Sábado, 16 Enero 2021 | Login
Yanina, de 39 años y madre de dos niños, falleció presuntamente por covid-19 Yanina Lucero tenía 39 años y falleció presuntamente del covid-19. Foto: Captura de pantalla, Dagens Nyheter.se.

Yanina, de 39 años y madre de dos niños, falleció presuntamente por covid-19

En Suecia, la pandemia del covid-19 se ha cobrado más de 5.000 víctimas fatales. Este miércoles se registraron 102 fallecimientos.

Pero detrás de cada número hay una persona. Como Yanina Lucero. Ella no fue hospitalizada por falta de cupos, y cuando al fin fue ingresada en cuidados intensivos era demasiado tarde. Falleció el 15 de abril y según su esposo nunca se le hizo la prueba del covid-19. El siguiente es el reportaje en Dagens Nyheter sobre su caso.

 

 Fuente: Dagens Nyheter. 16 junio 2020. Viviana Canoilas. Traducción: Magazín Latino

 

Este fin de semana, el matutino Dagens Nyheter publicó el reportaje "En dag, 118 liv" (Un día, 118 vidas). En este, familiares contaron sobre muchos de quienes fallecieron producto del covid-19 el 15 de abril, uno de los días más letales de la pandemia del corona en Suecia.

 

Yanina Lucero fue una de ellas. Su esposo, Cristian Lucero, habla sobre su señora, quien solo alcanzó a cumplir los 39 años.

 

Cristian Lucero se encuentra en el cementerio, la primera vez que hablamos. Para él, es demasiado difícil hablar sobre esto, y no termina nunca de llorar.

 

Su esposa Yanina Lucero tenía solo 39 años, cuando falleció en lo que se cree que es covid-19, el 15 de abril de este año.

 

Dos meses después, Cristian Lucero nos cuenta quién era su esposa. Se casaron el 27 de octubre de 2007, y vivieron juntos en Sollentuna con sus dos hijos, de 10 y 15 años.

 

- Los niños y la familia eran todo para ella y hacía todo por ellos. Era el pilar de la familia, dice Cristian Lucero.

 

- Era una mujer increíble, siempre feliz, social y preocupada por los demás. Era diaconisa y también trabajó como líder juvenil en la KFA (Iglesia para todos).

 

Cristian Lucero nos cuenta con orgullo, al mismo tiempo que las lágrimas caen sobre sus mejillas. Y ríe, al recordarla.

 

- Siempre tenía tiempo para bailar. Yanina podía poner música por la mañana y empezar a bailar. Siempre terminaba con toda la familia bailando juntos. Ella siempre miraba positivamente la vida y siempre había tiempo para bailar.

 

- Pero el canto era su gran pasión y también cantaba increíblemente bien.

 

Este fin de semana, Dagens Nyheter publicó el reportaje “En dag, 118 liv”  (Un día, 118 vidas). En este, familiares contaron sobre muchos de quienes fallecieron producto del covid-19 el 15 de abril, uno de los días más letales de la pandemia del corona en Suecia.

 

Como tantos otros familiares con los que Dagens Nyheter ha estado en contacto, la noticia de la muerte de Yanina Lucero fue una sorpresa para su esposo.

 

- Cuando se enfermó, nos dijeron primero que no había peligro, ya que ella tenía solo 39 años. Tampoco tenía enfermedades subyacentes y estaba sana.

 

Estuvo enferma durante varias semanas y tuvo graves dificultades respiratorias, fiebre y diarrea, cuenta su esposo, quien la llevó al hospital.

 

- Pero nos dijeron que estaba lleno y tuvimos que volvernos a casa.

 

Después de que Yanina Lucero fue enviada a casa, se sintió peor con cada día que pasaba. Además de la fiebre, tenía dificultades para respirar.

 

- Después de varios días, cuando apenas podía caminar, llegó una ambulancia, y la trasladaron al hospital de Huddinge. Allí fue sedada y conectada a un respirador.

