Miércoles, 29 Junio 2022 | Login

La premier sueca, Magdalena Andersson, y el presidente finlandés, Sauli Niinistö, anunciaron hoy que ambos países solicitarán su ingreso a la OTAN.

“Lo mejor para la seguridad de Suecia y del pueblo sueco es que nos unamos a la OTAN y lo hagamos junto con Finlandia, dijo Andersson”.

En esta columna, el profesor Ferrada de Noli escribe, en el contexto de la guerra en Ucrania, que aquella decisión “pone fin en el espacio de días a 200 años de neutralidad sueca, que “no fue votada en el parlamento sueco, ni muchos menos vía un plebiscito nacional”. Lo que pondría en cuestión, según él, la validez del “concepto de democracia representativa”.

 

 Por: Marcello Ferrada de Noli

 

A comienzos de marzo publicamos en español “Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) analizan la situación en Ucrania, sus causas y posible solución” (ver The Indicter [1] y Magazín Latino [2]). Fueron acuerdos obtenidos luego de días de deliberación fatigosa. Allí, por voto de mayoría, el directorio finalmente condenó la invasión de Rusia en Ucrania por razones de principio. Una organización de DD.HH. nunca podría estar de acuerdo con reemplazar el coloquio diplomático por el de los cañones, se dijo. Sin embargo, pesar de ser su presidente, yo fui un voto de minoría. Como lo escribí en mi opinión disidente, la operación militar de Rusia en Ucrania no es una agresión per se, sino todo lo contrario:

a) Por una parte, es una respuesta a la agresión genocida iniciada en 2014 por la junta fascista en contra de la etnia rusa de la región de Donbass;

b) Por otra parte, es una respuesta a la no respuesta de la OTAN/EU sobre la exclusión de Ucrania como miembro ad-portas de la OTAN.

 

A casi tres meses de iniciarse la cosa militar, nos encontramos con este panorama factual: La situación en Ucrania fue primero creada por un artificio geopolítico, para luego terminando ser utilizada, malévola y económicamente, por los poderes que fabricaron su crisis. El último de aquellos viene a ser la elite político-militar-industrial de Suecia, y su oligarquía cultural. Estos son quienes ahora aprovechan el pánico que ayudaron a crear en Ucrania en 2014 y años subsiguientes, para ahora “encontrar” la justificación de su ingreso a la OTAN.

 

Aquí una nota sobre el itinerario de los sucesos geopolíticos que nos han llevado a la actual situación:

 

  1. Los arquitectos del putsch de Maidan de febrero 2014 fueron una escuadra diplomática norteamericana encabezada por la señora Assistant Secretary of State Victoria Nuland. Los maestros sujetándole la cola de su vestido resultaron ser los ministros de intrigas exteriores de Suecia (Carl Bildt) y Polonia. Nuland, sin pensar que su conversación estaba siendo grabada [3], le cuenta a su colega Geoffrey Pyatt, el embajador de USA, que, a espaldas de la UE, ellos (los norteamericanos) han decidido colocar como primer ministro interino a Yatsenyuk. Como resultado, ya en el primer gabinete de la Junta, aparecen cinco ministros de la extrema derecha pro-nazi.

 

  1. Yatsenyuk denomina “subhumanos” a la mayoría ruso-parlante de Donbass. [4] Los Nazis en el gobierno derogan por decreto el idioma ruso como uno de los oficiales de Ucrania. Semanas después, los fascistas incendian el edificio de la CUT en Odessa, incineran vivos a hombres y mujeres y niños, después de haberlos correteado a su interior. A los pocos que finalmente se escapan de las llamas los matan a balazos al salir, o los estrangulan yacientes en el pavimento. [5] Entonces el pueblo de Donbass (Donetsk, Luhansk y Mariupol) se rebelan. Consecuencialmente, la represión del gobierno se intensifica y en ese entonces documentamos tres masacres en un solo mes. [6] Empero al último, mientras Mariupol es baleado y tanqueado y mortereado por las tropas y milicias de ultraderecha, [7] Doneskt y Luhansk forman milicias populares y declaran su independencia. Cuestión que he apoyado desde el comienzo de sus luchas en 2014.

 

  1. Ergo, la guerra de Ucrania comenzó en 2014, y no el 24 de febrero de 2022. Ya en 2015, el presidente Poroshenko inició la ATO (“Operación Anti-Terrorista”), declarando públicamente la guerra [8] en contra de los rebeldes de Donbass. Contado hasta el mes anterior de la invasión de las fuerzas rusas, esa guerra había ya causado 15 mil víctimas fatales en Donbass, de ellos tres mil civiles. [9]

 

  1. El propósito de “Desnazificaciòn” anunciado por Rusia no es un subterfugio. En Ucrania, a nivel de esferas de poder directo e influencia, el movimiento nazi y nacionalista extremo es preponderante. De allí la xenofobia, el racismo contra todo grupo étnico diferente y por ende considerado antagónico. Aquella ideología, o más bien conducta, marca por ejemplo el tratamiento cruento y barbárico de los militares rusos que han caído prisioneros. Los ejecutan sin misericordia, en casos documentados primero los torturan. Su ley es no dejar prisioneros vivos –lo que soldados ucranianos confiesan y además se ufanan. [10]

 

Sin embargo, comienzan a desmoronarse los castillos de embustes de la prensa anti-periodística de Occidente, incluida la chilena, en sus esfuerzos a) para ocultar la verdad sobre la ideología nazi del gobierno de Zelensky, y b) para ocultar el peso de los nazis Azov y otras milicias de extrema derecha nacionalista, los Banderistas, el Right Sector, etc. Todos ellos constituyen la médula de las fuerzas operativas de combate. No son una minoría, como se repite soslayadamente. Una manera de restar su importancia es el denominarlos “Batallón” Azov. En circunstancias que solamente en la Guardia Nacional de Ucrania constituyen un regimiento completo. Oficialmente es ese su nombre, el Regimiento Azov.

 

Y las formaciones Azov no se encuentran solamente en Mariupol, como se cree, sino que están repartidas en múltiples unidades a lo largo y ancho de Ucrania, Kiev incluido. En fin, una certera bofetada a la narrativa patrañera de la prensa occidental, a sus redes (anti)sociales, a la fachada de sus locutores de noticias, la entregó hace unas semanas el análisis de un prestigiado militar del ejército suizo. El coronel Jacques Baud ha sido miembro del Estado Mayor (General Staff) suizo, ex miembro del servicio de Inteligencia Estratégica, especialista en países del Este, etc. Él revela que las milicias ucranianas constituyen el cuarenta por ciento de las fuerzas armadas. [11] Son su columna vertebral. (Vehementemente recomiendo la lectura del citado trabajo de Jacques Baud).

 

  1. En mi opinión, aparte de lo referido introductoriamente: la razón por la cual USA se negó hasta el último momento a darle garantías a Rusia de no expandirse aún más hacia el Este –en dirección a la frontera rusa– fue para extenderle una trampa. Con aquella negativa, el objetivo era provocar a Rusia a reaccionar militarmente. Rusia misma había declarado que si sus condiciones vitales (la “línea roja¨) no eran consideradas, entonces tendría una respuesta “militar-técnica”. En los hechos, USA ya le había informado en secreto a Zelensky que no sería admitido en la OTAN (reconocido esto por Zelensky, está en una entrevista que hemos publicado en The Indicter). [12] Y esto lo mantuvieron secreto en las negociaciones con Rusia. USA y la OTAN primero engañaron Rusia desde 1991 hacia adelante con promesas de no expansión hacia el Este, [13] y luego volvieron a engañarla manteniendo en secreto la decisión no-OTAN respecto Ucrania. Ucrania recibió órdenes de mantener todo aquello confidencial.

