Martes, 19 Febrero 2019 | Login
Anna-Karin Gaudin recibió la Orden Bernardo O'Higgins El Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, y Anna-Karin Gaudin. Foto: Privada.

Anna-Karin Gaudin recibió la Orden Bernardo O'Higgins

06 de julio de 2016, Acrualizado: 09 de julio de 2016 | SOCIEDAD  |

El mes pasado, Anna-Karin Gaudin, una de las fundadoras del legendario ChileKommittén, fue condecorada con la Orden Bernardo O'Higgins, por su labor de solidaridad y lucha por la recuperación de la democracia en Chile, después del golpe de Estado.  

La ceremonia se llevó a cabo en la residencia del Embajador de Chile en Suecia, Sr. José Goñi, quien fue el encargado de entregar la prestigiosa condecoración a Anna-Karin Gaudin. Ella se encuentra de visita en Suecia, desde hace años reside en Santiago. 


 

Por: Magazín Latino

 

Contrario a lo que muchos suelen pensar, los lazos fraternales y solidarios entre Suecia y Chile datan desde antes del golpe militar. Ya en 1971 se fundó el Comité de Solidaridad con el Gobierno de Salvador Allende, del cual su primera presidenta fue Ana Venegas (Rydmark).

Anna-Karin Gaudin perteneció a la generación de ciudadanos suecos que desde el primer momento y brindaron su apoyo a la vía chilena al socialismo, con Salvador Allende a la cabeza. Anna-Karin había trabajado en Chile desde los años 70, como representante de Diakonia, el organismo de trabajo internacional de la Iglesia Sueca. En enero de 1973, se integró al Comité de Solidaridad, asumiendo de inmediato tareas en la dirección. Trabajó organizando círculos de estudio en ABF, escribiendo material sobre Chile y colaboró también con Chilebulletinen.  

El primer número del boletín se publicó el 27 de enero de 1973. Al ocurrir el golpe de Estado, el comité de solidaridad se transformó en el Chilekommitté, y trabajó, desde entonces, por la recuperación de la democracia y la lucha en contra de la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet.

Tanto la primera presidenta de ChileKommittén, Ana Venegas (Rydmark), como otro miembro también muy activo, Stefan de Vylder, fueron condecorados el año pasado con la Orden Bernardo O'Higgins, por sus aportes a la recuperación de la democracia. Stefan de Vylder fue, en la década de los y 70, responsable de Chilebulletinen.

Anna-Karin Gaudin se fue a vivir a Chile. Estando allí, aportó en gran medida a las diferentes organizaciones de defensa de los derechos humanos a través de su cargo en Diakonia y también de su compromiso personal, salvando así a  mucha gente, a quienes ayudó a salir del país. Hasta el 1990, y gracias a una amplia red de trabajo, pudo apoyar a gente que había sido encarcelada por los militares. Con el cambio de la situación política en Chile, Anna-Karin permaneció en el país, para, posteriormente, seguir trabajando con temas de derechos humanos y de democratización, temas que nunca ha abandonado. También ha trabajado con asuntos relacionados al medio ambiente y al desarrollo sustentable, logrando convenios entre municipios chilenos y suecos, y con autoridades de ambos países.

 

 Fundadora de la Asociación Harald Edelstam

 

Anna-Karin ha desarrollado además una línea de trabajo cultural, que la llevó a ser una de las fundadoras del Instituto de Cultura Chileno-Sueco de Santiago y de un coro, en el cual participa con mucho entusiasmo. También es fundadora de la Asociación Harald Edelstam, de Santiago, cuyo objetivo es difundir la personalidad y el trabajo del embajador sueco en Chile. Inmediatamente después del golpe militar, Harald Edelstam, se destacó por su valiente actuación en contra de los militares, salvando la vida de muchas personas.

El Gobierno de Chile evaluó que Anna-Karin Gaudin había hecho un gran aporte de solidaridad y en defensa de los derechos humanos en Chile, por la recuperación de la democracia y por su contribución al desarrollo económico-social de Chile y a las relaciones bilaterales entre Suecia y Chile. En función de esto, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, decidió otorgarle la condecoración Orden Bernardo O'Higgins. Esta orden está reservada a extranjeros que colaboran al desarrollo de Chile.

El año pasado fueron condecorados con la orden Stefan de Vylder y Ana Venegas. Y en abril del año en curso, le fue conferida a Bert Lundin.

