Sábado, 23 Febrero 2019 | Login
Suecia sigue esperando un Gobierno - Annie Lööf tira la toalla La presidenta del partido del Centro, Annie Lööf.

Suecia sigue esperando un Gobierno - Annie Lööf tira la toalla

El jueves por la mañana fue el turno de Annie Lööf, de tirar la toalla. La presidenta del partido del Centro ( C), había tomado la responsabilidad de sondear el terreno, luego de los fracasos de Ulf Kristersson (M) y de Stefan Löfven (S), de formar gobierno.

Pero, las conversaciones no llegaron a buen puerto. Al cabo de una semana, Lööf reconoció su fracaso.  “Hay bloqueos evidentes cuando se trata del cargo de primer ministro. Entonces, no tiene sentido prolongar esto”, dijo en rueda de prensa. Y culpó a los Moderados y a los Socialdemócratas de cerrarse frente al tema de quien toma las riendas del país.

 

 Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

 

En una atrasada conferencia de prensa, la mañana del jueves, la presidenta del partido del Centro ( C), Annie Lööf, declaró que le había comunicado  al talman que abandonaba sus sondeos en pos de un Gobierno para el país.

 

El talman (presidente del Parlamento), Andreas Norlén, le había encomendado la tarea, hace una semana atrás, de sondear las posibilidades de encontrar una constelación (alianzas) entre partidos, que fuera tolerada por la cámara.

 

Fue la misma Lööf quien había manifestado su interés de intentarlo, luego de los fracasos del presidente de los Moderados (M), Ulf Kristersson (M) y del líder de la Socialdemocracia (S), Stefan Löfven.

 

Ahora la líder centrista se percató ella misma de que las puertas permanecen cerradas.

- Es preciso que abramos nuevas puertas, ya hemos cerrado demasiadas, había dicho anteriormente, indicando que, al igual que Löfven, avizoraba una colaboración de partidos de ambos bloques.

 

A diferencia de Kristersson y Löfven, Annie Lööf se enfocó en temas específicos, tratando de encontrar consenso entre seis de los ocho partidos parlamentarios. Ella, al igual que el líder de los Liberales (L), Jan Björklund, considera igual de extremos a los Demócratas de Suecia (SD) que al partido de Izquierda (V), por lo tanto, los dejó fuera, en sus conversaciones.

 

Declaró, en la rueda de prensa, que existe consenso entre los partidos en temas que abocan el medio ambiente, la seguridad ciudadana, y la Defensa. No obstante, frente a la integración y el trabajo, existen grandes discrepancias.

 

Concluyó que existe una preparación y un deseo, de parte de sus colegas de otros partidos, de mantener discusiones. Sin embargo, esto no era suficiente para superar la respuesta a la pregunta de quién asumiría como primer ministro.

 

Annie Lööf examinó tres alternativas de Gobierno:

 

  • La Alianza (de derecha) + los Socialdemócratas, ya sea en una coalición de gobierno, o donde los Socialdemócratas “toleren” a un gobierno de la Alianza. Los Socialdemócratas (S) respondieron que NO.
  • La Alianza + el Partido Medioambientalista (MP), la cual habría significado un bloque más grande. A pesar de que existe el interés de comenzar conversaciones sobre una colaboración en temas medioambientalistas, esta alternativa “no prosperó”.
  • El partido del Centro ( C) + los Liberales, con Annie Lööf como primera ministra. Esto significaría un gobierno centrista débil, que fuera tolerado por el resto de los partidos. “Yo puedo constatar que no sería tolerada en la cámara” dijo Annie Lööf.

 

Esto último no es raro. Su partido ( C), cuenta con 31 escaños en la cámara. Ver imagen.

 

 Fuente: Riksdagen.se. 

 

Según información de último minuto, el partido Medioambientalista (MP), habría estado dispuesto a formar Gobierno con la Alianza, en una coalición liderada por Annie Lööf.

 

El vespertino Expressen informa el jueves por la tarde que, según sus fuentes, esto se puso de manifiesto en repetidas ocasiones, durante la semana de sondeos de Lööf.

