Sábado, 29 Enero 2022 | Login
Doctor Aliaga: “El distanciamiento social y el uso de mascarillas son muy importantes” El doctor Fernando Aliaga, facultativo chileno. Foto: Privada.

Doctor Aliaga: “El distanciamiento social y el uso de mascarillas son muy importantes”

A tres meses del brote de la pandemia en Suecia, los números son desalentadores, con más de 3.400 fallecidos a causa del covid-19, la gran mayoría adultos mayores. Suecia ha reconocido que falló en su intento de proteger a los ancianos, no obstante, mantiene inexorablemente su relajada postura frente al coronavirus.

Chile, en cambio, tomó estrictas medidas, decretando estado de catástrofe y cuarentenas. Dos países, dos formas muy distintas de gestión frente a la emergencia sanitaria. Para despejar una serie de dudas, conversamos con Fernando Aliaga, quien trabaja en la salud pública de la Sexta Región, en Chile. La entrevista se realizó hace dos semanas atrás, vía Skype.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

La pandemia del covid-19 ha asolado a prácticamente todos los rincones del planeta, y cada país toma las medidas que le parecen más convenientes para proteger a su población. Para quienes vivimos en un continente, pero estamos siempre mirando a otro, se nos hace difícil no hacer comparaciones.

 

Así es que no solo seguimos el acontecer noticioso respecto al desarrollo de esta emergencia sanitaria en Suecia, también lo hacemos respecto a los países vecinos, y sobre todo respecto a nuestro lugar de origen, en este caso, Chile.

 

Obviamente que es un tema complicado comparar países. Además, las autoridades suecas han dicho que no será posible hacer un balance completo hasta dentro de mucho tiempo más.  

 

Sin embargo, las cifras duelen, y duelen hoy.

 

Respecto a Chile y a pesar de todos los problemas que tiene el país, sobre todo por la masiva desaprobación al gobierno de Sebastián Piñera, el país ha tomado medidas que - tal vez, nadie lo sabe aún – logren apaciguar los efectos devastadores que la pandemia del covid-19 ha tenido en tantos otros países.

 

[Hoy, miércoles 13 de mayo, nos preocupa que las cifras se dispararan, registrándose 2.256 nuevos casos en un día, lo que llevó a que se decretara cuarentena total en el Gran Santiago].

 

En Suecia, hasta el momento, las cosas no van nada de bien. Con más de 3400 fallecidos, el país presenta las peores cifras dentro de los países nórdicos, y han comenzado a levantarse dudas acerca de si la estrategia sueca – contraria al resto de países del mundo entero – es la correcta.

 

Quisimos conversar con el doctor Fernando Aliaga, con el fin de que nos aclarara algunos conceptos básicos de la pandemia y saber su opinión frente a la apuesta sueca, tan distinta a la chilena.

 

Fernando Aliaga es médico-cirujano, pediatra, ex jefe de Hospital y se graduó en la Universidad de Chile hace ya muchos años atrás. El facultativo cuenta con una vasta experiencia en lidiar con todo tipo de virus, bacterias y enfermedades en la atención pública de los hospitales de la Sexta Región de Chile, donde se ha desempeñado por décadas. Siempre ha estado en la primera línea, esa es su vocación.  

 

Él entiende perfectamente las medidas draconianas (como se acostumbra a llamar en Suecia a las restricciones fuertes) que ha tomado el gobierno en Chile. Según el médico, todas las medidas de protección son pocas ante la amenaza del coronavirus.

 

Magazín Latino: ¿Qué piensa Ud. que es lo mas importante para combatir la pandemia del covid-19? Por ejemplo, en Suecia, al comienzo se hicieron tests, pero después dijeron que no era necesario porque ya estaba el contagio interno. Luego se reanudaron y ahora se pusieron la meta de 100.000 a la semana, pero hasta la fecha se han logrado solo 28.000.   