 

Cristian Lucero pensó varias veces que su esposa estaba a punto de mejorar. Pero la noche del 15 de abril falleció en el hospital, según él, sin que se le hiciera la prueba de covid-19.

 

Para Cristian Lucero, todavía es difícil admitir que ella ya no está en vida.

 

- La extrañamos todos los días y veo que mis hijos sufren y aún no pueden entender que mamá se ha ido.

 


Yanina Lucero tenía 39 años y falleció presuntamente del covid-19. Foto: Captura de pantalla, Dagens Nyheter.se.

  

About Author

Related items

  • Suecia supera los 10.000 muertos por covid-19 – y las cifras van al alza

    Este jueves se registraron 351 fallecimientos debido al coronavirus, y el país traspasó con ello la barrera de los diez mil. El viernes se sumaron otros 138 muertos y las cifras van al alza.

    Suecia registra un total de 10.323 decesos debido al covid, y 523.486 personas contagiadas. “Si se puede reducir la mortalidad con un confinamiento de unas 3 a 4 semanas, entonces se debería sopesar esta medida”, asegura el virólogo Fredrik Elgh.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La situación de la pandemia de covid-19 sigue extremadamente grave en Suecia, que supera las 10.000 muertes y con cifras que van al alza. 

     

    Ya lo habían vaticinado los médicos, antes de las festividades de fin de año: “La situación va a empeorar, vemos que las infecciones van en aumento y esto tendrá consecuencias”.

     

    4.703 nuevos casos confirmados de covid-19 se reportaron ayer, lo que suma un total de 523.486 personas infectadas. Hoy se registraron 138 nuevas muertes, ayer fueron 351, y en total los decesos alcanzan a 10.323. 

     

    Un total de 4.491 personas han recibido cuidados intensivos y en estos momentos 368 pacientes están internados en UCIs.

     

    Fredrik Elgh es médico jefe y profesor de virología de la Universidad de Umeå (además de político local del Partido del Centro). Él quiere ver medidas más estrictas en el país, sobre todo pensando en la gran diferencia de fallecidos entre Suecia y sus vecinos, y que aquí se superó la barrera de los 10.000 muertos. 

    - Esto es terrible. A mí me indigna y pienso que deberíamos hacer algo al respecto. Vamos a tener muchas más muertes si no nos esmeramos, dijo en el programa mañanero de la televisión estatal, Morgonstudion, de SVT.

     


    El virólogo Fredrik Elgh, en entrevista con Morogonstudion. Foto: captura de pantalla. SVT.

     

    Él teme que unas 5.000 personas más podrían morir en los próximos dos meses, si se continúa al mismo ritmo. 

    -- Si se puede reducir la mortalidad con un confinamiento de unas 3 a 4 semanas, entonces se debería sopesar esta medida. La gran mayoría de países europeos han considerado que vale la pena el esfuerzo, pero en Suecia no lo hacemos. 

     

    Fredrik Elgh quiere ver un cierre. Que no se permita viajar a las pistas de esquí, que los centros comerciales y la escuela primaria se cierren. Que durante estas semanas, las personas salgan solo para hacer las compras esenciales. Y que todos quienes lo puedan hacer se queden en casa. 

     

    Según él, las recomendaciones no bastan. 

    - El voluntariado del que hablamos antes no funciona del todo, afirmó.

     

    ¿Por qué una mortalidad tan grande?

     

    En estos momentos muchos se preguntan el porqué de tantas muertes en Suecia, el único país escandinavo que presenta cifras catastróficas. 

     

    Para la ex epidemióloga estatal, Annika Linde, la explicación es, sobre todo, una estrategia fallida. 

    - En primer lugar, hay tantos que han muerto en Suecia porque tuvimos la estrategia de dejar libre al virus y, en segundo lugar, porque asumimos que se podría manejar esto, para proteger a los ancianos, pero no pudimos. Resultó que no teníamos ninguna preparación para ello, expresó.  

