Jueves, 16 Agosto 2018 | Login
Mikaela Larsson ganó holgadamente la Maratón de Estocolmo La ganadora femenina de la Maratón de Estocolmo, Mikaela Larsson. Foto: SVT.

Mikaela Larsson ganó holgadamente la Maratón de Estocolmo

Mikaela Larsson ganó su primera victoria en la Maratón de Estocolmo y su segundo oro consecutivo en el campeonato sueco. A los 30 kilómetros se adelantó y anotó un impresionante tiempo de 2.40.28 horas, con 3.27 minutos de ventaja ante la segunda, Beju Bekelu, de Etiopía.

- Estoy cansada pero tremendamente feliz. No me lo había esperado, dijo la ganadora a la televisión sueca, SVT Sport.

 

 Fuente: SVT. 02-06-2018. Traducción: Magazín Latino

 

Una radiante y feliz Mikaela Larsson recibió la corona de la victoria y las ovaciones del público en el Estadio de Estocolmo, cuando llegó a la meta sin que nadie amenazara su victoria en la Maratón de Estocolmo.

 

- Estoy cansada pero tremendamente feliz. No lo había creído de antemano. Tenía la esperanza de poder desafiar al campeonato sueco, pero que también haya ganado el primer lugar, se siente fantástico, dijo Larsson a SVT Sport.

 

La Maratón de Estocolmo celebró sus 40 años de existencia con una nueva pista que se extiende por todos los distritos de la capital. La pista ofreció una primera milla relativamente fácil, lo que resultó en que muchos se esforzaron demasiado al principio.

 

Tres competidoras etíopes tomaron, la delantera, al comenzar la carrera. Pero a los diez kilómetros, Mikaela Larsson e Isabellah Andersson se habían adelantado con 35 segundos.

 

 

Larsson adelantó a Söder

 

En la bajada a la costanera de Södermälarstrand, Larsson tomó la delantera y a los 30 kilómetros tenía una diferencia de 33 segundos con la segunda, Andersson, quien a su vez tenía la misma brecha con la tercera, Beju Bekelu, de Etiopía.

Larsson continuó adelantando y nunca fue amenazada durante el resto de la carrera. A los 35 km de distancia, la diferencia con Andersson había crecido a 1,43 minutos, y cuando llegó a la meta, en el estadio de Estocolmo, tenía una ventaja de 3.27 con Beju Bekelu.

- Hoy sentí que el público me apoyó tanto al final. Fue fantástico. Muy bueno, además, que tuve un margen tan grande. Realmente no sé cuál es mi récord, así es que estuvo bien que no tuve que batirlo, dijo Larsson.

 

De esta manera obtuvo su primera victoria en la Maratón de Estocolmo y su segundo oro consecutivo en el campeonato sueco.

 

Una maratón calurosa y repleta

 

20.000 participantes de 103 países se inscribieron en la maratón. El tiempo máximo se extendió con 30 minutos, a 6.5 horas, debido a la temperatura de 27 grados en la capital escandinava. Pero justo antes de comenzar, unas nubes ofrecieron a los corredores en la gran ciudad un comienzo más fresco para la carrera.

 

  

Lawi Kiptui ganó en la competencia masculina de la Maratón de Estocolmo. Foto: SVT. 

 

El décimo keniano que gana la Maratón de Estocolmo

 

La competencia masculina, por su parte, la ganó el keniano Lawi Kiptui. Kenia es el país que más ganadores tiene, en la Maratón de Estocolmo. Lawi Kiptui se transformó en el número diez.

Lawi Kiptui alcanzó la delantera a los 30 kilómetros, luego de que Bazu Worku, de Etiopía, mantuviera una ventaja de dos minutos frente a los otros corredores. Y la alta velocidad del keniano solo fue en aumento.

A los 35 kilómetros, Kiptui tenía una ventaja de 49 segundos en comparación con el segundo, y luego alcanzó, velozmente la meta. 2.13.30 fue el tiempo de la victoria para el corredor de 35 años, 2.52 minutos antes del segundo, su compatriota Dominic Kimwetich Kangor.

