Miércoles, 29 Junio 2022 | Login

La empresa de telecomunicaciones Ericsson ha sido denunciada por complicidad en crímenes de lesa humanidad en Irak. La denuncia trata de que la empresa indirectamente haya podido beneficiar a la organización terrorista Estado Islámico. La fiscal de crímenes de guerra, Reena Devgun, está ahora a cargo del caso, que se está siendo investigado en la Unidad Nacional contra el Crimen Internacional y Organizado.

 

 Fuente: Dagens Nyheter. 21-03-2022

 

En una revisión interna, en 2019, Ericsson encontró un catálogo de irregularidades con respecto a las gestiones de la compañía en Irak entre 2011 y 2019. Se trataba de sobornos, dobles lealtades, intermediarios, pagos a destinatarios opacos y posiblemente pagos a la secta terrorista Estado Islámico, en el marco de la expansión de la red telefónica móvil, en Irak.

Sin embargo, el informe no se hizo público hasta febrero de este año, y solo después de que el programa de la televisión estatal sueca, SVT, Uppdrag Granskning (“Misión investigar”), recibiera la investigación secreta a través de una filtración, hiciera más y más preguntas.

El caso ha cobrado una dimensión extra en el sentido de que el Departamento de Justicia de EE. UU. (DOJ) considera que la falta de información constituye un incumplimiento del acuerdo alcanzado con la empresa en diciembre de 2019. Esto significó una multa de 10.000 millones de coronas suecas y tres años de investigación del trabajo ético de la empresa debido a sobornos en, entre otros, Yibuti. 

Uppdrag Granskning  se asesoró con dos abogados suecos de derecho internacional, a quienes instó a examinar el informe. Ambos consideran que Ericsson puede ser culpable de complicidad en crímenes de lesa humanidad. Se trata de que la empresa ha sido "indiferente" a brindar apoyo financiero al Estado Islámico, lo que fortaleció a la organización.

Ahora hay una denuncia ante la policía por la gestión de Ericsson en Irak. Así lo confirma la fiscal Reena Devgun, de la Unidad Nacional contra el Crimen Internacional y Organizado, quien lleva el caso.

- No puedo decir mucho más que recibí un informe policial y que vamos a tomar el caso.

 

¿Qué significa eso?

- Esto significa que lo hemos recibido y que nos encargaremos del caso. Todavía no he tomado una decisión sobre si iniciar o no una investigación judicial.

Reena Devgun fue una de las fiscales en el caso de la mujer de 49 años del oeste de Suecia que fue condenada a seis años de prisión por un grave crimen de guerra por no impedir que su hijo se convirtiera en niño soldado del Estado Islámico. Devgun enfatiza que este tipo de investigación es complicada.

- Tenemos un requisito de urgencia sobre nosotros, pero nuestros casos son más complejos que un caso normal, por lo que no sé en este momento cuándo podemos tomar una decisión.

 

¿Qué pasa con la denuncia?

- No lo quiero comentar.

 

¿Se trata de violaciones del derecho internacional, complicidad en crímenes de lesa humanidad?

- Se siente como si tú mismo tuvieras la respuesta.

 

Ericsson ha estado muy inestable este último tiempo: el valor de las acciones se ha desplomado, la Bolsa de Valores de Estocolmo está examinando si la empresa ha incumplido con su deber de proporcionar información y ahora hay exigencias de que se niegue la aprobación de la gestión a partes de la junta directiva.

Sin embargo, antes de la asamblea general de accionistas del próximo martes [29 de marzo] , el directorio de Ericsson respalda a su director ejecutivo.

"El director del consorcio, Börje Ekholm, tiene la plena confianza de la directiva, no solo para llevar a cabo con éxito las operaciones de la empresa, sino también para liderar el trabajo de cambio de la organización en materia de ética y verificación del cumplimiento de las reglas", escribe el presidente Ronnie Leten en un comunicado de prensa el lunes.


El 27 de febrero, la televisión estatal sueca transmitió el programa Uppdrag Granskning - Ericsson y el Estado Islámico. Foto: Pantallazo Svt.se. 