     

    En tanto que el epidemiólogo estatal, Anders Tegnell, lo atribuye a que la covid-19 es "una enfermedad muy peligrosa”, sobre todo para personas de la tercera edad con comorbilidades. 

    Al principio de la pandemia, Tegnell aseguró que la infección no era más grave que una gripe. 

    Y sigue siendo escéptico al uso de mascarillas, aunque, desde el 7 de enero se recomiendan - solo en las horas peaks - en el transporte público. 

    - Desafortunadamente, esperamos que el aumento continúe, ya que tenemos una amplia propagación de la infección en el país”, dijo este viernes Karin Tegmar Wisell, jefa de sección de la Agencia sueca de Salud Pública, en rueda de prensa.

     

    En tanto, el programa de vacunación masiva sigue su curso. Hasta el 10 de enero se había vacunado a alrededor de 80.000 personas. 

     

    El rey Carl Gustaf y la reina Silvia fueron vacunados el viernes.  

     


    El personal de la salud se ha desempeñado al límite de su capacidad. Foto: TT.

  • Löfven sostiene que la estrategia es la correcta en tanto que la oposición exige que “actúe o renuncie”

    El asalto al Capitolio, en EE. UU. y la estrategia sueca frente a la pandemia fueron puntos recurrentes en el primer debate político del año, este miércoles, en el parlamento.

    El primer ministro recibió críticas por el manejo de la pandemia del coronavirus, tanto desde la izquierda como de la derecha. "Si el gobierno no tiene el valor de actuar, que dimita", dijo la líder socialdemócrata, Ebba Bush.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Más encendido que de costumbre fue el primer debate en el parlamento sueco, Riksdagen, este miércoles, que dio inicio al 2021. Un año marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, cuando Suecia enfrenta las peores cifras dentro de los países nórdicos y está entre los países más castigados por la pandemia.

     

    Y la paz y el consenso que reinó el año pasado, a comienzos de la pandemia, comienza a diluirse. En sus discursos, los líderes de los partidos conservativo (M), Democratacristiano (KD), y Demócratas de Suecia (SD), criticaron duramente a Stefan Löfven por la responsabilidad que le cabe al gobierno sobre la gestión frente al coronavirus y la propagación de la infección.

      

    NOTA EN DESARROLLO

  • Europa se pincha – Gun Britt fue la primera vacunada en Suecia

    La anciana de 91 años, Gun Britt Johnsson, pasó a la posteridad como la primera persona vacunada de la covid-19 en Suecia.  

    - No sentí nada, dijo la nonageriana de la residencia de ancianos de la localidad de Mjölby, en Östergötland. Agregó que se sentía bien, porque ahora evitaba enfermarse. 

    El proceso de vacunación arrancó este domingo en diversos países europeos, y cada cual lo hace a su manera. El proceso de inmunización partió el 9 de diciembre en Gran Bretaña y fue bautizado como el “Día-V”.  

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Ya se le había bautizado como el  “Día-V”. El 9 de diciembre la ciudadana de Irlanda del Norte Margaret Keenan, de 90 años, pasó a ser la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra la covid-19, de la farmacéutica Pfizer y BioNtech.

     

    Aunque “primera y primera” China ya ha vacunado al menos a un millón de ciudadanos que han viajado a su país natal desde distintos lugares del mundo, para inmunizarse contra la covid-19.  También Rusia comenzó el proceso de inmunización antes que Europa, con la vacuna Sputnik V.

    Pero se puede decir que el “Día-V” en Europa arrancó este domingo 27 de diciembre, cuando numerosos países iniciaban una segunda fase en la lucha contra la devastadora pandemia. Muchos calificaron este domingo como “histórico”.

     

    En la localidad de Mjölby, en la provincia de Östergötland, al sureste de Suecia, Gun-Britt Johnsson, se lo tomaba con calma. Incluso cuando en la pantalla del televisor de la sala de estar apareció el primer ministro sueco, preguntándole qué sentía al ser la primera en Suecia en recibir la vacuna.

