Jueves, 22 Febrero 2018 | Login
Teodora sufrió  un parto prematuro y fue condenada a 30 años de cárcel Teodora Vázquez y Marco Venegas, durante la visita del diputado al centro de reclusión para mujeres Ilopango, en San Salvador. Foto: Celina Escher.

Teodora sufrió un parto prematuro y fue condenada a 30 años de cárcel

Teodora Vázquez lleva diez años recluida en una cárcel de alta seguridad en San Salvador.

¿Su crimen? Sufrió un parto prematuro y fue condenada por homicidio.

El diputado Marco Venegas, del Partido Ambientalista sueco, viajó recientemente a El Salvador y se reunió con Teodora y otras mujeres que, al igual que ella, han sido condenadas a largos años de prisión por supuestos intentos de aborto. 

- Esta es una violación a los derechos humanos y afecta solo a las mujeres de menos recursos en El Salvador, subraya el diputado medioambientalista.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Imagínese que está embarazada. Que, a los ochos meses de gestación, sufre un parto prematuro y da a luz a un niño muerto. Imagínese que, en lugar de recibir atención médica, la trasladan a la comisaría más cercana y más tarde la condenan a 30 años de cárcel. Por homicidio.

Esta es la pesadilla que vive Teodora Vázquez, quien lleva recluida 10 años en Ilopango, una cárcel de mujeres, en San Salvador, capital salvadoreña.

Le quedan por cumplir 20 años más, lo que significa que quedaría en libertad a los 54, que pasará los mejores años de su vida tras las rejas. En casa la esperan sus padres, ya mayores, y su hijo, que pronto será adolescente, y a quien solo le permiten ver una vez al año.

El Salvador es uno de los países con las leyes más retrógradas del mundo respecto al aborto, que está totalmente prohibido, incluso después de una violación, o de haber sido víctima de incesto. Ni siquiera cuando la madre corre riesgo de morir al dar a luz, se permite interrumpir el embarazo.

Las mujeres que sufren una pérdida o un parto prematuro, y pierden sus bebés, arriesgan hasta 40 años de prisión. La razón es que no son procesadas por aborto - que tiene como pena 8 años - sino que son acusadas por homicidio agravado de sus bebés. Como si esto fuera poco, el diputado Ricardo Velázquez Parker, del partido nacionalista de derecha, ARENA, propone incrementar las penas por aborto a 50 años de prisión.

Si esto no es misoginia pura, vale la pena preguntarse qué motivos tiene este diputado para una proposición propia de tiempos medievales.   

 

Teodora estaba embarazada de ocho meses y, a pesar de lo avanzado de su estado, continuaba cumpliendo con su jornada laboral, como tantas otras mujeres de escasos recursos. En el trabajo sufrió un parto prematuro, que, según el médico que la examinó más tarde, se produjo por malnutrición.

El diputado Marco Venegas, del Partido Ambientalista sueco, se enteró de su caso y, en un viaje reciente a El Salvador se reunió con ella y con otras mujeres que están en su misma situación. También dialogó con organizaciones de mujeres que luchan por sus derechos en contra de las estructuras machistas que hacen de El Salvador un país poco igualitario que además viola tratados internacionales.

El partido oficialista en El Salvador es el FMLN, un partido de izquierda. Sin embargo, la Asamblea Legislativa está dominada por la derecha, por lo tanto, no es fácil originar cambios.

 

Lorena Peña, por ejemplo, ex presidenta de la Cámara de Diputados, y diputada del FMLN, ha intentado promover en La Asamblea Legislativa un cambio de ley para despenalizar el aborto en cuatro causales:
1. Para salvar la vida y preservar la salud de la mujer embarazada. 2. Cuando el embarazo es producto de una violación o trata de personas. 3. Cuando existe malformación del feto, que haga imposible que viva al nacer. 4. En casos de violación a menores con consentimiento de los padres o tutores y de acuerdo con la Ley LEPINA.

 

Al regreso de su viaje, Marco Venegas nos explica que la situación es complicada. Se requiere quorum para llevar a cabo los cambios de ley, y la pregunta es si se logrará conseguir. Se han presentado tres proposiciones de cambios a la ley, sin embargo, las próximas elecciones parlamentarias y de alcaldías, en marzo, atrasan este proceso.

