Print this page
La cámara votó en contra de Ulf Kristersson - pierde la posibilidad de ser primer ministro El líder del partido Moderado, Ulf Kristersson. Foto: Marisol Aliaga.

La cámara votó en contra de Ulf Kristersson - pierde la posibilidad de ser primer ministro

Una votación histórica se vivió este miércoles en el parlamento sueco, cuando el partido del Centro y el Liberal votaron NO al Moderado Ulf Kristersson como primer ministro. El resultado fue de 195 votos en contra y 154 a favor.

- Es un hecho único el que partidos de la Alianza voten en contra de un primer ministro de derecha, dijo un decepcionado Kristersson, y agregó: es sin duda lo máximo que ha ocurrido en la política burguesa en los últimos 40 años.

 

 Por: Marisol Aliaga (texto y foto)

 

La cámara en pleno participó en la votación del miércoles, de si aceptar la propuesta del presidente del parlamento, Andreas Norlén, y designar primer ministro a Ulf Kristersson, líder de los Moderados.

 

La votación arrojó el resultado de 195 votos en contra y 154 a favor.  Todos los diputados votaron de acuerdo con la línea de sus respectivos partidos.

- Debido a que más de la mitad de los diputados han votado en contra, la cámara ha rechazado la propuesta de designar como primer ministro a Ulf Kristersson, dijo el “talman”, Andreas Norlén. Y dio por terminada la votación, que comenzó pasadas las nueve de la mañana, después de los discursos de los ocho líderes de los partidos parlamentarios.

 

Un desilusionado Ulf Kristersson declaró, en rueda de prensa, pocos minutos más tarde: “esto era lo más grande que ha ocurrido en la política burguesa en 40 años”. Se refería a lo peor que le podía haber pasado: que sus colegas de Alianza, Annie Lööf (C) y Jan Björklund (L) votaran en su contra.

- Esto provoca desilusión entre muchos votantes de la Alianza, dijo Kristersson.

 

La única que lo apoyó, dentro de la Alianza, fue Ebba Bush Thor, quien abandonó raudamente la sala de la cámara, apenas terminada la votación. 

 

Vale decir, a favor de Kristersson votaron el partido Moderado, el partido Democratacristiano y los Demócratas de Suecia. 

 

Los resultados, no obstante, no fueron sorpresa para nadie. Tanto Lööf como Björklund habían declarado que votarían en contra de Kristersson. No porque se oponían a su jefatura, sino porque al hacerlo, estarían dependiendo en cada votación siguiente de los Demócratas de Suecia. Ni el partido de Centro, ni el Liberal quieren que los SD tengan influencia en la política. Algo que, obviamente, el líder de SD, Jimmie Åkesson se niega a entender.

 

En Facebook  - como ya se ha hecho habitual que los lideres planteen sus pensamientos – Kristersson había escrito el día anterior que el miércoles sería “un día triste para la Alianza”. Al igual que Ebba Bush Thor (KD), enfatizó que es “inusual” que un partido de la Alianza vote en contra de un primer ministro de la burguesía.

 

“Si les cuesta tanto votar “Sí” y dar expresamente su apoyo al nuevo gobierno pueden, en caso contrario apretar el botón “abstenerse” y dejar que quienes creemos que hay apoyo para la política de la Alianza, tomar la oportunidad y, al menos, intentarlo”,escribió, visiblemente frustrado. Y recordó que C y L apretaron el botón amarillo (de abstenerse), permitiendo que asumiera el gobierno rojiverde de Stefan Löfven, hace cuatro años atrás.

 

Annie Lööf respondió al posteo diciendo que la comparación de Kristersson respecto a las elecciones del 2014 era “profundamente engañosa”. Y que la razón por la que votan en contra del moderado es porque “no quieren aceptar la influencia de SD”.

 

Jan Björklund concordó, en parte, con Kristersson.

- Lo reconozco, este es un día difícil. El votar en contra de un colega de la Alianza. Los Liberales y yo mismo hemos sido objeto de una tremenda campaña de amenazas y de persecución proveniente no de la dirección del partido Moderado, sino que de la recalcitrante derecha sueca. Durante mis 25 años en la política no he experimentado antes una cosa igual, dijo, al hacer uso de la palabra en la cámara.

 

Pero esto no aplacó el descontento de Kristersson. 

- El Centro y los Liberales pudieron haberse abstenido, pero votaron en contra de un primer ministro burgués. Tomamos nota de ello, dijo.

 

Jimmie Åkesson, por su parte, avizora la posibilidad de una nueva formación, luego del quiebre de la Alianza: una nueva formación de conservadores que incluye a los Moderados (M), los Democratacristianos (KD) y SD.

- C y L, los dos partidos extremadamente liberales del parlamento sueco, se unen, naturalmente, a los Socialdemócratas (S), el partido Ambientalista (MP) y el partido de Izquierda (V), donde pertenecen, de acuerdo con las nuevas líneas de conflicto. Y M y KD se acercan a una nueva coalición conservadora en el parlamento. Es totalmente natural y es lo que yo quiero: la constelación de M, KD y SD.

 

Este jueves, el “talman” llamará a una nueva ronda de conversaciones. Es posible que proponga un nuevo candidato/a que será sometido a votación. También puede pedirle a AnnieLööf que “sondee el terreno”, en busca de una jefatura. Se desconoce cuál será su próxima jugada.

 

Lo que sí se sabe es que Andreas Norlén este miércoles quemó un cartucho. Le quedan tres. Si la cámara no acepta ningún candidato, no quedará más remedio que convocar a nuevas elecciones.

 

Algo que solo un partido – de los ocho - quiere. De más está decir cuál.

 

 
El líder del partido Moderado, Ulf Kristersson.

 

About Author

Related items