Sábado, 21 Julio 2018 | Login

Este jueves es el turno de la Socialdemocracia, en la semana política en Almedalen.

A diferencia de sus colegas, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, decidió dar su conferencia de prensa en Roma, al sudeste de Visby, en una residencia para ancianos.

Una clara señal de la Socialdemocracia sobre la apuesta del partido por mejorar las pensiones de 1,7 millones de jubilados, y por quienes se jubilarán en varias décadas más.

 

 Por: Magazín Latino

 

A las 19.00 horas de la soleada tarde, y luego de la actuación del artista Lars WinnerbäckStefan Löfven subió al escenario que hace 50 años atrás ocupara su correligionario, Olof Palme, instaurando con ello la tradicional semana política de Almedalen.

 

4.100 personas – el récord de 2018 - se habían congregado para escucharlo.

 

La apuesta de la Socialdemocracia,para las próximas elecciones de septiembre es aumentar las pensiones de casi dos millones de jubilados. Se trata de instaurar pensiones dignas y de eliminar el “castigo tributario impuesto por la Alianza” para los pensionistas.

 

Sin embargo, Löfven comenzó su discurso citando no a un primer ministro socialdemócrata, sino a uno Liberal (¿un pase al partido de Jan Björklund?). Recordó que, cuando corría el año 1918 y Europa estaba en la ruina, en Suecia había hambruna, inflación y miles morían a causa de la “gripe española”. El primer ministro de entonces, Nils Edén, debió enfrentar una difícil decisión. El pueblo clamaba por el derecho general al sufragio, pero Edén temía que la proposición fallara y que los grupos extremistas reaccionaran con violencia.

 

- Se cuenta que se dirigió a uno de sus ministros de la Socialdemocracia, Wärner Rydén, y le dijo: “Si todo se derrumba, el país se verá envuelto en aventuras aún peores”. A lo que Rydén respondió: “No se derrumbará, si permanecemos unidos”, dijo Stefan Löfven.

 

E hizo un llamado de unidad, repitiéndolo varias veces en su discurso.

 

El día anterior, la líder del Partido del Centro, Annie Lööf, había sido interrumpida en su alocución por una decena de nazis, quienes se habían apostado en medio del público. Cuando comenzaron a pifiarla y a llamarla “¡traidora!”, ella dijo: “escuchemos qué quieren”. Y todos se quedaron callados.

 

Stefan Löfven también se refirió a la presencia y al acoso de los nazis del grupo neofascista NMR, explicando que su gobierno “haría lo necesario para que la sociedad democrática se pudiera defender. Independientemente si la ley actual debe interpretarse de otra forma o de si se deben realizar ajustes”.

 

Explicó que la odiosidad y las amenazas, ya sea que vengan desde la extrema derecha, de la extrema izquierda o de fundamentalistas islámicos, deben ser detenidas por igual. 

- Nuestro país nunca va a dejar que fuerzas antidemocráticas se aprovechen de la democracia para destruirla, enfatizó.

 

 

La Socialdemocracia quiere que las elecciones de septiembre sean “un referéndum sobre la sociedad de bienestar”.

 

El premier sueco explicó que el gobierno había cumplido su promesa de las elecciones anteriores de disminuir el desempleo juvenil. Que en la actualidad este es el más bajo en 16 años. Y que el nivel de empleo en Suecia es el más alto de Europa.

 

Pero reconoció que hay problemas. Por ejemplo, en el área de la sanidad. El gobierno ha invertido,13 mil millones de coronas en sanidad, y se han creado 13.000 nuevos empleos en este rubro. Pero no es suficiente, por lo que, en los próximos años, Löfven quiere 14.000 empleados más en el cuidado de la salud y además invertir en capacitación y educación.

 

Sin embargo, la promesa más contundente se dirigió a los pensionados. Pero no a los pensionados de hoy, sino a los de mañana.

 

- ¡Nuestra sociedad nunca aceptará a los pensionistas pobres como un hecho! Por lo tanto, hemos aumentado el apoyo financiero y, paso a paso, abolimos la inmoral diferencia en impuestos entre sueldos y jubilación. A la par del buen desarrollo económico, los jubilados han recibido más de 13,000 coronas más al año.

 

Pero, a pesar de que los pensionados perciben más en la billetera, gracias a las reformas del gobierno, Löfven quiere llegar más lejos.