- Doctor Aliaga: La OMS ha recomendado test, test y más test, los testeos son sumamente necesarios. Pero también es necesaria la trazabilidad, la contención, el distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas, la cuarentena obligatoria, todo tiene que ser acompañado. No se saca nada con hacer pruebas si esto no va acompañado de una buena estrategia sanitaria.

 

Suecia sigue sosteniendo que su estrategia frente a la pandemia es aplanar la curva para que el sistema sanitario no colapse. Sin embargo, los expertos que apoyan al gobierno en su gestión hablan prácticamente todos los días sobre la “inmunidad de rebaño”. El epidemiólogo estatal Anders Tegnell ha pronosticado que esta se alcanzará pronto en Suecia y que esto ayudará a proteger a los ancianos. Pero ¿existe evidencia científica que demuestre que se consigue inmunidad? Porque aquí no se han presentado

- Aquí se sabe que dos países apostaban a la estrategia de la inmunidad grupal: Inglaterra y Suecia. Pero los ingleses se arrepintieron porque se dieron cuenta de que no daba resultado, incluso el primer ministro se contagió y fue internado.

- Pero, ese tipo de información lo manejan solamente Suecia, Inglaterra y eventualmente Estados Unidos. Trump también creyó en la inmunidad, pero ahora que EE. UU. tiene la mayor cantidad de muertos del mundo, Trump está tratando de echarle la culpa a China y a la OMS. Pero es una jugada política, los estadounidenses pensaron que eran tan fuertes, que el virus no les haría nada. Siguieron - al principio - la misma estrategia de los ingleses, decretando que todo tenía que seguir igual, que el país tenía que seguir funcionando. Pero se ha visto que lo único que detiene el virus son las medidas restrictivas duras. Esto implica un cambio de vida radical y no es nada de fácil, pero es la única forma de controlar el virus.  

 

¿Entonces, la inmunidad no es una solución? ¿Esto de que mientras más gente se contagie, se va a proteger a los grupos vulnerables, como por arte de magia? ¿El tener anticuerpos va a proteger a otros?

- Que esto quede claro: la única forma de tener anticuerpos es que se haya tenido la enfermedad. En Chile tenemos ya más de mil pacientes [hasta la fecha, hace dos semanas atrás] que tienen anticuerpos, e incluso se está utilizando el suero de ellos para tratar a los pacientes más graves. Vale decir, estas son personas que han tenido la enfermedad, la han superado y de ahí que ahora tienen anticuerpos. Pero de que alguien cree anticuerpos por sí solo, no.

 

¿Pero por qué entonces aquí hay gente que incluso desea contraer el virus, porque piensan que si se contagian van a obtener la inmunidad? El mismo Johan Giesecke, de 71 años, antes epidemiólogo estatal y quien contrató al actual, Anders Tegnell, ha afirmado que espera enfermarse ahora, y no dentro de un año…

Tal vez algunos lo quieran, porque piensan que van a sobrevivir la enfermedad. Yo también me puedo plantar frente a un paciente con covid-19 y me dejo contagiar, como lo hizo Boris Johnson, y mira lo que le pasó. ¡Y no hay que olvidar que también depende de la carga viral!

 

¿Qué significa la carga viral?

- Cuando estás cerca de una persona y ésta te estornuda encima, te tira 50 millones de virus de un viaje. En cambio, si alguien habla poco y además estornuda en el interior del codo, éste te tira “solamente” medio millón de virus. Vale decir, depende de la cantidad de virus que recibas en cierto momento cómo vas a reaccionar. Si el virus irrumpe en tropel a tu cuerpo, es como si te entrara un batallón entero. En cambio, si son menos tienes más tiempo para desarrollar anticuerpos. Por eso las barreras son importantes: el distanciamiento social y el uso de mascarillas. Eso se hace aquí en Chile y se ha logrado aplanar la curva. Se calcula que el peak se está corriendo hacia mayo-junio, y esto es gracias a las medidas que se han tomado.

