Lunes, 16 Mayo 2022 | Login
Entrevista con Patricio Galvez, quien rescató a sus siete nietos de un campo de refugiados en Siria Patricio Gálvez se hizo conocido tanto en Suecia como en Chile, al emprender la misión de recuperar a sus nietos de un campo de refugiados en Siria. Foto: Marisol Aliaga.

Entrevista con Patricio Galvez, quien rescató a sus siete nietos de un campo de refugiados en Siria

Patricio Gálvez nos cuenta en una extensa conversación sobre los pormenores del rescate de sus nietos que se encontraban en terribles condiciones en el campo de refugiados de al-Hol, al norte de Siria. Tras la caída del Estado Islámico (ISIS/DAESH), muchos niños quedaron huérfanos en campos de refugiados en Siria. Patricio Gálvez tuvo que hacer frente a una serie de impedimentos, hasta que por fin consiguió que las autoridades suecas lograran ayudar a sus siete nietos a abandonar al-Hol, luego de acuerdos con las autoridades kurdas, que son quienes están a cargo de estos campamentos.

 

Cámara: Marisol Aliaga

Producción: Magazín Latino 2019

Canal en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCi8XbhQNUnqrKtGoxMBXxsw

 


Media

About Author

Related items

  • Suecia navega por aguas peligrosas

    “No es demasiado tarde para que Suecia vuelva a su tradicional postura geopolítica de los tiempos del honorable Olof Palme. La mejor garantía para la seguridad nacional de Suecia es echar anclas en su propio puerto neutral, en lugar de emprender una incierta navegación en las peligrosas aguas de la confrontación”, escribe el fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR), profesor Marcello Ferrada de Noli.

    Este domingo, la PM Magdalena Andersson comunicó que Suecia, siguiendo los pasos de Finlandia, solicitará su ingreso a la OTAN.

     

     Por: Marcello Ferrada de Noli

     

    No son únicamente los políticos en el Riksdag quienes deben decidir qué riesgos implica la membresía de la OTAN, plantea el Profesor Marcello Ferrada de Noli.

    Existe una paradoja fundamental dentro de la OTAN entre los derechos y las responsabilidades, lo que a menudo se ha malinterpretado. Desde la perspectiva de la OTAN, la prioridad en la adhesión de un país a la alianza no es el derecho de ese país a contar con la protección de la alianza, sino todo lo contrario: lo fundamental (e imperativo) es la responsabilidad que asumen cada uno de los países de la OTAN de ir a la guerra cuando uno de sus los estados miembros es atacado. Eso y nada más es lo que se especifica en el corazón del Artículo 5.

     

    En otras palabras, no son los miembros del parlamento sueco, que ahora quieren votar por el ingreso en la OTAN, quienes decidirán en última instancia cuándo Suecia irá a la guerra y contra quién. Será la OTAN. Si otro estado miembro de la OTAN que no sea Suecia es atacado, se garantizaría que Suecia iría a la guerra.

     

    Pero ¿qué sucede cuando un ataque a ese miembro de la OTAN es en realidad una respuesta a una agresión unilateral de aquel país?

     

    En el contexto de varias guerras en las que los miembros de la OTAN se han visto envueltos en las últimas décadas, también hay excepciones al principio de solidaridad y asistencia mutua. Sucedió, por ejemplo, cuando un avión de combate ruso fue derribado por Turquía, país de la OTAN, en noviembre de 2016.

     

    Según el diario sueco Svd, habría sido un incidente del tipo casus-belli, porque, según Turquía, el episodio ocurrió sobre territorio turco –mientras Rusia afirmó que el avión estaba en el espacio aéreo sirio. Se publicó en esa oportunidad que Ankara había pedido a sus aliados de la OTAN “que invocaran el Artículo 5 para ayudar a asegurar la frontera de Turquía con las amenazas de Siria”. Aún así, la decisión final fue: “La OTAN apoya a Turquía pero no invoca el Artículo 5”.

     

    En base a lo expuesto, mi pregunta es ¿Qué garantía herméticamente confiable habría por parte de la OTAN si ocurriera un incidente similar ocasionado por Suecia en contra de Rusia –aunque fuese por accidente o sin la intención de provocar una guerra? ¿Que ocurriría si Rusia lo percibiese como una provocación o, peor aún, como un casus belli?  ¿Sería en este caso la respuesta de la OTAN similar a la que le dio a Turquía en el ejemplo anterior?

