Sábado, 27 Noviembre 2021 | Login
Administrador

Administrador

Cien años después de que las mujeres suecas obtuvieran el derecho al sufragio, Magdalena Andersson, presidenta del partido Socialdemócrata, se convirtió en la primera mujer elegida primera ministra, en la historia de Suecia.

A las diez de la mañana del miércoles, una emocionada lideresa recibía los aplausos en el Riksdagen. Pero, siete horas más presentaba su renuncia.  

¿Qué pasó?

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El miércoles 24 de noviembre fue, tal vez, el día más extraño en la historia política de Suecia.

Recién pasadas las diez de la mañana, Magdalena Andersson se emocionaba hasta las lágrimas, al ser elegida en el cargo de primera ministra, por el Riksdagen (Parlamento) sueco. El camino allí no había sido fácil, y le habían precedido largas negociaciones con los tres partidos claves que debieron dar su aprobación: sus aliados en la coalición rojiverde: el Partido Verde (Ecologista), que votó verde (aprobación), el Partido del Centro, que votó amarillo (se abstuvo), y el partido de Izquierda, que también se abstuvo.

Las lágrimas de la flamante premier sueca fueron, tal vez, tanto de alivio como de orgullo. El país reconocido en todo el mundo por ser un ejemplo de equidad de género, nunca antes había tenido una primera ministra, y el tema resultaba ya embarazoso para los escandinavos, sobre todo en encuentros internacionales.

Sin embargo, siete horas más tarde, Magdalena Andersson presentaba su renuncia al presidente del parlamento, Andreas Norlén. Y todo el mundo quedó estupefacto.

¿Qué había pasado?

En realidad, no es tan extraño.

- Para mí, se trata de respeto, no quiero liderar un gobierno donde pueda haber motivos para cuestionar su legitimidad, expresó, en la rueda de prensa en la que comunicó su dimisión.

 

Pero vamos por parte.   

Después de que el primer ministro Stefan Löfven repentinamente presentara su renuncia, hace dos semanas atrás, Magdalena Andersson fue elegida como su sucesora y presidenta del partido Socialdemócrata.

Como la coalición formada por el partido Socialdemócrata y el Partido Verde es quien dirige el país desde hace siete años – y puesto que el primero es mucho más grande que el segundo – lo más lógico era que la nueva líder del partido pasara a ser la primera ministra de Suecia.

Sin embargo, el cargo no se “heredaba”, de modo que, ante la dimisión de Löfven, nuevamente el presidente del parlamento, Andreas Norlén, realizó una serie de rondas con los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

Norlén estimó que Magdalena Andersson era la que más posibilidades tenía de ser elegida nueva premier sueca, y llamó a una votación en la cámara de diputados, para su aprobación.

Debido a que Suecia aplica un “parlamentarismo negativo”, lo importante en la votación del miércoles era  que la candidata no se adjudicara 175 o más votos en su contra.

Magdalena Andersson obtuvo exactamente lo requerido, y logró ser elegida primera ministra.

Este viernes haría posesión de su cargo.

No obstante, las cosas tomaron otro rumbo.

Porque siete horas después, la misma cámara – el Riksdagen – debía votar la propuesta del presupuesto. Así lo hizo, dando como resultado que rechazó el presupuesto del gobierno y aceptó en cambio la propuesta de presupuesto de la oposición, vale decir del partido Conservador (M), del partido Democratacristiano (KD) y del partido de los Demócratas Suecos (SD).

Lo extraño fue que el partido del Centro, con el cual Stefan Löfven había llegado al famoso acuerdo de los 73 puntos, y que había “dado el visto bueno” a Magdalena Andersson como primera ministra, esta vez no votó por el presupuesto de ella, ¡sino por el de la oposición!

Y esto, luego de que su lideresa, Annie Lööf , había repetido hasta el cansancio que “no quiere ninguna colaboración con los Demócratas de Suecia”.  

Pero esto no fue lo más bizarro del miércoles. Sí lo fue la actuación del partido Ecologista (Verde, MP). Su vocera declaró que “no podía aceptar el gobernar con un presupuesto de derechas, por lo tanto, se retiraba de la coalición de gobierno”.  

(Aquí vale la pena hace la aclaración de que el gobierno de la coalición rojiverde (S+MP) de Stefan Löfven ya ha gobernado prácticamente con políticas de derecha, desde el acuerdo de los 73 puntos).

Dado esto, a Magdalena Andersson no le quedó otra alternativa que renunciar a su tan difícilmente obtenido cargo.

- Según la práctica, el gobierno de coalición debe dimitir, si un partido decide abandonar el gobierno. Aunque la situación parlamentaria no ha cambiado, es necesario examinarla una vez más, dijo, en rueda de prensa al informar que se había reunido con Andreas Norlén, para solicitar ser removida de sus funciones de primera ministra, las que aún no había alcanzado a asumir.

Esta es la primera vez que algo así sucede en Suecia, el país de la moderación (lagom, ni mucho ni poco).

Y los titulares rápidamente traspasaron las fronteras. Nuevamente Suecia era motivo de signos de interrogación. 

¿Quién gobierna ahora en Suecia? Se preguntaban, en tanto, los suecos.

La respuesta es: Stefan Löfven lidera ahora, en un gobierno de transición.

 

El presidente del parlamento, por su parte, llamó a una conferencia de prensa, este jueves. En esta, declaró que había realizado sus sondeos, y que el próximo lunes, nuevamente, el Riksdagen votaría por la candidatura de Magdalena Andersson.

Andreas Norlén se mostró tan apacible y sosegado como de costumbre, sin embargo, debajo de su tranquila apariencia se podía atisbar un tinte de frustración.

Expresó que “situaciones tan turbulentas como las que se desarrollaron el miércoles pueden dañar la confianza en los procesos parlamentarios del país”. Y, por primera vez y en contra de su actitud siempre tan recatada, dirigió una dura crítica al partido Verde.

- Si sus voceros me hubieran dicho que su apoyo a la candidatura de Magdalena Andersson estaba condicionado, y que abandonarían el gobierno si ganaba la proposición de presupuesto de la derecha, entonces yo no habría llamado a la votación en la cámara, subrayó.

La vocera del partido Verde, Märta Stenevi, inmediatamente después de las declaraciones de Norlén se mostró sorprendida de las declaraciones de éste.

- Es triste escuchar esas críticas. Lo lamento, pero no es algo que nosotros hubiéramos deseado, dijo.

Pero el caso es que el partido Verde – que lucha por su sobrevivencia, oscilando en el 4 por ciento requerido para tener representación en el Parlamento – se adjudicó las críticas no solo de Norlén, sino de quienes sostienen que el partido sabía que iba a abandonar a Magdalena Andersson, y que esperó que se desencadenara el caos político en el país, para comunicar su decisión.

Resumiendo: el próximo lunes se llevará a cabo una nueva votación en el Riksdagen y Magdalena Andersson nuevamente puede ser elegida premier sueca.

La única diferencia es que esta vez no encabezaría un gobierno de coalición, sino unipartidista de la Socialdemocracia. Sería un gobierno muy débil que tendrá que buscar apoyo en amplios sectores, para llevar a cabo su política.