    - Se siente bien. Ahora me libro de enfermarme, respondió Gun-Britt.

     

    La residencia de ancianos donde la vida transcurre sin sobresaltos se transformó en el centro de la atención de los medios que viajaron al sur a cubrir la noticia, este domingo.

     

    - Este es un día histórico y un momento luminoso luego de un año oscuro. El coronavirus realmente ha puesto a prueba a nuestra sociedad, declaró Stefan Löfven.

    Es que luego del fracaso de la estrategia sueca frente a la pandemia, Suecia necesita mejorar su imagen frente a la comunidad internacional y la presión de la OMS, que varias veces ha advertido que todos los países deben tomar su responsabilidad frente a esta amenaza global que ya se ha cobrado la vida de más de un millón y medio de personas y ha ocasionado graves daños en la economía mundial.

    Aunque el premier hizo además hincapié en la importancia de seguir las recomendaciones vigentes:

    - Pero eso no significa que el peligro haya pasado. Debemos seguir siguiendo las recomendaciones de las autoridades, como mantener la distancia y lavarnos las manos. Aunque esto signifique "una luz en la oscuridad, tenemos que aguantar y perseverar un poco más, dijo Löfven.

    Por alguna razón - que no ha sido especificada - el uso de mascarillas en el transporte público comienza a regir desde el 7 de enero. 

     

    Una de las jefas de sección de la Agencia Sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell, dijo, en una intervención del mes pasado, que antes de implementar el uso de mascarillas, habría que asegurarse de que todos pudieran adquirirlas. En una entrevista en Expressen afirmó que "no sólo los que tienen un fuerte poder adquisitivo" deberían tener acceso a las mascarillas. (En el mercado, un set de cinco mascarillas tiene un costo de 30-50 coronas suecas. Una lavable, alrededor de 100 coronas). 

    Argumento que, en un país del primer mundo, pocos entienden. En el mercado, un set de cinco mascarillas tiene un costo de 30-50 coronas suecas. Una lavable, alrededor de 100 coronas. 

    La misma explicación que diera el epidemiólogo estatal, Anders Tegnell, al comienzo de la pandemia, respecto al trabajo a distancia. "No todos podían trabajar desde sus casas", dijo. En la actualidad se recomienda el trabajo telemático. 

     

    Pero este domingo fue un día de esperanza en la residencia de ancianos de Mjölby. La enfermera Ann Louise Broberg, que le administró la vacuna a Gun-Britt, estaba feliz con su contribución.

     

    - Se siente fantástico y divertido. No podría haber soñado que Gun-Britt y yo seríamos los primeros en Suecia en implementar esto, dijo a los medios allí presentes. 

     

    Más información:

    La primera entrega a Suecia fue de 9.750 dosis. A partir de estas, se esperan entregas del orden de 80.000 dosis por semana.

     

    Los primeros que serán vacunados en Suecia son personas mayores, sus cuidadores, quienes estén en contacto con ellos y personal de la salud.

      

    La campaña de vacunación comienza después de un proceso de desarrollo de la vacuna sin precedentes, en un récord de tiempo. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dio luz verde a la vacuna de Pfizers/Biontech el lunes pasado.

     

    Sobre las vacunas:

     

    Suecia se ha unido a un acuerdo en conjunto con la UE sobre vacunas con cinco fabricantes diferentes:

    Astra Zeneca

    Janssen Pharmaceutica (Johnson & Johnson)

    Pfizer/Biontech

    Moderna

    Curevac

    Fuente: Gobierno sueco. Agencia Sueca de Salud Pública

     


    Gun- Britt fue la primera en recibir la vacuna de la covid-19 en Suecia. La enfermera Ann-Louise Broberg la inyectó. Ambas se mostraron satisfechas de haber sido las primeras en Suecia. Foto: SVT.se.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español