 

Expressen sostiene que las exigencias del partido Verde, para cambiar de bloque, eran carteras ministeriales, y que Annie Lööf asumiera como primera ministra, en lugar de Kristersson.

 

 

El talmanAndreas Norlén, mantendrá una nueva ronda de conversaciones con los líderes de los partidos, esta vez telefónicamente, durante el dia. 

 

Mañana viernes ofrecerá una nueva conferencia de prensa. 

 

Y los ciudadanos suecos siguen esperando.

- Nosotros cumplimos con nuestro deber: fuimos a votar. Ahora los políticos deberían cumplir con el suyo, dijo un desilusionado votante el domingo pasado en el programa dominical de la televisión sueca, Agenda.

 


La presidenta del partido del Centro, Annie Lööf. 

 

About Author

Related items

  • Annie Lööf apoya a Stefan Löfven como primer ministro

    En rueda de prensa, este viernes, la líder del partido del Centro Annie Lööf comunicó que apoyará a Stefan Löfven, en la votación del miércoles.

    Aunque el talman presentaría un nuevo candidato a primer ministro el próximo lunes, con la declaración de Lööf está claro que será Stefan Löfven quien será sometido a votación en la cámara la semana que viene. Y esta vez contará con más apoyo.

    - No es la solución que deseábamos, pero es lo mejor, en esta complicada situación, dijo Annie Lööf. Y agregó que esto “no sería gratis” para Stefan Löfven.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Finalmente, Annie Lööf tuvo que decidir entre su candidato, Ulf Kristersson, o el candidato del bloque opositor, de la izquierda rojiverde. Y eligió a este último, Stefan Löfven (S), líder de la Socialdemocracia.

     

    En una conferencia de prensa convocada con escasa antelación, a las tres y media de la tarde del viernes, la presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, comenzó constatando que las elecciones de septiembre pasado no resultaron en un triunfo para la derecha.

     

    Y repitió varias veces que, en la política se trataba de dar y entregar, y llegar a compromisos.

     

    Esto es justamente los que los partidos Socialdemócrata (S), Medioambienlista (MP), del Centro (C) y Liberal (L) han hecho, después de cuatro meses de tira y afloja.

     

    Durante la tarde del viernes, los cuatro partidos hicieron público un acuerdo sobre la gobernabilidad del país, luego de intensivas conversaciones, que al final, dieron frutos. Frutos amargos, para algunos. Todos los partidos que incluyen el acuerdo han ganado y perdido al mismo tiempo (tal vez con excepción del partido Verde).

    - Apoyamos a Stefan Löfven, pero no es gratis. Este acuerdo no es un pasaje gratis para Stefan Löfven. Eso significa que él debe abandonar la política de izquierda, dijo Annie Lööf.

     

    Vale decir, la Socialdemocracia y el Partido Verde forman Gobierno, el cual es apoyado por el Centro y los Liberales. Y el partido de Izquierda es dejado completamente afuera.

     

    Para Annie Lööf (C) y Jan Björklund (L), tanto el partido de Izquierda (V), como los Demócratas de Suecia (SD) son igualmente extremistas, y deben ser dejados fuera de toda influencia en la gobernabilidad del país.

     

    El acuerdo consta de 73 puntos y fue dado a conocer simultáneamente, el viernes, por los cuatro partidos que lo incluyen. Enlace - haga clic.

     

    Entre las concesiones se incluyen reducciones de impuestos, desmejoras en los derechos laborales y la anulación del “värnskatt”. Pero también vuelve el impuesto por viajes en avión (demanda del MP), y un test de conocimientos del idioma para quienes soliciten la nacionalidad sueca (demanda del L).

    - Se trata de dar y recibir, y de hacer compromisos, dijo Annie Lööf.

     


    La líder del partido del Centro, Annie Lööf, en la conferencia de prensa del viernes por la tarde, en la sala de prensa del Parlamento. Foto: Captura de pantalla de TV4Play. 

     

    Queda por ver la reacción del sindicato, LO, de Ulf Kristersson, del partido de Izquierda y de los Demócratas de Suecia. Entre otros.