Por otra parte, no estaría sujeto a un partido que, a pesar de ser tan pequeño, tiene exigencias tan grandes. Y tendría más libertad de acción, sostienen algunos.

 


La anterior ministra de Finanzas, actual presidenta del partido Socialdemócrata y premier sueca durante siete horas, Magdalena Andersson, quien puede ser reelegida por el Riksdagen el próximo lunes. Foto: Facebook. (La imagen está recortada).

  

Hoy, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En esta columna, la Psicóloga y Escritora Thamar Alvarez plantea algunas interrogantes. “El machismo parece haberse vuelto un fenómeno fácil de identificar, pero difícil de erradicar. ¿Por qué? ¿Qué es lo que falla si está tan establecido, descrito y delimitado? Se me ocurren algunas respuestas, pero creo que el tema da para un amplio debate donde podríamos obtener muchas más”, escribe.

 

 Por: Thamar Alvarez Vega

 

Hoy, como cada 25 de noviembre, es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Los homenajes y conmemoraciones se suceden ante mis ojos en los medios del mundo entero, llevándome a múltiples reflexiones y una única pregunta: ¿por qué se ha vuelto tan difícil erradicar la violencia machista? Y me parece obvio que la respuesta está relacionada con otra pregunta previa: ¿por qué se ha vuelto tan difícil erradicar el machismo a nivel mundial?

Creo que la respuesta amerita el análisis de varios aspectos. Comencemos por la definición. La RAE define el machismo como “Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres” y “Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón”. La sola palabra conlleva, por lo tanto, elementos peyorativos tales como prepotencia, sexismo y supremacía del hombre sobre la mujer. Aspectos que son, en la práctica, actitudes que implican sometimiento, discriminación, cosificación de un ser humano, y desigualdad en oportunidades y derechos.

Es decir, la sola palabra “machismo” en sí tiene una connotación negativa y señala una actitud reprochable, criticable y condenable a todo nivel. Desde ningún ángulo es un aporte a la convivencia familia y/o social y, por el contrario, está relacionado con daños, perjuicios, prejuicios y violencia física y psicológica contra la mitad de la población mundial: las mujeres.

Sin embargo, y pese a todas las razones que podemos esgrimir en contra del machismo y de sus consecuencias, del alto número de agresiones y crímenes cometidos por hombres machistas, de la ingente cantidad de medidas sociales, educacionales, administrativas y legales – a todas luces insuficientes – que se toman para evitar y sancionar sus efectos, de cómo el número de víctimas fatales aumenta en lugar de disminuir (tanto de mujeres adultas como niñas y adolescentes); en lugar de observar, como digo, que el machismo, como fenómeno, como actitud, como conducta (personal y social), disminuya o tienda a su desaparición, se mantiene e incluso se afianza, independiente de la cultura, marco de creencias o lugar del mundo donde se manifieste.

Así las cosas, el machismo parece haberse vuelto un fenómeno fácil de identificar, pero difícil de erradicar. ¿Por qué? ¿Qué es lo que falla si está tan establecido, descrito y delimitado? Se me ocurren algunas respuestas, pero creo que el tema da para un amplio debate donde podríamos obtener muchas más.

Una de las razones, a mi juicio, es la enorme dificultad para superar la mentalidad patriarcal imperante hasta el día de hoy en el planeta. Y no solo porque haya países cuya mentalidad, sistema político o creencias religiosas tengan una base, unos principios y un fundamento estrictamente patriarcal – donde las mujeres son ciudadanos de segunda clase y viven sometidas a la vigilancia de los hombres – sino porque incluso en aquellos lugares del mundo que se reconocen como democráticos y respetuosos de los derechos humanos, muchas conductas y actitudes machistas se han normalizado al punto de ni siquiera ser vistas como tales. Es más, estos mismos países que se dicen democráticos avalan, en nombre de la democracia, partidos políticos cuyo ideario niega la existencia de la violencia machista. Y todo esto, lógicamente, favorece la reproducción del modelo machista en contra de las mujeres pese a que, de la boca para afuera, la mayoría de los países se declaren defensores de la igualdad de derechos y oportunidades.

Esto último es pura teoría. En la práctica, en la mayoría de los países del mundo las mujeres ganan menos sueldo que los hombres por una carga laboral similar; cobran pensiones más bajas aunque el tiempo de trabajo total haya sido el mismo o equivalente; la maternidad sigue siendo, en muchas ocasiones, causa de perjuicios a nivel laboral y social; la carga del hogar familiar sigue recayendo en mayor medida sobre las mujeres; el número de mujeres ocupando altos cargos o posiciones de alta responsabilidad sigue siendo menor que en el caso de los hombres; las familias uniparentales están mayoritariamente a cargo de las madres y sin apoyo del padre; las denuncias por violencia intrafamiliar no son consideradas con la misma seriedad que otros delitos e incluso hay países donde simplemente no las acogen.

Por otro lado, los porcentajes mundiales con respecto a la violencia de género son claras: la OMS reconoce “que el 35% de la población femenina ha sufrido alguna vez en su vida violencia física y/o sexual de un compañero sentimental, o violencia sexual de otro hombre sin esa relación”, mientras que algunos estudios en diferentes países elevan el porcentaje hasta el 70%. Pese a ello, ni la sociedad ni la justicia han respondido de forma contundente contra delitos violentos cometidos contra mujeres. De hecho, en general las leyes han ido agravando la penalidad – con lentitud y escasa eficiencia – pero también las condiciones por las cuales un crimen machista pueda obtener beneficios posteriores, logrando rebajar las penas. La mayoría de las sentencias por abusos sexuales, violación, violencia machista y asesinatos cometidos contra las mujeres terminan en sentencias bajas o no cumplimiento completo de las condenas. El que esto ocurra también con otro tipo de delitos no es ninguna justificación.

La violencia machista es un fenómeno que afecta a las mujeres por el hecho de serlo, y que precisa no solo un tratamiento particular y sanciones firmes, sino un trabajo decisivo a nivel cultural y social – con intervención de todos sus actores y ámbitos: familias, sociedad, administración, educación, salud, trabajo, marco legal - que supere una mentalidad patriarcal obsoleta, injusta y, a todas luces, peligrosa para las mujeres de todo el mundo.

 

Esplugues de Llobregat, Barcelona
25 de noviembre de 2021

Thamar Alvarez Vega
Psicóloga y Escritora

El miércoles pasado arrancó el Festival Internacional de Cine de Estocolmo. El tema de este año es la Maternidad, y durante la apertura se proyectó la cinta Madres paralelas, del afamado director español Pedro Almodóvar.

- Por fin podemos reencontrarnos y compartir experiencias cinematográficas. Será un festival inolvidable, con una mezcla perfecta de interesantes debutantes y legendarios maestros, dijo Git Scheynius, directora del festival. Junto a la ministra de Cultura, Amanda Lind, inauguraró el evento cortando una cinta de celuloide, en el cine Skandia.

 

 Por: Marisol Aliaga

Sin duda que los amantes del séptimo arte habían esperado con ansias el reencuentro en las salas de cine; el glamour, las alfombras rojas y los cara a cara con connotadas personalidades de la cinematografía internacional. El pasado miércoles, en el cine Skandia y después de dos años de emergencia sanitaria, nuevamente el público pudo disfrutar de la magia del cine, en un efervescente ambiente que casi, casi, fue lo que ha sido durante ya tres décadas.