 

¿Qué importancia se le confiere en Chile al testeo?

- Aquí cada caso se testea. Cuando encuentras un positivo en el examen de PCR, se testea a todos quienes están en el entorno de esa persona. Se sigue cada caso, se trata de cubrir la mayor parte y de aislar a todos sus contactos. Y si son muchos, se aísla a todo el pueblo.

 

¿Qué es el PCR?

- Es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del código genético de un patógeno o microorganismo, su ARN. En esta prueba se saca una muestra en la faringe o en las fosas nasales de la persona. Si la prueba detecta ARN (ácido ribonucleico) del virus, el resultado es positivo, vale decir, la persona está contagiada.

 

¿Y cuándo uno puede dar positivo en el examen PCR?

- Es instantáneo, si tu agarraste el virus va a salir positivo.

 

¿Independientemente de si uno tenga síntomas?

- Independientemente de que uno presente síntomas o no. Todos los estudios provenientes de Wuhan y de otros países han demostrado plenamente que el virus se transmite también sin que la persona tenga síntomas. Por eso que este virus es tan maldito, porque los asintomáticos contagian sin saber que son portadores. Porque es lógico, si tu sabes que estás enfermo, te preocupas de no contagiar a los demás, ¿pero si no lo sabes?

 

Volviendo a los exámenes, al parecer hay dos tipos, ¿no? Uno detecta la presencia del virus, el PCR. Pero también están los exámenes serológicos, de sangre, para medir anticuerpos. Pero en realidad ¿que son los anticuerpos?

- El anticuerpo es una proteína que produce el organismo y se pueden medir cuando la enfermedad ya ha pasado. Los anticuerpos comienzan a aparecer después de una semana a diez días de haberse enfermado. Funciona así: cuando un virus te ataca, los ganglios linfáticos - que son como retenes de policía - los detectan y comienzan a producir anticuerpos para atacar al virus. Esta es la respuesta inmunológica del cuerpo y demora entre dos a tres semanas en instalarse. Tu organismo comienza a atacar el virus hasta que los anticuerpos son superiores en cantidad, vencen al virus y te mejoras. Pero en este intertanto lo pasas mal.

 

¿A que te refieres con pasarlo mal?

- A estar enfermo y requerir hospitalización. Y si se tienen enfermedades crónicas, como diabetes, cardiovasculares o de hipertensión, el paciente se puede morir.

 

¿Pero a raíz de qué?

- A que comienzas con dificultades respiratorias que producen una serie de problemas en el organismo. Porque todo está relacionado, si ya eres hipertenso o diabético y estás en la UCI, esto implica que bajan tus defensas y te comienzan a atacar otras bacterias. ¿Comienza a fallar el hígado, los riñones y requieres de cuidados intensivos ¿porque sabes dónde ataca el virus? Ataca en la unión entre el oxígeno y la hemoglobina, se mete en la oxihemoglobina, que es la que lleva el oxígeno a todas las células de tu cuerpo. Ahí ataca e impide que se produzca esta unión. Y entonces llega un momento en que, aunque respires, el oxígeno no pasa a tus células, y te quedas sin oxígeno. Esa es la fisiopatología del virus.

 

Suena horrible. ¿Pero qué medicamentos se usan en los hospitales, para combatir esto?

- En Chile se está usando mucho la Cloroquina, que es un antimalárico que actúa introduciéndose en los receptores que unen el oxígeno con la hemoglobina. Evita que el virus se meta ahí. En Chile los casos más graves se han tratado con antimalárico, y han andado bien.

 

¿Qué países disponen de esa medicina?

- Todos los países que tienen malaria. Pero acá teníamos porque hay otras enfermedades que se tratan con la Cloroquina, algunas enfermedades reumatológicas. La Hidroxicloroquina se les administra a los pacientes que están intubados a un ventilador mecánico, en tratamiento en las UCI, y ha tenido mejores resultados que al menos los corticoides.