     

     

    ACTUALIZACIÓN:

     

    Este domingo quedó claro que la junta directiva del partido del Centro apoya la propuesta de su líder, Annie Lööf, y sus representantes en la cámara se abstendrán, en la votación del miércoles, para dar su apoyo a Stefan Löfven.

     

    Y en el partido Liberal, a pesar estar dividido internamente, la mayoría apoya seguir el ejemplo del partido del Centro.

    - Es necesario ser humilde ante la tarea a la que nos enfrentamos. Nunca había tardado tanto la formación de un Gobierno. Se requiere de colaboraciones inusitadas, para tener éxito. Nosotros queríamos un gobierno de la Alianza, pero sacamos menos votos que los rojiverdes, y hemos sido sinceros en que se requeriría la colaboración sobre los bloques, dijo Jan Björklund este fin de semana

     

    Tanto Björklund como Lööf, han sido bastante arrogantes en sus declaraciones, algo que ha irritado a las bases de la Socialdemocracia, y a las del partido de Izquierda, que es dejado totalmente afuera de toda posible influencia.   

    - Stefan Löfven se mantiene [en el poder] gracias a la benevolencia de los partidos del Centro y Liberales. Somos un partido burgués y no vamos a ceder en temas valóricos. No vamos a administrar política socialdemócrata, dijo Björklund.

     

    Por otra parte, la desilusión de los moderados y democratacristianos pareció no tener límite.

    Sara Skyttedal, ex presidenta de las Juventudes democratacristianas y candidata del partido a la Unión Europea, estampó su rabia en Twitter:

    “Chapuceros Estafadores. “Vendepatrias”.

    Nunca lo olvidaremos”, escribió, publicando una fotografía de Annie Lööf, de la campaña electoral de septiembre.

    Curiosamente, su jefa, Ebba Bush Thor, había llamado, hace poco tiempo atrás,  a “tener más respeto, en las discusiones en las redes sociales”.

     

     
    Ebba Bush Thor, líder de la Democraciacristiana, KD. Foto: Marisol Aliaga. 

     

    El presidente de los Moderados, por su parte, se mostró nuevamente dolido y airado.

    - Creo que cometen un error histórico. Corremos el riesgo de fertilizar los partidos de los extremos, dijo Ulf Kristersson.

     

    El sindicato, en tanto, tampoco se mostró conforme con este acuerdo. El presidente de la LO, Karl-Petter Thorwaldsson, afirmó que su organización está muy preocupada por el acuerdo pactado entre S, MP, C y L. Más que nada le preocupa las desmejoras en el terreno laboral, y las políticas redistributivas.

    - El acuerdo es jodidamente anticuado, dicho en sueco puro, dijo en una entrevista en la Radio Suecia, este sábado.

     

    El acuerdo, según él, favorece a los más ricos, en desmedro de los que tienen menos. Considera que Löfven hizo demasiadas concesiones, que cedió prácticamente en todo. Sin embargo le agrada, obviamente, la idea de que Löfven sea primer ministro.

    - Si es que tenemos un gobierno que lleve políticas socialdemócratas, vale la pena, dijo.

     

    Pero tanto Lööf como Björklund han afirmado que con este acuerdo no solamente se “dejarán a un lado a los partidos extremos”. También ellos se asegurarán de que se lleven a cabo políticas liberales.

     

    Al final, e injustamente, porque el partido de Izquierda no ha participado en las discusiones entre partidos, será justamente este quien decida si Löfven asume como próximo primer ministro, en la votación del miercoles. Si la Izquierda se abstiene, le da el pase a Stefan Löfven. Pero también puede votar en rojo, entonces el líder socialdemócrata tendría una mayoría en su contra. En esta nueva votación sería Ulf Kristersson el candidato, y es posible que entonces el C y L lo dejen pasar, puesto que a ninguno de los dos les conviene el ir a nuevas elecciones. 

     

     

  • ¿Stefan Löfven o Ulf Kristersson?

    Una movida mañana ocurrió en el Parlamento este jueves, cuando los dos contrincantes al cargo de primer ministro: Löfven y Kristersson, se reunieron una vez más con Andreas Norlén, el talman.

    Se avecina un fin de semana crucial, puesto que los partidos Liberal y del Centro decidirán, el sábado y el domingo, a cuál de los dos entregarán su apoyo en la votación del miércoles.