Y la presente edición nos trae, como es de costumbre, una gran diversidad de temas, con sus 100 películas provenientes de 48 países, y con una fuerte presencia femenina (43 por ciento).

Penélope Cruz se luce, y es como siempre brillante, de la mano de Pedro Almodóvar, quien esta vez se refiere no solo al intrincado mundo de la psicología femenina, sino también al tema de la memoria histórica y las deudas pendientes de España con su pasado. La cinta Madres paralelas se estrena en el Filmfestival.

Desgraciadamente (para quienes amamos el cine y el director) Almodóvar nunca ha querido – o podido - venir a Estocolmo, y esta es la increíble razón por la que – hasta la fecha - no ha sido galardonado en el festival. Sin embargo, este año envió un video de saludo a la audiencia sueca. Tal vez sea un primer paso de parte del director manchego.

 

 

Pero quien sí visita Estocolmo es el actor Kenneth Branagh, cinco veces nominado al Oscar, quien recibe el premio Stockholm Achievement Award 2021. Este año llega al festival con su película tal vez más personal, posible ganadora de un Oscar, Belfast, que será la cinta de clausura del festival. Imperdible. Se estrena el sábado 20 de noviembre, en el cine Skandia, ocasión en la que el actor, director y guionista británico recibirá su galardón.

Chile se hace presente una vez más en el festival, con la visita de Daniel Espinoza, y Pablo Larraín. El primero forma parte del jurado del festival y dará dos clases magistrales. El segundo presentará telemáticamente su más reciente biopic: Spencer, sobre la princesa Diana de Wales.

En su presente edición, el festival pone el foco en México, con cintas como Users, de Natalia Almada, La Civil, de Teodora Mihai, y Prayers for the Stolen (Noche de fuego), de Tatiana Huezo. 

El Festival de Cine de Estocolmo está constantemente levantando nuevos talentos, además de la presencia femenina. En su edición actual presenta a una ex voluntaria del festival, Nathalie Álvarez Mesén, quien ahora debuta con su film Clara Sola.

 

 
La directora del Festival Internacional de Cine de Estocolmo, Git Scheynius, junto a la ministra de Cultura, Amanda Lind, en la apertura del festival, el miércoles pasado. Foto: Marisol Aliaga. 
 

Miércoles, 10 Noviembre 2021 22:33

Stefan Löfven: ”Siete años fantásticos”

Al mediodía del miércoles el primer ministro Stefan Löfven presentó su carta de renuncia. Se la entregó personalmente al presidente del Parlamento, Andreas Norlén.

“Han sido siete años fantásticos”, comentó Löfven, respecto a sus dos períodos en el cargo. Seguidamente, en rueda de prensa, el premier dijo que, frente a las múltiples crisis que le tocó enfrentar, actuó siempre pensando en el bien de Suecia. Y que está "orgulloso de que un chico proveniente de la clase trabajadora haya llegado a ser líder máximo del país".

 

 Por: Magazín Latino

 

El presidente del Parlamento, Andreas Norlén, recibió hoy la carta formal en la que Stefan Löfven solicita ser destituido de su cargo como primer ministro de Suecia, y mañana mismo comienza con las rondas con los líderes de los partidos, en busca de un nuevo - o nueva - premier para el país.

Aunque en la votación en la cámara, que probablemente se llevará a cabo el martes de la semana que viene, todo indica que Magdalena Andersson se convertirá en la primera mujer en la historia de Suecia que ocupa este puesto.  

Andersson fue elegida presidenta del partido Socialdemócrata en el congreso que se llevó a cabo la semana pasada, y lo lógico es que asuma como primera ministra, ante la renuncia de Löfven.

Sin embargo, no todo está zanjado. Pero poco a poco se han ido eliminando los obstáculos que han sido motivo de negociaciones entre los partidos del Centro, de la Izquierda y del Medioambiente. Como se sabe, para que Magdalena Andersson sea aceptada como lideresa del país, necesita del apoyo de estos, de cara a la votación en el Parlamento.

Y las cifras som tan estrechas (174 - 174), que un/a solo diputado/a que se abstenga de votar podría aventurar la elección de Andersson. Esta vez no se aceptarán "descolgados/as", o que alguno de los diputados o diputadas se retrase u oprima el botón equivocado. 

 


El bloque de derecha e izquierda tienen la misma cantidad de votos: 174. Si Magdalena Andersson obtiene 175 votos en su contra, es rechazada por el Parlamento. Foto: Gráfico TV4.se. 

Hoy al menos el partido Verde y del Centro se mostraron satisfechos de los acuerdos sobre zonas costeras y propiedad de bosques. La presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, había puesto claras exigencias respecto a estos puntos, para poder dar su aprobación a la candidatura de Magdalena Andersson como primera ministra.

- Toleramos a Magdalena Andersson como primera ministra, debido a que el gobierno ha cumplido con el acuerdo sobre importantes y centrales reformas para las zonas rurales, comunicó a la prensa.

No obstante, el hecho de que el partido del Centro acepte a Magdalena Andersson, no significa que apoye la propuesta de presupuesto, que la futura premier sueca presentará a comienzos de diciembre.

- Cuando veamos las alternativas que hay sobre la mesa, tomaremos las decisiones frente a la votación sobre el presupuesto, dijo Lööf.

 


La lideresa del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar. Foto: Pantallazo TV4Play.

 

Por su parte, la presidenta del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, ha expresado que espera conversar con Magdalena Andersson, para lograr llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas, antes de dar a conocer cómo votará su partido.

Dadgostar ha mostrado tener un tono más duro que su predecesor, Jonas Sjöstedt, y no aceptará que la coalición rojiverde sea excluida de todas las negociaciones gubernamentales, tal cual lo exigiera el partido del Centro, anteriormente.

Al parecer Nooshi Dadgostar no tolerará ser tratada como “un felpudo”, mote que se ganara Sjöstedt debido a las concesiones que hizo a Stefan Löfven, cuando el partido aceptara a Löfven como primer ministro. 

En tanto, Magdalena Andersson ha dicho que tiene buenas relaciones con Dadgostar y que está dispuesta a conversar con ella.

También dijo que la lideresa del partido de Izquierda tiene dos posibilidades: la acepta a ella, o acepta al presidente de los conservadores, Ulf Kristersson. Agregó que si optaba por él, Suecia tendría "el gobierno más conservador de la historia".

 


El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, presentó su dimisión este miércoles al mediodía. Foto: Pantallazo Svt.se.

Esta semana, la presidenta del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, declaró que se requieren nuevas negociaciones para apoyar a Magdalena Andersson como nueva primera ministra. Ahora responde Andersson.

- O me acepta como primera ministra, o acepta a Ulf Kristersson, dice Magdalena Andersson en una entrevista con SVT Forum el sábado.

 

 Fuente: SVT. 6 de noviembre de 2021

 

El Partido de Izquierda declaró a principios de esta semana que los socialdemócratas deben ofrecerles algo si quieren que Magdalena Andersson sea votada como primera ministra. Pero cuando se le pregunta a la nueva líder de la Socialdemocracia, ella no parece estar muy preocupada.

