Martes, 23 Octubre 2018 | Login
Seminario: ONU, el mundo y una política exterior feminista Michelle Bachelet y Margot Wallström se encuentran en un seminario en ABF, en Estocolmo. Foto: Olof Palme International Center.

Seminario: ONU, el mundo y una política exterior feminista

Margot Wallström y Michelle Bachelet, cada una en su continente, han contribuido a cambiar el mundo para siempre, ocupando los más altos cargos en sus respectivos países. Ellas son modelos a seguir para jóvenes mujeres y hombres de todo el mundo. Pero después de décadas de desarrollo positivo, las fuerzas oscuras intentan una vez más, en una mezcla de populismo, nacionalismo y racismo, derribar al mundo. Las fuerzas democráticas se han estancado, la resistencia al aborto libre ha cobrado vida y las crecientes brechas de ingresos dividen las sociedades.

 

 FuenteOlof Palme International Center

 

¿Por qué los derechos más fundamentales siguen siendo negados para la mitad de la población mundial? ¿Cómo puede ser la ONU ser un instrumento para un mundo igualitario? ¿Qué importancia tiene que la política exterior sea feminista o no - y cómo se practica una política exterior feminista?

 

Bienvenido/asa una conversación entre dos líderes mundiales sobre la valentía de ir a la vanguardia, sobre cómo cambiamos el desarrollo mundial y sobre la importancia que tiene el feminismo en la política.

 

El seminario es parte del lanzamiento del libro: "Manual – La Política Exterior Feminista de Suecia", de Margot Wallström.

 

Margot Wallström fue ministra por primera vez en 1994 y lo fue durante diez años, desde 1999 al 2010. Fue Comisionada de la UE y vicepresidenta. Seguidamente, ella fue la primera en ser la Enviada Especial de la ONU sobre Violencia Sexual en conflictos armados. En el 2014 fue nombrada ministra de Relaciones Exteriores y lanzó la política exterior feminista.

 

Michelle Bachelet fue la primera presidenta de Chile, en 2006 -  2010, y nuevamente en 2014 - 2018. Comenzó la carrera ministerial en 2000, después de un largo tiempo como políticamente activa contra la dictadura en Chile. Fue directora de ONU Mujeres, 2010 - 2013 y recientemente fue nombrada Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

 

¡Bienvenido/as!

 

Modera: Johan Hassel, Secretario Internacional de los Socialdemócratas

Fecha y hora: 29 de agosto de 2018, 18:00 - 19:00 horas

Lugar: ABF, Sveavägen 41, sala Z

Organiza: Olof Palme International Center y ABF Stockholm

Entrada libre.

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Wallström: "La campaña electoral en Rusia fue manipulada para favorecer a Putin"

    Este domingo se celebran elecciones presidenciales en Rusia, y Vladimir Putin parece obtener una gran victoria. La canciller sueca Margot Wallström (S) dirige duras críticas en contra de los comicios.

     

     Fuente: Svt.se. 18-03-2018

     

    ” Este resultado electoral estaba previsto. La campaña electoral en Rusia ha sido manipulada en beneficio de Putin, incluyendo, entre otros factores, el control estatal de los medios de comunicación y figuras de la oposición que han sido impedidos de llevar a cabo su candidatura”, escribe Wallström en un mensaje de texto al noticiario de la televisión, SVT Nyheter.

     

    La ministra de exteriores critica además que las elecciones se llevaron a cabo incluso en la península de Crimea, anexionada por Rusia [en 2014].

     

    ”La fecha de las elecciones presidenciales coincide con el aniversario de la anexión ilegal rusa de Crimea. Condenamos que los comicios se celebren también en esta zona ocupada por Rusia.”, escribe Margot Wallström.

     

    Todo hace suponer que Putin obtendrá más del 70 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales del domingo. Él podrá, por lo tanto, permanecer en el poder en Rusia durante seis años más.

     

    Margot Wallström. Foto: SVT. 

     

     

  • Bachelet entrega un país mejor

    "Bachelet entrega un país mejor que el que recibió en 2014. No más rico, pero tampoco más pobre. El desempleo se mantuvo en los niveles del gobierno anterior. La oposición argumenta que fue así gracias a trabajos precarios, y lo cierto es que en la sociedad que hemos construido son cada vez más quienes se las arreglan por su propia cuenta", escribe Patricio Fernandez, director de The Clinic, respecto al cambio de mando.

     

     Autor: Patricio Fernández. The Clinic.  07 Marzo, 2018

     

    Bachelet entrega un país mejor que el que recibió en 2014. No más rico, pero tampoco más pobre. El desempleo se mantuvo en los niveles del gobierno anterior. La oposición argumenta que fue así gracias a trabajos precarios, y lo cierto es que en la sociedad que hemos construido son cada vez más quienes se las arreglan por su propia cuenta. Los centros comerciales siempre estuvieron llenos.

    Los niños del Sename no están peor que antes, sino enervantemente iguales. La presidenta se va con la culpa de no haber avanzado lo suficiente, salvo en el nivel de furia. Si Piñera consiguiera rescatar la vida de esos niños, se ganaría varias merendinas. El gobierno de Bachelet no se caracterizó por su eficiencia; como diría un analista de la plaza, no cambió “las condiciones materiales de existencia” en la población más de lo que ya habían cambiado. El crecimiento económico fue mucho más bajo que durante el gobierno anterior (1,8% versus 5,3%), pero en casi todos los índices de desarrollo social –salario mínimo, hacinamiento, extrema pobreza, desigualdad- Bachelet 2 superó a Piñera 1.