     

    Los riesgos de una respuesta militar de Rusia

     

    No se sabe a ciencia cierta cómo, específicamente desde el punto “militar-técnico”, Rusia reaccionaría en el caso de Suecia entrando a la OTAN. Debe sí recordarse que Suecia se encuentra a solo 240 km de Kaliningrado. Esto es, con o sin pertenencia de Suecia a la OTAN, Suecia se encuentra a “una cercanía de tiro” de los misiles tipo “Calibre” que Rusia desplegó recientemente en Kaliningrado. Esos misiles tienen un alcance de más de seis veces esa distancia, y su efecto preciso de destrucción se ha ya comprobado en las recientes operaciones militares de Rusia en Ucrania.

     

    Se podría argumentar que la nueva capacidad antimisiles de Suecia (los sistemas “Patriot” adquiridos por Suecia en los EE. UU.) podría anular esos potenciales ataques de misiles “calibre” desde Kaliningrado. Pero, luego que Suecia ingresase a la OTAN, las cosas adquirirían otra dinámica por parte de los rusos:

     

    En primer lugar, anticipando la alternativa de un despliegue o estacionamiento en Suecia de tropas de los EE. UU. equipadas con armas nucleares, Rusia ya ha dicho que en caso de un ingreso de Suecia a la OTAN ellos moverán misiles con ojivas nucleares lo más cerca de Suecia que les sea posible. O sea, los viejos acuerdos de “zona libre” de armas nucleares en la franja del Báltico quedarían automáticamente caducos si Suecia y Finlandia entran en la OTAN. Y aquí recuerdo la corta distancia que existe desde las rampas de Kaliningrado.

     

    En segundo lugar, Rusia posee el arsenal de ojivas nucleares más grande del mundo, junto con las más destructivas. Y olvidémonos de los misiles “Calibre”: los modernos misiles hipersónicos de Moscú, según el presidente Joe Biden, son “casi imposible de detener”. A mayor abundamiento, el nuevo RS-28 "Sarmat" de Rusia, con una velocidad de veinte veces la del sonido,  es un misil equipado con 10 a 15 MIRV (cabezas nucleares) y que puede llegar a Berlín en unos 106 segundos, a Londres en 202 segundos y a Estocolmo en solo 87 segundos!

     

    Un riesgo múltiple de guerras

     

    El punto de partida general en los medios suecos es que el único enemigo es Rusia y el único riesgo es la guerra con Rusia. Pero, por una parte, Albin Aronsson, analista de políticas de seguridad de la Agencia Sueca de Investigación de Defensa (Totalförsvarets forskningsinstitut), expresa en el periódico sueco Dagens Nyheter que "el riesgo de una amenaza militar real (rusa) es bajo”. Y por la otra, para Estados Unidos, que es el verdadero motor de la OTAN, Rusia no es de ninguna manera la única nación potencialmente beligerante.

     

    Por el contrario, para Washington, no es únicamente Rusia sino el conjunto de otros países –como China o India y otros de Asia, África y América Latina que actualmente apoyan a Rusia o se niegan a participar en las sanciones contra Moscú— lo que constituye una alianza económica y militar mayor que la OTAN. Qué pasaría si Estados Unidos entrara en enfrentamientos militares con alguno o un grupo de esos países, ¿tendría Suecia, como miembro de la OTAN, alguna oportunidad de evitar participar o ser el objetivo de esas armas hiperdestructivas que desafortunadamente la guerra moderna está empleando, u otras aún más temibles por emplear?

     

    Por supuesto, Suecia debe salvaguardar su integridad nacional, territorial, política y cultural. Pero Suecia no es la suma parcial de políticos, más un puñado de magnates dueños de la industria armamentista, más los periodistas de los medios tradicionales de comunicación. Suecia se compone de familias, y de ellas forman parte cada ciudadano sueco, entre más de 10 millones. El destino de Suecia, sí o no a OTAN, es el destino de todos.

     

    Ergo, no son sólo los políticos del Riksdag los que deben decidir qué riesgos hay en la pertenencia a la OTAN. Especialmente cuando algunos de estos políticos fueron elegidos gracias a la plataforma opuesta sobre la membresía en la OTAN.