- El problema es que está muy soleado y caluroso, así es que fue una carrera difícil. Pero estoy conforme con el resultado, dijo Kiptui a TV4.

 

 

 

About Author

Related items

  • Abogada Sandberg: "Es muy importante que Akilov haya sido condenado por terrorismo"

    Entre todos los impactantes testimonios que se escucharon en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo, uno de los más desgarradores fue el caso del ciudadano británico que fue arrollado por el camión.

    Conversamos con la abogada Jessica Sandberg, quien representó a las familias extranjeras en el juicio, una proveniente de Bélgica, la otra del Reino Unido.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El ciudadano británico radicado en Estocolmo, una de las víctimas fatales del atentado terrorista en Drottninggatan, se había radicado en Estocolmo al formar familia con su esposa sueca, pero pensaban en mudarse pronto nuevamente a otro país. Tenían dos hijos y habían estado felizmente casados durante diez años. En su lugar de trabajo, Spotify era muy apreciado y mantenía una estrecha relación son sus padres y su hermana, con quienes se visitaban a menudo, en Estocolmo o en Londres.

     

    Ese fatídico día, había ido a recoger a su hijo, de ocho años, a la escuela, y caminaban juntos por Drottninggatan, cuando el camión se les vino encima.

     

    El padre cargó a su hijo, y corrió, tratando de encontrar refugio en alguna tienda, pero fue en vano. Al fin, cuando se dio cuenta de que no podría salvar su vida y la de su hijo, lanzó al niño por los aires, sucumbiendo la milésima de segundo siguiente bajo la mole de 12 toneladas. Su hijo sobrevivió, fue a parar ante los pies de una joven que se encontraba en el lugar, y que junto a tantas otras aterrorizadas personas se precipitaron en las tiendas que, afortunadamente mantuvieron sus puertas mecánicas abiertas.

     

    El niño pasó horas sin reunirse con su madre, y los testigos que lo cuidaron, cuentan que fue muy valiente, en esas horas de incertidumbre y terror. Según las personas que lo cuidaron, el niño lloraba de tanto en tanto, y llamaba a sus padres. Otras veces se acostaba en el suelo, intentando dormir, porque decía que era un sueño malo y quería salir pronto de esta pesadilla.

     

    La abogada Jessica Sandberg representa, entre otros querellantes, a dos familias extranjeras, parientes de dos de las víctimas de Akilov. Le preguntamos su opinión acerca del fallo.

    - No he leído la sentencia en su totalidad, lo recibí recién, pero de lo que he podido ver estoy muy conforme, en el sentido de que ha sido condenado por crimen de terrorismo. Es un hecho muy importante, en el proceso del duelo de mis clientes, el que haya sido condenado por el atentado terrorista que él, realmente, perpetró. La corte aprobó la querella de algunos de mis clientes y aprobó parcialmente la de otros.

    - Lo que es especialmente bueno es que la corte aprobó la indemnización para el menor que yo represento y para los hermanos de una de las víctimas y, para que se hayan podido aprobar estas indemnizaciones se necesitan pruebas particulares.

     


    La abogada Sandberg representa a dos familias extranjeras. Aquí, a la entrada de la sala donde se el tribunal de Estocolmo ofreció una conferencia de prensa el jueves pasado. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Jessica Sandberg nos explica además que el tribunal no solo aprobó la indemnización para el menor, sino que también explica el porqué de la aprobación:

    - La corte considera que es complicado para un niño el haber sido víctima de intento de asesinato y, además, perder a su padre, en el lugar del crimen.

      

    ¿Ha hablado con las familias que representa? ¿Cuál ha sido la reacción de ellos?

    - Aún no he alcanzado a comunicarme con mis clientes, pero lo haré a la brevedad posible.

     

    ¿Pero Ud, personalmente está satisfecha con el fallo?

     

    • En general, sí.

     

     

     

     

  • A un año del atentado terrorista en Estocolmo

    Este sábado se cumple un año del atentado terrorista en Drottninggatan, que acabó con la vida de cinco personas y dejó heridas a otras quince.