 

- Podemos remendar y reparar sin límites, pero si queremos que las pensiones se fortalezcan a largo plazo y en forma contundente, debemos ser capaces de tomar las decisiones más grandes y más difíciles. Si no se hace nada ahora, muchos futuros jubilados recibirán solamente la mitad de su actual sueldo, al pasar a retiro.

 

La meta de la Socialdemocracia es que los pensionistas perciban al menos el 70 por ciento del sueldo que percibían antes de la jubilación. No obstante, la medida depende de que exista un consenso en el comité de pensiones del Parlamento.

 

Y no es seguro que los otros partidos estén de acuerdo con que los empleadores paguen más en cotización patronal, esto no es del agrado de los partidos de derecha.

 

A pesar de que, según Löfven, si los pensionistas tienen mejor economía pueden consumir más, lo que vitalizaría la economía en general.

 

 

Durante la rueda de prensa de la mañana, la Ministra de Finanzas había declarado la necesidad mejorar las jubilaciones y la necesidad de estabilizar el sistema de pensiones.

 

- Los trabajadores deben recibir pensiones dignas al momento de su jubilación. Muchas mujeres mayores que viven solas tienen una economía muy precaria, dijo Magdalena Andersson.

 

El sistema de pensiones vigente en la actualidad rige desde el año 1994. En ese entonces, se pensó que las pensiones resultarían en un 70 por ciento del sueldo, sin embargo, no ha sido así.

 

Este nuevo ajuste favorecería a los trabajadores de hoy de 25 – 30 años.

 

Actualmente los pensionados pagan más impuestos que quienes aún trabajan, y esto es algo que la Socialdemocracia quiere eliminar por completo.

 

- Es una importante cuestión para el partido. Se trata de solidaridad, dijo el primer ministro.

 

 

“Todos tenemos un breve momento en la Tierra. Depende de cada uno qué hacer de él”, había dicho Stefan Löfven, al comienzo de su discurso.

 

- En tiempos de polarización y de extremismos, defendí la unidad y la democracia. Yo dediqué mi momento en la Tierra a dejar una sociedad más fuerte para ustedes, a quien amo. Lo hicimos juntos, nos mantuvimos unidos, finalizó.

 

 
El año pasado, Stefan Löfven no participó en Almedalen. Este año realizó una visita de un día, abandonando rápidamente la isla para continuar con su gira a lo largo de todo el país. Foto: Almedalsveckan. 

 

 

Published in Política

La líder birmana Aung San Suu Kyi realiza una visita oficial de dos días en la capital sueca. Este lunes dio una rueda de prensa junto al Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, luego de haber sido recibida en el Ministerio de Relaciones Exteriores por la canciller Margot Wallström.

 - Es un honor recibir en Estocolmo a la Asesora de Estado Aung San Suu Kyi. Este es un hito importante en las relaciones bilaterales de nuestros países. Myanmar ha conseguido importantes logros en pos de la democracia, después de serios conflictos a lo largo de su historia, dijo el premier sueco.

Löfven expresó además que está consciente de que los cambios toman tiempo y manifestó que Suecia apoya a Myanmar (Birmania) en el progreso logrado hasta ahora.

Suu Kyi, por su parte, reconoció que aún falta mucho para lograr la Paz duradera.  

- Durante 70 años, desde nuestra independencia, en 1941, hemos tratado de resolver los conflictos internos. Sabemos que aún tenemos mucho que hacer, nunca pensamos que el camino a la paz y la democracia sería fácil.

 

  Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

 

Esta es la primera visita que “The Lady”, como ha sido llamada la líder birmana Aung San Suu Kyi, hace a Estocolmo. El lunes por la tarde recibió oficialmente el Premio Olof Palme, que le fuera otorgado en el 2005, por su lucha pacífica frente a la opresión de la junta militar que la obligó a un arresto domiciliario de 15 años.

 

En 1991, cuando fue condecorada con el Premio Nobel de la Paz, se le prohibió viajar a Noruega a recibirlo. En su representación acudió su hijo Alexander. A estos se suman numerosas condecoraciones internacionales.

 

Aung San Suu Kyi es considerada un ícono de la lucha pacífica contra la opresión, inspirada en la política de “no violencia”, de Mahatma Ghandi. Y en su padre, Aung San, uno de los gestores de la independencia birmana, quien fuera asesinado en 1947 por sectores nacionalistas radicales.