     

    Un país verdaderamente neutral

     

    Lo que beneficiaría al mundo, y no solo a Suecia, es que Suecia: primero:  vuelva a posiciones geopolíticas originales, Segundo: que una vez más renueve su declaración de estado neutral. Como lo escribimos en DN, hace siete años:

     

    “Una cooperación sueca más estrecha con EE. UU. / OTAN no conduce a una mayor seguridad, pero corre el riesgo de convertir a Suecia en un objetivo principal en caso de conflicto militar. ¿Por qué no invertir en una Suecia neutral que contribuiría a una mayor seguridad no solo para el país sino también en la región y, por lo tanto, reduciría el riesgo de guerra? “

     

    Históricamente, la cultura política sueca en la época del primer ministro Olof Palme permitió negociaciones serias para la paz; ayudó a la resolución de conflictos geopolíticos; fue la sede para celebración de acuerdos y eventos internacionales en la lucha mundial por la salud humana y el medio ambiente. Considerando la reciente recreación de la guerra fría entre Occidente y Oriente, agravado por nuevos arsenales sofisticados y destructivos, la humanidad necesita ese foro más que nunca.

     

    Por las razones anteriores, debe realizarse en Suecia un referéndum sobre el tema de la OTAN. Al igual como lo hicimos en el caso del ingreso de Suecia a la UE.

     

    Al mismo tiempo, las autoridades deben permitir y alentar un debate sobre estos asuntos dentro de las instituciones suecas, en los lugares de trabajo, entre estudiantes, inmigrantes, académicos y en todas las esferas de la sociedad.

     

    El más importante entre los derechos humanos es el derecho a la vida. La más terrible de las acciones políticas es buscar el camino de la confrontación letal. Lo más sublime es buscar la paz. Y lo más inteligente.

     

    Aguas peligrosas

     

    Hace algunos años, antes de que Suecia se convirtiera en “partner” de la OTAN, Dagens Nyheter publicó un artículo positivo (la excepción que confirma la regla) sobre mi persona. DN lo tituló:  “El profesor ha navegado en aguas peligrosas”. Se refería a mi resistencia contra la dictadura fascista de Augusto Pinochet, que sobreviví a la captura y encarcelamiento de los fascistas, que al final pude regresar al nido familiar aquí en Europa, y entre la fraternidad de las organizaciones antiimperialistas europeas que existían en ese momento. Los fascistas chilenos finalmente fueron expulsados ​​del poder. Estando en Suecia, fui invitado en una ocasión a Rusia, para el desfile militar en la Plaza Roja, en noviembre de 1981.

     

    Estaba yo entonces en Moscú en el momento en que un submarino de la flota soviética, por un problema técnico, desembarcó sin quererlo en la costa sueca. Aunque en plena Guerra Fría, los dos gobiernos pudieron resolver el incidente de forma rápida y no dramática. ¿Habría ocurrido el mismo resultado si Suecia fuera miembro de la OTAN?

     

    No es demasiado tarde para que Suecia vuelva a su tradicional postura geopolítica de los tiempos del honorable Olof Palme. La mejor garantía para la seguridad nacional de Suecia es echar anclas en su propio puerto neutral, en lugar de emprender una incierta navegación en las peligrosas aguas de la confrontación.

     


    Durante el encuentro que tuvo lugar en Estocolmo el 6 de abril 2022, el canciller finlandés Pekka Haavisto; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la canciller sueca Ann Linde. 

      

    --

    El profesor Marcello Ferrada de Noli es fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) y editor en jefe de la revista geopolítica The Indicter.

     

    Una versión en inglés de este artículo (“NATO: Sweden Navigates Dangerous Waters“) se publicó por primera vez en Consortium News. Una versión abreviada (“Därför behöver Sverige folkomröstning om NATO frågan”) se ha publicado en Globalpolitics.se/

     

  • La empresa Ericsson fue denunciada a la policía por violaciones al Derecho Internacional en Irak

    La empresa de telecomunicaciones Ericsson ha sido denunciada por complicidad en crímenes de lesa humanidad en Irak. La denuncia trata de que la empresa indirectamente haya podido beneficiar a la organización terrorista Estado Islámico. La fiscal de crímenes de guerra, Reena Devgun, está ahora a cargo del caso, que se está siendo investigado en la Unidad Nacional contra el Crimen Internacional y Organizado.

