Sábado, 21 Octubre 2017 | Login
Se cumplen 31 años del asesinato de Olof Palme El Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, frente a la tuma de Olof Palme. Foto: Facebook.

Se cumplen 31 años del asesinato de Olof Palme

Actualizado: 4 de marzo de 2017

Este martes 28 de febrero se cumplen 31 años del magnicidio del líder socialdemócrata, Olof Palme. Como todos los años, hoy su partido le rindió un homenaje en su tumba, en el cementerio de la Iglesia de Adolf Fredrik, a pocos metros del lugar donde fuera asesinado. El alevoso crimen sigue impune, y el trauma en la sociedad sueca sigue vigente.  

 ”Cuando las velas se hayan apagado, vamos a llevar la llama dentro de nosotros para seguir luchando por la paz, la igualdad y la democracia, en el espíritu de Olof Palme”, reza el mensaje de la Socialdemocracia en su grupo en Facebook.

 A más de tres décadas de su muerte, el mundo necesita más que nunca de sus ideales y de políticos como él: valientes y consecuentes.

 



Por: Marisol Aliaga

 

El 28 de febrero es una fecha fatídica en la memoria colectiva sueca. Nadie, que haya vivido esa mañana del 1 de marzo de 1986, ha podido olvidar donde y cuando se enteró de la noticia de que el primer ministro había sido asesinado. En pleno centro de la capital.

 

A todos nos pilló de sorpresa. Muchos pensamos – equivocándonos en la fecha – que era una broma de mal gusto del 1 de abril. Pero la realidad era otra. Era que los enemigos de Palme habían al final conseguido lo que hace tiempo estaban deseando: que dejara de existir. Palme se había convertido en un estorbo, y tenía bastantes detractores. Detractores con poder y con dinero.

 

Ahora, a 31 años del magnicidio, Suecia es un país completamente diferente al de tiempos de Olof Palme, a quien se sigue recordando con nostalgia y pesar. La gran mayoría de los suecos desearían que el crimen se aclarara, para poder poner punto final a este trauma nacional. Sin embargo, pocos creen en que esto se cumpla.

 

Y con cada año que pasa, se pierde aún más la esperanza. El tiempo va borrando recuerdos y detalles importantes, y cada vez son menos quienes tienen algo que aportar para ayudar a que se resuelva el caso.

 

También están quienes consideran que el crimen ya fue aclarado. Un hombre fue considerado culpable: Christer Pettersson, un personaje que rápidamente figuró entre los sospechosos, y a quien Lisbet Palme señalara como el hombre que le disparó a su marido, a la salida de una función de cine, cuando paseaban rumbo a casa. La primera bala que percutara el asesino esa noche del 28 de febrero de 1986 le dio en la espalda a Olof Palme, quien se desplomó de inmediato y falleció a las horas después. La segunda bala rozó el hombro de Lisbet, quien tuvo un ”ángel de la guarda” y se libró, por muy poco, de correr la misma suerte que su marido.

 

Pero, el tribunal de apelaciones desestimó el fallo anterior, y determinó la inocencia de Petterson. Seguidamente, el Tribunal Supremo se negó a tomar el caso, por lo que el fallo se mantuvo y Pettersson salió de la cárcel como un hombre libre. A pesar de que a varios de sus amigos les había confesado – en secreto – que él había cometido el magnicidio. Detalle que en realidad no aporta mucho, Pettersson no era de las personas que se ajustaban a la verdad.

 

El primer ministro, Stefan Löfven, es uno de quienes dan por cerrado el caso. Al cumplirse las tres décadas del asesinato de Palme, el año pasado, declaró:

 

- Hay una persona que fue condenada y después absuelta. Lisbet Palme asegura que fue Christer Pettersson, por tanto yo creo en esto.

 

 

La declaración pasó casi inadvertida, a pesar de lo controversial de su postulado: el primer ministro sueco desestima un fallo de la corte de apelaciones. Esto quiere decir que no cree en el juicio. No cree que se hizo justicia. Cree que Pettersson fue quien acabó con la vida del principal líder de la Socialdemocracia, su propio partido que nunca se recuperó de la ausencia de Palme. Existe un antes y un después de Olof Palme, en la Socialdemocracia.