 

Fin de la primera parte - Nota en desarrollo 

 

 

About Author

Related items

  • El Winnipeg, el barco de la esperanza

    La pintora Cecilia Zabaleta y la escritora Thamar Álvarez son dos chilenas que comparten una historia: sus abuelos llegaron a Chile en el emblemático Winnipeg, el barco con el que Pablo Neruda ayudó a salvar a más de dos mil refugiados de la guerra civil española.

    ´ “Ni Cecilia Zabaleta ni yo pudimos conocer a nuestros abuelos. La pintora nació cuando su abuelo ya había fallecido y mi abuelo murió cuando yo tenía un año y cuatro meses. Solo alcancé a llamarlo “Tata Olo” ´, escribe, en esta columna, Thamar Álvarez.

     

      Por: Thamar Alvarez Vega

     

    Este fin de semana tuve la oportunidad de visitar la exposición “Boleto de Ida”, de la pintora chilena Cecilia Zabaleta, en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona. Así expresado, sería la exposición pictórica de una inspirada artista nacional, pero su obra es mucho más que eso. Es un aporte muy valioso y emotivo a la memoria histórica chilena y española, por cuanto sus cuadros reflejan una experiencia familiar asociada con un evento histórico en el que muchos chilenos y chilenas estamos (me incluyo) involucrados.

    Este evento es la guerra civil española y, más en concreto, la llegada de un barco, el Winnipeg, al puerto de Valparaíso el 2 de septiembre de 1939. En su interior, llevaba a más de dos mil refugiados españoles, hombres, mujeres, niños y niñas. Entre ellos, el abuelo de la pintora, Antonio Zabaleta, procedente del País Vasco, y mi abuelo, Manuel Álvarez, de Asturias.

    El Winnipeg había sido fletado por el gobierno del presidente Pedro Aguirre Cerda, quien contó con la colaboración del poeta Pablo Neruda. Éste había sido cónsul en España durante el gobierno de la Segunda República (derrocada por el militar golpista Francisco Franco) y, meses después del término de la guerra civil, fue nombrado cónsul especial para la inmigración republicana española. Sus gestiones en Argentina y Uruguay, solicitando apoyo logístico para acudir al rescate de los refugiados españoles en suelo francés, fueron exitosas. El barco zarpó del puerto de Pauillac el 4 de agosto de 1939 y llegó a Valparaíso un mes después.

    Los casos de Antonio Zabaleta y mi abuelo Manuel Álvarez nos entregan datos importantes que nos permiten describir la suerte que corrieron los exiliados españoles en Chile: sus vicisitudes y destinos. Antonio Zabaleta era apenas un adolescente cuando embarcó; mi abuelo tenía más de veinte años. El primero embarcó solo, pero tuvo la inmensa fortuna de encontrarse con su padre en el navío. Mi abuelo embarcó solo y solo llegó a Valparaíso. Hubo, sin embargo, también muchas familias que pudieron embarcar y mantenerse unidas. En los años noventa, conocí en Santiago a una familia chileno-catalana descendiente de un matrimonio que llegó en el Winnipeg con dos hijas pequeñas. Solo la madre y la hija menor (hubo un tercer hijo nacido en Chile, pero a la fecha fallecido) sobrevivían en aquella época. La hija se desempeñaba como profesora en la Universidad Católica de Chile.

    La gran mayoría de los refugiados llegó con lo puesto y apenas unas pocas pertenencias; eran de clase media, y los hombres ejercían oficios. Asimismo, fueron esforzados trabajadores que salieron adelante trabajando duro y con perseverancia. Famosa es la anécdota que vivió Pablo Neruda antes de la partida del navío desde costas francesas. El poeta entrevistó uno por uno a los refugiados prestos a embarcar. Les hacía preguntas sencillas, y una de ellas era a qué se dedicaban en España para ganarse la vida. Uno de ellos le respondió que era corchero. Neruda le preguntó si era consciente de que en Chile no había alcornoques (el árbol a partir del cual se fabrican los corchos), a lo que el hombre, con firmeza castiza le respondió: “Pues los habrá”.