- La mayoría de quienes integran la comisión parlamentaria que investiga el tema del aborto opinan que la ley es horrible, pero nadie en El Salvador quiere hacer nada en la Asamblea Legislativa antes de las elecciones, dice el diputado.

Gracias al material audiovisual recopilado por la documentalista Celina Escher, vimos fotos y vídeos de su visita al centro de reclusión para mujeres, Ilopango, donde Teodora está cumpliendo su condena. En las imágenes se puede apreciar el riguroso control de seguridad al que tienen que someterse todos quienes ingresan al recinto penitenciario.  

Poco antes de que Venegas viajara al país, se había llevado a cabo un proceso de revisión de sentencia, y Teodora había tenido que declarar una vez más ante el tribunal. En diciembre de 2017, el juzgado se mantuvo firme en la sentencia condenatoria.

Las imágenes de esta audiencia, donde se ve a Teodora entrando a la sala escoltada por dos fornidos guardias de seguridad, con sus manos esposadas como una peligrosa homicida, son impactantes.

Sin embargo, la joven madre no se rinde. Y en los alrededores del tribunal, muchas mujeres la acompañan con cánticos y consignas de apoyo: “¡Teodora, no estás sola!”, gritan, para infundirle ánimo en esta lucha propia de un David contra Goliat.

- El Estado salvadoreño nos ha discriminado, como mujeres. Pero tenemos la valentía para seguir luchando, dice en un vídeo, Teodora. Su defensa espera que se le reduzcan los años que debe permanecer en prisión por medio de una conmutación de pena.

 

Teodora Vásquez cuando va a declarar a la corte. Foto: Edgar Romero/Amnesty International.

 

Le preguntamos a Marco Venegas qué fue lo que más le impactó cuando conversó con Teodora

Lo más impactante es el hecho de que esto esté ocurriendo ahora, el 2018. Cuando tú te confrontas con la gente afectada te haces consciente, por primera vez, de que esta es una situación real, por muy bizarra que te parezca. Aquí hay mujeres que están privadas de su libertad por estas razones, y es algo deleznable.

- En un primer momento te da mucha rabia. Pero después entras a otra etapa y te preguntas qué puedes hacer tú, para poder eliminar esta injusticia. Y entonces ya no sientes rabia, sino que adquieres un compromiso, porque no te puedes quedar llorando, tienes que hacer algo, lo que puedas.

El diputado confía en que, a raíz de la presión de parte de la comunidad internacional, El Salvador se verá en la obligación de revisar los casos. Y nombra las declaraciones del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra´ad Hussein, quien pidió al país latinoamericano que retirara esta “ley draconiana”, en cumplimiento de la ley internacional de Derechos Humanos. También la Unión Europea ha manifestado su preocupación por el tema.

- En algún momento El Salvador va a tener que reaccionar, sea quien sea que maneje el poder judicial. A estas mujeres no les respetaron sus derechos, que es lo elemental en un Estado de derecho: el derecho a un juicio justo.

¿También es este un problema de clase?

- Así es, porque la sociedad patriarcal, en definitiva, muestra un desprecio contra las mujeres, pero sobre todo contra las mujeres pobres. ¿Por qué? Porque les conviene, porque así pueden seguir haciendo lo que quieren con ellas. Todos tocan su parte, y las mujeres pobres carecen de recursos para defender sus derechos cuando estos son violados. Una de las brutalidades más grandes, por ejemplo, era el “derecho a pernada”, algo que ha ocurrido en países de todo el mundo. Ahora se ven formas más sutiles de ejercer este derecho, pero no son por eso menos injustas.

¿Qué fue lo que lo llevó a Ud. a interesarse personalmente en la situación de Teodora?

-He trabajado varios años en El Salvador, y mi señora es salvadoreña, por lo tanto, estamos al tanto de lo que sucede en el país. Además, siempre me han interesado los temas que tienen que ver con la justicia y con los Derechos Humanos.

- También creo que tiene que ver con el hecho - excepcional, por cierto - de que crecí en una casa donde quien “llevaba las riendas” era mi abuela, la “Mama grande”. En mi casa había un matriarcado, completamente. Pero lo importante es vivir bajo la premisa de que, independientemente de la condición social, de género, o lo que sea, somos todos iguales y todos tenemos los mismos derechos.

