Print this page
El Premio Nobel de Química recae en dos científicas por las tijeras genéticas CRISPR Este año el Premio Nobel de Química recayó en dos mujeres, la francesa Emmanuelle Charpentier y la norteamericana Jennifer Doudna. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org.

El Premio Nobel de Química recae en dos científicas por las tijeras genéticas CRISPR

El Premio Nobel de Química 2020 fue otorgado a Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por el desarrollo de las tijeras genéticas CRISPR Cas9. Las tijeras genéticas pueden alterar el genoma de todo tipo de organismos vivos con gran precisión.

 

 Fuente: SVT. 7-10-2020. Traducción: Magazín Latino

 

En el pasado, el modificar genes en las células requería mucho tiempo y a veces era imposible. Pero con la ayuda de las tijeras genéticas CRISPR Cas9 de Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, ahora es posible cambiar y hacer adiciones a los genes en el lapso de unas semanas.

- Aunque he sido galardonada con varios premios y he escuchado mi nombre en las quinelas, me sorprendí y me emocioné mucho cuando Göran Hansson, de la Real Academia Sueca de Ciencias me llamó, dice Emmanuelle Charpentier, telemáticamente, durante la conferencia de prensa de hoy día.

 

Charpentier se desempenó en la universidad de Umeå

Emmanuelle Charpentier tiene 51 años y nació en Francia, pero estaba se desempeñaba en la Universidad de Umeå, cuando hizo su descubrimiento pionero.

El tiempo en Umeå fue un momento fantástico en mi carrera. Cuando les conté a mis amigos y colegas que iba allí, se preguntaron si estaba pensando con claridad, pero cuando llegué [a Umeå, al norte de Suecia] noté que me sentía muy bien y que disponía de tiempo para mi investigación, dice Emmanuelle Charpentier.

El descubrimiento de las tijeras genéticas fue inesperado. Cuando Emmanuelle Charpentier estudió la bacteria Streptococcus pyogenes, descubrió una molécula hasta entonces desconocida, tracrRNA.

Su mapeo genético demostró que el ARNtracr es parte del antiguo sistema inmunológico de la bacteria, CRISPR Cas, que neutraliza los virus cortando su ADN.

Charpentier publicó el descubrimiento en 2011.

  

Funcionó en laboratorio en 2012

Juntas, Doudna y Charpentier lograron en 2012 hacer que las tijeras genéticas del sistema inmunológico de la bacteria funcionaran en un tubo de ensayo.

Desde entonces, el uso de las tijeras genéticas CRISPR Cas9 se ha disparado por completo, y los investigadores de todo el mundo han llevado la investigación más lejos.

Esto ha contribuido a muchos descubrimientos científicos básicos importantes, y los investigadores de plantas han podido producir cultivos que resisten el moho, las plagas y la sequía.

- Hay una fuerza enorme en las tijeras genéticas, que nos concierne a todos. No solo ha revolucionado la ciencia básica, sino también el fitomejoramiento, y dará lugar a tratamientos médicos innovadores, dice Claes Gustafsson, presidente del Comité Nobel de Química, en un comunicado de prensa.

 

Oportunidades y riesgos

En Medicina se están llevando a cabo muchos ensayos clínicos de nuevas terapias para el cáncer y las tijeras genéticas podrían hacer posible la cura de enfermedades genéticas graves en el futuro.

Pero también existen riesgos con la nueva tecnología.

- Tenemos que preguntarnos, ¿qué queremos conseguir con esta tecnología? Ahora podemos cambiar el ADN humano y hacer cosas que ya no son éticamente defendibles, dice Johan Rockberg, profesor de Evolución Dirigida de la KTH.

 Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna son la sexta y séptima mujeres en recibir el Premio Nobel de Química, respectivamente. La primera fue Marie Curie en 1911. [Y no solo eso, Marie Curie lo recibió tanto en Química como en Física].  

178 premios Nobel de Química han sido hombres.

 


Este año el Premio Nobel de Química recayó en dos mujeres, la francesa Emmanuelle Charpentier y la norteamericana Jennifer Doudna. Foto: Captura de pantalla de Nobelprize.org.

 


Media

About Author

Related items