 

A pesar de que el partido liderado por Suu Kyi ganó las elecciones en Birmania, el 2015, el país se rige por la Constitución redactada por los militares, quienes asintieron en que ella ocupara el cargo de canciller y Asesora de Estado, pero no de presidenta.

 

Sin embargo,  es considerada como la líder de facto de Birmania. Pero los militares se mantienen en alerta, de hecho controlan el Ministerio del Interior, de Defensa y el Control de Fronteras.

 

Las expectativas que recaían sobre Aung San Suu Kyi  eran, tal vez,  demasiado grandes. Últimamente ha sido criticada por organismos y personalidades internacionales – entre estos 13 Premios Nobel – por no haber impedido lo que ha sido calificado como una “limpieza étnica” en contra de la minoría musulmana rohingya, en su país.  

 

En una carta que suscribieron 13 Premios Nobel y otras personalidades, afirman que lo que sucede en Birmania es “una tragedia humana que puede calificarse de limpieza étnica y crímenes contra la humanidad”.

 

El llamado es para evitar el genocidio de una minoría musulmana en el país que es mayoritariamente budista.  

 

Por lo tanto, se esperaba que la prensa tocara el tema, en la rueda de prensa de la líder birmana y el primer ministro sueco, en el gabinete, este lunes después del mediodía.

 

 

¿Qué medidas en concreto ha tomado Ud. para detener la persecución del pueblo rohingya? Le preguntó el reportero de la televisión sueca, SVT.

- Tenemos campamentos internos de refugiados en todo el país, no sólo en Rakhine. Hemos comenzado a desmontar una cantidad de campamentos y trabajamos en ello en forma sistemática. Tratamos de hacerlo lo más rápido posible, para que la gente retorne pronto a sus hogares, fue la respuesta de Suu Kyi.

 

¿También es el caso de los campamentos rohingya?

- De todos los campamentos. En realidad, pienso que se han cerrado más campamentos en Rakhine, que en otros lugares del país.

 

 

Las respuestas de la lideresa no han tranquilizado, hasta el momento, a la prensa internacional.

 

Incluso desde el Centro Internacional Olof Palme vino una crítica:

- Los conflictos étnicos son aún peores que en mucho tiempo y existe una desilusión sobre la actuación de Aung San Suu Kyi, dijo a la agencia noticiosa TT Anna Sundström, secretaria general del centro.

 

Ella opina que un ícono y defensora de los DD.HH. debería haber hecho mucho más para detener los abusos en contra de los rohingyas.

 

No obstante, y a pesar de esto, Sundström opina que es “fantástico” que Suu Kyi visite Suecia.

 

 

El presidente del Parlamento Sueco, en cambio, mostró más comprensión por la situación de la líder birmana, quien se debe enfrentar tanto a los militares como a los nacionalistas radicales.

- Hay que tomar en consideración que los militares ocupan aún los puestos claves, y pueden cambiar el desarrollo del país de un día para otro. Ella se encuentra en una situación muy difícil, declaró Urban Ahlin (Socialdemócrata) a TT.

 

 Ahlin cree que es injusto exigir más, considerando además que Suu Kyi solo ha ocupado su cargo durante un año.

- Para mí, ella es todavía la esperanza de un desarrollo democrático, dijo el presidente del Parlamento, donde este martes la líder birmana hará una intervención.

 

 

 

El gobierno sueco se ha planteado una estrategia de cinco años de ayuda económica a Birmania, que comenzará el 2018. Esta incluye un incremento de la ayuda al desarrollo, de 70-90 millones de coronas suecas al año, a 200-300 millones anuales.

 

La meta es colaborar al desarrollo de la paz en Birmania, respecto a los numerosos conflictos étnicos – existen 238 minorías étnicas en el país – mejorar la salud de las mujeres y los niños y promover el desarrollo de una prensa libre.

 

 

 

 

 

 

Aung San Suu Kyi junto a la Ministra de Relaciones Exteriores, Margot Wallström. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

Published in Actualidad

Actualizado: 4 de marzo de 2017

Este martes 28 de febrero se cumplen 31 años del magnicidio del líder socialdemócrata, Olof Palme. Como todos los años, hoy su partido le rindió un homenaje en su tumba, en el cementerio de la Iglesia de Adolf Fredrik, a pocos metros del lugar donde fuera asesinado. El alevoso crimen sigue impune, y el trauma en la sociedad sueca sigue vigente.  