 

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Partido Medioambientalista (MP), organiza un encuentro en el Parlamento sueco con el fin de discutir este delicado y urgente tema. Con  representantes de la gran mayoría de los partidos parlamentarios, se llevará a cabo un panel de debate junto a Amnesty International, Latinoamerikagruppen, Diakonia, AMUSADES y otras organizaciones.

 

 

Teodora Vázquez y Marco Venegas, durante la visita del diputado al centro de reclusión para mujeres Ilopango, en San Salvador. Foto: Celina Escher. 

 

 

 


Media

Producción:Amnistía International de Noruega.

About Author

Related items

  • ¡Teodora está libre!

    Después de 10 años y siete meses de prisión, Teodora del Carmen Vázquez recuperó su libertad este jueves 15 de febrero.

    Teodora había sido condenada a 30 años de prisión por homicidio agravado luego de sufrir un aborto espontáneo. Ahora el juzgado conmutó su pena.

    - Estoy muy feliz por la libertad de Teodora, por ella, su hijo y su familia. Pero considero que además deberían haberla liberado de culpabilidad, la conmutación de pena no es lo mismo que el indulto. Teodora ha recuperado su libertad, pero no su inocencia, comentó a Magazín Latino la abogada Patricia Godinez.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A las 8.45 del jueves 15 de febrero, Teodora pudo, por fin, abandonar la cárcel de mujeres de Ilopango, en la capital de El Salvador.

    A la salida del establecimiento penitenciario la esperaban su familia, sus padres y su hijo, y las activistas de organizaciones nacionales e internacionales que la han apoyado en su lucha contra el Estado de su país, que la condenó injustamente a 30 años de prisión luego de que sufriera un parto extra hospitalario por complicaciones obstétricas.

    Lo primero que dijo Teodora, al recuperar su libertad fue: “Son 10 años y siete meses que he estado alejada de mi familia, pero ahora estoy con ellos nuevamente”.  

    Su libertad significa un logro importante en la lucha tenaz que libran las organizaciones de mujeres salvadoreñas por recuperar sus derechos frente a las obsoletas leyes de su país y la desigualdad de género.

    El Salvador, junto a otros cinco países del mundo entero (Chile ya no figura en la lista), mantiene una penalización absoluta del aborto y se castiga igualmente a las mujeres que se supone han abortado, como a quienes sufren emergencias obstétricas.

    Teodora sufrió un parto prematuro, a los ocho meses de embarazo. Su bebé murió de asfixia y ella fue condenada a 30 años de cárcel, acusada de haber ocasionado su muerte.

    En diciembre del año pasado, ante la revisión de su condena, el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvado corroboró la sentencia. Sin embargo, Teodora apeló, el 30 de enero de 2018, ante la Corte Suprema de Justicia, que finalmente resolvió su libertad, debido a que no existían pruebas suficientes en su contra.

    Según la resolución de la Corte hubo “información probatoria que no fue considerada por el tribunal de juicio al momento de analizar la causa directa de la muerte de la recién nacida y el dolo de matar por parte de la imputada”.

    Magazín Latino conversó con la abogada Patricia Godinez, presidenta de la asociación de mujeres salvadoreñas en Suecia, AMUSADES. Ella fue la representante legal de María Teresa Rivera, en su proceso de asilo en Suecia. 

     

    Patricia Godinez.

     

    - Personalmente estoy muy feliz por la libertad de Teodora, por ella, su hijo y su familia. Pero considero que deberían, además, haberla liberado de culpabilidad, la conmutación de pena no es lo mismo que el indulto. Teodora ha recuperado su libertad, pero no su inocencia, dice Patricia Godinez.

    La jurista plantea que se debe indemnizar a Teodora por los años vividos en prisión, lejos de su familia y especialmente de su hijo, quien tenía cuatro años cuando su madre fue condenada, y a quien solo ha podido ver siete veces, durante este tiempo.

    -Es justo y necesario que el Estado indemnice a Teodora grandemente, por haber sufrido en carne propia las graves consecuencias de la actual penalización del aborto en El Salvador. Nadie le devolverá a Teodora los 10 años privados de libertad, subraya Patricia Godinez.

    Plantea que en El Salvador urge reformar la actual penalización del aborto, por la vida y la salud de las mujeres, jóvenes y niñas. Y se refiere al caso de María Teresa Rivera, quien obtuvo asilo en Suecia el año pasado, por persecución jurídica y de género.