     

     Fuente: Dagens Nyheter. 21-03-2022

     

    En una revisión interna, en 2019, Ericsson encontró un catálogo de irregularidades con respecto a las gestiones de la compañía en Irak entre 2011 y 2019. Se trataba de sobornos, dobles lealtades, intermediarios, pagos a destinatarios opacos y posiblemente pagos a la secta terrorista Estado Islámico, en el marco de la expansión de la red telefónica móvil, en Irak.

    Sin embargo, el informe no se hizo público hasta febrero de este año, y solo después de que el programa de la televisión estatal sueca, SVT, Uppdrag Granskning (“Misión investigar”), recibiera la investigación secreta a través de una filtración, hiciera más y más preguntas.

    El caso ha cobrado una dimensión extra en el sentido de que el Departamento de Justicia de EE. UU. (DOJ) considera que la falta de información constituye un incumplimiento del acuerdo alcanzado con la empresa en diciembre de 2019. Esto significó una multa de 10.000 millones de coronas suecas y tres años de investigación del trabajo ético de la empresa debido a sobornos en, entre otros, Yibuti. 

    Uppdrag Granskning  se asesoró con dos abogados suecos de derecho internacional, a quienes instó a examinar el informe. Ambos consideran que Ericsson puede ser culpable de complicidad en crímenes de lesa humanidad. Se trata de que la empresa ha sido "indiferente" a brindar apoyo financiero al Estado Islámico, lo que fortaleció a la organización.

    Ahora hay una denuncia ante la policía por la gestión de Ericsson en Irak. Así lo confirma la fiscal Reena Devgun, de la Unidad Nacional contra el Crimen Internacional y Organizado, quien lleva el caso.

    - No puedo decir mucho más que recibí un informe policial y que vamos a tomar el caso.

     

    ¿Qué significa eso?

    - Esto significa que lo hemos recibido y que nos encargaremos del caso. Todavía no he tomado una decisión sobre si iniciar o no una investigación judicial.

    Reena Devgun fue una de las fiscales en el caso de la mujer de 49 años del oeste de Suecia que fue condenada a seis años de prisión por un grave crimen de guerra por no impedir que su hijo se convirtiera en niño soldado del Estado Islámico. Devgun enfatiza que este tipo de investigación es complicada.

    - Tenemos un requisito de urgencia sobre nosotros, pero nuestros casos son más complejos que un caso normal, por lo que no sé en este momento cuándo podemos tomar una decisión.

     

    ¿Qué pasa con la denuncia?

    - No lo quiero comentar.

     

    ¿Se trata de violaciones del derecho internacional, complicidad en crímenes de lesa humanidad?

    - Se siente como si tú mismo tuvieras la respuesta.

     

    Ericsson ha estado muy inestable este último tiempo: el valor de las acciones se ha desplomado, la Bolsa de Valores de Estocolmo está examinando si la empresa ha incumplido con su deber de proporcionar información y ahora hay exigencias de que se niegue la aprobación de la gestión a partes de la junta directiva.

    Sin embargo, antes de la asamblea general de accionistas del próximo martes [29 de marzo] , el directorio de Ericsson respalda a su director ejecutivo.

    "El director del consorcio, Börje Ekholm, tiene la plena confianza de la directiva, no solo para llevar a cabo con éxito las operaciones de la empresa, sino también para liderar el trabajo de cambio de la organización en materia de ética y verificación del cumplimiento de las reglas", escribe el presidente Ronnie Leten en un comunicado de prensa el lunes.


    El 27 de febrero, la televisión estatal sueca transmitió el programa Uppdrag Granskning - Ericsson y el Estado Islámico. Foto: Pantallazo Svt.se. 

       

  • Magdalena Andersson: Ucrania cuenta con nuestra solidaridad

    A las ocho de la tarde del martes, la premier sueca, Magdalena Andersson se dirigió a la nación. “Tenemos una nueva tarea ante nosotros: solidarizar con el pueblo de Ucrania, por la defensa de la democracia y la libertad”, dijo.