   

Published in Actualidad

22 de mayo de 2016 | ENTREVISTAS |

A fines del mes de abril, el Viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Rogelio Sierra Díaz, realizó una visita oficial a Suecia y se reunió, entre otras personalidades, con su homóloga sueca, Annika Söder.

Antes de partir rumbo a la Republica Checa y a Belgrado, Rogelio Sierra Díaz concedió una entrevista a Magazín Latino. El Viceministro cubano se mostró conforme con los encuentros en Estocolmo, y expresó en la entrevista que en la actualidad existen buenas relaciones bilaterales entre Suecia y Cuba.

 

Por: Marisol Aliaga

 

¿Cuál es el motivo principal de su visita a Suecia?

- Esto es parte del trabajo de consultas políticas que sistemáticamente realizamos con muchísimos países. Ahora le tocó el turno a Suecia. Es una manera de intercambiar posiciones y puntos de vista sobre las relaciones bilaterales entre los dos países. Emitimos consideraciones sobre los principales problemas internacionales que están en la palestra en determinado momento, también debatimos nuestras diferencias, cuando estas existen, en un marco de respeto mutuo entre las partes. Y, si se aprovecha bien, se convierte en un mecanismo eficaz para hacer un balance de las relaciones o para trazar líneas de trabajo futuras  en los vínculos entre los países.

 

¿Cuál  es  su apreciación sobre la situación actual en las relaciones entre Cuba y  la Unión Europea?

- Acabamos de concluir las negociaciones de un acuerdo de dialogo político y de cooperación con la Unión Europea. Faltan algunos pasos pequeños, en el marco de la Unión, para su conclusión y, cuando eso ocurra, lo cual debe suceder en las próximas semanas, procederemos a la firma de este acuerdo de cooperación y dialogo político entre la Unión Europea y Cuba. Es un acuerdo tipo que tiene la Unión con muchos otros países, y que se adopta ahora con nosotros, lo cual significa un cambio en la posición de la Unión Europea hacia Cuba. Un cambio sin duda positivo,  que debe conducir a ampliar las relaciones entre el bloque regional y nuestra isla.  

- Junto con la firma del convenio, o del acuerdo bilateral, hay que mencionar que nosotros tenemos excelentes relaciones con los miembros de la unión y que estas relaciones son tradicionales.  Hay un dialogo fluido, un intercambio político diplomático dinámico. En la mayoría de los países de la región trabajamos coordinadamente en muchos aspectos en los organismos internacionales. Tenemos proyectos de cooperación conjuntos, hay un fuerte intercambio académico entre las universidades europeas y cubanas. También hay un fuerte intercambio cultural, muchas veces disfrutamos de excelentes muestras culturales europeas en La Habana, y también ocurre en el sentido inverso. El cuarenta por ciento de los turistas que llegan a Cuba cada año, proceden de Europa. El  30 por ciento del comercio exterior de Cuba se realiza con países europeos. En fin, tenemos un excelente intercambio, y el acuerdo que firmaremos en las próximas semanas con la Unión Europea constituye un marco positivo que constituirá un apoyo en los esfuerzos de orden bilateral con cada uno de las naciones.  

 

¿En qué proyectos participa Cuba en este tipo de intercambios?

- En Europa hay proyectos en el área de la salud, en el área del medio ambiente, hay proyectos relacionados con el sector hidráulico, con el sector energético y otras aéreas diversas. También hay proyectos relacionados con el sector bancario. En fin, es muy diverso.

 

¿Qué valoración política le confiere Ud. a la reciente visita a Cuba del presidente Barack Obama?

- Yo creo que fue una visita positiva. Una visita que ratifica la voluntad del gobierno de los EE.UU. de generar un cambio en su posición hacia Cuba, que refuerza los pasos que se han dado bilateralmente para avanzar hacia la normalización de las relaciones entre los dos países. Obama pudo hacer un programa amplio en Cuba,  pudo encontrarse con diferentes sectores de la sociedad cubana, pudo discutir los temas más importantes, serios y complejos en los debates-intercambios con las máximas autoridades de Cuba, y pensamos que es un esfuerzo que se inscribe en ese objetivo.