     

    María Teresa Rivera.

     

    - María Teresa Rivera, por ejemplo, fue condenada a 40 años de cárcel. Fuera de la sanción impuesta, el tiempo que pasó en prisión, así como la estigmatización y discriminación de parte de la sociedad en El Salvador, ameritan protección internacional. Es evidente que esta persecución se debe en parte al hecho de ser mujer y en parte a su opinión política sobre el aborto. Debido a que no existe la protección aceptable de parte de las autoridades salvadoreñas, ella recibió el asilo por persecución jurídica, política y de género, según constató la Dirección de Migraciones de Suecia.

    La abogada teme que la situación en El Salvador siga igual y, de que se siga repitiendo lo sufrido por Teodora y María Teresa, sobre todo ahora que políticos de la derecha quieren incluso aumentar las condenas a 50 años, para este tipo de casos.

     

     

     

     

    El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Partido Medioambientalista (MP), organiza un encuentro en el Parlamento sueco con el fin de discutir este delicado y urgente tema. Con representantes de partidos parlamentarios, se llevará a cabo un panel de debate junto a Amnesty InternationalLatinoamerikagruppen, Diakonia, AMUSADES (Asociación de Mujeres Salvadoreñas y Amigas en Suecia por el Desarrollo y la Equidad) y otras organizaciones.

     

     

     

     

  • Campaña Internacional exige la libertad de Teodora Vásquez

    Teodora sigue en prisión. Ha sido condenada a 30 años de cárcel en El Salvador tras dar a luz a un bebé muerto. La delegación de Amnistía Internacional la visitó a ella y a su familia y se reunió con las autoridades locales para exigir su liberación y para que el Gobierno de El Salvador ponga fin a la prohibición total del aborto que está destrozando las vidas de muchas mujeres y niñas.

    En estos momentos se está llevando a cabo una campaña internacional para exigir la libertad de Teodora. Apoyan distintas organizaciones y medios de comunicación, como Radio Latin-Amerika, y Amnistía Internacional.

    Magazín Latino se une a la campaña e invita a sus lectores a firmar la petición por la libertad de Teodora Vásquez. 

     

     Fuentes: Radio Latin-Amerika/Amnesty International

     

    Amnistía agradece a todas las personas que están apoyando con su firma la libertad de Teodora y que, recogidas en todo el mundo, serán entregadas a las autoridades de El Salvador.

     

    Radio Latin-Amerika, de Oslo, también se une a la campaña de Amnistía y hace un llamado urgente a todos sus oyentes y en especial a la comunidad latinoamericana de Noruega para pedir la libertad inmediata de Teodora Vásquez. 

    Firma la petición aquí.

    Gracias a la movilización internacional, algunas mujeres ya han obtenido justicia, como Guadalupe, indultada por el Parlamento de El Salvador en enero de 2015 y María Teresa, liberada en mayo de 2016, después de que la Corte de ese país dictaminara que no había evidencia que probara los cargos contra ella. Amnistía Internacional seguirá luchando por el caso de Teodora y por el de las otras mujeres que en El Salvador sufren largas condenas por homicidio agravado por causas relacionadas con el embarazo.

     

    Petición - Libertad de Teodora

    En 2008, Teodora del Carmen Vásquez fue condenada en El Salvador a 30 años de prisión por homicidio agravado, tras dar a luz a un bebé muerto. Comenzó a sentir fuertes dolores y llamó a los servicios de emergencia, pero rompió aguas poco después. Cuando dio a luz estaba inconsciente. Al recuperar el conocimiento, sangraba abundantemente y el bebé estaba muerto. La policía la esposó y la detuvo como presunta autora de un asesinato, y sólo después la llevaron al hospital.

    Teodora no pudo asistir a los controles médicos durante el embarazo debido a su falta de recursos económicos y a jornadas laborales de 6 de la mañana a 9 de la noche.

    Cuando el niño llegó [a la prisión] por primera vez, afuera le dije que fuera valiente, que no fuera a llorar, que la apoyara. No había cumplido los 4 años todavía... Al salir de la cárcel fue duro; se colgó de ella. ‘Mamita te llevo’, le dijo, ‘¿por qué no te hacés una palomita, y salís, y te vas con nosotros? No quiero dejarte aquí’.