    Además de misas del recuerdo en las iglesias de Adolf Fredrik y Sant Jacobs, y de una manifestación en Sergels torg, se llevará a cabo un concierto en Kungsträdgården, “en memoria de las víctimas y de sus familiares, así como también para demostrar que Estocolmo es, y será, una ciudad abierta y democrática”, según lo expresa la ciudad de Estocolmo en su sitio web.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    La municipalidad de Estocolmo, junto al Gobierno, organizaron para este sábado una serie de actividades en memoria de las víctimas del atentado terrorista del 7 de abril del año pasado.

    En la iglesia de Adolf Fredrik se celebrará un oficio religioso para invitados especiales junto a representantes oficiales. Más tarde se llevarán a cabo servicios religiosos en distintas iglesias de Estocolmo.

    El concierto en Kungsträdgården incluye actuaciones de los artistas Malena Ernman, Sanna Nielsen, Lars Winnerbäck, Stephen Simmonds, Menke y GET UP Soul Choir.

    Mark Levengood , será el maestro de ceremonias, y entre los temas musicales, se presentarán testimonios de algunas de las personas que participaron en las labores de rescate, el día del atentado. Héroes anónimos que, en lugar de huir, decidieron ayudar al prójimo.  

    El programa incluye, además, un discurso del primer ministro, Stefan Löfven.

    En la Casa de la Cultura, por la tarde, tendrá lugar un concierto en memoria de Ebba Åkerlund, la niña de once años que perdió la vida en el atentado. El concierto es en beneficio de la fundación Los Ángeles de Ebba, que creara la madre de la niña, Jeanette Åkerlund.

    Para la manifestación en Sergels torg, los organizadores instan a llevar una flor para depositar sobre la escala de la plaza.

     


    El primer ministro, Stefan Löfven, rinde homenaje a las víctimas del atentado en Drottninggatan. Foto: Regeringen.se. 

      

    HORARIOS

     

    12.00 Misa del recuerdo para invitados especiales en la iglesia de Adolf Fredrik

     

    13.00 – 15.00 Manifestación en Sergels torg

     

    14.15 – 15.00 Concierto conmemorativo en Kungsträdgården

     

    15.00 Misa del recuerdo para todo el público, en la iglesia de Adolf Fredrik y de Sant Jacob

     

    17.00 Concierto en memoria de Ebba Åkerlund, en Stadsteatern, en la Casa de la Cultura

     

     

     

  • Homenaje a Gabriel García Márquez en el Museo Nobel de Estocolmo

    Al cumplirse 91 años del nacimiento del escritor colombiano Gabriel García Márquez, el pasado 6 de marzo, se celebró un homenaje en su honor en el Museo Nobel de Estocolmo.

    En esta ocasión, la Embajadora de Colombia en Suecia, Sra. Sonia Durán, hizo entrega al director del museo, Olov Amelin, de dos gafas, un maletín y un reloj pulsera, para ser incorporados a la colección de objetos personales del Museo Nobel. Objetos que fueron donados por la viuda de “Gabo”, Mercedes Barcha.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

     

    Desde el 6 de marzo pasados, los visitantes del Museo Nobel, ubicado en el corazón mismo de la Ciudad Vieja, en Estocolmo, tienen la oportunidad de apreciar objetos personales que han sido usados por el gran novelista colombiano Gabriel García Márquez.

     

    Se trata de dos pares de gafas, unas grandes, con marco negro, que usaba a diario el escritor, además de otras, más pequeñas, que usaba en ocasiones especiales. Un maletín, donde guardaba el periódico, un libro y una libreta donde anotar las ideas que le venían a la cabeza. “Él decía que había que estar siempre listo para anotarlo, cada vez que se encuentra con un detalle para una historia”, dijo, durante la ceremonia, el escritor y cineasta colombiano Juan Pablo Bustamante.

     

    En la ceremonia hicieron también uso de la palabra, entre otros, el director del museo, Olov Amelin, y la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán.

     

    Los objetos personales del Nobel colombiano fueron donados al Museo Nobel por su viuda y compañera de toda su vida, Mercedes Barcha.

     

     

    Magazín Latino tuvo la oportunidad de conversar, en esta ocasión con el director del Museo Nobel, Olov Amelin.