 

  1. ¿Cuál fue, es, la razón estratégica de la provocación de USA/NATO? Por una parte, en lo militar, el objetivo es realizar una guerra proxy en contra Rusia, lo que inevitablemente terminaría utilizando a los ucranianos como carne de cañón. Esta guerra, como lo anticipé en mi carta del 8 de marzo al consejo de directores de la SWEDHR, está destinada a debilitar el potencial militar de Rusia, de desgastar su arsenal, conocer sus tácticas modernas de combate, etc. sin la necesidad de participar directamente. [14]

 

Un mes y medio más tarde, aquello sería reconocido por primera vez púbicamente, por el secretario de Defensa de los EEUU, General (R) Lloyd Austin. Al término de una reunión en Kiev con Zelensky, Austin declaró: “Queremos Rusia debilitada”. [15] En la lógica cínica del imperialismo, cuando ellos (OTAN) entren a la guerra en forma más directa, el sacrificio de las vidas ucranianas habrá logrado –piensan los norteamericanos– el desgaste necesario de las tropas y materiales rusos.

 

  1. Por otra parte, en lo económico, mi tesis ha sido que la iniciativa norteamericana de presionar al máximum a los países de la Unión Europea, particularmente a Alemania, para implementar sanciones en contra de Rusia, fue intencionada para obtener el debilitamiento de las economías europeas. De esta manera, EE. UU., que no posee la vulnerabilidad que caracteriza a países europeos respecto a la dependencia de combustibles rusos (gas, petróleo), terminaría en ventajosa posición en la competencia global industrial. Al momento de la exposición de mis ideas en una entrevista hecha por George Galloway, [16] la inflación en Alemania ya era del 7-8 porciento.

 

Aunque terminó siendo cierto lo del debilitamiento desmesurado de las economías de los países de la UE, las sanciones no cumplieron el efecto esperado en contra de Rusia. Prueba de ello lo entregó dos días atrás en el Bundestag alemán la parlamentaria Sarah Wagenknecht, quien en su discurso alzó la voz para interpelar al primer ministro y a sus colegas:

 

“¿No lo ven Ustedes? ¿Que las sanciones nos hacen más daño a nosotros que a Putin? ¿Que desde febrero el euro ha estado cayendo constantemente y perdiendo terreno, mientras que el rublo ruso está cotizando mucho más alto que al comienzo de la guerra de Ucrania?" [17]

 

Epílogo

 

La reciente decisión de una membrecía en la OTAN hecha por el gobierno de Suecia no fue votada en el parlamento sueco, ni muchos menos vía un plebiscito nacional. La decisión se tomó prácticamente entre gallos y medianoche… por políticos como en el caso de la Socialdemocracia y los Demócratas Suecos, que fueron elegidos justamente en virtud de su plataforma No a la OTAN.

 

En mi opinión, esto plantea serios interrogantes sobre la calidad y contenido de los conceptos “democracia” y “democracia representativa” que se usan cotidianamente en la autoimagen de Suecia que siempre se proyecta al exterior.

 

Ahora “cambian de idea” oportunistamente. Pero en el fondo fueron siempre pro-OTAN, aunque se atreven a ingresar al club imperialista solo ahora, aprovechando lo que ellos piensan sería el desgastamiento actual de Rusia por la guerra en Ucrania. Y que Rusia poco o nada podrá hacer para impedirlo. Yo pienso distinto. Sino para impedirlo, para remediarlo.

--

El profesor Marcello Ferrada de Noli es fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) y editor en jefe de la revista geopolítica The Indicter.

 

--

Referencias

[1] https://theindicter.com/doctores-suecos-por-los-derechos-humanos-swedhr-analizan-la-situacion-en-ucrania-sus-causas-y-posible-solucion/

[2] https://www.magazinlatino.com/index.php/columnas/item/1297-doctores-suecos-por-los-derechos-humanos-swedhr-analizan-la-situacion-en-ucrania-sus-causas-y-posible-solucion

[3] BBC, “Ukraine crisis: Leaked phone call embarrasses US”  https://www.bbc.com/news/world-europe-26072281

[4] CNN, 15 Junio 2014 https://edition.cnn.com/2014/06/15/world/europe/ukraine-crisis/

[5] Nina Cross, “The Indicter editorial. The mass killing in Odessa by Ukrainian far right ultra nationalists” https://theindicter.com/the-mass-killing-in-odessa-by-ukrainian-far-right-ultra-nationalists-2/

[6] M Ferrada de Noli, “Ukraine Fascists: Three massacres in only one month.” https://professorsblogg.com/2014/06/03/ukraine-fascists-3-genocides-per-month/

[7] M Ferrada de Noli, “The Ukraine Army’s slaughter of Mariupol civilians 9 May 2014: unarmed civilians shot at & killed at close range” https://professorsblogg.com/2014/05/10/ukraine-armys-slaughter-of-mariupol-civilians-9-may-2014/

[8] “Ukraine’s president under ATO: "OUR children will go to school. THEIRS will be sitting in basements". The Indicter channel, 30 Marzo 2022 https://www.youtube.com/watch?v=h8f-HJKZsq4

[9] M Ferrada de Noli, “NATO: Sweden Navigates Dangerous Waters”. Consortium News, 2 Mayo 2022 https://consortiumnews.com/2022/05/02/nato-sweden-navigates-dangerous-waters/

[10] “Killing of Russian prisoners of war in Ukraine, a war crime according to Geneva Convention Art 3 -1”. The Indicer channel, 6 Mayo 2022 https://www.youtube.com/watch?v=uINNJRmzpi8

[11] Jacques Baud, “La situation militaire en Ukraine”. Centre Français De Recherche Sur Le Renseignement (CF2R).Bulletin de Documentation N°27 / mars 2022 https://cf2r.org/documentation/la-situation-militaire-en-ukraine/

[12] “Zelensky admits that NATO leaders had privately said to him, Ukraine membership not to be accepted”. The Indicter channel, 12 Abril 2022 https://www.youtube.com/watch?v=f9JC-_a-Gyw

[13] Archivo de seguridad nacional, “Expansión de la OTAN: lo que Gorbachev escuchó”, 12 de diciembre de 2017 https://nsarchive.gwu.edu/briefing-book/russia-programs/2017-12-12/nato-expansion-what-gorbachev -oído-occidental-líderes-temprano

 

[14] M Ferrada de Noli, “To my colleagues at SWEDHR Board of Directors”. Email 8 Mar 2022, 21:59

[15] BBC, “Ukraine war: US wants to see a weakened Russia“, 25 Abril 2022 https://www.bbc.com/news/world-europe-61214176

[16] George Galloway / M Ferrada de Noli, “FULL INTERVIEW: Sanctions on Russia are devastating the economies of European countries” 13 Abril 2022 https://www.youtube.com/watch?v=lF9goyLY7NE

[17] Sarah Wagenknecht              https://twitter.com/ProfessorsBlogg/status/1525576185312382977

 


En la rueda de prensa del martes, Andersson dijo que "Suecia entra en una nueva era". Niinistö, en tanto,  expresó que esta era "una decisión histórica" y un triunfo de la democracia en Finlandia.  Foto: Pantallazo SVT. 

 

Published in Mundo
Domingo, 15 Mayo 2022 18:19

Suecia navega por aguas peligrosas

“No es demasiado tarde para que Suecia vuelva a su tradicional postura geopolítica de los tiempos del honorable Olof Palme. La mejor garantía para la seguridad nacional de Suecia es echar anclas en su propio puerto neutral, en lugar de emprender una incierta navegación en las peligrosas aguas de la confrontación”, escribe el fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR), profesor Marcello Ferrada de Noli.

Este domingo, la PM Magdalena Andersson comunicó que Suecia, siguiendo los pasos de Finlandia, solicitará su ingreso a la OTAN.

 

 Por: Marcello Ferrada de Noli

 

No son únicamente los políticos en el Riksdag quienes deben decidir qué riesgos implica la membresía de la OTAN, plantea el Profesor Marcello Ferrada de Noli.

