Viernes, 18 Octubre 2019 | Login
Elecciones europeas – ha llegado el momento de votar Foto: Imagen del Parlamento europeo. Portal de la Unión Europea.

Elecciones europeas – ha llegado el momento de votar

Este domingo 26 de mayo se celebran las elecciones europeas. Los ciudadanos en Suecia elegirán a los 21 políticos que representarán al país ante el Parlamento europeo en los próximos cinco años.

Ante el avance de los movimientos populistas y de extrema derecha, es de suma necesidad que toda persona que tiene derecho al voto, lo ejerza. Se dice de estas elecciones que de ellas depende el futuro de Europa.

En este artículo, la columnista de Aftonbladet, Lena Melin, nos da nueve poderosas razones para ir a las urnas.

 

 Fuente: Aftonbladet. Autor: Lena Melin. Traducción: Magazín Latino

 

Las elecciones europeas son, probablemente, más importantes que las elecciones parlamentarias.

 

En Suecia, las elecciones europeas tienen lugar el domingo 26 de mayo. Entonces serán elegidos 705 diputados de 27 países [28, puesto que los ciudadanos del Reino Unido, a pesar del Brexit, votan]. 21 de éstos serán elegidos por votantes suecos.

 

El Parlamento es un actor clave en el trabajo de la UE. Tiene derechos de codecisión en el presupuesto, y la legislación en una serie de temas. Lo que el Parlamento no apruebe no será implementado.

 

También en Suecia el Parlamento de la UE es un factor de poder, aunque favorece a pocos el reconocer este hecho básico. Alrededor del 60% de toda la legislación que pasa a través del Parlamento sueco tiene su origen en la UE y ha sido revisada por esta.

 

Aquí, nueve razones por las cuales Ud. se debería interesar. Y votar en estas elecciones:

 

  1. Nos afecta. Ya sea que lo queramos o no, las decisiones del Parlamento nos afectan a nosotros y a todos los demás ciudadanos de la UE en las áreas donde esta tiene competencia para tomar decisiones.

Dicho esto. Aproximadamente seis de cada diez leyes tratadas por el Riksdagse originan en la UE. La elección para el Riksdag es, por lo tanto, menos importante que la elección para el Parlamento Europeo. Pero actuamos como si fuera al revés.

 

  1. Un actor global poderoso. Muchos países de la UE, al igual que Suecia, son bastante pequeños y se les hace difícil ser escuchados a nivel internacional. Pero juntos somos un actor que no puede ser ignorado.

El Parlamento Europeo desempeña un papel menor en la política exterior, esta es gestionada por los gobiernos de los países miembros. Pero la formación de opiniones, las opiniones expresadas en el Parlamento no deben descuidarse. Tienen importancia.

 

  1. Un voto por la democracia. Vivimos tiempos oscuros en los que el nacionalismo y la xenofobia se propagan rápidamente. Pero la UE es básicamente un proyecto de paz que surgió porque nuestro continente devastado por la guerra evitaría conflictos aún más sangrientos.

La UE es, por lo tanto, una voz para la democracia, el Estado de Derecho en funcionamiento y contra la discriminación. Lamentablemente, no todos los eurodiputados suscriben esto. Pero los suficientes como para que Usted esté dispuesto a colaborar con su voto.

 

  1. El clima. El cambio climático requiere la cooperación internacional. En este contexto, la UE es una gran potencia. El acuerdo global sobre el clima se pactó en París, en 2015, y la UE fue una fuerza impulsora.

  2. El terrorismo. La lucha contra el terrorismo también requiere cooperación. La colaboración policial de la UE se llama Europol. Ha contribuido activamente al arresto de varios sospechosos de terrorismo. Aquí, el Parlamento Europeo es un importante creador de opinión.

  3. Trabaje donde quiera. Como ciudadano de la UE, tiene derecho a vivir en otro país de la UE, si puede mantenerse o buscar trabajo durante tres meses. También tiene derecho a trabajar allí con muy poca interferencia burocrática. Estos son derechos que el Parlamento Europeo realmente vigila.

  4. Estudie donde quiera. ¿Ha estado Europa tan abierta como ahora para cualquiera que quiera estudiar en Verona, Viena o Perpignan? Probablemente no. También es algo que el Parlamento Europeo defiende como garante, según la consigna: "no toquen mis derechos.