 

 

Bert Lundin

 

El antiguo presidente del Sindicato del Metal, Bert Lundin, tiene actualmente 95 años. Él fue dirigente del sindicato metalúrgico a fines de los 70 y comienzos de los 80, y posteriormente fue colaborador directo de Olof Palme. También colaboró, a través de su organización sindical, de manera decisiva en la recuperación de la democracia en Chile.

La condecoración a Bert Lundin le fue entregada por el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, en el local del sindicato y contó con la participación del presidente del Sindicato del Metal, de las máximas autoridades del Sindicato Metalúrgico Nacional y con dirigentes sindicales de base. 

 

 

 

Luego de la apertura de la democracia la Orden Bernardo O'Higgins fue concedida, post-mortum, a Olof Palme y a Harald Edelstam.

 

 

 

José Goñi y Anna-Karin Gaudin. Foto: Privada.

 

 

Anna-Karin Gaudin y Eva Zetterberg. Foto: Privada.

 

José Goñi y Anna-Karin Gaudin, con la condecoración. Foto: Privada.

 

 

Busto de Harald Edelstam, obra del escultor chileno Luciano Escanilla. Foto: Privada

 

 

José Goñi y Bert Lundin. Foto: Dagens Arbete/Harald Gatu.

 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Margot Wallström: “Estamos indignados”

    La canciller sueca Margot Wallström se pronunció hoy sobre la actuación de la embajadora de Suecia en China, Anna Lindstedt. Ella había sostenido una reunión secreta en Estocolmo con Angela Gui, hija del editor sueco-chino encarcelado, Gui Minhai, y con hombres de negocios chinos, sin informar antes a sus superiores.

    - Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no nos enteramos de esto, dijo Wallström, este viernes, a periodistas del parlamento.

     

    Debido a la gravedad del caso, la policía de Seguridad Sueca, Säpo, abrió una investigación al respecto.

     

     Por: Magazín Latino

     

     

    Un insólito hecho que empeora aún más las gélidas relaciones entre Suecia y China se ha venido desarrollando esta semana, cuando se supo que la embajadora de China en Suecia, Anna Lindstedt, había invitado a Angela Gui, hija del editor sueco-chino Gui Minhai, a una reunión con hombres de negocios chinos, en Estocolmo.

     

    ¿El motivo de la reunión? Que la hija del editor crítico al régimen chino y desaparecido desde el 2015 cesara en su lucha por lograr la libertad de su padre. Y de silenciar a los medios suecos que han mostrado interés en el caso.

     

    Tanto Angela Gui, como el activista y escritor Kurdo Baksi, quien la acompañara a los encuentros sostenidos en un lujoso hotel de la capital sueca, dieron por sentado que el Ministerio de Relaciones Exteriores sueco estaba al tanto del asunto. Lo cual no era así.

     

    La embajadora Lindestedt actuó sin antes consultar a sus superiores, con lo cual cometió un grave error, según explicó un vocero de la cancillería sueca.

     

    Varios políticos han criticado lo ocurrido y han exigido que “se pongan todas las cartas sobre la mesa”.

    - Esto no facilita para nada la liberación de un ciudadano sueco que ha sido encarcelado por China, al contrario, la dificulta, dijo el presidente del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt.

     


    Margot Wallström, Gui Minhai, Anna Lindstedt. Foto: Magasin Latino/SVT.  

     

    NOTICIA EN DESARROLLO.

  • Concluye juicio por preparación de atentados terroristas

    Este viernes concluye el juicio en contra de seis hombres acusados de financiar y preparar actos terroristas. En el alegato final, el miércoles, el fiscal argumentó que los imputados habían tenido el propósito de llevar a cabo un atentado terrorista comparable al perpetrado en Oslo, en 2011.

    El juicio se ha prolongado por diez días, y el tribunal de Solna dará a conocer el veredicto dentro de los próximos días. El fiscal exigió condenas de hasta doce años de cárcel y deportación para los imputados. 

     

     Por: Magazín Latino

     

    La tarea del fiscal, Per Lindqvist, a cargo de este caso de financiamiento y preparación de un atentado terrorista, no ha sido fácil. Durante los diez días que se ha desarrollado el proceso judicial, ha debido convencer al jurado de un grave crimen que nunca se concretó.

     

    Lindqvist presentó la demanda luego de meses de intensa investigación policial. Los sospechosos fueron puestos en prisión preventiva en abril del año pasado, luego de que los agentes incautaran en la vivienda de uno de los acusados grandes cantidades de productos químicos del tipo que se han usado en los atentados de Londres y Oslo, entre otros.