- Han pasado solo 17 semanas desde que el Partido de Izquierda aceptó a un primer ministro socialdemócrata, y la distribución de escaños sigue siendo la misma, dice Magdalena Andersson, en entrevista con SVT Forum.

- El Partido de Izquierda tiene dos alternativas. O me aceptan como primera ministra, o aceptan a Ulf Kristersson, quien entonces lideraría el gobierno más conservador que jamás haya tenido Suecia.

 

Las - un problema

Al mismo tiempo, Magdalena Andersson dice que, por supuesto, hablará con Dadgostar. Sin embargo, mantiene su posición frente a la gran disputa entre el Partido Socialdemócrata y el Partido de Izquierda: la Ley de Protección del Empleo, Las.

El Partido de Izquierda ha exigido anteriormente que los cambios previstos en Las se pospongan hasta el próximo mandato, a lo que Stefan Löfven se ha negado.

Y Magdalena Andersson parece estar en la misma línea.

- Ahí las partes tienen un acuerdo, y hay un apoyo muy amplio en el Riksdag. Yo considero que esto se hará realidad ya sea conmigo como primera ministra, o con Ulf Kristersson como primer ministro.

 

Incierto apoyo del Partido del Centro

Además del apoyo del Partido de Izquierda en la próxima votación de primer ministro de Suecia, Magdalena Andersson necesita el apoyo del Partido del Centro, que también ha presentado demandas para seguir apoyando al gobierno de la Socialdemocracia y del Partido Verde.  

Se trata, entre otras demandas, de la protección de zonas costeras - y tampoco en este tema han logrado llegar a un acuerdo. 

 


"Por supuesto que llamaré a Nooshi Dadgostar" - Magdalena Andersson (S) sobre la colaboración con el Partido de Izquierda. Foto: Pantallazo Svt.se.

 

El primer ministro Stefan Löfven presentará su carta de renuncia a su cargo a principios de la semana entrante. Así lo anunció su secretaria de prensa. Pero aún es incierto cuándo el parlamento podrá votar a un nuevo (o nueva) primer ministro para el país.

 Fuente: SVT. 7-11-2021

 

Este fin de semana, Stefan Löfven dejó su cargo de líder del Partido Socialdemócrata, sin embargo, sigue siendo formalmente primer ministro hasta que el Riksdag apruebe un nuevo primer ministro para el país.

 

Un proceso que no puede iniciarse hasta que el actual primer ministro acuda al presidente del Riksdag, [Andreas Norlén] y solicite ser destituido de su cargo.

Algo que sucederá a principios de semana.

"Él presentará su solicitud de destitución como primer ministro al presidente del Parlamento a principios de la próxima semana", escribe su secretaria de prensa, Maria Soläng, en un mensaje de texto al noticiero de la televisión pública, SVT Nyheter. 

 

Prometió una respuesta clara

Anteriormente, durante esta semana, Löfven había prometido anunciar a más tardar hoy, domingo, cuándo tiene la intención de dimitir. Pero la respuesta sobre el día y la hora, claramente, no llegó.

En el congreso, la ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, fue elegida nueva líder del partido, sucesora de Löfven, y el plan es que asuma el cargo de primera ministra. Pero, para que esto suceda, debe tener la aprobación del Parlamento, y el Partido de Centro y el Partido de Izquierda no deben votar en su contra.

 

Apoyo no asegurado

La falta de respuesta de Löfven es una señal de que el apoyo en el Parlamento aún no está asegurado para que Andersson pueda asumir el relevo.

Las negociaciones están aún en curso, entre los dos partidos gobernantes, la Socialdemocracia (S), y el Partido Verde (MP), y el Partido del Centro, sobre cuestiones de protección de los bosques y de zonas costeras protegidas.

Ya el verano pasado, cuando el Partido del Centro nuevamente dio su aprobación [vale decir, se abstuvo de votar en contra] a Löfven como primer ministro, este partido exigió que se fortalecieran los derechos de los propietarios de bosques y se garantizara la protección de zonas costeras privadas. Pero, el Partido Verde es el polo opuesto del Centro en esos temas y, sobre todo, las negociaciones para facilitar la construcción en zonas costeras se ha dicho que son difíciles de resolver.

 


El primer ministro sueco, Stefan Löfven, y su posible sucesora, la ministra de Finanzas Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo SVT.
 

A una semana del brutal asesinato del rapero sueco Nils “Einár” Grönberg, la Policía aún no logra dilucidar el crimen. Según el peritaje forense, Einár recibió dos impactos de bala, uno en el pecho y otro en el rostro, percutados a un metro y medio de distancia. Prácticamente una ejecución.

- Los políticos han comenzado a despertar, y se toman acciones todo el tiempo. Pero desgraciadamente estamos atrasados en décadas, señaló a Expressen el inspector de la Policía Reine Berglund, en relación con la espiral de violencia con armas de fuego.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Tal vez el brutal asesinato a sangre fría del popular rapero Nils “Einár” Grönberg, el jueves pasado, en la apacible zona residencial de Hammarby Sjöstad, sea un punto de inflexión en Suecia. 

Hasta ese día, los asesinatos entre pandillas rivales era algo que sucedía solamente en los suburbios. Ahora ocurrió en un plácido barrio de edificios de departamentos con grandes ventanales y vista al muelle.

Los vecinos declararon, choqueados, sus experiencias.

Una de ellas, una joven mujer, dijo en el telediario que esa noche la despertaron los balazos. Pensó que eran fuegos artificiales y se acercó a la ventana para verlos. Pero entonces vio a personas correr, en medio de la calle. Después sintió tanto miedo de que alguna bala fuera a traspasar los grandes ventanales de su dormitorio, que pasó toda la noche acostada en el suelo, escondida detrás de su cama.

Al día siguiente del crimen, numerosos jóvenes del sector fueron a depositar flores, a prender velas y dejar mensajes, en el sitio donde Einár perdió la vida. Necesitaban conversar, abrazarse y ahuyentar los malos pensamientos. La gran mayoría de ellos, y los vecinos del sector, no sabían que el conocido artista vivía en el barrio. Einár tenía identidad protegida, porque estaba amenazado de muerte. No obstante, los días anteriores había vuelto a hacer música, y había grabado videos en el lugar, junto a otros jóvenes artistas. 

 


Foto: Pantallazo, SvD.

  

El suceso

A las 22:50 de la tarde del jueves 21 de octubre, la Policía recibe las llamadas de alarma sobre un posible tiroteo en Hammarby sjöstad. Inmediatamente envían un contingente. Al llegar al lugar, los agentes encuentran a un joven hombre herido de gravedad, y comienzan la tarea de reanimación, sin éxito. El joven falleció en el lugar.

A las 00:45, la Policía corrobora que se trata del popular rapero sueco Nils “Einár” Grönberg, de 19 años. Estaba amenazado de muerte y gozaba de identidad protegida.

Einár venía saliendo de un depósito de bicicletas de un edificio, junto a otros dos raperos quienes, según escribe Expressen, tienen conexiones con redes criminales de Järva, en la periferia de Estocolmo.

