Miércoles, 02 Diciembre 2020 | Login
Se cumplen 31 años del asesinato de Olof Palme El Primer Ministro sueco, Stefan Löfven, frente a la tuma de Olof Palme. Foto: Facebook.

Se cumplen 31 años del asesinato de Olof Palme

Actualizado: 4 de marzo de 2017

Este martes 28 de febrero se cumplen 31 años del magnicidio del líder socialdemócrata, Olof Palme. Como todos los años, hoy su partido le rindió un homenaje en su tumba, en el cementerio de la Iglesia de Adolf Fredrik, a pocos metros del lugar donde fuera asesinado. El alevoso crimen sigue impune, y el trauma en la sociedad sueca sigue vigente.  

 ”Cuando las velas se hayan apagado, vamos a llevar la llama dentro de nosotros para seguir luchando por la paz, la igualdad y la democracia, en el espíritu de Olof Palme”, reza el mensaje de la Socialdemocracia en su grupo en Facebook.

 A más de tres décadas de su muerte, el mundo necesita más que nunca de sus ideales y de políticos como él: valientes y consecuentes.

 



Por: Marisol Aliaga

 

El 28 de febrero es una fecha fatídica en la memoria colectiva sueca. Nadie, que haya vivido esa mañana del 1 de marzo de 1986, ha podido olvidar donde y cuando se enteró de la noticia de que el primer ministro había sido asesinado. En pleno centro de la capital.

 

A todos nos pilló de sorpresa. Muchos pensamos – equivocándonos en la fecha – que era una broma de mal gusto del 1 de abril. Pero la realidad era otra. Era que los enemigos de Palme habían al final conseguido lo que hace tiempo estaban deseando: que dejara de existir. Palme se había convertido en un estorbo, y tenía bastantes detractores. Detractores con poder y con dinero.

 

Ahora, a 31 años del magnicidio, Suecia es un país completamente diferente al de tiempos de Olof Palme, a quien se sigue recordando con nostalgia y pesar. La gran mayoría de los suecos desearían que el crimen se aclarara, para poder poner punto final a este trauma nacional. Sin embargo, pocos creen en que esto se cumpla.

 

Y con cada año que pasa, se pierde aún más la esperanza. El tiempo va borrando recuerdos y detalles importantes, y cada vez son menos quienes tienen algo que aportar para ayudar a que se resuelva el caso.

 

También están quienes consideran que el crimen ya fue aclarado. Un hombre fue considerado culpable: Christer Pettersson, un personaje que rápidamente figuró entre los sospechosos, y a quien Lisbet Palme señalara como el hombre que le disparó a su marido, a la salida de una función de cine, cuando paseaban rumbo a casa. La primera bala que percutara el asesino esa noche del 28 de febrero de 1986 le dio en la espalda a Olof Palme, quien se desplomó de inmediato y falleció a las horas después. La segunda bala rozó el hombro de Lisbet, quien tuvo un ”ángel de la guarda” y se libró, por muy poco, de correr la misma suerte que su marido.

 

Pero, el tribunal de apelaciones desestimó el fallo anterior, y determinó la inocencia de Petterson. Seguidamente, el Tribunal Supremo se negó a tomar el caso, por lo que el fallo se mantuvo y Pettersson salió de la cárcel como un hombre libre. A pesar de que a varios de sus amigos les había confesado – en secreto – que él había cometido el magnicidio. Detalle que en realidad no aporta mucho, Pettersson no era de las personas que se ajustaban a la verdad.

 

El primer ministro, Stefan Löfven, es uno de quienes dan por cerrado el caso. Al cumplirse las tres décadas del asesinato de Palme, el año pasado, declaró:

 

- Hay una persona que fue condenada y después absuelta. Lisbet Palme asegura que fue Christer Pettersson, por tanto yo creo en esto.

 

 

La declaración pasó casi inadvertida, a pesar de lo controversial de su postulado: el primer ministro sueco desestima un fallo de la corte de apelaciones. Esto quiere decir que no cree en el juicio. No cree que se hizo justicia. Cree que Pettersson fue quien acabó con la vida del principal líder de la Socialdemocracia, su propio partido que nunca se recuperó de la ausencia de Palme. Existe un antes y un después de Olof Palme, en la Socialdemocracia.