    El lunes, Andreas Norlén propondrá, nuevamente, un candidato a primer ministro, que será sometido a votación el miércoles ¿será Stefan Löfven o Ulf Kristersson?

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A cuatro semanas y un día de las elecciones parlamentarias Suecia sigue sin Gobierno.

     

    Tanto el líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven (S), como su par Moderado, Ulf Kristersson (M), están dispuestos a asumir en el cargo de primer ministro. Pero hasta el momento la cámara ha rechazado a ambos.

     

    A pesar de esto, el presidente del parlamento, Andreas Norlén, no tiene mucho donde elegir, en su próxima propuesta. Este lunes propondrá a uno de los dos, y la cámara tendrá que dirimir, tarde o temprano.

     

    De lo contrario, solo queda la última alternativa: nuevas elecciones.

     

    Este fin de semana se prevé clave, puesto que los dos partidos que hasta la fecha no han logrado decidir a quién dar su apoyo: el Centro ( C) y los Liberales (L), sostendrán reuniones decisivas en las que se supone que tomarán una decisión.

     

    De modo que tal vez ya el domingo se sepan los resultados de la votación del miércoles. En Suecia, poco se mantiene en secreto.

     

    Aunque tanto Löfven como Kristersson fueron bastante lacónicos en su encuentro con la prensa, luego del encuentro con Norlén. Löfven a las 10.00 de la mañana, Kristersson media hora después.

     

    El líder socialdemócrata, dijo que él y su partido había pasado el asueto navideño en intensas conversaciones con los partidos que podrían conformar su propuesta de gobierno: MP, L y C. Tanto la Socialdemocracia, como los Moderados, se disputan el apoyo del partido del Centro y los Liberales. Finalmente,  serán ellos quienes decidan. A no ser que se convoque a nuevas elecciones.

    - No quiero dar un pronóstico, es muy difícil, no tengo ningún porcentaje dijo Löfven, refiriéndose al apoyo de L y de C. Tenemos una forma constructiva de colaboración y espero que dé frutos. No podemos hacer más que esforzarnos al máximo para que Suecia tenga un Gobierno fuerte lo antes posible, agregó.

     

    En tanto que Kristersson expresó:

    - Estoy dispuesto a formar un gobierno que lleve a cabo políticas de derecha. Estoy a disposición al cargo de primer ministro, luego corresponde a otros tomar sus decisiones, dijo.

      

    La líder del partido del Centro, Annie Lööf, ha perdido apoyo, de acuerdo con las encuestas más recientes, luego de que no ha brindado su apoyo ni a los Socialdemócratas ni a los Moderados, a pesar de que su partido forma parte de la Alianza de Derecha. No obstante, cuenta con el apoyo de su partido.

     

    Para el líder liberal Jan Björklund (L), en cambio, la pista se le ha puesto difícil. Su partido se encuentra profundamente dividido en el tema de a quien dar su apoyo. Una falange tiende a apoyar a Löfven, y formar gobierno con la Socialdemocracia, mientras que otros consideran que lo lógico es apoyar a su candidato pre-elecciones: Kristersson. El ambiente está tan crispado en este partido, que incluso podría costarle a Björklund el liderazgo.

     

    El peligro que los detractores liberales ven, en no apoyar a Löfven, es que un gobierno de Kristersson dependería en cada votación en el parlamento de los Demócratas de Suecia. Esto podría, incluso, llevar a nuevas elecciones, después de haberse formado un gobierno. Lo ven como una alternativa poco estable. 

     

    Por otra parte, se rumorea que la coalición de la derecha, con Kristersson a la cabeza, estaría elaborando un documento que garantice que no se dejarán presionar por el partido de Åkesson (Demócratas de Suecia, SD), quien contrarrestó declarando que, si esto se llevara a cabo, ya no apoyaría a Kristersson, en una supuesta votación en el parlamento.

     

    O sea, la situación está tan difícil como lo ha estado desde el 10 de septiembre pasado.

    Aunque es posible que el domingo hayan novedades.