     

    Pero no es lo mismo un atentado consumado, que uno por consumar.

    - No existe información precisa sobre en contra de quienes, exactamente cuándo y dónde se consumaría este crimen. Aunque fotografías indican que han sido de interés uno o más lugares en Estocolmo, dijo el fiscal Lindqvist durante el alegato final.

     

    Agregó que, según la disposición de penalización esto no es un requisito. Y que, debido a las pruebas consistentes en los objetos incautados: compuestos químicos que sirven para fabricar mortíferas bombas, equipos de combate, armas blancas, etc., todo apunta a que su demanda será aprobada.

    - Con una bomba de este tipo, los efectos de la detonación habrían sido muy grandes, por lo menos de la misma magnitud que la de Oslo [el atentado perpetrado por Breivik el 2011]. Entonces, independientemente de que haya detonado o no, habría afectado las funciones centrales de la sociedad, dijo Per Lindqvist.

     

    Los imputados, en tanto, niegan rotundamente todos los cargos que se les atribuyen.

     

    Sin embargo, la fiscalía cuenta con pruebas técnicas: Se incautaron grandes cantidades de peróxido de hidrógeno y ácido sulfúrico en la vivienda del acusado principal, en la ciudad de Strömsund.

     

    En el informe de la policía sueca de seguridad (Säpo) se explica que este hombre el 12 de enero de 2018 se unió a un grupo secreto de chat de la aplicación Telegram, en el cual se puede encontrar manuales para fabricar bombas. Y el 5 de febrero de 2018 compró los productos químicos.

     

    La explicación que dio el imputado sobre esta compra fue que él quiso comprar una gran partida de pintura, para renovar su vivienda, y que los productos químicos estaban incluidos en esta compra.

     

    Pero entre las pruebas del fiscal están, además, equipos: dispositivos de comunicación, walkie-talkies, bayonetas, armas blancas, máscaras antigas y otros objetos incautados.

     


    Parte del equipo incautado. Foto: Polisen. 

     

    En los celulares de los acusados se encontraron también fotografías de – según la acusación – posibles objetivos para perpetrar atentados, como por ejemplo la Estación Central de Estocolmo, T-Centralen y el Mall of Scandinavia, en Solna.

     

    También se encontraron una gran cantidad de chats con conversaciones codificadas que los hombres se enviaran entre ellos y personas en otros países. Según el fiscal Lindqvist, los sospechosos utilizaron palabras codificadas para poder planear atentados sin que sus planes fueran detectados.

    - Se habla de cucarachas que son aplastadas. Se combina con conversaciones sobre bodas. Él pregunta incluso, con curiosidad, cuántas cucarachas han sido aplastadas, dijo el fiscal, refiriéndose al chat de uno de los imputados con un terrorista perteneciente al Estado Islámico.

     

    En otro chat, la misma persona cuenta que conoce al perpetrador del atentado en contra de un club nocturno en Estambul la noche de Año Nuevo del 2017. Incluso que vivió un tiempo en el mismo departamento que éste. No hacía mucho tiempo que había llegado a Suecia y se muestra temeroso de que la policía pueda considerarlo sospechoso.

     

    Según el fiscal, los hombres comenzaron a planear atentados a partir de enero del 2017, y a nombrar en los chats “mecánicos” que puedan “decorar” autos para “unas bodas”.

    - Lo importante aquí es el contexto. En este chat no se habla de quien se va a casar, donde se van a casar o quienes son los invitados.

     

    Se trata de planear un atentado. “Una boda” es la clave para un atentado terrorista.

    - Y no se olviden quién es Botir [la persona con la que chatea]. Él es un miembro del Estado Islámico, él hace la guerra, está armado y va a unas bodas. El imputado y Botir planean un atentado. No se trata de planes de boda, dijo el fiscal Per Lindqvist.

     

    La fiscalía presentó además la propaganda sobre del Estado Islámico, Daesh, que los sospechosos tenían en sus celulares. Esto incluye videos de ejecuciones a nombre del EI. Los imputados se defendieron asegurando que tenían estos videos y fotos con el fin de mantenerse informados de lo que ocurría en esa zona.

     

    El abogado del principal sospechoso, Tomas Olsson, asegura por su parte que el fiscal no ha logrado presentar pruebas suficientes.

     

    Según él, la investigación corrobora lo dicho por su cliente, quien niega toda participación en preparación de atentado terrorista.