 ”Cuando las velas se hayan apagado, vamos a llevar la llama dentro de nosotros para seguir luchando por la paz, la igualdad y la democracia, en el espíritu de Olof Palme”, reza el mensaje de la Socialdemocracia en su grupo en Facebook.

 A más de tres décadas de su muerte, el mundo necesita más que nunca de sus ideales y de políticos como él: valientes y consecuentes.

 



Por: Marisol Aliaga

 

El 28 de febrero es una fecha fatídica en la memoria colectiva sueca. Nadie, que haya vivido esa mañana del 1 de marzo de 1986, ha podido olvidar donde y cuando se enteró de la noticia de que el primer ministro había sido asesinado. En pleno centro de la capital.

 

A todos nos pilló de sorpresa. Muchos pensamos – equivocándonos en la fecha – que era una broma de mal gusto del 1 de abril. Pero la realidad era otra. Era que los enemigos de Palme habían al final conseguido lo que hace tiempo estaban deseando: que dejara de existir. Palme se había convertido en un estorbo, y tenía bastantes detractores. Detractores con poder y con dinero.

 

Ahora, a 31 años del magnicidio, Suecia es un país completamente diferente al de tiempos de Olof Palme, a quien se sigue recordando con nostalgia y pesar. La gran mayoría de los suecos desearían que el crimen se aclarara, para poder poner punto final a este trauma nacional. Sin embargo, pocos creen en que esto se cumpla.

 

Y con cada año que pasa, se pierde aún más la esperanza. El tiempo va borrando recuerdos y detalles importantes, y cada vez son menos quienes tienen algo que aportar para ayudar a que se resuelva el caso.

 

También están quienes consideran que el crimen ya fue aclarado. Un hombre fue considerado culpable: Christer Pettersson, un personaje que rápidamente figuró entre los sospechosos, y a quien Lisbet Palme señalara como el hombre que le disparó a su marido, a la salida de una función de cine, cuando paseaban rumbo a casa. La primera bala que percutara el asesino esa noche del 28 de febrero de 1986 le dio en la espalda a Olof Palme, quien se desplomó de inmediato y falleció a las horas después. La segunda bala rozó el hombro de Lisbet, quien tuvo un ”ángel de la guarda” y se libró, por muy poco, de correr la misma suerte que su marido.

 

Pero, el tribunal de apelaciones desestimó el fallo anterior, y determinó la inocencia de Petterson. Seguidamente, el Tribunal Supremo se negó a tomar el caso, por lo que el fallo se mantuvo y Pettersson salió de la cárcel como un hombre libre. A pesar de que a varios de sus amigos les había confesado – en secreto – que él había cometido el magnicidio. Detalle que en realidad no aporta mucho, Pettersson no era de las personas que se ajustaban a la verdad.

 

El primer ministro, Stefan Löfven, es uno de quienes dan por cerrado el caso. Al cumplirse las tres décadas del asesinato de Palme, el año pasado, declaró:

 

- Hay una persona que fue condenada y después absuelta. Lisbet Palme asegura que fue Christer Pettersson, por tanto yo creo en esto.

 

 

La declaración pasó casi inadvertida, a pesar de lo controversial de su postulado: el primer ministro sueco desestima un fallo de la corte de apelaciones. Esto quiere decir que no cree en el juicio. No cree que se hizo justicia. Cree que Pettersson fue quien acabó con la vida del principal líder de la Socialdemocracia, su propio partido que nunca se recuperó de la ausencia de Palme. Existe un antes y un después de Olof Palme, en la Socialdemocracia.

 

No deja de ser extraña la declaración de Löfven. Uno querría escuchar (ya que él considera que no se hizo justicia): ”vamos a hacer todo lo posible para que este crimen se resuelva, pase el tiempo que pase”. Pero no. Stefan Löfven considera que el caso ya está resuelto. Aunque el sospechoso haya sido absuelto.

 

Porque las dudas no se han resuelto. Según fuentes, el hombre que le disparó a la pareja Palme era fornido y atlético. Y fue certero, una sola bala le bastó para terminar con la vida de Palme, y por poco también acaba con la de Lisbet. El fanfarrón de Pettersson poco o nada tenía que ver con estas características. Dedicado al alcohol, las drogas y crímenes de poca monta, se hace difícil creer que hubiera actuado con la pericia del perpetrador y que haya tenido la preparación física del asesino.