    Antonio Zabaleta, tal como cuenta su nieta, trabajó el primer tiempo en una zapatería, en Valparaíso; pero su buen corazón terminó causando que lo despidieran, pues a la gente pobre le regalaba los zapatos. Finalmente, se trasladó a Santiago, donde conoció a la que sería su esposa, y allí se afincó. Mi abuelo se desempeñó en diversos oficios y, a la fecha de su muerte (en agosto de 1966), trabajaba en una tienda de camisas en Valparaíso, donde se había radicado. Exiliado como estaba, se preocupó siempre de hacer llegar a su familia en España parte del dinero que ganaba. En Oviedo quedaron esposa y dos hijos con los que, lamentablemente, nunca pudo reencontrarse. Mantuvo siempre sus ideales republicanos y anarquistas, por lo que sus relaciones con la administración española en Chile (consulados, embajada) eran distantes y malas. Tampoco era asiduo del Club Español de Valparaíso, pues ahí se reunía la flor y nata del franquismo español. Con el tiempo, conoció a mi abuela Adriana y, debido a las malas relaciones con las autoridades, nunca pudo inscribir a mi padre (nacido en 1945), por lo que éste debió recuperar la nacionalidad española ya exiliado en Oviedo, a mediados de los años setenta. El exilio en 1974, esta vez de mis padres, mi hermana y yo tras el golpe de Estado de 1973, parecía convertirse en un karma familiar.

    Ni Cecilia Zabaleta ni yo pudimos conocer a nuestros abuelos. La pintora nació cuando su abuelo ya había fallecido y mi abuelo murió cuando yo tenía un año y cuatro meses. Solo alcancé a llamarlo “Tata Olo” (pues estaba muy pequeña aún para llamarlo “Tata Manolo”) y, eso sí, a ser una nieta regalona y muy querida por él.

    La exposición de Cecilia Zabaleta es mucho más que una muestra pictórica. Es un viaje al pasado en el navío del amor y de la memoria histórica de Chile y España. Un recuerdo emotivo y cargado de belleza a aquellos miles de refugiados españoles que llegaron a Valparaíso una noche de septiembre de 1939, solo con “boleto de ida”.

            

    Esplugues de Llobregat, enero de 2022

    Thamar Álvarez Vega

    Escritora y Psicóloga

     
    El abuelo de la escritora Thamar Álvarez Vega, Manolo Álvarez, llegó a Chile en el Winnipeg, que arribó al puerto de Valparaíso el 2 de septiembre de 1939. 

  • Nuevas restricciones frente a nueva ola de contagios en Suecia

    Desde este miércoles comienzan a regir las medidas adoptadas por el gobierno sueco, ante una explosión de nuevos contagios en todo el país.

    Sin duda alguna, la situación ha empeorado. La propagación de la infección en Suecia se encuentra en niveles históricamente altos, dijo Magdalena Andersson en rueda de prensa.

    Los bares y restaurantes se cerrarán a las 23:00 horas, se recomienda el teletrabajo y un máximo de 20 personas en eventos privados. Entre otras medidas.

     

     Por:Magazín Latino

     

    Antes de la Navidad, la Agencia Suecia de Salud Pública (FHM, por sus siglas en sueco) vaticinó algunos escenarios sobre la propagación del coronavirus en Suecia.

    Pero la cuarta ola de la covid pegó con más fuerza de la que nunca imaginaron. Y una vez más se equivocó el epidemiólogo estatal sueco, Anders Tegnell, quien creyó que el contagio bajaría, durante las fiestas de fin de año. Después de la Navidad y Año Nuevo se registró un aumento histórico de contagios.