    - Entonces, no existen pruebas de que haya existido el propósito de cometer un delito, dijo Olsson. El abogado defiende las argumentaciones de su cliente sosteniendo que, en la cultura de donde viene éste (es de Uzbequistán), es costumbre que se engalane el coche antes de una boda.

     

    El tribunal de Solna dictará su veredicto dentro de los próximos días. 

     

     
    Captura de pantalla del noticiero Aktuellt, de SVT. Ilustración que recrea las audiencias en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo, donde se llevaron a cabo, puesto que el tribunal de Solna no cuenta con una sala de seguridad.  

     

     

      

  • Insignias reales son encontradas en un contenedor de basura

    Las insignias reales substraídas de la catedral de Strängnäs, el verano pasado, fueron encontradas la madrugada del martes en un contenedor de basura en Åkersberga, en las afueras de Estocolmo.

    “Todo indica que las insignias reales han sido encontradas”, escribe la policía en un comunicado, y agrega que la investigación técnica continúa. Al mismo tiempo se suspende temporalmente el juicio en contra del presunto autor del delito.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Justo cuando estaba a punto de concluir el proceso judicial en contra del hombre de 22 años acusado de ser el presunto autor del robo de las insignias funerarias del rey Karl IX y la reina Kristina, ocurrió un hecho inesperado: los objetos robados fueron encontrados.

    - Fueron encontradas sobre un contenedor de basura en Åkersberga a la una de la noche por un guardia que dio la alarma a la policía, dijo Christer Nilsson, vocero del Departamento de Operaciones Nacionales, NOA, a la agencia TT.

     

    La policía agrega en un comunicado que, con un 99 por ciento de seguridad, se trata de las insignias hurtadas, pero que los objetos han sido enviados al Centro Forense Nacional para ser examinados.

     

    Los emblemas reales fueron sustraídas de la catedral de Strängnäs el 31 de julio del año pasado, en un espectacular asalto a plena luz del día, lo que originó titulares tanto en la prensa nacional como internacional.

     

    En un principio se dijo que las piezas robadas no habían sido avaluadas, y que podían tener mucho o prácticamente ningún valor. Sin embargo, más tarde la policía informó que las insignias sí eran valiosas.

     

    El penúltimo día de alegatos orales en el tribunal de Eskilstuna, el fiscal exigió una indemnización de 65 millones de coronas, en lo que estaban avaluados los objetos. 

     

    Al día siguiente aparecieron los emblemas hurtados.

    - Lo que pasó fue que hoy [martes] concluían los alegatos. Pero al comenzar la sesión nos avisaron que las insignias reales habían sido encontradas. Esto significó que existían impedimentos para cerrar el juicio hoy. Solicitamos una prórroga que fue aceptada por el juez, dijo a SVT la fiscal Isabelle Bjursten.

     

    Al parecer, los ladrones calcularon mal. No es fácil vender objetos de esta naturaleza.

    - Las personas que hicieron esto cometieron un tremendo error, si pensaron que podrían venderlas en Ebay, dijo el obispo Johan Dalman, en entrevista en SVT, el martes.

     

    Y, en el auto de procesamiento, el fiscal escribe que los objetos robados son “cultural e históricamente únicos e insustituibles”.

    - Todo tiene un valor económico. Pero es como cuando la casa se incendia y las fotos de los niños desaparecen. Esto tiene otro valor, es una parte de nuestra historia, y no es solamente un robo a Strängnäs, sino a toda Suecia. Robo es casi una palabra demasiado suave, esto es un abuso en contra de nuestra historia en común, había declarado el obispo Dalman, cuando el fiscal presentó el auto de procesamiento en contra del imputado.

     

    El hombre de 22 años sospechoso del delito había sido arrestado por la policía el 12 de septiembre del año pasado. Restos de sangre fueron encontrados en trozos de cristal de la vitrina en que se guardaban las insignias, y el cotejo de ADN dio positivo con él. 

     

    Otro hombre se encuentra también bajo sospecha, pero está en prisión preventiva.  

     

    En tanto, el deán de la catedral, Christoffer Lundgren, está feliz y aliviado de que se hayan encontrado las valiosas insignias.  

    - Es una buena noticia para Strängnäs, pero también para el pueblo sueco. El peor escenario, que las hubieran fundido, ya no es actual. Ahora las recuperaremos y solo esperamos que estén en buenas condiciones, dijo a la televisión estatal sueca, SVT.

     

    El juicio se reanudará el 15 de febrero.


    La catedral de Strängnäs y las insignias reales. Foto: Twitter, Expressen. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español