 

Se sabe que Lisbet Palme, al señalar a Christer Pettersson como culpable, a los tres años de ocurrido el hecho, se dejó influenciar por sus prejuicios. ”Es él. El que tiene aspecto de alcohólico. Todos saben como se ve un alcohólico”, dijo, apuntando a uno de los hombres detrás de la ventana, a Christer Pettersson, en el careo. Esta fue una de las razones de más peso para que el tribunal de apelaciones no considerara válido su testimonio.

 

La pregunta que queda es, si no fue Pettersson, ¿quien fue?  

 

En la actualidad se barajan tres posibles autores del crimen: Pettersson; agentes sudafricanos; la policía secreta sueca. Se han escrito libros y se han hecho innumerables reportajes al respecto, pero, hasta la fecha, no se ha logrado demostrar nada. El arma nunca ha sido encontrada, y sin esta, imposible encontrar al culpable.

 

Y ya han pasado más de tres décadas.

 

El 2010, se cumplía el tiempo de prescripción del delito, el caso corría el riesgo de ser cerrado, pero el Parlamento Sueco determinó que este crimen no se archivaría nunca, al igual que otros crímenes de lesa humanidad. Esto cambió las condiciones legales para evitar la impunidad de la que gozaban genocidas que se habían refugiado en Suecia. Un gran punto para la justicia y algo que, por ejemplo el partido racista Demócratas de Suecia parece haber olvidado, que afirman lo contrario.

 

 

Algo que lamentan quienes se han interiorizado en el tema, es que el asesinato de Olof Palme le restó importancia al político y a su legado. Se han publicado varios libros sobre el asesinato, los posibles culpables y las distintas teorías, pero poco se ha escrito - para todo lector - sobre el cambio experimentado en la Socialdemocracia, sin Palme.  

 

Habría sido interesante ver cuál habría sido la postura de Palme respecto a la administración de Donald Trump. Olof Palme no era una persona que se guardara sus opiniones, tenía una agudeza excepcional y no dudaba de ponerse al lado de los más débiles. Su lucha en contra del Apartheid resultó que Suecia se levantara mundialmente como una poderosa voz de defensa de los Derechos Humanos. Lo mismo frente a las dictaduras en Latinoamérica y en otras partes del mundo.

 

 

Palme ayudó a muchos chilenos y latinoamericanos, después del golpe de Estado en Chile, al ofrecer refugio a miles de exiliados.

 

 

La semana próxima, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en Santiago de Chile, se le rendirá un merecido homenaje, con la inauguración de la exposición ”Olof Palme o la solidaridad urgente”.

 

El miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, por lo tanto la fecha calza muy bien, Palme fue un reconocido feminista.

 

”El día en que los hombres se den cuenta de que ser feminista también les conviene a ellos, habremos avanzado mucho”, acostumbraba decir Olof Palme, respecto al tema.

 

 

 

Entrevista con David Frost, 1969 (en inglés) - haga clic  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Published in Sociedad

06 de julio de 2016, Acrualizado: 09 de julio de 2016 | SOCIEDAD  |

El mes pasado, Anna-Karin Gaudin, una de las fundadoras del legendario ChileKommittén, fue condecorada con la Orden Bernardo O'Higgins, por su labor de solidaridad y lucha por la recuperación de la democracia en Chile, después del golpe de Estado.  

La ceremonia se llevó a cabo en la residencia del Embajador de Chile en Suecia, Sr. José Goñi, quien fue el encargado de entregar la prestigiosa condecoración a Anna-Karin Gaudin. Ella se encuentra de visita en Suecia, desde hace años reside en Santiago. 


 

Por: Magazín Latino

 

Contrario a lo que muchos suelen pensar, los lazos fraternales y solidarios entre Suecia y Chile datan desde antes del golpe militar. Ya en 1971 se fundó el Comité de Solidaridad con el Gobierno de Salvador Allende, del cual su primera presidenta fue Ana Venegas (Rydmark).