 

No deja de ser extraña la declaración de Löfven. Uno querría escuchar (ya que él considera que no se hizo justicia): ”vamos a hacer todo lo posible para que este crimen se resuelva, pase el tiempo que pase”. Pero no. Stefan Löfven considera que el caso ya está resuelto. Aunque el sospechoso haya sido absuelto.

 

Porque las dudas no se han resuelto. Según fuentes, el hombre que le disparó a la pareja Palme era fornido y atlético. Y fue certero, una sola bala le bastó para terminar con la vida de Palme, y por poco también acaba con la de Lisbet. El fanfarrón de Pettersson poco o nada tenía que ver con estas características. Dedicado al alcohol, las drogas y crímenes de poca monta, se hace difícil creer que hubiera actuado con la pericia del perpetrador y que haya tenido la preparación física del asesino.

 

Se sabe que Lisbet Palme, al señalar a Christer Pettersson como culpable, a los tres años de ocurrido el hecho, se dejó influenciar por sus prejuicios. ”Es él. El que tiene aspecto de alcohólico. Todos saben como se ve un alcohólico”, dijo, apuntando a uno de los hombres detrás de la ventana, a Christer Pettersson, en el careo. Esta fue una de las razones de más peso para que el tribunal de apelaciones no considerara válido su testimonio.

 

La pregunta que queda es, si no fue Pettersson, ¿quien fue?  

 

En la actualidad se barajan tres posibles autores del crimen: Pettersson; agentes sudafricanos; la policía secreta sueca. Se han escrito libros y se han hecho innumerables reportajes al respecto, pero, hasta la fecha, no se ha logrado demostrar nada. El arma nunca ha sido encontrada, y sin esta, imposible encontrar al culpable.

 

Y ya han pasado más de tres décadas.

 

El 2010, se cumplía el tiempo de prescripción del delito, el caso corría el riesgo de ser cerrado, pero el Parlamento Sueco determinó que este crimen no se archivaría nunca, al igual que otros crímenes de lesa humanidad. Esto cambió las condiciones legales para evitar la impunidad de la que gozaban genocidas que se habían refugiado en Suecia. Un gran punto para la justicia y algo que, por ejemplo el partido racista Demócratas de Suecia parece haber olvidado, que afirman lo contrario.

 

 

Algo que lamentan quienes se han interiorizado en el tema, es que el asesinato de Olof Palme le restó importancia al político y a su legado. Se han publicado varios libros sobre el asesinato, los posibles culpables y las distintas teorías, pero poco se ha escrito - para todo lector - sobre el cambio experimentado en la Socialdemocracia, sin Palme.  

 

Habría sido interesante ver cuál habría sido la postura de Palme respecto a la administración de Donald Trump. Olof Palme no era una persona que se guardara sus opiniones, tenía una agudeza excepcional y no dudaba de ponerse al lado de los más débiles. Su lucha en contra del Apartheid resultó que Suecia se levantara mundialmente como una poderosa voz de defensa de los Derechos Humanos. Lo mismo frente a las dictaduras en Latinoamérica y en otras partes del mundo.

 

 

Palme ayudó a muchos chilenos y latinoamericanos, después del golpe de Estado en Chile, al ofrecer refugio a miles de exiliados.

 

 

La semana próxima, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en Santiago de Chile, se le rendirá un merecido homenaje, con la inauguración de la exposición ”Olof Palme o la solidaridad urgente”.

 

El miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, por lo tanto la fecha calza muy bien, Palme fue un reconocido feminista.

 

”El día en que los hombres se den cuenta de que ser feminista también les conviene a ellos, habremos avanzado mucho”, acostumbraba decir Olof Palme, respecto al tema.

 

 

 

Entrevista con David Frost, 1969 (en inglés) - haga clic  

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Media

About Author

Related items

  • “The Lady” de visita en Estocolmo 

    La líder birmana Aung San Suu Kyi realiza una visita oficial de dos días en la capital sueca. Este lunes dio una rueda de prensa junto al Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, luego de haber sido recibida en el Ministerio de Relaciones Exteriores por la canciller Margot Wallström.

     - Es un honor recibir en Estocolmo a la Asesora de Estado Aung San Suu Kyi. Este es un hito importante en las relaciones bilaterales de nuestros países. Myanmar ha conseguido importantes logros en pos de la democracia, después de serios conflictos a lo largo de su historia, dijo el premier sueco.