    - Es realmente fantástico. Tanto porque hemos recibido esta donación, y porque podemos contar más y mejor sobre Gabriel García Márquez, uno de los escritores más grandes del mundo. Que ahora lo podamos honrar de esta manera, no podía ser mejor, nos comenta Olov Amelin.

     

    ¿Cuándo comenzó el museo a recolectar estos “artefactos”, como se les llama en inglés?

    - Creo que comenzamos hace unos diez años atrás. Entonces, fueron los laureados de ese año a quienes les pedimos que trajeran algún objeto para el museo. Y significa que tenemos objetos de los Nobeles más recientes, del año 2000, 2005 en adelante, podemos decir. Cuando se trata de premios anteriores es más esporádico, dependiendo de quienes hemos podido contactar, ya sean ellos mismos o su familia.

     

    ¿Y cómo fue el caso con los objetos que hoy se agregan a la colección?

    - [Risas] Es una historia larga y fantástica. Pero el caso fue que una persona que era conocida de la viuda de Gabo estaba de visita en Estocolmo, como turista, fue al museo y se preguntó por qué no había más material sobre Gabriel García Márquez y así comenzó todo.

     

    ¿Cuál de estos objetos le llama más la atención?

    - Pienso que son fantásticas las dos gafas, puesto que reflejan tanto su personalidad como su herramienta de trabajo, que seguramente usaba cuando  escribía sus grandes obras. Estos objetos se sienten muy cercanos a él, así que es tal vez es lo que siento más fascinante.

     

    ¿Cuál es su libro favorito de Gabriel García Márquez?

    Cien años de soledad, porque dentro de sus obras, fue el que leí primero y que me conmovió mucho. Yo era entonces un adolescente, tenía 18- 19 años cuando lo leí, y fue una experiencia fantástica de lectura.

      

     
    El director del Museo Nobel, Olov Amelin, y la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán. 

     

    También conversamos con la Embajadora de Colombia en Suecia, Sonia Durán:

     

    ¿Qué le pareció el evento de hoy?

    - Muy emocionante, el tener la oportunidad de entregar, finalmente, los objetos que donó la familia de Gabo, después de que se abrió esta belleza de museo, en el 2001.

     

    ¿Cómo se pudieron traer los objetos?

    - Con Marta habíamos tratado infructuosamente, el año pasado, de traer algunos objetos, pero no encontrábamos la forma más segura, porque cualquier transportadora no se compromete a asegurar objetos personales de un Premio Nobel. Pero finalmente encontramos a la persona ideal, Juan Pablo Bustamante, lo que nos dio una grata sorpresa. Él es hijo de la mejor amiga de la viuda del maestro, Mercedes Barcha. La madre de él se llama Cecilia Restrepo. Estamos muy contentos de que se haya solucionado de esta forma y que los objetos donados por Gabriel García Márquez se alojen en este templo estupendo de los Nobel.

     

    ¿Cómo fue la elección de estos?

    - Fue directamente escogencia de la familia. De Mercedes Barcha y uno de sus hijos, que fue también quien los llevó a Cartagena. Juan Pablo estaba en esta ciudad, y la universidad donde estaba terminando sus estudios le dio la oportunidad de escoger un lugar para estudiar y escribir su próxima novela. Él estaba muy interesado en esta criminología de las novelas negras suecas y quería venir a entenderlas desde Estocolmo, desde Suecia, entonces, está alojado aquí como estudiante, y él los trajo.

     

    ¿Cuál es su libro favorito de Gabriel García Márquez?

    - Son varios. Me he paseado por su obra, desde luego Cien años de soledad. Pero hay una que me encanta porque es una obra muy especial, y es El otoño del patriarca, que relata la vida del general y hace una referencia a los dictadores en América Latina. Fue un libro que leí en la universidad, a finales de los 70, soy científica política, y me encantó desde el punto de vista político de la época en que él lo escribió. Pero he leído muchos, El amor en los tiempos del cólera, en fin, tengo muchos favoritos. Y también su autobiografía me ha gustado mucho, por eso comencé mis palabras esta tarde con esa frase histórica de Gabo, de su autobiografía.

      

    La embajadora se refería a la frase con la que el padre del realismo mágico comienza Vivir para contarla:

     

    “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español