Anna-Karin Gaudin perteneció a la generación de ciudadanos suecos que desde el primer momento y brindaron su apoyo a la vía chilena al socialismo, con Salvador Allende a la cabeza. Anna-Karin había trabajado en Chile desde los años 70, como representante de Diakonia, el organismo de trabajo internacional de la Iglesia Sueca. En enero de 1973, se integró al Comité de Solidaridad, asumiendo de inmediato tareas en la dirección. Trabajó organizando círculos de estudio en ABF, escribiendo material sobre Chile y colaboró también con Chilebulletinen.  

El primer número del boletín se publicó el 27 de enero de 1973. Al ocurrir el golpe de Estado, el comité de solidaridad se transformó en el Chilekommitté, y trabajó, desde entonces, por la recuperación de la democracia y la lucha en contra de la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet.

Tanto la primera presidenta de ChileKommittén, Ana Venegas (Rydmark), como otro miembro también muy activo, Stefan de Vylder, fueron condecorados el año pasado con la Orden Bernardo O'Higgins, por sus aportes a la recuperación de la democracia. Stefan de Vylder fue, en la década de los y 70, responsable de Chilebulletinen.

Anna-Karin Gaudin se fue a vivir a Chile. Estando allí, aportó en gran medida a las diferentes organizaciones de defensa de los derechos humanos a través de su cargo en Diakonia y también de su compromiso personal, salvando así a  mucha gente, a quienes ayudó a salir del país. Hasta el 1990, y gracias a una amplia red de trabajo, pudo apoyar a gente que había sido encarcelada por los militares. Con el cambio de la situación política en Chile, Anna-Karin permaneció en el país, para, posteriormente, seguir trabajando con temas de derechos humanos y de democratización, temas que nunca ha abandonado. También ha trabajado con asuntos relacionados al medio ambiente y al desarrollo sustentable, logrando convenios entre municipios chilenos y suecos, y con autoridades de ambos países.

 

 Fundadora de la Asociación Harald Edelstam

 

Anna-Karin ha desarrollado además una línea de trabajo cultural, que la llevó a ser una de las fundadoras del Instituto de Cultura Chileno-Sueco de Santiago y de un coro, en el cual participa con mucho entusiasmo. También es fundadora de la Asociación Harald Edelstam, de Santiago, cuyo objetivo es difundir la personalidad y el trabajo del embajador sueco en Chile. Inmediatamente después del golpe militar, Harald Edelstam, se destacó por su valiente actuación en contra de los militares, salvando la vida de muchas personas.

El Gobierno de Chile evaluó que Anna-Karin Gaudin había hecho un gran aporte de solidaridad y en defensa de los derechos humanos en Chile, por la recuperación de la democracia y por su contribución al desarrollo económico-social de Chile y a las relaciones bilaterales entre Suecia y Chile. En función de esto, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, decidió otorgarle la condecoración Orden Bernardo O'Higgins. Esta orden está reservada a extranjeros que colaboran al desarrollo de Chile.

El año pasado fueron condecorados con la orden Stefan de Vylder y Ana Venegas. Y en abril del año en curso, le fue conferida a Bert Lundin.

 

 

Bert Lundin

 

El antiguo presidente del Sindicato del Metal, Bert Lundin, tiene actualmente 95 años. Él fue dirigente del sindicato metalúrgico a fines de los 70 y comienzos de los 80, y posteriormente fue colaborador directo de Olof Palme. También colaboró, a través de su organización sindical, de manera decisiva en la recuperación de la democracia en Chile.

La condecoración a Bert Lundin le fue entregada por el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, en el local del sindicato y contó con la participación del presidente del Sindicato del Metal, de las máximas autoridades del Sindicato Metalúrgico Nacional y con dirigentes sindicales de base. 

 

 

 

Luego de la apertura de la democracia la Orden Bernardo O'Higgins fue concedida, post-mortum, a Olof Palme y a Harald Edelstam.

 

 

 

José Goñi y Anna-Karin Gaudin. Foto: Privada.

 

 

Anna-Karin Gaudin y Eva Zetterberg. Foto: Privada.

 

José Goñi y Anna-Karin Gaudin, con la condecoración. Foto: Privada.

 

 

Busto de Harald Edelstam, obra del escultor chileno Luciano Escanilla. Foto: Privada

 

 

José Goñi y Bert Lundin. Foto: Dagens Arbete/Harald Gatu.