  5. Viaje sin controles. Hace poco pasé la frontera entre Argentina y Chile, y me vinieron muchos flashbacks. Es tan trabajoso con los controles fronterizos, y se han olvidado, un poco injustamente, en la UE, donde están prácticamente abolidos.

  6. Asesoramiento en caso de crisis. Los países de la UE se defienden en tiempos de crisis. Durante los incendios forestales del verano pasado, Suecia recibió la mayor operación de ayuda hasta el momento, cuando los bomberos de siete países, incluyendo Polonia e Italia, ayudaron a combatir los incendios.

Esto no funcionaría sin el apoyo popular. Se mide en la participación en las elecciones de la UE.

La elección de hoy es la sexta al Parlamento Europeo, en Suecia. En las primeras, la participación de los votantes bajó, pero desde 2009 ha aumentado. En las elecciones de hace cinco años atrás, votaron más de la mitad, el 51,1 por ciento. La media dentro de la UE fue del 46,1 por ciento.

El Parlamento es la única institución electa de la cooperación en UE. Sólo eso debería contribuir a que Usted quiera ir a votar.

 

DATOS:

Participación sueca en las elecciones de la UE:

1995: 41,6 por ciento
1999: 38,8 por ciento
2004. 37,9 por ciento
2009: 45,5 por ciento
2014: 51,1 por ciento

 


Foto: Imagen del Parlamento europeo. Portal de la Unión Europea. 

 

About Author

Related items

  • Fallece la ex secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius

    A la edad de 57 falleció hoy la escritora, docente en Literatura, y exsecretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius.

    La primera y única mujer en este cargo se distinguió por querer modernizar la tradicional institución. Luchó valientemente contra el machismo y hermetismo en la Academia, en el más puro espíritu de Alfred Nobel.

    Será recordada como un ícono del feminismo y como una brillante intelectual que logró traspasar las fronteras entre lo académico y lo popular.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La noticia conmovió a todos, la mañana del sábado, a solo dos días del anuncio del Nobel de Literatura, que este año nuevamente ocasionó debate, por el laureado del 2019.

     

    Luego de vencer un cáncer de mamas, diagnosticado el 2014, pero que parecía haber remitido, la enfermedad volvió con toda su fuerza. Esta vez Sara Danius perdió la batalla. Sus familiares más cercanos son su hijo Leo, sus hermanos y hermanas (era la mayor de nueve) y su madre, la connotada y controvertida escritora Anna Wahlgren.

     

    Apenas se supo la noticia de su fallecimiento las redes se encendieron, y las condolencias de todos, desde el rey, pasando por el primer ministro, la ministra de Cultura y los redactores de todos los medios de comunicación no se dejaron esperar.

     

    Pero también las muestras de cariño de todos quienes vieron en Sara Danius una luchadora incansable en contra del hermetismo y machismo que tanto daño hizo a la Academia Sueca. Una digna representante del movimiento #Metoo en Suecia.

     

    Sara Danius luchó por solucionar los graves problemas que la Academia arrastraba desde hace dos décadas. Ya en abril de 1997, Expressen había publicado un artículo relacionado con los abusos sexuales cometidos por Jean-Claude Arnault, esposo de la poeta y miembra de la Academia, Katarina Frostenson. Pero el secretario permanente de entonces, Sture Allén, y sus sucesores, acallaron el asunto.

     

    Pero, en el 2017, en el marco de #Metoo, otro aire se respiraba en Suecia. Y el artículo de Matilda Gustavson, en Dagens Nyheter, donde 18 mujeres dieron impactantes testimonios acerca de los abusos sexuales perpetrados por Arnault hizo temblar a la arcaica institución. Sara Danius ordenó una investigación externa que desveló cómo Frostenson y Arnault habían recibido dinero de la Academia para financiar sus actividades culturales. Más tarde se inició una investigación policial y posteriormente el ciudadano francés fue condenado a la cárcel.

     

    No obstante, el machismo y el hermetismo existente en la Academia, en lugar de agradecer la iniciativa de más transparencia y de ir al fondo del asunto, arremetió contra Sara Danius. Horace Engdahl, sucesor de Allén, se refirió a ella en un artículo en Expressen como "la secretaria que había cumplido peor sus labores, desde 1786". En realidad ha sido la única, después de 16 hombres. 

     

    Vale la pena aclarar que Engdahl era íntimo amigo de la pareja Arnault-Frostenson, y su más fiel defensor.