    Löfven expresó además que está consciente de que los cambios toman tiempo y manifestó que Suecia apoya a Myanmar (Birmania) en el progreso logrado hasta ahora.

    Suu Kyi, por su parte, reconoció que aún falta mucho para lograr la Paz duradera.  

    - Durante 70 años, desde nuestra independencia, en 1941, hemos tratado de resolver los conflictos internos. Sabemos que aún tenemos mucho que hacer, nunca pensamos que el camino a la paz y la democracia sería fácil.

     

      Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

     

    Esta es la primera visita que “The Lady”, como ha sido llamada la líder birmana Aung San Suu Kyi, hace a Estocolmo. El lunes por la tarde recibió oficialmente el Premio Olof Palme, que le fuera otorgado en el 2005, por su lucha pacífica frente a la opresión de la junta militar que la obligó a un arresto domiciliario de 15 años.

     

    En 1991, cuando fue condecorada con el Premio Nobel de la Paz, se le prohibió viajar a Noruega a recibirlo. En su representación acudió su hijo Alexander. A estos se suman numerosas condecoraciones internacionales.

     

    Aung San Suu Kyi es considerada un ícono de la lucha pacífica contra la opresión, inspirada en la política de “no violencia”, de Mahatma Ghandi. Y en su padre, Aung San, uno de los gestores de la independencia birmana, quien fuera asesinado en 1947 por sectores nacionalistas radicales.

     

    A pesar de que el partido liderado por Suu Kyi ganó las elecciones en Birmania, el 2015, el país se rige por la Constitución redactada por los militares, quienes asintieron en que ella ocupara el cargo de canciller y Asesora de Estado, pero no de presidenta.

     

    Sin embargo,  es considerada como la líder de facto de Birmania. Pero los militares se mantienen en alerta, de hecho controlan el Ministerio del Interior, de Defensa y el Control de Fronteras.

     

    Las expectativas que recaían sobre Aung San Suu Kyi  eran, tal vez,  demasiado grandes. Últimamente ha sido criticada por organismos y personalidades internacionales – entre estos 13 Premios Nobel – por no haber impedido lo que ha sido calificado como una “limpieza étnica” en contra de la minoría musulmana rohingya, en su país.  

     

    En una carta que suscribieron 13 Premios Nobel y otras personalidades, afirman que lo que sucede en Birmania es “una tragedia humana que puede calificarse de limpieza étnica y crímenes contra la humanidad”.

     

    El llamado es para evitar el genocidio de una minoría musulmana en el país que es mayoritariamente budista.  

     

    Por lo tanto, se esperaba que la prensa tocara el tema, en la rueda de prensa de la líder birmana y el primer ministro sueco, en el gabinete, este lunes después del mediodía.

     

     

    ¿Qué medidas en concreto ha tomado Ud. para detener la persecución del pueblo rohingya? Le preguntó el reportero de la televisión sueca, SVT.

    - Tenemos campamentos internos de refugiados en todo el país, no sólo en Rakhine. Hemos comenzado a desmontar una cantidad de campamentos y trabajamos en ello en forma sistemática. Tratamos de hacerlo lo más rápido posible, para que la gente retorne pronto a sus hogares, fue la respuesta de Suu Kyi.

     

    ¿También es el caso de los campamentos rohingya?

    - De todos los campamentos. En realidad, pienso que se han cerrado más campamentos en Rakhine, que en otros lugares del país.

     

     

    Las respuestas de la lideresa no han tranquilizado, hasta el momento, a la prensa internacional.

     

    Incluso desde el Centro Internacional Olof Palme vino una crítica:

    - Los conflictos étnicos son aún peores que en mucho tiempo y existe una desilusión sobre la actuación de Aung San Suu Kyi, dijo a la agencia noticiosa TT Anna Sundström, secretaria general del centro.

     

    Ella opina que un ícono y defensora de los DD.HH. debería haber hecho mucho más para detener los abusos en contra de los rohingyas.

     

    No obstante, y a pesar de esto, Sundström opina que es “fantástico” que Suu Kyi visite Suecia.

     

     

    El presidente del Parlamento Sueco, en cambio, mostró más comprensión por la situación de la líder birmana, quien se debe enfrentar tanto a los militares como a los nacionalistas radicales.