 

No deja de ser extraña la declaración de Löfven. Uno querría escuchar (ya que él considera que no se hizo justicia): ”vamos a hacer todo lo posible para que este crimen se resuelva, pase el tiempo que pase”. Pero no. Stefan Löfven considera que el caso ya está resuelto. Aunque el sospechoso haya sido absuelto.

 

Porque las dudas no se han resuelto. Según fuentes, el hombre que le disparó a la pareja Palme era fornido y atlético. Y fue certero, una sola bala le bastó para terminar con la vida de Palme, y por poco también acaba con la de Lisbet. El fanfarrón de Pettersson poco o nada tenía que ver con estas características. Dedicado al alcohol, las drogas y crímenes de poca monta, se hace difícil creer que hubiera actuado con la pericia del perpetrador y que haya tenido la preparación física del asesino.

 

Se sabe que Lisbet Palme, al señalar a Christer Pettersson como culpable, a los tres años de ocurrido el hecho, se dejó influenciar por sus prejuicios. ”Es él. El que tiene aspecto de alcohólico. Todos saben como se ve un alcohólico”, dijo, apuntando a uno de los hombres detrás de la ventana, a Christer Pettersson, en el careo. Esta fue una de las razones de más peso para que el tribunal de apelaciones no considerara válido su testimonio.

 

La pregunta que queda es, si no fue Pettersson, ¿quien fue?  

 

En la actualidad se barajan tres posibles autores del crimen: Pettersson; agentes sudafricanos; la policía secreta sueca. Se han escrito libros y se han hecho innumerables reportajes al respecto, pero, hasta la fecha, no se ha logrado demostrar nada. El arma nunca ha sido encontrada, y sin esta, imposible encontrar al culpable.

 

Y ya han pasado más de tres décadas.

 

El 2010, se cumplía el tiempo de prescripción del delito, el caso corría el riesgo de ser cerrado, pero el Parlamento Sueco determinó que este crimen no se archivaría nunca, al igual que otros crímenes de lesa humanidad. Esto cambió las condiciones legales para evitar la impunidad de la que gozaban genocidas que se habían refugiado en Suecia. Un gran punto para la justicia y algo que, por ejemplo el partido racista Demócratas de Suecia parece haber olvidado, que afirman lo contrario.

 

 

Algo que lamentan quienes se han interiorizado en el tema, es que el asesinato de Olof Palme le restó importancia al político y a su legado. Se han publicado varios libros sobre el asesinato, los posibles culpables y las distintas teorías, pero poco se ha escrito - para todo lector - sobre el cambio experimentado en la Socialdemocracia, sin Palme.  

 

Habría sido interesante ver cuál habría sido la postura de Palme respecto a la administración de Donald Trump. Olof Palme no era una persona que se guardara sus opiniones, tenía una agudeza excepcional y no dudaba de ponerse al lado de los más débiles. Su lucha en contra del Apartheid resultó que Suecia se levantara mundialmente como una poderosa voz de defensa de los Derechos Humanos. Lo mismo frente a las dictaduras en Latinoamérica y en otras partes del mundo.

 

 

Palme ayudó a muchos chilenos y latinoamericanos, después del golpe de Estado en Chile, al ofrecer refugio a miles de exiliados.

 

 

La semana próxima, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en Santiago de Chile, se le rendirá un merecido homenaje, con la inauguración de la exposición ”Olof Palme o la solidaridad urgente”.

 

El miércoles 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, por lo tanto la fecha calza muy bien, Palme fue un reconocido feminista.

 

”El día en que los hombres se den cuenta de que ser feminista también les conviene a ellos, habremos avanzado mucho”, acostumbraba decir Olof Palme, respecto al tema.