    La infección por corinavirus en Suecia es, en estos momentos, peor que el peor de los escenarios vaticinados por la Agencia de Salud. Esto se debe a que la variante Ómicron ha demostrado ser más contagiosa, incluso en personas inmunizadas.

    - Subestimamos la capacidad de Ómicron para romper la barrera de la vacunación, dijo Karin Tegmark Wisell, la directora general de la Agencia Sueca de Salud Pública, a Radio Suecia. 

    Ella cree que el peak de propagación de la infección se producirá más tarde de los escenarios que habían contemplado, que suponía que esto se produjera a mediados de enero.

    El miércoles de la semana pasada, en Suecia se registró un nuevo peak, con 23.877 nuevos casos confirmados en un día. Y esto es solo el comienzo, según los expertos.

    Ante esto, la Primera Ministra, Magdalena Andersson, llamó a rueda de prensa, este lunes, para anunciar las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde este miércoles.

    - Una mayor propagación de la infección dará lugar a que más personas necesiten atención sanitaria. Esto seguirá subiendo al menos durante dos semanas más. Para que el servicio de salud sea eficiente, debemos reducir la propagación de la infección, dijo Andersson.

    Se refirió, además, a la diferencia que existe entre personas inmunizadas y las que no lo son

    - La proporción de quienes requieren cuidados intensivos entre los no vacunados es grande. Hay una gran diferencia entre vacunados y no vacunados. Y la mayoría de las personas vacunadas que, no obstante, se infectan, presentan un cuadro leve.

    En ello concordó Karin Tegmark Wisell, quien agregó que existe un riesgo doce veces mayor de que quienes no están vacunados necesiten atención en la UCI.

    - La vacunación es la medida más importante para combatir la pandemia. Es importante que todos quienes se les ofrece la vacuna, la acepten, ya sea la primera, segunda o tercera dosis, dijo.

    Magdalena Andersson lamentó la situación actual y enfatizó que las restricciones no son algo que el gobierno afronte a la ligera.

    - Estoy muy consciente de que estos dos años han sido difíciles para todos nosotros en Suecia. Desafortunadamente, se requiere otro esfuerzo mancomunado de parte de todos nosotros, dijo.

     

    Nuevas restricciones que comienzan a regir desde el miércoles 14 de enero de 2022

     

    • En la medida de lo posible trabajar desde casa.
    • Los bares y restaurantes con expendio de bebidas alcohólicas deberán cerrar a más tardar a las 23:00 horas y se introduce un límite de un máximo de ocho personas sentadas por grupo.
    • Se introduce también un consejo general de que los adultos limiten el contacto con otras personas en interiores.
    • Para reuniones y eventos públicos, se introducirá un límite máximo de 50 personas, a menos que se disponga de certificados de vacunación.

     

     

    Con información de: Omni, DN, FHM, SR, Expressen

     

    NOTA EN DESARROLLO

  • Gabriel Boric: "Hoy día, la esperanza le ganó al miedo"

    “Una saludable brisa ascendió, atravesó la cordillera chilena y alcanzó el mundo”, escribe Rubén Abrines Collins en este texto que respira poesía. Se refiere al triunfo de Gabriel Boric, el presidente electo más joven en la historia de Chile.

    A pesar de su juventud – 35 años – Boric es el presidente que ha recibido más votos en 170 años de democracia chilena.  En su primer discurso como presidente electo, citó a Allende, recalcó la necesidad de cuidar el proceso constituyente y expresó su deseo ser el presidente de todos. “Con nosotros, a La Moneda entra la gente”, dijo.

     

     Por:  Rubén Abrines Collins

      

    Una saludable brisa ascendió, atravesó la cordillera chilena y alcanzó el mundo.

    Hoy respiramos la mayor bocanada por la conquista democrática arrancada al poderoso y criminal fascismo económico, civil y militar en el Chile de las esperanzas largas y altas como su geografía.