Existe una paradoja fundamental dentro de la OTAN entre los derechos y las responsabilidades, lo que a menudo se ha malinterpretado. Desde la perspectiva de la OTAN, la prioridad en la adhesión de un país a la alianza no es el derecho de ese país a contar con la protección de la alianza, sino todo lo contrario: lo fundamental (e imperativo) es la responsabilidad que asumen cada uno de los países de la OTAN de ir a la guerra cuando uno de sus los estados miembros es atacado. Eso y nada más es lo que se especifica en el corazón del Artículo 5.

 

En otras palabras, no son los miembros del parlamento sueco, que ahora quieren votar por el ingreso en la OTAN, quienes decidirán en última instancia cuándo Suecia irá a la guerra y contra quién. Será la OTAN. Si otro estado miembro de la OTAN que no sea Suecia es atacado, se garantizaría que Suecia iría a la guerra.

 

Pero ¿qué sucede cuando un ataque a ese miembro de la OTAN es en realidad una respuesta a una agresión unilateral de aquel país?

 

En el contexto de varias guerras en las que los miembros de la OTAN se han visto envueltos en las últimas décadas, también hay excepciones al principio de solidaridad y asistencia mutua. Sucedió, por ejemplo, cuando un avión de combate ruso fue derribado por Turquía, país de la OTAN, en noviembre de 2016.

 

Según el diario sueco Svd, habría sido un incidente del tipo casus-belli, porque, según Turquía, el episodio ocurrió sobre territorio turco –mientras Rusia afirmó que el avión estaba en el espacio aéreo sirio. Se publicó en esa oportunidad que Ankara había pedido a sus aliados de la OTAN “que invocaran el Artículo 5 para ayudar a asegurar la frontera de Turquía con las amenazas de Siria”. Aún así, la decisión final fue: “La OTAN apoya a Turquía pero no invoca el Artículo 5”.

 

En base a lo expuesto, mi pregunta es ¿Qué garantía herméticamente confiable habría por parte de la OTAN si ocurriera un incidente similar ocasionado por Suecia en contra de Rusia –aunque fuese por accidente o sin la intención de provocar una guerra? ¿Que ocurriría si Rusia lo percibiese como una provocación o, peor aún, como un casus belli?  ¿Sería en este caso la respuesta de la OTAN similar a la que le dio a Turquía en el ejemplo anterior?

 

Los riesgos de una respuesta militar de Rusia

 

No se sabe a ciencia cierta cómo, específicamente desde el punto “militar-técnico”, Rusia reaccionaría en el caso de Suecia entrando a la OTAN. Debe sí recordarse que Suecia se encuentra a solo 240 km de Kaliningrado. Esto es, con o sin pertenencia de Suecia a la OTAN, Suecia se encuentra a “una cercanía de tiro” de los misiles tipo “Calibre” que Rusia desplegó recientemente en Kaliningrado. Esos misiles tienen un alcance de más de seis veces esa distancia, y su efecto preciso de destrucción se ha ya comprobado en las recientes operaciones militares de Rusia en Ucrania.

 

Se podría argumentar que la nueva capacidad antimisiles de Suecia (los sistemas “Patriot” adquiridos por Suecia en los EE. UU.) podría anular esos potenciales ataques de misiles “calibre” desde Kaliningrado. Pero, luego que Suecia ingresase a la OTAN, las cosas adquirirían otra dinámica por parte de los rusos:

 

En primer lugar, anticipando la alternativa de un despliegue o estacionamiento en Suecia de tropas de los EE. UU. equipadas con armas nucleares, Rusia ya ha dicho que en caso de un ingreso de Suecia a la OTAN ellos moverán misiles con ojivas nucleares lo más cerca de Suecia que les sea posible. O sea, los viejos acuerdos de “zona libre” de armas nucleares en la franja del Báltico quedarían automáticamente caducos si Suecia y Finlandia entran en la OTAN. Y aquí recuerdo la corta distancia que existe desde las rampas de Kaliningrado.

 

En segundo lugar, Rusia posee el arsenal de ojivas nucleares más grande del mundo, junto con las más destructivas. Y olvidémonos de los misiles “Calibre”: los modernos misiles hipersónicos de Moscú, según el presidente Joe Biden, son “casi imposible de detener”. A mayor abundamiento, el nuevo RS-28 "Sarmat" de Rusia, con una velocidad de veinte veces la del sonido,  es un misil equipado con 10 a 15 MIRV (cabezas nucleares) y que puede llegar a Berlín en unos 106 segundos, a Londres en 202 segundos y a Estocolmo en solo 87 segundos!

 

Un riesgo múltiple de guerras

 

El punto de partida general en los medios suecos es que el único enemigo es Rusia y el único riesgo es la guerra con Rusia. Pero, por una parte, Albin Aronsson, analista de políticas de seguridad de la Agencia Sueca de Investigación de Defensa (Totalförsvarets forskningsinstitut), expresa en el periódico sueco Dagens Nyheter que "el riesgo de una amenaza militar real (rusa) es bajo”. Y por la otra, para Estados Unidos, que es el verdadero motor de la OTAN, Rusia no es de ninguna manera la única nación potencialmente beligerante.

 

Por el contrario, para Washington, no es únicamente Rusia sino el conjunto de otros países –como China o India y otros de Asia, África y América Latina que actualmente apoyan a Rusia o se niegan a participar en las sanciones contra Moscú— lo que constituye una alianza económica y militar mayor que la OTAN. Qué pasaría si Estados Unidos entrara en enfrentamientos militares con alguno o un grupo de esos países, ¿tendría Suecia, como miembro de la OTAN, alguna oportunidad de evitar participar o ser el objetivo de esas armas hiperdestructivas que desafortunadamente la guerra moderna está empleando, u otras aún más temibles por emplear?

 

Por supuesto, Suecia debe salvaguardar su integridad nacional, territorial, política y cultural. Pero Suecia no es la suma parcial de políticos, más un puñado de magnates dueños de la industria armamentista, más los periodistas de los medios tradicionales de comunicación. Suecia se compone de familias, y de ellas forman parte cada ciudadano sueco, entre más de 10 millones. El destino de Suecia, sí o no a OTAN, es el destino de todos.

 

Ergo, no son sólo los políticos del Riksdag los que deben decidir qué riesgos hay en la pertenencia a la OTAN. Especialmente cuando algunos de estos políticos fueron elegidos gracias a la plataforma opuesta sobre la membresía en la OTAN.

 

Un país verdaderamente neutral

 

Lo que beneficiaría al mundo, y no solo a Suecia, es que Suecia: primero:  vuelva a posiciones geopolíticas originales, Segundo: que una vez más renueve su declaración de estado neutral. Como lo escribimos en DN, hace siete años:

 

“Una cooperación sueca más estrecha con EE. UU. / OTAN no conduce a una mayor seguridad, pero corre el riesgo de convertir a Suecia en un objetivo principal en caso de conflicto militar. ¿Por qué no invertir en una Suecia neutral que contribuiría a una mayor seguridad no solo para el país sino también en la región y, por lo tanto, reduciría el riesgo de guerra? “

 

Históricamente, la cultura política sueca en la época del primer ministro Olof Palme permitió negociaciones serias para la paz; ayudó a la resolución de conflictos geopolíticos; fue la sede para celebración de acuerdos y eventos internacionales en la lucha mundial por la salud humana y el medio ambiente. Considerando la reciente recreación de la guerra fría entre Occidente y Oriente, agravado por nuevos arsenales sofisticados y destructivos, la humanidad necesita ese foro más que nunca.

 

Por las razones anteriores, debe realizarse en Suecia un referéndum sobre el tema de la OTAN. Al igual como lo hicimos en el caso del ingreso de Suecia a la UE.

 

Al mismo tiempo, las autoridades deben permitir y alentar un debate sobre estos asuntos dentro de las instituciones suecas, en los lugares de trabajo, entre estudiantes, inmigrantes, académicos y en todas las esferas de la sociedad.