 

 

 

Entrevista con David Frost, 1969 (en inglés) - haga clic  

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Media

About Author

Related items

  • Joe Biden derrota a Donald Trump y Kamala Harris será la primera vicepresidenta de los Estados Unidos

    “Yo podré ser la primera mujer en este cargo, pero no seré la ultima”, dijo la senadora demócrata, el sábado, cuando por fin se sabían los resultados de los reñidos comicios. A continuación, Joe Biden se dirigió a sus seguidores en su ciudad natal, Delaware.

    El presidente electo llamó a los estadounidenses a la unión: “Prometo ser un presidente que no busca dividir, sino unificar. Es hora de dejar atrás la ira y la retórica dura y unirnos como nación”, expresó, sin nombrar a Trump. El republicano aún no reconoce su derrota y amenaza con ir a las cortes.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Luego de un conteo maratónico de votos, el sábado por la mañana la vicepresidenta electa, Kamala Harris, llamó a su compañero de fórmula para comunicarle:

     

    - ¡Lo logramos, Joe, serás el próximo presidente de los EE. UU.!

     

    Había pasado el umbral mágico de los 270 votos electorales exigidos para ser el vencedor de los comicios. Ahora estos suman 279, en tanto que Donald Trump obtiene 214, lo cual no impide que el republicano reconozca, hasta el día de hoy, su derrota y siga sosteniendo que el conteo estuvo amañado y que le robaron el triunfo.

     

    Vale la pena recordar que en cuanto Trump pierda su calidad de presidente, le esperan varios procesos judiciales, al perder su impunidad.

     

    Joe Biden, en tanto, dio a conocer un comunicado en el cual expresaba:

     

    “Estoy honrado y humildemente agradecido por la confianza que el pueblo estadounidense depositó en mí y en la vicepresidenta electa Harris. En medio de obstáculos sin precedentes, un número récord de estadounidenses votaron, probando una vez más que la democracia late en lo profundo del corazón de Estados Unidos. Ahora que la campaña terminó, es hora de dejar atrás la ira y la retórica dura y unirnos como nación. Es hora de que Estados Unidos se una y se cure ".

     

    Y pasadas las ocho de la noche pronunció un discurso en Wilmington, Delaware, su ciudad natal.

     

    - Amigos, la gente de esta nación ha hablado. Nos han entregado una victoria convincente. Una victoria clara”, dijo en un emotivo discurso en el que hizo énfasis en la unión.

    - Prometo ser un presidente que no busca dividir sino unificar. Esta noche, el mundo entero está mirando a Estados Unidos. Seremos líderes no por el ejemplo de nuestro poder sino por el poder de nuestro ejemplo”.

    En un tono muy conciliador, también envió un mensaje para los votantes de Trump:

    - Y para aquellos que votaron por el presidente, entiendo su decepción esta noche. Yo mismo he perdido un par de elecciones. Pero ahora, démonos una oportunidad. Para progresar, debemos dejar de tratar a nuestros oponentes como enemigos. No somos enemigos. Somos estadounidenses. Este es el momento de la sanación en Estados Unidos.

     

    En tanto, el presidente Trump seguía tuiteando y asegurando que había un “fraude masivo” y que le habían “robado la elección”.

     

    De esta forma se viene desarrollando una situación muy particular, con un Trump que se niega a reconocer su derrota y dificulta el desarrollo de un gobierno de transición. Algo de lo que no hay precedentes. Incluso muchos países han felicitado a Biden (entre estos Suecia) como también senadores republicanos y el expresidente Bush.

     

    El presidente de México AMLO, no obstante, no se ha manifestado al respecto, ganándose críticas por ello.  “El respeto al derecho ajeno es la paz”, dijo López Obrador, sosteniendo que “no quería intervenir en asuntos internos del país vecino”.

     


    La noche del sábado, y a pesar de que aún no es oficial el triunfo, Joe Biden y Kamala Harris celebraron la victoria. Foto: Telemundo.com.

     

  • Isabella Lövin abandona la política

    El miércoles pasado la vocera del Partido Verde, Isabella Lövin, dio a conocer que abandona la política. Tan pronto como su partido encuentre una reemplazante, dimitirá también de su cargo como ministra del Clima y Medioambiente.

