquierda ganó 144 mandatos (escaños), el bloque de derecha (la Alianza, compuesta de 4 partidos) ganó 143 mandatos y los Demócratas de Suecia ganaron 62 mandatos.

     

    O sea, la diferencia entre los bloques fue de un solo mandato. Y el SD al medio, en su rol de árbitro.

     

    Con esta diferencia tan pequeña, la Alianza afirma que ellos también son ganadores (incluso a veces no cuentan al partido de Izquierda como perteneciente al bloque de izquierda), por lo tanto, no reconocieron su derrota. En cambio, llamaron a una votación en el parlamento y, con el apoyo de los Demócratas de Suecia – con quienes habían dicho antes de las elecciones que no colaborarían – derrocaron a Stefan Löfven y a su gobierno.

     

    La Jefatura de Löfven sigue en funciones, no obstante, en calidad de “Ejecutivo en funciones”, hasta que asuma un nuevo Gobierno.

     


    Stefan Löfven (S). Foto de Archivo. 

     

      

    ¿Cómo se formará el nuevo gobierno?

     

    El recién elegido presidente del parlamento, Andreas Norlén, llamará a una ronda de conversaciones, el jueves 27 de septiembre, para sondear el terreno respecto a qué constelación gubernamental tiene más chances de ser “tolerado” por una mayoría en el parlamento. O, técnicamente hablando: no tenga una mayoría en su contra.

     

    Todos los análisis indican, no obstante, que este no será un proceso fácil, los partidos se han cerrado en sus posiciones y ninguno quiere ceder.

     

    Stefan Löfven ha invitado al partido Liberal y del Centro a conversaciones, para pedir su apoyo a un bloque de centroizquierda. Tanto Annie Lööf ( C), como Jan Björklund (L) han dicho: “No gracias, nuestro candidato al cargo de primer ministro es Ulf Kristersson (M).

     

    La Alianza, conformada por los partidos Moderado (M), Liberal (L), del Centro ( C) y Democratacristiano (KD), por su parte, ha invitado a conversaciones a Stefan Löfven, quien respondió que es ilógico que el bloque que sacó menos votos decida quién ocupará el cargo de primer ministro. “No daremos respiración artificial a una Alianza que está moribunda”, dijo Löfven.

     

    Los Demócratas de Suecia, por su parte, se mostraron furiosos por el apoyo que dio la Alianza en la elección para los vicepresidentes del parlamento. Jimmie Åkesson se declaró “en pie de guerra” y dijo que su partido no tiene la intención de apoyar a la Alianza sin recibir nada a cambio. Åkesson apoyó la propuesta de la Alianza de derrocar a Löfven, y ahora querían que esta los retribuyera, algo que no ocurrió.

     

     

    La votación en el parlamento

     

    Esta es la primera vez, en Suecia, que un primer ministro es destituido de su cargo.

     

    Alrededor de las 10.00 horas del lunes, Andreas Norlén dio a conocer el resultado de la votación en el parlamento.

    - Puesto que más de la mitad ha votado en contra, el primer ministro es destituido de su cargo, dijo Norlén.

     


    Andreas Norlén, en una rueda de prensa. Pertenece al partido Moderado (M), pero en su rol de talman debe ser neutral. 

     

    La Alianza, con el apoyo de los Demócratas de Suecia, habían derrocado al primer ministro.

    - Había una clara mayoría en el parlamento sueco para que este Gobierno ya no existiera. Era un comienzo necesario. Después, es tarea del presidente del parlamento el ver qué condiciones hay para constituir un nuevo Gobierno, dijo Ulf Kristersson (M).

     

    El ministro de Infraestructura, Tomas Eneroth (S), comentó a SVT, refiriéndose a la Alianza:

    - Es bastante triste el ir a elecciones diciendo que se va a derrocar a un Gobierno, pero que no se tenga ninguna alternativa de gobierno.

     

    Stefan Löfven se mantuvo en su posición, su partido no piensa apoyar un Gobierno de la derecha.  

    - Yo tengo la base gubernamental más grande. La derecha no puede negar esto, 144 son más que 143. Pero yo quiero, al mismo tiempo, encontrar soluciones más amplias, entonces aprovechemos de tomar esta oportunidad en el proceso que el presidente del parlamento va a comenzar, dijo Löfven.

     

    Annie Lööf ( C) y Jimmie Åkesson (SD). 

      

    ¿Sobrevive la Alianza?

    Así como está la situación, muchos analistas vaticinan el fin de la Alianza. La razón es que esta coalición de la derecha no tiene, como los mandatos lo indican, mayoría en el parlamento, y debe elegir ahora con qué partido colaborar.

     

    Y ahí está dividida, dos partidos, los Moderados y los Democratacristianos, ven la posibilidad de una constelación con los Demócratas de Suecia, en tanto que el Centro y los Liberales han dicho que “nunca colaborarán con SD”.

    - Tenemos que liberarnos de este temor de conversar con SD, donde se está tan inseguro de los valores que se tienen que se deja que toda la política se paralice por la existencia de los Demócratas de Suecia, dijo Ebba Busch Thor (KD).

     

    Según ella, se tiene que aceptar el apoyo, al parecer venga de donde venga.

     

    Pero los liberales y los centristas son de otra opinión, éstos no quieren tener que verse en una situación de dependencia de SD.

    - Nosotros decimos que no a tener un apoyo activo de SD. Decimos no a colaborar y a negociar con ellos porque no queremos depender de ellos, dijo Annie Lööf ( C).

     

    El líder del partido Liberal concuerda con ella y no se explica esta nueva apertura a SD de parte de Busch Thor.

    - Ella ha prometido lo contrario durante toda la campaña electoral, así que es extraño. Un apoyo indirecto no existe. Vale decir, si un Gobierno de la Alianza presenta una proposición y los rojiverdes presentan otra proposición, ganan los rojiverdes, porque tienen un mandato más. Esto significa que si la Alianza va a gobernar con el apoyo de los SD, éstos tienen que votar por las propuestas de la Alianza todo el tiempo. Y ellos no lo van a hacer sin exigir nada a cambio. O sea, un apoyo pasivo no existe, sería una colaboración con SD como la que Löfven ha tenido con Jonas Sjöstedt (V), y yo no quiero darle ese poder ni a los Demócratas de Suecia ni al partido de Izquierda, porque son dos partidos extremos, dijo Jan Björklund en el noticiero Aktuellt de SVT.

     


    El líder del partido Liberal, Jan Björklund. 

      

    El jueves comienzan las conversaciones del presidente del parlamento (talman), Andreas Norlén, con los líderes de los ocho partidos y se espera que pronto pueda presentar una propuesta de Gobierno, que deberá ser sometida a votación en la cámara.

     

    Tiene cuatro chances para proponer a un nuevo primer ministro. Si los cuatro intentos resultan fallidos, no quedaría más que convocar a nuevas elecciones, en el plazo de tres meses. Algo que todos los partidos quieren evitar, menos uno: SD.

      

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español