    - Hay que tomar en consideración que los militares ocupan aún los puestos claves, y pueden cambiar el desarrollo del país de un día para otro. Ella se encuentra en una situación muy difícil, declaró Urban Ahlin (Socialdemócrata) a TT.

     

     Ahlin cree que es injusto exigir más, considerando además que Suu Kyi solo ha ocupado su cargo durante un año.

    - Para mí, ella es todavía la esperanza de un desarrollo democrático, dijo el presidente del Parlamento, donde este martes la líder birmana hará una intervención.

     

     

     

    El gobierno sueco se ha planteado una estrategia de cinco años de ayuda económica a Birmania, que comenzará el 2018. Esta incluye un incremento de la ayuda al desarrollo, de 70-90 millones de coronas suecas al año, a 200-300 millones anuales.

     

    La meta es colaborar al desarrollo de la paz en Birmania, respecto a los numerosos conflictos étnicos – existen 238 minorías étnicas en el país – mejorar la salud de las mujeres y los niños y promover el desarrollo de una prensa libre.

     

     

     

     

     

     

    Aung San Suu Kyi junto a la Ministra de Relaciones Exteriores, Margot Wallström. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

     

  • Morgan Johansson: ”Los Demócratas de Suecia mienten”

    El Ministro de Justicia, Morgan Johansson, comentó hoy el artículo de opinión que Jimmie Åkesson y Mattias Karlsson publicaran ayer en el periódico norteamericano Wall Street Journal, en el que afirman que Donald Trump está acertado en sus opiniones sobre Suecia.

    Según los dirigentes del partido xenófobo, Suecia es un país asolado por la violencia, y los culpables son los inmigrantes. Afirman que lo dicho por Trump es más bien ”un eufemismo que una exageración” y que la política sueca de acogida a refugiados no funciona.

     En conversación con los medios, Morgan Johansson comentó la jugada de SD:

    - Han llegado a tanto, que ahora dañan deliberadamente a Suecia, mintiendo sobre nosotros internacionalmente. Por supuesto que es lamentable.

     

    Por: Magazín latino

     

    Luego de las recientes declaraciones de Donald Trump, sobre un ataque terrorista que nunca tuvo lugar y los siguientes ataques a Suecia en Twitter, el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson, junto a su brazo derecho, Mattias Karlsson, decidieron aprovechar la coyuntura publicando un artículo de debate en el connotado periódico estadounidense  Wall Street Journal.

     

    En este, defienden las declaraciones de Donald Trump, pintando una oscura imagen de una Suecia al borde del abismo. Según Åkesson y Karlsson, los judíos residentes en la ciudad de Malmö, al sur de Suecia, se han convertido en ”refugiados internos” en su país de origen, al verse en la obligación de mudarse a otras ciudades de Suecia, debido a la violencia en Malmö.

     

    Escriben también que las declaraciones de Trump – en su discurso de la semana pasada en Orlando – no son exageraciones, sino más bien ”eufemismos”, que muchas mujeres en Suecia no se sienten seguras y que los delitos sexuales han ido en aumento, puesto que ”los inmigrantes son más propensos a violar que los hombres suecos”.

     

    A pesar de que numerosos medios demostraron la falta de veracidad del discurso de Trump, los dirigentes SD (por sus siglas en sueco, Sverigedemokraterna) aseguran que esto sí es correcto. Que la criminalidad y la violencia armada han aumentado, como una consecuencia directa con la crisis migratoria y que el ”gobierno socialista” acoge a soldados del Daesh (Estado Islámico) ”con los brazos abiertos”.

     

    En contraposición, ”Nuestro partido, los Demócratas de Suecia, quiere poner la seguridad y el bienestar de los ciudadanos suecos en primer lugar”, escriben, recordando el eslogan del presidente Trump: ”America first”, que ha sido profusamente parodiado en todo el mundo.

     

    Según Åkesson y Karlsson, la culpa de todo lo malo que puede existir en Suecia la tienen los inmigrantes. Para ello nombran, por ejemplo,  un atentado terrorista yihadista no del viernes pasado - como creyó Trump -  sino de diciembre del 2010. Hecho que se saldó con la muerte del mismo terrorista y que ocurriera mucho antes de la crisis migratoria de los últimos años.