    - Yo veo que esto es lo mejor para el partido, dijo Lövin, en tanto que el primer ministro Stefan Löfven expresó que obviamente respeta la decisión de Lövin, aunque es “lamentable e inesperada”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La noticia fue dada a conocer primero por el matutino Dagens Nyheter, el pasado miércoles y no tardó en tener eco en todos los medios nacionales. Isabella Lövin no es solo ministra del Clima y Medioambiente, es además Viceprimera ministra. A pesar de esto, en cuanto su partido logre encontrar a alguien que la suceda en los cargos, abandonará la política por completo.

     

    Un paso que, si bien sorprendió a Stefan Löfven, no así a los politólogos nacionales, quienes ya desde hace un tiempo atrás habían detectado un cansancio en la vocera femenina del Partido Verde.

     

    “Los electores se merecen alguien mejor que Lövin” escribió la redactora política de Aftonbladet, Lena Mellin, recalcando el poco entusiasmo que la vocera verde ha demostrado, en sus apariciones en público, desde hace un par de años atrás.

     

    Vale recordar que el discurso que diera en Almedalen parecía más una clase magistral que un discurso político. Isabella Lövin no logró conectar muy bien con los electores y atraer más votos, tan necesarios sobre todo este ultimo tiempo, puesto que el partido se ha situado en las encuestas de intención de votación incluso a veces por debajo del cuatro por ciento necesario para mantenerse en el Parlamento.

     

    Isabella Lövin se unió al Partido Verde hace unos diez años atrás, luego de una prestigiosa trayectoria dentro del Periodismo.

     

    En 2007 obtuvo el Premio al Periodismo y a la Investigación Periodística por su libro “Tyst hav” (Mar silencioso), que trata sobre los desequilibrios ecológicos en el Mar Báltico.

     

    Si bien ha aducido el abandono de la política a “razones personales”, se sabe que las relaciones entre el Partido Verde, socio de gobierno de la Socialdemocracia, han estado bastante tensas debido a las posiciones tan distintas de ambas agrupaciones frente a – sobre todo – el tema de la inmigración. Y en caso de que la sucesora de Lövin tuviera una actitud más confrontadora frente a las exigencias de la Socialdemocracia, la gobernabilidad podría correr peligro.

     

    - Yo creo que Stefan Löfven está bastante nervioso respecto a qué va a pasar con esto, dijo Mats Knutson, el comentarista político de SVT, la televisión estatal.

     

    Lövin, por su parte, niega que su renuncia se deba a problemas internos o al tema de la política de inmigración.

     

    - No se debe a ello, pero he estado pensando durante mucho tiempo que necesito tomar esta decisión cuando estamos a mitad de este mandato. El Partido Verde no tiene un congreso regular hasta septiembre del próximo año, y creo que está demasiado cerca de las próximas elecciones como para que un nuevo portavoz tenga tiempo de asumir el papel y liderar al partido hacia unas elecciones exitosas, asegura la ministra en entrevista con Dagens Nyheter.

     

     El Partido Verde se caracteriza por tener dos líderes, un hombre y una mujer. Lövin no quiere dar nombres sobre quien la podría suceder en su cargo, sin embargo, asegura que hay muchas representantes femeninas que junto a Per Bolund (quien fuera elegido el año pasado) pueden conducir el partido con éxito.

     

     

    ¿Y el sueldo de la ministra?

     

    Cuando un secretario de Estado presenta su renuncia, tiene derecho a solicitar el mismo sueldo que tenía en funciones durante el periodo de un año.

     

    El más reciente aumento de sueldo del gabinete de Stefan Löfven fue el 1 de julio de 2019. El sueldo del primer ministro aumentó en 4.000 coronas al mes y el de sus ministros en 3.000 coronas. De esta manera, Löfven recibe 176.000 coronas al mes y sus secretarios 139.000 coronas mensuales.

     

    Por lo tanto, Isabella Lövin, tiene derecho a recibir 139.000 coronas al mes durante un año. Si lo solicita.