 

El más importante entre los derechos humanos es el derecho a la vida. La más terrible de las acciones políticas es buscar el camino de la confrontación letal. Lo más sublime es buscar la paz. Y lo más inteligente.

 

Aguas peligrosas

 

Hace algunos años, antes de que Suecia se convirtiera en “partner” de la OTAN, Dagens Nyheter publicó un artículo positivo (la excepción que confirma la regla) sobre mi persona. DN lo tituló:  “El profesor ha navegado en aguas peligrosas”. Se refería a mi resistencia contra la dictadura fascista de Augusto Pinochet, que sobreviví a la captura y encarcelamiento de los fascistas, que al final pude regresar al nido familiar aquí en Europa, y entre la fraternidad de las organizaciones antiimperialistas europeas que existían en ese momento. Los fascistas chilenos finalmente fueron expulsados ​​del poder. Estando en Suecia, fui invitado en una ocasión a Rusia, para el desfile militar en la Plaza Roja, en noviembre de 1981.

 

Estaba yo entonces en Moscú en el momento en que un submarino de la flota soviética, por un problema técnico, desembarcó sin quererlo en la costa sueca. Aunque en plena Guerra Fría, los dos gobiernos pudieron resolver el incidente de forma rápida y no dramática. ¿Habría ocurrido el mismo resultado si Suecia fuera miembro de la OTAN?

 

No es demasiado tarde para que Suecia vuelva a su tradicional postura geopolítica de los tiempos del honorable Olof Palme. La mejor garantía para la seguridad nacional de Suecia es echar anclas en su propio puerto neutral, en lugar de emprender una incierta navegación en las peligrosas aguas de la confrontación.

 


Durante el encuentro que tuvo lugar en Estocolmo el 6 de abril 2022, el canciller finlandés Pekka Haavisto; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la canciller sueca Ann Linde. 

  

--

El profesor Marcello Ferrada de Noli es fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) y editor en jefe de la revista geopolítica The Indicter.

 

Una versión en inglés de este artículo (“NATO: Sweden Navigates Dangerous Waters“) se publicó por primera vez en Consortium News. Una versión abreviada (“Därför behöver Sverige folkomröstning om NATO frågan”) se ha publicado en Globalpolitics.se/

 

Published in Actualidad

A las ocho de la tarde del martes, la premier sueca, Magdalena Andersson se dirigió a la nación. “Tenemos una nueva tarea ante nosotros: solidarizar con el pueblo de Ucrania, por la defensa de la democracia y la libertad”, dijo.

Se trata de: sanciones a Rusia, apoyo a Ucrania y fortalecimiento de la Defensa sueca.  El apoyo a Ucrania consiste tanto en ayuda humanitaria como envío de armamento de defensa. Con esto, Suecia abandona su principio de neutralidad, que regía desde 1939.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Anterior al discurso de Andersson, el comandante en jefe de las fuerzas armadas, Micael Bidén, había explicado, en entrevista con la agencia noticiosa TT, que el mundo había cambiado en una semana y los suecos deberían prepararse para enfrentar una nueva situación. “Suena duro y crudo, pero es donde estamos ahora”, dijo.

- Es necesario estar atentos.

Comparó la situación actual con la de la guerra fría, cuando los ciudadanos debían saber dónde estaban los refugios, qué significaban las distintas señales de alarma y qué debía tener siempre en casa.

- Estamos nuevamente en una situación así. Es un hecho. Lo confirmo, entiendo la preocupación que esto puede causar, pero no hay razones para maquillar la realidad, dijo Bidén.

 Más tarde, la premier Andersson se dirigió al país en cadena nacional.

 

Extractos de su discurso (traducción: Magazín Latino)

 

En Europa se está llevando a cabo una guerra.

En estos momentos las ciudades de Kyv, Charkiv y Mariupol están siendo atacadas por contingente ruso.

Con indignación, somos testigos de, ataque al puebli de Ucrania.

Al mismo tiempo nos llena de admiración todos los ucranianos que se unen para luchar en una defensa indignada de su democracia y su libertad.

La agresión armada a Ucrania no obedece a una provocación, el ilegal y es indefendible.

 

Si Rusia logra someter a Ucrania a su soberanía, se abren exigencias similares en otros países.

La agresión armada de Rusia es más que un ataque contra Ucrania, es un ataque al derecho de todos los países a decidir por sí mismos su futuro.

Representa una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.  

 

El lunes, el Riksdag de Suecia decidió, en un amplio consenso, enviar apoyo a las fuerzas armadas de Ucrania, incluidas las armas defensivas.

Suecia no ha hecho nada parecido desde que la Unión Soviética atacó a Finlandia en 1939.

Muchos suecos consideran algo evidente el darle una mano a quien está bajo ataque. Pero sé que también hay quienes se preguntan qué consecuencias podría traer esto para Suecia. ¿Nos convertimos entonces en un objetivo de las represalias rusas?

He estudiado detenidamente ambas perspectivas. Como primera ministra, mi primera y última pregunta es para cada decisión: ¿qué es lo mejor para la seguridad de Suecia?

Mi conclusión es que lo mejor para la seguridad sueca es ayudar a Ucrania a defenderse.

 

Lo principal: manténgase informado. Busque información de fuentes fidedignas. Utilice su sentido común.

Cualquier persona que difunde desinformación corre el riesgo de socavar nuestra seguridad común.

Tampoco difunda información sobre la Defensa de Suecia. Cada registro individual de ejercicios y movimientos son piezas de un puzzle para los operadores extranjeros.

Y, sobre todo:  apoyarnos los unos a los otros.

 

 Magdalena Andersson instó a la población a estar preparada para las posibles repercusiones que la “guerra de Rusia” va a tener en el diario vivir. Alertó de que la bencina ya había subido de precio y que los alimentos probablemente también sufrirían un alza. 

 

Mas información:

 

Suecia envía armas y equipos a Ucrania

Suecia enviará 5.000 proyectiles antitanques, 5.000 chalecos de seguridad, 5.000 cascos y 135.000 raciones de campaña a Ucrania. Fue decidido por un Riksdag casi unánime hoy, varios informes de los medios.

- Las Fuerzas Armadas están preparadas y pueden, tan pronto como se tome la decisión, comenzar la entrega, dijo el ministro de Defensa, Peter Hultqvist (S) en el debate en el Riksdag antes de la decisión.

El único partido que no estuvo detrás de la propuesta fue el Partido de Izquierda, que no desea enviar proyectiles antitanques suecos a Ucrania basándose en el precedente de no enviar armas a zonas de guerra activa.
(Fuente: Omni).

Al día siguiente de votar en el parlamento, el partido de Izquierda cambió de parecer. Y se une con esto a la decisión del resto de los partidos parlamentarios.

 


La primera ministra de Suecia. Magdalena Andersson, en su discurso del 1 de marzo. Foto: Captura de pantalla, Regeringen.se.

 

Published in Actualidad

La mayoría de las restricciones que Suecia ha tenido durante la pandemia, se levantan el próximo 9 de febrero, según lo anunció en rueda de prensa el gobierno, este jueves.

- Comienza a ser hora de abrir la sociedad. La pandemia no ha terminado, pero estamos en camino a una fase completamente nueva, expresó la primera ministra, Magdalena Andersson.

La Agencia Sueca de Salud Pública considera, además, que la Covid-19 debería dejar de ser clasificada como una enfermedad socialmente peligrosa.

 

 Por: Magazín Latino

 

¿Vuelta a la normalidad?

 

Tal cual se venía conjeturando desde hace días, el gobierno anunció hoy que el 9 de febrero se levantan las recomendaciones frente al corona.

La única recomendación que se mantiene es quedarse en casa si se está enfermo.

Esto rige, eso sí, para las personas vacunadas. 

Los no vacunados deberán seguir manteniendo las medidas de autocuidado que están vigentes hoy en día, vale decir, la distancia social (dos metros) y el lavado de manos frecuente.