     

    Al fin, todo decantó en que Sara Danius fue obligada a abandonar su sillón. A la salida del edificio de la Academia, y antes de que su amiga y colega, Sara Stridsberg, con ternura y firmeza la acompañara al taxi, declaró:

     

    - Dejo mi cargo como secretaria permanente porque esa fue la voluntad de la Academia. Por eso decidí también dejar mi sillón, el número siete, en la Academia Sueca. Tomé esta decisión con efecto inmediato.

     

    La imagen de las dos, cuando abandonan la Academia en medio de los flashes de las cámaras y del acoso de la prensa se han quedado grabadas en la retina.

     

    Tiempo después, dijo, en una entrevista:

     

    - Al final, el que me viera obligada a abandonar mi cargo, nunca me lo pude imaginar. Logré algo que yo siento que es muy grande. Perdí cuando la Academia quiso que renunciara como secretaria permanente, pero gané algo mucho más grande.

     


    La creación que vestía Sara Danius en la premiación de los Premios Nobel 2018, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. Foto: Omni.

     

    Y la Academia volvió a ser tan gris como era antes de que Sara Danius se convirtiera en la primera mujer en ocupar el cargo, en 2015. Había sido aceptada en la Academia Sueca dos años antes, para ocupar el sillón que había sido de la primera mujer que había sido miembra de la Academia: Selma Lagerlöf.

     

    En un programa en Radio Suecia, cuenta cuando el secretario permanente de ese entonces, Peter Englund, la llamó por teléfono para preguntarle si aceptaba el importante puesto.

     

    - Estaba preparando la cena, como siempre un poco tarde, cuando sonó el teléfono. Como era un número privado, pensé que era un vendedor y me dispuse a declinar la llamada, pero luego cambié de opinión y respondí, dice, en el programa, y explica que le respondió inmediatamente: “Acepto con mucho gusto”.

     

    Más tarde comenzó a dudar sobre si le daría la talla, y se preguntó si sería demasiado tarde para arrepentirse.

     

    No lo hizo, y ese mismo año le correspondió anunciar el Premio Nobel de Literatura a la autora bielorrusa Svetlana Aleksijevitj. Nunca se había visto tanta elegancia, glamur y garbo, en un anuncio del Nobel. Y en la gala, la secretaria permanente brilló entre los oscuros fracs con sus ya conocidas y espectaculares creaciones.

     


    Svetlana Aleksijevitj y Sara Danius en la conferencia de la autora bielorrusa, en la Academia Sueca. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Al año siguiente indignó a muchos al anunciar el Nobel a Bob Dylan. Sobre todo los literatos más empedernidos protestaron por la popularización del afamado premio.

     

    Pero esa era la personalidad de Sara Danius, de descubrir lo cotidiano en lo extraordinario, a todo nivel.  Supo unir lo trivial de la moda con la seriedad de la literatura. Uno de sus ensayos lleva el sugestivo título: “Proust y la mayonesa”.

     

    - Sara era una persona muy singular con una mezcla de integridad casi de estadista y una liviandad infantil. Me resultaba muy fácil reírme con ella, comenta hoy el jefe de cultura de Dagens Nyheter, Björn Wiman.

     

    Justamente su sentido del humor es algo que todos quienes la conocieron recordaron hoy. Entre sus locuras más conocidas están la de su alter ego, “Gittan”, una personalidad que adoptaba cuando quería bromear.

     

    “Ella era hilarante, divertida y extremadamente valiente. Hizo que toda Suecia se vistiera con blusa con corbata. Con su fuerza y humor, sus espectaculares vestidos para el Nobel y su inesperado alter ego, la locuaz "Gittan", se ganó nuestros corazones”, escribe Kerstin Nilsson, en Aftonbladet.

     

    Se calificaba a sí misma como “severa por fuera, pero amable por dentro”.

     


    Sara Danius durante el anuncio del Premio Nobel de Literatura 2017. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Personalmente lo pude experimentar la primera vez que quise hacerle una entrevista, luego del anuncio del Nobel 2015. Parecía tan estricta, todo lo contrario de Peter Englund, con quien se podía incluso bromear, después del anuncio. La seriedad de Danius amedrentaba un poco.  