 

 

 

 

 

Published in Sociedad
Miércoles, 20 Abril 2016 22:46

30 años sin Olof Palme

28 de febrero de 2016 | SUECIA |

 

ESTOCOLMO: A 30 años del asesinato del primer ministro sueco Olof Palme, los seis inspectores que conforman el grupo de investigación policial esperan recibir nuevos tips que conduzcan a resolver el caso.

Quienes puedan contribuir con información respecto al magnicidio, podrán llamar al número 114 14, donde serán atendidos entre las 14.00 y 22.00 horas del domingo 28 de febrero.

Así lo comunicó la policía, en una rueda de prensa efectuada el jueves pasado.

A pesar del tiempo transcurrido - tres décadas - la jefa de la investigación, Kerstin Skarp, no pierde las esperanzas de aclarar el caso, puesto que el asesinato de Olof Palme sigue constituyendo un trauma para la sociedad sueca.

 

Por: Magazín Latino

 

Los periodistas extranjeros que asistieron a la rueda de prensa en el cuartel general de la policía de Estocolmo, se fueron algo defraudados, el team Palme no tenía nada nuevo que comunicar.

En cambio, los tres inspectores se limitaron a hacer un recuento de lo sucedido y a informar sobre la situación actual.

- Obviamente que no es satisfactorio, ni para la investigación ni para la sociedad en general el que, después de 30 años, el caso no haya sido resuelto. Nuestro objetivo principal es resolverlo, expresó Kerstin Skarp, vice fiscal nacional y jefa de la investigación concerniente al asesinato de Olof Palme.

Skarp ha trabajado en la investigación desde 1997. En la actualidad son seis policías quienes trabajan en el caso, y se denominan Palmegruppen (el grupo Palme). Hans Melander es el jefe de grupo.

El volumen de la investigación es imponente, probablemente se trate del material de pesquisas más extenso del mundo, según la policía comparable con el asesinato de John F Kennedy y el atentado de Lockerbie.

Hasta el momento, 134 personas se han declarado culpables de haber cometido el magnicidio, y la policía ha interrogado a unos 10.000 individuos. La base de datos cuenta con 87.000 referencias personales y los dosieres son guardados rigurosamente. Una biblioteca de más de 250 metros de estantes con archivadores que guardan los tips acumulados durante todos estos 30 años.

Puede que la respuesta a la pregunta que aún sigue sin respuesta: ¿Quien mató a Palme? Se encuentre entre estos archivos. Puede que no.

El grupo Palme (Palmegruppen) espera que este material pueda ser digitalizado, con el tiempo, con el fin de que la búsqueda de datos se haga más expedita.

En la rueda de prensa, los inspectores hicieron un recuento de lo sucedido esa fría noche de febrero, hace 30 años atrás:

Olof Palme y su esposa Lisbeth, habían asistid a la función de Los hermanos Mozart, en el cine Grand, en Sveavägen, donde se habían encontrado con uno de los tres hijos de la pareja, Mårten Palme, y su novia. Después del cine, Palme y su esposa caminaban por la calle Sveavägen, cuando, en el cruce Sveavägen con Tunnelgatan, un hombre se les acercó por detrás, disparando dos veces. Un tiro ocasionó la muerte de Olof Palme, y el otro hirió a su esposa.

Según varios testigos presenciales, el perpetrador se dio a la fuga por la calle David Bagare. Más tarde, con ayuda de los testigos, se publicó un retrato reconstruido del autor del crimen - fantombild - que dio lugar a 7.000 - 8.000 pesquisas. No obstante, este retrato no correspondía a la imagen del asesino y, según los inspectores, causó gran daño a la investigación, en el momento de perpetrarse el asesinato.

- Muchos de los tips que hemos recibido se basan en la imagen que figuró al comienzo de la investigación. Probablemente el hombre de la reconstrucción nada tiene que ver con el asesinato, pero la imagen se grabó en la mente de la gente. Esta imagen fue publicada muy rápidamente y en gran escala, lo cual fue totalmente erróneo. Pero esperamos que la línea directa dé algún fruto, dijo Hans Melander, refiriéndose a las llamadas que esperan recibir este domingo.

 

 

El arma

Hasta la fecha, el arma no ha sido encontrada, y el hallazgo de esta es fundamental, para resolver el crimen. Aunque, debido al mal estado de las dos balas encontradas en el lugar, la identificación del arma no sería fácil.