     

     
    Isabella Lövin es la periodista y escritora que pasó a ser política. Foto: Sitio web del Partido Verde. 

     

    Más datos:

    Isabella Lövin tiene 57 años

    Nació el 3 de febrero de 1963 en Helsingborg.

    Antes de ingresar a la política, trabajó como periodista y recibió, entre otras cosas, el Gran Premio al Periodista en 2007.

    En 2009 - 2014, fue parlamentaria en la UE por el Partido Verde.

    En 2014, fue nombrada Ministra de Ayuda al Desarrollo en el gobierno de Stefan Löfven, cargo que ocupó hasta 2016 cuando pasó a ser Ministra de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Clima, y Viceprimera Ministra.

    En 2016, asumió el cargo de portavoz del Partido Verde después de Åsa Romson

    Desde 2019 es Ministra de Medio Ambiente y Clima y sigue siendo Viceprimera Ministra.

    Fuente: TT

     

  • Decepción en Suecia – Fiscal señala a Stig Engström principal sospechoso en el asesinato de Olof Palme y da por cerrado el caso

    Publicado: 10-06-2020. Actualizado: 11-06-2020

    Las expectativas ante la histórica conferencia de prensa de la Fiscalía sueca este martes por la mañana eran inmensas. El fiscal Krister Petersson había prometido presentar una nueva pesquisa y se rumoreaba que había aparecido el arma que apagó la vida del premier sueco, hace 34 años atrás.

    Sin presentar pruebas, Petersson apuntó a Stig Engström como principal sospechoso. “Como la persona está muerta, no puedo enjuiciarla”, sentenció, y puso punto final a la investigación más larga de la historia en Suecia.

     

     Por Marisol Aliaga

     

    Un verdadero anticlímax se vivió este martes en Suecia.

     

    A las 9:30 de la mañana, millones de suecos ansiosos de saber – por fin – quien asesinó a Olof Palme se sentaron frente al televisor para ver la conferencia de prensa de la Fiscalía general. En tiempos de corona, la conferencia de prensa fue transmitida online, y todos quienes quisieron pudieron seguirla.

     

    Pero la desilusión fue grande. Porque el fiscal no presentó ni el arma, ni el motivo, ni las pruebas forenses que demostraran la culpabilidad del hombre, ya fallecido, que señaló como principal sospechoso.  

     

    Se trata del publicista Stig Engström, de 52 años, apodado el “hombre de Skandia”, que durante todos estos años ha figurado como uno de los posibles sospechosos - alternativa, testigo -  pero a quien los investigadores descartaron desde un primer momento, por la falta de coherencia en sus declaraciones.

     

    Sin embargo, el fiscal que ha llevado la cabo la investigación sobre el magnicidio de Palme desde 2017, Krister Petersson, lamentó que el primer jefe de investigación, Hans Holmér, hubiera hecho desaparecer a Stig Engström de las pesquisas, en un principio.

     

    - En un memorando de febrero de 1987 se calificó a Engström "ad acta" a la investigación, y lo dejaron fuera, dijo Petersson.

     

    Pero los detectives que han seguido la investigación estos últimos años decidieron volver a la pista del “hombre de Skandia”, y este martes lo presentaron como principal sospechoso, a 34 años del magnicidio.

     

    - No podemos hacerle el quite a un presunto autor, y esta persona es Stig Engström, denominado por la prensa como el “hombre de Skandia”, dijo el fiscal, y agregó: pero debido a que esta persona está muerta, no podemos presentar cargos contra él.

     

    En una rueda de prensa de más de una hora, el fiscal, Krister Petersson, y el jefe a cargo de la indagación, Hans Melander, dieron a conocer los detalles que habían llevado a tal conclusión. Poco después las redes estallaban en críticas.

     

    Porque la fiscalía no presentó nada nuevo, a pesar de la enorme expectación. El fiscal y el jefe de policía se limitaron a constatar que había transcurrido demasiado tiempo y que era lamentable que se hubieran cometido tantos fallos en un primer momento.