Eran cerca de las once de la noche, cuando los tres jóvenes se encuentran frente a dos hombres armados con sus rostros cubiertos. De inmediato se dan cuenta de que han ido por Einár. Éste corre por su vida, perseguido por los asesinos que le disparan unas diez veces, en tanto que los amigos huyen rápidamente del lugar.

Finalmente le dan alcance al llegar a un pórtico. Está en un callejón sin salida. Recibe dos disparos: uno en el pecho y otro en el rostro, a un metro y medio de distancia. Prácticamente una ejecución. ¿Motivo? Es lo que la Policía ahora debe dilucidar.

 


Foto: Pantallazo. SR.

 

El artista

Nils Kurt Erik Einar Grönberg, más conocido por su nombre artístico, Einár, era uno de los raperos más famosos de Suecia. Sus temas sumaban millones de streamings en Spotify. Obtuvo dos premios Grammis y lanzó cuatro álbumes, en su corta carrea artística.

Pero no comenzó como otros artistas, que son apoyados por compañías discográficas. Él lo hizo a puro pulso y con mucho talento, publicando sus temas en Instagram, que rápidamente se hicieron virales. Una forma moderna de saltar a la fama y de ganar dinero. Mucho dinero.

Su tema “Katten i trakten” ("El gato del barrio"), fue nombrada canción del año en P3 Guld, en 2019, y ese año fue el artista con más streamings en Suecia. En 2020 obtuvo los Premios Grammy en las categorías "Hip hop del año" y "Principiante del año".

- Yo escribo todo el tiempo. En casa, en el estudio, en la ciudad, en todas partes. Dondequiera que voy, escribo algunas líneas o invento melodías. Y mis canciones me resultan siempre mejor cuando las escribo rápido. "El gato del barrio" y varias de mis mejores canciones las he escrito en veinte minutos, dijo Einár en una entrevista con Dagens Nyheter del otoño de 2019.

 


Foto: Wipipedia. 

 

La explosiva mezcla entre la criminalidad y la música

A diferencia de otros raperos, que provienen de un estrato social donde la precariedad es la norma, Einár se crio en el seno de una familia de clase media y creció en la zona periférica de Enskededalen. Su madre, una galardonada actriz, Lena Nilsson, actriz, su padre propietario de un restaurante.

Desde muy pequeño, Einar mostró un gran talento, a los seis años escribió su primera canción y a los diez su segunda. Pero en la adolescencia comenzó a tener problemas - malas juntas -  y a los 17 años fue dejado a cargo de una institución para jóvenes antisociales. La relación con su madre, aunque parecía ser buena, no estuvo exenta de problemas, como él mismo cuenta en esta entrevista.

Ya desde el tema con el que se dio a conocer, en el género del gánster rap, o “gansta”, la cercanía con la criminalidad es evidente. “El gato del barrio” se la dedicó a un líder de pandilla, su amigo, que había sido recientemente asesinado.

Su producción musical se refiere a la violencia, armas de fuego, de matar o de sucumbir ante las balas. Y todo esto empaquetado como si fuera algo atractivo. “El gato del barrio” tuvo, a poco de ser publicado, 11 millones de reproducciones. Hoy tiene 26 millones.

Los jóvenes lo escuchan.

- Quiero mostrar de dónde vengo. Vengo de Dalen y esa zona me hizo ser quien soy. Allí pasan cosas positivas y allí pasan cosas negativas, hay que mostrarlo todo, dijo Einár a Expressen, en 2019.

Agregó:

- Tienes que dar una imagen y mostrar que esto realmente está sucediendo aquí. Hay armas, hay drogas, hay tiroteos. Es importante, no debes olvidarlo.

Según los jóvenes artistas que están inmersos en este tipo de cultura, o subcultura, se trata de ser “genuino”, “real”.

Vale decir, ser tan duro como lo declaran sus temas musicales. No temerle a la muerte y estar realmente involucrado en la criminalidad. Otros raperos criticaban a Einár por no ser “real”, por no venir de la pobreza, no todos lo aceptaban como uno de ellos.

Pero sus letras son tan violentas y también glorifican la violencia, como lo hacen el resto de los raperos gansta:

"Ella y yo somos como yo y mi Glock [una marca de pistola], nena

No hay otra, nena, esto no para, no".

“Créeme puedo arruinar vidas

Cuando vengo con mi coche asesino”

“Si alguien quiere probar

Recibe pólvora”

"Y mi Glock, te hace agujeros incluso si eres Tyson"

"Baja el tono, venimos con armas

Te enviamos bajo tierra"

 

 
Foto: SounCloud.

 

El secuestro y los premios

A dos semanas de su asesinato, las pesquisas policiales han sido infructíferas, y ningún sospechoso ha sido detenido. A pesar de que la Policía sabe que Ainár vivía bajo amenaza de muerte, y por esta razón gozaba de identidad protegida.

Después de su muerte, algunos periodistas culturales de Suecia han hecho un “mea culpa” por no haber profundizado más en el tema del gánster rap y su relación con las pandillas criminales. Al parecer el fenómeno - hasta ahora - no había concitado su atención. De hecho, Einár lanzó una nueva canción, poco antes de morir, pero no obtuvo ninguna cobertura de parte de la prensa establecida. Tampoco lo necesitaba, las redes hacían la publicidad. Se promocionaba, por ejemplo, en su cuenta de Instagram. 

Pero el tema es actual. Hasta el momento ya son varios los jóvenes que han muerto con balas en el cuerpo producto de la rivalidad entre pandillas. Un fenómeno que se ha arraigado, sobre todo en Estocolmo y en Gotemburgo.

Uno de los pocos periodistas que ha investigado esto es Diamant Salihu (antes de Expressen, ahora de SVT). Él escribió el libro Tills alla dör” (Hasta que mueran todos), basado en su investigación sobre todo de las pandillas Shottaz y Dödspatrullen (el Escuadrón de la Muerte), de Rinkeby, zona periférica de Estocolmo.

Cuando Salihu pregunta al miembro de uno de estos grupos hasta cuándo va a seguir la espiral de violencia, éste le responde: “Hasta que todos mueran”. De ahí el título del libro.

 

Se desconoce si Einár pertenecía a una pandilla, pero se sabe que se juntaba con pandilleros peligrosos. Sea como sea, despertó el odio – o la envidia – de integrantes de peligrosas bandas o de otros artistas, que también son peligrosos.

En abril de 2020, fue secuestrado por miembros de la pandilla Vårbynätverket y el artista Haval Khalil.

Hay indicios de que Einar fue llevado, engañado, por algún "amigo", a un departamento en Vårby, un suburbio de Estocolmo. Allí fue maltratado, humillado, vejado. Se le fotografió con ropas femeninas y los cinco sujetos lo amenazaron con publicar las fotos en las redes, si no pagaba tres millones de coronas. Antes de ponerlo en libertad, le robaron gruesas gargantillas de oro y su reloj Rolex, avaluado en medio millón de coronas.

A pesar de esto, el rapero no quiso hacer una denuncia policial, en el mundo en el que vivía, uno no “se va de lengua”. Pero su madre sí lo hizo, al ver el estado en que quedó su hijo.

- Él se enojó mucho conmigo por eso. Yo le dije que se debe hacer la denuncia cuando ha ocurrido un robo y cosas han desaparecido. Así mi realidad. Él no quería, pero yo lo hice igual”, declaró su madre más tarde.