El 1 de marzo - al día siguiente al crimen - fue encontrada la bala que hirió a Lisbeth Palme, y el 2 de marzo se encontró la bala que mató a Olof Palme. Según los peritajes balísticos, las balas corresponden a un revolver calibre .357 Magnum, probablemente un Smith & Wesson, pero también puede tratarse de un Ruger, Taurus, Kassnar, Escordin, Llama o Ruby.

El revolver que el criminólogo Leif GW Persson entregara recientemente al equipo Palme, para ser analizado, no condujo a resultados positivos. Y los inspectores enfatizaron que lo más conveniente era dirigirse a ellos, en caso de tener información al respecto.

No obstante, tanto Leif GW Persson como los periodistas que cubrieron el suceso desde un primer momento, han recibido, a lo largo de los años innumerables tips de personas que creen saber quién mató al premier sueco.

El equipo Palme recibe un promedio de tres-cuatro tips a la semana, los cuales aumentan tanto el 28 de febrero de cada año como cuando la prensa publica notas relacionadas al asesinato.

-Un buen día de trabajo es cuando se logra finiquitar algo. Si recibimos algún tips en el que, por ejemplo, se señala a una persona en particular como un presunto perpetrador, y podemos comprobar que la persona nada tiene que ver, también es un triunfo. Pero obviamente que no es lo mismo que dar con el autor del crimen, dijo Hans Melander.

 


Las diferentes pistas

Desde un primer momento se barajaron distintas pistas, con el fin de dar con el paradero del asesino de Olof Palme. Los inspectores hicieron un recuento de algunas de estas:

La pista del PKK, la favorita del primer jefe de la investigación, Hans Holmér. Según esta, los responsables del crimen serían una organización kurda que en Suecia estaba catalogada de terrorista.

El hombre de 33 años. Según esta, el culpable sería Viktor Gunnarsson, un hombre aficionado a las armas y conocido por su odio en contra de Olof Palme. Se encontraba en la calle aledaña Kungsgatan, la noche del crimen.

Los policías. Según esta pista, miembros del mismo cuerpo policial habrían estado implicados en el asesinato. Se barajan tanto las teorías de que un grupo de policías, como ex policías o agentes que habrían estado implicados en un complot. Leif GW Persson ha dicho que él piensa que el asesino forma parte del cuerpo policial, la policía de seguridad o el ejército. Y ha señalado que "la policía no está muy dispuesta a buscar dentro de su propio grupo".

La pista de Sudáfrica, según la cual la policía de seguridad del país africano estaría detrás del asesinato, por el fuerte compromiso de Olof Palme en contra del apartheid.


Y, obviamente, la pista de Christer Pettersson, quien fuera señalado por Lisbeth Palme como el asesino, en una confrontación policial. Se pudo comprobar que Pettersson se encontraba en las cercanías, la noche del crimen. En 1989 fue encontrado culpable, en primera instancia, para ser absuelto en segunda instancia. En 1997, la Corte Suprema rechazó la revocación de la condena, con lo cual Pettersson es la única persona en Suecia que, según la ley, es inocente de haber cometido el magnicidio.


A pesar de esto muchos, entre ellos Lisbeth y Mårten Palme, Jan Guillou y otras personalidades, siguen creyendo que fue él quien, hace 30 años atrás, puso fin a la vida de Olof Palme.

De ser así, se llevó el secreto a la tumba. Pettersson, conocido por ser un criminal drogadicto que se mantuvo siempre fuera de los márgenes de la ley, falleció el 2004.

 

 

 

250 metros de estantes componen los archivos de la investigación. Foto: Aftonbladet.
Calle Olof Palme
Placa recordatoria en la calle Sveavägen. La calle que la cruza cambió de nombre y actualmente se llama Olof Palme. Foto: Polisen.

 

 

Notas relacionadas:

 

Invitación a rendir homenaje a Olof Palme

Embajador de Chile en Suecia: "La figura de Olof Palme estará siempre presente"

 

 

Vídeo:

Olof Palme fue un gran defensor de los Derechos Humanos, y condenó la dictadura de Augusto Pinochet, en Chile, al mismo tiempo que contribuyó a que Suecia acogiera a miles de refugiados.

Olof Palme, Harald Edelstam y el golpe militar en Chile:

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota anterior - SUECIA:

 

El juez Sten Heckscher investigará el caso Macchiarini

Published in Sociedad

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español