    En enero de este año se vendieron más autos nuevos que nunca en la historia. La alta burguesía sufrió la administración que termina como una tragedia. Llegaron a convencerse de que Bachelet era casi Maduro, mientras multitudes de venezolanos llegaban a Chile escapando de él. Fue una pésima coordinadora de fuerzas políticas, y no obstante, mantuvo el país en calma. Mientras a los partidos les costaba cada vez más conversar entre sí, hubo un proceso de diálogos ciudadanos. Más de 200.000 personas se reunieron a discutir las normas fundamentales de su entendimiento futuro, y lo hicieron en calma, con la madurez que por esos mismos días le faltó a la clase dirigente para prestarles atención.

    A Bachelet sí le interesaban esos diálogos. Es posible que por ineptitud, falta de rigor y desencuentros políticos estas deliberaciones se las lleve el viento. El hecho mismo, en cambio, quizás el día de mañana sea recordado como un ejemplo pionero de participación ciudadana. Lástima que no llegara a puerto. Bachelet consiguió expandir los derechos individuales, la diversidad avanzó en reconocimientos, la educación como un derecho quedó asentada (aunque no resuelta) y parece que sin marcha atrás, cambió la matriz energética, multiplicó las hectáreas de parques nacionales y subió los estándares medioambientales. Difícil defender que hoy estamos peor que ayer.

    Cambiando de tema: qué distintos son Piñera y Bachelet. Él procura ganar y rodearse de exitosos, generar riquezas, ser eficaz. Mejorar las cifras. Y por el bien de todos, ojalá lo consiga. Ella, en cambio, parece saber mejor lo que es la fragilidad, en qué consiste perder y llorar. Empatiza más con el débil que con el poderoso. La historia del hijo la tuvo en el suelo. Ya veremos cómo es recordado su gobierno, pero ella estoy seguro que será recordada como una mujer admirable.

     

    La ex presidenta chilena, Michelle Bachelet. Foto: The Clinic. 

     

     

  • Déjà vu presidencial chileno: Bachelet le entrega por segunda vez la banda a Piñera

    A las 12:09 horas de este domingo, Michelle Bachelet le entregó por segunda vez la banda presidencial a Sebastián Piñera durante la ceremonia de cambio de mando llevada a cabo en el Salón de Honor del Congreso Nacional, frente a la nueva legislatura y más de 1.300 invitados.

     

     Fuente: Radio BioBio. 11 de marzo de 2018

     

    La imagen fue un déjà vu, calcada a la del 11 de marzo de 2010, día que marcó el comienzo de la primera gestión de Piñera y el fin de la de Bachelet; a la del 11 de marzo de 2014, con el regreso de ésta a La Moneda; y a la llegada de Piñera por segunda vez al mando de la primera magistratura del país este domingo, a cuatro años de haber dejado el poder.

    Tal y como hace ocho años, cuando puso fin a varias décadas de hegemonía de gobiernos de izquierda, Piñera recibió la banda presidencial que durante los últimos cuatro años ostentó Bachelet, quien le lega un paquete de reformas sociales, algunas aprobadas.

    La ahora exmandataria se despidió de los chilenos con un mensaje en Facebook en el que aseguró que está “profundamente orgullosa de las transformaciones que impulsamos estos años” y que está convencida de que Chile es hoy un país más “justo, equitativo y libre”.

     

    Foto: Radio BioBio. 

     

    Antes de llegar a Valparaíso, para la ceremonia de traspaso, la presidenta, visiblemente emocionada, se había despedido en el Palacio de la Moneda de su equipo que le brindó un cerrado aplauso, al igual que hicieron cientos de personas que aguardaban en los alrededores de la sede presidencial.

    “El pueblo unido jamás será vencido”, coreaba el grupo de adherentes a la llegada de Bachelet al Congreso, al que ya habían llegado Piñera y su esposa Cecilia Morel poco antes.

    La despedida de Bachelet puso fin a una importante época para las mujeres en la región y selló el regreso de la derecha al poder en la mayoría de los países del continente.

    Esta es la cuarta vez que un traspaso de mando tiene a los mismos protagonistas, una alternancia que se instauró en 2010 tras 20 años de gobiernos de centro-izquierda de la Concertación que tomó las riendas democráticas al fin de la Dictadura.

    “Siento que ahora tengo más experiencia, madurez, más sentido de la importancia de unir a los chilenos. Más humildad para escuchar, con los ojos y los oídos más atentos”, reconoció esta semana Piñera.

    En un gesto altamente simbólico, la primera visita de Piñera como jefe de Estado este domingo será a un centro del Servicio Nacional de Menores (Sename), en medio de los cuestionamientos por el trato y las deficiencias que afectan a los menores, donde anunciará un plan para la infancia vulnerable.

    Y es que Desarrollo Social será uno de sus principales ministerios, al frente del cual ha nombrado a Alfredo Moreno, quien fue canciller durante su primer gobierno.

    Piñera también ha prometido que mantendrá básicamente el profundo programa de reformas sociales que impulsó Bachelet, en particular la gratuidad en Educación y el aborto en tres causales, y ha prometido proseguir la tramitación del proyecto de Ley de Identidad de Género.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español