En abril del año en curso, y gracias a que la Policía francesa logró descifrar el sistema de comunicaciones Encrochat, usado por los miembros de pandillas, se inició el proceso judicial en contra de la pandilla criminal de Vårbynätverket (La Red de Vårby). 30 personas están imputadas de graves delitos, como planear asesinatos, realizar atentados con explosiones, tráfico de drogas, secuestros.

En el proceso judicial fue demostrado que Haval Khalil participó en el secuestro de Einar, y que el famoso rapero Yasyn Mahamoud, había planeado el mismo delito una semana antes, el que no se llegó a concretar. Ambos fueron condenados. El primero a un año y dos meses de prisión, el otro a 10 meses (a éste le quedaba por cumplir cárcel por un fallo anterior, por lo que resultó en un año y medio en total).  

Sin embargo, el hecho de que haya estado en la cárcel no fue impedimento para que Yasin, en marzo del año en curso, recibiera el Premio de la Radio Sueca P3, Guld (el Premio de oro de P3) al mejor artista del año y el premio al mejor artista del hip-hop. Obviamente el rapero no fue a recibir su premio, se encontraba en el calabozo, por sospecha de haber planeado el secuestro de otro rapero.

Durante la Gala Dorada, el premio fue presentado solamente por una voz en off (sin conductor), que comunicó que “Yasin no podía estar presente para recibir sus premios). No se dijo la razón.

La directora del programa, Anna-Karin Larsson, había anteriormente respondido a las críticas por galardonar a una persona acusada de cometer graves delitos afirmando que “tenemos que hacer la diferencia entre la persona y la obra”.

 


Foto: Pantallazo SVT. 

  

Einár había optado por el peligro

El joven rapero no quiso nunca colaborar con la justicia para establecer las culpas sobre su propio secuestro y las vejaciones de las que fue objeto. Se negó a acudir cuando fue llamado a declarar en el juicio oral, y tampoco pensaba participar en el juicio de apelación, que comenzaba la semana siguiente de ser asesinado. Pero se sabía – tal vez la información se haya filtrado - que la Policía lo iría a buscar para que prestara declaración.

La fiscal Anna Stråth dirige el proceso en contra de la red de Vårby, en el Tribunal de Apelaciones de Estocolmo. Y explicó a la prensa:

- [Einár] no quiso participar en nuestra causa. Pero, sobre todo la defensa, ha seguido luchando para que él asista a la audiencia y deje su testimonio. La única diferencia es que ahora sabemos que esto no podrá ser posible. Pero fuera de eso, no hay diferencia en la causa.

A principios de octubre, Einar había sido arrestado por la policía junto a otro rapero famoso y un amigo por su posible participación en el apuñalamiento de un hombre en el restaurante Nosh and Chow, de Stureplan, pleno centro de Estocolmo. Según Aftonbladet, desde ese día tenía un precio sobre su cabeza. 

Anteriormente, y a causa de una revoltosa fiesta nocturna, nuevamente había tenido problemas con la policía. Hay datos que sostienen que en esa ocasión, y cuando iba a ser arrestado, Einár trató de apoderarse del arma de servicio de un policía, lo que dio lugar a que el agente le disparara con una pistola eléctrica.

Poco antes de su muerte había sido detenido por la policía, por exceso de velocidad. El día antes del asesinato, uno de los amigos pandilleros con los cuales había compartido en esos días había sido objeto de un tiroteo. Afortunadamente, nadie resultó herido en esa ocasión.

El tema que lanzó a Einar a la fama, “El gato del barrio”, comienza recordando a un líder de pandilla asesinado hacía poco. Según Einar, éste era su “mentor”.

Este asesinato no ha sido resuelto – son muy pocos los casos que se resuelven - pero la jefa de la investigación, Lisa dos Santos, reaccionó al percatarse de la relación entre Einár y Paki, como se llamaba el hombre asesinado.

- Examinamos este video musical durante la investigación, porque estaba dedicado a él. Y nos llamó la atención, porque este líder de pandilla era conocido, entre otras cosas, por sus métodos despiadados, declaró la fiscal Lisa dos Santos.

 

El comienzo del “Gato del barrio” comienza con el texto: “DESCANSA EN PAZ PAKI”

Lo mismo desean sus miles de fans ahora para Einár: que descanse en paz.

  

Fuentes: DN, SVT, Expressen, Aftonbladet, TV4

 


A pesar de su corta edad, Einár alcanzó a publicar cuatro álbumes, y cosechó grandes éxitos. Al mismo tiempo se desenvolvía en un ambiente de criminalidad, lo que al final le pasó la cuenta.  Tenía 19 años. Foto: SR.se.

Líderes europeos, expertos y sobrevivientes del Holocausto participaron este miércoles en el Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö, invitados por el primer ministro Stefan Löfven.

Sin embargo, los grandes líderes mundiales brillaron por su ausencia. El columnista de Dagens Nyheter Ingmar Nevéus, reflexiona sobre el porqué de esto.

 

 Fuente: Dagens Nyheter. 13-10-2021

 

Se invitó a los principales líderes del mundo - pero casi ninguno asistió.

Un encuentro en el que todos tienen el mismo mensaje no da la oportunidad de brillar a pesos pesados como Putin y Macron. Es por eso que Stefan Löfven tuvo la compañía de un equipo político B, en el Foro de Malmö contra el antisemitismo.

Este es un artículo de opinión. El autor es responsable del análisis y puntos de vista del texto.

 

En la exhibición del Foro de Malmö, la historia oscura de Europa cobra vida.

Aquí está uno de los autobuses blancos suecos que rescataron a miles de prisioneros de los campos de concentración alemanes.

Aquí hay testimonios de la última generación de sobrevivientes del Holocausto. Entre otros, el sueco Tobias Rawet, de cuya historia los visitantes pueden participar gracias a la inteligencia artificial – similares a los "asistentes" de voz de los celulares. Si uno le pregunta cómo fue llegar al campo de concentración de Ravensbrück, la respuesta del octogenario (85) llega en una pantalla grande:

- Obligaron a las madres de todos nosotros a desnudarse, y les raparon el pelo de la cabeza y de otros lugares. Muchas nunca habían estado desnudas ni siquiera para su propia familia. Fue una humillación increíble.

Tobias Rawet y varios otros supervivientes estuvieron también presentes físicamente en Malmö, junto con políticos de unos cincuenta países y representantes de organizaciones judías y romaníes.

Pero los nombres más pesados brillaron con su ausencia.

Muchos esperaron hasta el final que el foro tuviera la atención internacional que solo pueden dar los nombres realmente pesados. Como el encuentro de Göran Persson en Estocolmo, hace 21 años atrás, cuando participaron los políticos más connotados de Israel y la mayoría de los países europeos.

Rumores no confirmados habían estado circulando en el aire antes de la conferencia.

¿Quizás el presidente ruso Vladimir Putin aparecería de todos modos? Eventualmente algún representante estadounidense importante. Posiblemente el francés Emmanuel Macron o, al menos, la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen.

Pero no.