- Los no vacunados corren un riesgo muy, muy alto de enfermarse, dijo la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren (S).

Estas personas deben seguir evitando las aglomeraciones.

Y todos quienes presenten síntomas sospechosos de covid-19 debe también permanecer en casa y evitar el contacto cercano con otras personas.

El uso de mascarilla nunca ha sido obligatorio en Suecia. Tan solo - y como recomendación - su uso en horas de congestión en el transporte público.

 

Entre otras medidas se eliminarán los aforos  las restricciones de visitas a residencias de ancianos.  

El pasaporte de vacunas también se eliminará para una serie de actividades; además, el gobierno tiene la intención de levantar las restricciones de ingreso para los países nórdicos.

- Empieza a ser hora de abrir Suecia. La pandemia no ha terminado, pero vamos camino a una fase completamente nueva, comunicó, en la rueda de prensa, la primera ministra Magdalena Andersson.

Explicó que esta decisión se basa en que el conocimiento sobre la variante Ómicron ha mejorado, que la cobertura de vacunación ha aumentado considerablemente, y que el número de pacientes con Covid-19 en las UCI:s se ha mantenido estable desde principios del año.

A esto se agrega que la Agencia Sueca de Salud Pública considera que la covid 19 debería dejar de ser clasificado como una enfermedad socialmente peligrosa.

- Las medidas contra la propagación de la infección deben ser proporcionales y no más restrictivas de lo necesario. La infección seguirá propagándose, pero, gracias a las vacunas, ya no tendrá consecuencias tan graves para la sociedad como antes. Por lo tanto, la Agencia de Salud Pública de Suecia solicita al gobierno que levante la clasificación de Covid-19 como una enfermedad social y generalmente peligrosa. El individuo todavía tiene la gran responsabilidad de no transmitir la infección al quedarse en casa cuando está enfermo con síntomas de Covid-19 y de vacunarse, dice la directora ejecutiva Karin Tegmark Wisell.

 

Las reglas por la pandemia que vencen el 9 de febrero:

  • Ley temporal de medidas de control de infecciones en los restaurantes: requisitos de distancia social entre los comensales, certificados de vacunas, el permiso de servicio temporal de atención al público, limitaciones en la cantidad de personas en un grupo.
  • Aforo máximo para eventos culturales y deportivos.
  • Recomendación al transporte público sobre mantenimiento de salidas.
  • Recomendación sobre mascarilla en caso de congestión en el transporte público.
  • Recomendación a todas las personas que tienen la oportunidad de trabajar desde casa.
  • Recomendación a empresarios.
  • Recomendación a las asociaciones de cultura, deporte y ocio de que se abstengan de organizar campeonatos y campamentos en espacios cerrados.
  • La recomendación de la educación a distancia parcial en la educación de adultos.

Fuente: Agencia Sueca de Salud Pública

 

El levantamiento de las medidas y recomendaciones fue recibido por la población en Suecia con sentimientos encontrados. Algunos piensan que es una apuesta muy arriesgada que puede traer graves consecuencias con aún más mortandad de la que se ha visto hasta ahora. Y que puede enviar una falsa señal de seguridad de que "la pandemia ya se superó".

En tanto, los empresarios y dueños de restaurantes, que han visto en peligro sus fuentes de ingreso, celebraron la decisión gubernamental. 

Recientemente, Dinamarca levantó todas las medidas y Noruega casi todas. 

Finlandia, en cambio, está evaluando las condiciones para ir relajando las restricciones, que, en comparación, han sido mucho más estrictas que las de Suecia. 

 


La primera ministra Magdalena Andersson, con la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren,  a la izquierda; y la directora de la Agencia sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell, a la derecha. Foto: captura de pantalla Regeringen.se.

 

Published in Actualidad

Cien años después de que las mujeres suecas obtuvieran el derecho al sufragio, Magdalena Andersson, presidenta del partido Socialdemócrata, se convirtió en la primera mujer elegida primera ministra, en la historia de Suecia.

A las diez de la mañana del miércoles, una emocionada lideresa recibía los aplausos en el Riksdagen. Pero, siete horas más presentaba su renuncia.  

¿Qué pasó?

 

Actualización (*)

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El miércoles 24 de noviembre fue, tal vez, el día más extraño en la historia política de Suecia.

Recién pasadas las diez de la mañana, Magdalena Andersson se emocionaba hasta las lágrimas, al ser elegida en el cargo de primera ministra, por el Riksdagen (Parlamento) sueco. El camino allí no había sido fácil, y le habían precedido largas negociaciones con los tres partidos claves que debieron dar su aprobación: sus aliados en la coalición rojiverde: el Partido Verde (Ecologista), que votó verde (aprobación), el Partido del Centro, que votó amarillo (se abstuvo), y el partido de Izquierda, que también se abstuvo.

Las lágrimas de la flamante premier sueca fueron, tal vez, tanto de alivio como de orgullo. El país reconocido en todo el mundo por ser un ejemplo de equidad de género, nunca antes había tenido una primera ministra, y el tema resultaba ya embarazoso para los escandinavos, sobre todo en encuentros internacionales.

Sin embargo, siete horas más tarde, Magdalena Andersson presentaba su renuncia al presidente del parlamento, Andreas Norlén. Y todo el mundo quedó estupefacto.

¿Qué había pasado?

En realidad, no es tan extraño.

- Para mí, se trata de respeto, no quiero liderar un gobierno donde pueda haber motivos para cuestionar su legitimidad, expresó, en la rueda de prensa en la que comunicó su dimisión.

 

Pero vamos por parte.   

Después de que el primer ministro Stefan Löfven repentinamente presentara su renuncia, hace dos semanas atrás, Magdalena Andersson fue elegida como su sucesora y presidenta del partido Socialdemócrata.

Como la coalición formada por el partido Socialdemócrata y el Partido Verde es quien dirige el país desde hace siete años – y puesto que el primero es mucho más grande que el segundo – lo más lógico era que la nueva líder del partido pasara a ser la primera ministra de Suecia.

Sin embargo, el cargo no se “heredaba”, de modo que, ante la dimisión de Löfven, nuevamente el presidente del parlamento, Andreas Norlén, realizó una serie de rondas con los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

Norlén estimó que Magdalena Andersson era la que más posibilidades tenía de ser elegida nueva premier sueca, y llamó a una votación en la cámara de diputados, para su aprobación.

Debido a que Suecia aplica un “parlamentarismo negativo”, lo importante en la votación del miércoles era  que la candidata no se adjudicara 175 o más votos en su contra.

Magdalena Andersson obtuvo exactamente lo requerido, y logró ser elegida primera ministra.

Este viernes haría posesión de su cargo.

No obstante, las cosas tomaron otro rumbo.

Porque siete horas después, la misma cámara – el Riksdagen – debía votar la propuesta del presupuesto. Así lo hizo, dando como resultado que rechazó el presupuesto del gobierno y aceptó en cambio la propuesta de presupuesto de la oposición, vale decir del partido Conservador (M), del partido Democratacristiano (KD) y del partido de los Demócratas Suecos (SD).

Lo extraño fue que el partido del Centro, con el cual Stefan Löfven había llegado al famoso acuerdo de los 73 puntos, y que había “dado el visto bueno” a Magdalena Andersson como primera ministra, esta vez no votó por el presupuesto de ella, ¡sino por el de la oposición!

Y esto, luego de que su lideresa, Annie Lööf , había repetido hasta el cansancio que “no quiere ninguna colaboración con los Demócratas de Suecia”.  

Pero esto no fue lo más bizarro del miércoles. Sí lo fue la actuación del partido Ecologista (Verde, MP). Su vocera declaró que “no podía aceptar el gobernar con un presupuesto de derechas, por lo tanto, se retiraba de la coalición de gobierno”.  

(Aquí vale la pena hace la aclaración de que el gobierno de la coalición rojiverde (S+MP) de Stefan Löfven ya ha gobernado prácticamente con políticas de derecha, desde el acuerdo de los 73 puntos).