    Con justificadas ganas de festejar este fantástico esfuerzo que venció todas las trampas del sistema impuesto por el fascismo nazi llamado Pinochetismo.

    No son inútiles nuestras razones y responsabilidades de hermanos.

    Hasta el último minuto del día de ayer al pie de las urnas el fascismo chileno justificó y defendió al candidato derrotado en las urnas.

    Es la advertencia para hoy, mañana y siempre de la amenaza al triunfo democrático popular.

    Se abrieron brechas en las alamedas de las que nos habló Salvador Allende, asesinado por los mismos que hoy salieron derrotados, después de largos años de lucha, en esta batalla puntual.

    Batalla con tantos muertos y desaparecidos, y los cientos a los que dejaron ciegos por los perdigones de los cuerpos represivos militarizados y policiales de este último gobierno neoliberal pro-yanqui.

    Hombres, aún no canten victoria, la perra que los parió aún está en celo.

    Nosotros los pueblos hermanos festejamos con esa porción de sufrido, combativo y organizado pueblo de Chile, de todas las condiciones, con auténtica solidaridad y modestia revolucionaria antimperialista.

    Como uruguayos.

    Sabemos que el destino común nos lleva por las mismas rutas.

    Aprendemos de nuestros aciertos y errores.

    Nosotros hagamos lo nuestro, no un sainete del logro del 56 por ciento que votaron para cambiar.

    Contra un 45 del fascismo nazi en una sociedad donde ir a votar no es responsabilidad cívica de todos.

    Seamos ponderados y mantengámonos alertas y prontos a defender esta conquista chilena.

    Sabiendo que.

    Este éxito democrático tiene raíz en aquel de Allende, en aquel programa de la Unidad Popular barrido a sangre y fuego, asesinando al presidente que defendió con armas en las manos la responsabilidad que le había sido otorgada.

    Saquemos ejemplo, aprendamos de ellos y de nosotros.

    No hagamos como los pequeñoburgueses que se cuelgan del primer envión político primaveral logrado por grandes masas y luego acaban en el camino del enemigo de la democracia bailando con el oportunismo y la traición, apartados de la voluntad popular por no entender el imprescindible papel de las grandes masas.

    Este gobierno uruguayo de oligarcas mediocres, cipayos, cola de ratón de la política exterior de EE.UU, que se otorga el derecho de calificar y opinar de la calidad y legitimidad de elecciones en el continente y de soslayar y omitir el régimen fascista - esclavista patriarcal de Quatar, se apresuró, sin entusiasmo, a saludar al nuevo presidente chileno.

    Digno de gobiernos, de presidentes y partidos del pasado mediocre.

    Un ejército de políticos uruguayos, economistas y charlatanes de televisión, nos quisieron embagayar a todos con el exitoso modelo en Chile, como Ernesto Talvi, la señora Arbeleche, el señor Alfi, los poderosos empresarios y caga tintas, bautizados por este gobierno como los Malla Oro.

    Más de un vejiga creyó como un niño que Papá Noel y los Reyes Magos no son los padres.

    Soy de los que sostienen que la memoria colectiva es un animal político que no descansa.

    Con seguridad nuestro mayor aporte a esta gigante bocanada de alegría de chilenas y chilenos de estas nuevas generaciones sea que del No de este gobierno hagamos un gigantesco SÍ.

    Y esta sea nuestra mayor muestra de solidaridad con los chilenos que se atrevieron a regalarnos su sacrificio con una sonrisa.

    Tú ves.

    Si con un SÍ alcanza.

     

    Sigamos.

     

    Rubén Abrines Collins

    21 de diciembre de 2021 

    Hospital Maciel.

    Cama 4.

     


    Gabriel Boric es el presidente electo más joven en la historia de Chile, un país donde la edad promedio de la población es 35,8 años. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español