     

    Pero se mostró sumamente amable, en esa ocasión y en las siguientes. Al parecer, mientras más “underdog” o alternativo el medio que representábamos, ella más suavizaba sus respuestas. Se adaptaba a las preguntas, se bajaba a nuestro nivel.

     

    Su lema era: “Duro con los poderosos y amable con los débiles”.

     

    “Hoy llevamos blusa con corbata. Guerrera, gracias por todo”, escribe en Instagram la actriz Julia Dufvenius.

     

    Y la periodista cultural y crítica literaria Jenny Aschenbrenner escribe, en Radio Suecia:

     

    “Con la muerte de Sara Danius, no solo hemos perdido a una gran escritora y pensadora y a una persona verdaderamente valiente, que resistió con la frente en alto algunas de las crisis más violentas del mundo de la cultura, sino también justamente esa naturaleza obstinada que tanto necesita la cultura sueca. Una mente intransigente, un cerebro brillante - hoy lloro por todo lo que ella era.

    Pero también todo lo que a Sara Danius le quedaba por entregar, ahora que el claustrofóbico circo en torno a la academia finalmente la había liberado.

    Somos muchos quienes hemos estado aguardando y esperando, es extremadamente triste que ahora solo se nos permita decir adiós”.

     

    Este sábado, Radio Suecia transmitió un programa especial, en memoria de Sara Danius. El programa comienza con un extracto de uno de los programas que grabó para la emisora (en 2013) y es la voz de Sara, que nos cuenta:  

     

    “El mismo otoño que comencé a estudiar en la universidad - tenía 20 años - Gabriel García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura. No recuerdo cómo, pero me conseguí tres entradas para la conferencia Nobel que tenía lugar una tarde de diciembre en la Sala de la Bolsa, en Gamla Stan (la Ciudad Vieja). Mi padre, Nina y yo nos acicalamos y fuimos allí. Nina y yo no habíamos estado nunca en lugar, tal vez mi padre, no lo sé. Él estaba, de todas formas, muy conforme con mi iniciativa. Después de la conferencia fuimos a la cafetería de la plaza de Gamla Stan, a celebrar. Pensamos que habíamos sido parte de algo grandioso, que habíamos escuchado al escritor de “Cien años de soledad” en persona, y estábamos felices. Mi padre hizo un gesto con los brazos: por supuesto que íbamos a pedir chocolate con nata y bollos de zafrán.

     

    Y en tanto que estábamos en eso, y hablábamos de la conferencia, comenzamos a hacer bromas. Acostumbrábamos a bromear con que ganábamos la lotería, y todo lo que haríamos entonces. Nina y yo tratábamos de decir las cosas más locas. Y cuanto más locas nuestras ocurrencias, el papá se reía con más ganas. Ahora yo me esforcé lo más que pude, y dije: "Papá, ¡algún día voy a estar en la Academia!" Mi padre se rio, bonachonamente. Pero Nina, que es tan inteligente como veloz, no se dejó amedrentar, y dijo: “Sabes, papá, ¡algún día voy a recibir el Premio Nobel!” Mi padre se rio con ternura. “Sí. Está bien niñas, está bien”, dijo. Él tenía paciencia con las pretenciosas bromas de sus hijas. Y nos fuimos a casa”.   

     

    Enlace al programa de Radio Suecia, donde también se pueden apreciar fotos de distintos momentos de la trayectoria de Sara Danius  – haga clic

     

     
    Sara Danius en la premiación de los Premios Nobel 2018, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. Foto: Omni. 

     

    Hashtags: #SaraDanius #Metoo #SvenskaAkademien #NobelPrize #Literatura

     

      

  • Adaktusson renuncia a la vicepresidencia de su partido – asegura que lo hace por iniciativa propia

    El debate ocasionado por la votación de Lars Adaktusson (KD) en contra del aborto sigue dejando huellas. Esta semana el eurodiputado declaró que renuncia a la reelección de vicepresidente de su partido, la Democracia Cristiana.

    - Nadie me ha pedido que tome esta decisión, lo hago por cuenta propia, dijo.

     Sin embargo, fuentes aseguran que se vio en la obligación de hacerlo. O se iba, o lo echaban.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En el mismo instante que el matutino Dagens Nyheter desvelara, el 22 de mayo del año en curso, que Lars Adaktusson había votado 22 veces en contra del aborto, la suerte del eurodiputado estaba echada.