     

    Dos balas fueron encontradas en el lugar de los hechos, sin embargo, estas no han aportado nada a la investigacion. No se ha logrado vincular a ningún arma a las balas, ni tampoco a ninguna arma de fuego con algún sospechoso.

     

    El arma que mató a Olof Palme aún se encuentra desaparecida.  

     

    Y la decisión del fiscal, de archivar la investigación despierta aún más dudas, en lugar de acallarlas.

     

    Porque las tres razones a las cuales el fiscal apuntó, que indicarían que Engström es el presunto autor del magnicidio son vagas: problemas con el alcohol, algo no bastante común para la mayoría de los países europeos. Odiaba a Palme, la mitad de la población sueca odiaba a Palme. Problemas económicos, nada inusual ni entonces, ni ahora.

     


    Una foto de archivo de la policía. Stig Engström. 

     

    ¿Quien era el “hombre de Skandia”?

     

    Este es un singular personaje que desde el principio circuló en torno al asesinato. Según él, había escuchado los disparos, al salir de su lugar de trabajo, Skandia, en la calle Sveavägen, donde fue abatido Olof Palme. Lo extraño de su caso es que ningún testigo lo recuerda en el lugar del crimen. Sin embargo, dos personas recordaron haber visto a una persona con la apariencia física de Engström. Yvonne N vio a un hombre vestido como él en la calle David Bagare, a la que se llega al subir las escaleras ubicadas al final de la calle Tunnelgatan. La testigo se fijó más que nada en la cartera que pendía de su mano y que venía jadeando, luego de haber subido corriendo las empinadas escaleras. Otro testigo, Lars J, al parecer vio a la misma persona, pero abajo, en la calle Tunnelgatan. 

     

    Pero en el lugar del crimen pasó inadvertido a todos. Nadie recuerda haberlo visto allí. 

     

    A lo largo de todos estos años se ha dado por sentado de que el asesino de Palme huyó subiendo las escaleras al final de Tunnelgatan, sin embargo, el escritor y periodista Lars Borgnäs, afirma en un libro publicado este año que es muy probable que quien subió las escaleras fue Engström, en tanto que el asesino huyó hacia el norte, por una calle paralela a Sveavägen, Luntmakargatan. 

     

    Vale decir, en tanto que la atención de los testigos estaba centrada en Engström, quien corría velozmente alejándose del lugar del crimen, el asesino desaparecía tranquilamente del lugar. Pero esta suposición no ha sido examinada por la fiscalía.

     

    Durante la rueda de prensa del martes, Lars Borgnäs le preguntó al fiscal Petersson qué explicación daba a que Engström no concuerda para nada con la descripción que Lisbeth Palme hizo del hombre que ella vio dispararle a su marido. La viuda de Palme y testigos oculares describen a un hombre atlético, de unos 40 años. El fiscal no respondió. Vale la pena recordar que Christer Pettersson fue condenado por el asesinato, en 1989, pero después absuelto el mismo año.

     

    Engström se desempeñaba como publicista en la empresa Skandia, ubicada en Sveavägen. El 28 de febrero de 1986, marcó la tarjeta de salida a las 23:19 horas. Había trabajado hasta tarde puesto que se iría de vacaciones de esquí la semana siguiente, junto a su esposa. Le urgía tomar el ultimo metro a su casa, y se dirigía a la estación más cercana cuando de pronto, según declaró más tarde, escuchó dos disparos.

     

    Según él, casi choca con el cuerpo de un hombre que yacía en la vereda. Ve a un hombre que huye, y también se aleja del lugar corriendo raudamente, subiendo las escaleras al final de la calle.

     

    En otras declaraciones ha dicho que trató de calmar a la viuda de Palme, intercambiando con ella unas palabras.

     

    El hecho - y lo extraño - es que, según sus aseveraciones, después de haberse dado a la fuga del lugar, volvió a su trabajo y al lugar del crimen.

     

    Stig Engström marcó su tarjeta de salida a las 23:19 horas. El crimen se cometió a las 23:21:30 horas. Vale decir, dos minutos después.