Dado esto, a Magdalena Andersson no le quedó otra alternativa que renunciar a su tan difícilmente obtenido cargo.

- Según la práctica, el gobierno de coalición debe dimitir, si un partido decide abandonar el gobierno. Aunque la situación parlamentaria no ha cambiado, es necesario examinarla una vez más, dijo, en rueda de prensa al informar que se había reunido con Andreas Norlén, para solicitar ser removida de sus funciones de primera ministra, las que aún no había alcanzado a asumir.

Esta es la primera vez que algo así sucede en Suecia, el país de la moderación (lagom, ni mucho ni poco).

Y los titulares rápidamente traspasaron las fronteras. Nuevamente Suecia era motivo de signos de interrogación. 

¿Quién gobierna ahora en Suecia? Se preguntaban, en tanto, los suecos.

La respuesta es: Stefan Löfven lidera ahora, en un gobierno de transición.

 

El presidente del parlamento, por su parte, llamó a una conferencia de prensa, este jueves. En esta, declaró que había realizado sus sondeos, y que el próximo lunes, nuevamente, el Riksdagen votaría por la candidatura de Magdalena Andersson.

Andreas Norlén se mostró tan apacible y sosegado como de costumbre, sin embargo, debajo de su tranquila apariencia se podía atisbar un tinte de frustración.

Expresó que “situaciones tan turbulentas como las que se desarrollaron el miércoles pueden dañar la confianza en los procesos parlamentarios del país”. Y, por primera vez y en contra de su actitud siempre tan recatada, dirigió una dura crítica al partido Verde.

- Si sus voceros me hubieran dicho que su apoyo a la candidatura de Magdalena Andersson estaba condicionado, y que abandonarían el gobierno si ganaba la proposición de presupuesto de la derecha, entonces yo no habría llamado a la votación en la cámara, subrayó.

La vocera del partido Verde, Märta Stenevi, inmediatamente después de las declaraciones de Norlén se mostró sorprendida de las declaraciones de éste.

- Es triste escuchar esas críticas. Lo lamento, pero no es algo que nosotros hubiéramos deseado, dijo.

Pero el caso es que el partido Verde – que lucha por su sobrevivencia, oscilando en el 4 por ciento requerido para tener representación en el Parlamento – se adjudicó las críticas no solo de Norlén, sino de quienes sostienen que el partido sabía que iba a abandonar a Magdalena Andersson, y que esperó que se desencadenara el caos político en el país, para comunicar su decisión.

Resumiendo: el próximo lunes se llevará a cabo una nueva votación en el Riksdagen y Magdalena Andersson nuevamente puede ser elegida premier sueca.

La única diferencia es que esta vez no encabezaría un gobierno de coalición, sino unipartidista de la Socialdemocracia. Sería un gobierno muy débil que tendrá que buscar apoyo en amplios sectores, para llevar a cabo su política.

Por otra parte, no estaría sujeto a un partido que, a pesar de ser tan pequeño, tiene exigencias tan grandes. Y tendría más libertad de acción, sostienen algunos.

 

(*) Actualización    

Cinco días después, Magdalena Andersson se sometió a una nueva votación en la cámara, esta vez con la propuesta de un gobierno unipartidista, recibiendo una vez más la aprobación del Riksdagen. 

El 30 de noviembre la nueva primera ministra de Suecia presentó su gabinete (enlace). 

 


La anterior ministra de Finanzas, actual presidenta del partido Socialdemócrata y premier sueca durante siete horas, Magdalena Andersson, quien puede ser reelegida por el Riksdagen el próximo lunes. Foto: Facebook. (La imagen está recortada).

 

  

Published in Actualidad

El primer ministro Stefan Löfven presentará su carta de renuncia a su cargo a principios de la semana entrante. Así lo anunció su secretaria de prensa. Pero aún es incierto cuándo el parlamento podrá votar a un nuevo (o nueva) primer ministro para el país.

 Fuente: SVT. 7-11-2021

 

Este fin de semana, Stefan Löfven dejó su cargo de líder del Partido Socialdemócrata, sin embargo, sigue siendo formalmente primer ministro hasta que el Riksdag apruebe un nuevo primer ministro para el país.

 

Un proceso que no puede iniciarse hasta que el actual primer ministro acuda al presidente del Riksdag, [Andreas Norlén] y solicite ser destituido de su cargo.

Algo que sucederá a principios de semana.

"Él presentará su solicitud de destitución como primer ministro al presidente del Parlamento a principios de la próxima semana", escribe su secretaria de prensa, Maria Soläng, en un mensaje de texto al noticiero de la televisión pública, SVT Nyheter. 

 

Prometió una respuesta clara

Anteriormente, durante esta semana, Löfven había prometido anunciar a más tardar hoy, domingo, cuándo tiene la intención de dimitir. Pero la respuesta sobre el día y la hora, claramente, no llegó.

En el congreso, la ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, fue elegida nueva líder del partido, sucesora de Löfven, y el plan es que asuma el cargo de primera ministra. Pero, para que esto suceda, debe tener la aprobación del Parlamento, y el Partido de Centro y el Partido de Izquierda no deben votar en su contra.

 

Apoyo no asegurado

La falta de respuesta de Löfven es una señal de que el apoyo en el Parlamento aún no está asegurado para que Andersson pueda asumir el relevo.

Las negociaciones están aún en curso, entre los dos partidos gobernantes, la Socialdemocracia (S), y el Partido Verde (MP), y el Partido del Centro, sobre cuestiones de protección de los bosques y de zonas costeras protegidas.

Ya el verano pasado, cuando el Partido del Centro nuevamente dio su aprobación [vale decir, se abstuvo de votar en contra] a Löfven como primer ministro, este partido exigió que se fortalecieran los derechos de los propietarios de bosques y se garantizara la protección de zonas costeras privadas. Pero, el Partido Verde es el polo opuesto del Centro en esos temas y, sobre todo, las negociaciones para facilitar la construcción en zonas costeras se ha dicho que son difíciles de resolver.

 


El primer ministro sueco, Stefan Löfven, y su posible sucesora, la ministra de Finanzas Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo SVT.
 

Published in Sociedad

Al finalizar su discurso de verano el domingo en Åkersberga, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, anunció su dimisión.

- No seré yo quien dirija a la Socialdemocracia en la campaña electoral del próximo año, afirmó, ante la asombrada audiencia.

Y las especulaciones de quien lo sucedería en el cargo comenzaron de inmediato. Magdalena Andersson, ministra de finanzas se perfila como favorita para sucederle en el cargo.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

”Det är inte lätt men det är rätt”, dijo el premier sueco ante la pregunta del porqué anunciaba su dimisión. En castellano no rima, pero la traducción es: “No es fácil, pero es lo correcto”.

- No seré yo quien dirija la campaña electoral de la Socialdemocracia el próximo año, declaró Stefan Löfven, en el marco de su discurso de verano en la localidad de Åkersberga, el domingo por la mañana.

El anuncio sorprendió a todos, solo sus más cercanos sabían lo que se venía.

De esta manera, Stefan Löfven pone fin a diez años como líder de la Socialdemocracia y a siete como primer ministro.

Hasta hace solo un mes atrás, había asegurado que seguiría a cargo de ambos cargos, pero ahora comunicó que iba a presentar su carta de renuncia al presidente del parlamento en el marco del Congreso de los socialdemócratas, en noviembre del año en curso.

- Yo creo que es lo mejor para el partido. Cuando arranque la campaña electoral el próximo año, tendremos un/a presidente/a del partido que podrá serlo durante mucho tiempo más y, por lo tanto, también ser también primer/a ministro/a durante mucho tiempo, dijo.

De esta forma, explicó Löfven, los electores conocerán con bastante antelación quien será el/la presidente/a del partido, al mismo tiempo que éste tendrá tiempo para sentirse cómodo/a en su rol de líder del partido y tal vez primer ministro (o ministra del país).