     

     

     

     

     

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

     

  • Policías entrevistados por Horowitz: ”Editó nuestras respuestas”

    A las once de la noche del domingo, el Presidente de los Estados Unidos contestó, en Twitter, la pregunta del ministerio de exteriores sueco acerca de sus declaraciones recientes sobre Suecia.

    Trump escribe en un tuit que su argumento se basó en el programa de la cadena Fox ”Tucker Carlson tonight”. En este, el conductor entrevista al documentalista Ami Horowitz acerca de su reportaje alarmista sobre Suecia.

     Sin embargo, el reportaje de Horowitz -  que Trump dio por verídico - está plagado de errores y afirmaciones xenófobas.  Este lunes, dos policías que aparecen en la filmación escriben a Dagens Nyheter, explicando que fueron entrevistados bajo premisas falsas. ”Nosotros no apoyamos esto en lo absoluto. Fue un chock cuando lo vimos”, dijo a DN el comisario Anders Göranzon.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    Cuando al fin se supo a qué había hecho referencia Donald Trump en su discurso del sábado pasado en Orlando, la controversia cesó.

     

    Este lunes los dos policías que fueron entrevistados por el documentalista Ami Horowitz y que aparecen en su film ”Stockholm syndrome” contactaron al matutino Dagens Nyheter, para aclarar que se sienten engañados por Horowitz.

    - Las preguntas que nos hizo se referían a la criminalidad en ciertos barrios, no a la inmigración. Pero el periodista lo arregló a su gusto y mostró las respuestas fuera de contexto, explicó Anders Göranzon a DN.

     

     

    También el vespertino Aftonbladet conversó con Anders Göranzon, quien contó que él y su colega Jacob Ekström habían sido contactados por Ami Horowitz con motivo de contestar preguntas sobre la criminalidad de las pandillas en zonas vulnerables.

     

    Los policías confiaron en Horowitz, puesto que él había hecho reportajes en distintas partes del mundo. ”Pensamos que era periodista, por lo tanto no debería haber nada raro en ello”, dijo Göranzon a Aftonbladet.

     

    Pero cual no sería su sorpresa al ver el programa ”Tucker Carlson tonight”, que mostró el reportaje de Horowitz, donde los comisarios parecen afirmar que la criminalidad y los conflictos sociales en Suecia son producto de la acogida de refugiados.

    - Él ha hecho una pregunta completamente distinta y luego ha editado de modo que parezca que estamos respondiendo a preguntas que nunca nos hizo, dice Anders Göranzon.

     

    Y critica con contundencia el método de trabajo y la ética profesional de Ami Horowitz:

     

    - No sé si reír o llorar. Esto es, por supuesto, un periodismo totalmente deshonesto. Vivimos en democracia, por lo tanto no se puede andar todo el tiempo sospechando de la gente. Pero esto es más que despreciable, es una locura. Y es una locura aún más grande el hecho de que el presidente de los Estados Unidos haga referencia al reportaje.

     

    No obstante, y debido a que el film no fue publicado en Suecia, los dos policías no se han contactado con Horowitz para hacerle partícipe de sus críticas.

    - Si hubiera sido un reportaje más largo y se hubiera publicado en Suecia tal vez habríamos tomado contacto con él. Pero vamos a examinarlo nuevamente y veremos si seguimos con esto, de algún modo. Pero cualquier persona se puede dar cuenta de que esto ha sido cortado y pegado, dijo Anders Göranzon a Aftonbladet.

     

    Y enfatiza, tanto en Dagens Nyheter, como en Aftonbladet, que en el futuro lo pensará dos veces antes de dar entrevistas a periodistas.

    - Cuando se hace periodismo de esta manera, los resultados son totalmente erróneos.

     

    Dagens Nyheter se ha tratado de comunicar con Ami Horowitz, sin éxito.

     

     

    Por su parte la Ministra de Exteriores, Margot Wallström, comentó el incidente afirmando que ”Desgraciadamente, estamos viendo una tendencia general de que la aparición de datos falsos ha ido en aumento”.

     

    La Embajada de Suecia en USA, en tanto, y ante la respuesta de Trump en Twitter, contestó también en su cuenta de Twitter:

     

    ”We look forward to informing the US administration about Swedish immigration and integration policies”. ”Deseamos informar a la administración de Estados Unidos sobre la política sueca de inmigración e integración).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español