     

    O bien estaba coordinado con otras personas, que sabían que la pareja Palme se iba a encontrar afuera de su trabajo a esa hora exacta, ¿o fue un capricho del destino que lo llevó a estar en el lugar y en momento preciso, para cometer el magnicidio con solo un par de minutos de antelación? 

     

    Stig Engström tenía simpatías con el partido conservador, había practicado el tiro libre y tenía un amigo que le habría podido prestar un arna de fuego. ¿Sin embargo, son estas pruebas suficientes en su contra?

     

    Porque lo más curioso de este presunto asesino es que hizo lo imposible para que los agentes lo interrogaran, algo que no le resultó muy bien, ya que cambiaba sus versiones de los hechos. Cuando los medios tampoco le prestaron mucha atención, realizó su propio reportaje sobre los hechos, y el canal de televisión estatal, SVT, transmitió el video, en el programa Rapport de abril de 1986. En este ilustra, con lujo de detalles, su carrera desde el cruce Sveavägen- Tunnelgatan, hacia la explanada de Brunkebergssåsen.

     

     

    El periodista que lo entrevistó recordó en el noticiario del martes a Stig Engström.  Rapport, de abril de 1986 (en el minuto 14:00 del enlace)

     

    - Sobreactuó bastante, pero entonces me pareció sincero, dijo.

     

    Stig Engström, después de 34 años de lo sucedido, es declarado único sospechoso del magnicidio de Olof Palme.

     

    Sin embargo, la decisión del fiscal, de culpar del asesinato a un hombre fallecido despertó críticas. El abogado Johan Eriksson afirmó que los familiares de Engström podrían querellarse por calumnia a un difunto.

     

    El criminólogo Leif G W Persson (que nunca falla) concordó con Eriksson y expresó que la presentación del fiscal no era “ninguna solución al asesinato de Palme”, y que fue “una decepción muy grande”.

     

    En un libro publicado en 2018, el periodista y escritor Thomas Petterson presentó prácticamente la misma teoría sobre el presunto autor del asesinato de Palme, en su libro “Den osannolika mördaren” (El impensable asesino). Los puntos de convergencia saltan a la vista, si embargo, el fiscal Krister Petersson se desligó de ello, al ser preguntado sobre el asunto.  

     

    - Si uno se dedica a investigar el lugar del crimen, como lo hizo el fiscal, uno va a parar allí. Y ellos lo califican como suficiente para señalar a un presunto sospechoso, dijo en entrevista con Aktuellt este martes el autor del libro. 

     

    Sin embargo, otros no concuerdan con esta versión de los hechos, que, por lo demás, en entrevista con Svenska Dagbladet, Hans Melander calificó como “teorías”, a diferencia del fiscal.

     

    Tres conocedores del tema se pronunciaron en el noticiero de Aktuellt, la tarde del martes:

     

    - Las especulaciones van a seguir, ahora más que antes. Hoy se presentaron más preguntas que respuestas. Yo quedé perpleja, puesto que han creado expectativas durante medio año por algo tan estúpido, poco interesante y falto de sentido, dijo la escritora sueca e fama internacional, Lena Andersson.

     

    El autor del libro “Olof Palmes sista steg” (Los últimos pasos de Olof Palme) concordó en la crítica.

     

    - Esta es una pregunta muy importante no solo para Suecia, sino también para nuestra democracia. Que podamos poner punto final de manera digna a este asesinato. Y eso no lo tuvimos hoy. ¿Por qué nos quieren dirigir hacia esto, que no es nada? Hay cosas que no se han investigado, yo mismo he señalado a la policía sueca, dijo el periodista y escritor Lars Borgnäs.

     

    Jan Stocklassa, autor del libro “Stieg Larsson. El legado”, está convencido que el asesinato tiene vínculos con Sudáfrica:

     

    - No han llegado a ninguna parte. El asesinato de Palme es demasiado grande para Suecia y demasiado grande para la policía sueca, dijo al noticiero Aktuellt.

     


    El jefe de investigación, Hans Melander y el fiscal Krister Petersson, durante la rueda de prensa digital del martes por la mañana. Foto. SVT.se. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español