Por supuesto, un puñado de pequeños países europeos envió a sus presidentes. Ucrania, Albania y Estonia participaron con los primeros ministros. Pero ni siquiera la camarada de partido de Stefan Löfven, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, consideró que valía la pena hacer el viaje de 39 minutos en tren, a través del estrecho de Öresund.

En cambio, Dinamarca envió a su ministro de Justicia. Noruega participó con un embajador. Macron, von der Leyen y el canciller de Estados Unidos, Antony Blinken, contribuyeron con mensajes de video pregrabados. Así como el presidente israelí, Isaac Herzog.

La ministra de Relaciones Exteriores Ann Linde (S) culpa a la pandemia del corona por la baja convocatoria, y dice que muchos jefes de estado y de gobiernos aún no han comenzado a viajar al extranjero.

Esto puede ser cierto en algunos casos aislados.

Pero las muchas excusas no son un efecto pandémico. Más bien, se trata de la necesidad de los altos políticos de brillar en el gran escenario, de mostrarse como estadistas ante la audiencia local. Un foro donde todos vienen con el mismo mensaje no cumple esa función.

Todos están de acuerdo en que se debe preservar la memoria del Holocausto, que debemos hacer todo lo posible para que no se repita nunca nada similar. Que la educación es una parte central de esto, y que se debe poner fin a la retórica del odio en las redes sociales.

Esto fue formulado con énfasis y compromiso por muchos participantes.

Al mismo tiempo, un foro como este no da mucho espacio a los temas más difíciles, aquellos en los que no todos están de acuerdo.

Como dónde está la línea divisoria entre el antisemitismo y la crítica al estado de Israel. O en qué círculos el antisemitismo tiene hoy su principal caldo de cultivo - entre los extremistas de derecha o los islamistas radicales.

Muchos oradores enfatizaron que el antisemitismo está en aumento, incluido el euroministro de Alemania, Michael Roth. El hecho de que el prejuicio contra los judíos esté floreciendo en Europa también fue confirmado por una encuesta de opinión esta semana.

Sin embargo, los representantes de muchos países optaron por culpar o por presumir sobre lo mucho que hacen, en lugar de abordar sus propios problemas.

El ministro polaco de Cultura, Piotr Glinski, hizo hincapié en los museos anunciados sobre los campos de concentración alemanes, pero, por supuesto, no dijo nada sobre la criticada ley del Holocausto de hace unos años, cuando el gobierno polaco quería condenar a prisión a cualquiera que afirmara que un solo polaco había ayudado a los alemanes durante el genocidio.

De la misma forma, Antony Blinken eligió en su discurso grabado destacar el millón de subvenciones que Estados Unidos ha distribuido para frenar la retórica del odio.Por supuesto, no mencionó nada de que altos representantes de su propio partido Demócrata han sido acusados recientemente de fomentar el antisemitismo.

De manera similar, el representante de Rusia, Konstantin Kosachev, no habló sobre la nueva interpretación de la historia durante los últimos años, en los que Putin "olvida" que la Unión Soviética fue el principal aliado de Hitler durante los dos primeros años de la guerra.

En su discurso, Stefan Löfven se refirió al hecho de que fue por iniciativa sueca que los nazis tuvieran una "J" estampada en los pasaportes de los judíos alemanes -  porque Suecia no quería acogerlos:

- La historia del Holocausto no es un lugar para la autoglorificación o el prestigio nacional. No hay lugar para negaciones o distorsiones, dijo el primer ministro.

Fue un excepcional momento de autocrítica, durante el foro.

 

 
El primer ministro sueco, Stefan Löfven, se dirige a los asistentes al Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö. Foto: Ninni Andersson/Government offices of Sweden

 

El novelista tanzano Abdulrazak Gurnah recibe el Premio Nobel de Literatura 2021. Él es uno de los principales escritores poscoloniales de África.

- Aún no puedo asimilarlo dice Abdulrazak Gurnah a SVT.

 

 Fuente: SVT. 07.10.2021

 

Abdulrazak Gurnah estaba en su casa en Canterbury, Kent, cuando la televisión estatal sueca, SVT, se comunicó con él. Y parecía conservar la calma a pesar de todo el revuelo. El teléfono ha sonado incesantemente de parte de los medios de todo el mundo desde que se anunció que él es el ganador este año, y a la agencia Reuters le dice:

- Es un premio tan grande y fantástico, una lista tan extensa de autores fabulosos. Aún estoy tratando de asimilarlo.

La Academia Sueca le otorga el premio con la motivación "por haber traslucido intransigentemente y con gran compasión los efectos del colonialismo y el destino del refugiado en el abismo entre culturas y continentes".

Crítico literario y profesor

Abdulrazak Gurnah nació en 1948 en Zanzíbar y trabaja en Inglaterra, donde llegó como refugiado en los años 60. Escribe en inglés. Debutó en 1987 con la novela Memory of Departure. Su irrupción al mundo de las letras se produjo en 1994 con la novela Paradise, que fue nominada al Premio Booker y al Premio Whitbread de ficción. Ha publicado diez novelas, dos de las cuales han sido traducidas al sueco, Paradiset y Den sista gåvan, que se publicó en 2015.

Paradiset trata sobre el pobre Yusuf ,de doce años, que es vendido como trabajador esclavo por su propio tío Aziz. Lleva varios años trabajando para crear un jardín hermoso y aislado. Cuando tiene 17 años, Aziz lo lleva a un viaje que se torna difícil y peligroso.

Además de su actividad literaria, es crítico literario y profesor de literatura que se enfoca en la creación literaria poscolonial, en la Universidad de Kent, en Canterbury. Allí también ha impartido clases de inglés y de literatura. Abdulrazak Gurnah también ha editado antologías de literatura africana y ha escrito artículos sobre otros escritores poscoloniales contemporáneos.

“Refleja el desarraigo del refugiado”

Abdulrazak Gurnah es reconocido como uno de los principales escritores poscoloniales de África.

- En sus diez novelas ha arrojado luz sobre los efectos del colonialismo y el exilio. Comenzando con su debut Memory of Departure de 1987, su escritura es un intento continuo de dar forma al desarraigo del refugiado desde ángulos siempre nuevos, dice el presidente del Comité del Nobel, Anders Olsson.

La crítica literaria Sara Abdollahi cree que la decisión de la Academia Sueca de otorgar el premio a Abdulrazak Gurnah fue una elección acertada.

- Se necesita un autor que resalte justamente el colonialismo que está ocurriendo en el mundo, dice.

 


El Premio Nobel de Literatura 2021 recayó en el novelista tanzano Abdulrazak Gurnah. Foto: Twitter/Nobelprize.

Publicada: 04-10-2021. Actualizada: 08-10-2021.

Vivía bajo amenaza de muerte constante, y sobrevivió varios atentados en su contra. Pero el domingo por la tarde, en la autopista E4, en Markaryd, la suerte estuvo en su contra. El artista conceptual Lars Vilks y sus dos escoltas murieron cuando el coche en el que viajaban traspasó las vallas de seguridad chocando frontalmente con un camión que venía por la pista opuesta.

Para Lars Vilks el principal motivo del arte era provocar. Al final, le costó la vida.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

La noticia se dio a conocer en todos los medios nacionales el domingo por la tarde, y a los pocos momentos era trending topic en Twitter. Donde se ha mantenido hasta hoy lunes.