     

    Este jueves, además, el talman Norlén recibió el informe de la Oficina Nacional Electoral, Valmyndigheten, que considera como posible fecha de elecciones – en caso de que sea necesario – el 7 de abril. La entidad calcula que los nuevos comicios tendrían un costo de 346 millones de coronas.

     


    El líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven (S), y el líder de los Moderados, Ulf Kristersson (M). Foto: Marisol Aliaga.

     

     

  • Nueva votación en el Parlamento después de Navidad

    Este miércoles, el presidente del Parlamento sueco, Andreas, Norlén, comunicó en rueda de prensa que los líderes de los partidos disponen de cuatro semanas para nuevas negociaciones.

    Norlén instó a Stefan Löfven (S), como a Ulf Kristersson (M) a esforzarse al máximo para obtener la aprobación en el Parlamento, con el fin de que Suecia tenga un primer ministro y, por ende, un Gobierno.

    - El proceso gubernamental ha tomado tiempo, pero no es interminable. El 23 de enero se acaba el plazo, dijo el talman. Norlén es reacio a nuevas elecciones, pero explicó que, si las dos votaciones en enero fracasan, no habrá otra salida.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Una nueva conferencia de prensa tuvo lugar este miércoles, en el Parlamento, convocada por el presidente del mismo, Andreas Norlén.

     

    Una vez más el talman se mostró frustrado de que los líderes de los partidos no hayan logrado llegar a un acuerdo para formar Gobierno, pero reconoció que una votación sobre un primer ministro antes de la Navidad no era posible.

     

    De modo que, tanto al presidente de la Socialdemocracia, Stefan Löfven (S), como el líder de los Moderados, Ulf Kristersson (M), les espera una Navidad con tareas.

     

    Norlén espera que la tercera votación en la cámara - sobre un primer ministro - tenga éxito, y la agendó para el 16 de enero. Pero, avisó también la fecha de una cuarta votación, en caso de que su deseo no se cumpla: el 23 de enero.

    - El proceso gubernamental ha tomado tiempo, pero no es interminable. El 23 de enero se acaba el plazo, dijo, apesadumbrado.

     

    Porque si la cámara, en la cuarta votación, no acepta al candidato a primer ministro, se convocaría de inmediato a nuevas elecciones (elecciones extraordinarias).

     

    De hecho, a más tardar el 10 de enero, la Oficina Nacional de Elecciones deberá informar a Norlén sobre una posible fecha para los nuevos comicios, que deberán tener lugar a más tardar el 21 de abril.

     

    Todos los partidos, a excepción de los Demócratas de Suecia, quieren, al igual que Andreas Norlén, evitar nuevas elecciones – lo que tendría un coste de aproximadamente 400 millones de coronas.

     

    Según Norlén, la ciudadanía ya dijo lo suyo en las elecciones de septiembre, y el tener que votar nuevamente dañaría aún más la confianza del pueblo sueco frente a sus representantes elegidos.

     

    Además, está cansado de las conversaciones que no han conducido a nada.

    - Es necesario poner fin a las infructuosas conversaciones, dijo. E instó a Löfven y a Kristersson a esforzarse más.

    Ambos líderes no pasarán una Navidad muy relajada. Norlén subrayó que los dos deberán informarle acerca de sus avances: el 28 de diciembre y el 4 de enero, telefónicamente, y en una reunión con él en persona, el 10 de enero.

     

    El lunes 14 de enero, el talman sostendrá una nueva ronda con los líderes de los partidos, y durante la tarde del mismo día presentará a la cámara a un candidato al puesto de primer ministro.

    - Si todo sale bien, el parlamento aprobará al ministro de Estado el 16 de enero, subrayó Norlén.

     

    Pero, de no ser así, ya tiene su plan B y C.

     

    Y tranquilizó a los periodistas que  – en el punto de prensa del miércoles -  le preguntaron si había riesgo de que convocara a rueda de prensa durante las festividades navideñas:

    - No sé qué harán Uds., pero al menos yo no estaré aquí, dijo riendo.

     


    El presidente del Parlamento sueco (talman), Andreas, Norlén, en la rueda de prensa del miércoles 19 de diciembre. Foto: Captura de pantalla Riksdagen.se. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español