     

    En el marco de las elecciones europeas la crítica de su partido, la Democracia Cristiana (Kristdemokraterna, KD) fue difusa. Pero ahora que las elecciones ya se han llevado a cabo, y que se ha comprobado que la actuación de Adaktusson contribuyó a una pérdida importante de votos, la situación es otra.

     

    Este martes, Lars Adaktusson anunció que abandona la dirección de su partido y que renuncia a la reelección a su cargo de segundo vicepresidente. Según él, la dirección no lo apoyó suficientemente en el debate ocasionado por la publicación de Dagens Nyheter, que dejó al descubierto que Adaktusson había votado en contra del derecho al aborto, en el Parlamento Europeo.

    - Yo esperaba que juntos pudiéramos enfrentar los cargos vigorosamente. Pero no fue así, dijo Adaktusson a Radio Suecia.

     

    El eurodiputado persevera en su afirmación de que él siguió la línea de su partido, en el tema del aborto. Y que, por lo tanto, su partido debió haberle brindado más apoyo.  

    - Durante mi periodo como eurodiputado he seguido la línea de principios de mis antecesores. Apoyo la línea del partido sobre los abortos seguros y legales, pero aún así la dirección del partido rechazó mi forma de votar, explicó al noticiero Ekot.

     

    Agregó que esto lo llevó finalmente a tomar la decisión de abandonar la dirección del partido, por iniciativa propia.

    - Nadie me ha pedido que tome esta decisión. He sido dueño de este proceso.

     

    Sin embargo, fuentes dentro del partido han filtrado a distintos medios que el comité de nominaciones quiere sacarlo de la dirección del partido y de su rol de vicepresidente. Por falta de confianza.

     

    Por otra parte, el desacuerdo con Ebba Bush Thor se ha hecho cada vez más evidente, y la líder democratacristiana ya no tiene problemas en decirlo abiertamente. Adaktusson asegura que la dirección de su partido estuvo todo el tiempo informada de su votación en el Parlamento Europeo. Bush Thor lo niega.

    - En las entrevistas que Lars Adaktusson ha dado ahora, y en su texto en Facebook, él dice, entre otras cosas, que la dirección del partido ha sido informada ampliamente sobre cada votación en el Parlamento Europeo. Simplemente no es verdad, dijo Ebba Bush Thor al noticiario Ekot este jueves.

     

    Y agrega:

    - Por ejemplo, si tomamos el caso tan nombrado por los medios, de la niña en Paraguay, no hay documentación alguna sobre la aplicación de la línea del partido. Y aquí es necesario hacer una distinción: nosotros hemos estado bien informados sobre la línea del partido – porque somos nosotros mismos quienes la han establecido – pero sobre la aplicación de la línea del partido, ahí no hemos tenido la información en la forma en que Lars Adaktusson sostiene.

     

     

    El reclutamiento del ex conductor del programa Agenda, de la televisión estatal sueca, SVT, fue todo un éxito, en el 2014, pero un fracaso en el 2019.

     

    Al fracaso contribuyó además la desastrosa forma de Lars Adaktusson de enfrentar las críticas, luego de la publicación de Dagens Nyheter: primero con silencio total. Segundo: culpando a la prensa. Este fenómeno se llama: “Matar al mensajero”, y es muy impropio de parte de un periodista.

     


    El eurodiputado del partido de la Democracia Cristiana, Lars Adaktusson. Foto: Captura de pantalla de SVT.

     

  • Björklund en rueda de prensa junto a…Åkesson

    En rueda de prensa el viernes por la mañana, los líderes del partido Liberal y Demócratas de Suecia anunciaron una gira electoral en conjunto, con el fin de debatir sus puntos de vista ante las elecciones europeas del 26 de mayo.

     

    Jan Björklund (L) y Jimmie Åkesson (SD) explicaron estos debates fueron acordados en las elecciones anteriores. Ambos quieren poder debatir temas sobre la UE y subir el pulso de las elecciones europeas.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A más de algún periodista se le atragantó el café en la garganta al recibir el comunicado de prensa en el que los archienemigos Jan Björklund y Jimmie Åkesson anunciaban una rueda de prensa en conjunto, este viernes a las 11:15 de la mañana.

     

    El líder del partido Radical y el de Demócratas de Suecia no pueden estar más lejos uno del otro, ideológicamente.

     

    Björklund prometió sagradamente, en los comicios del año pasado, que “nunca el partido Radical va a colaborar con los Demócratas de Suecia”.