La brutalidad del suceso conmocionó a todo el mundo, y también la ironía del destino. Lars Vilks vivía con escolta policial las 24 horas del día desde hacía casi 15 años, luego de que sus bocetos llamados "El Profeta M. como perro de rotonda" despertaran el odio de grupos islamistas radicales, que dictaron un “fatwa” en su contra. El Estado Islámico, IS, estableció la suma de 150.000 dólares por su cabeza.

Todo comenzó en relación con que el diario danés Jyllands-Posten publicara, en septiembre de 2005, 12 caricaturas del profeta Mahoma. Esto ocasionó ira y repudio en países musulmanes, las que resultaron en violentas manifestaciones. Esta religión considera que retratar al profeta es una blasfemia que debe ser castigada

Lars Vilks era un artista con formación académica en Arte y en Filosofía, pero desde fines de la década de los 70 se había dedicado al arte conceptual. Un tipo de arte que se basa más en crear reacción que en la estética.  

“El arte que no provoca, no es arte”, decía Vilks.

En 1980 comenzó una obra que causó extrañeza en el mundo del arte: “Nimis” y “Arx”, esculturas de madera de deriva ubicadas frente al mar, en la reserva natural de Kullaberga, en Höganäs. Una obra de arte que no es precisamente agradable a primera vista, pero que sin embargo se transformó en un imán turístico. No obstante, Vilks no solicitó el permiso para construir, y la comuna y él tuvieron una disputa que se prolongó por años. (Ahora, después de su muerte, la comuna de Höganäs solicitó medios al departamento de Cultura, para preservar “Nimis” y “Arx”).

 


Nimis, escultura de madera realizada por Vilks en Kullaberg. Foto: Wikipedia.

 

Siguiendo en la línea de la provocación, realizó dibujos de una cerda con cabeza que representaba a un judío y otra con la imagen de Jesús como pedófilo.

El arte debía provocar, sin importar si algunos se sintieran ofendidos.

Esas obras no causaron gran respuesta del público. De hecho, la gran mayoría - ni siquiera la prensa - supo de su existencia. El artista seguía en la anonimidad, hasta que, tal vez inspirado en las caricaturas del profeta Mahoma, de Jyllands-Posten, se decidió a hacer una serie de bocetos en blanco y negro, sobre el profeta.

En un principio estaba planeado que los dibujos serían expuestos en una galería en las afueras de la ciudad de Karlstad, sin embargo, los organizadores se echaron para atrás, por miedo a la controversia y la reacción de parte de la comunidad musulmana.

La galería de Tällerud nunca exhibió los bocetos. Sin embargo, el periódico local de Örebro, Nerikes Allehanda, publicó uno de los dibujos el 18 de agosto de 2007, con el fin de ilustrar un editorial sobre la autocensura y la libertad de expresión.

Desde ese momento la vida de Lars Vilks cambió por completo.Las reacciones no se hicieron esperar. Cientos de musulmanes en Örebro protestaron frente a la oficina editorial de Nerikes Allehanda, exigiendo un boicot del periódico.

- No se puede hacer una caricatura de Mahoma, que la paz de Dios esté con él. Ahí hay una línea roja, dijo Jamal Lamhamdi, director ejecutivo de la mezquita de Örebro, al matutino Dagens Nyheter.

Y "El Profeta M. como perro de rotonda" rápidamente llegó al conocimiento de países musulmanes, donde se llevaron a cabo manifestaciones en las que se exigía la muerte de Vilks.

Al final, y luego de conversaciones con los diplomáticos de estos países y con representantes de la comunidad musulmana en Suecia, el premier sueco de entonces, Fredrik Reinfeldt, aplacó los ánimos y el hecho pasó al olvido. 

Sin embargo, la espada de Damocles pendió sobre el artista el resto de su vida. Las amenazas de muerte que se cernían sobre su persona eran de tal magnitud, que el gobierno resolvió darle protección policial las 24 horas del día, y guardaespaldas lo acompañaban en cada paso que daba. Desde ese momento, la libertad de expresión por la que tanto luchaba, acabó convirtiéndose en su cárcel. 

Se transformó en un paria.

Los años siguientes, Vilks sobrevivió al menos tres atentados en su contra. Y terceras personas perdieron la vida, en los intentos de los extremistas de liquidar al artista sueco. En 2015, cuando se encontraba en Copenhague para inaugurar el evento “Arte, blasfemia y libertad de expresión”, el terrorista del Estado Islámico Omar el- Hussein disparó en su contra. La escolta de Vilks respondió el fuego, y lograron sacarlo del local, ileso. Pero el cineasta danés Finn Norgaard fue alcanzado por las balas mortales. Y poco después el guardia de una sinagoga también fue asesinado.

A pesar de estas muertes, Vilks nunca se sintió culpable de ello.

- No me siento culpable por eso. Una persona se siente ofendida por algo que otra persona ha dibujado o dicho y, por lo tanto, mata a una tercera persona. Si evitas dibujar cosas debido a esa lógica del terror, dejas que la libertad de expresión se vea amenazada, dijo entonces Lars Vilks.

El atentado en Copenhague ocurrió el 14 de febrero de 2015.

En 2010, Vilks había sido incluido en la lista negra de Al-Queda. El 7 de enero de 2015, la organización terrorista perpetró el atentado contra Charlie Hebdo, en el que 12 trabajadores de la revista fueron asesinados. El gobierno sueco aumentó la seguridad de Lars Vilks.

Después del atentado en Copenhague, el artista pasó a la clandestinidad.

Durante los últimos años, mantenía una disputa con los encargados de su seguridad, porque éstos no le permitían vivir junto a su pareja de más de 30 años.

- Puedo hacer muchas otras cosas, si quiero viajar para encontrarme y hacer el podcast contigo, puedo hacerlo. Pero si quiero encontrarme con mi compañera de toda la vida para irnos de viaje, no me lo permiten. Entonces se invocan razones de seguridad, dijo Lars Vilks, en una de sus últimas entrevistas, en el podcast de Anders Königsson, Trygghetspodden.

El domingo pasado, al ocurrir el accidente en la carretera, Vilks era conducido a su casa, luego de haber participado en una cena familiar con conocidos, en Estocolmo.  

El coche en el que viajaban era una verdadera "fortaleza rodante", que en el momento de la colisión iba a una velocidad de 160 km/hora. Vilks y los dos policías fallecieron de inmediato, al pasar de largo la valla entre las dos pistas y chocar frontalmente con un camión que se desplazaba por la pista contraria. Ambos vehículos se incendiaron a los pocos segundos.

Según una investigación preliminar, esas vallas de seguridad resisten un peso de poco más de una tonelada. El coche blindado en el que iba Vilks y sus dos escoltas pesaba 4,5 toneladas. El conductor del camión se encuentra hospitalizado, pero se desconoce su estado de salud.

Lars Vilks tenía 75 años. Los policías que viajaban con él tenían 36 y 44 años de edad. 

 


El artista conceptual quería provocar con su arte, y sus obras causaban a menudo controversia, como su obra "Nimis", una instalación de madera frente al mar en la reserva natural de Kullaberg, en Höganäs. Foto: SR. (La imagen está recortada).

Página 1 de 75

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español