El tema del género saltó de inmediato a la palestra. Porque a la Socialdemocracia se le está poniendo cada vez más difícil sostener que es un partido – y un gobierno – feminista. A lo largo de su larga historia, han tenido una sola presidenta: Mona Sahlin. Y Suecia nunca ha tenido una primera ministra – a diferencia de sus vecinos nórdicos, que son todos gobernados por mujeres.

De este modo, la persona que está más cercana a suceder en el cargo a Stefan Löfven es su ministra de Finanzas, su “heredera”, o “princesa”, Magdalena Andersson. Méritos no le faltan y ha navegado en las turbulentas aguas de los últimos tiempos, llevando las riendas de la economía sueca con austeridad y precaución. 

La pregunta es si ella está dispuesta.

Magdalena Andersson pertenece también al flanco de la derecha, de la Socialdemocracia, por lo tanto su elección sería una continuación de la línea de Löfven, quien, para continuar en el cargo, en 2019, pactó con el partido Liberal y el del Centro, en el llamado "pacto de enero". Con esto cumplió algo que tenía en la mira desde hace tiempo: romper la política de bloques.

- La política de bloques es idiotizante, ha dicho Löfven.

No obstante, no es seguro de que esto haya sido lo mejor para el partido. El gobernar con políticas de derechas ha causado un gran descontento dentro de las bases, y el conglomerado socialdemócrata ha tenido cada vez menos apoyo del electorado.

Stefan Löfven ha logrado mantenerse en el cargo, pero ha sido sometido a votación en la cámara en tres ocasiones. Con esto se ha adjudicado el mote de “malabarista de la política”, y no pasará a la historia como un gran líder.

También se ha especulado acerca de las razones de su repentina dimisión. Con su salida, Löfven se evitará llevar a puerto la proposición de presupuesto, a finales de año. Algo que se ve sumamente difícil, puesto que una vez más, ni el partido de Izquierda ni el del Centro piensan dar su brazo a torcer y abandonar sus demandas. Y si la cámara no aprueba el presupuesto, el gobierno cae.

También se evitará responder por el informe final de la Comisión Corona. (El informe de la primera parte resultó en una dura crítica al gobierno, por la gestión de la pandemia).

Esto se lo deja “de regalo” a su sucesora.

Y sucesora, porque la posibilidad de que una mujer lo suceda en el cargo se ve como lo más probable, de no ser así, difícilmente podrán seguir afirmando ser el primer gobierno feminista del mundo.

En caso de que la Socialdemocracia gane las elecciones de septiembre de 2022, Suecia tendría por primera vez en la historia una primera ministra.


Stefan Löfven anunció su dimisión en su discurso de verano, en la localidad de Åkersberga. Foto:Omni. 

 

Published in Política

La empresa sueca de metales y minería, Boliden, recibió duras críticas por sus operaciones en Chile, por parte de relatores del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Alrededor de 12.000 personas han resultado dañadas por desechos tóxicos que fueron enviados a Chile, afirma la ONU. El gobierno sueco rechaza las demandas.

 Por: Magazín Latino. Fuentes: TT/Svt/otros

La empresa Boliden transportó grandes cantidades de residuos peligrosos para el medio ambiente, cerca de 20.000 toneladas, al norte de Chile y al área El Polígono, en la ciudad de Arica, durante la década de los 80. Una empresa local que se encargaría del manejo final se declaró en quiebra.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha examinado el caso y publica un informe, este domingo, que considera que miles de personas han quedado con secuelas graves por los desechos, como cáncer, enfermedades respiratorias, infertilidad, informó el noticiario de Radio Suecia , Ekot.

La cuestión ha sido examinada y tratada anteriormente por el poder judicial tanto en Suecia como en Chile. El tema se ha visibilizado con el documental sueco Los niños del plomo (2009) que muestra el escándalo de los desechos tóxicos enviados a Chile en la década de los 80.

En marzo del año en curso se estrenó, además, un nuevo documental realizado por el mismo equipo: Arica.

No debería prescribir

El relator de la ONU, Marcos Orellana, especializado en desechos tóxicos ambientales y Derechos Humanos, llega a conclusiones contundentes en el informe del Consejo de las Naciones Unidas de 15 páginas, escrito formalmente como una carta que se espera reciba una respuesta.

Una cuestión que se está debatiendo es la responsabilidad legal. Orellana y los otros relatores de las Naciones Unidas que participaron en la investigación consideran que los casos legales no están prescritos. La razón es que los efectos y consecuencias nocivas de los desechos tóxicos ambientales duran mucho tiempo. Los relatores se refieren, entre otras cosas, a las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Los relatores consideran necesario que los residuos se devuelvan a Suecia o, en su defecto se neutralicen en Chile. Los afectados también deberían recibir ayuda.

La respuesta sueca

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia y su servicio de prensa hacen un primer comentario sobre el informe:

"El gobierno ha rechazado las exigencias para que Suecia tome medidas relacionadas con los lodos tóxicos. Ha pasado mucho tiempo desde que esto ocurroera, y el tema ha sido objeto de revisión judicial tanto en Suecia como en Chile".

En la respuesta sueca a los relatores especiales de las Naciones Unidas, el gobierno señala que al mismo tiempo está preocupado por la situación en Arica, como lo describe la ONU.

"Es profundamente lamentable que el sitio en cuestión no esté libre de químicos tóxicos", escribió el gobierno, enfatizando que se trabaja activamente para "implementar las directrices de la ONU para las empresas y los Derechos Humanos".

En tanto, los afectados en Arica están algo aliviados por el informe de la ONU.

- Estamos muy conmovidos aquí hoy, esta es la primera vez que se ha establecido oficialmente que esto se trata de una violación a los Derechos Humanos, dijo Rodrigo Pino, vocero de las familias afectadas, al noticiero Ekot.

 


Hasta la zona denominada como El Polígono, fueron trasladados 20.000 toneladas de desechos tóxicos, desde la ciudad de Skellefteå, al norte de Suecia. Los niños jugaban en el cerro negro, y sus madres lo permitían. Nadie les informó nunca que el polvo negro era venenoso. En plena dictadura militar, en 1984, Boliden hacía negocios con Chile. Foto: Film Blybarnen.

Published in Actualidad
Martes, 04 Mayo 2021 12:36

Suecia ha hecho trampa

«La conclusión es que Suecia ha hecho trampa»; «Preocupante»; «Se cuestionan los resultados de PISA en Suecia». Estos son algunos de los titulares que publican las principales cabeceras de Suecia a la luz del escándalo de PISA. Y es que, a la prensa le encanta destapar escándalos para alimentar el morbo de sus consumidores, pero ¿qué ha sucedido realmente esta vez?

 

 Por: Diego Kindler

 

PISA (Programme for International Student Assessment por sus siglas en inglés), o lo que es lo mismo, el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes, es un informe que realiza la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en países de todo el mundo para, entre otras cosas, mostrar el estado real de la educación. La prueba es la misma para todos los países, y evalúa las competencias de los estudiantes en matemáticas, ciencias y comprensión lectora.

En este escenario, comparable para algunos con un medallero olímpico, se observa una tendencia descendente de Suecia, cuyo sistema educativo ha ido relegando la calidad de la enseñanza a puestos que sorprenden, como es, por ejemplo, quedar por detrás de los EE. UU. en materia educativa, y muy lejos de sus vecinos europeos. Es más: si observamos el ranking de la OCDE en 2012 (consultar abajo), Suecia sencillamente no figura entre los primeros 30 países de la lista. Ante esta situación, el gobierno sueco decidió tomar cartas en el asunto en 2018, cuando, por arte de birlibirloque, obtuvo una posición excepcionalmente alta, y recalco lo de excepcional, porque la norma era que Suecia estuviera en los puestos bajos de la tabla, y en la prueba de 2018, Suecia figuraba en la mitad de la tabla. ¿Qué pasó? ¿Qué maravillosos cambios pudieron introducir para revertir esta vergonzosa tendencia?