    María, madre de Teodora.

     

    En El Salvador, las mujeres que sufren abortos espontáneos o dan a luz un hijo muerto son automáticamente sospechosas de haberse sometido a un aborto, que es considerado delito en cualquier circunstancia, incluso en casos de violación, incesto y riesgo para la vida de la embarazada. El juicio de Teodora estuvo plagado de irregularidades. Se presumió su culpabilidad y, al proceder de una familia pobre, no pudo pagar una buena defensa. Ahora su única opción es apelar para que se modifique su condena y sea puesta en libertad.

    El hijo de Teodora, que ahora tiene 12 años, la visita en la cárcel una vez al año. La detención de una madre implica el castigo de los hijos e hijas. La forma en que viven cada etapa del proceso penal puede afectarlos para el resto de sus vidas.

     

    Señales de emergencia por la libertad de Teodora se transmiten por frecuencias de FM en Noruega

    Después de que Noruega se convirtiera en el primer país del mundo en apagar la banda de FM e introducir el nuevo sistema de Radio Digital DAB, Amnistía Internacional descubrió que podía transmitir una señal de emergencia para pedir la libertad de una mujer que lleva 10 años en prisión en El Salvador.

    "Hemos intentado contarle al mundo la crítica situación que viven las mujeres en El Salvador durante años, pero no hemos podido lograr la presión internacional ante las autoridades salvadoreñas. Es por eso que decidimos probar un enfoque completamente nuevo para que el mundo escuche, transmitiendo la primera señal de socorro desde una banda FM noruega", señala John Peder Egenæs, Secretario General de Amnistía Internacional en Noruega.

    "Teodora del Carmen Vásquez se encuentra encarcelada en El Salvador, cumpliendo una condena de 30 años por haber dado a luz un bebé muerto. Exigimos que las autoridades salvadoreñas modifiquen su prohibición total del aborto, para que las mujeres salvadoreñas queden protegidas de este trato inhumano y degradante ", declara Egenæs.

    Escucha la señal aquí.

     

    El mundo debe escuchar

    "Por favor ayuda, por favor escucha"... suenan las primeras palabras dramáticas de la señal de emergencia leída por la hermana de Teodora. Su mensaje es simple, pero poderoso cuando ruega a personas de todo el mundo que le pidan a El Salvador que escuchan la señal en iamlistening.org, la señal de FM que se puede compartir a través de las redes sociales y que cada vez se hace más potente.

    "El mundo debe escuchar. Ahora tenemos la oportunidad, solo unos días antes de que se determine el futuro de Teodora. La señal FM noruega tiene una potencia muy limitada. Es por eso que instamos a todas las personas a que nos ayuden amplificando este mensaje en las redes sociales. Usaremos todas las acciones y todos los hashtags para decirle a las autoridades salvadoreñas que el mundo está muy preocupado por el destino de Teodora en el juicio del 8 de diciembre ", revela Egenaes.

    Radio Latin-Amerika también se une a la campaña de Amnistía Internacional y estará transmitiendo "La señal de auxilio" el lunes 4 y martes 5 de diciembre a partir de las 12.00 horas. Al mismo tiempo nuestra emisora hace un llamado urgente a todos nuestros oyentes, a la comunidad latinoamericana de Noruega y a todas las personas de buena voluntad a unirse para pedir la libertad inmediata de Teodora Vásquez.

     

    ¡Firma la petición - Ya hemos recolectado más de 360000 firmas!

     

    Por favor, firma aquí la petición de Amnistía Internacional para lograr la libertad inmediata de Teodora del Carmen Vásquez que lleva más de 10 años en una cárcel de El Salvador tras dar a luz a un bebé muerto. De antemano muchas gracias.

     

     

  • Seminario sobre Cuba en el Parlamento Sueco

    El 17 de noviembre de 2016 se realizó un seminario sobre Cuba, en el Parlamento sueco. Este seminario fue organizado por el grupo parlamentario por una economía y ecología sostenible en Cuba. El grupo lo integran los  diputados Amineh Kakabaveh y Wiwi-Anne Johansson, del Partido de Izquierda; Valter Mutt, Marco Venegas y Annika Lillemets, del Partido Ambientalista; y de Jamal Mouneimne y Anders Österberg del Partido Socialdemócrata.

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español