    - Esto se lo he prometido a mis hijos, declaró, en la campaña electoral pasada.

     

    Por lo tanto, la conferencia de prensa sorprendió a todos, y las especulaciones sobre lo que podría venir iban y venían.

     

    Al final y a la hora acordada, se hicieron presentes ambos líderes, y se disiparon las dudas.

     

    Åkesson más sonriente, bromeó incluso haciendo unos gestos de boxeador. Ante un Björklund un tanto avergonzado.

     

    Éste quiso dejar en claro que el apretón de manos entre los dos no significaba que sus respectivos partidos iniciarían una colaboración. Solo que “harían una gira electoral de debates”. Y tres ciudades están confirmadas: Estocolmo, Gotemburgo y Gävle.

    - El motivo es poder hablar sin límites. Los debates en la televisión cumplen su función, pero aquí vamos a poder profundizar más, algo que creo que hace falta en el debate político, dijo Åkesson, aludiendo a los cinco minutos de los cuales disponían en los debates de SVT.

     

    Björklund se apresuró a decir que el apretón de manos no era un acuerdo político, pero que ambos estaban de acuerdo en intercambiar opiniones de cara a las elecciones europeas:

    - Yo desafié a Åkesson a un debate de este tipo ya en las elecciones pasadas, y entonces quedamos de acuerdo en postergarlas para ahora. Debemos ir al debate y nosotros, los liberales, que creemos en la colaboración con la UE estamos dispuestos a debatir.

     

    El partido Liberal se ha perfilado como el más interesado en la colaboración con la Unión Europea:

    - Tenemos elecciones al Parlamento Europeo dentro de tres semanas. Estas son las elecciones más importantes desde que Suecia se hizo miembro de la unión. Es importante, porque fuerzas de la extrema nacionalista en varios países quieren que estos se retiren de la unión, en tanto que otros quieren disminuir la colaboración con la UE. Los liberales, en cambio, queremos colaborar más con Europa. Somos dos polos opuestos que queremos debatir sobre esto para formar conciencia en la población.

     

    En conversación con el diario Dagens Nyheter, Björklund afirmó que “no hay nadie que crea que pensamos igual”, refiriéndose a sí mismo y al líder de los Demócratas suecos.

     

    En tanto que Åkesson explicó, al mismo medio:

    - Los Demócratas de Suecia y los Liberales son partidos que tienen una opinión clara ante las elecciones a la UE, a diferencia de los otros, que opinan lo mismo. Aquí tenemos dos bandos y una clara línea divisoria. Esto muestra que hay distintas formas de ver la colaboración europea. Somos dos partidos que queremos colaboración, cada cual a su manera. Yo me defino como “amigable con Europa” y Björklund como “amigo de Europa”, pero no significa lo mismo. Y, como líderes de partido, pienso que es importante aumentar el pulso de las elecciones y promover la participación.     

     

    Las elecciones europeas se realizarán en Suecia el domingo 26 de mayo. Sin embargo, para muchos estos comicios han pasado inadvertidos.

     

    Tanto Åkesson como Björklund se esmeraron en asegurar que el motivo de esta singular "mini-gira electoral" es incentivar la participación ciudadana. Pero el caso es que ambos partidos tienen serios problemas frente a estas elecciones.

     

    Los radicales luchan por su existencia, según los sondeos de opinión, podrían quedarse sin escaños en el Parlamento Europeo. A pesar de que el partido se presenta como el más “pro-Unión Europea”.

     

    Los Demócratas de Suecia, por su parte, han estado siempre en contra de la UE y han promovido la salida de Suecia de la Unión, un “Swexit”. Aunque es un tema que evitan tocar, este último tiempo y han suavizado su postura. Por esto, no es raro que la participación de los simpatizantes del partido en las elecciones europeas sea muy baja. Pero, al final de día todos los votos cuentan, y Åkesson debe demostrar que sigue manteniendo el apoyo de casi el 20 por ciento de la población.

     

    Sea cual sea la verdadera razón de esta singular conferencia de prensa, logró su objetivo: fue un éxito total de publicidad.

     


    Jan Björklund (L) junto a Jimmie Åkesson (SD) en una rueda de prensa en el Parlamento sueco el viernes por la mañana. Åkesson estaba con ganas de bromear y simuló un combate en el ring. Foto: Captura de pantalla de TV4. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español