- Aunque hay que reconocer que todavía quedan muchas cosas que resolver en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Que persiste el bloqueo norteamericano contra Cuba y que mientras esa política se mantenga, difícilmente las relaciones podrán alcanzar una normalidad y difícilmente podremos avanzar. En la agenda bilateral está la eliminación del bloqueo y está también la recuperación del territorio ilegalmente ocupado por EE.UU. con la base naval de Guantánamo.

 

¿Obama ha mostrado la intención, al menos, de cerrar Guantánamo?

- Obama ha dado unos pasos, estos pasos han sido positivos, pero han sido al mismo tiempo muy limitados. El presidente norteamericano tiene la capacidad discrecional de emitir decretos que pueden desregularizar. o sea, pueden poner fin a la aplicación de un grupo de medidas y regulaciones que están contenidas en la política de bloqueo hacia Cuba. Él lo ha hacho de modo muy limitado, reitero. Sería necesario tener un mayor activismo en ese sentido.

 

¿En qué momento se encuentran las relaciones políticas, económico-comerciales y de turismo  entre Cuba y Suecia?

- Algunas marchan mejor, otras no marchan tan bien. Estamos viviendo un momento favorable en los vínculos y las relaciones entre Cuba y Suecia. Existe el interés de ambas partes en ampliar y mejorar esos vínculos y existen al mismo tiempo potencialidades que están a nuestro alcance para incrementar la relación entre las dos naciones. Específicamente hay espacio para hacerlo en el sector económico y social, aprovechando las transformaciones económicas que Cuba ha puesto en marcha.

- El nuevo ambiente internacional que se ha generado en torno a Cuba a partir del restablecimiento de relaciones con los Estados Unidos favorece el dialogo y la cooperación entre Cuba y la Unión Europea. Otro factor que favorece  esto es también que nosotros hemos adoptado una nueva ley para la inversión extranjera, la cual promueve la inversión extranjera como un elemento esencial para el crecimiento y el desarrollo económico de Cuba. Tenemos también una zona especial de desarrollo, la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, con incentivos especiales para la inversión extranjera, todo lo cual representan oportunidades para el empresariado sueco, que ya tiene experiencia de trabajo en Cuba. Importantes compañías suecas han trabajado en el pasado en Cuba, como Volvo Construction, Ericsson, Tetra Laval, que son empresas de renombre internacional  que se mantienen trabajando con nuestro país. A estas se le pueden sumar otras empresas en destacados sectores, como el energético, para la energía renovable, la minería o la biotecnología y los medicamentos. Solo para mencionar algunos sectores que potencialmente pueden tener una participación.

 

¿Qué nos puede informar del programa  desarrollado y de los resultados de su visita a  Estocolmo?

- El propósito fundamental era realizar las consultas políticas con mi contraparte en la cancillería sueca, que es la secretaria de Estado Annika Söder. Hemos trabajado intensamente en el día de hoy con ella. También hemos sostenido contactos con un grupo de parlamentarios de distintas fuerzas políticas. Sostuve una amplia y productiva reunión con un grupo de importantes compañías suecas bajo el paraguas del Consejo Internacional de la Industria Sueca (NIR, por sus siglas en sueco, Näringslivet Internationella Råd), y también con participación de la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo, SIDA/ASDI. También tuve una reunión con el Secretario de Estado de Comercio e Innovación, Oskar Stenström.

 

¿Qué le parecieron los encuentros sostenidos en Estocolmo?

- Todos han sido encuentros positivos, constructivos en el mejor espíritu de hacer avanzar las relaciones. Nos han prometido apoyar el intercambio comercial y de inversión sueca en Cuba. Yo creo que existe un buen ambiente en las relaciones y espacio para avanzar y seguir construyendo una relación bilateral positiva.

Published in Entrevistas

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español