Antes de responder a esta pregunta, debería quizá mencionar algo que, creo, puede ser relevante. En 2015 escribí mi tesis en la Universidad de Estocolmo sobre el Informe PISA y la situación que acabo de describir. Por aquel entonces, el argumento que utilizó la oposición del tribunal fue que los alumnos extranjeros hacían bajar la prestación del conjunto de los suecos. Ese era y sigue siendo, un argumento falaz, por la sencilla razón de que otros países del entorno como Francia, Países Bajos, Suiza, Alemania, Reino Unido o la propia España, tienen una población de estudiantes de origen extranjero igual o incluso mayor que Suecia. La respuesta que obtuve entonces, por parte de una profesora de origen chileno, fue que los extranjeros en Suecia eran «de peor calidad», argumento que, no solo es racista, sino carente por completo de fundamento científico –como es en sí mismo el racismo-.

Pues bien, volvamos ahora a 2018. ¿Qué hizo Suecia para mejorar sus resultados? ¿Invertir más en educación? ¿Mejorar la formación del profesorado? ¿Replantear el plan curricular de Skolverket para ponerse a la par de sus homólogos europeos? ¿O manipular la prueba? Efectivamente, la respuesta correcta es esta última. Lo que hizo fue excluir al 11% de los estudiantes seleccionados para la prueba que, a juicio del sistema educativo, podían perjudicar los resultados de ésta. Dicha cifra, como concluye la Oficina Nacional de Auditoría, que puede consultarse en el siguiente enlace: https://www.riksrevisionen.se/om-riksrevisionen/kommunikation-och-media/nyhetsarkiv/2021-04-29-otillracklig-uppfoljning-av-pisa-undersokningens-genomforande-2018.html , está muy por encima del 5% que permite la OCDE.

El informe de la Oficina Nacional de Auditoría es contundente e incuestionable: «esto se hizo en parte por motivos incorrectos y que el Gobierno y Skolverket no han seguido la implementación. Tampoco se ha realizado ninguna investigación creíble posteriormente».

Hay que destacar que el escándalo no es ni reciente ni actual. De hecho, la noticia salió a la luz en el verano de 2020, cuando el diario Expressen lo destapó, sin que tuviera mayor trascendencia. Esto se debió, en parte a que las noticias en verano tienen muy poco impacto, y en parte que la actual situación de pandemia, posterior a la fecha en la que se cometió la irregularidad, eclipsaron por completo la noticia.

Ha hecho falta que la Oficina Nacional de Auditoría hiciera público su informe para forzar al ejecutivo sueco a sacar la cabeza de debajo del ala, y dar la cara (cosa que no acostumbra hacer). Como estamos viendo a raíz de esta crisis, las instituciones suecas prefieren buscar un chivo expiatorio conveniente (los inmigrantes, por norma general), y esconderse detrás de unas estadísticas ah hoc, que contrastan con los índices internacionales. Ante esta discrepancia, la actitud de las instituciones suecas suele ser la de desacreditar los informes independientes, y sacarse del sombrero un estudio propio que acalla cualquier crítica.

El informe de la auditoría no deja lugar a dudas: «Después de la encuesta de Pisa en 2018, se criticó que demasiados estudiantes en Suecia habían sido exentos de tomar la prueba. Por tanto, se ha cuestionado si los resultados arrojaron una imagen real». Esto es una prueba más de la consumación del divorcio entre la realidad y la percepción que los suecos tienen de sí mismos. Y no se circunscribe solo a la situación del sistema educativo. Se aplica a muchos ámbitos de la vida en Suecia, como la sanidad, el medio ambiente, o el racismo institucional, este último, parte inseparable de la marca sueca. ¿Cómo explicar entonces que Suecia, hoy en día, siga siendo la región con mayor incidencia acumulada en casos de covid? Recordemos que, cuando comenzó la pandemia, FHM decía que un buen lavado de manos era suficiente para prevenir el virus. ¿Qué está pasando entonces? ¿Acaso los suecos no se lavan las manos? Ante esta pregunta, yo diría que, al contrario, los suecos son los campeones del lavado de manos. Y al igual que con la pandemia, en la que hemos visto que el jabón no previene el coronavirus, podemos constatar que el sistema educativo en Suecia no previene el fracaso, por mucho que lo disfracen y hablen de que «ningún alumno se queda atrás».

Las reacciones del gobierno han sido las de esperar en Suecia: La ministra Ekström echó balones fuera y señaló al director de Skolverket, que asumió las culpas con la boca pequeña sin depurar responsabilidades, reparar el daño e invalidar los resultados de la prueba. En resumen: barrieron la mugre bajo la alfombra o, como decimos en España, «se hicieron los suecos».

Diego Kindler 30/04/2021

 


La Ministra de Educación, Anna Ekström. PISA 2018. 

 

 
Viñeta de ©Bengt Nikander. 

 

Resultados de PISA en 2018

 

Resultados de PISA en 2012 (Suecia no figura en la lista, a diferencia de sus vecinos nórdicos) 

 

Published in Columnas

Aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la OMS insisten en que el uso de la vacuna no implica riesgo para las personas inoculadas, España se suma a Alemania y Francia y suspende la vacuna de AstraZeneca.

La EMA mantiene una investigación en curso, mientras Dinamarca, Noruega, Islandia, Italia y otros países han suspendido el uso de la vacuna de la farmacéutica sueco-británica. Suecia y Reino Unido, no obstante, continúan administrándola.

Actualización: El martes, la inoculación con la vacuna de AstraZeneca fue suspendida también en Suecia, en espera del informe de la autoridad europea de medicamentos, que será presentado este jueves

 

 Por: Magazín Latino

 

Nuevas complicaciones enfrenta la farmacéutica  AstraZeneca con su vacuna en contra de la covid-19. La semana pasada ya había anunciado la reducción a la mitad de sus despachos a Suecia y a otros países de la Unión Europea, lo cual significa que Suecia dejará de recibir más de dos millones de dosis durante el primer trimestre del año en curso. Esto tendrá un impacto en la ya lenta velocidad de vacunación en el país.

 

Sin embargo, no es el único revés que enfrenta la farmacéutica.

 

El 8 de marzo, Austria anunció la primera suspensión de un lote de la vacuna AstraZeneca, luego de la muerte de una enfermera de 49 años por "trastornos hemorrágicos graves" días después de ser inoculada.

 

En Noruega una sanitaria de menos de 50 años falleció, luego de una trombosis cerebral, poco después de recibir su segunda dosis. Se han reportado dos casos más de personal de la salud que presentó episodios tromboembólicos luego de ser inoculados.

 

En Italia, se reportó el fallecimiento de un hombre de 50 años que desarrolló una trombosis venosa profunda (un coágulo en las piernas), poco después de haber sido vacunado.

 

Casi cinco millones de personas en Europa han sido inoculados con la vacuna de AstraZeneca, y se han reportado – hasta el jueves de la semana pasada – 30 eventos tromboembólicos.

 

No obstante, la EMA declaró la semana pasada que: “Actualmente no hay indicios de que la vacuna haya causado estos trastornos, que no figuran como efectos secundarios”, y asegura que “los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y la vacuna puede continuar administrándose mientras se está investigando los casos de eventos tromboembólicos”.

 

Por su parte, el epidemiólogo estatal sueco, Anders Tegnell, asegura que no está preocupado por la medida preventiva de los países de suspender la vacuna de AstraZeneca, en espera de los resultados de la investigación en curso. ”Yo no veo ningún riesgo de trombos”, dijo a la televisión sueca.

 


La vacuna de AstraZeneca es una de las tres que está autorizada en Suecia, contra el SARS-COV-2, vale decir, el virus que ocasiona la covid-19. Foto: Läkemedelsverket.se. 

 

Published in Mundo
Página 1 de 9

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español