    Se trata de: sanciones a Rusia, apoyo a Ucrania y fortalecimiento de la Defensa sueca.  El apoyo a Ucrania consiste tanto en ayuda humanitaria como envío de armamento de defensa. Con esto, Suecia abandona su principio de neutralidad, que regía desde 1939.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Anterior al discurso de Andersson, el comandante en jefe de las fuerzas armadas, Micael Bidén, había explicado, en entrevista con la agencia noticiosa TT, que el mundo había cambiado en una semana y los suecos deberían prepararse para enfrentar una nueva situación. “Suena duro y crudo, pero es donde estamos ahora”, dijo.

    - Es necesario estar atentos.

    Comparó la situación actual con la de la guerra fría, cuando los ciudadanos debían saber dónde estaban los refugios, qué significaban las distintas señales de alarma y qué debía tener siempre en casa.

    - Estamos nuevamente en una situación así. Es un hecho. Lo confirmo, entiendo la preocupación que esto puede causar, pero no hay razones para maquillar la realidad, dijo Bidén.

     Más tarde, la premier Andersson se dirigió al país en cadena nacional.

     

    Extractos de su discurso (traducción: Magazín Latino)

     

    En Europa se está llevando a cabo una guerra.

    En estos momentos las ciudades de Kyv, Charkiv y Mariupol están siendo atacadas por contingente ruso.

    Con indignación, somos testigos de, ataque al puebli de Ucrania.

    Al mismo tiempo nos llena de admiración todos los ucranianos que se unen para luchar en una defensa indignada de su democracia y su libertad.

    La agresión armada a Ucrania no obedece a una provocación, el ilegal y es indefendible.

     

    Si Rusia logra someter a Ucrania a su soberanía, se abren exigencias similares en otros países.

    La agresión armada de Rusia es más que un ataque contra Ucrania, es un ataque al derecho de todos los países a decidir por sí mismos su futuro.

    Representa una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.  

     

    El lunes, el Riksdag de Suecia decidió, en un amplio consenso, enviar apoyo a las fuerzas armadas de Ucrania, incluidas las armas defensivas.

    Suecia no ha hecho nada parecido desde que la Unión Soviética atacó a Finlandia en 1939.

    Muchos suecos consideran algo evidente el darle una mano a quien está bajo ataque. Pero sé que también hay quienes se preguntan qué consecuencias podría traer esto para Suecia. ¿Nos convertimos entonces en un objetivo de las represalias rusas?

    He estudiado detenidamente ambas perspectivas. Como primera ministra, mi primera y última pregunta es para cada decisión: ¿qué es lo mejor para la seguridad de Suecia?

    Mi conclusión es que lo mejor para la seguridad sueca es ayudar a Ucrania a defenderse.

     

    Lo principal: manténgase informado. Busque información de fuentes fidedignas. Utilice su sentido común.

    Cualquier persona que difunde desinformación corre el riesgo de socavar nuestra seguridad común.

    Tampoco difunda información sobre la Defensa de Suecia. Cada registro individual de ejercicios y movimientos son piezas de un puzzle para los operadores extranjeros.

    Y, sobre todo:  apoyarnos los unos a los otros.

     

     Magdalena Andersson instó a la población a estar preparada para las posibles repercusiones que la “guerra de Rusia” va a tener en el diario vivir. Alertó de que la bencina ya había subido de precio y que los alimentos probablemente también sufrirían un alza. 

     

    Mas información:

     

    Suecia envía armas y equipos a Ucrania

    Suecia enviará 5.000 proyectiles antitanques, 5.000 chalecos de seguridad, 5.000 cascos y 135.000 raciones de campaña a Ucrania. Fue decidido por un Riksdag casi unánime hoy, varios informes de los medios.

    - Las Fuerzas Armadas están preparadas y pueden, tan pronto como se tome la decisión, comenzar la entrega, dijo el ministro de Defensa, Peter Hultqvist (S) en el debate en el Riksdag antes de la decisión.

    El único partido que no estuvo detrás de la propuesta fue el Partido de Izquierda, que no desea enviar proyectiles antitanques suecos a Ucrania basándose en el precedente de no enviar armas a zonas de guerra activa.
    (Fuente: Omni).

    Al día siguiente de votar en el parlamento, el partido de Izquierda cambió de parecer. Y se une con esto a la decisión del resto de los partidos parlamentarios.

     


    La primera ministra de Suecia. Magdalena Andersson, en su discurso del 1 de marzo. Foto: Captura de pantalla, Regeringen.se.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español